ANTERIOR
2750 - 2929 (Redondillas) SIGUIENTE

Entra Octavio


OCTAVIO


Señores, mi yerno llega.
Bajemos por él.


CAMILO


                         Enciendan.


OCTAVIO


Todos al zaguán desciendan.


Vanse todos los hombres


VIOLANTE

Violante se interesa por lo que siente Isabela,
¿Altérase el pulso?

para saber si está dispuesta a casarse con Lelio.
ISABELA


                               Juega.
2753
Mi pulso juega, juguetea, está inquieto.
VIOLANTE


¿Palpita el corazón?


ISABELA


                                Baila.


VIOLANTE


¿Qué siente la alma?


ISABELA


                                 Placer.


VIOLANTE


¿De esperar?

a Lelio
ISABELA


                     De poseer.

a Camilo
VIOLANTE


¿Tu esposo?

¿Lelio?
ISABELA


                    Mi amor.

Camilo
LAURETA, aparte


                                   ¡Qué paila
2757
Qué palangana de cernada (restos de ceniza al fabricar lejía) le pusiera en la cabeza.
de cernada, y a buen son
le pusiera la ceniza!

"A buen son" es con buen motivo. "Poner la ceniza en la frente" (en alusión a la ceremonia del miércoles de ceniza) era decirle a alguien sus defectos a la cara.
VIOLANTE


¡Ay, qué de ello soleniza
tus bodas mi corazón!
2761
¡Cuánto celebra tus bodas mi corazón!
En el pecho no me cabe.


Entra Tadeo


TADEO


¡Plaza!


LAURETA


            Ya sube.


VIOLANTE


                           Ya aguardo.


Entran Octavio, Marcelo y los demás


OCTAVIO


Veis aquí, Lelio, gallardo,
vuestra esposa.


VIOLANTE


                        ¡Traición grave!
2765
Violante reconoce a Marcelo.
MARCELO


Dad, bellísima señora,
vuestros pies a un peregrino.


ISABELA, aparte


Bien pide, para el camino
que volverá a andar ahora.
2769
Como lo va a rechazar, tendrá que volverse por donde ha venido, por eso hace bien en pedir en calidad de peregrino.
Vuélvese a Marcelo


Bien venido seáis, señor.


VIOLANTE


¡Ay, Violante, desdichada!

Violante teme que, al aceptar la mano de Lelio, Isabela se comprometa con Marcelo.
FABIO


Con la punta de esta espada
te he de buscar el dolor,
2773
Fabio amenaza a Violante para que no revele el engaño.
o has de callar.


VIOLANTE


                       ¡Ay de mí!


MARCELO

a Violante
¡Quién se quitara un momento
del personaje que miento
la máscara para ti.
2777

LAURETA


¿No es el huesped de tu dueño
éste?

Nadie contaba con que Laureta ha visto a Marcelo en casa de Fabio.
TADEO


        No, que el que tú dices
es sordo de las narices,
y de un tobillo aguileño.
2781
Tadeo improvisa tonterías para distraer a Laureta.
LAURETA


¿Qué éste aquel mozo no es
que las cintillas me daba?


TADEO


Digo que no es él. Acaba
de conocello en los pies:
2785

que éste trae botas y espuelas,
y el otro traía zapatos.


LAURETA


Encomiéndote a Pilatos,
embustero de tres suelas.
2789

Vuélvese a Isabela. En secreto


Isabela, éste que ves
no es Lelio...


ISABELA


                      Cierra tu labio.


LAURETA


... sino aquel huesped de Fabio.


ISABELA


Válgame Dios, ¿que éste es
2793

el desmayo de Violante?
Calla hasta ver en qué para.


Vuélvese a Violante


Bien dice tu mal la cara.

Se te ve angustiada.
VIOLANTE


Mentir no sabe el semblante.
2797

ISABELA


¿Altérase el pulso?


VIOLANTE


                               Sí.


ISABELA


¿Palpita el corazón?


VIOLANTE


                                 Más.


ISABELA


¿Qué siente la alma?


VIOLANTE


                                  Que estás
haciendo burla de mí.
2801

ISABELA


¿Yo burla?


VIOLANTE


                  Muy bien está.


LAURETA


¿Sabes qué imagino yo?
Que de tu casa pasó
el trasgo a espantarte acá.
2805
Un trasgo era un duende. Laureta alude, obviamente, a Marcelo.
VIOLANTE


El trasgo fue un alfilel,
que se me entró por el pecho.

Violante disimula, y pretende hacer creer que se sentía mal porque se había pinchado con un alfiler.
LAURETA


¿Qué es de él?

¿Dónde está?
VIOLANTE


                        No está de provecho.

Se ha roto.
LAURETA


¿Era granadino él?
2809
El alfiler, pregunta descarada.
OCTAVIO


¿Qué os parece de Isabela,
hijo querido?

¿Qué opináis de Isabela?
MARCELO


                      Señor,
que ya tiene ojos Amor,
y que, sin moverse, vuela:
2813
"Ya tiene ojos Amor" es un tópico: Amor no es ciego, sino que yo (Lelio o Marcelo) he elegido bien de quién me he enamorado (Isabela en teoría, Violante en realidad). Vuela (según dice el tópico) pero sin moverse, porque mi amor es constante (o también: aunque parece que ha volado de Violante a Isabela, en realidad no se ha movido de Violante).
que en llegando me ha herido
con dulce harpón dorado,
y no por haber tardado,
sino por haber venido;
2817
No me ha herido como castigo por haber tardado, sino como premio por haber venido (o también: no me he enamorado aquí, donde llego tarde (como Lelio) sino al venir a Toledo (cuando llegué como Marcelo)).
que engaño a cuantos me ven,
porque no soy lo que muestro,
que mi corazón es vuestro,
señora, y mi alma también;
2821
Parezco tener alma y corazón, pero carezco de ellos (alternativamente: engaño haciendo creer que soy Lelio, cuando soy Marcelo). Marcelo finge hablar a Isabela, pero habla a Violante, que está a su lado.
que soy, y no soy, esposo
sin alma, y sin corazón.

Me considero tu prometido (de Violante), pero tú me rechazas.
OCTAVIO


Ternezas de novios son.

Octavio no entiende nada.
VIOLANTE, aparte


Lisonjas de un alevoso.
2825
Violante entiende que le habla a ella, pero no le cree.
TADEO


¿Has entendido, Camilo,
la equivocación discreta?

¿Has entendido cómo le habla a Violante?
ISABELA


¿Has entendido, Laureta,
los rebozos del estilo?
2829
Lo mismo.
CAMILO


Nosotros dos, solamente,
entendemos a los dos.

Camilo no sabe que Laureta ha revelado a Isabela que el falso Lelio es Marcelo y que, por consiguiente, ellas también entienden a Marcelo.
OCTAVIO


Tadeo, ¿sabréisme vos...?


TADEO


¿Ir por el pastel caliente?
2833

¿Traer de casa el figón,
los conejos, la tortada,
el pernil y la empanada,
el manjar blanco, el capón?
2837
De casa (d)el figón, donde se preparan comidas.
¿el par de pichones gruesos,
la perdiz en escabeche,
el pavo tierno de leche,
que le mamarán los huesos?
2841

¿el cabrito en su jigote,
y del bálsamo vital
que suda Ciudad Real
vara y media de pipote?
2845
Un barril muy grande de vino de Ciudad Real.
Sí, señor, muy bien sabré.


OCTAVIO


Pues sabedlo en hora buena.

Quiere decir que no era eso lo que iba a pedirle.
TADEO


¿Luego no es ir por la cena?


OCTAVIO


No, amigo.


TADEO


                  Pues nada sé.
2849

OCTAVIO


Id, pues...


TADEO


               Reniego de viejos.
Si es lejos, no me lo mandes,
que, aun en los lienzos de Flandes,
me parecen mal los lejos.
2853
Los lejos de un cuadro son las cosas pintadas a lo lejos.
OCTAVIO


Venid conmigo, Tadeo.


Vanse Octavio y Tadeo


LAURETA


Fabio, ¿vuestro granadino
se llama Lelio?


FABIO, aparte


                        Imagino
que corre mal mi deseo.
2857
Fabio comprende que Laureta ha reconocido a Marcelo.
Vuélvese a Laureta


Laureta, aquí te desvía.

Te desvía = desvíate. Ven a hablar conmigo. (Hablan los dos aparte.)
VIOLANTE


¿Marcelo, hasta aquí, traidor,
y Lelio ya, engañador
de esta casa y de la mía?
2861
Antes era Marcelo traidor, y ahora es Lelio engañador de esta casa (donde finge ser Lelio) y de la mía (donde fingía amarme a mí).
¿De dos caras, de dos nombres,
de dos corazones duros,
blasfemia de los perjuros,
vituperio de los hombres,
2865
Marcelo (es) de dos caras [= tiene dos caras], de dos nombres, de dos corazones, es una blasfemia incluso a ojos de un perjuro y un vituperio a ojos de cualquier hombre.
infamia, vergüenza, agravio
de fe, de amor, de amistad,
mentira de la verdad,
y Marcelo al fin?

Es una infamia para la fidelidad, una vergüenza para el amor, un agravio para la amistad y una mentira para la verdad, y quien es todo esto es Marcelo.
MARCELO


                            ¡Oh, Fabio!
2869

VIOLANTE


Yo a Camilo me daré,
criado de mi enemiga.
Venganza he de ser, y higa,
de la honra y de la fe.
2873
Violante pretende entregarse a Camilo como venganza que hace la honra de su honor e higa [gesto de desprecio] que hace su fidelidad del desengaño que ha sufrido.
Vuélvese a Camilo


¡Camilo, amigo!


CAMILO


                          ¡Oh, Violante!

Camilio acepta los requiebros de Violante para probar a Isabela.
Entra Octavio


OCTAVIO


Señor Fabio, dos palabras.


FABIO


Laureta, la boca no abras
a malicia semejante.
2877
Aquí termina la conversación que han mantenido aparte Fabio y Laureta desde el v. 2858. Fabio tiene que irse porque lo reclama Octavio, y amenaza a Laureta para que no revele la identidad del falso Lelio.
Vanse Octavio y Fabio

Octavio reclama a Fabio para que le acompañe a recibir a Galeazo.
ISABELA


Ingrato Camilo, tente.
¿Al llamado suyo vas?
No querría de ti más
para ser una serpiente
2881
Si te vas con Violante yo me marcharé a los desiertos de África para vivir como una serpiente. (Véanse los vv. 2896 y ss.)
pisada en los arenales
de la África ponzoñosa.


VIOLANTE


¡Camilo!


CAMILO


               ¡Violante hermosa!


VIOLANTE


Para ti apelan mis males.
2885
Se apelaba una sentencia para un tribunal superior. Quiero que tú (Camilo) juzgues mis males.
MARCELO


¿Para quién, Violante, apelas?

¿A quién te entregas?
ISABELA


¡Ingrato!


CAMILO


              ¡Isabela!


ISABELA


                            ¡Cruel!


CAMILO


¡Isabela!


ISABELA


               ¡Infiel!
Ya no es tiempo de Isabelas.
2889
Ésta no es época para mujeres firmes como yo.
CAMILO


Mira que está allí tu esposo.


ISABELA


No lo tengo, y si lo quiero,
Camilo es el verdadero,
y Lelio es el mentiroso.
2893
Isabela no sabe cuán cierto es lo que dice, pues para ella significa simplemente que Camilo es el marido que quiere verdaderamente, y es falso que quiera a Lelio.
VIOLANTE


¿Vienes amigo?


CAMILO


                         Yo voy.


MARCELO


¿Qué le quies?

¿Qué quieres de él?
VIOLANTE


                        Dalle la mano.


ISABELA


Las ondas del Oceano
a las firmes rocas hoy
2897
Antes el mar se tragará las rocas que te dejaré marchar con Violante.
tratarán como a navíos,
antes que paso te dé.
No muevas, Camilo, el pie,
que moveré los pies míos
2901

adonde el robusto Scita,
la aljaba pendiente al hombro,
a las fieras es asombro
de las montañas que habita;
2905
Me iré a las tierras salvajes de Escitia.
Es asombro para las fieras de las montañas que habita.
donde la crueldad y el vicio
del bárbaro Caribano
cuerpo sacrifica humano,
y se come el sacrificio;
2909
Los caribes eran una tribu caníbal de América (la palabra caníbal deriva de Caribe), aquí sigue hablando de Escitia, y dice que sus habitantes son caníbales.
y para que más peligre,
donde con mortal fiereza
se desmiembran, pieza a pieza,
onza a onza, y tigre a tigre.
2913
Se desmienbran [las fieras] pieza a pieza, etc.
Huyendo de tu crueldad
me entraré por sus cavernas,
donde hallaré piedras tiernas,
y leones con piedad.
2917
Comparadas con tu crueldad, las piedras me parecerán blandas, y los leones piadosos.
CAMILO, aparte


Gran firmeza es ésta.


ISABELA


                                  Mira,
que cuando el Austro más gime,
y cuando su espada esgrime
Orïón con mayor ira,
2921
La constelación de Orión es visible entre diciembre y marzo. Orión esgrime su espada en las tormentas.
contra el robre en Guadarrama,
contra el bajel en la mar,
sombra se pueden llamar
del desdén de la que ama.
2925
El Austro y Orión son una mera sombra de la fuerza que exhibe la amante desdeñada.
Reduce tu orgullo antes
que, fulminando tu pecho,
te deje sepulcro hecho
de pensamientos gigantes.
2929
El pensamiento de que Camilo (un cajero) se casara con Isabela, de clase social superior, era un pensamiento gigante, un gran proyecto.

ANTERIOR
ÍNDICE SIGUIENTE