UVCulturaUV Logo del portal

José Manaut.Óleos y dibujos desde la prisión, 1943-1944

El interés de esta muestra radica en el hecho que es la primera exposición de la colección de dibujos -descubierta el año anterior- y óleos de pequeño formato pintados por el valenciano José Manaut (Líria, 1989 - Madrid, 1971) durante su estancia en la prisión provincial de Madrid -Porlier y Carabanchel- entre 1943 y 1944. Las imágenes que Manaut captó, mostraban no solamente los detalles de la vida diaria de los presos republicanos, como ahora la siesta, el rancho, la lectura de la correspondencia o la espulgada sino que testimoniaban la crudeza de la represión franquista en las prisiones. La muestra fue comisariada por los profesores de la Universidad Carlos III de Madrid, Feico Castro y Elisa Povedano.

Josep Manaut fue un hombre implicado cultural y políticamente en la sociedad de su época y por este motivo fue olvidado por la historia escrita durante el franquismo. Los dibujos y los óleos que se muestran en esta exposición nos acercan a la vida diaria durante los años que estuvo en prisión condenado por masón (1943-1944), un mundo totalmente desconocido para la mayoría de espectadores.

La desesperación, el hambre, la soledad... dan argumento a los diarios que escribió en la cárcel, reflejo de sus vivencias con personas que habían sido expulsadas de la sociedad por delitos comunes y asuntos políticos, primero en la cárcel de Porlier (1943-1944) y después a la de Carabanchel (1944).

Tanto en los diarios como en los dibujos y esbozos para una proyectada serie pictórica sobre el presidio, Josep Manaut plasma las horas muertas, el apelotonamiento y la tristeza; también el fallo psicológico que provoca la privación de libertad, que incluso conduce a la pérdida de la razón. Imágenes que harán reflexionar y, en algunos casos, abrirán los recuerdos de las personas que han vivido en condiciones parecidas en su propia piel o en la de seres queridos.

La exposición estará dividida en dos secciones principales: una galería de retratos que representan algunos de los perfiles de la represión ejercida por la dictadura, al lado de rostros anónimos, y retratos de hombres que convivieron con él en el presidio y después pintados al óleo desde el recuerdo. La segunda, refleja la vida en la cárcel: la soledad, la convivencia en espacios comunes, como el lavadero y la enfermería, los hatillos en las galerías y el patio constreñido por las rejas de la prisión de Carabanchel.  

Además de estas secciones en las que aparecen dibujos y óleos, hemos querido mostrar en vitrinas algunos documentos significativos de episodios cruciales en la vida de Josep Manaut: sus estudios a las escuelas de Bellas Artes de València y Madrid, sus premios y becas para El Paular o la que le concedió la Junta de Amplificación de Estudios para estudiar el impresionismo en Francia, Bélgica y Holanda -justamente en París empezó su tarea artística-; su actividad como profesor de dibujo en enseñanzas oficiales, su compromiso político y cultural con la República y con “Cultura Popular” -en València- durante la Guerra Civil, el proceso que le llevó a la cárcel, la solicitud de reducción de pena y el destierro; la vuelta a Madrid, los últimos intentos para reingresar en la escala de catedrático, cuando acabó su trabajo en el Liceo Francés y en la academia que organizó; y, finalmente, sus exposiciones y, como no, su tarea investigadora: libros, artículos, memorias, etcétera.  

Todo eso en una exposición que nos presenta el artista, pero también el hombre y el militante, el escritor y el dibujante lleno de sensibilidad que fue capaz de escribir diarios y poemas, y dibujar ese mundo del que intentaba alejarse y sobreponerse, sobre hojas de papel, fichas de la barbería, al revés de diversos envoltorios..., documentos que sacaba de la cárcel dentro de hatillos de ropa sucia que recogía su mujer en sus visitas al presidario.