ANTERIOR
732 - 742 SIGUIENTE

Digna la juzga esposa
de un héroe, si no augusto, esclarecido,
el joven, al instante arrebatado
a la que, naufragante y desterrado,
735
lo condenó a su olvido.
Este, pues, Sol, que a olvido lo condena,
cenizas hizo las que su memoria
negras plumas vistió, que infelizmente
sordo engendran gusano, cuyo diente
740
minador antes lento de su gloria,
inmortal arador fue de su pena.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE