Cómo citar:

How to cite:

Novo-Corti, Isabel; Muñoz-Cantero, Jesús-Miguel & Calvo-Porral, Cristina (2011). Análisis de las actitudes de los jóvenes universitarios hacia la discapacidad: un enfoque desde la teoría de la acción razonada. RELIEVE, v. 17,  n. 2, art. 5.  http://www.uv.es/RELIEVE/v17n2/RELIEVEv17n2_5.htm

    

This article in English version

 

  Hits:  Hit counter - Contador de visitas Visitas  

Análisis de lAS actitudes de los jóvenes universitarios hacia la discapacidad: un enfoque desde la TEORÍA de la acción razonada

[Analysis of attitudes towards disability among university students: a focus on the theory of reasoned action]

 

  In article in pdf format

por / by

En formato artículo en pdf

 
 

Article record

About the authors

Print this article

Novo-Corti, Isabel (isabel.novo.corti@udc.es)

Muñoz-Cantero, Jesús-Miguel (jesus.miguel.munoz@udc.es)

Calvo-Porral, Cristina (ccalvo@udc.es)

Ficha del artículo

 Sobre los autores

Imprimir el artículo

 

 

Abstract

   The present democratic values in most Western societies have fostered social norms promoting inclusion of groups at risk of social exclusion. This research has focused on the inclusion of the disabled collectives at conventional university environment. For that purpose an inquiry was carried out to young university students registered in the University of A Coruña, in several grades and levels of Economics and Business Administration studies. Thereinafter, we performed a descriptive research and a factorial analysis based on the Theory of Reasoned Action. Results obtained indicate that dominant social values are a determining factor for inclusion, however individual attitudes, although favorable for helping and giving support to people with disabilities, are not as significant as it was expected. Furthermore, results concerning the intention to help for people with disabilities inclusion indicate that students would rather prefer public institutions to take care of this issue

 

Resumen

  Los valores democráticos presentes mayoritariamente en occidente han impulsado normas sociales favorables a la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión social. Esta investigación se centra en la inclusión de colectivos con discapacidad en el ámbito de la universidad, para lo cual se realizó una encuesta a jóvenes estudiantes universitarios matriculados en la Universidad de A Coruña, en diferentes estudios y niveles, pertenecientes a las ramas de Economía y Empresa. Posteriormente, se llevó a cabo un estudio descriptivo y un análisis factorial basado en la Teoría de la Acción Razonada. Los resultados alcanzados muestran que los valores sociales prevalentes se presentan como la variable más importante y con mayor influencia sobre la intención de ayudar a las personas con discapacidad, mientras que las actitudes personales, así como el control percibido, aunque predisponen de manera favorable a prestar ayuda la persona con discapacidad, no han mostrado una influencia significativa. Asimismo, las  respuestas sobre la intención de ayudar a la inclusión de las personas con discapacidad indican que los estudiantes prefieren que esta labor recaiga sobre las instituciones

Keywords

Attitude; Disabilities; Inclusion; Educative Discrimination; Social Integration; Disability Discrimination; Higher Education.

 

Descriptores

 Actitudes; Discapacidad; Inclusión; Discriminación Educativa; Integración Social; Discriminación por Discapacidad; Educación Superior

 



Comentar este artículo


Artículos relacionados:

Calero, Carles, Mata y Navarro, (2010). Diferencias en habilidades y conducta entre grupos de preescolares de alto y bajo rendimiento escolar


Volumen 17, n. 2


 1.  Introducción

   En el contexto mundial, existe una norma social dominante favorable hacia la inclusión y prueba de ello son los Objetivos de Milenio, propuestos por Naciones Unidas (2010). En la Unión Europea, esta inquietud social ha quedado reflejada sintéticamente en el compromiso de la lucha contra la exclusión social asumido desde los primeros tratados, y reflejado en los Fondos de Cohesión, así como en las estrategias propuestas para 2020 (COM 2010). Y es que, durante muchas décadas, con frecuencia lo que más se ha valorado de los individuos no es lo que son, sino su grado de aproximación a unos patrones considerados como ideales, fomentando así una cultura de la homogeneidad en la que la diferencia y la diversidad aparecen como algo no deseable y constituyen, por tanto, un problema y un motivo de exclusión (Muñoz y Espiñeira, 2010).

   El Estado del Bienestar y la mejora de la calidad de vida de los individuos han representado una prioridad para los gobiernos y las sociedades desarrolladas, de ahí la importancia de la elaboración de políticas educativas promotoras de estos objetivos, como las políticas de atención a la diversidad, que incorporan programas para la sensibilidad intercultural (Sanhueza y Cardona, 2009), la atención a los niños con discapacidad (Dueñas, 2000), la educación emocional (Álvarez et al., 2002) y los alumnos con alta capacidad (Cajide, 2000).

Por otro lado, a medida que ha ido mejorando la educación que reciben los estudiantes, se ha facilitado su acceso a los estudios superiores y de esta forma ha ido aumentando de manera notable el número de alumnos con discapacidad que han ingresado en la universidad (Eches y Ochoa, 2005; Granados, 2000). Al mismo tiempo, se han desarrollado acciones que contribuyen a suprimir las barreras para el acceso y la inclusión social de los universitarios con discapacidad (Arana, Rodríguez y Meilán,  2008; Bausela, 2004; Center y Ward, 1987). Si bien estas actuaciones son importantes, otro de los aspectos cruciales para la integración e inclusión social de los alumnos con discapacidad son las relaciones interpersonales que establecen con el resto de sus compañeros (Alonso,  Navarro y Lidón, 2008); Bueno y  Mirambel, 2003; Polo y López, 2005).

Estudios recientes indican que los jóvenes universitarios muestran una actitud positiva hacia sus compañeros con discapacidad (Suriá, 2011), si bien es preciso conocer las variables determinantes de las conductas inclusivas. Por tanto, el objetivo de esta investigación es la identificación de aquellas variables que determinan la actitud favorable y la predisposición a ayudar a las personas con discapacidad, así como a facilitar su integración en el medio social.  

Nuestro estudio se centra en los sectores más jóvenes de la población y en los niveles educativos superiores. El fundamento teórico en el que se ha basado la investigación es la Teoría de la Acción Razonada (Theory of Reasoned Action, TRA)  (Ajzen, 1991), que considera que, además de la Actitud del agente involucrado (en este caso el estudiante universitario), otras variables, como las normas subjetivas (Normas Sociales) y el Control Percibido del comportamiento (la creencia que tiene la persona sobre la dificultad o facilidad para llevar a cabo un comportamiento determinado), son factores determinantes del comportamiento (Ajzen y Madden, 1986).

Para responder a este objetivo, proponemos en primer lugar un marco teórico en el que definimos los principales conceptos, fundamentos o teorías sobre los que se desarrollan las hipótesis de trabajo. En concreto, se analizan los conceptos de discapacidad, exclusión e inclusión social identificando, desde una óptica multidimensional, los factores que ponen de relieve la existencia de exclusión o de colectivos en riesgo de exclusión. Se explican también, de forma sintética, los fundamentos de la Teoría de la Acción Razonada que sustenta nuestra investigación. En segundo lugar, partiendo de estos fundamentos teóricos, proponemos un modelo para representar las actitudes y el comportamiento que los jóvenes universitarios tienen hacia la inclusión, concretada en la Intención que tienen de ayudar a la inclusión de las personas con discapacidad. A continuación, a partir de 180 encuestas a jóvenes universitarios, se efectúa un análisis factorial confirmatorio para someter a verificación nuestro modelo. Finalmente, a tenor de los resultados obtenidos, aportamos unas conclusiones y recomendaciones a tener en cuenta por las políticas sociales y educativas, así como las futuras líneas de investigación.

2.     Antecedentes y fundamentación teórica

Los conceptos en los que se fundamenta este trabajo son la discapacidad y su posible riesgo de exclusión, los valores y las actitudes hacia la inclusión y, finalmente, el entorno educativo universitario. Como se acaba de señalar, a lo largo de todo este epígrafe haremos referencia especialmente al contexto educativo, en general, y al universitario, en particular.

En las investigaciones en nuestro país en torno  la inclusión, Lopez Torrijo (2008) llevó a cabo un estudio sobre las políticas y las prácticas de la Universidad española respecto a alumnos con discapacidad. En este trabajo, López Torrijo analizó la inclusión educativa en los estudios superiores de las personas con discapacidad auditiva, revisando las soluciones planteadas en la ordenación legislativa y en los servicios y prestaciones ofrecidas a estas personas, fundamentales para la cualificación profesional y la participación social de los alumnos sordos, garantizando una inclusión educativa y social de calidad. Posteriormente, (López Torrijo, 2009), realizó un análisis comparativo en diversos países de la Unión Europea sobre la inclusión de alumnos con discapacidades graves y permanentes, aunque enfocado hacia  los centros de Educación Especial.

Más recientemente, Suriá Martínez (2011) se centró en la actitud de los estudiantes de diferentes etapas educativas hacia la discapacidad, analizando cómo son las actitudes de los alumnos hacia sus compañeros con discapacidad en función de su etapa formativa, así como del curso concreto. El trabajo de Suriá también pretendía comprobar la influencia de la interacción con personas con discapacidad sobre la formación de la actitud hacia la discapacidad. Los resultados de su estudio indican que los estudiantes universitarios muestran hacia sus compañeros con discapacidad una actitud más positiva que los alumnos de educación secundaria. Al mismo tiempo, Suriá (2011) destaca la existencia de un mayor grado de sensibilización hacia la discapacidad por parte de aquellos estudiantes que interaccionan con compañeros con discapacidad.

También el estudio de Infante y Gómez (2004), se centró en las actitudes que presentan los estudiantes de las etapas educativas superiores (estudiantes universitarios, de primer y último año de carrera) hacia las personas con discapacidad y también hacia la inclusión educativa de alumnos de minorías étnicas. Los resultados del estudio, que se llevó a cabo entre alumnos de Pedagogía, Construcción Civil e Ingeniería, muestran que todos los estudiantes universitarios presentan actitudes positivas hacia la educación multicultural, señalando que variables como la edad, el contacto con las minorías étnicas o la frecuencia y razón de este contacto no son factores explicativos de su actitud. Sin embargo, detecta una tendencia a mejorar las actitudes hacia la educación multicultural en los últimos años de carrera. Este efecto se obtuvo también en relación con las actitudes hacia la inclusión: Infante y Gómez (2004) encontraron que, si bien los estudiantes de todas las carreras analizadas presentaban en el inicio de sus estudios universitarios una actitud favorable a la inclusión educativa de personas con discapacidad, todos tienden a mejorar su actitud hacia el término de sus estudios. En el mismo sentido apunta el estudio de Gughwan y Chow (2001), que destaca la existencia de  una actitud más favorable hacia la inclusión de personas con discapacidad en aquellos estudiantes de mayor nivel educativo, y concretamente en los alumnos de posgrado.

Además, Infante y Gómez (2004) señalaron que la mejora observada en la actitud favorable a la inclusión era más acusada en los estudiantes de Pedagogía. En este mismo sentido, Alonso, Navarro y Lidón (2008) llevaron a cabo un estudio sobre la actitud hacia la diversidad con objeto de analizar si existen diferencias en estas actitudes en función del área de conocimiento de los estudiantes universitarios, seleccionando cinco áreas diversas (Educación, Humanidades, Ciencias Experimentales, Ciencias Sociales e Ingeniería). Sus resultados revelan diferencias en función de esta variable, de manera que las actitudes hacia la discapacidad son más positivas en los estudiantes de Humanidades y Educación que en el resto de áreas de conocimiento.

Por último, destacamos la investigación de Alcantud, Asensi y Ávila (2000) sobre la integración de estudiantes con discapacidad en los estudios superiores. Se trata de un estudio amplio y completo que abarca diferentes ámbitos de interés, como el entorno legislativo, factores potenciales de segregación de personas con discapacidad, las relaciones sociales y también las actitudes hacia este colectivo. Los autores analizan con detalle la normativa surgida en la Universidad española para dar cabida a esta realidad, asegurando su plena inclusión educativa y efectúan un estudio comparativo de la integración en universidades españolas y del entorno europeo, como es el caso de Alemania, Holanda o el Reino Unido, así como en los Estados Unidos.

Nuestro trabajo se centra en la inclusión de alumnos universitarios con discapacidad en la Universidad española, la hipótesis de partida es que  los jóvenes universitarios españoles de diferentes estudios y niveles pertenecientes a las ramas de Economía y Empresa, muestran una actitud favorable hacia la inclusión de  sus compañeros con discapacidad. El objetivo de esta investigación es la identificación de aquellas variables que determinan precisamente la existencia de una actitud favorable hacia la discapacidad, así como una predisposición a ayudar a las personas con discapacidad.

2.1. Discapacidad e inclusión social.

El concepto de discapacidad pertenece a un ámbito complejo de conocimiento, en el  que confluyen multiplicidad de términos vinculados a concepciones médicas, sociales, psicológicas o educativas (Verdugo, 1995). Entre los primeros estudios en torno a este tema  destacan las investigaciones de Haber (1967, 1973) sobre la conceptualización y los métodos para medir y evaluar la discapacidad, así como los estudios de Nagi (1965, 1979) sobre el concepto de discapacidad, su tratamiento y rehabilitación. Durante décadas posteriores, Altman (2001a, 2001b), Bickenbach, Chatterji, Badley y Üstün (1999), Fujiura y Rutkowski-Kmitta (2001), Grönvik (2009), así como Gross y Hahn (2004) han puesto de relieve el esfuerzo de los investigadores para encontrar definiciones operativas de discapacidad que sean completas, globales o estables en el tiempo, dado que el concepto de discapacidad, como otros conceptos de las ciencias sociales, tiene una característica de contingencia (Aspinall, 2001).

Grönvik (2009) aporta tres concepciones de la discapacidad. En primer lugar, contempla la discapacidad como una limitación funcional, entendida como la ceguera, sordera u otro tipo de lesión corporal, definición que es consecuencia de la comprensión médica del fenómeno de la discapacidad. En segundo lugar, apunta a una definición administrativa, que parte de la asistencia social, de manera que si a una persona se le concede un beneficio para personas con discapacidad, se considerará como tal (Barron, Michailakis y Söder, 2000) -si bien esta conceptualización de discapacidad varía mucho dependiendo de los distintos sistemas de bienestar (Altman, 1986; Mashaw y Reno, 2001)-. Por último, aporta una definición subjetiva, que se basa en que un individuo se considere a sí mismo como una persona con discapacidad, de manera que, según este criterio, la inclusión en esa categoría sería voluntaria.

La concepción de la discapacidad como una limitación funcional ha sido muy cuestionada (Oliver, 1990, 1996a, 1996b), no sólo por no atender a  las peculiaridades las personas, sino por ignorar las implicaciones sociales, educativas, culturales, legales y del contexto que rodea personas con discapacidad. Así, autores como Schalock (1997) hacen hincapié en la relación entre las limitaciones funcionales y el ambiente social y físico de la persona con discapacidad. En este mismo sentido apuntan las propuestas sobre el modelo social de discapacidad, planteado por Barnes y Mercer (2004), las interrelaciones entre la sociedad y la discapacidad presentadas por Oliver y Barnes (2010), así como el concepto de exclusión como un problema de justicia social expuesta por Barton (2009).

Es interesante señalar también la definición que da la Convención sobre los Derechos de las personas con Discapacidad de la ONU, dado que en su artículo 1º se refiere a las personas con discapacidad como aquellas que tienen deficiencias físicas, mentales, intelectuales o sensoriales a largo plazo, que al interactuar con diversas barreras  puedan impedir su participación plena y efectiva en la sociedad en igualdad de condiciones con las demás.

Teniendo en cuenta estos nuevos enfoques, nuestra investigación parte de un concepto de discapacidad centrado en los aspectos sociales, lo que se denomina discapacidad  funcional (Alonso et al., 2008), de manera que tiene en cuenta no solamente las limitaciones físicas y funcionales del individuo, sino también las representaciones sociales generadas en torno a ella, fruto del estereotipo que se ha creado en relación a la discapacidad (Soto y Vasco, 2008). De esta manera, la discapacidad no es el atributo de la persona, sino un imbricado conjunto de condiciones, muchas de las cuales son creadas por el ambiente social.

En cuanto a la exclusión social, puede definirse como aquel proceso mediante el cual los individuos o grupos humanos son total o parcialmente excluidos de una participación plena en la sociedad en la que viven (European Foundation, 1995). La exclusión social se trata de un fenómeno multidimensional que afecta negativamente a diferentes aspectos del desarrollo humano, no sólo a los materiales (Haan y Maxwel, 1998). En este sentido, la idea de exclusión social subraya la importancia de políticas públicas que doten de las capacidades necesarias para que todos los individuos puedan participar y el papel del Estado en el desarrollo de tales políticas (De Hann, 1998).

Los investigadores sociales han depurado el concepto de exclusión social y lo han asociado a la dimensión de pobreza, resumidos por el premio Nobel de Economía Sen (1985), quien, en su enfoque de las capabilities, señala que lo realmente importante en la exclusión social es su carácter multidimensional y dinámico, variable según países, épocas y normas sociales. Sin embargo, la aportación que Sen (2000) ha recogido a lo largo de sus valiosos y numerosos estudios apunta que la clave está en que los individuos puedan tener las capacidades para evitar una situación de exclusión social o para salir de la misma. Una interesante lectura sobre las acepciones de exclusión social lo constituye el conocido trabajo de Silver (1995), en el que ha analizado varias definiciones de exclusión social y de integración, dependiendo de los contextos, y ha subrayado la “carga ideológica” subyacente en cada una de ellas, lo que le lleva a proponer sus conocidas “tres líneas” o “paradigmas principales”. La exclusión debe ser considerada más como un proceso que como un estado (Karsz, 2004).

Los valores y las prácticas en las democracias occidentales en torno a nociones como democracia, igualdad e inclusión son altamente complejas y contradictorias (Barton y Amstrong, 2000). Tal como señala Valenciano (2009), tanto el derecho a la educación, como el planteamiento de la educación para todos, constituyen los pilares de la calidad educativa, la calidad de vida y de la construcción de sociedades justas y solidarias.

Así, la UNESCO define el concepto de inclusión como el proceso de tratar y responder a la diversidad de necesidades mediante el incremento de la participación en la enseñanza, la cultura y las diferentes comunidades, y mediante la reducción de la exclusión social y educativa. En el aspecto educativo implica un cambio y una modificación importante de las estrategias y estructuras, con el objetivo común de incluir en el sistema educativo a todos los niños (UNESCO, 2005). En este sentido, los valores transmitidos por la sociedad son fundamentales para el apoyo a la inclusión social (Verdugo y Schalock, 2009) y la mejora de calidad de vida (Verdugo, 2009) tanto para personas con discapacidad como para el conjunto de la sociedad.

2.1.      La Teoría de la Acción Razonada como instrumento para analizar la intención de apoyo a la inclusión.

La valoración de actitudes hacia la inclusión se ha realizado frecuentemente mediante  análisis factoriales como los de Akrami, Ekehammar, Claesson y Sonnander (2006) o Scior y Furnham (2011). Sin embargo, la Teoría de la Acción Razonada (Theory of Reasoned Action, TRA) ofrece una alternativa a este tipo de análisis, aportando una metodología completa para la investigación de la conducta.

Esta teoría fue propuesta por Ajzen y Fishbein (1980) para explicar cómo las actitudes pueden predecir un comportamiento probable. Los aspectos fundamentales de esta teoría son, en primer lugar, que las intenciones determinan el comportamiento de manera causal y, en segundo lugar, que las intenciones son provocadas por la suma de las influencias de las actitudes hacia el comportamiento y de las normas subjetivas (Ajzen y Fishbein, 1977). Por normas subjetivas se refiere a la presión social percibida por el individuo por parte de sus referentes más importantes para que realice o no un determinado comportamiento, a lo que hemos denominado en nuestro estudio Normas Sociales.

Siguiendo a estos autores, las actitudes personales son las que subyacen al comportamiento, y por lo tanto, a las acciones acometidas por los individuos. Estudios posteriores refuerzan la evidencia de que las actitudes y los valores individuales predicen el comportamiento (Brinberg, 1979; Pagel y Davidson, 1984).

Ajzen señala posteriormente, que el modelo original de la Teoría de la Acción Razonada, trata exclusivamente los comportamientos volitivos, por lo que dicho modelo no tiene capacidad para predecir aquellos comportamientos que no se hallan bajo un control completo de la voluntad. Por ese motivo, Ajzen (1991) propone la Teoría del Comportamiento Planeado (Theory of Planned Behavior, TPB) incluyendo en este nuevo modelo el Control Percibido, factor determinante para comprender aquellos comportamientos cuya realización requiere control por parte del individuo. Siguiendo a Ajzen, se puede definir el Control Percibido como la valoración que hace el individuo sobre si un determinado comportamiento será fácil o no de llevarse a cabo; es decir, el control que la persona cree tener sobre la realización de un determinado comportamiento (Ajzen, 1991).

Teniendo en cuenta las propuestas anteriores, las actitudes se convierten en un factor con una gran relevancia. Entendemos por actitud una predisposición aprendida a responder consistentemente de un modo favorable o desfavorable ante objetos, personas o grupos de personas y situaciones (Ovejero, 1998). Tal y como indica este autor, la actitud es aprendida y por lo tanto se va conformando a lo largo de toda la vida del individuo y no en un momento determinado. Parece, por tanto, evidente que en las actitudes que se tengan hacia las personas con discapacidad influirán variables como la edad o el nivel educativo. Así lo ponían de relieve, como vimos más atrás, estudios recientes como los de Infante y Gómez (2004), que señalaba una actitud hacia la discapacidad más favorable en estudiantes de los últimos cursos o el de Gughwan y Chow (2001), que identificó también una actitud más favorable en estudiantes de posgrado. Por último, cabe señalar también que una actitud positiva de los individuos -en este caso, los alumnos universitarios- es esencial para crear entornos inclusivos favorables y que generen un cambio de mentalidad hacia el colectivo de los personas con discapacidad (Clore y Jeffrey, 2007).

De esta forma, si las actitudes se van adquiriendo a lo largo de la vida, en función de las experiencias personales, la convivencia con personas con discapacidad puede influir de manera determinante en la percepción que se tiene de ellas, así como en la actitud hacia este colectivo. En este contexto, adquiere una gran importancia el estudio de las actitudes, ya que es uno de los factores más importantes a la hora de dificultar o facilitar la inclusión e integración de las personas con discapacidad en el ámbito social y también el educativo (Arnaiz, 2003; Konur, 2006).

Una vez analizados los conceptos de discapacidad e inclusión, analizaremos los factores determinantes para la predisposición a prestar colaboración y ayuda a las personas con discapacidad -lo que en este estudio denominamos Intención de ayudar a la inclusión-. Con este propósito, se ha seguido el modelo propuesto por la Teoría del Comportamiento Planeado que tiene en consideración, como se explicó anteriormente,  la Actitud hacia la inclusión (factor 1) o la predisposición del individuo hacia la discapacidad -en este estudio el estudiante universitario-, las Normas Sociales (factor 2) o las normas subjetivas y el Control Percibido (factor 3). Los factores determinantes del comportamiento Intención de ayudar a la inclusión y, por tanto, de la propensión a la inclusión serían, pues, la Actitud hacia la inclusión, la Norma Social (o valores) y el Control Percibido.

La discapacidad se percibe con distinta sensibilidad según las sociedades. Por ello, cabe esperar que las actitudes inclusivas de los jóvenes cambien con el entorno y de ahí la importancia de lo que hemos denominado Norma Social. Como se ha explicado anteriormente, se trata de la percepción que tiene el individuo de la influencia ejercida por grupos de referencia relevantes (amigos, familiares, instituciones educativas, etc.)  cuando decide llevar a cabo una determinada acción. Como dijimos al comienzo de la Introducción, en el contexto internacional los valores sociales dominantes son favorables a la inclusión (véanse, por ejemplo, los Objetivos del Milenio, propuestos por Naciones Unidas, 2010). En la Unión Europea, esta inquietud social queda reflejada sintéticamente en el compromiso en la lucha contra la exclusión social asumido desde los primeros tratados, así como en los Fondos de Cohesión generados y finalmente en las estrategias propuestas para 2020 (COM, 2010).

2.2.      La Inclusión en contextos educativos: La universidad.

El concepto de integración educativa se refiere a la normalización e inclusión de personas con discapacidad tanto en la escuela como en la sociedad, lo que supone aplicar el principio del ambiente menos restrictivo (Biklen, 1981; Frith y Mitchell, 1981). Este concepto ha sido estudiado por numerosos autores, en diferentes niveles educativos (Álvarez et al. 2002, Muñoz y Espiñeira, 2010). Así, siguiendo a Lopez Torrijo (2009), podemos afirmar que la inclusión de alumnos con necesidades educativas especiales constituye una de las innovaciones más destacadas que los sistemas educativos han llevado a la práctica en las últimas décadas, especialmente por los países desarrollados. Un concepto relacionado con el anterior es el de escuela inclusiva, definida por Arnáiz (2003) como aquella que tiene que luchar por conseguir un sistema de educación para todos, fundamentado en la igualdad, la participación y la no discriminación. De esta manera, se plantea la inclusión como un valor que incorpora la realidad humana de la diversidad. Más allá de lo pedagógico, la educación inclusiva es una actitud, un sistema de valores y de creencias (Armstrong, 1999).

La metodología de la Teoría de la Acción Razonada de Ajzen ha sido utilizada en varios trabajos sobre educación inclusiva, entre los cuales destacan los trabajos recientes de Obrusnikova, Block y Dillon (2010), cuyos resultados difieren en función de las escuelas (de primaria y secundaria) analizadas, y el de Kudláèek, Válková, Sherrill, Myers y French (2002), en relación con los profesores de educación física en la República Checa. En el cuadro 1 se recogen algunos de los estudios recientes más representativos.

Cuadro 1. Estudios recientes sobre inclusión en el ámbito educativo universitario

AUTORES

AMBITO ESTUDIO

CAMPO DE ESTUDIO

Alcantud, Ávila y Asensi (2000)

Universidad de Valencia (España)

Integración de los alumnos con discapacidad en los estudios superiores (universidad española y europeas).

Infante y Gómez (2004)

Universidad Católica de Chile (Chile)

Actitudes de los compañeros hacia alumnos con discapacidad en diferentes estudios universitarios.

Alonso, Navarro y Lidón (2008)

Universidad Jaume I de Valencia (España)

Actitudes de los compañeros hacia alumnos con discapacidad en diferentes ramas de estudio en la Universidad española.

López (2008)

Universidad de Valencia (España)

Estudiantes con discapacidad auditiva en la Universidad española

Collins, Baird y Hager (2009)

Universidad de Kentucky (EEUU)

Estudiantes con discapacidad en la Universidad a distancia.

Campbell (2009)

Varios Países (EEUU, Australia)

Formación de actitudes sociales hacia la discapacidad de los estudiantes de medicina

McCarthy, Donofrio-Horwitz y Smucker (2010)

Universidad de Ohio (EEUU)

Estudiantes de Grado de Empresariales y su relación con personas con problemas de comunicación.

Oh, Rizzo, So, Hosung; Park, y Lei (2010).

Universidades de China, Corea y EEUU

Actitud de los profesores de educación física hacia  los estudiantes con TDAH

Obrusnikova, Block y Dillon (2010)

Varios países y culturas

Actitud profesores educación física hacia la discapacidad.

Suriá (2011)

Universidad de Alicante (España)

Actitud de los compañeros hacia los alumnos con discapacidad en diferentes niveles educativos.

    Teniendo en cuenta los fundamentos teóricos, proponemos un modelo basado en la Teoría de la Acción Razonada para analizar la influencia de las actitudes en el comportamiento del individuo, en el que hemos incluido también la variable Control Percibido, considerando por tanto las mejoras que introduce Ajzen (1991) en el modelo, de acuerdo con la Teoría del Comportamiento Planeado. De esta manera, se han construido los vínculos esenciales que relacionan las Actitudes hacia la inclusión y el Control Percibido con la Intención de prestar ayuda a la inclusión de personas con discapacidad, esto es, el comportamiento observado en el individuo (en este caso, el estudiante universitario). Si por Actitud hacia la inclusión entendemos la predisposición aprendida por el estudiante a responder de manera favorable o desfavorable hacia la discapacidad, la Intención de ayudar a la inclusión implicaría la intención de colaborar o de implicarse en actividades que favorezcan la inclusión de una persona con discapacidad (Figura 1).  El estudio empírico subsiguiente está encaminado a la obtención y análisis de datos encaminados a verificar la idoneidad de dicho modelo.

Figura 1. Relaciones entre la Actitud hacia la Inclusión, Norma Social y Control Percibid  e Intención de ayudar a la inclusión.

3.     Metodología

3.1.      Participantes

Se realizó una encuesta a 180 jóvenes matriculados en la Universidad de A Coruña (España), en diferentes estudios y niveles, de las ramas de Economía y Empresa. El estudio fue realizado en el mes de mayo de 2010. El proceso de selección de la muestra priorizó la participación de alumnos de los últimos cursos (3º de la diplomatura en Estudios Empresariales y 4º y 5º cursos de las licenciaturas en Economía y Administración de Empresas). La razón de esta selección intencional está motivada porque se trata de alumnos con una mayor experiencia en la comunidad universitaria y que, por lo tanto, han tenido mayor oportunidad de relacionarse con todo tipo de alumnado (con o sin discapacidad). Se trata, pues, de una elección inicial por conglomerados, dentro de los cuales se ha seleccionado a los estudiantes integrados en los conglomerados seleccionados (grupos naturales de clase de 3º, 4º y 5º curso de la Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales) que asistían a clase en la sesión de aplicación de instrumentos. El error aleatorio de muestreo, a partir del supuesto de máxima indeterminación (p=q=50) y con un margen de confianza de 95.5%, fue de 5.3%.

En la descripción de la muestra, se han considerado en primer lugar las variables de género y edad porque numerosos estudios indican que ambos son factores determinantes de las creencias y actitudes (Ajzen y Fishbein, 1980). La media de edad fue de 22 años. La descripción de la muestra (Tabla 1) recoge las variables de clasificación más relevantes.

Tabla 1. Descripción de la muestra

VARIABLE

CATEGORÍA

%

Género

Hombre

Mujer

32.32

67.68

 Edad 

18-20

21-23

24-26

>27

21.95

51.83

21.34

4.88

 Estudios Universitarios

(por titulación que está cursando) 

Licenciatura ADE

Licenciatura Economía

Diplomatura en Empresariales

21.95

10.37

67.68

Nivel Educativo del  padre

Ninguno

Primarios

Secundarios

Universitarios

Doctorado

0.61

42.07

38.41

18.30

0.61

Nivel Educativo de la  madre

Ninguno

Primarios

Secundarios

Universitarios

Doctorado

0.61

44.51

40.85

12.81

1.22

 Padece discapacidad

No

0.62

99.38

Tiene personas con discapacidad  cercanas

No

35.98

64.02

3.2.      Instrumento

Previamente a la realización del trabajo de campo, se diseñó un cuestionario que fue testado, valorado y depurado por cinco profesores de la Facultad de Economía y Empresa de la Universidad de A Coruña, expertos en la aplicación de la técnica PLS (Partial Least Squares), cuyo objetivo es la predicción de las variables latentes, en el contexto de la Teoría de la Acción Razonada.

Los jóvenes universitarios encuestados respondieron expresando su grado de acuerdo o desacuerdo a una serie de ítems o indicadores que representaban los factores determinantes de la Intención a ayudar a personas con cierto grado de discapacidad. Las respuestas se efectuaron mediante una escala tipo Likert en la que se valoraba el grado de acuerdo o desacuerdo en una escala de 1 (nada de acuerdo) a 5 (totalmente de acuerdo).

Dado que nuestra variable dependiente (Intención de apoyo a la inclusión) está explicada por tres constructos (la Actitud hacia la inclusión, la Norma Social y el Control Percibido) o variables de naturaleza abstracta y multidimensional (variables latentes), es necesario recurrir a múltiples indicadores (ítems) o variables observables que garanticen la fiabilidad de su medición (Churchill, 1979). La Tabla 2 recoge los ítems utilizados para la medición de cada uno de los constructos.

Tabla 2. Indicadores reflectivos utilizados para la medición de las variables latentes

VARIABLE  LATENTE

INDICADORES REFLECTIVOS

DESCRIPCIÓN

ACTITUD HACIA LA INCLUSION

Actitud1

Honestamente, creo que es un problema con el que no tengo nada que ver

Actitud2

Creo que es muy gratificante dedicar algo de tiempo propio a la ayuda a los demás

Actitud3

El problema de los discapacitados sólo afecta a parte de la sociedad

Actitud4

Nos afecta a todos de alguna manera, aunque no la padezcamos

NORMA SOCIAL (VALORES)

Norma

Social1

Los programas de inclusión deberían ser promovidos por el Estado

Norma

Social 2

Mis padres me han enseñado que cualquiera puede llegar a ser un discapacitado y necesitar de los demás

Norma

Social 3

En la universidad los profesores se preocupan por los discapacitados

Norma

Social 4

En la universidad los estudiantes se preocupan por los discapacitados

Norma

Social 5

En mi familia, desde pequeño me han enseñado que debo ayudar a quienes me necesiten

Norma

Social 6

En el colegio, desde pequeño me han enseñado que debo ayudar a quienes me necesiten

Norma

Social 7

En el instituto me han enseñado que debo ayudar a quienes me necesiten

Norma

Social 8

Si la universidad propusiese programas de apoyo a los/as discapacitados/as, yo me apuntaría

Norma

Social 9

Creo que la obligación de cualquier persona es ayudar a otra que la necesite

Norma

 Social 10

Creo que los discapacitados tienen derecho a participar en todas las actividades en las que participamos los que no tenemos discapacidad

CONTROL PERCIBIDO

Control

Percibido1

Me siento capacitada/o para apoyar y ayudar a cualquier persona con discapacidad

Control

Percibido2

Creo que soy capaz de percibir las necesidades especiales de los/as personas con discapacidad

Control

Percibido3

Creo que sería capaz de ayudar a alguna persona con discapacidad física

Control

Percibido4

Creo que sería capaz de ayudar a alguna persona con discapacidad psíquica o sensorial

INTENCION

Intención1

Mi deseo es participar en organizaciones para apoyo a las personas en riesgo de exclusión

Intención2

Me gustaría participar en programas de ayuda a la inclusión social

Intención3

Quiero que las instituciones educativas promuevan programas para la inclusión de personas con discapacidad

Intención4

Tengo intención de ayudar a la inclusión de los/as discapacitados/as

Intención5

Intento ayudar a algún/a discapacitado/a

3.3.      Análisis estadístico

En el tratamiento de los datos obtenidos se han empleado dos tipos de técnicas. Para identificar las variables actitudinales y los ítems que más influyen en la Actitud hacia la inclusión hemos realizado un análisis descriptivo pormenorizado de los ítems con el objeto de identificar aquéllos sobre los que había más acuerdo o desacuerdo entre los estudiantes y que tienen más potencialidad para influir. A pesar de tratarse de una escala ordinal, en este apartado analizaremos los valores de las respuestas como indicativos de grado, ya sea de acuerdo general o desacuerdo con afirmación.

Sin embargo, debido a que este análisis no contempla las posibles interrelaciones entre las variables, esta cuestión queda resuelta mediante la utilización del análisis multivariable, en el que además de medir simultáneamente la influencia de los diferentes constructos, se prueba su validez y consistencia interna. Con el análisis multivariable pretendemos tomar en consideración las interacciones entre los ítems analizados, dado que ofrece un análisis tanto desde la perspectiva de las variables como explicativas de cada constructo, como de las posibles interrelaciones entre ellas. La Figura 2 recoge la configuración del análisis multivariable.

Figura 2. Relaciones entre las variables latentes y las variables observables

 

Para ello, empleamos el análisis de la Estructura de Covarianzas (Satorra y Bentler, 1994), utilizando la técnica PLS (Partial Least Squares), cuyo principal objetivo es la predicción de variables dependientes, sean latentes u observables, así como la cuantificación de  las relaciones causales entre variables interdependientes. En nuestro caso, existe una variable dependiente como es la Intención de ayudar a la inclusión, esto es, la predisposición favorable hacia el apoyo a las personas con discapacidad, y otras variables independientes como son la Actitud hacia la inclusión, la Norma Social (valores colectivos) y el Control Percibido. El tratamiento estadístico de los datos obtenidos en el cuestionario se ha llevado a cabo mediante el paquete estadístico SPSS (PASW Statistics), realizándose los correspondientes análisis psicométricos.

4.     Resultados

4.1.      Resultados del Análisis Descriptivo

Los ítems que han resultado con mayor capacidad explicativa en el modelo multivariable para explicar la Actitud hacia la inclusión (Tabla 3), son ACT4 -El problema de los discapacitados nos afecta a todos de alguna manera, aunque no la padezcamos-, con una media de 4.12, y ACT2 -Creo que es muy gratificante dedicar algo de tiempo propio a la ayuda a los demás-, con valor medio de 3.83. Ambas variables son muy significativas, ya que la primera implica la empatía y la segunda el interés en ayudar, condiciones que conjuntamente muestran una buena predisposición o Intención de ayudar.

Tabla 3. Puntuaciones medias por indicadores de Actitud hacia la inclusión.

VARIABLE LATENTE

INDICADORES REFLECTIVOS

MEDIA

DESVIACIÓN TÍPICA

ACTITUD HACIA LA INCLUSIÓN

AC1

1.878049

0.918658

AC2

3.829268

0.994523

AC3

1.878049

0.957889

AC4

4.121951

0.989395

Los valores colectivos, medidos como Norma Social (Tabla 4), con mayor importancia entre los estudiantes universitarios son los correspondientes con los ítems NS10 -Creo que los discapacitados tienen derecho a participar en todas las actividades en las que participamos los que no tenemos discapacidad-, NS5  -En mi familia, desde pequeño me han enseñado que debo ayudar a quienes me necesiten-, y NS2 -Mis padres me han enseñado que cualquiera puede llegar a ser un discapacitado y necesitar de los demás- por este orden, cuyas medias son respectivamente de 4.18, 4.11, 4.10.

También son relevantes las puntuaciones obtenidas para los ítems NS6 -En el colegio, desde pequeño me han enseñado que debo ayudar a quienes me necesiten-, NS9 -Creo que la obligación de cualquier persona es ayudar a otra que la necesite- y NS1 -Los programas de inclusión deberían ser promovidos por el Estado-, cuyas respectivas medias son 3.84, 3.83 y 3.76.

Las medias más bajas son registradas en los ítems NS3 -En la universidad los profesores se preocupan por los discapacitados- y NS4 -En la universidad los estudiantes se preocupan por los discapacitados, con medias 2.9 y 2.85, respectivamente.

Tabla 4. Puntuaciones medias por indicadores de Norma Social.

VARIABLE LATENTE

INDICADORES REFLECTIVOS

MEDIA

DESVIACIÓN TÍPICA

NORMA SOCIAL

NS1

3.762195

1.026417

NS2

4.091463

0.995783

NS3

2.920732

0.965571

NS4

2.859756

0.842777

NS5

4.109756

0.858106

NS6

3.835366

0.992471

NS7

3.609756

1.082557

NS8

3.243902

1.015958

NS9

3.829268

1.216501

NS10

4.176829

1.020862

El Control Percibido o capacidad para ayudar a las personas con discapacidad (Tabla 5) es aceptable en todos los ítems analizados (medias superiores a 3), siendo ligeramente destacables CP3 -Creo que sería capaz de ayudar a alguna persona con discapacidad física- y CP1 -Me siento capacitada/o para apoyar y ayudar a cualquier persona con discapacidad-. La media más baja, con un valor de 3.08, corresponde al ítem CP4 -Creo que sería capaz de ayudar a alguna persona con discapacidad psíquica o sensorial.

Tabla 5. Puntuaciones medias por indicadores de Control Percibido

VARIABLE LATENTE

INDICADORES REFLECTIVOS

MEDIA

DESVIACIÓN TÍPICA

CONTROL PERCIBIDO

CP1

3.487805

1.053698

CP2

3.298780

1.022327

CP3

3.56585

0.902554

CP4

3.079268

1.129551

En relación con la Intención de ayudar a la inclusión (Tabla 6), los tres ítems con media más elevada son INT3 -Quiero que las instituciones educativas promuevan programas para la inclusión de personas con discapacidad-, INT2 -Me gustaría participar en programas de ayuda a la inclusión social- e INT4 -Tengo intención de ayudar a la inclusión de los/as discapacitados/as-, mientras que los ítems con valores más bajos son INT1 -Mi deseo es participar en organizaciones para apoyo a las personas en riesgo de exclusión- e INT5 -Intento ayudar a algún/a discapacitado/a-.

Tabla 6. Puntuaciones medias por indicadores de Intención de ayudar a la inclusión.

VARIABLE LATENTE

INDICADORES REFLECTIVOS

MEDIA

DESVIACIÓN TÍPICA

INTENCIÓN DE AYUDAR A LA INCLUSIÓN

INT1

2.731707

1.021833

INT2

3.024390

1.050569

INT3

3.664634

1.040749

INT4

3.018293

1.053609

INT5

2.908537

1.101109

4.2.      Resultados del Análisis Multivariable

Antes de analizar los resultados obtenidos, se testó la fiabilidad y validez de las escalas de medida. De esta manera, se ha medido la fiabilidad mediante los coeficientes Alpha de Cronbach y el Test de fiabilidad compuesta (Tabla 7), mostrando valores aceptables en todos los constructos excepto en el de Actitud hacia la inclusión. Siguiendo la literatura, los índices de fiabilidad compuesta que superan un valor de 0.5 confirman la fiabilidad interna del constructo (Bagozzi y Yi, 1989), a pesar de que otros autores como Lévy y Mallou (2006) consideran límites superiores. Los valores obtenidos para ambos índices son ligeramente inferiores a lo deseable para el constructo Actitud hacia la inclusión, motivo por el cual consideramos que debe ser revisado en futuras investigaciones. Además, se ha calculado la validez convergente del modelo (Tabla 7), comprobando el peso de la regresión de cada uno de los ítems en el factor o constructo correspondiente (Jöreskog y Sörbom, 1993). El límite mínimo considerado es el valor superior a 0.4 y los resultados obtenidos muestran unos valores que oscilan entre 0.5 y 0.9.

Tras este análisis, consideramos que el instrumento de medición propuesto demuestra consistencia interna y validez suficiente para ser utilizado en las estimaciones de la Actitud hacia la inclusión, la Norma Social, el Control Percibido y la Intención de ayudar a la inclusión. Una vez que se ha verificado que las medidas de los constructos son fiables y válidas, se procedió a la valoración del modelo estructural reflectivo. Hemos utilizado el programa estadístico PLS, tal como se indica en el apartado 3.3. Jöreskog y Wold (1982) y Barclay, Higgins y Thompson (1995) sugieren que éste es un método idóneo para un análisis tanto de tipo exploratorio como confirmatorio. En cuanto al tamaño de la muestra que aquí se ha utilizado, cumple los requisitos generalmente aceptados para la aplicación de este programa, ya que según Gefen, Straub y Boudreau (2000), se podría mantener la robustez de los resultados siempre que la muestra sea un múltiplo grande del número de constructos en el modelo (Cohen, 1977), por tener como base la regresión lineal. Como guía de referencia se acepta que debe tener como mínimo diez veces más casos que el número de ítems que compongan el constructo más complejo del modelo (Barclay, Higgins y Thompson, 1995). La capacidad predictiva de los mínimos cuadrados parciales PLS (Partial Least Squares) es valorada adecuadamente por Wold (1985) cuando se contrastan modelos con una sólida base teórica.

Tabla 7. Medida de variables, variables latentes e indicadores reflectivos

VARIABLE LATENTE

INDICADORES

CARGAS O PESOS (Loadings)

ALPHA CRONBACH

FIABILIDAD COMPUESTA (CompositeReliability)

ACTITUD HACIA LA INCLUSIÓN

AC1

0.512800

0.484410

0.496237

AC2

0.803900

AC3

0.496300

AC4

0.835600

NORMA SOCIAL 

NS1

0.429900

0.820042

0.862766

NS2

0.617000

NS3

0.535600

NS4

0.519500

NS5

0.780700

NS6

0.748400

NS7

0.758300

NS8

0.687000

NS9

0.593200

NS10

0.748400

CONTROL PERCIBIDO

CP1

0.794900

0.848027

0.900894

CP2

0.873000

CP3

0.892400

CP4

0.768500

INTENCIÓN DE AYUDAR A LA INCLUSIÓN

INT1

0.777600

0.786863

0.855217

INT2

0.787400

INT3

0.667800

INT4

0.843900

INT5

0.587100

Una vez que se ha verificado que las medidas de los constructos son fiables y válidas, hemos procedido a la valoración del modelo estructural. La Figura 3 presenta los resultados del análisis causal. 

Figura 3. Resultados del modelo estructural

 

    Los resultados señalan que los valores predominantes en la sociedad (la Norma Social), se presentan como la variable más importante y que ejerce una mayor influencia sobre la Intención a ayudar a personas con discapacidad. Asimismo, el Control Percibido es otra variable que predispone favorablemente al joven universitario para prestar su ayuda. Finalmente, la Actitud hacia la inclusión del individuo no ha mostrado una influencia significativa.

5.     Discusión

Los resultados del estudio indican que los jóvenes están muy influenciados por los valores inculcados por sus familias, así como por su disposición a ayudar -NS5-, desde el punto de vista de la empatía o la conciencia de que cualquiera podría estar en situación de discapacidad -NS2-, aunque también destaca que son especialmente sensibles a los valores inculcados en el colegio (las medias son de 3.6 en el instituto y 3.2 en la universidad). Estos resultados indican que es precisamente en el colegio y en la familia donde, en realidad, están recibiendo el aprendizaje en valores y actitudes favorables hacia la inclusión. El alto valor que presenta el ítem NS1 indica que los estudiantes universitarios asumen la necesidad de políticas públicas inclusivas, por lo que estas actuaciones institucionales serían aceptadas con agrado.

En cuanto a la Intención de ayudar a la inclusión de las personas con discapacidad, los resultados muestran que los estudiantes prefieren que esta labor recaiga sobre las instituciones públicas. Aunque las intenciones personales son positivas, el compromiso individual no es demasiado fuerte, como muestran los valores medios más bajos alcanzados por los ítems que indican el deseo de participar en organizaciones de apoyo a la inclusión o en el intento de ayuda a las personas con discapacidad.

Podemos afirmar que la Norma Social es la variable que mejor explica la Intención ayudar a la inclusión, en el sentido de que el sistema de valores sociales prevalente tiene la capacidad de fomentar intenciones personales favorables a la inclusión. A la vista de los resultados obtenidos en relación a la Norma Social, hemos comprobado que, con cierta frecuencia, se han apreciado diferencias sustanciales entre las manifestaciones verbales acerca de las intenciones individuales y las actuaciones reales. La Norma Social es favorable a la inclusión y analizando los ítems por separado, hemos confirmado que la importancia de esta norma abarca todos los estamentos, incluidos el familiar y el educativo.

Por otra parte, la ausencia de Control Percibido no se muestra como una dificultad importante dentro de las posibilidades de inclusión del colectivo de personas con discapacidad en el ámbito universitario. De manera que podemos afirmar que los estudiantes universitarios se sienten y creen capaces de ayudar a la inclusión de personas con discapacidad, si bien este nivel de Control Percibido disminuye en el caso de discapacidad psíquica, terreno en el que se muestran menos seguros.

En cuanto a las opiniones personales, sentimientos e intenciones, recogidas en el constructo Actitud hacia la inclusión, el estudio muestra que influyen de manera directa en la Intención de ayudar a la inclusión de colectivos de personas con discapacidad. Sin embargo, en este modelo se han detectado ciertas disfunciones en el constructo Actitud hacia la inclusión. Desde nuestro punto de vista, el problema podría residir en una posible tendencia a no contestar lo que se piensa, sino lo que se cree que se debe contestar. En nuestra opinión, quizá los estudiantes universitarios podrían estar contestando aquello que creen que deben contestar, de acuerdo con la deseabilidad social y lo que creen que se espera de su comportamiento. De esta manera, se introduciría un sesgo importante en sus respuestas que afectaría a la validez del instrumento de recogida de información. El compromiso hacia la discapacidad podría ser mayor si se incide en los valores transmitidos por las familias en el entorno de las personas no discapacitadas y este resultado sería coherente con las propuestas de Verdugo y Schalock (2009), expuestas con anterioridad en nuestra investigación. En concordancia con lo señalado por Valenciano (2009) en el apartado 2 de este estudio, los estudiantes consideran mayoritariamente que la inclusión es un derecho de las personas con discapacidad. Aunque los resultados, en este sentido, no son robustos, en nuestra opinión, pueden considerarse como indicadores de una línea que deberá ser analizada con detalle en futuras investigaciones. En este sentido, ya remarcábamos la importancia de actitudes positivas para generar entornos inclusivos, siguiendo a Clore y Jeffrey (2007), y los resultados del modelo así lo confirman. Sin embargo, la magnitud de los coeficientes no es tan elevada como cabría esperar.

La valoración conjunta de todos los resultados – el mayor peso explicativo de la Norma Social, seguido de Control Percibido- , nos llevan a pensar en una sociedad con cierto grado de “desequilibrio inclusivo”, por no hablar de una “contradicción generalizada” entre las manifestaciones de los valores socialmente dominantes y las actitudes personales de cada individuo.

Una última cuestión para la reflexión -que escapa del ámbito de este trabajo- es la planteada por la falta de preocupación por el apoyo a la inclusión de estudiantes con discapacidad en la universidad, observada por los estudiantes universitarios, que se ha puesto de manifiesto en el estudio descriptivo.

6.     Conclusiones

Este trabajo ha permitido identificar dos ejes fundamentales sobre los que diseñar y formular estrategias de inclusión social para las personas con discapacidad, especialmente para los estudiantes universitarios. Uno de ellos apunta hacia las políticas sociales de tipo general y otro hacia las políticas educativas. Dentro de este último eje se proponen líneas de actuación en distintas esferas, según los diferentes niveles educativos. Finalmente, se hacen algunas sugerencias sobre política universitaria inclusiva y se sugieren futuras líneas de investigación.

6.1. Recomendaciones relativas a políticas sociales inclusivas.

Se aconseja el diseño de políticas públicas de tipo transversal, que abarquen distintos ámbitos de actuación como el social y el educativo, para reforzar la Norma Social positiva hacia la inclusión, con programas de específicos de intervención para la ciudadanía en general. En este sentido, proponemos cuatro esferas de actuación complementarias. En primer lugar, una actuación de ámbito escolar en edades tempranas, ya que, según responden los encuestados, ha demostrado ser la más influyente (afectando sobre todo a los constructos de Actitud hacia la inclusión y Norma Social o valores colectivos). En segundo lugar, una actuación encaminada a que los estudiantes universitarios participen en actividades de inclusión, para mejorar su deseo e intención de participar en organizaciones que apoyen a las personas en riesgo de exclusión. Una tercera actuación a nivel familiar (dirigida especialmente a las actitudes individuales). Y por último, una actuación llevada a cabo en contextos sociales más amplios: asociaciones, municipios, etc., lo que tendría repercusión tanto en la Norma Social como a la Actitud hacia la discapacidad.

6.2. Recomendaciones relativas a políticas educativas.

Debemos proponer la intervención en los niveles de educación infantil y primaria, por tratarse de un área clave, según se desprende de las respuestas de los estudiantes universitarios a esta investigación, donde el diseño de políticas educativas debe estar sincronizado y armonizado tanto con las políticas sociales inclusivas de corte general, como con las políticas educativas para niveles superiores.

En el entorno universitario, se detecta cierta carencia de sensibilidad hacia la necesidad de apoyo a los alumnos universitarios con discapacidad. Por este motivo, en nuestra opinión, corresponde a las universidades actuar en dos líneas principales: en primer lugar, diseñando políticas universitarias inclusivas, mediante la generación de Normas Sociales o valores colectivos proactivos en los jóvenes universitarios, para fomentar la sensibilización hacia la defensa de los derechos de las personas con discapacidad, de acuerdo con el principio de igualdad de oportunidades. Estas acciones deberán ser de corte transversal. En segundo lugar, creando y fomentando foros críticos de reflexión que permitan corregir y reconducir las políticas universitarias de apoyo a la diversidad para que favorezcan la inclusión de alumnos con necesidades especiales. Estas prácticas operarían tanto sobre los valores colectivos como sobre las actitudes personales y tendrían repercusiones en el bienestar social, no sólo por mejorar el capital humano, sino también por aumentar el nivel de satisfacción personal de todos los miembros de la comunidad universitaria.

Finalmente, subrayar la conveniencia de impulsar acciones de visibilización de las discapacidades no visibles, al objeto de favorecer la inclusión de las personas con discapacidad psíquica, ya que se ha comprobado en nuestro estudio, a raíz de las repuestas al ítem CP4 relativo a este tema, que el Control Percibido disminuye en relación a este tipo de discapacidad.

6.3. Limitaciones del estudio y líneas futuras de investigación

Finalmente, a título prospectivo, se señalan posibles líneas para la futura investigación, que, en parte, pretenden solventar algunas de las limitaciones observadas en ésta.

En primer lugar, la escasa importancia de la Actitud hacia la inclusión como variable explicativa de la Intención de ayudar a la inclusión –como se pone de relieve en este estudio- es una cuestión que nos proponemos analizar en posteriores investigaciones, ya que, en nuestra opinión, en buena lógica, tiene una gran importancia como factor determinante de la intención a incluir a las personas con discapacidad.

Como principal limitación de esta investigación señalaremos el tamaño de la muestra, lo que confiere un carácter de provisionalidad a las conclusiones aportadas. De la misma manera entendemos como una limitación importante el carácter del muestro, no probabilístico y que no se realizó una estimación previa del tamaño de la muestra. Otra limitación importante del estudio afecta al cuestionario como instrumento para la recogida de información, dado que los estudiantes universitarios podrían manifestar un importante sesgo en sus respuestas, debido a la presunta deseabilidad social de las mismas.

Por otro lado, sería interesante ampliar el estudio de la Actitud hacia la inclusión de las personas con discapacidad hacia otros colectivos, como los jóvenes no universitarios. También tendría un gran interés una futura investigación prolongando el período de estudio de estas actitudes, de manera que permita evaluar el comportamiento de los estudiantes y su evolución a lo largo del tiempo, lo que permitiría comprobar si existen cambios en sus respuestas y actitudes hacia la discapacidad. Como última línea de investigación se propone el estudio de otras posibles variables relevantes en la actitud hacia la discapacidad, como podría ser el tipo concreto de discapacidad o el grado en que ésta se manifiesta, el género, la presencia de alguna persona cercana con discapacidad en el ámbito del estudiante universitario o el tipo de hogar familiar, dado que entendemos que todos estos factores podrían ser relevantes en la actitud personal hacia la discapacidad, el control percibido y  la intención de ayudar y comprometerse activamente en la inclusión de las personas con discapacidad.

Referencias

Ajzen, I. & Fishbein, M. (1980). Understanding attitudes and predicting social behavior. Englewood Cliffs, NJ: Prentice-Hall.

Ajzen, I. & Madden, T (1977). Attitude-Behavior Relations: A theorical analysis and review of empirical research. Psychological Bulletin, 84, 888-918.

Ajzen, I. & Madden, T (1980). Understanding attitudes and predicting social behavior. Englewood Cliffs, NJ, Prentice Hall.

Ajzen, I. & Madden, T (1986). Prediction of goal-directed bevahior: Attitudes, intentions and perceived behavioral control. Journal of Experimental Social Psychology, 22, 453-474.

Ajzen, I. (1991). The theory of planned behavior. Organizational Behavior and Human Decision Processes, 50, 179-211.

Akrami, N., Ekehammar, B., Claesson, M. & Sonnander, K. (2006). Classical and modern prejudice: Attitudes toward people with intellectual disabilities. Research in Developmental Disabilities, 27(6), 605-617.

Alcantud, F., Ávila, V. y  Asensi, Mª (2000). La integración de los estudiantes con discapacidad en los estudios superiores. Servicio de Publicaciones de la Universitat de Valencia, Valencia, España.

Alonso, M., Navarro, R. y Lidón, V. (2008). Actitudes hacia la diversidad en estudiantes universitarios. Comunicación presentada en las XIII Jornadas de Fomento de la Investigación, Universitat Jaume I, Castellón, España.

Alonso, M.J., Navarro, R. y Vicente, L. (2004). Actitudes hacia la diversidad en estudiantes universitarios. Jornades de Foment de la Investigació. Universitat Jaume I. Extraído el 7 de agosto de 2011 desde http://www.uji.es/bin/publ/edicions/jfi13/44.pdf

Altman, B.M.  (2001c). Disability definitions, models, classification, schemes, and applications. En G.L. Aldricht, K.D. Seelman, y M. Bury, Handbook of disability studies (97-122). Thousand Oaks, CA: Sage.

Altman, B.M. (1986). Definitions of disability in empirical research: Is the use of an administrative definition co-opting the results of disability research?. Paper presented at the Annual Meetings of American Sociological Association, Washington DC, USA.

Altman, B.M. (2001a). Definitions of disability and their operationalization, and measurement in survey data: An update. En S. Barnartt S. y B.M. Altman (eds.), Oxford: Elsevier.

Altman, B.M. (2001b). Exploring theories and expanding methodologies: Where we are and where we need to go?.  Research in Social Science and Disability,  2, 77-100.

Álvarez, V., Rodríguez, A., García, E., Gil, J.,  López, I., Romero, S., Padilla, Mª,  García, J. y Correa, J. (2002). La atención a la diversidad en los centros de enseñanza secundaria: Estudio descriptivo de la provincia de Sevilla. Revista de Investigación Educativa, 20, (1), 225-245.

Álvarez, V., Rodríguez, A., García, E., Gil, J., López, I., Romer, S.,  Padilla, Mª, García, M. y Correa, J. (2002). La atención a la diversidad en los centros de enseñanza secundaria: estudio descriptivo en la provincia de Sevilla. Revista de Investigación Educativa, 20, 1, 225-245.

Arana, J., Rodriguez, S. y Meilán, J. (2008). Los servicios de Atención Psicológica en la universidad española: Análisis crítico. Revista de Psicología General y Aplicada, 61, 265-284.

Armstrong, F. (1999). Inclusion, curriculum and the struggle for peace in school.  International Journal of Inclusive Education, 3, (1), 76.

Arnaiz, P. (2003). Educación inclusiva: Una escuela para todos. Málaga: Editorial Aljibe.

Aspirall, P. (2001). Operationalising the collection of ethnicity data in studies of the sociology of health and illness. Sociology of Health and Illness, 23, 829-862.

Bagozzi, P. & Yi, Y. (1989). On the Use of Structural Equation Models in Experimental Designs. Journal of Marketing Research. Vol. XXVI, 271-84.

Barclay, D., Higgins, C. & Thompson, R. (1995). The partial least squares (PLS) approach to causal modeling. Personal computer adoption and use as an illustration. Technology Studies, 2 (2), 285–309.

Barnes, C. & Mercer, G. (eds.) (2004). Implementing the social model of disability: Theory and research. Leeds: Disability Press.

Barron, K., Michailakis, D. & Söder, M. (2000). Funktionshindrake och den offentliga hjälpapparaten. In M. Szebehely (Ed.), Välfärd, vard och omsorg SOU 2000, 38, 137-170.

Barton, L. & Amstrong, F. (2000). Policy, Experience and Change: Cross cultural issues and dilemmas. En G. Aldricht, K. Seelman, y M. Bury, International Handbook of disability studies (693-710). Thousand Oaks, CA: Sage.

Barton, L. (2009). Estudios sobre discapacidad y la búsqueda de la inclusividad: Observaciones. Revista de Educación, 349, 137-152.

Barton, L. (ed.) (1996): Disability and Society: Emerging Issues and Insights. London: Adison Wesley Longman Limited.

Bausela, E. (2004). La function orientadora en el marco de la Universidad. EduPsykhé, 3, 109-120.

Bickenbach, J.E., Chatterji, S., Badley, E.M. & Üstün, T.B. (1999). Models of disablement, universalism and the international classification of impairments, disabilities and handicaps. Social Science and Medicine, 48, 1173-1187.

Biklen, D. (1981). The least Restrictive Environment: Its Applications to Education. Syracuse, Special Education Resource Center.

Brinberg, D (1979). An examination of the determinants of intention and behavior: A comparison of two methods. Journal of Applied Social Psychology, 31, 1073-1082.

Bueno, A. y Mirambel, E. (2003). Escala de Actitudes hacia la Discapacidad en la Universidad: Presentación. Encuentros en Psicología Social, 1, 36-39.

Cajide, J. (2000). Evaluación de programas para la educación de sobredotados. Revista de Investigación Educativa, 18, 2, 539-552.

Campbell, F.K. (2009). Medical Education and Disability Studies. Journal of Medical Humanities, 30, 221-235.

Center, Y. & Ward, J. (1987). Teachers’ attitutes towards the integration of disabled children into regular schools. Exceptional Child, 34, 41-56.

Churchill, G.A. (1979). A paradigm for developing better measures of marketing constructs.  Journal of Marketing Research, 16 (1), 64-73.

Clore, G. L. & Jeffery, K. M. (2007). Emotional role playing, attitude change, and attraction toward a disabled person. Journal of Personality and Social Psychology, 23 (1), 105-111.

Cohen, J. (1977). Statistical power analysis for the behavioral sciences. New Jersey: Laurence Erlbaum Associated Publishers.

Collins, B.C; Baird, C.M. & Hager, D.H. (2009). The university of Kentucky distance education program in moderate en severe disabilities. Rural Special Education Quarterly, 28 (3), 30-40.

COM (2010). Comunicación de la Comisión: Europa 2020: Una estrategia para un crecimiento inteligente, sostenible e integrador 2020. Bruselas, 3.3.2010. Extraído el 25 de septiembre de 2010 desde http://ec.europa.eu/commission_2010-2014/president/news/documents/pdf/20100303_1_es.pdf  

De Haan, A. & Maxwell, S. (1998). Poverty and Social Exclusion in North and South . IDS Bulletin, 29, 1, Institute of Development Studies, Brighton, United Kingdom, 1-9.

De Haan, A. (1998). Social Exclusion: An alternative concept for the study of Deprivation?. IDS Bulletin, 29, 1, Institute of Development Studies, Brighton, United Kingdom, 10-19.

Dueñas, M. (2000). Evaluación de programas de atención a los niños con discapacidades. RIE, 18, 2, 601-609.

Fishbein, M. & Ajzen, I. (1974). Attitudes toward objects as predictors of single and multiple behavioral criteria. Psychological Review, 81 (1), 59-74.

Frith, G. & Mitchell, J. (1981). The attitudes of non handicapped students toward mildly retarded: A consideration in placement decisions. Education and Training of the Mentally Retarded, 16, 79-83.

Fujiura, G.T. & Rutkowski-Kmitta, V. (2001). Counting disability. En G.L. Albrecht, K.D. Seelman, y M. Bury (Eds.), Handbook of disability studies, (69-96). Thousand Oaks, CA: Sage.

Gefen, D., Straub, D. & Boudreau, M. (2000). Structural equation modeling techniques and regression: guidelines for research practice. Communications of the Association for Information Systems Research, 7 (7), 1-78. Extraído el 14 de septiembre de 2010 desde http://www.cis.gsu.edu/~dstraub/Papers/Resume/Gefenetal2000.pdf

Grönvik, L. (2007). The fuzzy buzz word: conceptualizations of disability. En Disability research classics. Sociology of Health and Illness, 29 (5), 750-766.

Grönvik, L. (2009): Defining disability: effects of disability concepts on research outcomes. International Journal of Social Research Methodology, 12 (1), 1-18.

Gross, B.H. & Hahn, H. (2004). Developing issues in the classification of mental and physical disabilities. Journal of Disability Policy Studies, 15(3), 130-134.

Gughwan, C. & Chow, L. (2001). Korean students’ differential attitudes toward people with disabilities: an acculturation perspective. International Journal of Rehabilitation Research, 24, 79-81.

Haber, L.D.  (1973). Disabling effects of chronic disease and impairment - II. Functional capacity limitations. Journal of Chronic Diseases, 26 (3), 127-151.

Haber, L.D. (1967). Identifying The Disabled: Concepts and Methods in the Measurement of Disability.   Social Security Bulletin,. 17, 17-34.

Haber, L.D. (1967). Identifying the disabled: Concepts and methods in the measurement of disability. Social Security Bulletin, 30, 17–34. Extraído el 15 de septiembre de 2010 desde http://www.ssa.gov/policy/docs/ssb/v30n12/v30n12p17.pdf  

Horrocks, J., White, G. & Roberts, L. (2008). Principals’ attitudes regarding inclusion of children with autism in Pennsylvania public schools. Journal of Autism and Developmental Disorders, 38 (8), 1462-1473.

Infante, M y Gómez, V. (2004). Actitudes de los estudiantes de educación hacia la integración de personas con discapacidad y hacia la educación multicultural. Cultura y Educación, 16, 371-384.

Jöreskog, K. & Sörbom, D. (1993). LISREL 8: Structural equation modeling with the SIMPLIS command language. SSI Scientific Software International, Hillsdale, NJ: Laurence Erlbaum Associates.

Jöreskog, K. G. &Wold, H. (1982). The ML and PLS techniques for modeling with latent variables: historical and competitive aspects. En K. G. Jöreskog y H. Wold (Eds.). Systems under indirect observation, Part 1, (263-270). Amsterdam: North-Holland.

Karsz, S. (coord.) (2004). La exclusión: bordeando sus fronteras. Definiciones y matices. Barcelona: Gedisa.

Konur, O. (2006). Teaching disabled students in higher education. Teaching in Higher Education, 11, 351-363.

Kudláèek, M., Válková, H., Sherrill, C., Myers, B. & French, R. (2002). An inclusion instrument based on Planned Behavior Theory for prospective physical educators. Adapted Physical Activity Quarterly, 19 (3), 280-296.

Lévy Mangín, J.P. y Mallou, J. (2006). Modelización con Estructuras de Covarianzas en Ciencias Sociales: Temas Esenciales, Avanzados y Aportaciones Especiales. A Coruña: Ed. Netbiblo.

López Torrijo, M. (2009). La inclusión educativa de los alumnos con discapacidades graves y permanentes en la Unión Europea.  RELIEVE, v. 15,  n. 1. Extraído el 7 de septiembre de 2011 desde http://www.uv.es/RELIEVE/v15n1/RELIEVEv15n1_5.htm.

López, M. (2008). De la Exclusión a la Inclusión: Políticas y Prácticas de la Universidad Española respecto a los alumnos con déficit auditivo. Archivos Analíticos de Políticas Educativas, 16, 5, 1-22.

Mashaw, J. & Reno, V. (2001). Balancing security and opportunity: The challenge of disability income policy. Washington DC: National Academy of Social Insurance.

McCarthy, J., Donofrio-Horwitz, L. & Smucker, L. (2010). The effects of reading personal narratives written by an individual who uses AAC on the attitudes of pre-professionals in business. Detail. AAC: Augmentative and Alternative Communication, 26 (2), 61-74.

Muñoz, J. y Espiñeira, E. (2010). Plan de mejoras fruto de la evaluación de la calidad de la atención a la diversidad en un centro educativo. Revista de Investigación educativa, 28 (2), 245-264.

Naciones Unidas (2010). The millennium development goals. New York. United Nations. Extraído el 27 de diciembre de 2010 desde http://www.un.org/millenniumgoals/pdf/MDG%20Report%202010%20En%20r15%20-low%20res%2020100615%20-.pdf

Nagi, S. (1965). Some conceptual issues in disability and rehabilitation. En M.B Sussman (ed.), Sociology and rehabilitation (100-113). Washington, DC: American Sociological Association.

Nagi, S. (1979): The concept and measurement of disability. En E.D. Berkowitz, (ed.), Disability policies and government programs (1-15). New York: Praeger.

Obrusnikova, I., Block, M., & Dillon, S. (2010). The use of theory of planned behavior to explore children’s beliefs toward teacher-directed playing with peers with disabilities in physical education. Adapted Physical Activity Quarterly, 27 (2), 127-142.

Oh, H-K., Rizzo, T., So Hosung, C., Park, S. & Lei, Q. (2010). Preservice physical education teachers' attributes related to teaching a student labeled ADHD. Teaching and Teacher Education, 26 (4), 885-890.

Oliver, M. (1996a): A sociology of disability or a disablist sociology? En L. Barton (ed.), Disability and society: Emerging issues and insights (18-42). Harlow: Longmore.

Oliver, M.  (1996b). Understanding disability. From theory to practice. New York: St. Martin’s Press.

Oliver, M. & Barnes, C. (2010). Disability studies, disabled people and the struggle for inclusion. British Journal of Sociology of Education, 31 (5), 547-560.

Oliver, M. (1990). The politics of disablement. London: Macmillan.

ONU. Convención de los derechos de las personas con discapacidad (13 de diciembre de 2006).

Ovejero, A. (1998). Las Relaciones Humanas. Psicología social teórica y aplicada. Madrid: Biblioteca Nueva.

