UVCulturaUV Logo del portal

  • La Nau

FERITS PELS LLIBRES
Fondos de bibliófilos en la Universitat de València

Pàgina del llibre: Lorenzo Valla,  1407-1457, <i> Elegantiarum Laurentii Vallae</i>. [Nàpols], [ca. 1473]
Lorenzo Valla, 1407-1457, Elegantiarum Laurentii Vallae. [Nàpols], [ca. 1473]

 
 
 
 
 
 
Este año se celebra el 25 aniversario de la creación de la Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés (SBVJG), coincidiendo con el 520 aniversario de la fundación de la Universitat de València. Con este motivo, se ha organizado una exposición que ponga de relieve el amor por los libros y la cultura que ambas entidades han manifestado desde sus inicios.
 
La Real Academia Española ofrece una definición clara y concisa de los términos “bibliofilia” y “bibliófilo” o “bibliófila”, en referencia a la “afición a coleccionar libros y, especialmente los raros y curiosos”. Pero para las personas amantes de los libros, la bibliofilia va más allá de esta simple enunciación, considerando justo elevar el término a la categoría de “pasión”, en ocasiones incluso desmesurada, por esos auténticos objetos de arte, capaces de transmitir no sólo conocimiento sino también belleza.
 
 
 
 
 
Josep Flavi, 38-100, Flavii Iosephi De bello Iudaico. [Roma], [ca. 1475]
 
 
 
 
 
No es exagerado afirmar que hay tantas pasiones como bibliófilos, en los que el amor por los libros bellos se manifiesta en muy variadas facetas, tanto por su encuadernación, como por su hermosa caligrafía, sus magníficas iluminaciones, por la dedicatoria del autor, por su firma autógrafa o incluso por su procedencia. El bibliófilo siente admiración por las ediciones más perfectas y singulares de los libros, así como por las ediciones prínceps, muy apreciadas y de gran valor en el mundo de la bibliofilia. Sin embargo, el bibliófilo es aún más, es un estudioso de sus libros, un experto y buen conocedor de las obras capaces de despertar su afición.
 
En líneas generales, todos aquellos que amamos y compramos libros por el gusto de disfrutar con el cuidado de la obra somos bibliófilos, es algo que nos iguala y nos genera entusiasmo y orgullo. Nos gusta poseer esas obras que amamos, pero también poderlas admirar en antiguas bibliotecas.
 
El objetivo de esta exposición es mostrar una panorámica de la trayectoria de la bibliofilia, y de los principales bibliófilos valencianos, desde el Renacimiento hasta la actualidad, proponiendo una reflexión sobre el significado del amor por los libros y cómo se traduce, en ocasiones, el amor por ellos.
 
 
 
 
 
Aristòtil, 384-322 a. C. Ethica ad Nicomachum. [Barcinone : Nicolaus Spindeler, ca. 1481]
 
 
 
 
 
Se exponen piezas, custodiadas en los fondos de la Biblioteca Històrica y del Archivo Histórico de la Universitat de València, que nos conducen por un recorrido demostrativo del devenir de las obras a través del tiempo, de sus distintos poseedores, de los lugares donde han reposado, las transacciones comerciales por las que han pasado, e incluso su salvación in extremis de la pira o de la tina.
 
Las piezas seleccionadas se corresponden con diversos modelos de bibliofilia. La bibliofilia aristocrática y real está representada por el duque de Calabria. Por otra parte, se muestran obras relacionadas con la figura del bibliófilo que, con la donación o legado de su colección, pone los cimientos de una "nueva" biblioteca pública, simbolizada por Francisco Pérez Bayer. Otros modelos se asocian a las figuras de los bibliófilos-libreros de los primeros tiempos del liberalismo como los Salvá; los bibliófilos de modesto origen que supieron sacar partido de la situación del mercado del libro tras el periodo desamortizador, representados por el bedel José Gregorio Fuster; la bibliofilia al servicio de la alfabetización que representa María Moliner; o la acción de las sociedades bibliográficas a lo largo de los siglos XX y XXI (Acción Bibliográfica Valenciana, Societat Bibliogràfica Valenciana Jerònima Galés).
 
 
 
 
 
Inventario de robbe de la guardarrobba de lo illustrissimo signore Don Ferrante de Aragona Duca de Callabria. [Ferrara], 1527
 
 
 
 
 
En la muestra también se contemplan aquellas situaciones críticas de la historia que inevitablemente han afectado al mundo del libro y de las bibliotecas. Tal es el caso de la Inquisición y la prohibición o expurgación de obras; las devastaciones producidas por la invasión francesa durante la guerra de la Independencia; la forma en que se llevó a cabo la desamortización de las librerías de los conventos y monasterios; el papel jugado por los viajeros extranjeros en la salida de España de parte de nuestro patrimonio bibliográfico; o la Guerra Civil y los procesos de destrucción, incautación y devoluciones conexas a la misma.
 
En el marco de la Sala Duc de Calàbria de la Biblioteca Històrica, la Universitat de València y la SBVJG muestran una selección de las obras que representan esa ilusión de admirar, encontrar y, si es posible, de poseer una obra bella, por una o mil razones, tantas como pueden formar parte de la identidad de cada uno de esos hombres y mujeres que atesoran o son capaces de embelesarse ante la contemplación de ese ejemplar, esa obra con potencial para herir y dejar una huella inolvidable en todos aquellos que nos consideramos amantes o aficionados de los libros.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies