Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Clase

¿Por qué se ponen amarillos los dientes?

Los procesos de blanqueamiento dental se han hecho progresivamente más y más populares, pero ¿sabemos por qué se ponen amarillos nuestros dientes? Si no lo sabes, nosotros te lo contamos.

29 de abril de 2016

El color de los dientes se ha convertido, poco a poco, en una prioridad estética para gran parte de la población. No se trata tanto de un problema de salud, como de una preocupación psicológica que va de la mano de la percepción física que tenemos de nosotros mismos. En los últimos años, los procesos de blanqueamiento dental se han ido popularizando entre la población de a pie, ya no se trata de un proceso propio de las estrellas de cine, sino del día a día de las sociedades modernas.

El blanqueamiento dental es un tratamiento dental que cae dentro de la categoría de ‘odontología estética’ y cuya finalidad es la de reducir varios tonos el color original de las piezas dentales, dejando los dientas más blancos y brillantes.

Sin embargo, ¿cómo se llega hasta este proceso? ¿Qué nos motiva a blanquearnos los dientes? ¿Cuál es la causa detrás de todo esto? La mayoría de personas piensan que el tono amarillo de los dientes es la consecuencia de una mala alimentación y o de malos hábitos, como el tabaco, pero no es necesariamente correcto.

Lo cierto es que muchas personas tienen los dientes amarillos por naturaleza. El color o ‘croma’ de los dientes depende de la composición de la dentina. Aquí influye el material genético, y cada persona es un mundo.

Según explica Óscar Castro Reino, presidente del Consejo General de Colegios de Dentistas de España, “hay un condicionante genético importante que define la coloración de nuestros dientes desde que nacemos”.

Hay personas que tienen un tomo más amarillento en los dientes que otras, pero eso no significa necesariamente que tengan un problema de salud o de hábitos.

Por otro lado, existen ciertas enfermedades congénitas que afectan al color de los dientes. Es el caso de la dentinogenésis o la a amelogenésis imperfecta, que provocan defectos en el esmalte o en la dentina.

Por supuesto, hay muchos otros factores que pueden afectar a este proceso, como la consumición continuada de café, fumar tabaco, beber vino tinto o coca cola; así como la ingesta de ciertos medicamentos como la tetracilina o ciertos enjuagues bucales. Pero, uno de los factores más importantes es el propio paso del tiempo, que nos amarillea los dientes a medida que envejecemos, como consecuencia inevitable del sometimiento temporal a ciertos condicionantes. Los dientes, como todo en nuestro cuerpo, se desgastan. Este factor hace imprescindible que prioricemos el cuidado y la limpieza de nuestros dientes.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies