ANTERIOR
2930 - 3089 (Redondillas) SIGUIENTE

Entra Octavio


OCTAVIO

Teniendo en cuenta que en 2942 vuelve a entrar, hay que entender que se ha asomado para anunciar la llegada de Galeazo.
Lelio, hijo, mi consuegro
Galeazo llega ya.


MARCELO, aparte


¿Qué es eso?

Camilo, Camilo y Fabio confiaban en que Galeazo no llegara tan pronto.
VIOLANTE


                    Turbado se ha.


CAMILO


Tened firme.

Camilo exige a Marcelo que no se eche atrás.
MARCELO


                     Yo me alegro.
2933
Marcelo se alegra de que la llegada de Octavio arruine los planes de Camilo y Fabio.
VIOLANTE, en secreto


¡Qué de embustes arreboza
la mesura de Marcelo!

Violante se da cuenta de que Marcelo está fingiendo calma.
ISABELA


Él se ha quedado de yelo,
y Camilo se alboroza.
2937
Marcelo está paralizado y Camilo está muy nervioso.
LAURETA


¡Qué turbados los encuentra
Fabio! No sé yo por qué es.
En consulta están los tres.
Camilo los deja y se entra.
2941
Ahora es Fabio, que se había ido con Octavio, el que se asoma para hablar con Camilo y Marcelo para decidir qué hacen ante la llegada de Galeazo. Camilo se marcha para que su padre lo no identifique.
Vase Camilo. Entran Galeazo, Octavio y Fabio

Finalmente llega Galeazo y Octavio y Fabio pasan con él.
GALEAZO


¡Cuánto huelgo de saber
que mi hijo haya venido!
En un día hemos caído.
A mi nuera quiero ver.
2945

OCTAVIO


Veisla, sale con su esposo.


MARCELO


Seáis, señor, bien llegado.


OCTAVIO


¿No abrazáis vuestro hijo amado?
Turbado estáis de gozoso.
2949

GALEAZO


¿Dónde está Lelio, mi hijo?


OCTAVIO, aparte


Ved cuál le tiene el deseo.
¿No le veis ahí?

Hay que ver en qué estado lo tiene el ansia de ver a su hijo, que no lo reconoce.
GALEAZO


                          No veo.


OCTAVIO


¡Lo que ciega un regocijo!
2953

MARCELO


¿No me conocéis, señor?


GALEAZO


No, si no es para serviros.

Respuesta educada.
MARCELO


Yo soy Lelio.


GALEAZO


                      ¿Hacéisme tiros?
¿Burláis de mí?

Hacer tiros a alguien es perjudicarlo, incomodarlo.
MARCELO


                         Esto es peor:
2957

que el camino, con los años,
turbado la vista le han.
¿Veisme bien?


GALEAZO


                        Veo un galán
con menos barbas que engaños.
2961
Atenuación: tiene más engaños que pelos en la barba.
¿En qué fundas, pues, el ser
mi hijo?


MARCELO


             En que eres mi padre,
que en Estefanía, mi madre,
me hubiste.


GALEAZO


                   ¡Santa mujer!
2965

MARCELO


Tus casas son principales
en la calle de Bayona.
De renta sobre la Almona
tienes quince mil reales;
2969
La calle de Bayona era una de las más ricas de Sevilla.

La Almona era un almacén público de harina en Sevilla.
dos casas en Caldescobas,
adonde de aceite haces
dos almacenes capaces
de catorce mil arrobas;
2973
Parece que Caldescobas es la calle de Escobas, que debía de ser una calle de Sevilla.
gran trato con Marcelino
en Cazalla y en Jerez,
de donde cargas, tal vez,
seis mil botijas de vino.
2977

No envió flota el Perú
con razonables sucesos,
que de cuarenta mil pesos
no la descargases tú.
2981

Correspondencia en Sanlúcar
tienes con Julio asentada,
y con Grimaldo en Granada,
de las sedas y el azúcar.
2985

Aquí en Toledo, treinta años
con el padre de mi novia,
y con Laurencio en Segovia
de todas suertes de paños.
2989

¿Quies que sea más prolijo?


GALEAZO


Basta. Las señas son graves
para entender que las sabes,
no para que seas mi hijo.
2993

MARCELO


¿Hay tal cosa?

¿Puede darse tal confusión?
GALEAZO


                       ¿Hay tal porfía?

Puede darse tal obstinación?
OCTAVIO


Limpiaos bien, señor, los ojos
y tomad estos antojos,
que en vuestra edad, y en la mía,
2997

sin ellos muy mal su oficio
hacen.


GALEAZO


          ¡Por san Juan Baptista,
que si he perdido la vista,
que no he perdido el juicio!
3001

Límpiase los ojos


OCTAVIO


Limpiad más, miradlo ahora.
¿Es Lelio?


GALEAZO


                 No.


OCTAVIO


                        ¡Oh, buen Jesú!


MARCELO


¿No soy Lelio?


GALEAZO


                         ¿Lelio tú?
¡Oh, santa María, señora!
3005

Hija mía, perdonad
mis abrazos, pues por ende,
hallo quien burlar pretende
vuestra hermosura y mi edad.
3009
Perdonar algo es no reclamarlo. Galeazo le pide a Isabela que no le pida abrazos.
Por aquí.
Engañar quiere este mozo
a vuestro padre y a vos.
Protéstoos delante de Dios
que no creáis el rebozo.
3013


Declaro mi convicción ante Dios [para] que no creáis el engaño.
OCTAVIO


¿Dónde estás, Camilo? ¡Hola!
Tú que abonado le has,
¿dónde huyes?, ¿dónde estás?

Hola se usaba para llamar a un inferior.
Entra Camilo


CAMILO


¿Señor?

Camilo no tiene más remedio que entrar.
GALEAZO


             ¡Oh, hijo!


LAURETA


                            ¡Mamóla!
3017
¡No puede ser!
GALEAZO


¡Oh, Lelio de mis entrañas!


CAMILO


¿Yo Lelio, hijo suyo,
teniéndole allí?


OCTAVIO, aparte


                        Concluyo
que hay ojos con telarañas.
3021

GALEAZO


Poderoso Dios, ¿no ves
con cuánta razón me aflijo,
pues me niega el proprio hijo
y abona al que no lo es?
3025
Abonar es avalar.
CAMILO, aparte


Si dar pudiera un desguince,
me fuera, que esta experiencia
peca contra la obediencia.

Un esguince es un movimiento para evitar un golpe. Si pudiera evitar esto, me iría, porque esto que estoy haciendo peca contra la obediencia que debo a mi padre.
OCTAVIO


¿Veis mejor?


GALEAZO


                      Siempre fui un lince.
3029

OCTAVIO


¿Qué hago yo?


GALEAZO


                         Santiguaros.

Porque por aquí anda el diablo.
OCTAVIO


Es verdad, que me santiguo
de hombre que, siendo antiguo,
sus ojos vende por claros.
3033
Octavio sigue convencido de que Galeazo no ve bien, y le reprocha su convicción.
Vuélvese a Camilo


Tú, que eres su abonador,
¿quién es este gentilhombre?

Pregunta a Camilo para convencer a Galeazo.
CAMILO


Tu yerno, Lelio su nombre,
y hijo de este señor.
3037
Lelio [es] su nombre.
GALEAZO


¡No lo fueras tú más que él,
hijo mío de mi alma!

Ojalá tú no fueras más hijo mío que él, es decir, ojalá no fueras mi hijo, ya que me tratas así.
OCTAVIO


Mi juïcio ha puesto en calma
esta confusión cruel.
3041
Octavio empieza a dudar: tiene el juicio en calma, detenido, suspendido.
Las señas por Lelio dadas,
y el abono que le escuchan,
contra la autoridad luchan
de unas canas tan honradas.
3045

Pero su grave persona
medio inclinado me ha
contra el que las señas da
y contra el que las abona.
3049

GALEAZO


Que por la bella Raquel
al toledano Labán
sirvas, si obligado te han
los méritos de ella y de él,
3053
El rico Labán se había comprometido a casar a su hija Raquel con su sobrino Jacob a cambio de que éste le sirviera durante siete años.
Dice Galeazo que está dispuesto a disculpar que se haya puesto al servicio de Octavio por Isabela.
pase; más que tú me niegues,
y que, delante de ti,
éste haga burla de mí,
y tú con tu padre juegues,
3057


Éste es Marcelo.
pecas, Lelio; pecas, digo,
contra todo el Evangelio.


CAMILO


Señor, si hablas con Lelio,
¿para qué hablas conmigo?
3061

Pues que le tienes al lado,
muda ya, señor, de estilo,
y háblame por Camilo,
si no quieres por criado.
3065

GALEAZO


¡Ay, cómo la sangre arde!


CAMILO, aparte


¡Ay, cómo tiene razón!


GALEAZO


No pienso dejar mesón,
aunque soy viejo y es tarde,
3069

sin buscar a dos o tres
que me abonen.


OCTAVIO


                         Aguardad,
que es áspera la ciudad.


Que Toledo tiene muchas cuestas.
GALEAZO


Más áspero mi hijo es.
3073
Rudo, desconsiderado.
Vase Galeazo


CAMILO, aparte


Dice verdad.


ISABELA, en secreto


                    Razón tiene,
que éste sin duda es su hijo.


VIOLANTE


Yo, Isabela, lo colijo
por el que en su nombre viene,
3077
Yo lo deduzco por el que se hace pasar por él,
que el granadino es Marcelo,
y algún engaño hay tejido.

que es el granadino Marcelo.
ISABELA


Ya estaba antes entendido
que el pusiera el pie en el suelo:
3081
Ya sabía que el falso Lelio era Marcelo.
Laureta el soplo me dio.


VIOLANTE


¿Luego no te casarás
con él?


ISABELA


            Pronto lo verás.


VIOLANTE


Dímelo antes.


ISABELA


                      ¿Con él yo?
3085

Ni aun con el que finge ser,
en cuanto Lelio.

Ni me casaré con Marcelo ni me casaré con él como Lelio (negando así mi amor a Camilo).
VIOLANTE


                          ¡Oh, amiga!


ISABELA


Tú saldrás de esa fatiga
con lo que ahora has de ver.
3089


ANTERIOR
ÍNDICE SIGUIENTE