El Museo de Bellas Artes renueva el comodato con la Universitat de València de los cuadros de ‘Juego de Niños’ de Goya

  • Fundació General UV
  • 13 de febrero de 2018
 
De izquierda a derecha: Albert Girona, Esteban Morcillo y José Ignacio Casar observan los dos cuadros de Goya.
De izquierda a derecha: Albert Girona, Esteban Morcillo y José Ignacio Casar observan los dos cuadros de Goya.

El Museo de Bellas Artes de València ha renovado el comodato con la Universitat de València para seguir cuidando dos cuadros de Francisco de Goya que forman parte de la colección permanente desde 1925. Los dos cuadros son los óleos de la serie de Goya dedicada a los niños: ‘El paso o el marro/la Pídola’ y ‘El balancín’.

Estos dos cuadros proceden de la colección de Ignacio Tarazona Blanch que, a su muerte en 1924, encomendó a su esposa María de la Encarnación Marqués y Martínez cumplir sus últimas voluntades de hacer entrega al Patronato de la Universidad de la Fundación Tarazona Blanch de los dos cuadros de Goya.

El Patronato, una vez aceptada la entrega, procedió a depositar los cuadros en el Museo de Bellas Artes de València para su conservación y cumplir de forma estricta la disposición testamentaria del legatario.

Tras haber transcurrido 92 años, ambas partes han considerado conveniente renovar el acuerdo firmando un nuevo comodato la Conselleria de Educación, Investigación, Cultura y Deporte, cuya representación ha ejercido el secretario autonómico de Cultura y Deporte, Albert Girona, y el rector de la Universitat de València y presidente de la Fundación Ignacio Tarazona Blanch, Esteban Morcillo, por el plazo de cinco años, que podrá ser prorrogado por plazos anuales de forma automática si ninguna de las dos partes expresa lo contrario.

“Aunque son cuadros de pequeño formato, se trata de auténticas joyas pictóricas. Goya retrata aquí a niños jugando en un ambiente de época a las afueras de Madrid. Es una satisfacción contribuir a su difusión desde una institución cultural como el Museo de Bellas Artes de València”, ha dicho el rector Esteban Morcillo tras el acto de la firma, al que han asistido, además del director del museo, José Ignacio Casar, varios de los miembros del Patronato y el gerente de la Fundació General de la Universitat de València, Cristóbal Suria.

Asimismo, en el acto de este martes, la Universitat de València ha agradecido el mecenazgo y el legado del profesor Ignacio Tarazona, así como el trabajo del Patronato de la Fundación Ignacio Tarazona, de los directores recientes del Observatorio Astronómico de la Universitat de València y de su personal, y del personal de la Fundació General.

Los dos cuadros de Goya continuarán exhibiéndose en la Sala de Goya de la primera planta del Museo de Bellas Artes de València y la cesión temporal a otros museos o exposiciones necesitará la autorización de la Fundación.

Imágenes:
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies