• Notícies

El rector presenta la campaña 'Prevención de consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia'

De izquierda a derecha, Esteban Morcillo, Manuel Cervera y Sofía Tomás

El rector de la Universitat de València, Esteban Morcillo, y el conseller de Sanitat, Manuel Cervera, han presentado este jueves la campaña 'Prevención de consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia', realizada con el Centre Universitari de Diagnòstic i Atenció Primerenca de la Universitat de València, en el Salón de Actos de la Conselleria de Sanitat. En el acto también han estado presentes la directora general de Drogodependencias de la Conselleria de Sanitat, Sofía Tomás, y el catedrático de Psicología Evolutiva y de la Educación y director del Centro Universitario de Diagnóstico y Atención Temprana (CUDAP), Francisco Alcantud Marín. La campaña, que tiene por objetivo la prevención del consumo de alcohol durante el embarazo y la lactancia, trata de concienciar a las madres de los riesgos del consumo de alcohol en este periodo.

La campaña está dirigida a los profesionales para que detecten y recomienden el no consumo de alcohol a las mujeres embarazadas durante el periodo de gestación y lactancia. La campaña consta de trípticos y un DVD en los cuales se explica el peligro del consumo de alcohol durante el embarazo, cómo ayudar a un niño con Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal ( TEAF) y cómo prevenirlo. 

Esteban Morcillo ha recordado su doble faceta de rector y médico y ha apelado a esta doble condición para mostrar su satisfacción por la realización de esta iniciativa. “La Universitat de València tiene más de cinco siglos de historia, y a lo largo de este tiempo ha demostrado su compromiso con la sociedad que la fundó entonces y que la sustenta hoy”. Para el rector, “este tipo de proyectos ponen de manifiesto que este compromiso social sigue en vigor. La Universitat de València pone todo su potencial para generar conocimiento al servicio de la sociedad. Por esto es tan importante la presencia de la Universitat, de sus investigadores, de sus expertos, en este proyecto”, ha afirmado.

El rector ha recordado, además, que las Ciencias de la Salud son uno de los ejes fundamentales del proyecto VLC/Campus que recientemente ha obtenido la Excelencia Internacional otorgada por el Ministerio de Educación. 

Por su parte, el conseller ha recordado que el consumo de alcohol durante el embarazo aumenta el riesgo de aborto, retardo en el crecimiento intrauterino y de malformaciones congénitas. Manuel Cervera ha apelado a la tolerancia “cero con el consumo de alcohol en el embarazo y la lactancia, puesto que se desconoce la cantidad de alcohol que causa daño en el feto”. 

Los efectos directos producidos sobre el embrión o el feto en desarrollo por el consumo materno de alcohol durante la gestación, se conocen bajo la denominación genérica de Trastornos del Espectro Alcohólico Fetal ( TEAF). Los niños afectados por el consumo de alcohol durante la etapa de gestación se caracterizan por un cuadro muy variado de síntomas que van desde aspectos físicos hasta aspectos psicológicos y sociales. Entre los más graves, el Síndrome Alcohólico Fetal (SAF) presenta malformaciones faciales y cursa generalmente con retardo mental. Sin embargo, la investigación ha demostrado que muchos niños afectados por el consumo de alcohol de la madre no presentan las características del SAF y si una gran variedad de problemas neurológicos, de atención o de aprendizaje que traen a plantear otras categorías diagnósticas que se engloban dentro del TEAF.
 
Aunque muchas mujeres reducen o suprimen el consumo de alcohol durante la gestación, se estima que hasta el 25-50% de las mujeres embarazadas en la Unión Europea continúan consumiendo durante este periodo. Algunos estudios basados en la detección de alcohol en recién nacidos indican que podría existir una prevalencia de consumo de alcohol en mujeres  gestantes mayor del que se estima a través de los métodos convencionales.
 
Los expertos que han elaborado esta campaña coinciden al señalar que tanto el TEAF como el SAF son evitables elaborando un protocolo de prevención dirigido a las madres para intentar modificar de forma comprensiva la forma de vida de estas mujeres e identificar los factores que imposibilitan la abstinencia en muchos casos. “Para una intervención eficaz es necesaria la detección y diagnóstico precoz aunque esto pueda significar, como es el caso de los trastornos del espectro alcohólico fetal, un problema en la familia cuando el consumo de alcohol por parte de la madre no ha sido público. Una de las cuestiones más difíciles en relación con los TEAF se encuentra en el diagnóstico de las formas menos evidentes del trastorno donde no existen marcadores físicos manifestados. Como tal, la mayoría de estos casos no se detectan hasta que se evidencian los trastornos del desarrollo al empezar la escolaridad obligatoria”, afirman.


Se estima que hasta el 25-50% de las mujeres embarazadas en la Unión Europea continúan consumiendo durante este periodo. De hecho, durante los últimos años se ha constatado un incremento en el consumo de alcohol así como en la edad de inicio de este consumo. Las encuestas muestran que el alcohol es la substancia psicoactiva más consumida en España. Los datos en población general (15 a 64 años) indican que, tanto el consumo de alcohol, en términos generales, como la prevalencia de borracheras se han mantenido en cifras elevadas pero estables durante el periodo 1997-2007, salvo por un reciente y ligero ascenso de la prevalencia anual de intoxicaciones etílicas en el grupo de mujeres jóvenes (15 a 34 años).

Los expertos resaltan la tendencia ascendente de las prevalencias de consumo de alcohol en mujeres. En términos generales, los varones siguen mostrando mayores prevalencias de consumo y consumen más intensamente cuando lo hacen, por estas diferencias han disminuido especialmente en relación con las mujeres jóvenes. Los datos son relevantes: en 2007, casi el 25% de mujeres de 15 a 34 años admitió haberse emborrachado en el último año, y en 2008 hubo más proporción de mujeres entre 14 y 18 años que admitieron haberse emborrachado alguna vez en su vida o durante el año anterior a la realización de la encuesta, que de varones.

“La trascendencia de estos datos es evidente tanto por el hecho diferencial que supone el consumo de alcohol en mujeres en cuanto a los efectos y consecuencias derivadas del mismo (mayores alcoholemias que los varones a igual cantidad de alcohol ingerida, mayor tendencia al daño hepático, posible relación causal con neoplasias de mama y trastornos reproductivos ,etcétera) como por constituir el grupo de población en edad gestacional”, indican.

El Centro Universitario de Diagnóstico y Atención Temprana ( CUDAP) funciona desde 2008, en virtud al acuerdo de colaboración entre la Universitat de València y la Conselleria de Bienestar. El centro, gestionado por la Fundació General de la Universitat, es de carácter gratuito y tiene como objetivo la atención, en régimen ambulatorio, de las necesidades de niños y niñas que presentan trastornos en su desarrollo o tienen riesgo de sufrirlos desde un punto de vista integral, considerando los aspectos biopsicosociales con el fin de potenciar su capacidad de desarrollo y de bienestar posibilitando su integración en el medio familiar, escolar y social, así como su autonomía personal.

Fecha de actualización: 3 de febrero de 2011 13:15.

Listado de noticias
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies