ANTERIOR
ESTROFA LVIII SIGUIENTE

arco, digo, gentil, bruñida aljaba,
obras ambas de artífice prolijo,
y de malaco rey a deidad java
alto don, según ya mi huesped dijo.
De aquél la mano, de ésta el hombro agrava;
convencida la madre, imita al hijo:
serás a un tiempo en estos horizontes
Venus del mar, Cupido de los montes.»

Comentarios:

El polifemo de Ovidio le ofrecía a Galatea unas palomas, unos oseznos y otras cosas similares. Vemos que el Polifemo de Góngora es mucho más refinado: su regalo es una obra de arte, un arco y una aljaba de marfil tallados en el extremo oriente, tal cuidados y perfectos como debían ser para que un rey de Malasia los considerara un regalo digno para una diosa (tal vez una reina) de Java.

Además son regalos que Polifemo obtuvo gracias a la hospitalidad que ofreció al náufrago. El cíclope ofrece a Galatea las pruebas de su redención.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE