ANTERIOR
ESTROFA X SIGUIENTE

Cercado es - cuanto más capaz, más lleno -
de la fruta el zurrón, casi abortada,
que el tardo otoño deja al blando seno
de la piadosa hierba encomendada:
la serba, a quien le da rugas el heno;
la pera, de quien fue cuna dorada
la rubia paja y, palida tutora,
la niega avara y pródiga la dora.

Comentarios:

La descripción de Polifemo ha experimentado un cambio radical. Tras la estrofa anterior, de transición, en ésta ya no queda nada de violento o monstruoso. Hay todavía una hipérbole: el zurrón de Polifemo es tan grande como un cercado, pero toda la descripción corresponde a la del zurrón de un esmerado hortelano conocedor de su oficio. Los versos son claros, la sintaxis llana, todos los términos de la descripción connotan ternura y dedicación. Los últimos versos contienen incluso una comparación simpática en la que la paja se equipara en varios aspectos a una tutora que protege y cuida a sus pupilas. Observemos la antítesis avara / pródiga: la paja es avara [con el mundo] porque no cede las peras, pero es generosa [con las peras] porque las cuida.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE