Acceder a la página principal de la UniversitatImagen decorativa
Vicerrectorado de Cultura

Pinacoteca Psiquiátrica en España, 1917-1990

Pinacoteca Psiquiátrica en España, 1917-1990
 

 

Catálogo Online

Itinerancia

- Del 16 de abril al 13 de junio de 2010. Centro Municipal de Exposiciones de Elx

 Ciclo de Conferencias en Elche [+]

- Del 22 de octubre de 2009 al 24 de enero de 2010.Sala Estudi General - La Nau

 

 

Proyecto y organización : Universidad de Valencia

Producción: Universidad de Valencia y Ayuntamiento de Elche 

Patrocina: Caja Madrid

Comisaria : Dra. Ana Hernández Merino

 

Justificación científica y propuesta  

Las pinturas de enfermos mentales en España han sido para la psiquiatría, desde los inicios del siglo XX, un instrumento de apoyo en el diagnóstico, una actividad ocupacional o, un modo de psicoterapia, heredando en gran parte las tesis del forense italiano Lombroso (1909)  y Herman Simon (1928), las aportaciones de Hans Prinzhorn (1922) y la colección del Hospital de Heidelberg.  

La emergencia de las vanguardias europeas posibilitó que la pintura psiquiátrica se proyectara fuera de los muros manicomiales. Los locos, que podían ser artistas, mostraron su obra no sólo como un reflejo de sus procesos morbosos, sino también como obras de arte capaces de conmover por la originalidad de sus formas y de sus contenidos. Las obras mostraban los tenues límites entre la creación de artistas sanos o enfermos, erigiéndose como un hecho cultural mas allá de las etiquetas, a menudo peyorativas, que imponían los diagnósticos psiquiátricos.

 

 

En España hemos podido contemplar exposiciones de pintura marginal como la de “Visiones Paralelas” en el Museo Reina Sofía de Madrid, en el año 1992. En ella se mostraba las confluencias de perspectivas entre la pintura de artistas que habían realizado la mayor parte de su obra recluidos en un manicomio y la de artistas de vanguardia. Muchas de ellas procedentes del museo de Art Brut de Lausanne. La tesis de la muestra planteaba cruces de miradas que iban más allá de influencias formales y que mostraban  al espectador y a los investigadores múltiples interrogantes acerca del arte, de la locura, de los movimientos de vanguardia, de la psiquiatría o sencillamente la angustia, el dolor, el sufrimiento psíquico que trascendía a través de la belleza de las obras expuestas. En el año 2001, también pudimos contemplar en el MACBA de Barcelona una muestra sobre la Colección Prinzhorn, de la Clínica Psiquiátrica de Heidelberg.  

En ambas exhibiciones, la de Madrid y la de Barcelona, la procedencia de las obras era de Inglaterra, Alemania, Francia o Austria, en ningún caso había trabajos pictóricos de artistas enfermos de nuestro país y tampoco formó parte del debate, cuál había sido la consideración en España de la pintura psiquiátrica. Estos hechos podrían llevarnos a la precipitada o errónea  conclusión de que no ha habido, en España,  ninguna experiencia de esta índole y que en los hospitales psiquiátricos de nuestro país no se pintaba o no se coleccionaba pintura, cuando no ha sido así. La hubo, y aunque sin ser una preocupación preferente para los psiquiatras, se coleccionó por su interés artístico y se analizó por su interés psicopatológico. Se conformaron museos específicos, desaparecidos en la guerra civil como el del Instituto Pere Mata de Reus; se organizaron exposiciones en  1935 en el Ateneo de Madrid, o en el IV Congreso Mundial de Psicoterapia organizado por el Hospital Clínico de Barcelona en el 1858,  en el que se habla por primera  vez del arteterapia, o en el Casón del Buen Retiro de Madrid en el año 1966, con motivo del IV Congreso Mundial de Psiquiatría, dónde se reúnen más  de setecientas obras. Estas muestras siempre fueron organizadas, exclusivamente,  en el ámbito y para el interés de los profesionales de la psiquiatría.

 

 

La propuesta de esta exposición  es mostrar desde una perspectiva actual las principales producciones de pintura psiquiátrica del siglo XX en España a partir de las obras que se han localizado- con motivo de este proyecto expositivo- en diversos centros hospitalarios españoles y en diferentes colecciones privadas.

 

La exposición, que presenta más de trescientas  obras y documentos originales,  se estructura en 8  secciones de carácter temático:   

1: Primitivismo

2: Localización de la locura, la cabeza como alegoría

3: Pasiones

4: Ángeles y demonios

5: Máquinas y otros inventos

6: El ojo que todo lo ve

7: La melancolía

8: Lo siniestro y monstruoso

 

 

Prestadores de obras y documentación ( instituciones y coleccionistas particulares):  

Colección Dr. Joan Obiols (Barcelona)

Colección Dr. Gonzalo R. Lafora (Madrid)

Colección Piguem (Lleida)

Colección Pérez Villamil (Vigo)

Col·lección Asociación de Artístas Plásticos Línea Paralela,  Sevilla

Fundación Andaluza para la Integración Social del Enfermo Mental (Faisem),  Sevilla

Colección Dr. Sarró. (Barcelona)

Colección Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, Ciempozuelos (Madrid)

Hospital Psiquiátrico de Cabaleiro Goas (TOEN), (Ourense)

Hospital Psiquiátrico de Conxo (Santiago de Compostela)

Museo de Historia de la Medicina y la Ciencia, Universitat de València

Diputación de Valencia

 

 

 

 

 

 

Más información: cultura@uv.es