Moléculas para la electrónica, la medicina o el medio ambiente, en la XIX Jornada Científica del ICMol

  • Parque Científico
  • 13 diciembre de 2019
 

El Instituto de Ciencia Molecular de la Universitat de València (ICMol) ha celebrado este viernes 13 de diciembre la XIX edición de su Jornada Científica, un encuentro en clave de divulgación que hace balance anual de la actividad y el estado de este centro de excelencia y pone sobre la mesa destacados avances en el campo de los materiales moleculares. El encuentro ha rendido homenaje póstumo a la física valenciana Catalina Ruiz.

Son ya diecinueve las ediciones de la Jornada Científica con las que el Instituto de Ciencia Molecular (ICMol) de la Universitat de València realiza una de sus principales labores de divulgación. El encuentro, que tiene lugar anualmente desde que el centro fue creado en el año 2000, ha girado en torno a las ponencias de tres científicos de renombre –José Ramón Galán-Mascarós, Diego Peña Gil y Nazario Martín León–, siempre en clave de alta divulgación. Supermoléculas de fullereno contra el Ébola, el Dengue o el Zica; cintas químicas perfectas de grafeno para el avance de la electrónica, o electrocatálisis para convertir el CO2 de la atmósfera en productos químicos de interés industrial, contribuyendo a reducir los efectos del cambio climático, han sido los temas centrales de una Jornada inaugurada por la rectora de la Universitat de València, Mavi Mestre, el vicepresidente ejecutivo de la Agencia Valenciana de la Innovación (AVI), Andrés García Reche, y el director del ICMol, Eugenio Coronado .

Como cada año, Coronado ha hecho balance del estado y la actividad de este centro reconocido como ‘Unidad de Excelencia María de Maeztu’, que cuenta 130 investigadores, 14 proyectos europeos de I+D+i y 5 Prometeo de la Generalitat Valenciana para grupos de excelencia; un instituto que ha licenciado 5 patentes, obtenido 8 ERC Grant y cuya investigación contribuye esencialmente a que la Universitat de València sea la cuarta universidad española en Química y ocupe un puesto destacado entre las primeras de Europa, según el Nature Index. “El ICMol tiene una financiación de casi 10 millones de euros anuales, el 60% de los cuales procede de proyectos europeos y el resto nacionales y autonómicos”, ha señalado Eugenio Coronado, quien ha resaltado la importancia de atraer talento joven a la I+D+i. “El ICMol cuenta con personas jóvenes que vienen a investigar a través de contratos Ramón y Cajal, Juan de la Cierva o Marie Curie; del programa CIDEGEN de la Generalitat Valenciana para doctores, de la convocatoria Beatriz Galindo, de los proyectos Junior Leader de La Caixa…; es muy importante atraer a gente joven que pueda trabajar en los centros de investigación y aquí los tenemos en todos los niveles”, ha dicho.

Coronado ha dado cuenta también de los desarrollos tecnológicos del ICMol realizados desde su Unidad Científica de Innovación Empresarial (UCIE), un agente de innovación promovido por la AVI (Agencia Valenciana de Innovación) que ha facilitado la transferencia de nuevos sistemas OLED y LEC, de menor coste y fabricación más sencilla, que permiten su integración en distintas superficies. “Hay que incorporar el mundo científico al sistema productivo”, ha dicho en este sentido Andrés García Reche. “Tenemos un sistema productivo mediocre y unos niveles científicos de excelencia, y para tratar de cambiar esto hemos creado las UCIE, para desarrollar innovaciones generadas por el conocimiento y mejorar y hacer más competentes nuestras empresas”, ha concluído.

La rectora Mavi Mestre ha expresado su reconocimiento y agradecimiento “al trabajo de este instituto que investiga, innova, transfiere y divulga; que hace que su trabajo llegue al máximo de personas y que tanto contribuye a que la Universitat aparezca en los principales rankings científicos mundiales”.

La catedrática de Quimica Orgánica Ángela Sastre, de la Universidad Miguel Hernández (UMH), ha sido la portavoz del homenaje que esta XIX Jornada Científica ha querido rendir a la investigadora Catalina Ruiz Pérez, fallecida el pasado mes de agosto y con quien el ICMol mantuvo estrechos vínculos. Valenciana de origen, la científica era catedrática de Física Aplicada en la Universidad de la Laguna y directora del Laboratorio de Rayos X y Materiales Moleculares de la institución canaria. “Catalina es hoy un referente científico nacional e internacional ­–ha dicho Sastre­–, pero además fue una luchadora por la igualdad en el ámbito de la ciencia y es un ejemplo a seguir por las mujeres investigadoras que hoy contribuyen al progreso”.

Más información:

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies