ANTERIOR
153 - 162 SIGUIENTE

El que de cabras fue dos veces ciento
esposo casi un lustro, cuyo diente
no perdonó a racimo aun en la frente
155
de Baco, cuanto más en su sarmiento,
triunfador siempre de celosas lides
lo coronó el Amor, mas rival tierno,
breve de barba y duro no de cuerno,
redimió con su muerte tantas vides;
160
servido ya en cecina,
purpúreos hilos es de grana fina.

Comentarios:

Este pasaje sugiere a los cabreros contando al peregrino la historia del macho cabrío con el que se hizo la cecina que están comiendo. Hay una alusión jocosa e irreverente que da idea del tono desenfadado de la conversación: redimió con su muerte tantas vides; sugiere el dogma de la redención, por el que Cristo redimió con su muerte tantas vidas.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE