La pandemia del coronavirus ha generado un aumento de la violencia obstétrica

  • Vicerrectorado de Igualdad, Diversidad y Sostenibilidad
  • 21 mayo de 2020
 

La tutora externa e integrando del grupo de investigación GIDOPT del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación, Sara Jort, denuncia la pérdida de los derechos de las mujeres en salud reproductiva en esta crisis provocada por la pandemia de la COVID-19.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) en sus primeras recomendaciones al estallar la pandemia por el coronavirus recordaba a la atención obstétrica internacional que las mujeres, tanto si están contagiadas cómo si no, tienen derecho a una experiencia de parto satisfactoria y positiva. En palabras de la OMS, una experiencia de parto satisfactoria incluye un trato digno y respetuoso, el acompañamiento de la persona de elección de la mujer, y el derecho a estrategias paliativas de dolor durante el parto.

La psicóloga sanitaria y psicoterapeuta gestalt Sara Jort denuncia el incumplimiento de estas premisas actualmente en muchos hospitales y la pérdida de los derechos de las mujeres en salud reproductiva en esta crisis provocada por la pandemia de la COVID-19, como explica en el video de la Unidad de Igualdad.

Sara es tutora externa del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Facultad de Psicología e integrando del Grupo de Investigación GIDOPT del mismo departamento. Con una extensa experiencia en el área de la Psicología Perinatal, se ocupa fundamental de dificultades en la concepción, depresión y/o ansiedad durante el embarazo y el posparto, el trauma después del parto, atención al luto por muerte en periodo gestacional y perinatal y las dificultades de adaptación en la maternidad/paternidad, así como el acompañamiento emocional en el puerperio, primera crianza.

“En todo el estado español estamos viviendo un aumento de violencia obstétrica con instrumentalización innecesaria del parto vaginal, con cesáreas e inducciones sin razón médica, a separación de madres y criaturas protocolariamente, a mujeres que están pariendo a solas sin personas elegidas para su acompañamiento”, explica Sara Jort.

La psicologa Sara Jort evidencia que tampoco se facilita el inicio o continuitat de la lactancia materna de las mujeres que quieren amamantar y por tanto el incumplimiento de la Ley 8/2018, de 20 de abril, de la Generalitat, de modificación de la Ley 10/2014, de 29 de diciembre, de la Generalitat, de Salud de la Comunidad Valenciana.

Se vaticina así que habrá que luchar de nuevo para tener protocolos de atención al embarazo, al parto, el posparto y el puerperio que estén actualizados según los criterios de organizaciones internacionales.

“A pesar de que en nuestra comunidad hemos conseguido parir con el acompañamiento de la persona de nuestra elección, tendremos que continuar luchando para poder mantener los derechos en todas las pruebas y actuaciones que se hagan en el embarazo inclós el aborto y muerte perinatal, incluida la cessària programada o urgente y en todas las actuaciones del posparto tal como dice nuestra Ley de Salud de 2018”, pronostica Sara Jort.

Archivada en: Unitat d'Igualtat
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies