ANTERIOR
DON QUIJOTE DE LA MANCHA
SIGUIENTE

En 1601, el jesuita Matteo Ricci fue admitido en Pekín, y logró que se le permitiera residir en la ciudad.

El conde de Essex, que el año anterior había caído en desgracia ante la reina Isabel I de Inglaterra, se implicó en una conspiración, pero fue descubierto y su rival, sir Walter Raleigh, no dudó en aprovechar la situación y lo hizo ejecutar, recuperando definitivamente la confianza de la reina.

John Lyly estrenó su drama mitológico La metamorfosis del amor.

El duque Carlos Manuel I de Saboya había apoyado a los católicos franceses contra el ahora rey Enrique IV, pero ahora ambos firmaron el tratado de Lyon, por el que zanjaban definitivamente las hostilidades. En septiembre nació el primogénito de Enrique IV. El Delfín fue bautizado con el nombre de Luis, como el rey san Luis (Luis IX de Francia), del que era descendiente, recalcando así la legitimidad dinástica de los Borbones.

También tuvo una hija el rey Felipe III de España, Ana, ocasión que dio pie a multiplicar los despilfarros de la corte. El rey sangró a las cortes de Cataluña, Aragón y Castilla haciéndose conceder donativos astronómicos. Los castellanos, junto con el dinero, entregaron al monarca un memorial en el que relataban "los padecimientos y las miserias" de los pueblos, a la vez que solicitaban una reducción de impuestos y reformas administrativas. La reforma que se le ocurrió al duque de Lerma fue la de trasladar la Corte de Madrid a Valladolid, más que nada para aislar al rey de las quejas de los madrileños por los abusos del valido. El traslado supuso nuevos gastos para el Estado, aunque al duque le proporcionó ganancias, pues tomó la decisión después de cobrar sobornos a los sectores vallisoletanos que se iban a beneficiar por el traslado de la capital a su ciudad. Otra medida "económica" del valido fue la absurda orden de inventariar toda la plata labrada, junto con la prohibición de comprar, vender o labrar más hasta que así se dispusiera. Las protestas hicieron que la orden fuera derogada al poco tiempo.

En Flandes, los españoles iniciaron un largo asedio a la ciudad de Ostende.

Los rusos establecieron un nuevo fuerte en Siberia, en Mangazeia.

En Japón, el shogun Tokugawa Ieyasu confiscó las minas de oro y abolió los privilegios de las ciudades.

Ese año murió asesinado Miguel el Bravo, el príncipe de Valaquia que se había rebelado contra los turcos. Con él termino el breve periodo de independencia de Valaquia. Segismundo Báthory recuperó Transilvania.

En Salamanca murió el humanista Francisco Sánchez de las Brozas, el Brocense.

El 24 de octubre murió el astrónomo Tycho Brahe. Murió de educación: Once días antes había aceptado una invitación a cenar y las normas de urbanidad de la época establecían que un invitado no debía levantarse de la mesa antes que el anfitrión. Kepler relata así lo sucedido:

Reteniendo la orina más de lo que tenía por costumbre, Brahe permaneció sentado. Aunque había bebido un poco más de lo razonable y la vejiga le presionaba, se preocupó menos por su salud que por la etiqueta. Cuando regresó a casa ya no podía orinar. Finalmente, con el dolor más insoportable, expulsó con dificultad algo de orina, pero volvió a bloquearse. Seguidamente sufrió un insomnio ininterrumpido, fiebre intestinal y, poco a poco, el delirio. [...] En su última noche, en un delirio en el que todo era placentero, como un compositor creando una canción, Brahe repetía estas palabras una y otra vez: "Haced que no parezca que he vivido en vano".

Kepler sucedió a Brahe en el cargo de matemático imperial. Mientras continuaba analizando en Praga los datos de Brahe, en 1602 Galileo retomaba en Padua sus estudios sobre el movimiento. Pasó los años siguientes experimentando con el movimiento de los péndulos y la caída de cuerpos por planos inclinados.

En Transilvania murió el príncipe Segismundo Báthory, que fue sucedido por Mózes Szákely.

Los ingleses atacaron la ciudad panameña de Portobelo, en una expedición capitaneada por William Parker.

El navegante inglés Bartholomew Gosnold llegó a la costa de Virginia y la recorrió hacia el norte hasta que el 15 de mayo llegó a una península a la que llamó cabo Cod, porque sus aguas eran ricas en bacalao (codfish en inglés). Luego exploró una isla situada al sur, a la que llamó Martha's Vineyard (la Viña de Marta).

El neerlandés Johan van Oldenbarnevelt fundó la Compañía de las Indias Orientales, que organizó el incipiente comercio marítimo de las Provincias Unidas.

España mantenía una escuadra de galeras en el mar del Norte bajo el mando del genovés Federico Spínola, que se dedicaba a saquear los navíos neerlandeses cuando tenía ocasión. El año anterior había presentado al duque de Lerma un proyecto de invasión de Inglaterra. Su hermano Ambrosio de Spínola entraba ahora al servicio del rey Felipe III y fue destinado a Flandes, donde luchó a las órdenes del archiduque Alberto. El duque de Lerma concertó una alianza con Persia contra los turcos.

Un teólogo neerlandés llamado Jacob Harmensz, más conocido como Jacobus Arminius, empezó a combatir la intransigente doctrina sobre la predestinación de su compatriota Franz Gomar. Arminius afirmaba que Dios ofrece a todos la gracia, aunque ésta puede perderse si no se tiene fe.

El duque Carlos Manuel I de Saboya fracasó en un ataque a Ginebra. La ciudad estaba situada en la frontera entre su ducado y la Confederación Helvética, y formaba parte de los territorios que el duque pretendía absorber para engrandecer sus dominios. En otras operaciones similares había tenido éxito, sobre todo gracias a la inestabilidad que habían provocado las guerras de religión francesas y la intervención española, pero ahora los tiempos habían cambiado y el duque no tardó en verse obligado a reconocer la independencia de la ciudad. Aunque había firmado la paz con el rey Enrique IV de Francia, parece ser que siguió intrigando contra él. Ese mismo año, el rey llamó a Fontainebleau a Charles de Gontaut, el duque de Biron y mariscal de Francia, para pedirle explicaciones por ciertas acusaciones de traición que habían llegado a sus oídos. El duque aspiraba a convertir Borgoña en un estado independiente, y para ello había contado con el apoyo de Carlos Manuel I y de los españoles. Cuando fue interrogado, el duque de Biron calló, y su silencio fue interpretado como una confesión. Fue encarcelado, juzgado por alta traición y decapitado ese mismo año.

Entre los cómplices del duque de Biron estaba Henri de la Tour D'Auvergne, el duque de Bouillon, que fue condenado al exilio y continuó intrigando.

El poeta John Marston se había iniciado en la tragedia con Antonio y Mellida, obra de la que el año anterior había publicado una segunda parte, La venganza de Antonio. Ben Jonson publicaba ahora El poetastro, en donde censuraba, no sin cierta razón, el estilo de Marston. El espíritu polemista de Jonson también lo había enfrentado a Thomas Dekker, que publicaba contra él la sátira Satiromastix.

Lope de Vega se había convertido en el príncipe del teatro español. Según el mismo proclamaba, en pocos años había compuesto unas doscientas comedias. Ahora publicaba una colección de poemas bajo el título de Rimas. También es de esta época La hermosura de Angélica, basada en un conocido episodio del Orlando furioso de Ariosto.

Luis de Góngora compuso un romance con el mismo motivo: En un pastoral albergue, en el que ya se aprecian abiertamente las características fundamentales del sofisticado estilo personal que muchos tratarían de imitar luego en vano. Por otra parte, el año anterior había compuesto una de sus letrillas más populares: Dineros son calidad. En 1603 realizó un viaje a Cuenca, y luego estuvo unos meses en Valladolid. Escribió varios sonetos denunciando la corrupción y la miseria de la Corte. (El tema no era nuevo: quince años antes había hecho lo propio a raíz de una estancia en Madrid.) Allí conoció al poeta Pedro de Espinosa, que estaba entonces preparando la edición de sus Flores de poetas ilustres, una antología de poesía española que publicaría unos años después y en la que figuran los pocos poemas de Góngora que fueron impresos en vida de su autor (un total de treinta y siete).

Por esta época se ganó de algún modo la enemistad de por vida de un joven poeta de veintidós años que estudiaba en la universidad de Valladolid. Se llamaba Francisco de Quevedo y Villegas, algunas de cuyas obras aparecieron también en las Flores de poetas ilustres, como su famosa letrilla Poderoso caballero es don Dinero, o este epitafio a un médico, supuestamente escrito por la Muerte:

Yacen de un hombre en esta piedra dura
el cuerpo yermo y las cenizas frías;
médico fue, cuchillo de Natura,
causa de todas las riquezas mías.
Y ahora cierro en honda sepultura
los miembros que rigió por largos días,
y aun con ser Muerte yo, no se la diera,
si dél para matarle no aprendiera.

El primer testimonio de la enemistad entre Góngora y Quevedo es una décima de éste en el que le reprocha la grosería de otro de aquél, una letrilla de tema escatológico que empieza con el verso ¿Qué lleva el señor Esqueva?

Tres años atrás, un joven pintor flamenco de veintitrés años (ahora tenía veintiséis) había marchado a Italia para estudiar a los grandes pintores. Se llamaba Petrus Paulus Rubens. Finalmente había aceptado el mecenazgo del duque de Mantua, Vincenzo Gonzaga, que ahora lo enviaba a Valladolid como su embajador. En la corte española pudo estudiar la colección de pinturas reales, cuyo mayor exponente era Tiziano. Pintó un retrato ecuestre del duque de Lerma.

En Inglaterra, Ben Jonson publicó su tragedia Seyano, que aumentó notablemente su popularidad. Thomas Heywood publicó Una mujer muerta por indulgencia.

Caravaggio seguía triunfando en Roma. Por esta época pintó grandes lienzos para diversas iglesias, como El martirio de San Pedro y la conversión de san Pablo, El entierro de Cristo o La Virgen de Loreto.

En los últimos años, en Francia había ido creciendo la importación de pieles de castor, compradas a los indios canadienses. Finalmente, el rey Enrique IV había sido persuadido de la conveniencia de establecer una colonia permanente en América, para consolidar este comercio. Por ello, el rey nombró geógrafo real a un antiguo compañero de armas, Samuel de Champlain, que el 15 de marzo zarpó rumbo a Canadá para buscar el lugar más adecuado para un asentamiento. Remontó el río san Lorenzo y luego regresó a Francia para informar al monarca.

En Brahim, en Lituania, se dio a conocer un joven de unos veintitantos años que decía ser Demetrio Ivanovich, el hijo del zar Iván el Terrible que había muerto más de diez años atrás, tal vez asesinado por Borís Godunov. Es conocido en la historia como el falso Demetrio. Se proclamó legítimo zar de Rusia, aunque su historia estaba llena de contradicciones. Al parecer fue un instrumento de la nobleza polaca para dominar Rusia, aprovechando la impopularidad de Borís Godunov.

Ese año murieron:

Tokugawa Ieyasu estableció su capital en Edo, el centro de sus dominios, donde se hizo construir un castillo. También hizo que el Emperador lo reconociera como shogun hereditario. Se rodeó de consejeros eficientes e implantó una legislación muy estricta para controlar a la nobleza. Sus vasallos fueron divididos en tres categorías: los fudai, combatientes que habían luchado en sus filas, los hatamoto, o vasallos menores, también plenamente sometidos a su autoridad y los tozama o señores exteriores, sometidos a una estrecha vigilancia, y a los que obligó por ley a vivir en Edo una parte del año. Persiguió a los cristianos y cerró Japón a toda influencia extranjera.

El jesuita español Pedro Páez pidió ser destinado de nuevo a Abisinia. Esta vez logró llegar a su destino disfrazado de armenio. Allí fue acogido por el rey Susenios.

En 1604 el rey Jacobo I de Inglaterra firmó la paz con España. El argumento que presentó en las negociaciones previas fue el siguiente: él, como rey de Escocia, no estaba en guerra con España y, como no se podía separar al rey de Escocia del rey de Inglaterra (porque eran la misma persona), tampoco el rey de Inglaterra estaba en guerra con España. Esto parecía confirmar el juicio del rey Enrique IV de Francia, que en cierta ocasión había dicho de él que era "el tonto más ingenioso de la cristiandad". Dado que la guerra contra Inglaterra sólo estaba trayendo perjuicios a España, que los españoles estaban hartos de las insensatas guerras heredadas de Felipe II y que el duque de Lerma tampoco sacaba ninguna tajada del conflicto, se llegó rápidamente a un acuerdo.

Ese año se fundó el Conselho de India, que organizó la colonización de Brasil al estilo castellano.

