Logo de la Universdad de Valencia Logo Unidad de Cultura Cientifíca y de la Innovación - Cátedra de Divulgación de la Ciencia Logo del portal

La Universitat y FISABIO estudian la presencia de SARS-CoV-2 en el aire interior de aulas universitarias y ambulatorios

  • Unidad de Cultura Científica y de la Innovación
  • 16 noviembre de 2020
(De izquierda a derecha). Salvador Garrigues y Vicent Yusà.
(De izquierda a derecha). Salvador Garrigues y Vicent Yusà.

Personal investigador de la Universitat de València (UV) y de la Fundació per al Foment de la Investigació Sanitària i Biomèdica de la Comunitat Valenciana (FISABIO) han presentado el proyecto AIRCOV para la detección del virus SARS-CoV-2 en el aire interior de aulas universitarias y ambulatorios. La propuesta, que arrancará en enero, investigará la presencia del coronavirus en los aerosoles y su posible vinculación con la calidad del aire.

Los resultados del estudio permitirán formular propuestas de gestión para reducir las posibilidades de contagio en espacios interiores públicos como aulas universitarias y centros de atención primaria.

El grupo de investigadores, liderados por Vicent Yusà, Salvador Garrigues y Xavier López, analizarán los niveles de coronavirus en estos espacios, evaluarán distintos métodos de captación del virus y estudiarán posibles correlaciones entre la presencia de SARS-CoV-2 y determinados parámetros de calidad del aire interior.

“Este proyecto piloto pretende investigar la presencia de coronavirus en el aire interior de esos centros, para propiciar una mejor comprensión de la transmisión por aerosoles y establecer elementos de gestión sanitaria en la docencia universitaria y en la seguridad de los centros de atención primaria que ayuden a proteger la salud del personal docente, el alumnado, pacientes y personal sanitario, y disminuyan los riesgos de transmisión”, señala Vicent Yusà, profesor asociado del Departamento de Química Analítica de la Universitat de València y responsable del Área de investigación en Seguridad Alimentaria de FISABIO.

Según Salvador Garrigues, catedrático de Química Analítica de la UV, “se evaluarán diferentes métodos de captación del virus, en partículas en suspensión y en superficies, y se establecerán parámetros indirectos que pudieran prever la exposición al virus”.

El equipo investigador utilizará cuatro tipos de muestreadores que captan toda la materia particulada (aerosoles). Para cada dependencia se medirán los distintos parámetros de la calidad del aire como el CO2, CO, materia en suspensión, humedad relativa y compuestos orgánicos volátiles (COV).

La investigación se desarrollará en aulas universitarias de la Facultad de Química del Campus de Burjassot-Paterna de la Universitat de València, en las que se realizará la captación de muestras en dos momentos de la jornada lectiva: previamente a la entrada en el aula del primer grupo de estudiantes; y al acabar la jornada lectiva.

En los centros de atención primaria, se establecerán tres tipos de áreas para la toma de muestras: áreas con presencia de pacientes; áreas exclusivas para el personal sanitario; y áreas para el público general. Se tomarán muestras al inicio del día (ambiente sin virus) y al final de la jornada.

“Vamos a trasladar nuestra experiencia en la detección del virus de la COVID-19 en muestras humanas a su detección en muestras ambientales como los aerosoles”, señala Xavier López, del laboratorio de virología de FISABIO.

Los resultados del estudio permitirán formular propuestas de gestión para reducir las posibilidades de presencia de coronavirus en el aire interior de este tipo de centros, que además pueden extrapolarse a otros espacios interiores públicos.

 

Foto del anexo: Xavier López.

Imágenes: