Jesús Maraña reivindica en Gandia el papel del periodismo frente al exceso de información generado en las redes

 
Jesús Maraña y Lola Bañón
Jesús Maraña y Lola Bañón.

Jesús Maraña y Lola Bañón coordinan el curso ‘Revolución digital... ¿involución intelectual? Manual de uso para periodistas del siglo XXI’, en el que se tratarán los cambios que introducen los nuevos medios de comunicación y las nuevas formas de consumir información en la profesión periodística. Durante dos días se analizará, en palabras de la periodista Lola Bañón, “si el avance tecnológico aplicado a las tecnologías de la información nos ayuda a construir ciudadanía y nuevas formas de vida más justas e igualitarias o nos conduce hacia sistemas sociales, económicos y políticos donde la libertad sea un bien cada vez más limitado”. Por su parte, la intervención del periodista Jesús Maraña se centrará en la necesidad del periodismo de recobrar su principal característica: la credibilidad.

El director de Infolibre ha hablado de fenómenos que, a pesar de que él no considera nuevos, como las fakenews o la postverdad, sí están teniendo nuevas consecuencias “y aunque algunos consideran que vivimos desde hace años una crisis del periodismo, nos encontramos más bien frente a una crisis de medios y del modelo de negocio de la actividad periodística. El periodismo es más necesario que nunca puesto que la abundancia de información crea sobreinformación. Estamos frente a una oportunidad para recuperar la credibilidad y la función cívica y ciudadana del periodismo”. Internet, explica Maraña, ha ofrecido a la ciudadanía “las herramientas para informar, analizar y opinar sin necesidad de personas intermediarias. Un momento que ha coincidido con una situación de crisis de los medios debido al descrédito y la falta de confianza. La ciudadanía se ha alejado de los medios considerando que respondían más a intereses económicos que a la propia ciudadanía. Nos encontramos frente a una batalla por la credibilidad y los medios quieren demostrar que vuelven a tener la confianza del público”. Aun así, en estos momentos de exceso de información, “el ejercicio del periodismo requiere características que no puede tener un ciudadano, como es contrastar la información y responsabilizarse frente a aquello que escribes o manifiestas, incluso en un juzgado”.

Como no podía ser de otra manera, el papel de las redes sociales ocupará una parte fundamental del curso. Lola Bañón considera que, “a pesar de que hoy en día hay una obsesión por parte de todos los partidos políticos de aparecer en las redes, está por demostrar que estas cambian el sentido del voto. Sí está demostrado que la aparición en televisión tiene incidencia. Lo que sí dan las redes es sensación de visibilidad, pero no es sinónimo de tener incidencia social”. Por su parte, Jesús Maraña considera que a pesar de que la televisión es el medio que mayor incidencia continúa teniendo, es el que más se aleja del periodismo “porque los contenidos informativos cada vez están más marcados por el entretenimiento. Nos encontramos en una batalla también entre el periodismo y la banalidad”.

Además de los ya citados Maraña y Bañón, participan en el curso Adolf Beltran, director de la edición Comunidad Valenciana de Eldiario.es, y Josep Lluís Gómez Mompart, catedrático de Periodismo de la Universitat de València.

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies