Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Depuradores

Interés académico y profesional

El agua de calidad para satisfacer las necesidades humanas es un recurso cada vez más escaso y su posesión constituye un factor esencial de desarrollo socioeconómico. En las regiones mediterráneas, la creciente acumulación de población unida a una pluviometría escasa e irregularmente distribuida en el tiempo y a unos limitados recursos superficiales, están causando el agotamiento o el deterioro difícilmente reversible de los recursos subterráneos. Al mismo tiempo las consecuencias del cambio climático sobre los recursos hídricos arrojan aún mayor incertidumbre a la situación.

Aunque en Europa existen muchas zonas con excedentes de recursos hídricos, una parte muy importante de la Unión sufre una escasez estructural de agua, que adicionalmente se encuentra gravemente amenazada por la contaminación (más del 20% de los recursos superficiales). Por otra parte, el agua subterránea proporciona alrededor del 65 % de toda el agua potable europea, explotando excesivamente este recurso que puede causar también problemas graves de contaminación. La demanda en Europa también ha aumentado a causa del incremento de las zonas agrícolas regadas, un 20 % desde 1985 en las zonas meridionales.

En lo que se refiere a España, el uso agrícola supone el 68 % de los usos del agua y el 80 % de los usos consuntivos, de forma similar a lo que sucede en la Unión Europea. Asimismo, se puede observar como las expectativas en cuanto a la demanda de agua en nuestro país, como en toda la Unión, son de claro crecimiento de los requerimientos. Junto a estos usos más tradicionales han surgido nuevos usos derivados del caudal ecológico mínimo del propio medio fluvial y su entorno, como servicios paisajísticos y ambientales, y en paralelo las demandas para usos lúdicos y deportivos.

Frente a estos requerimientos crecientes hay que señalar que es difícil incrementar las disponibilidades hídricas. En primer lugar nos encontramos con unas limitaciones físicas (la lluvia, surgencias y bombeos); en segundo lugar, aumentar las disponibilidades acarrea la construcción de costosas obras de infraestructura ante las que en ocasiones puede haber fuertes oposiciones sociales. En tercer lugar, se puede pensar en aumentar las disponibilidades a través de recursos no convencionales como puede ser desalación o reutilización. Al mismo tiempo las consecuencias del cambio climático sobre los recursos hídricos arrojan aún mayor incertidumbre a la situación.

La adopción de la Directiva 2000/60/CE, conocida como Directiva Marco de Agua, puso de manifiesto la necesidad de implementar medidas y políticas integradas de gestión de los recursos hídricos. En la actualidad, en la mayoría de las regiones del mundo, la gestión del agua constituye un reto que debe abordarse sin demora desde una perspectiva multidisciplinar. Esta gestión no sólo contempla aspectos de carácter cualitativo sino también de tipo cuantitativo, prueba de ello, es que el objetivo final de la DMA es alcanzar el buen estado ecológico de las masas de agua en el año 2015.

En este contexto se acrecienta el interés por lograr un equilibrio deseable entre oferta y demanda de agua en los distintos ámbitos territoriales identificando las verdaderas prioridades, los factores explicativos y las posibilidades de actuación en cada caso. Es importante poder adoptar estrategias eficaces para optimizar la gestión global de los recursos hídricos en cualquier área geográfica y que permitan paliar los desequilibrios existentes teniendo en cuenta tanto las fuentes convencionales de abastecimiento como las fuentes alternativas, el agua de mar o salobre desalinizada o el agua regenerada procedente de depuradoras urbanas.

Responder a estos desafíos requiere disponer de profesionales e investigadores que conozcan y sepan aplicar herramientas e instrumentos de carácter multidisciplinar. Ello es un aspecto fundamental para llevar a cabo una adecuada planificación y ordenación del territorio. Por este motivo, el Máster propuesto ofrece un enfoque integrado en el que se engloban materias tanto ambientales como económicas y técnicas con el objetivo de formar a profesionales e investigadores para que puedan desempeñar cualquier responsabilidad en el ámbito de la gestión de recursos hídricos tanto en empresas privadas como en organismos públicos.

La propuesta del Máster de Gestión de Recursos Hídricos trata también de dar respuesta a las exigencias europeas de crear títulos de postgrado que permitan adquirir una formación básica en técnicas de investigación, como paso previo a la obtención del doctorado.

Se pretende también ampliar y diversificar la escasa oferta existente, particularmente en la Comunidad Valenciana, de formación técnica y científica en materia de Recursos Hídricos, para la gran demanda social que hay en esta temática.

Todo ello corrobora la relevancia del Máster en el entorno social y productivo autonómico, nacional e incluso internacional, y acredita su interés académico, científico y profesional.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies