Junto con el equipamiento estándar de laboratorio tanto de física como de química de suelos (medidores de pH y Conductividad eléctrica, estufas, hornos mufla, baños termostatazos, agitadores, sistemas de digestión, digestores, etc) el Departamento también dispone de:

En laboratorio:

  • Espectrofotómetros UV
  • Analizadores de N Kjheldar
  • Contador de partículas por Rayos X
  • Analizador/detector de Nitratos
  • Sistema de medida de curva de pF
  • Sistema automático para determinación de la estabilidad estructural del suelo
  • Respirómetros
  • Sistema de análisis micromorfológico
  • Picnómetros
  • Cámaras germinadoras

Para estudios de campo:

  • Equipos de toma de muestras
  • Infiltrómetro de doble anillo
  • Infiltrómetros minidisco
  • Sistemas de medida de humedad por TDR
  • Sistemas de medición de humedad portátiles hasta 50-100 cm de profundidad.
  • Sistema de medida de emisión de CO2 en suelos
  • Respirómetros
  • Medidor multiparamétrico WTW (pH, O2 disuelto, conductividad eléctrica, Na, Mg, K) para suelos y aguas
  • Simuladores de lluvia
  • Lisímetros
  • Penetrómetros
  • Medidor de cizalladura

El Departamento dispone además de dos Estaciones permanentes de campo para el estudio de la evolución y respuesta de los ecosistemas y para el desarrollo de experiencias a medio y largo plazo.

Estaciones experimentales permanentes

Estación Experimental de Porta Coeli

La estación experimental está situada cerca de Porta-Coeli (Valencia, España). Se localiza en una ladera forestal con cubierta de matorral, desarrollada después de un incendio forestal ocurrido en 1978 (Figura 1). Esta estación fue establecida en 1986 en el marco del proyecto de la UE "Soil erosion in the EEC: a framework for soil protection" (EV4VI-1591), con el propósito de crear una base de datos de parámetros ambientals en coordinación con otros grupos de la UE para desarrollar un modelo de erosión de suelo capaz de ser aplicado en todos los tipos de ambientes europeos.
Fig. 1: Localización de las estaciones de Experimental.

El suelo, poco profundo, es un Calcic Xerochrept (Rendzic Leptosol) desarrollado sobre conglomerados de Muschelkalk. Hay frecuentes afloramientos del material conglomerado altamente consolidado. El suelo es muy pedregoso (el 40%), con profundidad variable (15 a 40 cm) dependiendo de la presencia o la ausencia de afloramientos, de la posición en la ladera y de la presencia o ausencia de vegetación.

Climáticamente, el área pertenece al ombroclima termomediterráneo seco según la clasificación de Thornthwaite. La precipitación anual es de alrededor de 450 milímetros, con un máximo en otoño (de septiembre a noviembre) y otro en primavera, y un período seco de junio a septiembre. La temperatura media anual es de 17.2ºC y la temperatura media del período seco es de 34ºC.

El tipo dominante de la vegetación pertenece a la asociación Rosmarino-Ericion (Stubing, 1985). Las especies más abundantes incluyen Rosmarinus officinalis, Stipa tenacissima, Chamaerops humili, Rhamnus lycioides y Pistacia lentiscus.

Las parcelas experimentales fueron construidas una altitud de 220 m sobre el nivel del mar, en una ladera levemente cóncava, con una pendiente media del 20%. Cada una de las cuatro parcelas es de 40 m largo x 8 m de ancho. Cada parcela está construida en el sentido de la pendiente y limitada por ladrillos largos (40 x 100 cm) con recubrimiento hidrófobo. Al pie de cada parcela se halla un colector de 2 m de ancho que se conecta a un depósito de 2000 l, para recoger toda la escorrentía y sedimento producidos en cada episodio de lluvia (Figura 2). Dentro de cada colector hay un bidón de 30 l con el fin de recoger y concentrar los sedimentos en la mayor cantidad posible para su análisis.
Fig. 2: Estación experimental de Porta-Coeli.

En este último año se ha realizado la delimitación de la cuenca donde se encuentra esta Estación, complementándola con un sistema de tres subestaciones constituidas cada una por sensores de lluvia y humedad del suelo así como por un sistema de trampas Güerlach. Estas subestaciones se hallan distribuidas en la cuenca cubriendo diferentes ambientes y coberturas vegetales. Todo este sistema se ha completado con una estación de aforo al final de la cuenca, dotada con sensores de caudal. 

Estación Experimental de La Concordia

La Estación Experimental está situada en el municipio de Lliria, a 50 km al noroeste de la ciudad de Valencia, España (39º45' N y 0º43' W), en una ladera forestal con orientación Sur-Sureste. Se encuentra a una altitud de 575 m s.n.m., en terrenos cedidos por los Servicios Forestales del Gobierno Valenciano (Generalitat Valenciana) (Figura 1).

La vegetación dominante en el área pertenece a la asociación Rhamno lycioidis-Quercetum coccifera, que es característica de las cuencas mediterráneas semiáridas. Las especies más abundantes incluyen Rosmarinus officinalis, Ulex parviflorus, Quercus Cocciferae, Rhamnus lycioides, Stipa tenacissima, Globularia alypum, Cistus clusii y Thymus vulgaris. Esta vegetación se regeneró después de un incendio ocurrido en 1978.

El suelo es un Rendzic Leptosol (FAO-UNESCO, 1988) desarrollado sobre piedra caliza jurásica. Este suelo tiene un de profundidad variable, siempre menos de 40 cm, abundante pedregosidad (≈ 40%), buen drenaje, textura franco-arenosa y pH alcalino (7.4).
Climáticamente, el área pertenece al ombroclima mesomediterráneo, según la clasificación de Thornthwaite. La precipitación media anual es de 400 milímetros con dos máximos, otoño y primavera, y un período seco de junio a septiembre. Las temperaturas medias mensuales van de 13.3 ºC en enero a 25.8 ºC en agosto.

La Estación Experimental consiste en nueve parcelas, cada una de 20 m de largo por 4 m de ancho, con similares morfología, pendiente, afloramientos rocosos, tipo de suelo y cubierta vegetal. La localización de cada parcela se hizo después de exámenes intensivos de la vegetación, del suelo y de la morfología, basados en transeptos trasversales a la pendiente cada 2m.

Las parcelas están orientadas paralelamente a la pendiente y están limitadas por ladrillos hidrófobos. Al el pie de cada parcela se halla un colector de 2 m de ancho conectado a un depósito de 1500 l para recoger toda la escorrentía y el sedimento producidos durante cada episodio de lluvia (Figura 3). Dentro de este depósito hay un bidón de 30 l que facilita la concentración y recogida de los sedimentos producidos.
Fig. 3: Estación experimental de La Concordia

Los fuegos experimentales se realizaron en 1995 en seis de estas parcelas, alcanzando en tres de ellas una alta intensidad de fuego y en las otras tres, una intensidad de fuego moderada (Figura 4). Las tres parcelas restantes se han mantenido inalteradas desde el incendio ocurrido en 1978, y muestran la vegetación regenerada desde ese año. En 2003, se realizaron otros fuegos experimentales, en las parcelas ya quemadas en 1995, para estudiar los efectos de incendios repetidos.

Cuadro 4: Detalle de los fuegos experimentales.

En ambas estaciones del campo, los parámetros relacionados con el clima, el suelo y la hidrología son monitorizados continuamente, a tiempo real, por un sistema automatizado en base a una red de sensores. La toma de datos y el funcionamiento de los sensores son controlados por transmisión vía GSM desde el CIDE.

Los parámetros monitorizados por la red de sensores son:

  • Clima:
    • Humedad de temperatura del aire
    • Volumen, duración e intensidad de cada episodio de lluvia
    • Velocidad y dirección del viento
    • Radiación solar neta y global
  • Suelo:
    • Humedad
    • Temperatura
    • Flujo de calor
  • Hidrología:
    • Producción de escorrentía y sedimento
    • Variaciones de la humedad en el perfil de suelo (cada 10 cm hasta una profundidad de 50cm)
    • Descarga de sedimento
    • Infiltración