El equipo de Javier Belda aplica una técnica que reduce el déficit postoperatorio de oxígeno en sangre en pacientes con obesidad mórbida

 
(De izquierda a derecha): Carlos Ferrando, Marina Soro y Javier Belda.
(De izquierda a derecha): Carlos Ferrando, Marina Soro y Javier Belda.

El Grupo de Investigación en Anestesia del INCLIVA-UV, coordinado por el catedrático de Cirugía de la Universitat de València Javier Belda, lidera el estudio que ha mostrado que la aplicación temprana de suplemento de oxígeno de alto flujo en quirófano disminuye la gravedad de las complicaciones pulmonares postoperatorias. El estudio, con 64 pacientes, se ha publicado en la revista científica Minerva Anestesiolpgica.

Se trata de un ensayo controlado aleatorio con el objetivo de disminuir la prevalencia de la hipoxemia postoperatoria (déficit de oxigenación de la sangre) con la aplicación temprana de terapia de oxígeno. Ello se realiza a través de cánula nasal de alto flujo (doble tubo) en pacientes con obesidad mórbida sometidos a cirugía bariátrica (técnica para obtener importantes pérdidas de peso). En las personas intervenidas se aplicó una estrategia intraoperatoria de pulmón abierto (aplicación de una presión positiva espiratoria individualizada que mantiene el volumen pulmonar óptimo). En el momento de retirar la ventilación mecánica a un grupo se aplicó la oxigenoterapia de alto flujo en comparación con quienes recibieron oxigenoterapia estándar.

Este estudio se realizó en el Servicio de Anestesiología y Reanimación del Hospital Clínico Universitario de Valencia, de mayo a noviembre de 2017 (ClinicalTrials.gov NCT03155711). Se incluyó en él a 64 pacientes con obesidad mórbida que se sometieron a cirugía bariátrica laparoscópica (32 en cada grupo) y que recibieron ventilación pulmonar protectora protocolizada, incluyendo maniobras de reclutamiento alveolar (reexpansión de áreas pulmonares colapsadas) y presión positiva al final de la espiración individualizada (PEEP). No hubo diferencias en el tratamiento ventilatorio, la duración de la cirugía o la ventilación entre los grupos y el tratamiento fue similar durante el período perioperatorio. Durante la extubación y las 2 horas siguientes, un grupo recibió oxígeno de alto flujo y el otro grupo, oxigenoterapia convencional.

Tal y como ha expresado Javier Belda, coautor del estudio: “Los resultados obtenidos nos permiten afirmar que la oxigenación con cánula nasal de alto flujo reduce la hipoxemia postoperatoria en pacientes con obesidad mórbida, pero, además, cuando se inicia el tratamiento de alto flujo antes de la extubación, se minimiza el riesgo de complicaciones pulmonares postoperatorias”.

Según el artículo, este estudio muestra que la oxigenoterapia administrada a través de cánula nasal de alto flujo, e iniciada antes de la extubación endotraqueal, reduce las complicaciones por hipoxemia y las atelectasias postoperatorias en pacientes con obesidad mórbida sometidos a cirugía bariátrica. Aunque se encontró una prevalencia más alta de hipoxemia de la que inicialmente se esperaba, no se observó un aumento de la morbilidad y mortalidad postoperatorias, como se publicó en estudios anteriores. Ello puede explicarse por el desarrollo de complicaciones leves, las cuales coinciden con los ensayos anteriores que comparan diferentes estrategias de ventilación intraoperatoria en la cirugía bariátrica.

Los hallazgos del estudio sugieren una nueva forma de optimizar el rendimiento de la terapia de oxígeno con cánulas de alto flujo y, por tanto, abren la puerta a futuras investigaciones diseñadas a establecer nuevas indicaciones para este tratamiento durante el período postquirúrgico.

 

Complicaciones pulmonares postoperatorias

Las complicaciones pulmonares postoperatorias son las más frecuentes tras una intervención quirúrgica y, a menudo, contribuyen al aumento en la morbilidad y mortalidad postoperatorias. Varios grupos, incluyendo el que lidera Javier Belda, han investigado diferentes estrategias perioperatorias centradas en la ventilación protectora de los pulmones, con el objetivo de reducir las complicaciones quirúrgicas. Éstas incluyen un enfoque intraoperatorio denominado “de pulmón abierto” (OLA) para revertir el colapso alveolar mediante la aplicación de una maniobra de reclutamiento, seguida de un ajuste individualizado de la presión positiva al final de la espiración PEEP óptima.

Sin embargo, incluso cuando se utiliza un enfoque intraoperatorio de protección pulmonar, la prevalencia de complicaciones pulmonares sigue siendo alta. La hipoxemia (falta de oxígeno) postoperatoria es la complicación que ocurre con más frecuencia en el postoperatorio inmediato y es causada principalmente por colapsos más o menos importantes de tejido pulmonar (atelectasias). Ambas se pueden reducir con el uso de oxigenoterapia de alto flujo.

 

Artículo:

Ferrando C; Puig J; Serralta F; Carrizo J; Pozo N; Arocas B; Gutiérrez A; Villar J; Belda FJ; Soro M. «High-flow nasal cannula oxygenation reduces postoperative hypoxemia in morbidly obese patients: a randomized controlled trial». Minerva Anestesiol. 2019 Apr 16. doi: 10.23736/S0375-9393.19.13364-0

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies