La Universitat, Aigües de Barcelona y la Fundació Bosch i Gimpera crean una base de datos de bacterias aisladas en aguas de consumo

  • Fundació Parc Científic
  • 11 de enero de 2019
 
Amparo Ruvira, investigadora, davant l'equip Microflex.
Amparo Ruvira, investigadora, davant l'equip Microflex.

El proyecto Drinking Water Library, enmarcado en el programa de financiación público “Retos-Colaboración 2015”, concluye con la creación de la base de datos de bacterias de aguas de consumo mediante la tecnología MALDI-TOF MS. El catálogo abarca los perfiles de 320 cepas accesibles en la Colección Española de Cultivos Tipo (CECT). Para su desarrollo, han trabajado en consorcio la Universitat de València, Aigües de Barcelona y la Fundació Bosch i Gimpera.

Aun siendo sometidas a rigurosos controles microbiológicos, las aguas de consumo humano no son aguas estériles, ya que contienen microorganismos ambientales representantes de la microbiota de su ecosistema de procedencia. La identificación rápida y precisa de dichos microorganismos representa una mejora cualitativa importante para la evaluación de la calidad microbiológica del agua más allá de las bacterias acuáticas analizadas comúnmente.

Drinking Water Library (DWL) es una biblioteca de perfiles para la identificación de bacterias presentes en aguas de consumo, desarrollada mediante MALDI-TOF MS, una tecnología de espectrometría de masas utilizada habitualmente en análisis clínicos, que permite la identificación a bajo coste de microorganismos. La CECT cuenta, desde el pasado mes de diciembre, con un equipo MALDI-TOF financiado dentro del Programa Operativo FEDER 2014-2020 Comunitat Valenciana, que a partir de ahora ofrece como servicio a la comunidad científica y empresarial. El hecho de contar con este equipamiento y con la DWL facilita enormemente la tarea de identificar de forma rápida y eficaz microorganismos aislados de aguas de consumo, tanto de redes de distribución como embotelladas.

Generada utilizando el equipo Microflex (Bruker) –compatible con el software Biotyper– la base de datos incluye los perfiles de 320 cepas todas ellas accesibles en la CECT:  199 de la propia colección –cuyo origen mayoritario es agua de consumo humano– y 121 procedentes de aguas de proceso, redes de distribución, aguas embotelladas y manantiales, que representan el total de 3.809 aislados analizados durante el proyecto.

Para la creación de la DWL se han utilizado muestras de agua potable de diversas plantas de tratamiento, redes de abastecimiento y agua embotellada, que han sido analizadas y contrastadas con cepas de referencia procedentes de la CECT.

Además, el proyecto ha facilitado la capacitación del Laboratorio de Microbiología de Aigües de Barcelona para la identificación de bacterias de aguas de consumo humano mediante la tecnología MALDI-TOF MS. El laboratorio cuenta con el equipo, así como la experiencia en su utilización y en la generación de la base de datos DWL, que amplía la base de datos disponible de Bruker, mejorando la probabilidad de identificación de bacterias de aguas de consumo humano.

La nueva base de datos se encuentra a disposición de centros de investigación, organismos públicos y empresas públicas y privadas de agua potable, y tiene por objetivo ampliar su uso a escala mundial.

El consorcio del proyecto ha estado formado por tres socios: Aigües de Barcelona, la Fundació Bosch i Gimpera a través del grupo de investigación MARS (Microbiología del Agua relacionado con la Salud) de la Universitat de Barcelona, y la Universitat de València a través de la Colección Española de Cultivos Tipo (CECT).

Con sede en el Parc Científic de la Universitat de València, la Colección Española de Cultivos Tipo es un servicio de la Universitat de València que constituye el único Centro de Recursos Microbianos público en España y que actúa como depositario y proveedor de bacterias, arqueas, levaduras y hongos filamentosos. Además de la I+D, su principal objetivo es proveer de material microbiológico de referencia a la comunidad científica internacional. Ofrece servicios tanto relacionados con la conservación, identificación y caracterización de microorganismos como en el campo de la formación y la consultoría. La CECT mantiene en sus instalaciones más de 9000 microorganismos.

Archivada en: Ciencias de la Vida
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies