ERRATAS
Rafael Pla López

        A la Permanente del PCE:

        Leyendo el texto de los documentos del XV Congreso publicados en el boletín de Información del Comité Federal de Marzo de 1999 he detectado una serie de erratas.

        En el documento sobre "El fin del mundo bipolar" no se han incorporado varias de las enmiendas aprobadas, en particular la 90 de Asturias (quizá se haya confundido con la 91 de Madrid), la 95 de Andalucía, la 99 de Castilla-León y la 139 de Castilla-León.
        Tampoco se ha incorporado la 109 del País Valenciano a la página14, línea 29, consistente en añadir al principio: En esta situación, es fundamental desarrollar redes alternativas de comunicación, solidaridad y unidad de acción frente al imperialismo y las diversas formas de opresión y explotación capitalista, impulsando tanto la articulación de los distintos movimientos (sindical, ecologista, pacifista, etc.) como foros amplios de debate y elaboración de alternativas políticas. No disponiendo del territorio de ningún Estado como base para el desarrollo de una alternativa, el ciberespacio se configura como un ámbito privilegiado y realmente internacional para el tejido de su red.
        Por el contrario, se ha incorporado la enmienda 152 de Andalucía, que no había sido aceptada, y que precisamente suprimía en el párrafo 29 la frase entre paréntesis "(el ciberespacio aparece como uno de los medios idóneos)".
        El párrafo 24, que fue el debatido con mayor amplitud en la Comisión, no recoge la transaccional que fue finalmente aprobada por 61 votos a favor, 10 en contra y 6 abstenciones, y cuyo contenido esencial era tratar por separado por un lado el reconocimiento de que no existe un "bloque socialista" y por otro lado la afirmación de la posibilidad de un espacio donde se pueda articular el debate entre los partidos comunistas y otras fuerzas revolucionarias, fórmula transaccional a la que se llegó finalmente. El texto habla posteriormente de "tener las máximas relaciones con otros partidos comunistas y de la izquierda transformadora", cuando la referencia a la "izquierda transformadora" había sido precisamente sustituída por "otras fuerzas revolucionarias", además de que el núcleo del debate, y la conclusión transaccional, era precisamente no limitarse a las relaciones bilaterales, sino hacer referencia a un espacio multilateral de debate.
        La misma referencia a "la izquierda transformadora" se introduce en la aceptada enmienda 120 del País Valenciano, quedando "En este marco, la intercomunicación de las organizaciones comunistas y de la izquierda transformadora en redes propias (como la RedNet) tiene un papel específico a desempeñar, tanto en la reflexión teórica compartida como en el impulso a la articulación de todos los intentos emancipadores frente al capitalismo y 'pensamiento único'". Dicho inserto es especialmente incoherente, dado que la RedNet no es una red genérica de la izquierda "transformadora" (aparte de que hace que no se entienda lo del "papel específico"). En coherencia con la transaccional aprobada, podría sustituirse la expresión subrayada por "y otras fuerzas revolucionarias", que sí corresponde a la realidad, dado que en la RedNet sí hay otras fuerzas revolucionarias como las FARC de Colombia.

        En el documento sobre "El proyecto comunista en el umbral del siglo XXI" no he hecho un estudio exhaustivo, pero por lo menos dos enmiendas importantes aceptadas del País Valenciano no han sido recogidas o lo han sido incorrectamente (señalemos que en la Comisión se presentaron a debate únicamente las que se llamaban "Enmiendas a debate" y las "Transaccionales", pasando directamente el resto de enmiendas como aceptadas).
        No se ha recogido la enmienda a la página 22, líneas 28-29, consistente en sustituir "el comunismo, entendido como una abundancia" por "la concepción del comunismo como una abundancia". La importancia de esta enmienda radica en que el texto original afirmaba textualmente que el comunismo "no es compatible con el equilibrio ecológico del planeta", lo cuál podía presumirse que era un error de redacción que la enmienda aceptada trataba precisamente de corregir, pero que sigue apareciendo en el texto ahora publicado.
        Y ha sido mal recogida la enmienda a la página 22, línea 57, consistente en sustituir "Esto es:" por "Es decir, por el comunismo en los términos formulados en el Manifiesto del PCE para la izquierda aprobado en el XIV Congreso." Para que la redacción fuera coherente, habría que añadir por lo menos parte de otra enmienda del País Valenciano que aparecía aceptada transaccionalmente, y que terminaba "En  esta perspectiva, planteamos:" para enunciar a continuación los 6 puntos que figuran en el texto. En vez de ello, en el texto publicado aparece "Es decir, por el comunismo en los términos formulados en el Manifiesto del PCE para la izquierda aprobados en este Congreso:". Dado que lo que viene a continuación no es una cita del referido Manifiesto (aprobado no en el XV, sino en el XIV Congreso), sino los 6 puntos mencionados, dicha redacción es incoherente, a no ser que se entienda que el "Manifiesto del PCE para la izquierda" aprobado en el XV Congreso se reduce a esos 6 puntos. Pero de ello no se dijo nada en la Comisión ni en el pleno del Congreso, entendiéndose por el contrario aceptada la redacción original de la enmienda que refería al XIV Congreso.

        En el buen entendimiento de que todo esto hayan sido erratas de transcripción, y dado que las mismas tergiversan de forma grave lo efectivamente aprobado en el Congreso, procedería su corrección en una publicación definitiva de los documentos, que debería realizarse a no tardar.

València, 11 de agosto de 1999

volver a 'Regenerar el PCE'