ANTERIOR
ESTROFA XXXVIII SIGUIENTE

El sueño de sus miembros sacudido,
gallardo, el joven la persona ostenta,
y al marfil, luego, de sus pies rendido,
el coturno besar, dorado, intenta.
Menos ofende el rayo prevenido
al marinero, menos la tormenta
prevista le turbó, o pronosticada:
Galatea lo diga, salteada.

Comentarios:

Acis decide salir de su fingido sueño, pero lo hace con tacto para no asustar a Galatea. Primero finge desperezarse sin verla:

El sueño de sus miembros sacudido,
gallardo, el joven la persona ostenta,
Luego se lanza a sus pies, según describen dos encantadores versos con dos encantadoras disyunciones:
y al marfil, luego, de sus pies rendido,
el coturno besar, dorado, intenta.
Observemos que estos cuatro versos que describen a Acis son pausados y equilibrados, en consonancia con Acis, que sabe exactamente lo que está haciendo. En cambio, los versos que describen a Galatea hablan de rayos y tormentas, contienen hipérbatos y están encabalgados:
Menos ofende el rayo prevenido
al marinero, menos la tormenta
prevista le turbó, o pronosticada:
Galatea lo diga, salteada.
Y es que Galatea no sabe qué hacer con el joven que tiene a sus pies. Esta tensa y excitada.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE