Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Estudiantes

Las Fallas, declaradas Patrimonio Inmaterial de la Humanidad

El pasado 30 de noviembre el Comité de la UNESCO, reunido en la capital de Etiopía, declaró la fiesta de las Fallas como Patrimonio Inmaterial de la Humanidad. ¿Cuáles son las claves para la conversión de una fiesta popular en una universal?

15 de diciembre de 2016

La Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO) indica que el Patrimonio Cultural no se limita a monumentos o colecciones de objetos tangibles. Abarca, además, el ámbito relacionado con las tradiciones o expresiones que actúan como nexo de unión intergeneracional. Así, estas prácticas o costumbres culturales que han sido heredadas de nuestros antepasados serán, a su vez, transmitidas a nuestros descendientes si se lleva a cabo un buen trabajo de protección y difusión.

La UNESCO, además, considera el patrimonio cultural inmaterial como un importante factor del mantenimiento de la diversidad cultural, frente al proceso de globalización que avanza día a día a pasos agigantados. En este sentido, las tradiciones orales, artes del espectáculo, usos sociales, rituales, actos festivos, conocimientos y prácticas relativos a la naturaleza y el universo, o saberes y técnicas vinculados a la artesanía tradicional serían parte de nuestro Patrimonio Cultural Inmaterial.

La organización señala las Fallas como una festividad o tradición que celebra la llegada de la primavera, y alude a los problemas sociales actuales de forma satírica.

 

“Erigida en la plaza del pueblo, a la falla se le prende fuego al final de la fiesta, que va del 14 al 19 de marzo, para simbolizar la llegada de la primavera, la purificación y el rejuvenecimiento de la actividad social de la comunidad. Mientras tanto, bandas de música desfilan por las calles, se celebran comidas al aire libre y hay castillos de fuegos artificiales”.

¿POR QUÉ LAS FALLAS SON PATRIMONIO DE LA HUMANIDAD?

Las Fallas cumplen los cinco principales criterios establecidos por la UNESCO para su declaración como Patrimonio Cultural Inmaterial de la humanidad:

  • Derechos humanos. La Unesco remarca la compatibilidad con los derechos humanos, la apertura a cualquier grupo social, de cualquier edad, profesión, clase social y dimensión cultural. Además, permite una representación y participación de las mujeres en la planificación y la realización cada vez mayor.
  • Festivales de fuego. Los expertos entienden que formar parte de esta lista permitiría llamar la atención sobre otros festivales del fuego nacionales e internacionales y sus respectivas comunidades de la región mediterráneas. Mejoraría también la comprensión social.
  • Artes y oficios. Las Fallas, señala la Unesco, destacan por la creatividad en las artes y oficios, y su salvaguardia permite la continuidad de muchas habilidades, al tiempo que el uso de tintes satíricos y otras formas de literatura también puede ser una importante fuente de inspiración.
  • Intergeneracional. La organización hace hincapié en su informe en la transmisión intergeneracional activa, y las comisiones falleras, que aseguran la viabilidad de esta festividad; así como en la participación de las comunidades, ayuntamientos y universidades.
  • Patrimonio. La Unesco señala que las Fallas se incluyeron en 2012 en el Inventario General del Patrimonio Cultural Valenciano. Más tarde también formó parte del Registro de Bienes de Interés Cultural del Ministerio de Cultura.

CRÍTICAS

La candidatura de las Fallas para ser declaradas como Patrimonio de la Humanidad tuvo que responder a algunas alegaciones negativas presentadas por vecinos. Las principales críticas estaban referidas a la suciedad, la contaminación y la celebración de festejos taurinos durante la fiesta.

Las quejas se contestaron formalmente frente a la comisión intergubernamental, y se afirmó que, desde las instituciones, ya se incentiva la reintroducción de la tela y el cartón, los materiales tradicionales, para la construcción de los monumentos falleros. Además, afirmaron que, según algunos expertos, se contamina mucho más diariamente con los humos de los coches y los aceites quemados, aspecto que se minimiza durante la fiesta al reducirse considerablemente el tráfico rodado.

Con respecto a la tauromaquia, se expuso que la feria taurina de la plaza de toros es un evento aparte de las Fallas, y que desde hace años las falleras mayores no acuden a actos como las corridas de toros.

Finalmente, y respecto a la suciedad, se aseguró que cada año aumentan los refuerzos y la inmediatez de los servicios de limpieza, así como las iniciativas para estimular la recogida de residuos por parte de las propias comisiones falleras.

Etiquetas Fallas, UNESCO, Patrimonio Inmaterial
Publicado por:
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies