Un curso de la UEG analiza la importancia de la fotografía como elemento patrimonial

 
Mullor i López
Mullor y López.

La Universitat d’Estiu de Gandia ha organizado el curso ‘Fotografía, memoria y patrimonio: producción, conservación, gestión’, coordinado por el profesor de Teoría de la Educación Hassan G. López y donde se trata de analizar la fotografía como objeto patrimonial y como instrumento de memoria. “La idea –plantea López– es entender que la fotografía tiene que patrimonializarse y que es necesario implementar políticas públicas que garanticen su conservación”.

Hassan López ha estado acompañado en la presentación del curso por Pedro Vicente Mullor, director del Máster de Fotografía de la Universitat Politècnica de València y director del proyecto Visiona de la Diputación de Huesca, quien ha hablado sobre la importancia del álbum familiar como elemento patrimonial. “Estos álbumes los tenemos que entender no solo como un contenedor de momentos felices, sino también como un elemento que nos ayuda a construir y conservar memoria y también a producir olvido. Es por eso que, a través del álbum familiar, podemos incluso cambiar la historia”, planteaba Mullor, quien ha explicado que tradicionalmente en el álbum de familia solo se guardan momentos felices por cuestiones culturales, mientras que en otros países como Filipinas la fotografía familiar retrata, no solo las bodas, por ejemplo, sino también los entierros. La fotografía se entiende así como un elemento de construcción de memoria: “Las personas solo recordamos imágenes. El álbum de familia es el gran apoyo que tenemos para no olvidar. También ocurre en negativo: cuando los momentos no felices no los guardamos, acabamos olvidándolos. Es el poder de la fotografía: no salir, no captar un momento, es no existir”.

En la presentación del curso también ha habido momento para hablar de la fotografía digital. El profesor Hassan ha planteado la necesidad de pensar en sistemas de almacenamiento y en la compatibilidad de formatos, pero se ha mostrado confiado frente al exceso de imágenes: “Cuantas más imágenes tengamos, mayor garantía de conservación, lo que pasa es que tenemos que enseñar a la gente a distinguir no solo aquello que merece ser compartido, sino también aquello que merece ser archivado”

A lo largo del curso los alumnos han podido hablar también de gestión archivística de fondos o de la experiencia del Museo Valenciano de Etnología. Además, también se ha presentado el Plan Nacional de Conservación del Patrimonio Fotográfico del Ministerio de Educación, a través del cual se pretende establecer las bases sobre aquello que tienen que hacer las instituciones respecto al patrimonio fotográfico: conocer qué fotos tiene cada institución y cómo se pueden emplear. La fotografía es un bien común y el objetivo de las instituciones debe ser que su fondo sea utilizado.

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies