L
L
L
L
L
L
L
L
L
L
L
L
L
Contacto
UV

ArchaeChemis

Archaechemis 2014 Inc.


 Chemical Solutions in Archaeometry , Geology and Forensic Science

En  las  últimas  cinco  décadas    se  ha  producido  un  gran  desarrollo  de  las metodologías arqueométricas que han abierto nuevas líneas de investigación  y al mismo  tiempo  han  servido  de  apoyo  a  las  aplicaciones  metodológicas tradicionales de la arqueología,  permitiendo el acceso a un registro de datos que sin  el  soporte  de  las  nuevas  técnicas  analíticas  sería  inalcanzable.  La caracterización de objetos antiguos a través del análisis químico, como el análisis gravimétrico, se empleó desde finales del siglo XVIII. Investigadores como M.H. Klaproth,  H.Davy,  J.J.  Berzelius,  M.  Faraday,  M.Berthelot  F.A.  von  Kekulé fueron entre  los primeros que se dedicaron a los análisis de restos antiguos, como monedas  y  otros  objetos  de  metal,  pigmentos,  vidrios,  cerámica,   y objetos  de madera (Pollard y Heron, 1996:1). A principios del siglo XX la introducción de la espectrometría  de  emisión  óptica  (OES)  y  sucesivamente  la llegada  de  nuevas metodologías analíticas  se  ha empleado    para  el estudio del pasado. En 1949  se desarrolló,  por  Willard  Libby,  el  método   de  datación  por radiocarbono.  A mediado  del  siglo  XX  se  empezó  a  emplear  la  metodología del  análisis  de activación por neutrones (NAA) para  la determinación de los elementos traza en cerámica. Un importante desarrollo de la arqueometría o de las ciencias aplicadas a  la  arqueología  empieza  desde  los  años  sesenta  cuando nuevos  materiales arqueológicos  como  las  rocas  y  sucesivamente  material bioarqueológico  como cera,  resina,  restos  de  alimentos,  restos  humanos  y más  recientemente  el  ADN, han  sido  objeto  de  estudio  (Pollard  y  Heron, 1996:1).  En  este  mismo  periodo empiezan  los  estudios  de  las  partes  orgánica e  inorgánica  de  huesos  para  la identificación de dietas y patologías en el mundo antiguo a través del análisis de los elementos traza y los isotopos estables. No obstante,  pasada la década  de los años  sesenta,  se  empieza  a poner  en  discusión  la  robustez  de  las  primeras investigaciones  que  no  tenían en  cuenta  las  trasformaciones  postdeposicionales que  sufren  los  huesos (diagénesis).  En  las  últimas  tres  décadas  en  general  los análisis arqueométricos han sido puestos bajo lupa en el momento de interpretar los datos  científicos  por  la  facilidad  de  caer  en  observaciones  incoherentes  y, subjetivas. Esta  posición  crítica  está llevando al  desarrollo  de  líneas metodológicas  más  robustas  y  atentas,  basadas  en  conocimiento inter y multidisciplinares, que buscan soluciones a problemas arqueológicos específicos y  tienen  en  cuenta  las  limitaciones  del  contexto  arqueológico  y  del  material estudiado. De acuerdo con otros autores (Montero Ruiz et al., 2007), la formación de arqueómetras que tengan una  base  arqueológica y  al  mismo tiempo científica, con  fundamentos  de  biología, geología, estadística, química  o  de otras  disciplinas  dependiendo  de  la especialidad  arqueométrica  tratada,  lleva a  un  mayor  entendimiento  entre  los arqueólogos  y  los  arqueómetras  y consecuentemente  amplía  y  refuerza  las potencialidades de las diferentes líneas de investigación.

Nuestro grupo nace con el objetivo de realizar estudios sobre material inorgánico o biologico  de origen arqueológico, geológico  y forense , y desarrollar soluciones analíticas, así como análisis químicos de cualquier tipo de material similar en cualquier medio.

  

   Objetivo

   Introducción