Pagel, M & Davidson, A. (1984). A comparison of three social-psychological models of attitude and behavioral plan: Prediction of contraceptive behavior. Journal of Personality and Social Psychology, 47, 517-533.

Polo, M. y López, M. (2005). Barreras de acceso al medio físico de los estudiantes con discapacidad motora de la Universidad de Granada. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 3, 121-132.

Satorra, A. & Bentler, P. (1994). Corrections to test statistics and standard errors in covariance structure analysis. En A. Von Eye and C.C. Clogg (ed.), Latent variables analysis: Applications for developmental research (399-424). Thousand Oaks, CA: Sage.

Schalock, R. (1997). Hacia una nueva concepción de la discapacidad. Extraído el 27 de diciembre de 2010 desde http://www.hijosespeciales.com/Nueva_concepcion/nueva_concepcion.htm

Scior, K. & Furnham, A. (2011). Development and validation of the intellectual disability literacy scale for assessment of knowledge, beliefs and attitudes to intellectual disability. Research in Developmental Disabilities, 32 (5), 1530-1541.

Seelman, K. (2004). Educación inclusiva en Vietnam: Un breve informe. Pittsburg: Escuela de Ciencias de la Salud y la Rehabilitación. University of Pittsburgh. Extraído el 14 de diciembre de 2010 desde http://www.revmed.unal.edu.co/revistafm/v54n2/v54n2a11.html  

Sen, A. (2000). Social Exclusion: Concept, Application, And Scrutiny. Social Development Papers No.1 .Office of Environment and Social Development Asian Development Bank,  Junio 2000.

Sen, A. (1985). Commodities and Capabilities. Amsterdam: North-Holland.

Silver, H. (1995). Reconceptualizing Social Disadvantge: Three Paradigms of Social Exclusion. En G. Rodgers, G. Gore, y J. Figueiredo, (Ed.), Social Exclusion: Rhetoric, Reality, Responses. Geneva: International Institute for Labour Studies.

Soto. V. y Vasco E. (2008). Representaciones sociales y discapacidad. Hologramática, 8, VI (2008), 3-22.

Suriá, R. (2011). Comparative analysis of student’s attitudes toward their classmates with disabilities. Electronic Journal of Research in Educational Psychology, 9, 197-216.

UNESCO. Guidelines for inclusion: ensuring access to education for all, 2005, Paris: UNESCO.

Valenciano, G. (2009) Construyendo un concepto de educación inclusiva: Una experiencia compartida, en Sarto Martín, M.P. y Venegas Renauld, M.E. Aspectos clave de la educación inclusiva. Publicaciones del INICO. Colección Investigación. Salamanca, 2009, 13-24. Extraído el 27 de diciembre de 2010 desde http://sid.usal.es/idocs/F8/FDO22224/educacion-inclusiva.pdf  

Verdugo, M. & Schalock, R. (2009). Quality of Life: From Concept to Future Applications in the Field of Intellectual Disabilities. Journal of Policy and Practice in Intellectual Disabilities, 6 (1), 62-64.

Verdugo, M. (2009): El cambio educativo desde una perspectiva de calidad de vida. Revista de Educación (Madrid), 349, 23-43.

Verdugo, M. (dir) (1995). Personas con discapacidad: perspectivas psicopedagógicas y rehabilitadoras. Madrid: Siglo XXI.

Verdugo, M. y Arias, B. (1991). Evaluación y modificación de las actitudes hacia los minusválidos. Revista de Psicología General y Aplicada, 44 (1), 95-102.

Wold, H. (1985). Systems Analysis by Partial Least Squares, En P.Nijkamp, H. Leitner, y N. Wrigley (Eds.), Measuring the Unmeasurable (pp. 221–252). Dordrecht, the Netherlands: Martinus Nijhoff.

 


AGRADECIMIENTOS

 Agradecemos los valiosos comentarios facilitados por los porfesores Lévy Mangin (Universidad de Quebec, Ontario, Canadá), Thalassinos (Universidad del Pîreo, Atenas, Grecia), González Laxe y Calvo Dopico (Universidad de A Coruña, España), Pociovalisteanu (Universidad “Constantin Brancusi”, Rumanía) y Yotopoulos (Emeritus Professor, Universidad de Standford, Estados Unidos)


ABOUT THE AUTHORS SOBRE LOS AUTORESES

Novo-Corti, Isabel (isabel.novo.corti@udc.es). 'Catedrática de Escuela Universitaria' del Área de Fundamentos del Análisis Económico de la Universidad de A Coruña. Es miembro del grupo de investigación Jean Monnet de Competencia y Desarrollo de la Universidad de A Coruña (www.gcd.udc.es)y miembro del Instituto Universitario de Estudios Marítimos. Es la autora de contacto de este artículo. Su dirección postal es: Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Campus de Elviña, s.n. 15071-A Coruña (España). Buscar otros artículos de este autor en Scholar Google / Find other articles by this author in Scholar Google.

Muñoz-Cantero, Jesús Miguel (jesus.miguel.munoz@udc.es). Profesor Titular del Área de Métodos de Investigación y Diagnóstico en Educación, Universidad de A Coruña. Campus de Elviña s/n. 15071- A Coruña (España). Desarrolla su actividad investigadora en el campo de la evaluación, calidad educativa y atención a la diversidad en el marco de la enseñanza universitaria como no universitaria. Buscar otros artículos de este autor en Scholar Google  / Find other articles by this author in Scholar Google

Calvo-Porral, Cristina (ccalvo@udc.es). Profesora del Área de Comercialización e Investigación de Mercado en la Universidad de A Coruña. Es licenciada en Gestión y Administración de Empresas en ICADE (Universidad Pontificia de Comillas, Madrid) y también se graduó en Marketing e Investigación de Mercados en el mismo centro. Su dirección postal es: Facultad de Ciencias Económicas y Empresariales, Campus de Elviña, s.n. 15071-A Coruña (España). Buscar otros artículos de este autor en Scholar Google / Find other articles by this author in Scholar Google

 


ARTICLE RECORD / FICHA DEL ARTÍCULO

Reference /

Novo-Corti, Isabel; Muñoz-Cantero, Jesús-Miguel & Calvo-Porral, Cristina (2011). Análisis de las actitudes de los jóvenes universitarios hacia la discapacidad: un enfoque desde la teoría de la acción razonada. RELIEVE, v. 17,  n. 2, art. 5.  http://www.uv.es/RELIEVE/v17n2/RELIEVEv17n2_5.htm

Title / Título

Análisis de las actitudes de los jóvenes universitarios hacia la discapacidad: un enfoque desde la teoría de la acción razonada. [Analysis of attitudes towards disability among university students: a focus on the theory of reasoned action].

Authors / Autores

  Novo-Corti, Isabel; Muñoz-Cantero, Jesús-Miguel & Calvo-Porral, Cristina 

Review / Revista

  RELIEVE  (Revista ELectrónica de Investigación y EValuación Educativa), v. 17, n. 2

ISSN

1134-4032

Publication date /

Fecha de publicación

 2011 (Reception Date: 2011 September 6 ; Approval Date: 2011 December 27. Publication Date: 2011 December 27).

Abstract / Resumen

      The present democratic values in most Western societies have fostered social norms promoting inclusion of groups at risk of social exclusion. This research has focused on the inclusion of the disabled collectives at conventional university environment. For that purpose an inquiry was carried out to young university students registered in the University of A Coruña, in several grades and levels of Economics and Business Administration studies. Thereinafter, we performed a descriptive research and a factorial analysis based on the Theory of Reasoned Action. Results obtained indicate that dominant social values are a determining factor for inclusion, however individual attitudes, although favorable for helping and giving support to people with disabilities, are not as significant as it was expected. Furthermore, results concerning the intention to help for people with disabilities inclusion indicate that students would rather prefer public institutions to take care of this issue.

     Los valores democráticos presentes mayoritariamente en occidente han impulsado normas sociales favorables a la inclusión de colectivos en riesgo de exclusión social. Esta investigación se centra en la inclusión de colectivos con discapacidad en el ámbito de la universidad, para lo cual se realizó una encuesta a jóvenes estudiantes universitarios matriculados en la Universidad de A Coruña, en diferentes estudios y niveles, pertenecientes a las ramas de Economía y Empresa. Posteriormente, se llevó a cabo un estudio descriptivo y un análisis factorial basado en la Teoría de la Acción Razonada. Los resultados alcanzados muestran que los valores sociales prevalentes se presentan como la variable más importante y con mayor influencia sobre la intención de ayudar a las personas con discapacidad, mientras que las actitudes personales, así como el control percibido, aunque predisponen de manera favorable a prestar ayuda la persona con discapacidad, no han mostrado una influencia significativa. Asimismo, las  respuestas sobre la intención de ayudar a la inclusión de las personas con discapacidad indican que los estudiantes prefieren que esta labor recaiga sobre las instituciones.

Keywords / Descriptores

   Attitude; Disabilities; Inclusion; Educative Discrimination; Social Integration; Disability Discrimination; Higher Education.

   Actitudes; Discapacidad; Inclusión; Discriminación Educativa; Integración Social; Discriminación por Discapacidad; Educación Superior

Institution / Institución

Universidad de A Coruña  (España).

Publication site / Dirección

http://www.uv.es/RELIEVE 

Language / Idioma

Español & English version (Title, abstract and keywords in English & Spanish)

 

Volumen 17, n. 2

 

© Copyright, RELIEVE.  Reproduction and distribution of this article  is authorized if the content is no modified and its origin is indicated (RELIEVE Journal, volume, number and electronic address of the document).

© Copyright, RELIEVE.  Se autoriza la reproducción y distribución de este artículo siempre que no se modifique el contenido y se indique su origen (RELIEVE, volumen, número y dirección electrónica del documento).

[ ISSN: 1134-4032 ]

Revista ELectrónica de Investigación y EValuación Educativa

E-Journal  of  Educational  Research, Assessment  and  Evaluation

 

  http://www.uv.es/RELIEVE

 relieve@uv.es

Statistics  Free counter and web stats Estadísticas