Estiramientos de cadenas musculares, taichí, chikung y yoga, actividades para este verano

 
Una classe d'estiraments.
Una classe d'estiraments.

La actividad física continúa los meses de verano en la Universitat de València. Os acercamos algunas de las actividades que podéis practicar durante los meses de junio y julio: estiramientos de cadenas musculares, taichí, chikung y yoga, todos ellos impartidos por la profesora Magda Chirald. Ella nos acerca las características de cada uno de ellos y sus beneficios.

Estiramientos de cadenas musculares

Con los estiramientos de cadenas musculares existe un trabajo de la totalidad del cuerpo en cada estiramiento. La profesora Magda Chirald explica que “lo que se busca es que exista siempre descarga y que la musculatura horizontal no intervenga, más bien que se relaje”. Chirald añade que “se hace una especial atención a la exhalación sin bloqueos… Se busca una relajación continua del diafragma, que es el músculo que normalmente es el que más se contractura y más problemas da”. Con la práctica de esta actividad se consigue:

  • Liberar la zona pélvica, la cintura escapular y la globalidad, cadena anterior, posterior, “siempre se busca completarlo”, puntualiza Chirald.

Esta actividad la puede practicar cualquier persona “incluso con algún tipo de lesión, porque cuando hay una lesión el resto del cuerpo se sobrecarga mucho”, añade la profesora. 

 

Taichí

El taichí es un arte marcial que combina lentitud progresiva, la recolocación postural y el sentido marcial. “En realidad es una reeducación postural. Los movimientos son lentos y eso permite también que la fascia muscular pueda seguirlos. Se producen de una manera lenta y progresiva, pero todo tiene un sentido marcial, lo que le da el espacio y la aplicación concreta”, explica Chirald.

Con la práctica del taichí se trabaja el sistema parasimpático, el equilibrio y la triple flexión, “las piernas se fortalecen bastante y al final con el tiempo una persona practicante de taichí tiene unas piernas muy fuertes y a la vez muy flexibles”, remarca la profesora y añade que se busca practicarlo al aire libre, “la mirada periférica se activa, que es algo muy necesario hoy en día y entonces la mente se abre un poco más”.

 

Chikung y Yoga 

En cuanto al chikung, se trata de una actividad que comparte similitudes con el taichí. En el chikung se repiten los movimientos hasta integrarlos, mientras que en el taichí un movimiento le sucede al otro. La profesora destaca que en el chikung “la concentración y la relajación se vuelven más profundas”. 

Para terminar, el yoga es un sistema de desarrollo y evolución personal que abraza el cuerpo, la mente y el espíritu, manteniendo el equilibrio de estas tres fuerzas a través de la combinación de movimientos –asanas–, donde se trabaja el fortalecimiento y el estiramiento. 

Las actividades se desarrollan en las instalaciones de los tres campus universitarios: Blasco Ibáñez, Tarongers y Burjassot-Paterna. Toda la información está disponible en el siguiente enlace: Actividades de verano

 

 

 

 

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies