La intervención psicosocial mejora la salud laboral en educación y puede reducir el gasto sanitario

  • 28 junio de 2017
 
Pedro R. Gil-Monte

Un proyecto de investigación liderado por Pedro R. Gil-Monte, profesor del Departamento de Psicología Social de la Universitat de València, concluye que el entrenamiento en relajación, en técnicas cognitivo-conductuales y el fomento del apoyo social en el trabajo disminuyen de manera significativa la exposición a riesgos psicosociales laborales como la sobrecarga y el conflicto trabajo-familia. El estudio, financiado por el Ministerio de Economía y Competitividad y presentado ayer martes, apunta que la intervención psicosocial mejora los problemas de salud derivados del estrés laboral en docentes de primaria y secundaria de la Comunitat Valenciana.

Las conclusiones de este proyecto de investigación (PSI2013-48185-R, dentro del Plan Nacional de I+D+i 2013-2016) se presentaron ayer martes 27 de junio en el Salón de Grados de la Facultad de Psicología de la Universitat de València con un vídeo que incluía entrevistas e imágenes de las sesiones de trabajo. El grupo de investigación está formado por Pedro R. Gil-Monte, Ester Grau-Alberola, Hugo Figueiredo-Ferraz, Jorge López-Vílchez, Ángel Martínez y Cristina Aguilar. En la presentación del proyecto, además de miembros del grupo, participó María Dolores Sancerni, decana de la Facultad. 

La comparación de los resultados obtenidos “ha permitido concluir que el programa de entrenamiento ha resultado eficaz para disminuir de manera significativa los niveles percibidos de conflicto de rol, sobrecarga de trabajo, conflictos interpersonales, y falta de justicia organizacional, en los participantes del grupo de entrenamiento que presentaban altos problemas psicosomáticos de salud derivados del trabajo”, según Gil-Monte. 
Los resultados también han mostrado que el entrenamiento ha sido eficaz para mejorar la conciliación trabajo-familia, los recursos laborales para la realización del trabajo y los recursos personales para afrontar la tarea como la autoeficacia.

Con respecto a las consecuencias del estrés laboral sobre la salud, el programa de intervención coordinado por el investigador Pedro R. Gil-Monte ha resultado eficaz para disminuir de manera significativa los niveles del síndrome de quemarse por el trabajo (burnout), problemas psicosomáticos de salud, visitas a especialista en salud, y síntomas de depresión. Además, disminuyeron de manera significativa los niveles de cortisol en saliva, estimados mediante el método CAR (Cortisol Awakening Response).

“En conclusión, el programa de intervención ha disminuido la exposición a riesgos psicosociales en el trabajo y ha mejorado la calidad de vida laboral de los participantes”, según el profesor de la Universitat. 

“Los resultados suponen un respaldo empírico muy importante para la reclamación que vienen haciendo académicos y profesionales de la psicología sobre la necesidad y la urgencia de incluir la atención psicológica dentro del sistema público de salud, en especial en atención primaria, con el fin de promover la salud de los ciudadanos, incluida la población laboral activa, y reducir el gasto social en salud”, afirma Pedro R. Gil-Monte.

Metodología
El proyecto de investigación se desarrolló durante los meses de marzo a noviembre de 2016 con una muestra de 66 profesores divididos en 2 grupos. Uno de los grupos recibió el programa de formación mientras que el otro grupo no recibió la formación, y se utilizó como grupo control. El programa de formación consistió en 11 sesiones de entrenamiento desarrolladas durante 3 meses, a razón de una por semana. Consistió en el aprendizaje de técnicas de relajación; técnicas cognitivo-conductuales para el manejo de pensamientos y emociones negativas relacionadas con el estrés laboral y el síndrome de quemarse por el trabajo (burnout) como la autoevaluación negativa y los sentimientos de culpa; y técnicas para el desarrollo del apoyo social en el trabajo.

Para evaluar los resultados se utilizó la Batería UNIPSICO, consistente en un cuestionario que evalúa los factores y riesgos psicosociales en el trabajo y sus consecuencias sobre la salud, junto con los niveles de cortisol en saliva. Todas las personas participantes en el estudio contestaron el cuestionario y dieron muestras de saliva antes del inicio del programa de entrenamiento, al finalizar éste, y al cabo de 3 meses de la finalización.

Trayectoria investigadora
Pedro R. Gil-Monte es profesor del Departamento de Psicología Social de la Universitat de València acreditado a catedrático de universidad por la ANECA. Es director de la Unidad de Investigación Psicosocial de la Conducta Organizacional (UNIPSICO) (http://www.uv.es/~unipsico/). Su investigación se centra, desde hace más de 25 años, en el estudio de la calidad de vida laboral y en la prevención de los riesgos psicosociales en el trabajo. Es autor de más de 200 publicaciones científicas sobre estos temas. Entre las distinciones recibidas destaca el premio a la trayectoria y aportes a la investigación en Latinoamérica sobre factores psicosociales, estrés y salud mental en el trabajo; y la “Distinción 2014 a la realización de trabajos de investigación en prevención de riesgos laborales” concedida por el Instituto Valenciano de Seguridad y Salud en el Trabajo (INVASSAT) de la Generalitat Valenciana, entro otros.

 

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies