Javier Cerezo, seleccionado para la Universiada Verano 2019 de tiro con arco

 
Javier Cerezo
Javier Cerezo

El alumno Javier Cerezo, tras proclamarse campeón de España de arco compuesto, ha sido seleccionado para representar a la selección universitaria española en la Universiada de Verano 2019 de tiro con arco que tendrá lugar del 8 al 14 de julio en Nápoles, Italia.

Cerezo es estudiante de tercer curso de criminología de la Universitat de València y deportista de élite, y compite en la selección española desde hace tres años. A pocos días de viajar a Nápoles le preguntamos cómo afronta la competición y su vez aprovechamos para conocerlo más en detalle y descubrir cómo fueron sus inicios en este deporte.

Competirá en categoría individual

Le preguntamos cómo se siente al ser el único deportista español universitario clasificado en su modalidad, el arco compuesto, lo que significa que solo competirá en categoría individual. Javier Cerezo, responde: “Estoy bastante satisfecho porque las pruebas que teníamos eran muy difíciles. No nos hizo buen tiempo y la verdad que tiré muy bien, y fui el único que consiguió clasificarse”. 

Sus palabras denotan satisfacción, fruto de la dedicación a este deporte durante siete años y medio, pero que ya se topó con él mucho más temprano, con tan solo tres años edad. “Empecé a tirar cuando tenía tres años, lo único que yo jugaba a fútbol sala y llegó un momento como que me aburrí un poco y le dije a mi padre: ¿Oye, te acuerdas que cuando era pequeño me dijiste que me apuntarías a un club? Pues quiero probar. Probé, me enganché y ahí me quedé. 

Lo que le enganchó

En la línea de tiro son rivales, pero ocurre todo lo contrario fuera de ella. Cerezo explica el buen clima que se respira en la práctica del tiro con arco, “el ambiente es totalmente distinto del deporte del que yo venía, que era el fútbol sala”. Respeto y amistad, un tándem muy presente en el tiro con arco, pues Cerezo deja muy claro que: “En este deporte como que se valora mucho más el respeto entre los tiradores, esa amistad, ese juego en equipo cuando toca jugar en equipo. En la línea de tiro somos rivales y luego fuera de la línea de tiro puedes tomarte una cerveza con tu rival, con el que estabas compitiendo antes”.

Estudiar y ser deportista de élite

El estudiante de criminología hace cuentas y llega a sumar más de 20 horas de entrenamiento semanales, contando la parte física, mental y de arco. Pero ¿y qué hueco queda para los estudios? “Compaginarlo con los estudios la verdad que no es muy fácil”, asegura Cerezo. “Este año me dije: como no he repetido ningún curso, voy a cogerme tercero y me lo dejo en dos años, voy más relajado y este año la verdad que muchísimo mejor”.

La importancia del trabajo físico y mental

Más allá de los entrenamientos con el arco, la parte física ocupa un papel destacado. Así lo remarca Cerezo, cuando dice: “El aspecto físico es muy importante. Puede parecer que no lo es, per sí que lo es”. Cerezo acude al gimnasio dos veces por semana: “Trabajamos la fuerza isométrica, no solemos trabajar con muchas cargas, pero se intenta hacer un entrenamiento bastante variado”. Un trabajo físico al que se le suma el entrenamiento cardiovascular, siendo la apuesta de Cerezo rodar con la bici, pues “eso nos ayuda a tener las pulsaciones más bajas, trabajar nuestro ritmo cardiaco y luego en la línea de tiro se nota. Por ejemplo, en mi caso, tengo 45 pulsaciones en reposo”. 

La cabeza. Él asegura que “es la parte más difícil de todas y la más importante de este deporte”. Nos explica las vías de trabajarla: “La principal es que tengas alguien, como puede ser un psicólogo deportivo, que te pueda asesorar y que te pueda ir diciendo qué ejercicios puedes ir haciendo y cuáles no. También lo puedes trabajar por ti mismo, aunque es probable que te cueste más…  Llevo tres años en la selección española y no llevo ni un año trabajando con un psicólogo”. Cerezo termina respondiendo a esta parte con que “cualquier ejercicio que requiera concentrarte en algo te puede ayudar”. 

¿Cómo es la mente de Cerezo?

Fuerte mentalmente y no hay cabida a caer rendido, pese a muy mal que vayan las cosas, así es como Cerezo se define mentalmente. Añade: “Y sobre todo en este deporte una cosa muy importante es siempre estar pendiente de las cosas que dependen de ti y no estar tan pendiente de las cosas que no dependen de ti”.

Perspectivas para la Universiada Verano 2019

Vamos llegando al final de la entrevista y le preguntamos por su participación en la Universiada Verano 2019. Concluimos con su respuesta: “Lo afronto como una competición difícil, porque se van a ir rivales muy buenos, pero al mismo tiempo con buenas expectativas. Yo creo que voy a conseguir un buen resultado, sé que va a ser difícil, pero vamos, yo creo que un buen resultado es totalmente factible”.

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies