Glosario de Lingüística Clínica
Servicio de la Universitat de València

CONCEPTOS DE LINGÜÍSTICA CLÍNICA

GLOSARIO ELABORADO POR LAS ALUMNAS DE PRIMERO DE LOGOPEDIA DE LA UNIVERSITAT DE VALÈNCIA, COORDINADO POR BEATRIZ GALLARDO Y VERÓNICA MORENO

(Curso 2008-2009), (Curso 2009-2010)

Acto de habla

Por Laura Vidal Pastor

Un acto de habla o acto ilocutivo es un tipo de acción que involucra el uso de la lengua natural y está sujeto a cierto número de reglas convencionales generales y/o principios pragmáticos de pertinencia.

La escuela de Oxford y la pragmática consideran que "acto de habla" se refiere usualmente a lo mismo que se designa con "acto ilocutivo", término a su vez acuñado por John L. Austin en Cómo hacer cosas con palabras , publicado póstumamente en 1962.

El "acto ilocutivo" se da en la medida en que la enunciación constituye, por sí misma, cierto acto, entendido como transformación de las relaciones entre los interlocutores o con los referentes. Un ejemplo clásico es que al decir "lo prometo" o "sí, acepto" (en una ceremonia matrimonial) estamos, a la vez que hablando, realizando el acto. En este sentido, el "acto de habla", es decir, la emisión del enunciado puede realizarse en forma oral o escrita, siempre y cuando se lleve a cabo la realización de una acción mediante palabras.

Efectuar un acto de habla, expresando una oración correcta gramaticalmente y con sentido, implica un compromiso con el entorno. Un acto de habla puede ser solicitar información, ofrecerla, disculparse, expresar indiferencia, expresar agrado o desagrado, amenazar, invitar, rogar, etc. El acto de habla consta de tres factores elementales:

    • Acto locutivo : es la idea o el concepto de la frase, es decir, aquello que se dice.
    • Acto ilocutivo : es la intención o finalidad concreta del acto de habla.
    • Acto perlocutivo : es el (o los) efecto(s) que el enunciado produce en el receptor en una determinada circunstancia.

Según la relación entre significado (proposicional) y fuerza (ilocucional) distinguimos:

    • actos directos: son aquellos enunciados en los que el aspecto locutivo e ilocutivo coinciden, es decir, se expresa directamente la intención.
    • actos indirectos: son aquellas frases en las que el aspecto locutivo e ilocutivo no coinciden, por lo tanto la finalidad de la oración es distinta a lo que se expresa directamente. La indirección está muy relacionada con las convenciones de cortesía, y se explican frecuentemente como trasngresión de las implicaturas conversacionales de Grice.

Searle desarrolló el análisis de Austin sobre los enunciados de acción o "performativos" y se centró en lo que aquél había llamado actos ilocutivos (actos que se realizan diciendo algo); señaó que oraciones con el mismo contenido proposicional pueden diferir en su fuerza ilocucional, según se presenten como una aseveración, una pregunta, una orden o una expresión de deseo. Según Searle, las fuerzas ilocucionales de un acto de habla pueden describirse siguiendo reglas o condiciones especificables, dadas tanto por las circunstancias como por el propósito que se sigue en diferentes actos ilocucionarios.

  • Bibliografia:
    Gallardo, Beatriz (1996): Análisis conversacional y pragmática del receptor, Valencia: Episteme.
    Gallardo, Beatriz (2005): "Más allá de las palabras y su estructura: las categorías del componente pragmático", en Lingüística Clínica y Logopedia, Madrid: Antonio Machado.
    Austin, John Langshaw (1962): How to Do Things With Words. Cambridge (Mass.): Harvard Univ Press.
    Brock, Jarrett (1981): 'An Introduction to Peirce's Theory of Speech Acts', Transactions of the Charles S. Peirce Society , 17 (1981), 319-326.
    Searle, John (1969): Actos de habla, Madrid: Cátedra 2001.

.

Actuación (Performance)

cf. Competencia.

.

Afijación

Por Arantxa FAYOS BLASCO

Procedimiento de formación de palabras que pertenece a la morfología concatenativa, basada en la adición de elementos; la afijación consiste en unir a una base léxica uno o varios morfemas gramaticales o afijos. Según la posición de los afijos respecto a la base léxica, se clasifican en los siguientes tipos: prefijación, sufijación, infijación, circunfijación y transfijación.

    • FUENTE: E. Serra y M. Pruñonosa, 2005, 'Las formas del lenguaje' (cf. Bibliografía Guía Docente).

.

Africado

Por María ALIAGA HERAS

(Cf. también Modo de articulación).

Una consonante compleja que consiste en un oclusivo seguido inmediatamente por un fricativo en la misma o casi la misma zona de articulación. Por ejemplo: la /tʃ/ del español (grafía <ch>) está formada por el oclusivo alveolar [t] seguido del fricativo palato-alveolar [ʃ]; el fonema catalán /dʒ/ se articula igualmente en el área palato-alveolar.

(Nota: en español, el sonido [t] no es alveolar, sino dental. Recordemos que en términos binaristas sólo reconocemos los órdenes labial (/p, b, m, f/), dentoalveolar (Ɵ, d, t, n), velar (/k, g, x/) y palatoalveolar (/tʃ, y, s, ɲ/).

.

Aglutinante

Por M.Remedio PABLO MANUEL

A lo largo de muchas décadas, las lenguas del mundo han sido clasificadas según distintos criterios. Finalmente, las lenguas del mundo han sido clasificadas según se expresan las categorías gramaticales. 'Inicialmente se distinguió entre lenguas aislantes(amorfas), aglutinantes y flexivas; posteriormente se estableció un cuarto tipo, polisintéticas o incorporantes.'(Gallardo, 2000: 136).

A continuación desarrollaremos según varias definiciones el concepto "lenguas aglutinantes":

    • "Las lenguas aglutinantes se caracterizan por mostrar con formas afijadas las categorías gramaticales asociadas a una base léxica con la particularidad de que cada forma representa una sola categoría.' Pruñonosa, Manuel y Serra, Enric (2005: "Las formas del lenguaje', en López García, Angel y Gallardo Paúls, Beatriz (Eds.) Conocimiento y lenguaje, Valencia: Universitat.
    • Lengua Aglutinante: "Sistema lingüístico que se caracteriza porque sus palabras están formadas por una serie lineal ordenada de morfemas, portadores de funciones sintácticas y semánticas que se añaden al lexema, portador del significado léxico. Lenguas aglutinantes son el finés, el turco...' E.Luna, A Vigueras y G.E. Baez (2005:130): Diccionario básico de lingúística, Universidad Nacional Autónoma de México
    • Veamos, para dejarlo más claro, un ejemplo: sev significa 'amor' en turco; si a esta palabra le añadimos mek, sev-mek, significa 'amar'; sev-er significa 'él ama'... Lázaro Carreter 1977:Diccionario de términos filológicos, Madrid: Gredos, p.248.

.

Aislante

Por M.Remedio Pablo Manuel

Como hemos podido observar con anterioridad las lenguas del mundo se clasifican según su formación de palabras en lenguas aislantes, aglutinantes, flexivas e incorporantes.

"Las lenguas Aislantes, también llamadas Analíticas o Isolantes son lenguas en que los elementos formales y los elementos significantes quedan separados y constituyen palabras distintas". Con la finalidad de verlo más claro veamos un ejemplo: En chino lai la significa ‘vino', así consta de la palabra lai que expresa la idea de ‘venir' y la, que expresa la noción de pasado. Fernando Lázaro Carreter (1977): Diccionario de términos filológicos, Madrid: Gredos, p. 248.

Ignacio Bosque define las lenguas aislantes como 'lenguas que no integran en una unidad morfológica diferentes informaciones gramaticales.' Bosque I. (1983): 'La morfología', en A. Yllera (1983): Introducción a la lingüística, Madrid: Alhambra.

Por otro lado, otra definición de Lengua analítica o aislante podría ser la que se expone a continuación: 'Lengua analítica es aquella en la que todas las palabras son invariables. En una lengua analítica pura, a cada palabra le corresponde una forma, y solo una, pues las palabras no pueden transformarse ni por flexión ni por derivación. Las relaciones gramaticales pueden expresarse o por el orden de las palabras o por la adjunción de palabras autónomas.'. E. Martinez y M. Cruz (2006); Cuestiones del español como lengua extranjera, Universidad de Barcelona.

E. Serra y M. Pruñonosa afirman que 'en las lenguas aislantes las unidades palabras, que suelen ser monosilábicas, no muestran ningún tipo de variación formal que marque algún concepto gramatical.' Pruñonosa, Manuel y Serra, Enric (2005): 'Las formas del lenguaje', en López García, Angel y Gallardo Paúls, Beatriz (Eds.) (2005): Conocimiento y lenguaje, Valencia: Universitat.

.

Alófono

Por M. Amparo ALFARO

1. Cada una de las variantes o realizaciones fonéticas de un fonema dentro de la cadena hablada, según los sonidos contiguos y su posición en la palabra; es decir, cada una de las variantes en la pronunciación de los fonemas, por la influencia de los sonidos que los rodean. Gráficamente se indican mediante corchetes [].

2. "El fonema es una unidad abstracta, perteneciente a la lengua saussureana, que se realiza en el habla por medio de sonidos concretos. Los diversos sonidos que pueden actualizar un mismo fonema son variantes fonéticas que reciben el nombre de alófonos. P.e., el fonema español /n/ conoce diferentes variantes de realización en el habla, que dependen de los sonidos contiguos y de la posición en la palabra; tenemos así los siguientes alófonos de /n/:

  • alveolar [n]: nadie palatal [ɲ]: ancho
    velar [ŋ]: ángulo labial [m]: en barco
    dental [ṋ]: antes labiodental [ɱ]: enfermo

"Convencionalmente los sonidos se representan entre corchetes y los fonemas entre barras".

  • E. Serra y M. Pruñonosa (2005): "Las formas del lenguaje", en A. López y B. Gallardo (Eds): Conocimiento y lenguaje, Valencia: PUV.- También se puede consultar la página de Joaquim Llisterri (UAB) sobre fonemas y alófonos del español

.

Anomia

Laura Vidal Pastor

La anomia es el déficit léxico por excelencia: el paciente tiene problemas para acceder a la palabra que busca; una manifestación comparable en los hablantes sin déficit es el conocido como "fenómenos punta de la lengua": somos capaces de decir las sílabas que tiene la palabra, o el sonido inicial, pero conseguimos decirla.

La anomia es un déficit típico de las demencias tipo Alzheimer o la afasia motora. A veces afecta sólo a términos concretos:

    • Sustantivos, adjetivos, verbos.
    • Palabra de alta/baja frecuencia.
    • Palabras de conceptos animados/inanimados.
    • Palabras de adquisición temprana/tardía.

Puede ser de origen semántico o de origen fonológico.

Bibliografía: Apuntes de clase.

.

Antonimia

Por Sonia Fernández Jaén

Antonimia: se dice que dos palabras son antónimas si tienen el significado contrario. "Nos encontramos en este caso con una relación lógicamente simétrica, pero no transitiva (o parcialmente transitiva)."

  • Bibliografía: Hernández Sacristán, Carlos (2006): "La unidad palabra y su significado", en Garayzábal Heinze, Elena (Coord.) (2006): Ligüística clínica y logopedia, Madrid: Ed. Antonio Machado, 197-277.

.

Arbitrariedad (semiótica)

La arbitrariedad de los signos lingüísticos es un universal lingüístico, que establece que no existe relación lógica o conexión directa entre la forma o los sonidos de la palabra y su contenido o significado. La arbitrariedad se opone a la motivación; cabe pensar que los únicos signos lingüísticos motivados, no arbitrarios, son las onomatopeyas (que por otro lado, no son compartidas por todas las lenguas). Saussure defendía una relación arbitraria entre significante y significado, pero Benveniste señala que tal arbitrariedad se da entre el signo y el referente, pero no entre los componentes del signo.

.

Archifonema

Por Estíbaliz CUESTA BOSCÁ

Concepto propio de la fonología estructural, desarrollado por los autores de la Escuela de Praga. Reproducimos la definición de Eguren, Luis y Fernández Soriano, Olga (2006): La terminología gramatical, Madrid: Gredos, p. 53.: "Conjunto de los rasgos distintivos que son comunes a los dos miembros de una oposición fonológica neutralizable. Por ejemplo, la oposición formada por los fonemas vibrantes simple y múltiple del español distingue palabras en posición intervocálica (/'kaɾo/-/'karo/), pero se ‘neutraliza' (no tiene función distintiva) en posición inicial de palabra, ya que en nuestra lengua no hay palabras que empiecen por el fonema vibrante simple /ɾ/. Existiría, por tanto, un archifonema de los dos fonemas vibrantes en posición inicial de palabra, representado con una r mayúscula (/Rámo/, /Róto/), cuyos rasgos son los rasgos que los dos fonemas comparten (vibrante, alveolar, sonoro). Nótese, sin embargo, que no basta con que una oposición sea neutralizable para que exista una archifonema. Además, el conjunto de propiedades que los dos miembros de la oposición neutralizable poseen en común debe ser propio exclusivamente de estos fonemas: solo así se asegura que el archifonema en cuestión pueda oponerse a otros fonemas de la lengua y tenga, por tanto, valor distintivo. La oposición /s/-/p/, por ejemplo, se neutraliza en posición final de palabra (no hay palabras en español que acaben con el fonema /p/). No existe, sin embargo, un archifonema de estos dos fonemas en dicha posición, ya que muchas otras consonantes del español tienen el único rasgo ([+sordo]) que estos dos fonemas comparten."

.

Automatismo

Por Laura Vidal Pastor

Son elementos del lenguaje automático o expresiones emocionales de uso común en la vida corriente que, en los casos de déficit grave del lenguaje, pueden constitutir la mayor parte de las producciones orales del paciente.

Estas emisiones pueden estar bien articuladas respecto al resto de emisiones, que resultan mucho más problemáticas para el paciente.

.

Bradilalia

Por Mónica Dimech Tortosa

Lentitud anormal del lenguaje. Es un transtorno del lenguaje verbal. Se caracteriza por la lentitud al hablar. Mutismo. Supresión de la expresión oral durante un tiempo muy prolongado, estando íntegros los órganos del lenguaje. Fuente: : Karla Salgado de la Teja, Espacio Logopédico..

.

Capacidad inhibitoria

Por Sara GARCIA MARGAIX

La caracterización semiótica del signo lingüístico mediante los rasgos de Dualidad, Prevaricación y Reflexividad se completa en la actualidad con un cuarto rasgo de diseño: la capacidad inhibitoria.

Este rasgo supone la posibilidad de que la semiosis lingüística quede suspendida, no sea emitida, sino que el emisor opte intencionadamente por el silencio; las conductas instintivas de otros animales, por el contrario, no siempre permiten esta "desactivación opcional". En palabras de C. Hernández, concebir el signo lingüístico como símbolo supone, entre otras cosas, definirlo como "signo cuyo uso puede ser estratégicamente inhibido o diferido". (Carlos Hernández Sacristán 2006: Inhibición y lenguaje, Madrid: Biblioteca Nueva). Esto es especialmente interesante en aquellas patologías en las que, como ocurre por ejemplo en el Trastorno por Déficit de Atención y/o Hiperactividad, concurren déficits en el control inhibitorio (impulsividad).

Desde el punto de vista neurolingüístico, la capacidad inhibitoria está también estrechamente vinculada al lenguaje: "El cerebro humano es el resultado de un triple proceso evolutivo, de la superposición de tres capas sucesivas: en el interior está el cerebro protorreptiliano, que compartimos con los reptiles, el cual rige el comportamiento instintivo; lo recubre el cerebro paleomamífero, asiento del sistema límbico, que es el responsable de las emociones y de la memoria; por fin, en la capa más exterior, está el cerebro neomamífero, que regula la conducta voluntária y tiene capacidad inhibitoria. Es esta última capa del cerebro la que creció desmesuradamente en la especie humana y es en ella donde debemos buscar el sustento neuronal de la capacidad de lenguaje."

    • (A. López García, 2005: "Biología y lenguaje").

.

Categoría Morfosintáctica

Por Arantxa FAYOS BLASCO

1. Son los conceptos gramaticales que expresan las formas, y que son la base de su relación opositiva en los paradigmas morfológicos. En español podemos encontrar cinco categorías morfosintácticas básicas: género, número, persona, tiempo y modo.

    • Fuente: Serra y Pruñonosa, 2005, "Las formas del lenguaje", en López y Gallardo (Eds): Conocimiento y lenguaje, Valencia: PUV

Las categorías morfosintácticas fueron clasificadas por Anderson (1985, "Inflectional morphology") como categorías inherentes (por ejemplo el número en el nombre, o el tiempo en el verbo), categorías relacionales (por ejemplo el caso en el nombre, la voz en el verbo) y categorías de concordancia (como el número en el adjetivo o en el verbo).

2. El concepto de categoría es uno de los más ambiguos del metalenguaje gramatical, ya que se puede utilizar para designar cosas diferentes. A veces, con un criterio morfológico y funcional, se refiere a las clases de palabras o partes de la oración, de manera que se distinguen básicamente sustantivos, adjetivos, verbos, pronombres, conectores... Así, Lázaro Carreter, en su Diccionario de términos filológicos (1977) distingue entre:

  • - categorías funcionales, o partes de la oración o partes del discurso: determinadas según la función que una palabra desempeña en la frase,
    - categorías gramaticales: se realizan en varias partes del discurso o exclusivamente en una de ellas, denotadas por morfemas específicos (...): género, número, caso, persona, aspecto, voz, tiempo y modo"; es decir, se trata de lo que en la gramática tradicional se denominaba "accidentes"; se trata de propiedades de la palabra que desempeñan un papel tanto en la sintaxis como en la morfología.

.

Cláusula

Por Alicia ORTUÑO IBÁÑEZ

1. Término a veces usado en vez de oración, especialmente en el caso de las oraciones dependientes.

  • Bibliografía: Glosario Electrónico de Términos Linguisticos del SUMMER INSTITUTE OF LINGUISTICS de México. David Tuggy t., J. Albert Bickford, redactores.

2. En la tradición lingüística hispánica, Guillermo Rojo (1978: Clásulas y oraciones, Anejo de la revista Verba) propuso diferenciar cláusula y oración, de manera que lo obligatorio de la cláusula sería la existencia de un predicado, constituido en los casos más claros por un verbo en forma personal (este concepto incluye lo que en gramática tradicional son 'oraciones simples' y 'oraciones compuestas subordinadas (susts, adjs y advs)'), mientras que la oración no tendría elementos obligatorios.

.

Clítico

Por Maria Luisa Palomino García

1. Se identifican como palabras los elementos morfológicos que se escriben de modo libre (ej. Pedro se lava), pero si se encuentran integrados en una palabra se los considera morfemas (morfos) CLÍTICOS.

2. Bajo el concepto clítico se incluye un conjunto heterogéneo de categorías con funciones gramaticales dispares. Por ejemplo, en las gramáticas de las lenguas naturales, como:

    • Lenguas eslavas: encontramos verbos auxiliares.
    • Lenguas austrásicas: partículas interrogativas.
    • Lenguas bantús: formas pronominales.

(...) son elementos a medio camino entre palabras independientes y morfemas ligados.Fuente: Apuntes de clase./ Victoria Taboada ['El concepto de clítico en la teoría gramatical'].

.

Coherencia

Propiedad pragmática que confiere carácter de texto ("Textura") a lo que de otro modo sería solo una sucesión de oraciones. Junto a la cohesión, constituye la dimensión textual de la pragmática. Su categoría más importante es la superestructura. Aunque las nociones básicas de cohesión se desarrollan en el marco de la sistémica (M.A.K. Halliday y R. Hasan, 1976: Cohesion in English), la coherencia es teorizada desde los primeros modelos de la gramática textual (Van Dijk, 1978: Texto y contexto), de ascendencia generativista, por lo que suele decirse que mientras la cohesión se manifiesta en la estructura superficial, mediante mecanismos léxicos y morfosintácticos, la coherencia es más abstracta y se relaciona con la estructura profunda.

.

Cohesión

Por Laura Vidal Pastor

La cohesión es la propiedad que tiene un texto cuando su desarrollo lingüístico no presenta repeticiones innecesarias y no resulta confuso para el receptor. La cohesión es una característica de todo texto bien formado, consistente en que las diferentes frases están conectadas entre sí mediante diversos procedimientos lingüísticos que permiten que cada frase sea interpretada en relación con las demás.

Según Ángel Herrero (2005) "Entendemos por cohesión el conjunto de mecanismos lingüísticos de los que un texto se sirve para asegurar la conexión explícita entre sus partes. La cohesión hace que la interpretación lingüística de un elemento del texto (un morfema, una palabra, una construcción) se realice gracias a otros elementos del mismo texto. Los mecanismos de cohesión son fundamentalmente dos: las cadenas o senderos correferenciales y los conectivos. La cohesión por sí misma no garantiza la textura, que requiere además estructuras temáticas, estructuras informacionales y géneros" (""Lenguaje y texto", en Conocimiento y lenguaje, Valencia:PUV)

Entre los elementos que aportan cohesión a un texto podemos mencionar:

    • la foricidad: Pronombres y proadverbios anafóricos y catafóricos, cuyo significado se extrae de los elementos presentes ya en la misma frase u oración, ya en frases u oraciones anteriores o posteriores (deíxis textual).
    • marcadores del discurso, como los marcadores de orden (primero, después, por último ) o de reformulación (o sea , esto es , de ejemplificación (por ejemplo )... que, aunque no permiten guiar las inferencias, explicitan las relaciones entre diferentes elementos del discurso
    • las proformas, que son aquellos elementos léxicos de significado amplio capaces se substituir otras unidades de sentido más concreto; son conocidas también como palabras baúl: cosa, persona, hacer, fulano, cacharro. Una variante de las proformas son aquellas palabras capaces de substituir a enunciados o segmentos textuales
    • las relaciones semántico-léxicas como la sinonimia (palabras cuyo referente es equivalente: aniversario-cumpleaños), hiperonimia e hiponimia (cuando un palabra tiene un significado más restringido que otra decimos que ésta es un hipónimo de la otra y viceversa; así automóvil es un hiperónimo de camión o nuera un hipónimo de familiar), y el empleo de campos semánticos y marcos de experiencias semejantes.
    • los conectores, que son palabras o locuciones que vinculan un enunciado a otro elemento (oración o no) anterior (presente en el texto o en el contexto) y ayudan a aclarar las inferencias.
  • Bibliografia: http://es.wikipedia.org/wiki/Cohesi%C3%B3n_textual. Apuntes de clase

.

Complemento

Por Marta Ortí Pastor

COMPLEMENTO: Palabra o palabras que complementan la significación de algún elemento de la frase. Ordinariamente, los elementos complementados son el sujeto o el verbo, aunque puede haber complemento de complementos. Los complementos del verbo:

    • Directo o de objeto: es aquel complemento que expresa el objeto de la acción de cierta clase de verbos.
    • Indirecto: complemento que indica la persona, animal o cosa que se beneficia o perjudica por la acción verbal.
    • Suplemento: en la escuela funcionamista de Alarcos, complemento que viene predicado de una preposición por el verbo.
    • Atributo: complemento que dentro del predicado nominal nos dice una cualidad del sujeto.
    • Complemento Circunstancial: se trata del complemento que nos indica el tiempo, lugar, modo, causa, finalidad, consecuencia, etc.
    • Complemento Predicativo: es el adjetivo que dentro de un predicado verbal nos dice una cualidad del sujeto o del complemento directo./7
    • Complemento agente: es el complemento del verbo que en la voz pasiva nos indica quién o qué cosa realiza la acción verbal.
  • Bibliografía: Diccionario de términos filológicos. Autor: Fernando Lázaro Carreter (1977). Ed. Gredos

.

Competencia / Actuación

Por Anaïs COLIN MIRAVET

Así como en el estructuralismo Saussure establece la diferenciación entre lengua y habla, el generativismo establece una oposición similar (no equivalente) entre los términos competencia-actuacion.

A partir de la definición que propone Chomsky en su libro de 1965 (Aspectos de una teoría de la sintaxis) reproducimos un comentario procedente del repositorio Educ.ar:

"Actuación [performance] vs. competencia [competence], que para Chomsky permite distinguir la conducta lingüística real y observable (actuación) en contraste con el sistema interno de conocimiento que subyace a ella (competencia). Chomsky asume explícitamente que la competencia es una facultad idealizada, que resulta de abstraer los juicios de un hablante/ oyente ideal de una comunidad lingüística completamente homogénea, al que no lo afectan condiciones irrelevantes para la gramática como limitaciones de memoria, distracciones, errores, etc. (Chomsky, 1965, p. 3).
"En ese sentido, Chomsky separa la competencia, que es una capacidad idealizada (mental o psicológica), de la producción real de enunciados, que es la actuación. La dicotomía recuerda a la distinción entre lengua y habla de Saussure, como el mismo Chomsky nota (1965, p. 4). Ambos pares de conceptos pretenden extraer de la masa de hechos del lenguaje una entidad sistemática, que pueda servir como objeto de estudio legítimo de la lingüística (la lengua, para Saussure; la competencia para Chomsky), a la que diferencian de otros fenómenos ligados con el lenguaje que son heterogéneos y difíciles de sistematizar (el habla y la actuación, respectivamente)."

    • (Chomsky, Noam (1965): Aspects of the theory of syntax, Cambridge, MIT Press. Editado en español como: Aspectos de la teoría de la sintaxis, Madrid, Aguilar, 1970)

.

Competencia Comunicativa

Por Anaïs COLIN MIRAVET

El concepto de competencia comunicativa es complementado a la luz de los avances en disciplinas tales como la pragmática, la psicolingüística y la filosofía. Este concepto fue desarrollado por D.Hymes, que fue un sociolingüista y antropólogo que estudió la dimensión etnográfica del lenguaje (impulsó con John Gumperz la Etnografía de la Comunicación en los años 60).

La competencia comunicativa es la capacidad de una persona para comportarse de manera eficaz y adecuada en una determinada comunidad de habla; ello implica respetar un conjunto de reglas que incluye tanto las de la gramática y los otros niveles de la descripción lingüística (léxico, fonética, semántica) como las reglas de uso de la lengua, relacionadas con el contexto sociohistórico y cultural en el que tiene lugar la comunicación.

La competencia comunicativa se relaciona con una serie de preguntas que reproducen el título de un artículo clásico del sociolingüista Joshua Fishman: «cuándo hablar, cuándo no, y de qué hablar, con quién, cuándo, dónde, en qué forma». Según Dell Hymes, se trataría de la capacidad de formar enunciados que no solo sean gramaticalmente correctos sino también socialmente apropiados. Es este autor quien formula la primera definición del concepto en una ponencia de 1964 (publicada en 1966) titulada "On Communicative Competence", donde reflejaba sus críticas al concepto de Competencia lingüística según lo formula Chomsky para la Gramática generativa. Hymes cuestiona este concepto por cuanto en él se hace abstracción de los rasgos socioculturales de la situación de uso. Con el propósito de desarrollar una teoría adecuada del uso de la lengua, y de integrar la teoría lingüística y una teoría de la comunicación y la cultura, propone cuatro criterios para describir las formas de comunicación, cuya aplicación a una determinada expresión ha de permitir establecer si ésta:

    • "es formalmente posible (y en qué medida lo es); es decir, si se ha emitido siguiendo unas determinadas reglas, relacionadas tanto con la gramática de la lengua como con la cultura de la comunidad de habla;
    • "es factible (y en qué medida lo es) en virtud de los medios de actuación disponibles; es decir, si las condiciones normales de una persona (en cuanto a memoria, percepción, etc.) permiten emitirla, recibirla y procesarla satisfactoriamente;
    • "es apropiada (y en qué medida lo es) en relación con la situación en la que se utiliza; es decir, si se adecua a las variables que pueden darse en las distintas situaciones de comunicación;
    • "se da en la realidad (y en qué medida se da); es decir, si una expresión que resulta posible formalmente, factible y apropiada, es efectivamente usada por los miembros de la comunidad de habla; en efecto, según Hymes, «puede que algo resulte posible, factible, apropiado y que no llegue a ocurrir».

De ese modo, la competencia gramatical (primero de los cuatro criterios) queda integrada en una competencia más amplia. bibliografia: Diccionario del Centro Virtual Cervantes.

    • Hymes, Dell H. (1966): "On communicative competence", en Pride, J. y Holmes, J., eds: Sociolinguistics, Harmondsworth: Penguin, 1972 (269-293).- Fishman, Joshua A. (1965): "Who speaks what language to whom and when?", Linguistique II (67-88).

.

Concordancia

Por Arantxa FAYOS BLASCO

Relación gramatical establecida entre el núcleo y sus complementos constituyentes expresando un mismo valor de ciertos rasgos gramaticales. Por ejemplo, en español, es habitual la concordancia de persona y número entre el sujeto gramatical y el verbo, pero no entre verbo y su complemento directo.

Por Ana Inmaculada Yuste Carcelén

1. En los enunciados existen varios tipos de relaciones internas. Entre el núcleo y sus constituyentes se pueden establecer relaciones de concordancia o expresión de un mismo valor de ciertos rasgos gramaticales que poseen. Es habitual la concordancia entre el sujeto gramatical y el verbo en español y no entre verbo y su complemento directo.

2. Conformidad de accidentes entre dos o más palabras variables. Todas estas, menos el verbo, concuerdan en género y número; y el verbo con su sujeto, en número y persona.

  • Bibliografía:Pruñosa, Manuel y Serra, Enric (2005): "Las formas del lenguaje", en López García, Angel y Gallardo Paúls, Beatriz (Eds.)(2005): Conocimiento y lenguaje, PUV.- Diccionario de la lengua española, Real Academia Española

.

Conector

Laura Vidal Pastor

El conector "constituye una especie de instrucción que se da al interlocutor, del tipo de: ´ lo que sigue constituye la causa de lo que se ha dicho antes ´ (significado, por ejemplo, de porque) o ´ lo que viene a continuación es la conclusión que se deduce de la información anterior ´ (instrucción de, entre otros, por lo tanto) , etc. Así pues, los conectores, en general, tiene un significado que consiste en una instrucción para el interlocutor sobre cómo tiene que procesar las informaciones que se plantean en el enunciado. (...) el significado de los conectores consiste en una instrucción al receptor para que procese la información que sigue a la partícula conectiva manteniendo con la información precedente un determinada relación (por ejemplo, causa - consecuencia: argumento- contraargumento; hipótesis - consecuencia; nueva información sobre el mismo tema, etc.)." (MONTOLÍO, Estrella (2001): Conectores de la lengua escrita, Barcelona, Ariel Practicum.; 29 y 31).

"Cuando en un texto hablamos de conectores nos referimos a formas lingüísticas (cuyo prototipo elemental son las conjunciones y los adverbios) que relacionan partes intra e interoracionales del texto entre sí (marcadores de orden, conectivos) o con los interlocutores (moduladores, marcadores de diálogo)." (HERRERO BLANCO, Angel (2005): "Lenguaje y texto", en A. López y B. Gallardo, ed: Conocimiento y lenguaje, Valencia: Universitat ; p. 310).

.

Conexión

Sintácticamente, la relación de conexión es la que se establece entre dos partes de cierta entidad, a diferencia de la función, que se establece entre una parte y el todo. Pragmáticamente, la conexión es una de las manifestaciones más importante de la cohesión textual (junto a los mecanismo de correferencia). Para Ángel Herrero (2005) "Cuando en un texto hablamos de conectores nos referimos a formas lingüísticas (cuyo prototipo elemental son las conjunciones y los adverbios) que relacionan partes intra e interoracionales del texto entre sí (marcadores de orden, conectivos) o con los interlocutores (moduladores, marcadores de diálogo). ". [Fuente: A. Herrero (2005): "Lenguaje y texto", en A. López y B. Gallardo: Conocimiento y lenguaje, Valencia: PUV].

M.J. Cuenca define la conexividad como un mecanismo de cohesión que se establece entre dos (y a veces más) constituyentes de la oración (conexión intraoracional de las oraciones compuestas), o entre dos elementos del texto (conexión extraoracional o textual) y un conector, el cual manifiesta la relación sintáctica, semántica o pragmática que mantienen tales elementos (MJ Cuenca 2006: La connexió i els conectors, Univ de Vic; p.13-14).

.

Connotación

Por Laura Castro Moreno

Connotación (lat. cum + noto, señalar):Implicación secundaria entre un vocablo o frase y algunas propiedades características de los contextos en que suelen emplearse. Se trata siempre de una asociación marginal al significado literal de las palabras, abierta a modificaciones y, por tanto, accidental e imprecisa; p. ej. el proverbio "No mentar la soga en casa de ahorcado" se funda en el supuesto de que la palabra "soga" tiene connotaciones negativas en aquel contexto particular. [Diccionario Anaya].

.

Consonante

Por Irina GIMÉNEZ

La definición de este término la he extraído del libro "Psicología del lenguaje" de David W.Carroll. Este autor define el concepto de "consonante" como el sonido del habla para cuya producción el tracto vocal se muestra parcial o totalmente cerrado. Es decir, que son sonidos cuya articulación supone una constricción total o parcial en la cavidad oral.

Además, he encontrado en Internet cierta información que desde mi punto de vista es imprescindible para la comprensión de este término; la página es consonante y argumenta lo siguiente:

  • 1. La palabra consonante es un cultismo tomado del latín consonans formado del prefijo con- (unión, cooperación) y el verbo sonare (sonar) o sea "sonar juntos". Los sonidos más básicos que producen los seres humanos son las vocales. Las consonantes son, pues, los sonidos que acompañan a las vocales.
    2. Si atendemos a los criterios articulatorios, podemos ver que hay diferentes tipos de consonantes, que pueden clasificarse según:
    • 2.1. el Modo de articulación:
      • Obstruyentes: hay consonantes oclusivas, fricativas y africadas (cf. entradas correspondientes).
      • Sonorantes: nasales (parte del aire sale por la cavidad nasal) y líquidas (definidas acústicamente como /+consonantes/ y /+vocales/; pueden ser laterales /l, ʎ/ y vibrantes /ɾ, r/).
    • 2.2. El lugar de articulación (orden): difererenciamos articuladores activos y pasivos:
      • Labiales, las que se producen con los labios: /b, f, p, v/ (nótese que el fonema /v/ aparece en el inventario catalán pero no en el español).
          • Bilabial: art. activo labio superior; art. pasivo labio inferior: /b, p, m/.
          • Labiodental: art. activo labio inferior; art. pasivo incisivos superiores: /f/.
      • Dentoalveolares: Interdental: art. activo ápice de la lengua; art. pasivo incisivos superiores e inferiores: /Ɵ/.
          • Dentales: art. activo corona de la lengua; art. pasivo cara posterior de los incisivos superiores: /t, d/./
          • Alveolar: art. activo corona de la lengua; art. pasivo alveolos: /n, s/.
      • Palatales: art. activo dorso de la lengua; art. pasivo paladar duro: /ɲ, y, tʃ/.
      • Velares: art. activo dorso de la lengua; art. pasivo velo del paladar o paladar blando: /k, g, x/.
    • 2.3. La serie:
      • Sordas: sin vibración de las cuerdas vocales: /t, k, p, Ɵ, x, tʃ/.
      • Sonoras: con vibración de las cuerdas vocales: /b, d, g/.

.

Constituyente

Por Alicia ORTUÑO IBÁÑEZ

1. "Cada uno de los enunciados de una lengua puede ser descrito en el nivel morfológico y sintáctico como una secuencia de elementos constitutivos que forman parte de una construcción superior llamados constituyentes: en el tipo de análisis introducido por Bloomfield se subdividen los enunciados en segmentos que se irán subdividiendo a su vez, obteniendo así los constituyentes inmediatos.'

  • BIBLIOGRAFÍA: Cardona, G. R.: Diccionario de lingüística, p. 61.

2. "Palabra o conjunto de palabras que funciona como una unidad sintagmática dentro de otra unidad lingüística mayor. El sintagma nominal el perro y el sintagma verbal no ladra son constituyentes, por ejemplo, de la oración El perro no ladra, como también lo son las palabras el, perro, no y ladra. Son constituyentes *inmediatos* de una categoría sintagmática aquellos que la conforman directamente, sin ser constituyentes de ninguna categoría intermedia. En el ejemplo anterior, el SN el perro y el SV no ladra son los constituyentes inmediatos de la oración El perro no ladra. Las palabras el, perro, no y ladra son, en cambio, constituyentes *mediatos* o indirectos de dicha oración. El análisis de constituyentes de un sintagma o una oración se representa habitualmente por medio de estructuras arbóreas o de encorchetados: O[SNel] [perro SV[[no] [ladra]]]."

  • BIBLIOGRAFÍA: Eguren, Luis / Fernández Soriano, Olga: La terminología gramatical. Madrid: Gredos, 2006, p. 62.

.

Déficit Lingüístico en el Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad

(Selección de textos)

'Epidemiological studies suggest that significant levels of language impairment can be expected to co-occur in 35-50% of children who present with ADHD symptoms and rates as high as 90% have been observed in studies using clinically referred samples. (…) very little information exists on the performance of these children on the three clinical markers of language impairment.' (Redmond 2005: Differentiating SLI from ADHD using children's sentence recall and production of past tense morphology', Clinical Linguistics and Phonetics, 19(2), 109-127, p.113).

'En líneas generales podemos afirmar que los niños con TDAH tienen dificultades en la organización fonológica (relación sonido-grafema) y en la sintaxis (lugar que ocupa cada palabra en la oración). Manifiestan problemas graves en aquellas tareas que requieren organización semántica, tienen una pobre memoria auditiva y, de manera especial, dificultades narrativas. La información que manejan es escasa y más desorganizada, las historias que desarrollan están menos cohesionadas y tienen muchos más errores al recordar que los niños sanos.' (Vaquerizo-Madrid, J. et al. (2005): 'El lenguaje en el trastorno por déficit de atención con hiperactividad: competencias narrativas', Rev.Neurol.41, 83-89. )

'It is known that up to 100% of the children with ADHD also have language problems (Blankenstijn and Scheper 2003) but the exact nature of these language problems is not so clear'. Parigger, Esther (2006): 'Narrative abilities in children with Attention Deficit Hyperactivity Disorder (ADHD) and normally developing children', ACLC/ILLC.

Un 50% de los niños con TDAH presentan déficit lingüistico". Timler 2008, "Language Impairment in School-Age Children with Complex Clinical Profiles".

.

Deíxis

1. Categoría pragmática que sitúa los textos respecto a la situación comunicativa, es decir, que relaciona el enunciado con la enunciación mediante ciertas marcas formales. Estas marcas formales pueden referirse a conceptos de tiempo, lugar y persona (hay algunos autores que hablan también de deíxis discursiva y deíxis social, pero se trataría de dos usos secundarios).

2. La deíxis es una categoría pragmática en la que ciertos elementos del enunciado adquieren su significado referencial exclusivamente por referencia al sujeto de la enunciación. Es un caso en el que resulta fácil ver cómo uno de los elementos (el sujeto de la enunciación) actúa como fondo perceptivo sobre el que se destaca el otro (las expresiones indexicales). Efectivamente, los pronombres personales, los deícticos de lugar o tiempo, se articulan siempre en torno a la instancia discursiva del 'yo' que habla. B. Gallardo (1996): Análisis conversacional y pragmática del receptor, Valencia: Episteme.

3. El concepto de deíxis se menciona siempre a propósito de los pronombres (aunque también de otras proformas) y su capacidad de señalar hacia objetos, situándolos en cierta posición respecto a un punto de referencia que suele ser la situación de habla. Esta función se puede cumplir con dos tipos de deíxis:

    • la deíxis ad oculos: cuando los objetos señalados están presentes en la situación de habla
    • la deíxis fórica: cuando lo señalado aparece en el discurso previo (anáfora) o posterior (catáfora).

Entre los dos tipos se situaría lo que Bühler llama "deíxis am Phantasma": un uso deíctico con el que se apunta a objetos extralingüísticos que, sin embargo, no están presentes en la situación de habla (son evocados). Esta deíxis comparte con la mostrativa el carácter tridimensional, pues lo evocado por el hablante es una situación en la que se sitúa imaginariamente. Con la deíxis fórica comparte la ausencia del objeto, con lo que el señalamiento se realiza en las coordenadas de un espacio más abstracto que en la mostrativa.

.

Denso/Difuso (sonido)

Por Mónica Dimech Tortosa.

Los fonemas densos presentan un pico de concentración de la energía a nivel de las frecuencias medias del espectro, además de un aumento de la cantidad total de energía. Los fonemas difusos, por el contrario, muestran una mayor energía en las frecuencias bajas o altas, es decir, en los extremos del espectro, acompañada de una disminución de la cantidad total de energía. Articulatoriamente, la diferencia entre estos dos rasgos viene dada por la razón entre el volumen de la parte anterior de la cavidad bucal y el de la parte posterior respecto el lugar de articulación; tal razón es mayor en los segmentos densos que en los difusos. Son fonemas densos las vocales abiertas, las consonantes postalveolares, las palatales y las velares; son fonemas difusos las vocales cerradas, las consonantes labiales, las dentales y las alveolares.
Los sonidos densos tienen la energía concentrada en una banda de frecuencias estrecha, mientras los difusos tienen la energía repartida por todo el espectro.

Son sonidos difusos: m, b, f, p, Ɵ, t, d, n. Son sonidos densos: g, k, x, s, y, tʃ, ɲ.

  • Bibliografía:1) 'Fonética y Fonología' de Enrique Obediente (Universidad de los Andes – Consejo de Publicaciones). 2) Apuntes de clase, 3) Fonética Española, de Emilio Alarcos Llorach (Gredos: Madrid).

.

Denotación

Por Laura Castro Moreno

Denotación (lat. denoto, señalar): Relación entre una unidad léxica y el conjunto de entidades que virtualmente comprende su referencia. Así, p. ej., "gato" denota una cierta clase de animales existentes en el mundo. Junto con la referencia y el sentido constituye uno de los componentes distinguibles del significado lingüístico conceptual. Por extensión, dícese también del significado genuino de un vocablo fuera de contexto y en oposición al significado expresivo o social y a la connotación.[Diccionario de lingüística. ANAYA, p. 82]

.

Desplazamiento (semiótico)

Por Por Maria Aguado Martí

Dentro del signo lingüístico encontramos tres rasgos significativos: economía, simbolismo y creatividad. Dentro del simbolismo encontramos en desplazamiento entre otros aspectos. Este desplazamiento (semiótico) se refiere a la capacvidad que tiene la lengua natural de remitir a cosas lejanas en el espacio y el tiempo. Apuntes de clase de Lingüística General y Aplicada.

.

Dependencia

cf. Rección.

.

Difuso (sonido)

cf. Denso.

.

Diglosia

Término empleado en sociolingüística. Fue propuesto por Ferguson en 1959 para referirse a ciertas situaciones de coexistencia de lenguas/variedades:
"Diglosia es una situación lingüística relativamente estable en la que, además de los dialectos primarios de la lengua (que puede incluir un estándar o estándars regionales) existe una variedad superpuesta, muy divergente y altamente codificada (a menudo gramaticalmente más compleja) (...) extensamente aprendida en la educación formal y que es utilizada en la mayor parte de sus funciones escrita y hablada, pero que no es utilizada por ningún sector de la comunidad en la conversación cotidiana".

Ferguson toma la palabra de una tradición previa que ha sido investigada después (Mauro Fernández). Estas investigaciones señalan que el término ya tenía, antes de Ferguson, dos rasgos importantes:

    • la distancia entre las variedades
    • la jerarquización que presentaban, debido a sus fucniones sociales diferentes.

Ferguson dice que el término puede servir para comprender los procesos de cambio lingüístico y para explicar el marco sociocultural de las lenguas.

No debe, pues, confundirse el término diglosia (sociolingüística) con el de disglosia (lingüística clínica).Charles Ferguson (1959): "Diglossia", en Pier Paolo Giglioli (Ed.): Language and Social Context, Penguin Modern Sociology Readings, 1983, pp. 232-51.

.

Disartria

Por Maria GIRBÉS MIGUEL

1. Grado moderado de anartria que consiste en la alteración de la función motora de las palabras, pero no de las funciones superiores de comprensión y de creación de ideas. Es un tipo de déficit del habla que a veces se sigue de una lesión cerebral, con deterioro de la articulación debido a parálisis, pérdida de coordinación o movimientos espásticos de los músculos empleados en el habla. (al. Dysarthie; an. dysarthria; c. disartria; fr. dysarthrie; it. disartria).

    • Bibliografía: Diccionario Enciclopédico de Medicina; Enciclopedia Catalana Barcelona 2000; Ed: dE (diccionarios de la Enciclopedia).

2. 'Trastorno de la expresión verbal causado por una alteración en el control muscular de los mecanismos del habla. Comprende las disfunciones motoras de la respiración, fonación, resonancia, articulación y prosodia'.

    • Bagunyà, Josep y Sangorrín, Javier (1988): 'Disartrias', en J. Peña-Casanova: Manual de Logopedia, Barcelona: Masson, 3ª ed. , 2004, 149-170; p.149.

Por Mónica Dimech Tortosa.

3. Se trata de un problema neurológico. En la disartria está alterada la producción del lenguaje como consecuencia de una lesión en el sistema nervioso central. Están afectadas tanto la articulación como la voz. En la disartria pueden estar alteradas uno o varios de los componentes del lenguaje expresivo (articulación, respiración, fonación, voz, resonancia, etc.) Algunos de los problemas referidos por Darley y cols (1995) son: problemas de tono vocal, alteraciones del tono, ruido unido a la voz, voz forzada, ronca, voz en inspiración, pardas bruscas en la emisión de la voz, hipernasalidad, problemas de ritmo, pausas prolongadas, silencios inapropiados, consonantes imprecisas, fonemas prolongados, articulación irregular, habla sin variaciones de intensidad, alteraciones en la prosodia, etc. Puyuelo (1996), refiriéndose a casos de disartria en la parálisis cerebral, diferencia dos grandes apartados:

    • Problemas motores de expresión que afectan al habla
    • Problemas de adquisición del lenguaje.
  • Fuente: Puyuelo, Rondal y Wiig: Evaluación del Lenguaje, Barcelona: Masson, pág.86.

.

Discordancia

Por Arantxa FAYOS BLASCO

Déficit lingüístico que supone una alteración en las marcas de concordancia; es uno de los rasgos con los que suele caracterizarse el agramatismo, normalmente asociado a las afasias motoras.

.

Discurso

Laura Vidal Pastor

En el uso cotidiano un discurso es un mensaje : el acto verbal y oral de dirigirse a un público. Su principal función ha sido desde sus orígenes comunicar o exponer pero con el objetivo principal de persuadir.

Hay cierta tendencia teórica que suele diferenciar el concepto "discurso" del concepto de "texto", en correspondencia con las escuelas de "gramática del texto" y "análisis del discurso" desarrolladas especialmente en los años 70. Angel Herrero (2005) refiere así las relaciones entre los concpetos de "texto" y "discurso":

  • "Los propios fundadores de la Lingüística Textual, como M.A.K. Halliday y Robert de Beaugrande, añaden sistemáticamente en los últimos años la palabra discurso a la palabra texto en sus publicaciones, como en la recopilación de Linguistc Studies of Text and Discourse del primero (2002), y en la última gran entrega del segundo, New Foundations for a Science of Text and Discourse (1997). Esa co-locación de las dos palabras no alude sin embargo a dos objetos distintos, ni a dos puntos de vista sobre un mismo objeto. Estrictamente hablando, en la Lingüística del Texto el empleo de las dos nociones, texto y discurso, viene a significar ‘texto visto como discurso'.
    "En la Gramática del Texto (por ejemplo Dijk 1977) se consideraba el texto como un constructo teórico (una entidad ‘theory-driven') y el discurso como un hecho (una entidad funcional ‘data-driven'). Esta diferencia, con matices, se ha mantenido en algunas teorías enunciativas, como en la desarrollada por Jean Michel Adam (1990: 23) para quien el texto "es un objeto abstracto resultante de la sustracción del contexto operante en el objeto concreto (discurso)"."

Para Charaudeau (1982) el discurso es "el conjunto de actos significativos que hablan el mundo a través de la instancia misma de su transmisión". En otras palabras: "Hablar el mundo".

Para Benveniste (Benveniste, Émile (1970): "El aparato formal de la enunciación", en Problemas de lingüística general, II, México: Siglo XXI, 1977; 82- 91. Trad. De Juan Almela.) el concepto de discurso se refiere a "la ‘langue' en tanto que asumida por el hombre que habla y en la condición de intersubjetividad que hace posible la comunicación lingüística".

.

Disfasia

Por Maria GIRBÉS MIGUEL

Término con el que se designa a veces el Trastorno Específico del Lenguaje o TEL (en inglés: Specific Language Impairment), que se llama también (cada vez menos) alalia, audiomudez, o afasia evolutiva. Las últimas investigaciones aconsejan hablar de Trastorno del Lenguaje (TL), en la medida en que cada vez se cuestiona más el carácter "específico" del déficit. Respecto a la conducta lingüística de estos niños, hay propuestas que diferencian tres tipos distintos de manifestación del TL, según focalicen:

    • aspectos expresivos (problemas de articulación, habla costosa y sin fluidez, baja inteligibilidad),
    • aspectos expresivos-receptivos (comprenden mejor los símbolos no verbales que el lenguaje, dificultades en todos los componentes de la gramática),
    • o aspectos léxicos y pragmáticos (dificultades semánticas y, como caso especial sólo en algunos niños, dificultades severas con las comunicación inferencial, las rutinas conversacionales, gestión del tema conversacional: trastorno semántico-pragmático).

Hay otro uso terminológico (menos utilizado) que considera la disfasia como un grado leve de afasia (en la misma medida en que la dislexia sería un grado leve de alexia, o la discalculia un grado leve de acalculia, utilizando el prefijo a- para la privación total y el prefijo dis- para la privación relativa).

Por Cristina Gallego Ferrís

Entendemos por disfasia o retraso general del lenguaje, la disfunción específica en la adquisición del lenguaje que no puede ser explicada ni por déficit intelectual ni neurológico, sensorial o socio-emocional. En 1990, Kauffman analizó un grupo de casos de niños disfásicos y encontró simetría temporal, es decir, que los dos hemisferios del cerebro en estos niños eran exactamente iguales en su tamaño. En 1976, Debray comprobó que, en un 28% de los casos de retraso de lenguaje está presente el "síndrome hipercinético" caracterizado por hiperactividad, desatención y trastornos psicomotrices entre otros, con las consecuentes dificultades de aprendizaje.
Otros autores hablan de factores cognitivos como, por ejemplo, Aguado, que en 1990 explicó que, incluso sin que existiese un retraso intelectual, estos niños poseían un déficit en memoria a corto plazo y atención. Por último, están los autores que hablan de factores socioculturales o afectivos como, por efemplo, Juárez o Morfort (1989) que hablan de la influencia del nivel sociocultural familiar, de la falta de estimulación y de las relaciones deficientes entre los miembros de la familia, donde puede haber un deterioro del modelo lingüístico aportado al niño. Aunque la causa no esté clara, es importante tener en cuenta todos estos factores a la hora de intervenir sobre el problema. En cuanto a las características de este trastorno, no existe un modelo único de disfasia, podemos encontrar multitud de clasificaciones diferentes. Bibliografia: Escobar Díaz, Raquel (2003): Logopedia. Diagnóstico y tratamiento de las dificultades del lenguaje, Vigo: Ed. Ideas Propias.

.

Disfemia

Por Ángela PÉREZ

1. "Trastorno de la fluidez del habla que se caracteriza por una expresión verbal interrumpida en su ritmo de un modo más o menos brusco. La disrupción del discurso se acompaña de otros signos anormales que afectan funcionalmente a la coordinación fonorrespiratoria y al tono muscular junto con respuestas emocionales y negativas'. Sangorrín, Javier (1988): 'Disfemia', en J. Peña-Casanova: Manual de Logopedia, Barcelona: Masson, 3ª ed. , 2004, 439-459; p. 439.

2. "Defecto de elocución caracterizado por la repetición de sílabas, palabras o paros espasmódicos que interrumpen la fluidez normal del habla". La disfemia puede ser

    • tónica: cuando la articulación se bloquea o detiene, normalmente en posición inicial;
    • clónica: cuando hay repeticiones silábicas y ligeros espasmos repetitivos; o
    • mixta.

Según su etiología puede surgir por factores

    • orgánicos: factores genéticos, lesiones neurológicas, problemas auditivos o descoordinación entre articulación, fonación y respiración, o
    • psicógenos: ansiedad, personalidad, etc.

Por lo que respecta a su dimensión sintomática, encontramos diversos síntomas que pueden relacionarse con varios aspectos, como

    • la fluidez verbal (bloqueo tónico, repetición clónica, pausas, prolongaciones, y velocidad del habla)
    • la conducta motora (síntomas de esfuerzo, tensión muscular, movimientos secundarios y gestualidad)
    • los fenómenos emocionales (como retraimiento, logofobia, ansiedad/temor, hostilidad, frustración, culpabilidad), y
    • los recursos lingüísticos compensatorios (como el abuso de sinónimos, las perífrasis, saltos sintácticos, muletillas, monotonía, y dificultad linguoespeculativa). Perelló J. y otros. (1977): Audiofonatría y Logopedia. Tomo VIII: Trastornos del Habla. Barcelona: Científico-Médica.

3. Entre las diferentes alteraciones del lenguaje recogemos en esta categoría, disfemia o tartamudez, a sujetos que presentan un marcado deterioro en la fluidez verbal, caracterizado por repeticiones y/o prolongaciones de los elementos del habla, tales como sonidos, sílabas, palabras y frases. Definiéndola así como un trastorno en la fluidez verbal (Gallardo y Gallego, 1995).Hay autores que distinguen tres grupos de disfemias:

    • Por imitación.
    • Disfemia en potencia: el principal trastorno está constituido por un mal uso del órgano vocal.
    • Disfemia activa: sufre trastornos de tipo emocional sobrevenido por su trastorno fonador, es lo que provoca movimientos asociados.

Y dos grandes grupos según Johnson:

    • Disfemia primaria: se da en sujetos jóvenes, poco emotivos, cuyo lenguaje tiene repeticiones continuas o prolongaciones tónicas de sílabas. Síntomas más destacados: repetición de sonido, palabra o sílaba, tics varios, temblores musculares, alargamiento de la sílaba, tensión global incrementada, reformulaciones y saltos en la sintaxis, deficiente coordinación fonoarticulatoria, habla rápida y arritmica, parafasias y circunloquios.
    • Disfemia secundaria: presentan articulación difícil, movimientos asociados y logofobia. Síntomas más frecuentes: baja autoestima , gestos camuflados y desbloqueantes, postura incorrecta, ansiedad, miedo, retraimiento, economía en la expresión oral, lenguaje redundante, línea melódica plana y reformulaciones.

.

Por Cristina Gallego Ferrís

4. La disfemia es un trastorno de tipo funcional, ya que no encontramos anomalías orgánicas que los justifiquen. No se puede hablar de alteración congénita ni evolutiva, pero sí de un trastorno de aparición temprana (en torno a los 3 años de edad) y de evolución variable. Se caracteriza por una falta de fluidez del discurso alterando el ritomo y la melodía. La etiología de la disfemia no es clara, tan sólo podemos hablar de datos estadísticos que nos llevan a pensar en motivos de herencia, trastornos neurológicos, trastornos del ritmo, trastornos psicológicos o incluso en una confluencia de varios de estos factores." Bibliografia: Escobar Díaz, Raquel (2003): Logopedia.Diagnóstico y tratamiento de las dificultades del lenguaje. Vigo: Ed. IdeasPropias.

.

Disfonía

Por Cristina Gallego Ferrís

Se define como la alteración de una o más cualidades acústicas de la voz, de forma que se pierde el normal timbre de la misma. En general, está producida por una alteración de la vibración de las estructuras laríngeas. El trastorno puede ser transitorio o permanente. Su alteración máxima en todas sus características recibe el nombre de afonía. Podemos establecer la siguiente clasificación de las mismas:

    • Disfonías orgánicas:
        • Patología congénita de la laringe.
        • Alteraciones laríngeas/extralaríngeas.
        • Disfunción de origen hormonal.
        • Disfunción de origen neurológico.
        • Alteraciones de origen traumático y quirúrgico.
    • Disfonías funcionales: (hiper/hipofuncionales).
        • Disfonías funcionales simples/complicadas.
        • Formas particulares de disfonías
  • Bibliografía: Peña Casanova, Jordi (1994): Manual de Logopedia, Barcelona: MAsson.

.

Disglosia

Por Ángela PÉREZ

Algunos autores también denominan a las disglosias dislalias orgánicas, puesto que se produce una alteración de la articulación debido a determinadas anomalías o malformaciones de los órganos del habla: labios, lengua, paladar, maloclusión dental, hipertrofia del tejido adenoide, tumoraciones, etc. Así pues, nos encontramos ante un trastorno en la articulación de distintos fonemas por alteraciones anatómicas de los diferentes órganos periféricos del habla y de origen no neurológico central, provocado por lesiones físicas o malformaciones de los órganos articulatorios periféricos. Los trastornos disglósicos suelen coincidir o presentarse asociados entre sí (varios órganos periféricos afectados), asociados a rinofonías y/o a trastornos psicológicos consecuentes a la problemática del habla. Junto al trastorno disglósico puede aparecer asociado un rechazo a hablar, en ocasiones, al ser conscientes de sus dificultades articulatorias. Otros trastornos que pueden presentarse asociados son: retrasos escolares, dificultades en la lectoescritura, dificultades en la fluidez normal del habla, hipoacusias (fundamentalmente en los casos de fisura palatina) y otras dificultades debidas a que suelen ser niños sometidos a repetidas situaciones quirúrgicas, internamientos hospitalarios, con lo cual pueden no recibir en ocasiones una estimulación apropiada a su nivel de desarrollo cognitivo y estimárselos como con retraso intelectual límite.

Según donde se encuentre la malformación podremos diferenciar varios tipos de disglosias:

    • Disglosias labiales: fisura labial, frenillo labial superior hipertrófico, por una parálisis facial…
    • Disglosias dentales: deglución atípica, síndrome del respirador bucal…
    • Disglosias linguales:anquiloglosia o frenillo corto,glosectomía, macroglosia…
    • Disglosias palatales: fisura palatina, paladar ojival…
    • Disglosias mandibulares
  • Bibliografía: www.apepalen.cyl.com. Dorland diccionario médico, ed: Mc Graw-Hill Interamericana.
    Cf. también la descripción que aparece en la página web de AELFA y la Página sobre DISGLOSIAS en la web de Logopedia Escolar de Asturias

Por Cristina Gallego Ferrís

En ocasiones, estos trastornos van asociados a otros trastornos generales como pueden ser síndromes o parálisis en el sistema nervioso central; por tanto la recuperación dependerá también de estos factores. Lo más importante para la recuperación de las disglosias es comprender y evaluar su fisiología. No siempre una lesión o malformación orgánica implica necesariamenteuna disglosia, gracias a que los órganos son flexibles y se adaptan a las necesidades. Las limitaciones del logopeda en estos trastornos son claras y en muchas ocasiones depende de una previa intervención quirurjica." Fuente: Escobar Díaz, Raquel (2003): Logopedia.Diagnóstico y tratamiento de las dificultades del lenguaje. Vigo: Ed. IdeasPropias.

.

Dislalia

Por Ángela PÉREZ

1. 'Errores en la producción de los fonemas cuando la causa no es orgánica sino funcional, es decir, que el paciente presenta, en este caso, poca habilidad en la pronunciación pero no se aprecia una patología estructural de los órganos bucofonatorios -disglosia- ni tampoco una patología del SNC o periférico -disatria- que sustente esta dificultad' Bruno, Carme y Sánchez Hidalgo, Maruja (1988a): 'Dislalias', en J. Peña-Casanova: Manual de Logopedia, Barcelona: Masson, 3ª ed., 2004, 171-180; p. 171.
La intervención logopédica ha de diferenciar las dislalias (fonéticas) de los déficits fonológicos (para los que suele reservarse el término de parafasia fonológica), en los que se ve comprometido el inventario fonológico del hablante. Sin embargo, cabe señalar que la manifestación de ambas en el habla del paciente se plasma en los mismos rasgos:

    • Sustituciones: del modo de articulación, del lugar de articulación o de la serie,
    • Asimilaciones: cuando cierto sonido se ve afectado por otro anterior o posterio,
    • Cambios en la estructura silábica: omisiones, adiciones, metátesis, repeticiones, distorsiones o alteraciones globales.

En definitiva, las dificultades de articulación de las dislalias puede deberse a distintas causas, cada una de las cuales supondrá diferente estrategia de intervención logopédica (véase, por ejemplo, un trabajo de J. Galiana, G. González y A. Sauca sobre el uso del programa MetaVox en la intervención en dislalias).

2. Déficit fonético que consiste en la incapacidad del hablante para pronunciar correctamente los sonidos del habla que son esperables según su edad y desarrollo. Este trastorno se va a manifestar en errores en la producción de sonidos como la sustitución de un sonido por otro( 'tasa' en vez de 'casa' ), la omisión de consonantes ('lapi' en vez de 'lápiz' ), etc. La alteración en dislalias viene causada porque el niño no ha adquirido de forma correcta los patrones de movimiento que son necesarios para la producción de algunos sonidos del habla, es decir, el niño con este problema no mueve de forma correcta los músculos que se encargan del habla y por ello comete omisiones, sustituciones y distorsiones de algunos sonidos de la lengua. Bibliografía: www.guiadepsicologia.com. Dorland diccionario médico, ed: Mc Graw-Hill Interamericana.

Por Cristina Gallego Ferrís

3. Las dislalias (Escobar 2003) pueden ser de diversos tipos:

    • "Dislalia audiógena: Es la causada por una deficiencia auditiva que lleva a la confusión de los fonemas. No sólo encontramos alterado el lenguaje en su articulación, sino también en la voz y en la resonancia. Será por medio de la audiometría que podremos clasificarla como dislalia audiógena.
    • Dislalia orgánica: El problema articulatorio es debido a una malformación, anomalía física o afección neuronal. Ésta también es llamada disglosia.
    • Dislalia funcional: Es la única que, para muchos especialistas, estaría considerada como dislalia. Las demás serían denominadas con otro término. Su origen no es de tipo orgánico sino funcional; es decir, no existe una causa orgánica detectada o precisa. Esto no quiere decir que su origen no se pueda deber a una disfunción mínima como una mala psicomotricidad fina o una mala discriminación auditiva (no reconocida en la audiometría), y que se da cuando l apersona afectada no percibe la diferencia entre los rasfos distintivos y los fonemas."

Obsérvese que esta autora habla de distinción de fonemas, y no de sonidos. Esto estaría en consonancia con planteamientos modernos según los cuales la dislalia no afecta sólo a la articulación (habla), sino que tienen repercusión en el sistema fonológico (lengua) del hablante. Escobar Díaz, Raquel (2003): Logopedia. Diagnóstico y tratamiento de las dificultades del lenguaje. Vigo: Ed. IdeasPropias.

.

Distintividad

Capacidad de los rasgos fónicos para introducir diferencias de significado entre las palabras (prueba de la conmutación).

.

Dualidad o Doble articulación

Por Sara GARCÍA MARGAIX

El signo lingüístico es un signo articulado, puede dividirse en unidades más pequeñas, es lo que se conoce como la doble articulación del lenguaje humano, que se divide, según Martinet, en unidades de la primera articulación y unidades de la segunda articulación.

    • Las unidades de la primera articulación son las unidades más pequeñas con significado en que puede dividirse un signo. Las unidades de la primera articulación son los monemas, que se clasifican en lexemas (morfemas léxicos) y gramatemas (morfemas gramaticales). Los lexemas aportan el significado conceptual: /niɲ— (o)/, /marc— (a)/; los morfemas gramaticales aportan el significado gramatical (niɲ) —o, (marc) —a.
    • Las unidades de la segunda articulación, son las unidades más pequeñas sin significación en que puede dividirse un signo /n/i/ɲ/o/, /m/a/r/c/a/. Estas unidades de segunda articulación son los fonemas, que en el español actual son veinticuatro: diecinueve consonánticos y cinco vocálicos.

Esta característica del signo lingüístico, la dualidad o doble articulación, hace que la comunicación verbal sea la más productiva y fácil de comunicación humana, ya que sólo con un número reducido de unidades combinadas se puede transmitir cualquier tipo de mensaje.

André Martinet (1908-1999)es un lingüista francés, representante de la escuela funcionalista de Francia. Sus numerosas obras y artículos se centran en la fonología: Economía de los cambios fonéticos (1955) y en la sintaxis: Elementos de lingüística general (1960), Gramática funcional del lenguaje (1979) o Sintaxis general (1985). De 1993 es la autobiografía titulada Memorias de un lingüista, donde afirma que el propósito esencial de la lengua es 'la satisfacción de las necesidades comunicativas' y que, por tanto, resulta prioritario determinar cuáles son los rasgos lingüísticos capaces de transmitir información'. Fuente: Enciclopedia Encarta.

.

Ecolalia

Por Laura Vidal Pastor

Repeticiones patológicas de emisiones ajenas. Se puede diferenciar entre la ecolalia inmediata o subyacente y la ecolalia diferida. Se produce una disociación del significante/significado; se puede relacionar también con el poco control en automatismos y esterotipias.

La ecolalia es un rasgo típico del proceso de adquisición; recordemos las categorías del lenguaje egocéntrico descritas por Piaget (monólogos, monólogos colectivos y respuestas ecoicas), o los tre stipos básicos de operants verbales identificados por Skinner (mand, tact y respuesta eco).Bibliografía: Apuntes de clase.

.

Economía (semiótica)

Por Silvia Andreu López

Es uno de los tres grandes rasgos del lenguaje que señala Charles F. Hockett (1965), junto a la creatividad y el simbolismo. De este raso derivan a su vez según JC.Moreno (1991) los rasgos de intercambiabilidad, dualidad y eficiencia.

La economía es debida a las limitaciones de procesamiento y producción del lenguaje: sólo podemos emitir y percibir cierta cantidad de unidades lingüísticas.

La dualidad se refiere a la existencia tanto de unidades con forma y significado, y de otras solo formales; la intercambiabilidad significa que un usuario puede indistintamente ser emisor y receptor, y eficiencia es la existencia de ciertos elementos que pueden cambiar su significado según el contexto. Estos elementos son las performas. Fuente: apuntes de clase.

.

Eficiencia (semiótica)

Por Silvia Andreu López

Juan Carlos Moreno señala como rasgos exclusivos del lenguaje humano, tres: economía, simbolismo y creatividad. De la economía derivan los siguientes rasgos:

    • dualidad,
    • intercambiabilidad y
    • eficiencia.

Las lenguas humanas obedecen a tres imperativos. La economía está determinada por limitaciones físicas y psíquicas de los seres humanos. Sólo podemos emitir y diferenciar eficientemente un número limitado de sonidos y además nuestra capacidad de memoria a corto y largo plazo es limitada, así como nuestra capacidad de procesamiento de la información.
La eficiencia, hace referencia a la existencia de formas lingüísticas vacías que sólo transportan como significado el significante parcial: hacer, cosa, ahí….: es decir, las performas.Fuente: Moreno Cabrera, J.C. Manual Universitario de Lingüística General,1991.

.

Enunciado y Enunciación

El lingüista estructuralista Emile Benveniste (1902-1976) desarrolla la Teoría de la Enunciación, que puede considerarse como uno de los pilares de la pragmática. Benveniste considera la enunciación una instancia intermedia entre la lengua como sistema de signos, y el habla como manifestación expresa de la lengua. La bibliografía esencial para entender este enfoque son los dos artículos:

  • (1958): 'De la subjetividad en el lenguaje', en Problemas de lingüística general, I, México: Siglo XXI, 1974; 179-187. Trad. De Juan Almela.
    (1970): 'El aparato formal de la enunciación', en Problemas de lingüística general, II, México: Siglo XXI, 1977; 82- 91. Trad. De Juan Almela.

He aquí algunas definiciones del propio Benveniste: 'En tanto que realización individual, la enunciación puede definirse, en relación con la lengua, como un proceso de ‘apropiación'. El locutor se apropia del aparato formal de la lengua y enuncia su posición de locutor mediante indicios específicos, por una parte, y por medio de procedimientos accesorios, por otra.
'Pero inmediatamente, en cuanto se declara locutor y asume la lengua, implanta al ‘otro' delante de él, cualquiera que sea el grado de presencia que se atribuya a ese otro. Toda enunciación es, explícita o implícita, una alocución, postula un alocutario. (…) El acto individual de apropiación de la lengua introduce al que habla en su habla. He aquí un dato constitutivo de la enunciación. La presencia del locutor en su enunciación hace que cada instancia de discurso constituya un centro de referencia interna.' (1970: 84-85).

La teoría de la enunciación es importante en el ámbito clínico en la medida en que sitúa todos los hechos verbales en un contexto comunicativo; además, puede establecerse una clara vinculación teórica con otras propuestas, como la Teoría de la Mente, para cuya dimensión expresiva proporciona un soporte formal (las 'huellas formales de la enunciación').

Por Silvia Andreu López

Término usado en lingüística y fonética para hacer referencia a una porción de habla sobre la que se han hecho presunciones basadas en la teoría lingüística (en oposición a la noción de oración, que recibe su definición de una teoría gramatical).En principio, se trata de una unidad definible desde un punto de vista físico y conductivo, susceptible de recibir una definición no técnica.

Una definición usada comúnmente habla de una 'porción de habla enmarcada entre dos pausas o un cambio de hablante'. Con todo, ha resultado difícil construir una definición satisfactoria. La definición que se acaba de dar, por ejemplo, se aplica tanto a una respuesta de una sola palabra como a un sermón. Se han producido intentos de formular una definición más estricta usando rasgos como la pausa, el ritmo, los patrones respiratorios, las variaciones del tono fundamental, etc. El término análogo en el estudio de la escritura es texto. Diccionario de lingüística y de fonética. David Crystal .Ediciones Octaedro,2000.

.

Especialización (semiótica)

Por Silvia Andreu López

Una propiedad definitoria de los sistemas semióticos, como el lenguaje humano, propuesta por algunos para hacer referencia al grado de la relación directa entre el uso de la señal y la conducta evoca. Se dice que la comunicación animal carece de especialización, puesto que una señal va ligada a una conducta; el lenguaje, en cambio, está altamente especializado porque las consecuencias de comportamiento derivadas del hecho de usar una señal lingüística son menos predecibles (y a menudo impredecibles). Diccionario de lingüística y de fonética. David Cristal. Ediciones Octaedro,2000.

.

Estereotipia (verbal)

Laura Vidal Pastor

Déficit léxico-sémántico en el que la verbalización se reduce a una palabra o frase que se repiten con independencia de la situación. Frecuentemente cursa con anosognosia. Se da en afasias motoras, espectro autista. Bibliografía: Apuntes de clase.

.

Estructura Profunda y Estructura Superficial

Por Anaïs COLIN MIRAVET

"En su primer modelo de la gramática generativa, A. N. Chomsky planteó la necesidad de diferenciar dos niveles en el proceso de generación de oraciones mediante reglas del componente sintáctico: el nivel de estructura superficial, en el que la organización sintáctica de la oración estaba más próxima a su realización concreta, y el nivel de estructura profunda, o latente, más abstracto, del que se derivaría el anterior por medio de transformaciones. Admitiendo esta distinción, se podría explicar la semejanza semántica existente entre enunciados como «Han robado las pruebas» y «Las pruebas han sido robadas»: ambos diferirían en su estructura superficial, pero compartirían una misma estructura profunda.
"La dicotomía estructura superficial/estructura profunda nace, pues, de la necesidad de instrumentalizar el concepto de adecuación explicativa y está en consonancia con una de las formas en que intuitivamente nos acercamos a la realidad, en virtud de la cual a todo fenómeno observable se le puede encontrar un correlato no observable que facilita las raíces de la interpretación. Así, hablamos de una lectura superficial o primera lectura y de otra profunda o detallada, y de un significado superficial y de otro profundo, etc. De acuerdo con esta dicotomía, no es suficiente ni adecuada la simple descripción de las leyes lingüísticas que el investigador descubre; es preciso explicar el porqué. Chomsky propone que la descripción de las oraciones se haga por medio de la citada doble estructura: una profunda, constituida por las reglas de base que configuran la formación de las estructuras, y otra superficial, estando ambas relacionadas por unas reglas llamadas de transformación.
"En los diferentes modelos desarrollados en el marco de la gramática generativa, el estatus de la ‘estructura profunda' (las propiedades oracionales que refleja, su conexión con los restantes componentes de la gramática) no ha permanecido inalterado. Incluso se llegó a cuestionar su pertinencia como nivel sintáctico diferenciado. No obstante, en el modelo de Rección y Ligamiento se siguen distinguiendo dos niveles en la representación de las oraciones:

  • "1-El nivel de la ESTRUCTURA-S, que contiene huellas, y es el resultado de los movimientos o traslados de constituyentes (movimiento de SN, movimiento de QU); y
    "2-El nivel de la ESTRUCTURA-P (equivalente a la ‘estructura profunda'), en el que las oraciones aparecen en su forma más básica y en el que se reflejan la estructura de las categorías que las componen, las posiciones sintácticas que ocupan, y todas aquellas relaciones pertinentes para la interpretación semántica de la oración que han de mantenerse en las estructuras derivadas.

"[...] A estos efectos podemos añadir que el generativismo es un paradigma oracional que se ha servido de la dicotomía estructura superficial/estructura profunda, pero no es el único. La gramática de los casos, por ejemplo, intenta describir las formas lógicas de las oraciones por medio de un predicado y los argumentos requeridos por éste (objeto, localización temporal y espacial, origen, meta, etc.); en el año 1968 Fillmore publicó las bases de esta con The Case for Case, que ha conocido diversos modelos (Chafe; Anderson; Jackendoff; Pike) hasta llegar al de Cook en 1989, contenido en Case Grammar Theory.'

    • Bibliografía: Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 213-214. Apud. Hispanoteca de Justo Fernández

.

Estructuralismo

Por M. Remedio PABLO MANUEL

Todo estudiante de Lingüística Clínica debería tener claros unos conceptos clave relacionados con el temario; dos de las nociones clave son el Estructuralismo y el Generativismo, que constituyen las grandes corrientes de la concepción del lenguaje. Estructuralismo y Generativismo remiten también al doblete terminológico Funcionalismo/Formalismo; los funcionalistas conceden importancia básica a la naturaleza comunicativa/agentiva del lenguaje (Martinet, Escuela de Praga, la Gramática Funcional, la Sistémica) mientras que los formalistas (la Glosemática de Hjelmslev, el Generativismo chomskiano) centran su interés en la estructura sintáctica/gramatical, a la que consideran autónoma.

A continuación definimos Estructuralismo: 'Corriente lingüística representada por F. de Saussure en Europa y L. Bloomfield en los EEUU, que se caracteriza por concebir el lenguaje como un sistema coherente con organización interna'. Saussure afirma concretamente que 'el lenguaje no es ni una forma ni una sustancia'.

    • Apuntes de Lingüística general y aplicada.

.

Exponente

cf. Morfo

.

Fonema

Por M. Amparo ALFARO

1. "Término especializado por la Fonología para designar la más pequeña unidad fonológica de una lengua. Pertenece a la lengua, mientras que el sonido pertenece al habla. La palabra 'corte' consta de cinco fonemas. A ellos corresponden, en el habla, cinco sonidos, que varían más o menos perceptiblemente, según los sujetos que los pronuncien. Por otra parte, la 'o' de la sílaba 'cor' es distinta de la 'o' de 'cota' (abierta en un caso, cerrada en el otro), y sin embargo el hablante cree y desea pronunciar una misma 'o'. También son distintas las dos 'b' de 'barba', aunque el hablante cree pronunciar el mismo sonido. Esos 'sonidos' intencionales son los fonemas, a los que corresponden distintos sonidos realizados. El número de fonemas es fijo y limitado en cada lengua; los sonidos son ilimitados y varían según el contexto fonético y la articulación individual de los hablantes. En español, hay un sonido n dental, otro velar, otro palatal, etcétera, que son realizaciones de un fonema único n." (Fernando Lázaro Carreter (1953):Diccionario de términos filológicos, Madrid: Gredos, p. 190.).

2. Es un concepto que surge en la Escuela de Praga. En sus Principios de Fonología, publicados póstumamente en 1934, Nikolai Trubetzkoi definía el fonema como unidad invariante mínima con capacidad para distinguir significados; así, por ejemplo, en español, la oposición b/p que vemos en el par pala/bala. El también praguense J. Vachek señala que en la comparación de b/p, la diferencia se debe al rasgo de sonoridad, es decir, una unidad más pequeña que el fonema.

3. "Sonido encuadrado en un sistema lingüístico, caracterizado por rasgos distintivos (llamados también pertinentes o relevantes) que lo relacionan con otros fonemas y al mismo tiempo lo diferencian de ellos. Es la unidad mínima en la que puede dividirse la lengua; tiene significante pero no significado. Dos sonidos que tienen una diferencia en su pronunciación difieren fonéticamente, pero si esa diferencia no produce contraste no es fonémica sino alofónica."

Foco

Por Sandra Yago Rosa

Foco: El témino se encuentra en Mathesius 1924 contrapuesto a ‘base'. Las estrategias propias de la enunciación de un mensaje verbal exigen que en cada enunciado exista un punto de mayor interés, que el hablante somete a la atención del oyente subrayándolo por medio de elementos sintácticos y fonológicos. Por analogía con la imagen de una lente que resalta un particular dentro del conjunto, este punto se llama foco del enunciado. Focalización: Operación que convierte a un elemento en el foco del enunciado a través de realces prosódicos de acento o de intensidad (¿Y soy yo el que tengo que descargar las maletas?).

  • [Cardona, G. R.: Diccionario de lingüística, p. 114]

.

Fonética

Por MªAngeles BORJA

Rama de la lingüística que estudia los sonidos del lenguaje en su realización concreta, la producción, naturaleza física y percepción de los sonidos en su aspecto material, prescindiendo del significado. Sus principales ramas son: fonética experimental, fonética articulatoria y fonética acústica.

1-Fonética experimental: Es la que estudia los sonidos orales desde el punto de vista físico, reuniendo los datos y cuantificándolos, la que analiza la emisión y producción de las ondas sonoras que configuran el sonido articulado. Utiliza instrumentos para la grabación y el análisis acústico de la señal, como los rayos X, el espectrógrafo y el quimógrafo, que traza las curvas de intensidad. El conjunto de los datos analizados al medir los sonidos depende únicamente de la precisión del instrumental así como de otros conocimientos conexos. También se han descubierto diferencias importantes en cada sonido oral.

2-Fonética articulatoria: Es la que estudia los sonidos de una lengua desde el punto de vista fisiológico, es decir, describe qué órganos intervienen en su producción, en qué posición se encuentran y cómo esas posiciones varían los distintos caminos que puede seguir el aire cuando sale por la boca, nariz o garganta, para que se produzcan sonidos diferentes. No se ocupa de todas las actividades que intervienen en la producción de un sonido, sino que selecciona sólo las que tienen que ver con el lugar y la forma de articulación. Los símbolos fonéticos y sus definiciones articulatorias son las descripciones abreviadas de tales actividades. Los símbolos fonéticos que se usan más frecuentemente son los adoptados por la Asociación Fonética Internacional en el alfabeto fonético internacional (A.F.I.), y se escriben entre corchetes.

3- Fonética acústica: Es la que estudia la onda sonora como la salida de un resonador cualquiera; esto es, equipara el sistema de fonación con cualquier otro sistema de emisión y reproducción de sonidos. En la comunicación, las ondas sonoras tienen un interés mayor que la articulación o producción de los sonidos; para un determinado auditorio recibe y descodifica la impresión a pesar de que haya sido emitida por medio de una articulación oral, o por medio de un determinado aparato emisor de sonidos o incluso por medio de una cotorra. Para grabar las características más significativas de las ondas sonoras y para determinar el resultado de las distintas actividades articulatorias se puede emplear el espectrógrafo. De forma experimental, para poder llegar a saber cuáles son los rasgos necesarios y suficientes que identifican los sonidos de la lengua, se suprimieron partes de la grabación de la onda sonora y se reprodujeron otras.

    • Bibliografía: La página web de Joaquim Llisterri ofrece muchísimos materiales sobre fonética, tanto en la sección "Courses" como en "Seminars" y "Publications"; en la misma página se encuentra un completo listado de [referencias sobre fonética en la página de Joaquim Llisterri (UAB).

.

Fono

Por Amparo ALFARO

1. "El término es relativamente común en el estructuralismo; para Brøndal 'phones' son las categorías fundamentales, los átomos, por decirlo de alguna manera, que componen el fonema. En el estructuralismo americano, en paralelismo con morfo, el fono es una entidad fónica concreta e individual, producida por el irrepetible e individual acto lingüístico de un hablante, que tendría con el fonema la relación hecha concreta: clase abstracta". G.R. Cardona (1988): Diccionario de Lingüística, Barcelona, Ariel, 1991. p. 116.

2. Se usa como sinónimo del sonido, es decir, como unidad de la fonetica y no de la fonología, poque no tiene carácter pertinente para diferenciar a las dos. Elemento que entra en la composición de palabras con el significado de voz, sonido. (http://www.definicion.org/fono).

Por María Marco Calderón

En fonética un fono, también llamado sonido, es la unidad fonética individual, es decir, el segmento mínimo obtenido en la fragmentación o análisis de la cadena hablada o continuum sonoro, antes de ser clasificado fonológicamente. Enrique Alcaraz Varó y MªAntonia Martínez Linares (2004): Diccionario de Lingüística Moderna, Barcelona: Ariel,2004. .

Fonoagnosia

Tipo de agnosia específico para el reconocimiento de las voces, que ha sido relacionado con lesiones en el lóbulo parietal del hemisferio derecho.

    • Van Lancker, Diana, Cummings, J., Kreiman, J., & Dobkin, B. H. (1988): Phonoagnosia: A dissociation between familiar and unfamiliar voices, Cortex 9, pp. 195–209.- Van Lancker, Diana y Kreiman, Jody (2006): Speaker recognition, Encyclopedia of Cognitive Science.

.

Fonología

Por MªAngeles BORJA

1. Disciplina lingüística bidimensional que estudia la combinación de formas y funciones, medidas por los cambios de significado. Cuando cierto rasgo formal (esto es, un rasgo fónico distintivo) tiene funcionalidad en una lengua (algo que comprobamos porque provoca cambios semánticos en esa lengua), le damos estatuto de fonema. Así, por ejemplo, decimos que en español no es pertinente la palatalización de la /s/ (el sonido [ʃ]), porque no contribuye a establecer diferencias de significado, frente al catalán, donde este contraste sí se da (cf. ['kasa] y ['kaʃa] significan distinto, por lo cual consideramos /s/ y /ʃ/ fonemas distintos); lo mismo ocurre, por ejemplo, respecto a la abertura de las vocales medias /e/ɛ/o/ɔ/, que en español no es pertinente pero sí lo es en catalán. (Fuente: apuntes de clase).

2. Parte de la lingüística que estudia los sonidos desde el punto de vista de su función en la lengua. Pretende establecer en el conjunto de sonidos que la componen el número de éstos con valor distintivo; su unidad funcional es el fonema.

.

Fricativo

Por María ALIAGA HERAS

Cf. también Modo de articulación.

Sonido pronunciado con fricción en la corriente del aire, producida por obligar al aire a pasar por un pasaje restringido en la zona de articulación; la fricción produce un silbido o zumbido. Por ejemplo: los sonidos [f] y[s] son fricativos, y también lo es la /d/ del español en palabras como "cada" (sonido [ð]). Bibliografía: Glosario electrónico de términos lingüísticos del SIL de México. Redactores: David Tuggy T., J. Albert Bickford.

Por María Marco Calderón

Termino usado para designar aquellas consonantes orales cuyo modo de articulación es de contacto, fricción o roce. Se producen cuando la columna de aire espirado provoca fricción al atravesar el paso o estrechamiento formado por los articuladores de la cavidad bucal. Son orales porque, durantes la emisión de la columna de aire procedente de los pulmones, el velo del paladar está adherido a la pared faríngea, con lo que el aire sale por la boca. Diccionario de Lingüística Moderna, autores Enrique Alcaraz Varó y MªAntonia Martínez Linares, Editorial Ariel Lingüística, Barcelona octubre 2004 (2ª Edic. Ampliada y actualizada).

.

Función

Por Alicia ORTUÑO IBÁÑEZ

1. "La noción de función está íntimamente ligada al papel que desempeña un elemento o un término dentro de una estructura perteneciente a un sistema. Función, estructura y sistema son inseparables. Las funciones vienen a ser el conjunto de interrelaciones que unos elementos guardan con otros dentro de un sistema para formar una estructura. Y como la lengua es un sistema de estructuras, parece obvio que tal concepto sea esencia y distintivo de los elementos lingüísticos operativos.

Las unidades lingüísticas han de definirse necesariamente apoyándose en las funciones que desempeñan o pueden desempeñar tanto en el paradigma como en la cadena sintagmática.

El concepto de función de las unidades de la lengua viene a ser la misión y participación que un elemento aporta para que funcione un todo orgánico. Y realmente todo elemento se justifica en tanto en cuanto funcional. [...] La función, pues, es el conjunto de relaciones que guardan los componentes de determinada estructura con los demás."

  • BIBLIOGRAFÍA: Hernández Alonso, C.: Gramática funcional del español. Madrid: Gredos, 1986, p. 26-27 y 30.

.

Generativismo

Por Anaïs COLIN MIRAVET

Como se ha citado en entradas anteriores, el concepto generativismo es un concepto clave en la terminología lingüística, ya que alude a una de las grandes escuelas en la concepción del lenguaje.

El generativismo nace en 1957 con la publicación de Syntactic Structures, y nace como reacción no sólo antiestructuralista (lingüística), sino anticonductista (la versión del estructuralismo propia de EEUU -Bloomfield- asumía una visión mecanicista, conductista). Noam Chomsky se plantea cómo es posible que el ser humano domine los rudimientos de cualquier gramatica en torno a los 4 años de edad, mientras se necesitan muchos màs años para llegar a dominar sistemas menos complejos. Su respuesta constituye una de las premisas claves del generativismo: "el lenguaje es algo innato", es decir, de base genética (véase una entrevista de Eduardo Punset en el documental de REDES titulado "Sobre el origen del lenguaje"). A lo largo de los distintos modelos generativos Chomsky variará el grado del innatismo pasando desde un innatismo fuerte de las estructuras sintacticas en los años 60, a un innatismo "suave" de la facultad del lenguaje en el modelo minimalista que inaugura en 1995. Lo que permite al niño ese conocimiento innato de la gramatica es generar un número infinito de oraciones a partir de un numero finito de reglas, de ahi viene lo de "generativa"; esta generación de oraciones se realiza gracias a la "creatividad" de los hablantes.

El generativismo es el modelo lingüístico más frecuente en la bibliografía de Lingüística Clínica. Junto al innatismo, las otras ideas básicas que el generativismo aporta al estudio de las patologías del lenguaje son:

    • Creatividad;
    • Competencia (gramatical) y Actuación;
    • Formalismo descriptivo (álgebra de Boole);
    • Estructuras del lenguaje (Profunda y Superficial; en otros autores, también la Lineal y Enunciativa);
    • Referencia a un Hablante-Oyente ideal (no real, lo que tiene especial alcance en el ámbito clínico);
    • Atención exclusiva a la Gramática (no Pragmática);
    • Atomismo explicativo (ignora simultaneidades);
    • Modularidad estricta (ignora procesos centrales y tareas que impliquen al hemisferio derecho);
    • Generalizaciones a partir de muestras no representativas (aun si asumiéramos que la gramática universal puede describirse a partir de un solo sujeto, no está claro que con el déficit pueda hacerse lo mismo). Bibliografia : Apuntes de clase.

.

Glosomanía

por Laura VIdal PAstor

Déficit léxico-semántico que consiste en la existencia de temas preferidos y recurrentes. Según Hernández Sacristán (2006) "Una glosomanía temática restringe el uso del léxico introduciendo discursos tangenciales o en apariencia no pertinentes en un determinado marco conversacional".

Se da en divresas situaciones patológicas, como esquizofrenia, espectro autista, síndrome de Asperger o síndrome de Williams.

Gramaticalización

Por María Benavent

Proceso mediante el cual una palabra se vacía de contenido significativo para convertirse en un mero instrumento gramatical. Así, por ejemplo, "haber" ha perdido su significado "tener, poseer", para convertirse en un simple morfema que sirva para la formación de los tiempos compuestos: se ha gramaticalizado. Lo mismo ocurre con el sustantivo "mente", que hoy es un sufijo para formar adverbios de modo, o con el verbo "andar", en frases como "anda enamorado", "anda metido en negocios". etc. (F.Lázaro).

Según Heine, "se entiende por gramaticalizacion no sólo el proceso en el que ciertas unidades léxicas y construcciones llegan a desempeñar una función gramatical y una vez gramaticalizadas desarrollan nuevas funciones gramaticales, si no también el proceso en que una forma más pragmática de comunicación pasa a una forma más sintáctica, o un reanálisis de estructuras gramaticales" (Heine et. al. 1995:13). Heine et. al. (1991:15) enumeran una serie de características generales que se presentan a lo largo de un proceso de gramaticalización. A cuantos más procesos de gramaticalización está sometida una unidad lingüística:

  • - Tanto más pierde en significación pragmática y adquiere significación sintáctica.
    - Tanto más disminuye su variabilidad sintáctica, osea, tanto más fija se hace su posición en la cláusula.
    - Tanto más llega a ser obligatorio su uso en ciertos contextos y agramatical en otros.

Cifuentes Honrubia señala que "un aspecto común en todas las definiciones dadas sobre gramaticalización es la adquisición por parte de una unidad lingüística de un contenido grmatical o más abstracto, o bien el peso de una unidad de contenido gramatical a otro más gramatical".

El mecanismo básico de actuación de la gramaticalización es el reanálisis. Company lo define como "una reinterpretación de las relaciones o de los valores que conllevan las formas, y supone una manipulación conceptual y/o formal de las formas lingüísticas por parte del oyente". Según Company, tres son las causas principales de la gramaticalización:

  • - La ambigüedad, es decir, cuanto menor sea la transparencia entre forma y significado de un signo, mayor será la posibilidad de que experimente un cambio. Por ejemplo, la forma "cuyo" es un elemento opaco, pues cumple dos funciones: la de posesivo y la de relativo. Este doble uso del signo puede dar pie a malas interpretaciones y, por tanto, a que se produzcan cambios.
    - La mala integración paradigmática. Cuando una unidad no está integrada en un paradigma, es más proclive a sufrir algún cambio. Ejemplo de ello vuelve a ser "cuyo", pues no tiene parecido formal con aquellos elementos con los que comparte funciones (los posesivos y los relativos).
    - La frecuencia de uso: cuanto más se usa un signo, es más probable que éste cambie. De hecho, el cambio lingüístico es la consecuencia directa del uso del lenguaje.

Del mismo modo, la gramaticalización, como cualquier cambio, se produce de forma gradual. Debe concebirse, pues, como un continuum, de manera que en palabras de Cifuentes Honrubia (2003), la gramaticalización es un proceso de superposición y coexistencia de dos variantes; una forma marcada nueva y otra no marcada ya existente. Así, "en el paso de una categoría a otra existe siempte un intermedio donde coexisten las dos estructuras, solapándose conceptual y morfosintácticamente sus respectivas propiedades en determinados contextos".

Por otro lado, Hoper y Traugott (1993) señalan dos cadenas de gramaticaliazación que dependen de la categoría gramatical de la unidad léxica que se erige como punto de partida en el proceso. Así, cualquier gramaticalización puede implicar dos procesos, clitización (que provoca la asimilación fonológica y el sincretismo de caso, de número y de persona) y *morfologización* (que culmina este proceso convirtiendo la unidad gramaticalizada en una forma ligada, que depende de otro elemento para funcionar.

A estas cadenas de gramaticalización cabría añadir otra propuesta que se caracteriza, al igual que las anteriores, por la pérdida de las características propias de una unidad léxica plena. En esta propuesta, realizada por autores como Traugott (1995b) o Garanchana (1999, entran en juego, dentro del proceso de gramaticalización, elementos de tipo discursivo: es decir, esta tercera cadena pone de manifiesto que la *pragmática* también incide en determinados casos de gramaticalización.

Según Company, la gramaticalización es un proceso "simultáneo de debilitamiento o pérdida y ganancia: pérdida de especificidades de significado y de privilegios de ocurrencia, y debilitamiento de iconocidad, pero al mismo tiempo es ganancia en polisemia, incremento funciones gramaticales y aunento en la frecuencia y generalización del signo, y por lo tanto, ganancia en la aplicabilidad del signo".

El proceso de gramaticalización también es conocido con el nombre de lexicalización.

  • BIBLIOGRAFÍA: Cifuentes Honrubia, J.L: Locuciones prepositivas. Sobre gramaticaliazación preposicional en español, Alicante: Universidad de Alicante, 2003.- http://elies.rediris.es/elies5/cap72.htm ISSN: 1139-8736.- Buenafuente de la Mata, Cristina: Procesos de gramaticaliazación y lexicalización en la formación de compuestos en español. UAB, 2007. Tesis doctoral dirigida por Dr. Carlos Sánchez Lancis.- Lázaro Carreter: Diccionario de términos filológicos (1977). Madrid: Ed. Gredos.

.

Hiponimia e hiperonimia

Por Sonia Fernández Jaén

"Se dice que el término A es hipónimo de B cuando la referencia A se encuentra lógicamente incluida en la referencia de B. En este caso, podemos también llamar a B hiperónimo de A. Por ejemplo, "perro" es hipónimo de "animal" y "animal" hiperónimo de "perro".

  • Bibliografía: Hernández Sacristán, Carlos (2006): "La unidad palabra y su significado", en Garayzábal Heinze, Elena (Coord.) (2006): Lingüística clínica y logopedia, Madrid: Ed. Antonio Machado, 197-277.

.

Homonimia y Heteronimia

Por Sonia Fernández Jaén

Homonimia:"la homonimia es un hecho casual que puede darse tanto intralingüísticamente, como extralingüísticamente o por contacto de lenguas. Para que se produzca homonimia es preciso que no haya afinidad de significado (u orden común, que podría garantizar diacrónicamente esta) y total coincidencia de significante".

Heteronimia: "la heteronimia es el fenómeno contrario, aquel en que se espera una cierta homología o coincidencia por asuntos de paradigma, que luego se traduce, no obstante, en heterología".

  • Bibliografía: Julio Calvo (2005): "Los sentidos del lenguaje", en A. López y B. Gallardo, Conocimiento y lenguaje, Valencia, PUV.

.

Implicatura

por Laura Vidal Pastor

En sus publicaciones de 1957 ("Meaning") y 1975 ("Logic and conversation"), el filósofo H. P. Grice defiende la existencia de una serie de normas o máximas conversacionales, conocidas tanto por el hablante como por el oyente, que guían la conversación y hacen posible que las inferencias deducidas por el oyente sean exactamente las que el hablante había querido comunicar. A este tipo de inferencias que el oyente deduce y que no dependen de las palabras sino de las máximas conversacionales, Grice las llama implicaturas conversacionales.

Las máximas conversacionales son de cuatro tipos, y en consecuencia, existen también cuatro tipos de implicaturas. Según Grice, las máximas obedecen a un Principio de Cooperación que los seres humanos aplicamos habitualmente en todas nuestras actividades de intercambio (no sólo en el intercambio de información); el principio se enuncia así: "haz tu contribución conversacional tal y como es requerida en el momento del intercambio en que te hallas implicado y según la finalidad previamente aceptada de tal intercambio".

    • Implicatura de cantidad: la información que el hablante me da es suficiente, ni excesiva ni escasa
    • Implicatura de cualidad: la información que el hablante me da se ajusta a la verdad
    • Implicatura de relevancia: la información que el hablante me da es pertinente para el contexto conversacional
    • Implicatura de manera: la información que el hablante me da sigue patrones expresivos y estilísticos apropiados, es claro y conciso.

Lo importante de las máximas conversacionales es que transmiten implicaturas tanto cuando se respetan (el hablante cumple las máximas) como cuando se transgreden. Las implicaturas que surgen por transgresión de las máximas se llaman implicaturas anómalas, y están presentes en fenómenos como la ironía y el sarcasmo (transgresión m. cualidad), la hipérbole (transgresión m. cantidad), etc.

  • Fuente: Gallardo Paúls, B. (2005): "Más allá de las palabras y su estructura: las categorias del componente pragmático", en Lingüística clínica y logopedia, Madrid: Antonio Machado; Hernández, Carlos (2005): "Los usos del lenguaje" en A. López y B. Gallardo: Conocimiento y lenguaje, Valencia: PUV).

.

Inferencia

Sandra Yago Rosa

1) "Se llama inferencia al proceso mental por el que dos participantes en una conversación evalúan las intenciones de los demás, en las que basan sus respuestas. Sperber y Wilson (1986a: 68) definen la ‘inferencia' como el proceso por el que una suposición es aceptada como verdadera o probablemente verdadera, según la fuerza de la verdad o de la probable verdad de otras suposiciones; en su análisis se decantan por la inferencia no demostrativa, ya que no hay ningún modelo que explique las operaciones cognitivas de la mente que desembocan en una ‘inferencia' correcta. En la inferencia demostrativa la verdad de las premisas garantiza la verdad de las conclusiones; en la inferencia no demostrativa (cf. certidumbre), la verdad de las premisas sólo hace que la verdad de las conclusiones sea probable. (2) " También se llama inferencia a la información deducida en un intercambio de expresiones lingüísticas o conversación. Además del significado denotativo, cualquier enunciado puede transportar connotaciones y, sobre todo, información adicional generada por el contexto en el que se produzca el enunciado, esto es ‘inferencias'. Por ejemplo, el enunciado '¡Qué calor hace!' puede ser interpretado por un interlocutor que se encuentre cerca de una verntana como 'Por favor, abre la ventana'. En la comunicación hay dos clases de significados, los denotativos o referenciales, aparte de las connotaciones, y los inferenciales. Las implicaturas son ‘inferencias' contextuales.» [Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 300-301]

.

Intercambiabilidad (semiótica)

Por Liliana Sánchez Velásquez

Una supuesta propiedad definitoria de los sistemas semióticos, incluidos el lenguaje humano, que designa capacidad del sistema de ser transmitido y recibido mutuamente por miembros de la misma especie. Algunas señales animales, en cambio, carecen de esta propiedad; por ejemplo, las llamadas del macho que no comparten las hembras de la misma especie.
Así, observamos la danza de la cola de las abejas, que tiene como función informar de la localización del alimento a distancias superiores a 100 metros. La intensidad del coleteo esta relacionada con la cantidad de comida encontrada por la abeja exploradora.
A diferencia de las abejas que comparten un sistema de comunicación, encontramos el canto de los Gibones que se diferencia según el sexo. El canto del macho es una secuencia de notas simples que cada vez adquiere más complejidad; en cambio el canto de la hembra es una secuencia de notas introductorias acompañadas de gritos y movimientos. David Crystal, Diccionario de lingüística y fonetica.Octaedro, 2000.

.

Lingüística perceptiva

Por Liliana Sánchez Velásquez

Corriente lingüística desarrollada desde 1980 por Ángel López García en la Universitat de València, y también conocida como "gramática liminar" (GL):

    • Es "Liminar", porque el lingüista se sitúa en el límite (lat. "limen"), en la frontera entre el lenguaje y el metalenguaje, considerando la relación que los une, de la misma manera que la fenomenología de la percepción asume como un todo el objeto físico junto con las captaciones sensibles del mismo.
    • Es "perceptiva" porque trata el lenguaje a la manera de la percepción, como una pluralidad de captaciones no reducibles a unidad.

En el lenguaje, según la gramática liminar, cuando nos fijamos en un elemento (figura), estamos alzándolo sobre otros que lo delimitan (fondo) como conciencia metalingüística del mismo. En realidad el metalenguaje gramatical es simplemente una derivación histórica del metalenguaje natural. La consideración simultánea del lenguaje y del metalenguaje constituye un rasgo diferencial de la GL. La cuestión se presenta como sigue: mientras que para las demás teorías el objeto de estudio de la ciencia lingüística lo constituye el lenguaje, para la gramática liminar lo que deben estudiar los lingüistas son los hechos del lenguaje junto con la conciencia que tenemos de ellos, es decir, lo que convencionalmente se llama el par lenguaje-metalenguaje. Ángel López García-Molins. La grámatica liminar un cuarto de siglo después.. .

Metáfora computacional

Por M. Remedio PABLO MANUEL

A lo largo de los siglos, el ser humano se ha preguntado cómo funciona su propio organismo, y más concretamente, cómo piensa, cómo se organiza la mente humana y otras cuestiones relacionadas con la neurología. La ciencia ha ido avanzando, y poco a poco, la tecnología ha "invadido" nuestra sociedad con máquinas extraordinarias de almacenamiento de la información. Sin embargo cabría señalar (y en esto consiste propiamente el término conocido como Metáfora Computacional), que a partir de determinado momento, "el ser humano ha pasado de inventar máquinas con funcionamiento semejante al cerebro humano, a describir el funcionamiento del cerebro en términos informáticos." (Gallardo 2005).

En relación a este concepto (Romero 1998: 419), "Turing propone el diseño de máquinas que puedan tener un comportamiento inteligente, para ello, utiliza el cerebro humano como analogía para describir las características de esa máquina. A raíz de esto, afirma que así como la inteligencia humana se potencia con el aprendizaje, igual se podría hacer con la máquina."

Por otra parte y en relación con el mismo término, cabe destacar una versión matizada del término Metáfora Computacional que se muestra a continuación: "La idea es que las estructuras anatómicas se encuentran relacionadas con las computaciones en que se ven implicadas. La maquinaria cerebral, no es simplemente un modo arbitrario de llevar a cabo los procesos que realiza; en comparación con un ordenador, cierta configuración de hardware puede realizar casi cualquier programa. Lo esencial aquí es que el hardware REVELA ASPECTOS DEL PROGRAMA, y la estuctura neuronal es INFORMACIÓN (...). En otras palabras, podría ser que las propias estructuras neuronales por sí mismas nos enseñen aspectos de los procesos computacionales que subyacen a tales estructuras" (Pulvermüller 2002: 9).

    • Referencias Bibliográficas: Romero, Agustín (1998): "El papel de las nuevas tecnologías del conocimiento y de la información en el surgimiento de la psicología cognitiva", en F. Tortosa (Ed.): Una historia de la psicología moderna, Madrid: McGraw-Hill, 417-432.- Pulvermüller, Friedemann (2002): The Neuroscience of Languages. On Brain Circuits of Words and Serial Order, Cambridge: University Press. Apud. B. Gallardo (2005): "El lenguaje y la mente" en A.López y B.Gallardo (Eds): Conocimiento y lenguaje, PUV.

.

Metalenguaje

Por Sara GARCÍA MARGAIX

1. En lógica y lingüística, un metalenguaje es un lenguaje usado para hacer referencia a otros lenguajes. Los modelos formales de sintaxis para la descripción de la gramática, como por ejemplo, la gramática generativa, son tipos de metalenguaje. En un aspecto más general, puede referirse a cualquier terminología o lenguaje usado para discutir acerca del mismo lenguaje - un texto sobre gramática, por ejemplo, o una discusión acerca del uso del lenguaje. Su campo de referencia no son los objetos del mundo interno o externo del sujeto, sino al lenguaje mismo. Por ejemplo, la proposición "el gato está en la ventana" pertenece al lenguaje ordinario; la proposición "la es articulo" pertenece al metalenguaje, en que el término "la" es sustantivo. Esta teoría ha sido elaborada por Russell y los neopositivistas. [Gran diccionario Enciclopédico Durvan].

En lingüística es el praguense Roman Jakobson quien identifica una "función metalingüística" en su artículo de 1956: 'Metalanguage as a Linguistic Problem' (Selected Writings 7, Berlín/Nueva York: Mouton de Gruyter, 113-121), es decir, aquella en la que el lenguaje habla de sí mismo. Para utilizar las lenguas naturales con función metalingüística es necesario diferenciar entre uso y mención de las unidades lingüísticas.

Por Liliana Sánchez Velásquez

2. El concepto de 'metalenguaje' proveniente de la lógica y las matemáticas, forma parte de la discusión lingüística, especialmente desde el estructuralismo, y hoy es elemento indispensable de todo el entramado científico de la lingüística.
El lenguaje sirve entre otras cosas, para hablar del mundo. Pero para hablar del lenguaje no existe otro recurso que acudir al propio lenguaje. Cuando el lenguaje se utiliza para hablar del propio lenguaje se le llama 'metalenguaje', el cual se puede definir como un lenguaje de segundo orden empleado para hablar sobre el lenguaje en general.
En este caso al lenguaje que sirve para hablar del mundo, para las comunicaciones, etc., se le llama lengua objeto, para diferenciarlo del 'metalenguaje'. Por ejemplo los enunciados 'Juan es muy feliz' y 'Juan es nombre propio' difieren por que en el primero el lenguaje es el lenguaje objeto, mientras que en el segundo es el 'metalenguaje' que ha servido para hablar de categorías lingüísticas. Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997.

.

Modo de articulación

Por María ALIAGA HERAS

El modo de articulación es un criterio para la clasificación de los sonidos de las lenguas naturales, que atiende a la manera en que se produce la articulación fónica. La tradición de análisis de la fonética articulatoria distingue tres modos básicos de articulación:

    • Oclusivo: Sonido pronunciado haciendo una obstrucción total al paso del aire a través de la boca. Por ejemplo: [p, t, k]son oclusivas.
    • Fricativo: Sonido pronunciado con fricción en la corriente del aire, producida por obligar al aire a pasar por un pasaje restringido en la zona de articulación; la fricción produce un silbido o zumbido. Por ejemplo: los sonidos [f] y[s] son fricativos, y también lo es la /d/ del español en palabras como "cada" (sonido [ð]).
    • Africado: Una consonante compleja que consiste en un oclusivo, seguido inmediatamente por un fricativo en la misma o casi la misma zona de articulación. Por ejemplo: la /tʃ/ del español (grafía <ch>) está formada por el oclusivo alveolar [t] seguido del fricativo palato-alveolar [ʃ]; el fonema catalán /dʒ/ se articula igualmente en el área palato-alveolar

Desde el punto de vista de la fonética acústica, esta diferenciación suele reformularse con el rasgo /+continuo/ (que se opone a /+interrupto/), siendo /+continuas/ las fricativas y oclusivas nasales, e /-continuas, +interruptas/ las africadas y oclusivas no nasales.

.

Modularismo cognitivo

En 1983 Jerry Fodor publicó su conocido trabajo La modularidad de la mente (traducción española de José M. Igoa en Eds. Morata, 1986). En él exponía sus teorías sobre la organización modular del sistema cognitivo, proponiendo que la mente funciona a partir de módulos especializados, autónomos, y cuya información está encapsulada; se asume que cada módulo mental estaría innatamente especializado en el procesamiento de cierto tipo de estímulos.

En su versión inicial la propuesta fodoriana deja cierto margen de relativismo:'cabe esperar –o al menos sería deseable que así fuera- que el concepto de modularidad sea una cuestión de grado, y el que voy a proponer efectivamente lo es. Para que un sistema cognitivo se pueda considerar modular tiene que serlo ‘en un grado significativo'. (…) En general, los sistemas cognitivos modulares son específicos de dominio, fijados de modo innato, compactos, autónomos y no ensamblados.' (1983: 62-63).

La neuropsicología cognitiva incorpora este rasgo entre sus premisas fundamentales, junto al isomorfismo mente/cerebro, la sustractividad y la metáfora computacional. La interpretación del modularismo ha sido con frecuencia muy radical, de modo que en el año 2000 el propio Fodor publica el libro The Mind Doesn't Work That Way: The Scope and Limits of Computational Psychology (traducción española de José Luis Gil en Siglo XXI, 2003), cuyo título parece aludir a la obra de Steve Pinker de 1997 How the mind works (traducción española de Ferran Meler-Orti en Destino, 2001).

En el ámbito de la lingüística clínica, el modularismo es importante porque gran parte de las investigaciones sobre déficit lingüístico lo incorporan en su versión fuerte; esta premisa se ve reforzada, además, por los modelos generativistas de la Rección y Ligamento (años 80), que asumen la visión modular. Observamos aquí un interesante salto epistemológico: igual que durante los años 50 se fuerza la metáfora computacional y se pasa de construir máquinas-como-si-fueran-cerebros a concebir el cerebro-como-si-fuera-una-máquina (ordenador), en el ámbito del modularismo observamos que se pasa de aceptar una organización modular de la mente/cerebro (considerando el lenguaje como uno de esos módulos), a asumir una organización modular de la gramática; el generativismo del momento, centrado como sabemos en el componente sintáctico, se adecua bien a la organización en módulos.

Pero la lingüística cognitiva no puede asumir esta visión lineal y modular del lenguaje ni de las gramáticas, ya que los componentes del lenguaje no pueden estar encapsulados; por el contrario, fonología, morfología, sintaxis, semántica, e incluso pragmática, se intercondicionan en muchos fenómenos de la lengua.

.

Morfo

Por M.R. Pablo Manuel

1. "Propiamente a la unidad conformada por la forma y el sentido-función se denomina morfema; la forma del mismo es el morfo o exponente (/prim-/, /-o/, /-a/)." Pruñonosa, Manuel y Serra, Enric 2005

2. Exponente: 'todos los medios formales que son capaces de expresar una función morfológica en la lengua. Pueden ser: 1) Fonológicos (Alternancia de fonemas vocálicos en inglés: sing / sang / sung), 2) Sintéticos (Morfemas modificativos en inglés: be-come, come-ly, com-ing), 3) Analíticos (orden de palabras, grupos de palabras, palabras auxiliares, concordancia gramatical), 4) compuestos (grupos de palabras expresados sintéticamente)'. Lázaro Carreter 1977, Diccionario de términos filológicos, Ed: Gredos, p. 181.

.

Neutralización

Por Estíbaliz CUESTA BOSCÁ

"En Fonología, fenómeno que se produce cuando una oposición entre dos fonemas deja de ser distintiva. (...) "Todos los tipos de oposiciones fonológicas no pueden ser neutralizables. En las posiciones en que una oposición neutralizable es efectivamente neutralizada, las marcas específicas de uno de los términos de la oposición pierden su valor fonológico y los rasgos que los dos términos tienen en común (es decir, la base de comparación de esta oposición) quedan como únicos pertinentes. En la posición de neutralización, uno de los términos de la oposición se convierte, pues, en el representante del archifonema de esta oposición; por archifonema entendemos el conjunto de particularidades distintivas que son comunes a los dos fonemas" (Trubetzkoy). Así, en español, la oposición entre m, n y ñ se neutraliza en final de sílaba; m, n y ñ son los únicos fonemas del español que presentan el rasgo de nasalidad. "Se puede hablar de un archifonema nasal, que se realiza como m ante labial, como n ante apical, como ñ ante palatal, como una nasal dorsal ante dorsal, como n o como la nasalidad de la vocal que precede a la final absoluta" (Martinet). La noción de neutralización se ha aplicado, aparte los fonemas, a otras entidades lingüísticas (morfemas, casos, modos, significados, etc.). Dentro de la neutralización fonológica, Trubetzkoy distingue entre neutralizaciones condicionadas por el contexto y condicionadas por la estructura, según que tengan lugar en contacto con ciertos fonemas vecinos, o, por el contrario, se produzcan en determinados lugares de la palabra, independientemente del contexto fonético. Hay, además, neutralizaciones regresivas y progresivas, según que la neutralización se produzca tras 'algo' o ante 'algo'."

  • Lázaro Carreter, Fernando: Diccionario de términos filológicos. Madrid: Gredos, 1967; p.267.

.

Oclusivo

Por María ALIAGA HERAS

Cf. también Modo de articulación

Sonido pronunciado haciendo una obstrucción total al paso del aire a través de la boca. Por ejemplo: [p, t, k] son oclusivas.

.

Oración

Por Alicia ORTUÑO IBÁÑEZ

1. Una frase verbal junto con las frases nominales o adverbiales u otras oraciones que dependan de ella. Las oraciones pueden ser dependientes o independientes. Por ejemplo: la oración independiente Dice Juan que te buscaba contiene la oración dependiente que te buscaba. A veces se marcan las oraciones poniéndolas entre corchetes. El estudio de la estructura de las oraciones es uno de los temas más centrales de la sintaxis.

2. A veces se usa en contraste con el término *cláusula* para indicar una oración independiente, con las cláusulas dependientes que pueda tener, o una serie de dos o más oraciones independientes coordenadas con una conjunción como y u o.

  • BIBLIOGRAFÍA: Glosario Electrónico de Términos Linguísticos del SUMMER INSTITUTE OF LINGUISTICS de México. David Tuggy T., J. Albert Bickford, redactores.

.

Palilalia

Laura Vidal Pastor

Déficit léxicosemántico que consiste en la repetición ecoica de un fragmento del propio discurso: una palabra, una sílaba, la última palabra, la última sílaba...

.

Parafasia (semántica)

Laura Vidal Pastor

Síntoma prototípico del déficit semántico en el que la producción que se aproxima a la unidad léxica que se pretende, o bien la sustituye equivocadamente. Las parafasias semánticas pueden explicarse por relación sintagmática o paradigmática, según la palabra producida guarde relación de uno u otro tipo con la palabra pretendida ("perro" en lugar de "gato", frente a "siamés" en lugar de "gato"). En casos más graves, la parafasia produce neologismos (palabras no existentes) y en caso extremos jergafasia (discurso ininteligible), especialmente en las afasias sensitivas.

.

Performativo

Sandra Yago Rosa

"En la teoría de los actos de habla (Austin, 1962) son verbos performativos o realizativos aquellos que expresan con claridad el objeto del acto ilocucionario. Por ejemplo, si digo Te sugiero que te vayas, o Te ruego que te levantes, son ‘performativos' los verbos sugerir en el primer caso, y rogar en el segundo porque el hablante está realizando un acto (sugerir, rogar), no se está describiendo a sí mismo en la ejecución del acto. Los verbos performativos no tienen condiciones de verdad sino condiciones de felicidad [mejor diríamos "fortuna", en la medida en que los actos son "afortunados" o "desafortunados", apuntes], y son muy frecuentes en el lenguaje oficial, contractual y escrito, en el que se dice con claridad acuerdan, prometen, renuncian, convienen, etc."

  • [Alcaraz Varó, Enrique / Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 434-435]

Perseveración

Laura Vidal Pastor

La perseveración es descrita por Cuetos (1998) en el contexto de evaluación neuropsicológica y consiste en decir una palabra que ya ha sido utilizada para nombrar algún estímulo previo, incluso aunque no tenga ninguna relación con el estímulo al que ahora tiene que responder egún Helm-Estabrooks y Albert podemos diferenciar tres tipos de perseveración:

    • Fijación de la actitud: Mantenimiento inadecuado de una categoría o marco de respuestas.
    • Perseveración continua: Prolongación o continuación inadecuada de una conducta sin interrupción.
    • Perseveración recurrente: Aparición previa de una respuesta inadecuada ante un nuevo elemento de la misma secuencia.

.

Período crítico

Concepto acuñado por Eric Lenneberg en los primeros años del generativismo, para referirse a la etapa de desarrollo en la que es posible la adquisición del lenguaje (es decir, en la que es posible la activación del MAL: Mecanismo de Adquisición del Lenguaje). Según esta teoría, el aprendizaje del lenguaje finalizaría su período crítico con la pubertad, al fijarse la lateralizadad del sujeto y la plasticidad cerebral (concepto cuestionado actualmente). Lenneberg (1967): 'Language in the Context of Growth and Maturation', Biological Foundations of Language, John Wiley and Sons Inc, pp. 125-177.

En los años 70 se utilizó el caso de una niña feral, a la que llamaron Genie, para validar este modelo teórico, aunque posteriormente se ha relativizado su importancia.

.

Pobreza léxica

Por Laura Vidal Pastor

Síntoma deficitario del ámbito semántico que supone un vocabulario escaso y poco desarrollado; es un síntoma transversal para muchas patologías del lenguaje, específicas o no específicas, de desarrollo o neurodegenerativas. Hay limitaciones léxicas pero también limitaciones cognitivas.

.

Polisemia y Monosemia

Por Sonia Fernández Jaén

Polisemia: "la polisemia es la tendencia al significado múltiple de la palabra. En un diccionario cada entrada o lema suele ser seguido de una serie de acepciones o definiciones diversas, que constituyen con ella el artículo."

Monosemia: "la monosemia es el significado único de una palabra".

  • Bibliografía: Julio Calvo (2005): "Los sentidos del lenguaje", en A. López y B. Gallardo, Conocimiento y lenguaje, Valencia, PUV.

.

Presuposición

Por Sandra Yago Rosa

Es un tipo particular de la implicación, que se cumple aunque la primera proposición sea falsa (es decir, sea verdadera su negación), es decir, se cumple ‘p ® q' y ‘no(p) ® q', de modo que ‘p' presupone a ‘q', o, en otros términos, ‘q' es una presuposicißon de ‘p': ‘Incluso Juan ha venido' implica que otros que no son Juan han venido; también ‘No es verdad que Juan ha venido' implica, igualmente, que otros que no son Juan han venido, luego esta idea es una presuposición de la proposición en cuestión.'

  • [Garrido, Joaquín: „Operadores epistémicos y conectores contextuales'. In: Haverkate, Henk (ed.); Hengeveld, Kees (ed.); Mulder, Gijs (ed.); Berniell, Silvia.

.

Prevaricación

Por Sara GARCÍA MARGAIX

1. La prevaricación, junto con la dualidad y la reflexividad, es una de las tres propiedades semióticas con las cuales Hockett y Altman señalan la especificidad de las lenguas naturales frente a otros lenguajes; en su Curso de Lingüística moderna Charles Hockett presenta los resultados de esta caracterización (1958; traducción española de E. Gregores y J. A. Suárez en EUDEBA, 1971).

2. La reflexividad es la base de la prevaricación: si el significado de los signos lingüísticos puede remitir a elementos diferentes de su referente, es evidente que podrá aplicarse igualmente a cualquier mundo posible o a ningún mundo referencial. La prevaricación es la utilización del lenguaje para fines distintos de los usos referenciales: mentir, poetizar, ironizar, metaforizar... En la prevaricación se utiliza una información privilegiada que el hablante tiene de un signo lingüístico para realizar un acto creativo en su lengua."

    • Enric Serra y Montserrat Veyrat (eds) (2005).Estudios de lingüística clínica IV: Problemas de eficacia comunicativa, Universitat de València, pp 11 y 12.

Por Laura M. Tadeo Plá

3. En el uso común, se denomina así a la capacidad de mentir intencionadamente. Por ejemplo un abogado que debe defender a su cliente sabiendo que es culpable, debe mentir para que parezca inocente;: se acusa a un juez de prevaricación cuando conscientemente falla en contra de lo que sería ajustado a la ley. En el ámbito simiótico, se dice que las lenguas naturales tienen el rasgo de la prevaricación para señalar la relación no fija entre un significante y su significado; no es sólo la mentira, sino también, por ejemplo, los usos metafóricos, las ironías, las indirectas... Bibliografia:apuntes de clase.

.

Rección

Por Ana Inmaculada Yuste Carcelén

El mecanismo esencial de rección es la dependencia o subordinación que se da entre un constituyente regente y otro regido o subordinado. El regente se constituye como un núcleo del que dependen otros constituyentes. Así por ejemplo, en la oración: "El muchacho leía el escrito en voz alta, al constituyente [leía] están subordinados, constituyentes como [el muchacho] y [el escrito], entre otros; ya que completan su información. Esta oración presenta una estructura de relaciones de dependencias.

  • Bibliografía: Pruñosa, Manuel y Serra, Enric (2005): "Las formas del lenguaje", en López García,

Angel y Gallardo Paúls, Beatriz (Eds.)(2005): Conocimiento y lenguaje.

.

Recursividad

Por Ana Inmaculada Yuste Carcelén

Existe en las lenguas humanas una capacidad infinita para entender y expresar significados distintos, usando elementos conocidos para producir nuevos elementos. El sistema de la lengua nos permite formar un número infinito de oraciones mientras que los sistemas de comunicación animales presentan un número finito y delimitado de enunciados posibles. Tenemos la capacidad de crear frases nuevas adecuadas a las necesidades cambiantes de cada momento. Y a la inversa, entendemos oraciones que otros producen a pesar de no haberlas leído o escuchado con anterioridad. La recursividad es el mecanismo por el cual siempre podremos crear una oración más larga que una dada. La recursividad dota al lenguaje humano de su sorprendente flexibilidad, lo que nos permite introducir ideas nuevas en la misma oración y ser creativos en el uso del lenguaje.. Bibliografía: Olarrea, Antxon (2005): Orígenes del lenguaje y selección natural, Ed. Equipo Sirius -Distrifer-.

Reflexividad

Por Sara GARCÍA MARGAIX

1. "La reflexividad es el fundamento de la gramática; el lenguaje humano es el único capaz de hablar sobre sí mismo (lo que se relaciona con la propiocepción del ser humano), es decir, se trata del único lenguaje que incluye un metalenguaje." (Apuntes)

2. "Para que un signo hable de sí mismo es preciso que de alguna manera pueda disociarse, de forma que una de las partes nos informe sobre la otra. Los signos de la química o de las matemáticas son absolutamente indisociables: [Na :: sodio], o [ʃ :: integral] no son realmente signos, pues no constan de significante y significado, sino señales asociadas a un signo-significado: "Na" sin "sodio" no representa nada, pero /o/ del lenguaje natural existe con independencia de "disyunción". (...) el lenguaje puede actuar metalingüísticamente sobre sí mismo porque sus signos son semióticas de semióticas, signos cuyo significado es a su vez un signo."De A. López (1977): Semántica Dinámica, Zaragoza: Pórtico, pág 16.Este rasgo, junto a la dualidad y la prevaricación, individualizan a las lenguas naturales frente a otros sistemas de comunicación (Hockett y Altman; Hockett 1966).

Por Laura M. Tadeo plá

3. Capacidad del lenguaje natural de hablar de sí mismo, mediante el metalenguaje. Hockett y Altman identifican este rasgo como uno de los rasgos semióticos más importantes de las lenguas naturales. Actualmente, se lo considera como un correlato semiótico/lingüístico de la teoria de la mente que poseen los seres humanos. Las gramáticas y su metalenguaje son la manifestación más clara de esta reflexividad, que es responsable de la llamada PARADOJA DE LA FRONTERA: todas las lenguas naturales incluyen un metalenguaje que a su vez, comprende a todo el lenguaje, es capaz de explicarlo; este rasgo, la paradoja de la frontera, es uno de los rasgos más importantes de la Lingüística perceptiva Bibliografia: Angel López, 1989: Fundamentos de Lingüística Perceptiva, Madrid: Gredos// Apuntes de clase.

.

Representación lineal

En la fonología generativista que surge a partir del libro de Chomsky y Halle (The Sound Pattern of English, de 1968), la representación lineal es la matriz no ordenada de rasgos binarios con que se define/describe cada fonema.

.

Representación subyacente

Para describir este concepto, propio de la fonología generativa, nos basamos en el texto de Rafael Núñez y Alfonso Morales Fonología generativa contemporánea de la lengua española:

"Por lo que respecta al componente fonológico de la gramática, está formado por una serie de reglas que transforman una entrada o representación subyacente (que equivale a la Estructura Superficial, ES) en una representación o Forma Fonética (FF), que equivale a la pronunciación de la frase. La parte regular o productiva del sistema se registra en las reglas del sistema fonológico, y la parte regular o no-predecible en la representación subyacente. (...) el modelo generativo concibe el componente fonológico como una serie de reglas ordenadas que transforman una representación subyacente (la salida del componente sintáctico, ES) en una representación o Forma Fonética (FF)." (p. 8 y 13).

Se trata, pues, de un concepto generativista, que es utilizado por la psicología cognitiva para su explicación de los procesos fonológicos. En ocasiones, no obstante, observamos una utilización confusa del concepto, por ejemplo en el siguiente texto de Acosta y Moreno, en el que se entremezclan los componentes de la gramática ignorando elementos básicos del generativismo: 'Las reglas fonológicas intentan expresar de forma clara las regularidades existentes en el habla de una persona determinada. Este enfoque hace hincapié en tres conceptos básicos: la representación subyacente, el inventario fonético y fonémico y las reglas fonológicas.
'Por representación subyacente se entiende el conocimiento léxico que tenemos en nuestra mente, que comprende el significado y todas las propiedades fonológicas de un morfema.' Acosta y Moreno, 1999: Dificultades de aprendizaje en ambientes educativos, Barcelona: Masson.

.

Rinolalia

Por Maria Moreno Parra

Modificación patológica del timbre de la voz y la alteración de la pronunciación de los sonidos del lenguaje debido a una perturbación de la participación normal de la cavidad nasal de los procesos de fonación y de articulación. http://www.med.univ-rennes1.fr/iidris/cache/es/46/4696

.

Sandhi

Por M. Remedios PABLO

1. 'término con el que se designa todo cambio fonético que opera al principio o al fin de una palabra, o menos frecuentemente, en su interior, por influjo de los sonidos de la palabra vecina, en la fras. Por ello, el fenómeno más frecuentemente conocido en español por el término de fonética sintáctica. Veamos a continuación un ejemplo para aclarar dudas sobre el concepto en cuestión: En sardo la c- de 'cosa' ha sonorizado por hallarse en la frase, frecuentemente, en situación intervocálica: 'una gosa'".

  • Lázaro Carreter: Diccionario de términos filológicos (1977). Madrid: Ed. Gredos.

2. 'cambio producido en los sonidos finales e iniciales de cada palabrqa como consecuencia de los sonidos vecinos del discurso.'

    • López García, Ángel (1994): 'Las lenguas del mundo', en López García, Angel et alii (Eds.) (2005): Lingüística General, Valencia: Universitat.

3. 'Conjunto de fenómenos fonéticos y fonológicos producidos en los límites silábicos por influencia de sonidos vecinos.'

  • E. Luna, A. Vigueras y G. E. Baez (2005:130): Diccionario básico de lingüística, Universidad Nacional Autónoma de México.

.

Segmento

Por M. Amparo ALFARO

1. Suele usarse como sinónimo de fonema, por oposición a los llamados rasgos suprasegmentales (tono, intensidad, cantidad).
También se utiliza como término neutro para indicar un fragmento, determinado arbitrariamente, de la cadena hablada, sin implicaciones en cuanto a su funcionalidad fonológica:el término ha sido tomado por la fonología generativa para referirse a un elemento fónico superficial no especificado aún./Fuente: Hispanoteca

Por Maria Moreno Parra

2. Término usado en fonética y lingüística principalmente para hacer referencia a cualquier unidad discreta que se puede identificar en la cadena hablada, ya sea por medios físicos o auditivos : en el primer caso se pueden encontrar puntos de cambio acústico o articulatorio en los límites de los segmentos; en el segundo caso, la base de la división son los cambios perceptibles en la cualidad o la cantidad, que a menudo muestran la influencia de los fonemas de la lengua. El término se usa especialmente en fonética, en donde la unidad discreta más pequeña que se percibe recibe el nombre de Fono.Fuente: D. Crystal (2000): Diccionario de lingüística y fonética. Traducción y adaptación deXavier Villalba.

.

Semiosis: iconos, señales y símbolos

Por I. RUÍZ

Charles Sanders Peirce (1839-1914) fue un filósofo y físico norteamericano, que diferenció tres tipos básicos de relación sígnica:

  • ICONO. Según Ch. S. Peirce, es un tipo de signo que se caracteriza porque el significante y el significado guardan una relación se semejanza o parecido: palabras como "guau", "miau" y la mayoría de onomatopeyas en español. La escritura ideográfica se basa en el uso de iconos.
  • INDICIO. También llamado índice o síntoma. Según Ch. S Peirce, los signos en los que el significante y el significado guardan una relación de contigüidad (de causa-efecto). Así, la fiebre es indicio de enfermedad, el humo del fuego. Nótese que los iconos del escritorio de un ordenador (pequeños dibujos) en realidad no son "iconos" (como vulgarmente se les conoce) sino indicios de que uno o más programas están instalados en él.
  • SÍMBOLO. Frente a los iconos y los indicios (o síntomas), según Peirce los símbolos son signos inmotivados, en los que la relación entre el significante y el significado es totalmente convencional.

.

Por Laura M. Tadeo Plá

Tipo de relación que vincula a un significante y a su significado. La semiosis de las lenguas naturales puede tener diferente fundamento:

    • Indicial: relación de consecuencia entre signo y objeto.
    • Icónica: signo y objeto comparten caracteristicas.
    • Simbólica: relación convencional, habitual, entre signo y objeto; ésta es la relación de las lenguas naturales. Hay que recordar, con todo, que la convención (la "arbitrariedad", en términos de Saussure), se da entre el signo y su referente, pero no (frente a lo que decía el propio Saussure), entre los componentes del signo; aceptamos la propuesta de Benveniste según la cual, la relación entre significante y significado no es arbitraria sino necesaria.

La semiosis lingüística tiene cuatrorasgos cuya simultaneidad no se comprueba en ningún otro sistema de comunicación:

    • Reflexividad.
    • Dualidad.
    • Prevaricación.
    • Capacidad inhibitoria.
  • Bibliografia: apuntes de clase.

Sílaba

Por Irina Giménez

1: "Aunque la definición de esta unidad es una cuestión controvertida (vid. Pruñonosa y Serra 1997), lo cierto es que cualquier hablante, sin necesidad de instrucción previa, es capaz de silabear, de dividir las palabras en segmentos que corresponden a lo que llamamos sílabas. Se trata, pues, de una unidad que los hablantes identifican gracias a su saber natural sobre la propia lengua. Es, en efecto, una unidad "evidente", la mínima unidad producible y audible; de hecho, la mayoría de las escrituras primitivas conocidas (ibérica, cretense, demótica, sánscrita) alcanzan la etapa silábica, pues con sus signos pretenden representar las sílabas, no los fonemas (cf. Gelb 1952).
"Intuitivamente, podemos decir que la sílaba es cada uno de los golpes de voz con que emitimos los enunciados; supone, pues, una extensión con principio y final que comporta un tiempo (breve)."

En español y catalán la sílaba consta de un elemento obligatorio, de naturaleza vocálica (la cima o núcleo fónico), y dos márgenes consonánticos que pueden ser previos (ataque en esp., obertura en cat.) o posteriores (coda). Los ataques pueden ser simples (una sola consonante: /karame'lito/) o complejos (consonante obstruyente + liquida: /'blas/, /'tras/). También las codas pueden simples (/ter'mal/) o complejas (/trans/). Cuando una sílaba presenta coda consonántica se llama sílaba trabada, frente a la sílaba libre, que carece de tal coda.Serra, Enrique y Pruñonosa, Manuel (2005): "Las formas del lenguaje", en Conocimiento y lenguaje.

2. En términos estándares, se puede aceptar que la sílaba fónica es cada uno de los ciclos que corresponden "a un solo impulso muscular". Son sonidos articulados que constituyen un solo núcleo fónico entre dos depresiones sucesivas de la emisión de voz.Fuente: http://www.wordreference.com/definicion/s%EDlaba y http://sisbib.unmsm.edu.pe/BibVirtualData/libros/Linguistica/Cuesti_ling/silab.pdf.=

Por Maria Moreno Parra

3. Unidad de pronunciación típicamente mayor que un sonido y menor que una palabra. Desde un punto de vista fonético se han hecho intentos de definir las sílabas de una lengua en función del esfuerzo articulatorio necesario para producirlas. La teoría del `pulso´ argumenta que cada sílaba se corresponde con un incremento de la presión del aire.
Hay una alternativa fonética que intenta definir la sílaba en términos auditivos: la teoría de la prominencia argumenta que en una cadena de sonidos algunos son intrísicamente más sonoros que otros y que cada pico de sonicidad se corresponde con el centro de una sílaba.Fuente: David Crystal (2000): Diccionario de lingüística y fonética. Traducción y adaptación de Xavier Villalba. Barcelona.

.

Sinonimia

Por Sonia Fernández Jaén

Sinonimia: "la relación de sinonimia es la que convencionalmente entendemos que se establece entre dos palabras que comparten tipo genérico de referencia, sea esta objeto, cualidad o acción" Se dice que dos palabras son sinónimas si tienen el mismo significado.

  • Fuente:Hernández Sacristán, Carlos (2006): "La unidad palabra y su significado", en Garayzábal Heinze, Elena (Coord.) (2006): Ligüística clínica y logopedia, Madrid: Ed. Antonio Machado, 197-277.

.

Sintagma

Por Alicia ORTUÑO IBÁÑEZ

"1. En la acepción más vinculada al sentido dado a este término por Ferdinand de Saussure, ‘sintagma' designa cualquier combinación de dos o más elementos, sea cual sea la complejidad y la estructura de éstos, que contraen relaciones gramaticales. [...]

2. En la lingüística española actual 'sintagma' suele tener, no obstante, un sentido más restringido. Tanto en textos de orientación estructuralista o funcional como en los que parten de un marco generativo, son ‘sintagmas' las unidades como La casa blanca, Cogió el coche, Muy veloz, Más lentamente, que coinciden en los siguientes aspectos:

  • (1) Son combinaciones de elementos gramaticales que forman una unidad con capacidad para asumir una función unitaria (sujeto, objeto directo, complemento, etc.) en un nivel superior de la estructura oracional.
    (2) No presentan un esquema sujeto-predicado, sino que se corresponden con una estructura genérica de núcleo (casa, cogió, veloz, lentamente) y complemento o modificador (la...blanca, el coche, muy, más).

"Si se admite la anterior estructura, cabe distinguir distintos tipos de ‘sintagmas' atendiendo a la categoría léxica del elemento que funciona como núcleo. Se habla, en consecuencia, de sintagmas nominales (La casa blanca), sintagmas verbales (Cogió el coche), sintagmas adverbiales (Más lentamente), sintagmas adjetivos (Muy veloz).

"Las unidades del tipo con su maleta, de los coches, constituidas por una preposición y un sintagma nominal, no parecen ajustarse tan claramente a ese esquema de núcleo y complementación. No obstante, es habitual que tales unidades se identifiquen como sintagmas preposicionales. En los textos de orientación estructuralista o funcional, la utilización del término sintagma en estos casos se justifica porque preposición y sintagma nominal forman una unidad de función en un nivel superior. En textos de orientación generativa se aduce, sobre todo, que en con su maleta, o de los coches, la preposición sería realmente el núcleo de la unidad, por lo que de nuevo estaríamos ante una estructura de núcleo (con, de) y complementación (su maleta, los coches)."

  • BIBLIOGRAFÍA: Alcaraz Varó, Enrique y Martínez Linares, María Antonia: Diccionario de lingüística moderna. Barcelona: Editorial Ariel, 1997, p. 527-528.

3. "El sintagma es la unidad intermedia entre la oración y la palabra. Puede estar formado por una sola palabra o por un conjunto de palabras dispuestas en torno a un núcleo."

  • BIBLIOGRAFÍA: Gómez Manzano, Pilar; Cuesta Martínez, Paloma; García-Page Sánchez, Mario; Estévez Rodríguez, Ángeles: Ejercicios de gramática y de expresión. Con nociones teóricas. Madrid: Editorial Centro de Estudios Ramón Areces, 2006, p. 11.

.

Síntoma / Síndrome

Por IRENE RUÍZ

Síndrome (Del gr. συνδρομή, concurso).

1. m. Conjunto de síntomas característicos de una enfermedad.
2. m. Conjunto de fenómenos que caracterizan una situación determinada.
3. Conjunto de signos y sintomas que se encuentran asociados a una entidad conocida o no. [Internet, diccionario médico].

Por ejemplo, la bibliografía neurolingüística clasifica las afasias en diferentes síndromes afásicos combinando la presencia o ausencia de ciertos síntomas; puede verse una propuesta de estas clasificaciones en el libro Las Afasias del dr. Alfredo Ardila (Florida International University): parte 1 y parte 2.

Síntoma (Del lat. symptōma, y éste del gr. σύμπτωμα).

1. m. Med. Fenómeno revelador de una enfermedad.
2. m. Señal, indicio de algo que está sucediendo o va a suceder.

Por ejemplo, encontramos muchos síntomas diferentes de déficit lingüístico que puede afectar a los distintos componentes del lenguaje, apareciendo en distintos cuadros clínicos ("síndromes") cuya etiología no está necesariamente relacionada:

  • fonología: parafasias, es decir, omisiones, sustituciones, metátesis...
  • morfosintaxis: agramatismo, paragramatismo...
  • léxico-semántica: ecolalia, anomia, perseveración, glosomanía, parafasia semántica...
  • pragmática: parafasias narrativas, desanclajes deícticos, problemas con la gestión del turno, o con la gestión temática...
    • Bibliografía: DICCIONARIO DE LA REAL ACADEMIA ESPAÑOLA; F.Cuetos (1998): Evaluación y rehabilitación de las afasias, Madrid: Médica Panamericana; B.Gallardo (2007): Pragmática para logopedas, Univ. Cádiz.

.

Sonido

Por María Moreno Parra

Se llama `sonido´a la sensación percibida por los órganos de la audición, en forma de señal, que es producida por las vibraciones trasmitidas a través del aire en forma de ondas sonoras y luego es descodificada por el cerebro.
Examinado desde la fonética acústica el `sonido´ es el resultado de la vibración de las moléculas de aire debida a cámbios de presión, vibración que se propaga hasta nuestro oído. Fuente: Enrique Alcaraz Varó y María Antonia Martinez Linares (1997): Diccionario de lingüística moderna, Barcelona: Ariel.

.

Suprasegmental (rasgo)

Por Irina GIMÉNEZ

1. Aquél que, de acuerdo con Roman Jakobson y Morris Halle, sólo puede definirse con relación al relieve silábico o la cadena hablada. Permite, por ejemplo, distinguir en español papa: /'papa/ y papá: /pa'pa/. Hay tres clases de rasgo suprasegmental:

  • de fuerza o intensidad (correspondiente a la percepción de la intensidad, que físicamente esta basado en la fuerza espiratoria empleada en una unidad fónica),
    de tono (correspondiente a la percepción de la altura musical, basado físicamente en la variación de la frecuencia en una unida fónica)
    y de cantidad (correspondiente a la percepción de la duración, que esta físicamente basado en el tiempo empleado para la producción de una unidad fónica).
    • Fuente: Diccionario básico de lingüística en Internet, Diccionario básico lingüístico.

Por Maria Moreno Parra

2. En fonética se emplea el término `rasgos suprasegmentales´ para aludir a los componentes de los que Abercrombie llama dinámica de la voz, esto es, el acento, el ritmo, la entonación,la tesitura y el registro, a diferencia de los que forman la cualidad de la voz, es decir, el timbre de los segmentos.Fuente: Enrique Alcaraz Varó y María Antonia Martinez Linares (1997): Diccionario de lingüística moderna, Ariel.

.

Taquilalia

Por Noelia Castillo Gómez

Tambien llamada Taquifemia, es una alteración del habla que se caracteriza por la rapidez excesiva de la palabra, la omisión de sílabas o sonidos y la articulación imprecisa de los fonemas. Está constituida por una voz de débil intensidad, puede llevar justo a refunfuñar.Fuente: Belloch A. y otros, Manual de Psicopatología Vol I, Madrid, McGraw Hill, 1995, pág. 374.

.

Tema/Rema

Por Ana Inmaculada Yuste Carcelén

1. Al hablar de ‘tema' nos estamos refiriendo a aquello que normalmente va posicionado al comienzo de lo que se denomina predicación o rema. El tema es, pues, el argumento del que se está predicando algo. El tema sintáctico no es el sujeto, aunque puede coincidir con lo que en la gramática tradicional se denomina "sujeto psicológico". El tema se asigna al primer constituyente en las oraciones declarativas.

2. Los conceptos de tema y rema provienen de desarrollo teóricos de lingüistas de la Escuela de Praga. Por tema se entiende a aquello de lo que trata la oración o claúsula y aparece en posición inicial. El término tema debe reservarse para designar el elemento o los elementos que se caracterizan por ser los portadores de la menor información comunicativa dentro de la oración, mientras que el rema es la parte de la oración que contiene más información comunicativa.

  • Bibliografía: Conocimiento y Lenguaje, de López García, Ángel y Gallardo Paúls, Beatriz; Valencia, 2005.- Introducción a las Teorías Lingüísticas del Siglo XX, de María Gil, José; 2001, Melusina Editorial.

.

Tono

Por Irina Giménez

1: Número de vibraciones por segundo que caracteriza a cada sonido, por el cual es más o menos agudo o grave; en la voz, se produce por la mayor o menor relajación de las cuerdas vocales.

2: Elemento prosódico de las lenguas naturales "que resulta de la intervención de los músculos laríngeos en la tensión voluntaria de las cuerdas vocales para producir un número mayor o menor de vibraciones laríngeas. Ya hemos dicho que el acento puede provocar cambios de tono debidos a la fuerza de expulsión del aire. Pero de manera intencionada –y sin necesidad de una mayor fuerza de espiración– se puede elevar o disminuir la frecuencia vibratoria de las cuerdas vocales; así lo hacen las lenguas llamadas tonales."

    • E. Serra y M. Pruñonosa, 2005: "Las formas del lenguaje", en A. López y B. Gallardo: Conocimiento y lenguaje, Valencia: PUV.

.

Validez ecológica de los datos

Por M. Remedio PABLO MANUEL

Cuando los logopedas tratamos de estudiar con detenimiento las alteraciones de una persona concreta, nos tenemos que basar en unos datos específicos aportados por el paciente para el estudio y el diagnóstico de la patología. Sin embargo, ¿qué tipo de datos conviene utilizar?, ¿sería válido basarse solamente en los test, los cuales nos aportan "cierta información" sobre acerca del individuo con el que estamos trabajando?

No; aparte de los test, en la evaluación y diagnóstico del habla tenemos que hablar y observar al paciente según se desenvuelve en su entorno diario. En esto consiste la validez ecológica de los datos, en que los datos provengan de situaciones naturales en el desarrollo de la persona.

Bronfenbrenner (Teoría de los sistemas ecológicos, 1979: 49) explica y define la validez ecológica en estos términos:

"La validez ecológica se refiere a la medida en la que el ambiente de los sujetos experimentan en una investigación científica tiene las propiedades que el investigador piensa o supone que tiene" (Bronfenbrenner 1979:49); y lo explica de la siguiente manera:

"La validez ecológica de todo esfuerzo científico se cuestiona en cuanto aparece una discrepancia entre la percepción de la situación en la investigación, por parte del sujeto, y las condiciones ambientales que el investigador intenta o supone. Esto significa que (...) en toda indagación científica sobre la conducta y desarrollos humanos, que se tenga en cuenta el modo en que los sujetos del estudio percibieron e interpretaron la situación de la investigación". (Bronfenbrenner 1979: 49).

Otra posible definición de validez ecológica sería la siguiente: "Los datos han de cumplir tres requisitos o condiciones empíricas: Accesibilidad individual del hecho social, carácter interiorizable y perspectiva de oyente, y oralidad y proceso preconsciente (Hernández Sacristán 2007); nuestros estudios deberán basarse en datos que reflejen la actuación lingüística real del hablante, eludiendo las situaciones de laboratorio y de entrevista médica (...) ya que muchas veces los test ofrecen perfiles de actuación que no coinciden con la actividad real de la persona evaluada". (B. Gallardo, Pragmática para logopedas, 2007).

Asímismo William Labov (1972: 256) la explica de la siguiente manera: "Si queremos aprehender el 'lenguaje' tenemos que examinar los datos del habla cotidiana lo más detalladamente y directamente posible, y caracterizar su relación con nuestras teorías gramaticales con la mayor precisión posible, corrigiendo y ajustando la teoría con el fin de que se adecue al objeto de estudio".

    • Referencias Bibliográficas: Bronfenbrenner, Urie (1979): "Teoría de los sistemas ecológicos", en J. Sánchez Cánovas y M.P. Sánchez López (Ed.): Psicología Diferencial: Diversidad e individualidad humanas, Ed. Ramón Areces, (1994), 380-381.- Hernández Sacristán, Carlos (2007): "Oralidad/Escritura y evaluación del déficit sintáctico en afasias", manuscrito inédito; Labov, William (1972): "The transformation of experience in narrative syntax",APUD. B.Gallardo (2007): Pragmática para logopedas, Pubs. Universidad de Cádiz, p. 41-44.

.

Vocal

Por Irina Giménez

Sonido del habla durante cuya producción el tracto vocal se muestra abierto. Sonido producido al expulsar el aire, con vibración laríngea, y sin oclusión que impida su paso.

Por Noelia Castillo Gómez

VOCAL: Las vocales son definidas en términos fonéticos y fonológicos. Fonéticamente, son sonidos articulados sin un cierre completo en la boca o sin un grado de estrechamiento con el cual se pueda producir una fricción audible; el aire se escapa de forma uniforme pasando por encima del centro de la lengua. Si el aire se escapa solamente a través de la boca, se dice que las vocales son orales; si una proción de aire pasa a través de la nariz, las vocales son nasales. Desde un punto de vista fonológico, las vocales son aquellas unidades que funcionan en el núcleo de la sílaba. Fuente: D. Crystal (2000): Diccionario de lingüística y de fonética. David Cristal. Barcelona: Octaedro.

volver