Hacia ya casi veinte años que la Compañía de Jesús había llegado a la ciudad americana de Asunción, y desde allí había fundado numerosas misiones en la región circundante. Dichas misiones fueron organizadas ahora en lo que se llamó la provincia jesuítica del Paraguay. Los jesuitas crearon una organización social exclusivamente indígena y de carácter comunitario para disgusto de los encomenderos, a los que privaban de mano de obra.

En Inglaterra estaban cobrando fuerza los protestantes radicales conocidos como puritanos, que se oponían al presbiterianismo escocés. Instaron al rey Jacobo I a que aboliera el episcopado, al que acusaban de presbiteriano, pero el rey se negó. El rey contuvo con igual decisión a los católicos y a los puritanos. Éstos, reunidos en Hampton Court, transmitieron al monarca la Petición de los mil, en demanda de tolerancia hacia el puritanismo, pero Jacobo I la rechazó.

Francis Bacon logró un puesto como abogado ordinario de la Corona.

George Chapman publicó su comedia El señor de Olive, John Marston y John Webster escribieron conjuntamente The malcontent, un vigoroso drama escrito con un lenguaje violento que roza el descaro. Thomas Dekker estrenaba The honest whore. William Shakespeare estrenó otro de sus grandes dramas: Otelo.

En Francia, el rey Enrique IV nombró poeta oficial a François de Malherbe.

Samuel de Champlain realizó un nuevo viaje a América, y fundó una ciudad llamada Port Royal en una península a la que llamó Acadia, de una palabra india que significa "rico". 

Mateo Alemán publicó la segunda parte de su Guzmán de Alfarache. En ella se burla de un abogado valenciano llamado Juan José Martí, que dos años atrás había publicado otra segunda parte bajo el pseudónimo de Mateo Luján.

Lope de Vega publicó El peregrino en su patria, una novela bizantina, género que seguía muy en boga. En una carta suya, fechada el 4 de agosto, Lope escribe lo siguiente: De poetas no digo: buen siglo es éste. Muchos en cierne para el año que viene; pero ninguno hay tan malo como Cervantes ni tan necio que alabe a don Quijote. Estas palabras revelan que ese año ya era conocida de algún modo la obra fundamental de Miguel de Cervantes: El ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha. Decimos, "de algún modo", porque la primera edición conocida es del año siguiente. O bien Lope había visto un manuscrito, o unas pruebas de imprenta, o bien existió una primera edición del Quijote de la que no se conserva ningún ejemplar.

En cualquier caso, lo cierto es que por estas fechas la novela de Cervantes ya estaba acabada, y su autor pasó rápidamente de ser un escritor poco conocido y poco considerado a ser, pese a la opinión de Lope, uno de los más celebrados, aplaudidos y leídos. La novela es una parodia de las novelas de caballerías, cuyo protagonista es un loco que se imagina a sí mismo un caballero como los grandes héroes del género, pero enfrentado a la más cruda realidad cotidiana. Este argumento, que bien podría haber dado pie a una obrita cómica intrascendente, se convirtió a través de la pluma de Cervantes en lo que ha llegado a ser una de las obras cumbre de la literatura universal. Su mérito no sólo radica en la magnífica prosa castellana en que está escrita, que sigue los más puros patrones renacentistas, sino también en su riqueza argumental (pues se intercalan numerosas historias, ya como relatos de personajes, ya como novelas leídas dentro de la novela), la profundidad psicológica de sus personajes (especialmente de la pareja protagonista, el idealista don Quijote y su antitético escudero, el pragmático Sancho Panza, que han dado lugar a toda suerte de ensayos) y, sobre todo, a los criterios admirablemente modernos de los que hace gala Cervantes a lo largo de toda la novela. Es raro encontrar un pasaje en el Quijote que deba ser excusado atendiendo al siglo en que fue escrito.

Citaremos como ejemplo uno de los argumentos pastoriles intercalados en la obra. Uno de los tópicos de la novela o la poesía pastoril es el del amante desdeñado que tacha de cruel a su amada por no corresponderle. Cervantes lo lleva hasta el extremo al relatar la historia del pastor Grisóstomo, a quien la desesperación por no lograr el amor de Marcela lo ha llevado al suicidio. Después de presentar los hechos y dejar que los amigos de Grisóstomo que acuden al entierro censuren a la joven responsabilizándola de la muerte de tan buen muchacho, la propia Marcela se presenta para defenderse a sí misma con este discurso.

En cuanto a Cervantes, desde el año anterior vivía en Valladolid con su familia, compuesta íntegramente de mujeres: sus hermanas Andrea y Magdalena, Constanza, hija natural de Andrea, e Isabel, hija natural de Cervantes (o tal vez de Magdalena).

Rubens estaba de vuelta en Mantua, donde pintó para los Gonzaga El bautismo de Cristo y La transfiguración.

En Transilvania estalló una rebelión contra el príncipe Mózes Szákely, aliado de los Austria. Fue dirigida por Esteban Bocskai, que fue proclamado príncipe y sublevó a la Hungría real contra el emperador.

Mauricio de Nassau conquistó La Esclusa, y poco después, en septiembre, los españoles entraron en Ostende, tras tres largos años de asedio. El rey Felipe III de España nombró a Ambrosio de Spínola maestre general de las tropas de Flandes.

Ese año se inició el proceso de canonización de santa Teresa de Jesús.

Gracias a los recursos que le proporcionó el gobierno polaco, el falso Demetrio reunió un ejército formado por polacos y algunso rusos, y en octubre entró en Rusia, donde se le unieron unos millares de cosacos. Fue recibido como un libertador y como el legítimo zar.

Paralelamente a su trabajo con los datos de Tycho Brahe, Johannes Kepler había estado investigando por qué cuando se observaba la luna a través de una cámara oscura, su diámetro aparentaba ser distinto que cuando se la observaba directamente. Publicó sus conclusiones en sus Paralipomena ad Vitellionem, quibus Astronomiae pars optica traditur, el primer tratado moderno de óptica geométrica, en el que proporciona la primera explicación matemática correcta sobre la proyección en una cámara oscura y sobre el funcionamiento del ojo humano.

Luego, un insólito fenómeno atrajo su atención: el 9 de octubre apareció una estrella nueva en la constelación de Ofiuco (o la Serpiente), cuyo brillo era equivalente al del planeta Marte. Cinco días después su brillo había aumentado hasta superar el de Júpiter. Esta estrella es hoy conocida como la nova de Kepler, aunque no fue, ni mucho menos, su único observador. Entre los más destacados estuvo también Galileo Galilei, que impartió tres lecciones en el aula magna de la universidad de Padua, atestada de gente, donde demostró mediante argumentos de paralaje que la estrella tenía que estar en la octava esfera, la de las estrellas fijas, lo que contradecía abiertamente la doctrina aristotélica sobre la inmutabilidad del cielo.

Como de costumbre, los astrónomos chinos también detectaron la estrella huesped. Las novas son fenómenos relativamente raros. El hecho de que entre la nova de Tycho y la nova de Kepler se observaran con treinta y cuatro años de diferencia tiene más de aparente que de real: lo que Tycho observó fue una explosión estelar acaecida 11.000 años antes de Cristo, mientras que la nova de Kepler explotó 28.000 años antes de Cristo.

Volviendo a Galileo y a sus objeciones a Aristóteles, una carta escrita a su amigo Paolo Serpi, un matemático que trabajaba como consejero del gobierno veneciano, atestigua que, por aquel entonces, Galileo ya se había dado cuenta de los errores que había cometido en su primer trabajo sobre el movimiento, y que tenía una idea clara de las matemáticas subyacentes a la caída de los cuerpos. Aristóteles había afirmado que cada cuerpo cae con una velocidad distinta que depende de su naturaleza, y algo así había creído al principio Galileo. Ahora, tras meticulosos experimentos con bolas, planos inclinados y relojes de agua, podía concluir que los cuerpos no caen con una velocidad fija, sino que ésta depende del tiempo de caída, pero no de la naturaleza del objeto. Más aún, comprobó que el espacio que recorre un cuerpo que cae es proporcional al cuadrado del tiempo de caída. Fueron célebres los experimentos que hizo en la torre de Pisa, donde dejó caer bolas de pesos diferentes para mostrar cómo, en contra de lo predicho por Aristóteles, todas ellas llegaban al suelo al mismo tiempo. Galileo también llegó a la conclusión de que las trayectorias de los proyectiles eran parabólicas.

El 20 de enero de 1605 el falso Demetrio fue derrotado en la llanura de Dobrinichi por el ejército del zar Borís Godunov.

Ambrosio de Spínola tomó a los neerlandeses las ciudades de Oldenzal, Linghen y Wachtendonck. A su vez, éstos arrebataron a España el control sobre las Molucas. Frederik van Houtman fue nombrado gobernador de Amboina.

Juan de Oñate seguía en Nuevo México y llegó hasta la desembocadura del río Colorado. Luego fundó la Ciudad Real de la Santa Fe.

Pedro Fernández de Quirós logró finalmente que se le asignara una pequeña escuadra formada por tres naves que zarparon de Perú en busca de la Tierra Austral.

Ese año murió el Papa Clemente VIII y el 10 de abril fue elegido como sucesor Alejandro de Médicis, que a sus setenta años adoptó el nombre de León XI.

El 13 de abril, murió el zar Borís Godunov, y su hijo de dieciséis años, proclamado zar con el nombre de Fiodor II, no tardó en ser asesinado por los partidarios de Demetrio.

El 6 de junio murió el Papa León XI y, tras un reñido cónclave en el que el Espíritu Santo dudaba entre favorecer los intereses franceses o los españoles, resultó elegido Camilo Borghese, de cincuenta y tres años, que adoptó el nombre de Paulo V.

También murió el navegante inglés John Davis, atacado por piratas japoneses en el estrecho de Malaca.

En la India murió el gran mogol Akbar, envenenado por su hijo y sucesor Salim. Adoptó entonces el nombre de Yahangir, que significa "conquistador del mundo".

El falso Demetrio entró triunfalmente en Moscú y empezó a gobernar dando muestras de cierto talento. No obstante, se ganó la antipatía del clero ortodoxo a causa de su catolicismo mal disimulado y su vinculación a Polonia.

Polonia tenía sus propios problemas. El rey Segismundo III había tratado de hacer ciertas reformas que aumentaran su autoridad, lo que había llevado a la rebelión a un sector de la nobleza, que se acogía a algunas de las cláusulas firmadas por el rey cuando aceptó la corona polaca. Ese año, Segismundo III se casó con Constanza, hermana del duque Fernando de Estiria, Carintia y Carniola y de Margarita, la esposa de Felipe III de España.

La corte española encontró un nuevo motivo para el despilfarro con el nacimiento de Felipe, el heredero del rey. El 28 de junio, un desfile recorría las calles de Valladolid como parte del festejo, y en él figuraban unos personajes disfrazados de don Quijote y Sancho Panza. El día anterior, un caballero navarro había sido apuñalado ante la casa de Cervantes, y su familia lo atendió hasta su muerte. Se abrió un proceso en el que Cervantes y los suyos no fueron acusados de nada, pero durante la investigación salió a relucir la conducta poco honesta de las parientes del escritor. Los testigos declararon que recibían visitas y regalos de caballeros de día y de noche.

También murió en una reyerta Francisco de Saavedra, sobrino de Luis de Góngora. Francisca de Argote, la hermana del poeta, inició un largo proceso contra los asesinos de su hijo, los hermanos Pedro de Heredia y Francisco de Aguayo. El incidente afectó mucho a Góngora, que el año anterior había sufrido también la muerte de su padre.

Ambrosio de Spínola conquistó a los neerlandeses las ciudades de Grol y Rhinberg.

En Francia, el duque de Bouillon trató de reconstruir una unión protestante que se enfrentara al rey, pero fracasó y tuvo que huir a Ginebra, con lo que la monarquía francesa recuperó definitivamente su estabilidad.

En Japón, Tokugawa Ieyasu abdicó en teoría en favor de su hijo Hidetada, pero siguió gobernando.

En octubre, una denuncia permitió al gobierno inglés evitar la conspiración de la pólvora, urdida por oficiales católicos dirigidos por Robert Gatesby, que había servido en las filas españolas. Se descubrieron importantes trabajos de zapa bajo la abadía de Westminster, donde el rey iba a reunirse al día siguiente con los representantes del reino. El plan era asesinar al rey con una gigantesca explosión que volara la abadía. Los "papistas" fueron expulsados del país. Desde entonces, la opinión pública empezó a considerar "católico" como sinónimo de "traidor".

Ben Jonson estrenó la sátira Volpone o el Zorro, y John Marston su comedia de intriga The dutch courtezan. Por estas fechas, Jonson y Marston se habían reconciliado, y escribieron conjuntamente con George Chapman la comedia Eastward hoe. William Shakespeare estrenaba Macbeth, sobre la historia del rey Macbeth de Escocia que mató, por instigación de su esposa, Lady Macbeth, al rey Duncan I. Shakespeare se basó en las Crónicas de Raphael Holinshed, su principal fuente para sus obras de temas históricos ingleses, pero en esta ocasión introdujo algunos cambios para agradar al rey Jacobo I. Shakespeare hace de Macbeth un tirano, y toda la obra es un canto a la legitimidad: no hay mayor crimen que matar al rey, y Macbeth paga por ello. Además Macbeth mata también a su amigo Banquo, del que Jacobo I se consideraba descendiente.

Francis Bacon escribió su Tratado sobre el valor y el progreso de las ciencias, que constituyó un primer paso en el proceso de emancipación de la filosofía sobre la herencia de Aristóteles y de la escolástica medieval.

El inca Garcilaso de la Vega, a sus cincuenta y seis años, vivía retirado en Córdoba, convertido en un humanista. Ahora publicaba la Historia de la Florida y jornada que a ella hizo el gobernador Hernando de Soto. Debate la conveniencia de cristianizar Florida e incorporarla al Imperio Español, al que concibe como el brazo de la Providencia en el mundo.

En octubre la nova de Kepler dejó de ser visible, un año después de su aparición. En 1606 Kepler escribió De stella noua, descartando numerosas explicaciones. Incluso se llega a plantear la posibilidad de que la estrella hubiera sido creada expresamente por Dios aunque "antes de aceptar esto, pienso que deberíamos buscar cualquier otra explicación".

El emperador Rodolfo II tuvo que firmar la paz de Viena con el húngaro Esteban Bocskai, al que reconoció como príncipe de Transilvania, al tiempo que decretaba la libertad religiosa en toda Hungría. Tras este tratado, Esteban Bocskai rompió su alianza con los turcos y, como consecuencia de ello, el sultán Ahmed I se vio obligado a firmar la paz de Szitvatorok con los austríacos. Esteban murió poco después, y fue sucedido por Segismundo Rakoczi, pero este cambio no alteró el tratado de Viena, de modo que, tras quince años de guerra, Transilvania se vio libre de la intervención de los Austrias.

El 10 de abril, dos grupos de armadores ingleses, desde entonces conocidos como la Compañía de Londres y la Compañía de Plymouth, obtuvieron un permiso para colonizar la costa norteamericana situada entre los paralelos 34º y 45º de latitud norte. Toda esa franja era conocida entonces con el nombre genérico de Virginia. Los accionistas debían proporcionar los colonos y el capital. A cambio, decidirían la política de las colonias, designarían al gobernador y se reservarían una parte de los ingresos que las colonias pudieran generar.

En mayo, el falso Demetrio fue asesinado en el Kremlin, víctima de una conspiración organizada por Basilio Shuiski, a quien Borís Godunov había encargado en su día investigar las causas de la muerte de (el auténtico) Demetrio Ivanovich y había dictaminado que había muerto accidentalmente. Basilio se proclamó zar, pero no tardaron en estallar numerosas rebeliones en el país. Destacó especialmente la encabezada por Bolótnikov, un siervo que agrupó un ejército de soldados desertores, campesinos arruinados y al que luego se sumaron gentes de clase media y hasta nobles descontentos con el zar. Se estableció en Kolómenskoie, cerca de Moscú. El periodo de la historia de Rusia que se abre con la muerte del zar Borís Godunov se conoce como la época de las revueltas.

Caravaggio terminó La muerte de la Virgen, representada con tal realidad y crudeza, sin nada que indique la ascensión de su alma o una inmediata resurrección, que fue tachado de irreverente y no se lo pagaron. El 28 de mayo mató a un hombre con su espada a raíz de una disputa que se suscitó a raíz de un partido de pelota. Huyendo de la justicia tuvo que abandonar Roma y pasó a Nápoles, donde su fama le había precedido. Allí se puso a trabajar para diversos centros religiosos.

Ese año murieron el poeta francés Pontus de Tyard y el escritor inglés John Lyly. John Marston estrenaba Parasitaster, así como la tragedia Sophonisba. William Shakespeare estrenaba El rey Lear y Antonio y Cleopatra.

También murió Juan I el Viejo, el conde de Nassau. Repartió sus posesiones entre sus hijos, Guillermo Luis, Juan II, Jorge, Ernesto Casimiro y Juan Luis.

Maximilien de Béthune se había convertido en el principal consejero del rey Enrique IV de Francia, ahora recibía el título de duque de Sully.

El mundo al final del siglo XVI
Índice Kepler y Galileo