Marta y María Ortiz, judocas: “Tras el triunfo en el Campeonato de España, conseguir medalla en los europeos es un objetivo real”

 
Las hermanas Marta y María Ortiz, judocas.
Las hermanas Marta y María Ortiz, judocas.

Marta y María Ortiz Medina son hermanas y miembros del equipo de judo de la Universitat de València, campeón autonómico y nacional en 2018. Por este motivo, bajo la dirección del seleccionador de la UV, Vicente Rochela, acudirán a finales de julio con el resto de compañeras y compañeros a Coimbra (Portugal) para disputarse el campeonato europeo, al que se enfrentan “con muchas ganas y más fuerza que nunca”. Ambas estudian en la Universitat de València: Marta, Derecho y Ciencias Políticas, y María, Ciencias de la Actividad Física y el Deporte, tareas que compaginan con la enseñanza del judo en el Club Herca de Torrent y en varios colegios.

¿Es la primera vez que participáis en el europeo universitario?
María: Sí, el último campeonato en el que participé fue hace dos años y todavía no era universitaria. 
Marta: Yo participé en los anteriores Juegos EUSA celebrados en Croacia y conseguí la medalla de plata en -57kg.

Tras ganar el autonómico y el Campeonato de España, supongo que vuestra actitud y la del equipo en estos europeos es más que positiva…
María: Tenemos muchas ganas de hacerlo lo mejor posible. Yo he vuelto de una lesión muy dura más fuerte que nunca, consiguiendo la clasificación al europeo con muchísima constancia y sacrificio. 
Marta: En mi caso, he cambiado de categoría de peso, ahora compito en -63kg pero tras dos años adaptándome al nuevo peso estoy más fuerte que nunca y con ganas de dar lo mejor de mí, ya que tras la medalla en el CEU, conseguir medalla en los EUSA es un objetivo real.

¿Qué es lo que más os asusta de la competición internacional?
Marta: Realmente no podemos decir que nos asuste el campeonato, pero sí que genera más nervios o incluso más respeto que uno de carácter nacional, ya que aquí desconocemos a la mayoría de rivales. Pero eso no siempre es malo, a ambas nos gustar jugar con el “factor sorpresa”, es lo bonito del judo, todo puede cambiar en un instante.

¿Y qué os hace sentir más seguras?
María: Nos sentimos más seguras cuando competimos juntas, nos animamos mutuamente, calentamos juntas y nos damos consejos. Además, nos gusta controlar los aspectos externos al campeonato de judo en sí, como la alimentación, el descanso, la concentración…, y, por otra parte, no tener ningún tipo de lesión que dificulte hacer tanto la preparación física como una buena preparación técnico-táctica previa.

¿Por qué elegís el judo y no otro deporte?
María: El judo para nosotras es nuestra filosofía de vida. Cuando éramos pequeñas practicábamos muchísimos deportes porque éramos unas niñas muy activas y la verdad es que se nos daban bastante bien, pero el judo nos enganchó desde el principio. 
Marta: Practicamos este deporte desde los cuatro años y lo compaginábamos con otros, pero ninguno nos llegó a aportar tanto como este. Es cierto que la UENSCO lo recomienda como mejor deporte entre los cuatro y los 12 años, y es por la cantidad de valores que nos enseña. Además, lo que más nos gusta es que todos los días, aprendemos algo nuevo en cada entrenamiento: “caer y levantarse”.

El judo y las artes marciales en general han sido deportes de tradición masculina, tal vez por ser considerados demasiado agresivos para ser practicados por mujeres, ¿cómo podemos acabar con este tópico?
Marta: Creemos que este tópico está obsoleto en cualquier democracia desarrollada. El judo no es un deporte agresivo y cumple a la perfección los valores del olimpismo. Aunque evidentemente, en países donde la cultura o la religión condicionan la posición social de la mujer, continúa afectado al judo o a cualquier deporte. Confiamos en que cada vez sean menos y animamos a todas las mujeres a practicar judo y cualquier deporte.

¿Está en manos de mujeres como vosotras poner en valor la lucha femenina?
María: Junto a nuestro entrenador, Vicente Carratalá, encabezamos hace unos años un proyecto llamado ‘Mujer y judo’ por la Real Federación de Judo y Deportes Asociados, en el cual ofrecíamos clases a niñas de diferentes edades con un coste mínimo, a modo de difundir el deporte. Hoy, es un proyecto consolidado en la mayoría de comunidades autónomas. Hoy, el valor de la lucha femenina debe estar presente en cualquier mujer que busque una igualdad real y no se conforme.

Con vuestra experiencia, seguro que podéis ofrecer un consejo a las chicas que quieran abrirse camino en el judo.
Marta: El judo es un deporte recomendado en edades tempranas porque ofrece muchas ventajas en relación a la psicomotricidad; en más mayores por los valores que implica; y en la adolescencia por la disciplina que conlleva. Cuando somos adultos, para cualquier judoca, el judo es su filosofía de vida.
María: Por ello animamos a cualquier chica o chico que quiera practicar este deporte a cualquier edad, ya que en general, aprendemos jugando y esto lo hace más divertido todavía. Pero tened claro que si queréis hacer un buen combate de judo, ¡habrá que ponerse en forma!

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies