Logo de la Universitat de València Logo del portal

  • Depuradores

Los nuevos contaminantes del agua residual

  • 11 de juliol de 2017

Hubo una época en la que los contaminantes que urgía eliminar de las aguas residuales eran el nitrógeno y el fósforo. Los problemas de eutrofización que éstos generaban (y generan) en las masas de agua receptoras generaban un impacto ambiental grave. Sin embargo, en las últimas décadas los métodos de análisis del agua residual han evolucionado sustancialmente. Desplazando nuestra atención hacia otro tipo de contaminantes que han estado presentes en el agua residual desde el principio, pero que no habíamos sido capaces de detectar. Nos referimos a los contaminantes emergentes.

Los contaminantes emergentes son sustancias químicas que forman parte de medicamentos, productos de higiene personal y productos de limpieza, principalmente. Los humanos usamos esos productos a diario, como los medicamentos. Éstos son ingeridos y metabolizados por el cuerpo y un porcentaje del producto es excretado, llegando a las aguas residuales y a las depuradoras. Puede no parecer una cantidad preocupante, pero los medicamentos son consumidos por toda la población independientemente del rango de edad. De tal forma que su presencia en el agua residual deba tenerse en cuenta. 

La tecnología que tienen la mayoría de depuradoras está pensada para eliminar la parte orgánica del agua residual, pero los contaminantes emergentes no se ven retenidos por ese tipo de tecnología. Es decir, salen por el efluente de las depuradoras y llegan a la masa de agua receptora. Una vez allí siguen teniendo capacidad de alterar los procesos metabólicos de los organismos que allí habitan. Un ejemplo muy ilustrativo es el caso de los antibióticos, los cuales llegan al ecosistema y provocan efectos sobre la comunidad microbiana. Estos efectos se traducen en que esas bacterias generan resistencia a los antibióticos porque han estado expuestas a ellos de forma continuada. 

La presencia de los contaminantes emergentes en el agua residual supone un nuevo reto a la hora de asegurar la calidad del agua depurada. Principalmente a la hora de potenciar sus opciones de reutilización. Es por esta razón que debemos estudiar qué contaminantes hay en el agua residual e implementar la tecnología de depuración más adecuada. Así como evaluar la viabilidad económica y ambiental de esa mejora tecnológica, cumpliendo con las condiciones estipuladas en la Directiva Marco del Agua.

 
Aquesta pàgina web utilitza cookies pròpies i de tercers amb fins tècnics , d'anàlisi del trànsit per facilitar la inserció de continguts en xarxes socials a petició de l'usuari . Si continua navegant , considerem que accepta el seu ús . Per a més informació consulte la nostrapolítica cookies