Estudiantes de nutrición y dietética de la Universitat cooperan con el pueblo saharaui en un campo de refugiados de Argelia

 

El campamento de refugiados saharauis de Tindouf ha acogido a estudiantes de la Universitat de València durante una semana. Allí, las personas voluntarias han colaborado con la población local en el hospital, la guardería o la escuela. También han participado en el Saharamaratón, un evento solidario destinado a recaudar fondos para la ayuda humanitaria.

La principal motivación de esta iniciativa es la de sensibilizar al alumnado de la Universitat de València (UV) sobre las necesidades que tienen las poblaciones desfavorecidas y afectadas por crisis humanitarias. Las personas voluntarias destinan sus conocimientos como nutricionistas a la composición de los menús para quienes participan en las pruebas deportivas, en las que este año han participado 450 personas. La Universitat consiguió un segundo puesto en la prueba de 22 kilómetros y un primer puesto en la prueba de 5 kilómetros.

“Este es un proyecto para el crecimiento personal y humano, abierto a todos los estudiantes de la UV que sientan la inquietud de salir de su zona de confort y comprobar por ellos mismos lo capaces que son de conseguir vivir en el mundo con los ojos y el sentimiento del respeto, la equidad y la igualdad para todos y cada uno de los seres humanos que pueblan la Tierra”, ha asegurado Mari Olcinas, estudiante del grado de nutrición y dietética de la Universitat de València y participante en esta edición del Saharamaratón. “Este tipo de propuestas es crucial para conocer otras formas de vida y cómo es posible colaborar para mejorar las condiciones de personas en una situación desfavorable”, concluye la estudiante.

Desde 2007, ADINU (Asociación de Dietistas y Nutricionistas Universitarios) ha organizado varios microproyectos en campos de refugiados. Uno de ellos es el de concienciar a las personas que los habitan acerca de qué pautas higiénico-sanitarias deben seguir para evitar parasitosis o mejorar la salud bucal. También se realizan análisis a las personas residentes para valorar los diferentes grados de desnutrición que padecen, así como enfermedades relacionadas con la nutrición como la celiaquía, las anemias, la diabetes o la hipertensión. Sobre el terreno, el estudiantado también colabora con otras entidades, como la Media Luna Roja Saharaui y el Programa Mundial de Alimentos.

Además, las personas voluntarias también colaboran en tareas de mantenimiento y mejora de las infraestructuras (centros deportivos y hospitales), apoyan y refuerzan al personal médico en centros habilitados para niños y niñas con diversidad funcional o heridos por minas antipersona y proporcionan material escolar a los niños y niñas.

Este proyecto de colaboración está vinculado al Saharamaratón, una prueba deportiva benéfica nacida en 2001 con la intención de recaudar fondos en solidaridad con el pueblo saharaui. “Esta iniciativa tiene la finalidad de impulsar la práctica deportiva entre la juventud saharaui y sirve para financiar proyectos de ayuda humanitaria. Asimismo, tiene como objetivo la concienciación y movilización internacional ante un conflicto que dura ya más de 42 años”, suscribe la web del proyecto.

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies