ANTERIOR
15 - 21 SIGUIENTE

Del siempre en la montaña opuesto pino 15
al enemigo noto
piadoso miembro roto,
breve tabla, delfín no fue pequeño
al inconsiderado peregrino
que a una Libia de ondas su camino
20
fio, y su vida a un leño.
Comentarios:

El náufrago valora la resistencia de la pequeña tabla a la que se aferra. La importancia que tiene para él esta resistencia justifica los tres versos con los que Góngora la describe, remontándose al robusto pino acostumbrado a resistir al viento en la montaña.

El poema alaba en todo momento la vida sencilla y desprecia, censura o condena la corte, la guerra, la navegación, etc. Aquí tenemos un primer ejemplo en el que el protagonista es tachado de insensato por aventurarse en el mar.

Describir el desierto como un mar de arena es una metáfora típica. Góngora la invierte al describir el mar como un desierto de agua.

En ningún momento del poema se da nombre a su protagonista, por lo que es usual llamarlo "el peregrino", debido a que así es como Góngora se refiere a él por primera vez en el verso 19.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE