ANTERIOR
LA INDEPENDENCIA DE IRLANDA
SIGUIENTE

La política yugoslava era compleja, porque a las diferencias ideológicas habituales entre partidos políticos, se sumaban los conflictos de intereses entre servios, croatas y eslovenos. En especial, los servios, liderados por Nikola Pašić, propugnaban políticas centralistas que convirtieran a Yugoslavia en una expansión de Servia. Por su parte, Stjepan Radić, dirigente del Partido Campesino Croata, el cuarto más votado en la asamblea constituyente, se había negado a asistir a las sesiones sin que se acabara de entender su postura. Esto favoreció a Pašić, que tenía una gran habilidad en la política. En las elecciones parlamentarias el Partido Radical de Nikola Pašić había quedado con un escaño menos que el Partido Demócrata Yugoslavo, pero varias alianzas permitieron que el 1 de enero de 1921 Pašić se convirtiera en el nuevo primer ministro.

El presidente nicaragüense Emiliano Chamorro fue sucedido por su tío, Diego Manuel Chamorro Bolaños.

Una columna del IRA tendió una emboscada a unos policías en Ballybay en la que un policía, un civil resultaron muertos y tres miembros de la división auxiliar resultaron heridos.

El 2 de enero el IRA mató a dos policías en un hotel en el centro de Belfast.

El 7 de enero el IRA tendió una nueva emboscada a una patrulla de policía en Pickardstown, la policía pudo atrapar a dos de sus miembros y los mató en un lugar apartado.

La Asamblea Nacional Turca estaba organizando un ejército profesional que sustituyera a las milicias irregulares. Ya había tenido ocasión de probarlo en Armenia, y el 9 de enero se enfrentó por primera vez con los griegos cuando éstos, bajo la dirección del general Anastasios Papoulas, atacaron a las tropas del coronel Mustafa İsmet cerca de la estación de İnönü. El combate se prolongó hasta el anochecer. El 10 de enero los turcos se encontraron con un inconveniente añadido, y es que un miliciano llamado Çerkes Ethem, a causa de discrepancias con el gobierno de Ankara, se había negado a integrar sus tropas en el ejército turco y ahora se pasaba al bando griego con casi 5.000 hombres. Los griegos lograron avanzar ante los turcos y tomar buenas posiciones, pero cuando vieron que los turcos estaban recibiendo refuerzos, consideraron que no estaban en condiciones de defender sus líneas y el 11 de enero se retiraron. Los turcos se consideraron vencedores y İsmet fue ascendido a general.

El derrocado emperador Iyasu V de Etiopía fue capturado y puesto bajo la custodia de su primo, el ras Kassa Haile Darge, que lo mantuvo en un cómodo arresto domiciliario.

El 13 de enero unos soldados británicos que estaban llevando a cabo un control en un puente en Dublín dispararon sobre una multitud de civiles y mataron a dos de ellos, dejando cinco heridos.

El 16 de enero Aristide Briand volvió a ocupar el cargo de primer ministro de Francia.

El 20 de enero la Gran Asamblea Nacional turca proclamó una constitución provisional, un texto breve de 23 artículos que establecía un sistema de gobierno democrático sin mencionar al sultán en ningún momento.

El IRA tendió una emboscada a un camión que transportaba policías cerca de Broadford. Seis murieron y otros dos escaparon heridos. Como represalia, la policía quemó 21 casas en los alrededores y arrestó a 22 personas.

El 21 de enero una parte del Partido Socialista Italiano se separó para formar el Partido Comunista Italiano, adherido a la Internacional Comunista y que adoptó su programa, es decir, que fijó como objetivo derrocar por la fuerza el gobierno de Italia e instaurar una dictadura del proletariado.

Un intento de emboscada del IRA resultó fallido y uno de los atacantes resultó muerto, mientras que otros cinco fueron capturados.  Cuatro de ellos serían ahorcados unos meses más tarde, mientras que el quinto fue encarcelado.

Ese día Charlie Chaplin entrenó su primer largometraje, El chico, que combinaba novedosamente el drama y la comedia. Chaplin adopta a un niño abandonado, interpretado por Jackie Coogan, que cobró 4 millones de dólares de la época por su actiuación.

El 24 de enero el mariscal Mustafá Fevzi sucedió a Mustafa Kemal como primer ministro de Turquía.

Tras las últimas elecciones, el 25 de enero Konstantin Päts tomó posesión como primer ministro de Estonia.

Ese día se estrenó en el Teatro Nacional de Praga una obra de ciencia-ficción titulada R.U.R (Robots Universales Rossum), escrita por Karel Čapek y en la que se empleó por primera vez la palabra Robot, acuñada por el hermano del autor, Josef Čapek, a partir de la palabra checa robota, que significa "trabajo". 

El 26 de enero se inició el juicio contra Sid Hatfield por el asesinato de Albert Felts sucedido el año anterior. La prensa lo siguió con atención y la fama de Hatfield creció como la espuma. Todos los acusados fueron absueltos. Sin embargo, las empresas mineras habían empezado a tomar nuevas medidas para prevenir el avance de los sindicatos en los condados de Mingo y Logan. Los mineros eran obligados a firmar contratos en los que se comprometían a no afiliarse a ningún sindicato ni realizar ninguna clase de actividad sindical. Por su parte, los sindicatos organizaban asaltos contra las minas no sindicadas.

El 28 de enero un intento de emboscada del IRA fracasó porque una realista alertó a la policía. El ejército capturó a cinco miembros del IRA y mató a otros dos. Más tarde el IRA mató a la delatora y a su chófer.

El general boliviano Bautista Saavedra había organizado su asamblea constituyente y el 26 de enero procedió a elegir un presidente para la nación. La oposición se retiró porque consideró que la elección estaba amañada y así Saavedra fue elegido por 47 votos a favor y uno en contra.

El 1 de febrero Roman von Ungern-Sternberg inició una nueva ofensiva contra Urga, la capital de Mongolia, y el 2 de febrero logró ocupar algunas de las defensas chinas de la ciudad.

Las autoridades soviéticas anunciaron el fin de las confiscaciones de productos a los agricultores, que serían sustituidas por un impuesto adecuado. No obstante, este anuncio no calmó a los campesinos de Tambov, que habían extendido su revuelta a una vasta región que alcanzaba a Siberia. Ese mes el ejército rebelde alcanzó su máximo de unos 70.000 combatientes.

El IRA hizo estallar una bomba en un puente en Clonfin al paso de dos camiones que transportaban policías. Uno de los conductores murió al instante, y luego se inició un tiroteo que duró unas dos horas, hasta que el comandante de los policías resultó muerto, y entonces los demás se rindieron. Luego la policía registró varias casas y granjas en los alrededores y quemó varias de ellas.

El 3 de febrero el IRA mató a 11 policías en una emboscada en Dromkeen.

El 4 de febrero Ungern-Sternberg lograba expulsar a los chinos de Urga, aunque en los días siguientes se siguieron librando batallas menores.

El 5 de febrero el IRA mató a un oficial de la inteligencia británica en un pub de Dublín.

El 6 de febrero el primer ministro griego Dimítrios Rállis tuvo que dejar el cargo por enfermedad. Moriría de cáncer unos meses más tarde. Fue sucedido provisionalmente por Nikolaos Karogeropoulos.

El 8 de febrero murió de neumonía el anarquista ruso Piotr Kropotkin.

Los franceses expulsaron a los turcos que asediaban la ciudad de Aintab.

El 9 de febrero la división auxiliar arrestó en Dublín a dos miembros del IRA que poco después fueron encontrados moribundos.

La noche del 11 de febrero unidades del Ejército Rojo atacaron puestos militares en la frontera de Georgia. Cuando el gobierno de Georgia protestó, el embajador soviético negó toda relación de los disturbios y los achacó a revueltas de los comunistas armenios. Al mismo tiempo, los soviéticos organizaban un Comité Revolucionario Georgiano, dirigido por Filipp Makharadze, que no tardó en autoproclamarse como legítimo gobierno del país para acto seguido solicitar la ayuda rusa.

El IRA atacó un tren en Drishabeg y un soldado resultó muerto, cinco fueron heridos y quince capturados y luego fueron puestos en libertad.

El 15 de febrero el IRA atacó otro tren en Upton, que transportaba 50 soldados. El comando disparó sobre el vagón donde creía que iban los soldados, pero éstos iban repartidos por el tren junto con civiles. El resultado fue que seis civiles resultaron muertos y diez heridos. Seis soldados resultaron heridos, tres de gravedad. También murieron dos miembros del IRA, y otros tres resultaron heridos, de los cuales uno acabó muriendo.

Mientras tanto, otro intento de emboscada en Mourne Abbey fracasó debido a una delación. Cinco miembros del IRA resultaron muertos y otros cuatro resultaron heridos y fueron capturados. Dos de ellos fueron sentenciados a muerte unos meses más tarde.

El 16 de febrero el Ejército Rojo cruzó la frontera con Georgia rumbo a su capital, Tiflis. Las tropas georgianas no fueron capaces de frenar su avance.

Cuatro miembros del IRA desarmados fueron capturados en Feakle por el ejército y ejecutados allí mismo.

El 17 de febrero el Ejército Rojo estaba a menos de 15 km de Tiflis.

Aprovechando que gran parte de las fuerzas rusas en Armenia habían sido desplazadas a Georgia, el 18 de febrero estalló una revuelta antibolchevique en Ereván.

El 19 de febrero tres soldados británicos fueron capturados por el IRA sin armas y en ropa de civil. Dijeron ser desertores, pero el IRA los consideró espías y los mató.

El 20 de febrero una acción conjunta del ejército y la división auxiliar acorraló a un batallón de unos 20 miembros del IRA en una granja en Clonmult. Doce de ellos resultaron muertos, cuatro heridos y otros cuatro fueron capturados. Existen versiones contradictorias sobre si los miembros del IRA fingieron una rendición para luego atacar por sorpresa o si, por el contrario, fueron los británicos los que dispararon sobre ellos una vez se habían rendido. El IRA sospechó de una delación y en los días siguientes seis presuntos espías británicos fueron asesinados.

La frontera entre Costa Rica y Panamá no estaba claramente delimitada. Siete años atrás los Estados Unidos habían intervenido como mediadores en la disputa de ciertos territorios y habían fallado en favor de Costa Rica, pero Panamá se negó a acatar la disposición y retuvo en su poder los territorios reclamados por su vecino. El asunto había quedado en suspenso durante la Guerra Mundial, pero recientemente Costa Rica había vuelto a insistir en su reclamación y el 21 de febrero el gobierno costarricense envió un telegrama al gobernador de la provincia panameña de Chiriquí para avisar de que su ejército se disponía a tomar posesión de la región disputada de Coto. El gobernador contestó con una protesta, y por la tarde un barco costarricense llevó soldados a través del río Coto hasta la localidad de Pueblo Nuevo, que tomaron sin encontrar resistencia.

Francia y Polonia firmaron una alianza militar que reforzó la posición polaca en las negociaciones de paz con Rusia.

Ese día se celebró una reunión en Londres entre representantes aliados y turcos, tanto del gobierno de Constantinopla como del de Ankara. El representante de Ankara se negó a que el delegado de Constantinopla participara en las negociaciones, así como que éstas partieran de la base del tratado de Sèvres, que no había sido firmado por el gobierno de Ankara.

Dos miembros del IRA fueron resultaron muertos y otros dos heridos en un tiroteo en Kilkenny.

El ministro de guerra persa, el coronel Reza Savad Koohi, dio un golpe de Estado con apenas 3.000 hombres y 18 ametralladoras, con los que tomó el control de Teherán. Mantuvo a Ahmad Sha Qayar como jefe de Estado, pero nombró primer ministro al periodista Seyyed Ziaoddín Tabatabaí.

El 21 de febrero el Bogd Khan entró en Urga y el 22 de febrero se celebró una ceremonia por la que se le reconocía nuevamente como Kan de Mongolia. El Bogd Khan concedió títulos nobiliarios a Roman von Ungern-Sternberg y a otros oficiales rusos y príncipes mongoles que habían contribuido a devolverle el trono.

El IRA mató a un oficial de policía en Mountcharles y dejó heridos a algunos de sus hombres. La policía organizó algunos saqueos en los alrededores, como represalia.

El presidente panameño, Belisario Porras, convocó una reunión de urgencia de su gobierno y tomó medidas para repeler la invasión costarricense. Esa noche unos 100 policías partieron hacia la zona del conflicto. Las fuerzas ocupantes costarricenses eran unos 200 hombres.

Ese día murió el emir Salim Al-Mubarak Al-Sabah de Kuwait. Fue sucedido por su sobrino Ahmad Al-Faber Al-Sabah.

El ejército de Georgia había logrado contener momentáneamente el avance ruso sobre Tiflis, gracias a la destrucción de puentes y líneas ferroviarias, pero los comunistas reconstruyeron los elementos saboteados y el 23 de febrero sus tanques y trenes blindados proseguían su avance. Al mismo tiempo, el ejército nacionalista turco aprovechaba los apuros de Georgia para exigir la evacuación de Ardahan y Artvin. Los mencheviques no tuvieron más opción que acceder.

La "brigada" del IRA asesinó a varios policías mientras iban a comer en Dublín. Dos resultaron muertos y un tercero murió por la noche de las heridas.

Petrogrado, la antigua capital rusa, estaba hundida en la miseria. Los suministros escaseaban, y se rumoreaba que las escasas provisiones eran repartidas mayoritariamente entre los bolcheviques. El 24 de febrero algunos obreros y estudiantes organizaron una manifestación de protesta que fue disuelta por las autoridades sin incidentes.

En la capital panameña se organizó espontáneamente una manifestación de ciudadanos que pedían información al presidente Porras sobre la invasión costarricense y que se mostraban dispuestos a hacer cuanto fuera necesario para defender el país. Porras decretó el estado de emergencia y ordenó la llamada a filas obligatoria de todos los panameños entre 18 y 40 años.

El ejército y el gobierno de Georgia abandonaron la capital, que fue ocupada y saqueada por los rusos el 25 de febrero. El Comité Revolucionario Georgiano proclamó la República Socialista Soviética de Georgia. Mientras tanto, el ejército menchevique trataba de concentrar sus fuerzas en Miskheta.

Unos 62 miembros del IRA tendieron una emboscada a ocho camiones que transportaban unos 70 policías en Coolavokig. El número de muertos varía según las fuentes. Según la policía 3, y según el IRA unos 15.

En Petrogrado se organizaron nuevas manifestaciones de obreros y estudiantes, y el 26 de febrero las autoridades ordenaron el cierre de algunas fábricas, pero la medida no tuvo ningún efecto. A las reivindicaciones económicas se sumaron otras de carácter político, y las autoridades llamaron al ejército, que proclamó la ley marcial, y a la Cheka, que en los días siguientes detuvo a unos 500 obreros y miles de estudiantes e intelectuales, entre ellos gran parte de los miembros del partido menchevique.

La concentración de tropas panameñas en las inmediaciones de la región de Coto se estaba realizando muy lentamente. Entre tanto, en la provincia de Chiriquí se estaba deteniendo a los ciudadanos costarricenses bajo sospecha de espionaje. En Costa Rica hubo manifestaciones en protesta por estas detenciones y el gobierno del presidente Acosta envió más de 600 hombres de refuerzo.

El 27 de febrero se fundó en Viena la Unión de Partidos Socialistas para la Acción Internacional, una especie de resurrección de la Segunda Internacional para los partidos socialistas que no comulgaban con el comunismo de la Tercera Internacional. Coloquialmente fue conocida como la "Internacional Dos y Medio". Su secretario general fue Friedrich Adler, el que cinco años atrás había asesinado al conde von Stürkh. Había sido excarcelado después de la rendición de Austria y desde entonces había desempeñado una intensa actividad política y sindical.

Mientras los panameños estaban organizando el ataque a la región ocupada de Coto, dos costarricenses que merodeaban por los alrededores fueron capturados. Para sorpresa de todos, uno de ellos era nada menos que el coronel Héctor Zúñiga Mora, el jefe de la expedición costarricense, que afirmó que había sido capturado mientras iba de cacería. Zúñiga fue presionado para rendir su posición, y así los panameños recuperaron Coto sin combatir, y apresaron a 30 costarricenses junto con algo de armamento. Poco después llegaba por el río Coto un barco costarricense con refuerzos, que ignoraba lo que acababa de suceder y esperaba ser recibido por las fuerzas de Zúñiga. Atacado por sorpresa, al cabo de una hora tuvo que rendirse, y así los panameños capturaron 30 costarricenses más, así como el barco y gran cantidad de armamento.

Los mencheviques georgianos lograron el apoyo de una escuadra francesa que se encontraba en el Báltico, que el 28 de febrero abrió fuego sobre el ejército ruso, pero no desembarcó tropas. Los georgianos lograron tomar Gagra a los rusos.

La base naval de Kronstadt era el centro militar más importante cerca de Petrogrado, y desde hacía un tiempo, los marinos destinados en ella mantenían relaciones tensas con las autoridades soviéticas. Muchos de ellos habían descubierto las deplorables condiciones de vida en el país durante los permisos que les habían permitido visitar a sus familias, situación que no habían visto reflejada en la prensa o en cualquier otro medio de comunicación. Tras haber recibido rumores de los disturbios en Petrogrado, habían enviado una delegación a la ciudad para enterarse de lo que estaba sucediendo. Cuando regresaron, se reunieron en el buque Petropávlosk y aprobaron la resolución siguiente:

Después de haber oído el informe de los representantes enviados por la asamblea general de tripulaciones de buques a Petrogrado para investigar la situación allí reinante, resolvemos:
  1. En vista de que los actuales sóviets no expresan la voluntad de los obreros y campesinos, celebrar inmediatamente nuevas elecciones mediante voto secreto, con libertad para que todos los obreros y campesinos puedan realizar propaganda electoral en el período previo;
  2. Dar libertad de expresión y prensa a los obreros y campesinos, a los anarquistas y a los partidos socialistas de izquierda;
  3. Asegurar la libertad de reunión para los sindicatos y las organizaciones campesinas;
  4. Llamar a una conferencia no partidista de obreros, soldados del Ejército Rojo y marineros de Petrogrado, Kronstadt y de la provincia de Petrogrado, para una fecha no posterior al 10 de marzo de 1921;
  5. Liberar a todos los prisioneros políticos de los partidos socialistas, así como a todos los obreros, campesinos, soldados y marineros encarcelados en vinculación con los movimientos laborales y campesinos;
  6. Elegir una comisión que revise los procesos de quienes permanecen en las prisiones y campos de concentración;
  7. Abolir todos los departamentos políticos, porque a ningún partido deben dársele privilegios especiales en la propagación de sus ideas o acordársele apoyo financiero del Estado para tales propósitos. En cambio, deben establecerse comisiones culturales y educacionales, elegidas localmente y financiadas por el Estado;
  8. Abolir las milicias que salen de las ciudades para actuar en el campo.
  9. Igualar las raciones de todos los trabajadores, con excepción de los que realizan tareas insalubres;
  10. Suprimir los destacamentos comunistas de combate en todas las ramas del ejército, así como las guardias comunistas que se mantienen en las fábricas y talleres. Si tales guardias o destacamentos resultaran necesarios, se designarán en el ejército tomándolos de sus propias filas y en las fábricas y talleres a discreción de los obreros;
  11. Dar a los campesinos plena libertad de acción respecto de la tierra, y también el derecho de tener ganado, con la condición de que se las arreglen con sus propios medios, es decir, sin emplear trabajo asalariado;
  12. Requerir a todas las ramas del ejército, así como a nuestros camaradas los cadetes militares, que aprueben nuestra resolución;
  13. Pedir que la prensa dé amplia publicidad a todas nuestras resoluciones;
  14. Designar una oficina de control itinerante;
  15. Permitir la producción de los artesanos libres que utilicen su propio trabajo.

Varias de las peticiones estaban extraídas de unos panfletos que los mencheviques habían distribuido en Petrogrado. El 1 de marzo unas 15.000 personas, más de la cuarta parte de la población de la base de Kronstadt, acudieron a gran asamblea, a la que las autoridades enviaron, entre otros, a Mijaíl Kalinin, presidente del Comité Ejecutivo Central de Todas las Rusias. Pese a los intentos de Kalinin de calmar los ánimos, los congregados aprobaron una moción que incluía casi todos los puntos de la resolución del Petropávlosk. Algunos de los que la apoyaron eran comunistas.

Mientras tanto el Ejército Rojo recuperaba Gagra en Georgia.

Una delación permitió a los británicos tender una emboscada a una columna del IRA en Nadd y matar a tres de sus miembros. Otros dos miembros del IRA murieron en un tiroteo en Ballynamrossagh.

Un segundo barco costarricense llegó a la región de Coto y se repitió lo sucedido con el anterior, y unas horas más tarde sucedió lo mismo con un tercero.

Preocupados por los éxitos del caudillo blanco Ungern-Sternberg en Mongolia, los comunistas rusos habían entrado en contacto con algunos grupos de mongoles que combatían la ocupación china y el 1 de marzo se fundó el Partido del Pueblo de Mongolia, que contaba con el apoyo ruso, si bien no todos sus miembros eran comunistas convencidos. El partido disponía de un ejército de milicianos bajo la autoridad máxima de Damdin Süjbator.

El 2 de marzo los marinos de Kronstadt se dispusieron a renovar el soviet local, sin que las autoridades comunistas pudieran evitarlo. Se difundió entonces el rumor de que el gobierno iba a atacar la isla, y se formó un Comité Revolucionario Temporal que se hizo con el control de toda la flota rusa presente en la isla, así como de todas las fortalezas. Unos trescientos comunistas fueron arrestados, mientras que otros huyeron de Kronstadt. Los apresados no sufrieron ninguna clase de maltrato, y recibieron las mismas raciones de comida que el resto. Las autoridades soviéticas apresaron a varios parientes de los sublevados.

Lenin vio en la rebelión de Kronstadt la mayor amenaza contra el régimen comunista, porque los sublevados eran socialistas, no pedían, como los mencheviques, la restauración de la Asamblea Constituyente, incluso tenían fobia al trabajo asalariado particular. No se oponían al partido comunista, ni renegaban de la Revolución de Octubre. Lo único que denunciaban era la dictadura instaurada por Lenin, que evidentemente no era una dictadura del proletariado, sino sobre el proletariado y, a menudo, contra el proletariado. Reclamaban un gobierno auténticamente soviético, es decir, un gobierno en el que los funcionarios fueran elegidos a través de un sistema piramidal de soviets democráticos basado en elecciones libres, sin censuras ni proscripciones de corrientes socialistas simplemente por no ser bolcheviques. También exigían que se combatiera la corrupción, las arbitrariedades y los abusos de poder que constituían la base del gobierno soviético. En suma, nadie podía decir al oír sus reivindicaciones que eran contrarrevolucionarios, sino más bien que defendían la revolución soviética frente a la dictadura bochevique. Sin embargo, el gobierno de Moscú hizo todo lo que pudo para presentar a los rebeldes como contrarrevolucionarios ante la opinión pública. Los rebeldes enviaron unos 300 emisarios a distintos puntos del país con el propósito de extender la rebelión, pero todos ellos fueron arrestados.

Ese día murieron trece soldados británicos y otros quince resultaron heridos en Millstreet cuando estallaron minas puestas por el IRA al paso del camión que los transportaba.

Liberato Pinto logró permanecer tres meses al frente del gobierno portugués, hasta ser sucedido por Bernardino Machado.

El 3 de marzo los rusos entraban en Novi Afon en Georgia, y el 4 de marzo en Sukhumi.

El IRA atacó a tres camiones que transportaban soldados y policías en Sheemore. Se produjo un tiroteo en el cuatro soldados y dos policías resultaron heridos, y también hubo algunos muertos, cuyo número varía según las fuentes.

Warren G. Harding tomó posesión como vigésimo noveno presidente de los Estados Unidos.

Los franceses seguían aplicando la política de dividir Siria en pequeños Estados para controlarlos más fácilmente, y ahora organizaban al sur del país el Estado de Swaida, en la región habitada mayoritariamente por los drusos, un pueblo con una religión propia que mezcla judaísmo, cristianismo, el islam y algo de filosofía griega.

Tras su fracaso en Coto (en el sur del istmo), los costarricenses atacaron por el norte, en Bocas del Toro. Unos mil soldados ocuparon sin oposición Guabito, Almirante y Changuinola.

Trostki recibió la noticia del alzamiento de Kronstadt en Siberia. Inmediatamente marchó a Moscú para consultar a Lenin y finalmente llegaba a Petrogrado, desde donde el 5 de marzo envió a los sublevados un duro ultimátum. También hubo intentos de que los rebeldes aceptaran recibir a una comisión para dialogar, pero los rebeldes pidieron algo completamente inaceptable para los soviéticos: que los miembros de la comisión fueran elegidos libremente por obreros, soldados y marinos, bajo la supervisión de los rebeldes, aunque luego se añadieran también algunos miembros elegidos por el sóviet. Mientras tanto el general Tujachevski tuvo que dejar de masacrar a los campesinos rebeldes de Tambov para ponerse al mando de las operaciones contra Kronstadt. Los rebeldes contaban con unos 12.000 soldados, a los que se unieron unos 2.000 civiles voluntarios.

Unos 100 miembros del IRA tendieron una emboscada en Clonbanin a una caravana de tres camiones y un tanque que transportaban unos 40 soldados británicos. Se produjo un tiroteo que duró casi una hora.

En las costas atlántica y pacífica del istmo de Panamá aparecieron sendos acorazados estadounidenses con órdenes de proteger los ciudadanos y los intereses estadounidenses en la zona, y los Estados Unidos exigieron a Costa Rica y Panamá el fin de las hostilidades. Panamá fue obligado a ceder a Costa Rica la región de Coto, mientras que Costa Rica devolvió la zona ocupada en Bocas del Toro.

Max Hoelz era uno de los comunistas alemanes que habían escapado del arresto tras la aniquilación del Ejército Rojo del Ruhr. A finales del año anterior había reclutado a unos 50 hombres con los que había tratado de liberar a algunos de los apresados, y ahora se dedicaban a cometer atentados terroristas. El 6 de marzo hicieron estallar una bomba en la cárcel de Falkenstein.

Ese día una parte del partido socialista suizo se separó para formar el Partido Comunista Suizo, que se adhirió a la Internacional Comunista.

Agentes secretos británicos, aprovechando un toque de queda en Limerick, mataron en sus respectivas casas al alcalde y a otros dos simpatizantes del IRA.

Los cuatro jinetes del apocalipsis se había convertido en el libro más leído del momento después de la Biblia. Vicente Blasco Ibáñez había realizado una gira por los Estados Unidos dando conferencias con gran éxito, fue nombrado doctor honoris causa por la universidad de Washnington y firmó un contrato con la Metro para llevar su novela a la pantalla. June Mathis, la guionista que estaba trabajando en el proyecto, sugirió como protagonista a un actor italiano de 26 años. Se llamaba Rodolfo Pietro Filiberto Raffaelo Guglielmi di Valentina, era hijo de padre italiano y madre francesa. A los 17 años había abandonado su casa para trasladarse a París, donde no tardó en arruinarse y tuvo que regresar a Italia. Incapaz de encontrar un trabajo, emigró a los Estados Unidos, donde vivió en la calle y trabajó de jardinero, camarero, bailarín y gigoló. Luego se marchó a Hollywood y cambió su nombre por el de Rodolfo Valentino. Interpretó algunos papeles secundarios de villano o de gangster, hasta que saltó a la fama con Los cuatro jinetes del apocalipsis, que resultó ser la película más taquillera del año, una de las seis más taquilleras del cine mudo.

Miguel de Unamuno publicó su novela La tía Tula, escrita hacía ya casi quince años. Valle-Inclán seguía publicando sus esperpentos con Los cuernos de don Friolera, que estaba apareciendo por entregas.

Los mencheviques georgianos trataron de volver en su favor la presencia turca y el 7 de marzo llegaron a un acuerdo con el general Kazim Karabekir para que éste ocupara la ciudad de Batumi, a la que se acercaban los bolcheviques rusos. Karabekir rodeó la ciudad, aunque las autoridades georgianas se mantuvieron en la administración civil. El propósito de los georgianos era generar un conflicto entre rusos y turcos con la esperanza de que los rusos se vieran obligados a retirarse.

El ultimátum de Trotski había sido inicialmente de un día, pero se había prorrogado un día más y, finalmente, Tujachevski inició un ataque contra Kronstadt con unos 20.000 hombres cuyo patriotismo se encargaba de inflamar la Cheka desde la retaguardia, con sus ametralladoras dispuestas a ocuparse de cualquiera que intentara abandonar el combate sin permiso. El primer ataque fue un fracaso: los soldados tenían que recorrer una gran distancia sobre el hielo expuestos a la artillería enemiga. Algunos retrocedieron, otros cayeron en grietas abiertas en el hielo, y de los pocos que llegaron a Kronstadt, una parte fue rechazada y otra se unió a los rebeldes al enterarse de que los soviéticos les habían mentido al hacerles creer que los rebeldes eran blancos.

Tujachevski tuvo que seleccionar mejor a sus hombres, pues muchos soldados se negaban a combatir contra sus camaradas de Kronstadt, a los que poco antes Trotski había calificado de "el orgullo y gloria de la revolución". Para ello tuvo que apoyarse principalmente en la Cheka y en los comunistas más cerrados de mente que pudo encontrar.

El 8 de marzo los comunistas georgianos propusieron un gobierno de coalición a los mencheviques, que éstos rechazaron.

Desde el año anterior las turbulentas tensiones sociales en España se habían complicado con las luchas entre los sindicatos anarquistas y otros sindicatos alternativos, que a menudo terminaban en ajustes de cuentas entre pistoleros. El gobierno había empezado a amparar una lucha ilegal contra los más revoltosos, que se conocía eufemísticamente como "aplicación de la ley de fugas", y que no era sino el viejo "truco" de dejar marchar a un prisionero para luego dispararle por la espalda "mientras intentaba escapar". Aunque la idea era vieja, su aplicación en España en esta época y su nueva denominación se le atribuye al general Severiano Martínez Anido, que había sido puesto al frente del gobierno civil de Barcelona con la misión de acabar con la violencia anarquista. Un mes atrás, un diputado socialista había planteado en el parlamento las "aplicaciones" que se estaban llevando a cabo de la "ley de fugas" y el presidente del consejo de ministros, Eduardo Dato, había respondido con evasivas, negando que existiera tal cosa. Ahora tres anarquistas, Pedro Mateu, Luis Nicolau y Ramón Casanellas, le disparaban más de 20 veces desde una moto con sidecar. Mateu declaró: Yo no disparé contra Dato, a quien ni siquiera conocía, sino contra un presidente que autorizó la más cruel y sanguinaria de las leyes: la ley de fugas. Mateu no tardó en ser capturado. Nicolau logró huir a Alemania, pero fue capturado allí y extraditado. En cambio, Casanellas llegó hasta Moscú. La represión contra los sindicalistas y anarquistas se mantuvo. Se calcula que ese año hubo 311 asesinatos. El año anterior había habido 292.

El 9 de marzo un ataque menor contra Kronstadt fue también rechazado.

Mientras tanto, los rusos tomaban Zugdidi en Georgia.

El 10 de marzo aviones bolcheviques bombardearon Kronstadt, aunque no causaron daños graves.

En Georgia los rusos tomaron Kutaisi.

El príncipe Carlos de Rumanía, hijo y heredero del rey Fernando I, se había casado con una rumana llamada Joanna Marie Lambrino, que no era de familia aristocrática y había tenido un hijo con ella el año anterior. El rey Fernando I, que nunca había dado su consentimiento a semejante matrimonio, había hecho que el tribunal supremo lo anulara y, no sin cierta dificultad para vencer la rebeldía de su hijo, finalmente había logrado casarlo con una princesa adecuada, la princesa Elena, hija del rey Constantino I de Grecia, al tiempo que el príncipe Jorge, hijo de Constantino I, se casaba con Isabel, hija de Fernando I.

Por la noche la policía británica llevó a cabo una redada en Nadd y rodeó una casa en la que dormían seis miembros del IRA. Dos lograron escapar, pero los otros cuatro fueron abatidos.

El 11 de marzo los bolcheviques llevaron a cabo un nuevo ataque frustrado contra Kronstadt, que dejó un gran número de bajas.

El parlamento irlandés declaró oficialmente la guerra al gobierno británico. El IRA mató a tres policías en Belfast. Dos civiles resultaron heridos, uno de los cuales murió poco después. En Selton Hill la policía atacó un campamento del IRA y mató a seis de sus miembros.

El 12 de marzo Kronstadt fue bombardeada desde la costa.

Un "negro y caqui" resultó muerto en un tiroteo en Kilkenny.

Lentamente, España seguía tomando posiciones en la parte de Marruecos que le había "correspondido" según los acuerdos con Francia. Ese día unos 2.000 soldados desembarcaron en la playa de Sidi Dris bajo las órdenes del general Manuel Fernández Silvestre.

El 13 de marzo fracasó un nuevo intento de asalto a Kronstadt.

Tras el asesinato de Eduardo Dato, el rey Alfonso XIII de España eligió como nuevo presidente del consejo de ministros a Manuel Allendesalazar y Muñoz de Salazar, que ese día tomó posesión del cargo.

Ungern-Sternberg capturó una fortaleza china en Choyr, al sur de Urga. Bogd Khan proclamó a Mongolia como reino independiente, con Ungern-Stermberg como dictador (que algunos consideraban como una reencarnación de un dios de la guerra y otros la del mismísimo Gengis Kan). Sin embargo, el Partido del Pueblo de Mongolia formó un gobierno paralelo con Dambyn Chagdarjav como primer ministro.

El 14 de marzo los rusos ocupaban Poti, en Georgia.

Seis presos del IRA fueron ahorcados en la cárcel de Mountjoy.

El IRA atacó en Dublín a dos camiones y un coche blindado de la división auxiliar. Se inició un tiroteo en el que murieron dos policías, tres miembros del IRA y dos civiles. Varios miembros del IRA fueron apresados, y unos de ellos fue ahorcado unas semanas más tarde.

Las provisiones de los rebeldes de Kronstadt se iban agotando. El 15 de marzo se quedaron sin harina.

Mehmet Talat Paşa había sido gran visir del Imperio Otomano cuatro años atrás, y uno de los responsables del genocidio armenio. Tras la rendición del Imperio se exilió en Berlín, y ahora moría asesinado por un armenio llamado Soghomon Tehlirian. La justicia alemana lo absolvió.

Tujachevski había logrado reunir unos 50.000 soldados de confianza para lanzar un ataque masivo contra Kronstadt. Éste se inició el 16 de marzo con un intenso bombardeo.

El IRA lanzó dos granadas desde un puente en Dublín sobre un camión que transportaba soldados británicos. Dos militares murieron y otros seis resultaron heridos, uno de los cuales moriría poco después. Ese mismo día el IRA atacó un cuartel de policía en Clifden y dos agentes resultaron muertos. Más tarde la policía incendió varias casas en represalia.

Mientras tanto se firmaba en Londres un acuerdo comercial entre Gran Bretaña y Rusia, por el que Gran Bretaña se comprometía además a no interferir en las acciones rusas dentro del territorio que había formado parte del Imperio Ruso. A la vez se firmaba en Moscú un tratado de amistad entre Rusia y la Gran Asamblea Nacional Turca. En él se establecía que la Asamblea Nacional era el gobierno legítimo de Turquía, y no el del sultán Mehmed VI, se declaraban nulos todos los tratados previos entre Rusia y el Imperio Otomano y Turquía cedía Batumi a Rusia a cambio de Ardahan y Artvin. Así los georgianos veían fracasar su intento de provocar un conflicto entre rusos y turcos. Pese a lo acordado, éstos siguieron ocupando Batumi y, temiendo que acabara definitivamente en manos turcas, los mencheviques georgianos accedieron a negociar con los comunistas. El 17 de marzo se firmó un armisticio.

Ese día se aprobó en Polonia una nueva constitución que daba grandes poderes al parlamento y se los quitaba al presidente de la República. Se hizo así para evitar que el presidente Jósef Piłsudski, gracias a su gran prestigio militar, terminara dominando la política.

Tujachevski inició la ofensiva con la infantería contra Kronstadt, que pudo avanzar amparada en la niebla y, a través de sangrientos combates, logró hacerse con varias fortalezas. Una columna logró entrar en la ciudad de Kronstadt y liberar a los rehenes comunistas. El 18 de marzo muchos de los rebeldes de Kronstadt emprendieron la huida, y unos 8.000 de ellos alcanzaron las costas finlandesas. A lo largo del día los bolcheviques fueron haciéndose con el control del resto de fortalezas y de los barcos. El asalto costó unas 10.000 bajas.

Ese día Rusia y Polonia firmaron la Paz de Riga, que ponía fin a la guerra polaco-soviética. Rusia se comprometía a pagar una gran indemnización a Polonia, no por la guerra, sino por el tiempo que el Imperio Ruso había ocupado la parte que le correspondió en las particiones de Polonia. También debía entregarle material ferroviario así como diversas obras de arte sacadas de Polonia tras la anexión. Jósef Piłsudski había participado en las negociaciones del tratado como mero observador, y su opinión fue que el tratado era estrecho de miras, cobarde y que suponía una traición hacia Ucrania, que había sido aliada de Polonia en la guerra. En efecto, Polonia y Rusia se repartían el territorio ucraniano, y la parte rusa pasaba a conformar la República Socialista Soviética de Ucrania, satélite de Rusia, como todas las repúblicas soviéticas que Rusia estaba fundando. Otro tanto sucedió con Bielorrusia.

Damdin Süjbator, con 400 hombres expulsó a la guarnición china de 2000 soldados de Kiajta, cerca de la frontera con Rusia, y el gobierno del Partido del Pueblo de Mongolia se trasladó hasta allí. Pronto empezó a recibir refuerzos del Ejército Rojo ruso.

Esa noche el IRA tendió una emboscada cerca de Dungarvan a una caravana de policías. Dos policías murieron y otros dos fueron capturados. Acabado el tiroteo, la policía localizó a un grupo de miembros del IRA que buscaban armas que pudieran haber quedado en la zona, y dos miembros del IRA resultaron muertos. Después el IRA mató a uno de los policías que había capturado. Su cadáver se encontró con una nota que decía "espía de la policía".

El ejército menchevique georgiano no aceptó el acuerdo con los bolcheviques y atacó Batumi para arrebatársela a los turcos. Pero mientras tenía lugar el combate el gobierno georgiano fue evacuado en un barco italiano, que zarpó escoltado por barcos de guerra franceses. El 19 de marzo terminó la batalla de Batumi con una victoria georgiana frente a los turcos, que fue rentabilizada por los bolcheviques.

Unos 1.200 soldados y 120 policías británicos trataron de rodear un campamento del IRA en Crossbarry, ocupado por más de un centenar de voluntarios. Los británicos iniciaron un avance desde distintas direcciones tratando de pillar desprevenidos a los irlandeses, pero uno de los oficiales del IRA, Tom Barry, fue informado de lo que estaba sucediendo y, consciente de que sus hombres no tendrían municiones suficientes para resistir el ataque británico, tras advertir que una de las columnas que se aproximaban a Crossbarry iba bastante más adelantada que las restantes, decidió tenderle una emboscada, con lo que se inició un tiroteo que terminó dispersando a los británicos. Los irlandeses lograron hacerse con gran número de armas y municiones antes de incendiar sus camiones. Justo entonces llegó otra de las columnas británicas, que también fue repelida tras un breve tiroteo. Después llegaron otras dos, y el resultado fue similar. Además quedó abierta una vía de escape, de modo que las columnas que llegaron más tarde encontraron el campamento vacío.

En el asalto a Kronstadt, los soldados bolcheviques mataron inmediatamente a buena parte de los rebeldes que se habían rendido o habían sido capturados. De entre los que se salvaron de las primeras ejecuciones (algo más de 2.000), 13 fueron seleccionados para ser juzgados secretamente ante un tribunal militar como cabecillas de la rebelión, aunque no habían sido cabecillas ni habían representado ningún papel especialmente destacado, pero el tribunal no tuvo dificultades en encontrarlos culpables y el 20 de marzo fueron fusilados. Para los demás no hubo necesidad de juicios molestos: unos cuantos centenares fueron ejecutados directamente y el resto fue enviado a cárceles de la Cheka o a campos de trabajos forzados. Algunos fueron ejecutados en pequeñas tandas a lo largo de los meses siguientes, y otros murieron en los campos por hambre, agotamiento o enfermedad. Siguiendo una política típicamente bolchevique, también fueron ejecutados algunos familiares de los rebeldes.

Alexander Berkman, que había apoyado a los huelguistas de Petrogrado, escribió en su diario:

Los días que pasan son grises. Uno a uno, los rescoldos de esperanza se han extinguido. El terror y el despotismo han aplastado la vida que nació en la revolución de octubre. [...] La dictadura está aplastando a las masas bajo su pie. La revolución está muerta. Su espíritu clama en el desierto. [...] He decidido abandonar Rusia.

La represión que siguió a la rebelión de Kronstadt sirvió para prohibir definitivamente el partido menchevique, el partido socialrrevolucionario y otros partidos distintos del Partido Comunista de la Unión Soviética. Lenin declaró que el lugar para los socialistas que se oponían al partido era la cárcel o el exilio.

Para esas fechas, Lenin y los principales dirigentes comunistas no habían tenido más remedio que constatar dos realidades: la primera, que el comunismo no iba a extenderse por Europa como habían esperado, y la segunda, que la mayor parte de la población rusa rechazaba el comunismo. Lo segundo se ponía de manifiesto por la incontable variedad de oponentes que los bolcheviques habían tenido que reprimir con toda clase de medios: mencheviques, anarquistas, liberales, cosacos, soldados, obreros, campesinos, ... La Cheka había empezado con unos 1000 miembros y ahora eran ya 280.000, sin que sobrara ninguno. Los casos más sangrantes eran la reciente rebelión de Kronstadt y, sobre todo, la inmensa rebelión de Tambov, que aún seguía en pie. Convencidos de que el terror y la represión no eran suficientes para pacificar Rusia y hacerla prosperar, los comunistas decidieron hacer las concesiones que consideraron necesarias para que un pueblo hastiado de la guerra estuviera dispuesto a aceptarlas a cambio de la paz. El resultado fue conocido como Nueva Política Económica, que fue aprobada el 21 de marzo. Lenin la calificó como "un paso atrás para dar luego dos pasos adelante". La Nueva Política Económica eliminaba las confiscaciones de productos agrícolas. En su lugar, los agricultores podían vender sus excedentes y sólo tenían que pagar al Estado una parte proporcional de sus beneficios en calidad de impuestos. En suma, el comunismo fue abolido en el campo. Inicialmente Lenin se había propuesto abolir el dinero, pero la idea se le quitó de la cabeza (aun así, en esa época los impuestos se pagaban principalmente en especie). Incluso se sentaron las bases de una economía capitalista restringida para posibilitar las inversiones extranjeras. El Estado mantendría el control sobre las grandes industrias (productoras de carbón, hierro, electricidad, etc.), pero permitió que existieran pequeñas empresas privadas, trabajadores autónomos y comerciantes. Surgió así una nueva clase social, una especie de burguesía mermada, cuyos miembros fueron conocidos como "hombres NEP" (por las iniciales en ruso de la Nueva Política Económica). Por ejemplo, una actividad que quedó casi totalmente en manos de los hombres NEP fue el abastecimiento de las ciudades: pequeños comerciantes compraban los productos agrícolas y los vendían en las ciudades a mayor precio. En general, los hombres NEP fueron enriqueciéndose, no excesivamente, pero mucho en comparación con las míseras posibilidades de vida de los trabajadores de las empresas estatales, pero en lugar de llegar a la conclusión obvia de que la iniciativa privada generaba más prosperidad que la economía comunista, los hombres NEP no tardaron en ser identificados como los culpables de todos los males del país.

La Nueva Política Económica contó con la oposición de un sector importante del Partido Comunista, y se llegó a implantar fundamentalmente porque Lenin la apoyaba. Entre los principales detractores estaban Stalin y Trotski. Éste último proponía una política completamente distinta, análoga la que había empleado para organizar y disciplinar el Ejército Rojo. Esencialmente, consistía en someter a agricultores y obreros a un régimen militar. El año anterior había hecho un experimento al respecto convirtiendo en obreros forzosos a los miembros de uno de los regimientos que había luchado contra Kolchak, pero había sido un completo fracaso a causa de las deserciones masivas. Al principio Lenin había juzgado favorablemente las ideas de Trotski, pero la rebelión de Kronstadt fue decisiva para rechazarlas y proponer la Nueva Política Económica.

El IRA atacó con 32 hombres en la estación de Headford un tren que transportaba unos 30 soldados británicos, junto con ganado y algunos granjeros. Cuando el primer soldado que bajó del tren se resistió a ser desarmado fue abatido, y en ese momento se inició un tiroteo. El resultado final fue de 8 soldados muertos y 14 heridos, dos de los cuales murieron poco después. El IRA declaró dos muertos entre sus hombres.

Por otra parte, tres miembros del IRA murieron en una emboscada en Lispole y dos policías murieron en un ataque en Rosemount. El 22 de marzo cuatro policías fueron atacados en Clady, de los cuales uno murió y los otros resultaron heridos. En Dun Laoghaire el IRA atacó a unos auxiliares en un hotel, de los cuales tres resultaron muertor y otro herido. En Fermanagh, el IRA incendió las casas y las granjas de diez policías. Dos de ellos fueron asesinados en sus camas. El 23 de marzo el IRA tendió una emboscada en Scramogue a un camión que transportaba nueve policías y soldados británicos y dos "negro y caquis" que iban arrestados. Cuatro soldados murieron y los "negro y caquis" fueron tomados prisioneros para luego ser asesinados. En una redada posterior a la emboscada uno de los miembros del IRA que habían participado en la emboscada resultó muerto y otros tres fueron arrestados. En Clogheen el ejército capturó a seis miembros del IRA y los mató al momento.

El 26 de marzo Anastasios Papoulas atacó de nuevo a İsmet Bajá en İnönü, esta vez con un ejército mayor, de 30.000 hombres, el doble de los que tenía su adversario. Los combates se prolongaron durante varios días.

Unos días atrás, el emperador Carlos I de Austria había iniciado una maniobra para recuperar su trono. Salió de incógnito de Suiza con un pasaporte falso español y, pasando por Austria llegó a Szombathely, en Hungría, hasta la residencia del conde János Mikes, un destacado legitimista. La noticia de su llegada se extendió entre sus partidarios y en la mañana del 27 de marzo Carlos I contaba ya con una camarilla que incluía al ministro de educación y al coronel Antal Lehár, que puso sus soldados a disposición del rey. Luego Carlos se presentó ante el primer ministro, Pál Teleki, que se horrorizó al verlo y le aconsejó que regresara a Francia lo antes posible, antes de que se supiera de su presencia en Hungría. Sin embargo, Carlos I estaba convencido de que Miklós Horthy no dudaría en cederle el poder y así, sin encontrar otra solución, Teleki animó al monarca a dirigirse a Budapest a entrevistarse con el regente. Él mismo salió antes en su coche para anunciar su llegada, y una hora después salió Carlos en otro coche, pero llegó antes al palacio de Horthy. Teleki dijo haberse extraviado, pero probablemente fue una excusa para pasarle el muerto a Horthy. Era domingo (el Domingo de Resurrección) y Horthy se disponía a pasar un día festivo con su familia, cuando se encontró con Carlos sin que nadie le hubiera advertido nada y sin la posibilidad de telefonear a sus consejeros. Fue una situación difícil, pues era monárquico, y de hecho partidario de que Carlos I recuperara el trono, pero comprendía que intentarlo así era una locura, que los aliados no lo permitirían, que Checoslovaquia, Rumanía y Yugoslavia invadirían Hungría, y que en Hungría estallaría una guerra civil. Horthy buscó todos los argumentos que se le ocurrieron, mientras Carlos I le recordaba entre otras cosas su juramento de lealtad y aseguraba tener el apoyo de Francia. Sin que ninguno de los dos convenciera al otro, acordaron que Carlos I regresaría a Szombathely, aunque cada uno acabó con una idea distinta de lo que se suponía que iba a hacer el otro. Carlos pensaba que Horthy haría gestiones en favor de la restauración monárquica y Horthy pensaba que Carlos se retiraría o bien marcharía a Viena a intentar recuperar allí la corona austriaca (una de las cosas que Horthy le había propuesto sabiéndola imposible).

El gobierno de Georgia en el exilio, desde Constantinopla, hizo un llamamiento a todos los partidos socialistas del mundo y a todas las organizaciones de trabajadores para que condenaran la invasión rusa de Georgia. Aparte de algunos artículos de apoyo en la prensa occidental, su llamamiento no tuvo ningún efecto.

Mouha ou Hammou Zayani, el principal dirigente de la resistencia marroquí contra la colonización francesa, murió en una batalla en Azelag-N'Tazemourt. Durante toda su vida, jamás había consentido en negociar con los franceses, hasta el punto de que jamás se dejó ver por ellos, y había insistido en que tras su muerte los franceses no debían ver su cadáver. Y, en efecto, su sepultura nunca fue encontrada. Sus hijos ya se habían rendido el año anterior y tras su muerte la resistencia de los zayanes no tardó en extinguirse.

El 28 de marzo Horthy comunicó lo sucedido sin revelar el paradero del rey, tanto al parlamento húngaro como a los diplomáticos. Checoslovaquia y Yugoslavia afirmaron que la restauración de Carlos I sería un casus belli.

El IRA lanzó una granada sobre un camión que transportaba soldados en Dun Laoghaire. No hubo muertos, pero sí varios heridos.

El 29 de marzo un policía británico fue gravemente herido en Ballyhaunis. Por la noche hubo represalias.

El 30 de marzo el IRA mató a dos policías británicos en una emboscada en Ballyfermot.

El 31 de marzo los griegos se retiraban de İnönü. No fue una derrota desastrosa, porque pudieron retirarse en buen orden, pero reforzó considerablemente la posición de la Gran Asamblea Nacional frente a los aliados.

Al igual que los franceses, los británicos estaban tratando de organizar de la forma más estable posible el territorio sirio que había quedado a su cargo tras la Primera Guerra Mundial. El 1 de abril establecieron el protectorado de Transjordania y lo pusieron bajo el gobierno de Abd Allah ibn Husayn. El protectorado era un corredor que comunicaba las dos zonas de influencia británicas en la zona: Israel e Iraq.

Soldados británicos mataron a un miembro del IRA en Ballyhaunis. Luego un francotirador mató a un "negro y caqui", y a su vez la policía, como represalia, mató a un irlandés que no tenía nada que ver en el asunto.

Las tropas de Ungern-Sternberg habían derrotado y perseguido al ejército chino que tuvo que abandonar todo el norte de Mongolia.

El parlamento húngaro (con la abstención de los legitimistas) alabó la gestión de Horthy, y se alzaron voces que pidieron el arresto de Carlos I, a lo que Horthy se negó rotundamente. El 3 de abril Aristide Briand negó públicamente cualquier clase de apoyo de su país a la restauración de Carlos I. El ejército mostró su lealtad hacia Horthy.

Carlos I comprendió que no tenía los apoyos que había esperado tener y el 5 de abril regresó a Suiza, muy decepcionado con Horthy. Seguía convencido de que los aliados apoyarían su restauración y de que el pueblo húngaro la estaba deseando, aunque si era así el pueblo se cuidó muy bien de manifestarlo, salvo a muy pequeña escala en unos pocos condados occidentales, tradicionalmente realistas. Teleki salió muy mal parado ante la opinión pública por "la crisis de Pascua" y el 6 de abril tuvo que dimitir.

El 7 de abril la prensa húngara publicó unas declaraciones de Carlos I en las que afirmaba ser el rey legítimo de Hungría.

El 8 de abril Dimítrios Goúnaris fue elegido primer ministro griego. Había hecho campaña por la retirada de Turquía, pero sin encontrar el modo de escenificar una "retirada honorable", mantuvo la ocupación.

El 9 de abril Juho Vennola volvió a ocupar el cargo de primer ministro de Finlandia.

Ese día fracasó un intento de emboscada por parte del IRA en Mullinglown. Varios de los implicados fueron arrestados. El 10 de abril el IRA capturó a dos soldados británicos en Barraduff, y los mantuvo secuestrados durante varios meses, hasta que fueron asesinados.

El 13 de abril, en un congreso extraordinario del Partido Socialista Obrero Español se produjo la típica escisión, por la que una parte de sus miembros abandonó el partido para fundar el Partido Comunista Obrero Español.

El 14 de abril el regente Miklós Horthy nombró primer ministro de Hungría al conde István Bethlen. Aunque era conservador y autoritario, logró llegar a un acuerdo con los socialdemócratas y los sindicatos, que se comprometieron a no difundir propaganda anti-húngara, ni convocar huelgas políticas ni organizar al campesinado a cambio de que el gobierno permitiera sus actividades, liberara a los presos políticos y, sobre todo, tomara medidas para erradicar a los paramilitares radicales que se habían adueñado del país a la caída del régimen comunista. Para ello les ofreció empleos públicos a cambio de que dejaran de aterrorizar a socialistas y judíos.

Otro problema de envergadura al que tenía que enfrentarse el gobierno húngaro era la continua llegada de refugiados, es decir, de húngaros que vivían en los territorios que habían sido arrebatados a Hungría tras la guerra. Llegaban miles al mes y sumaban ya más de trescientos mil. Entre ellos había 17.000 oficiales del ejército, cuando el tratado de paz sólo permitía conservar 1.750. Entre los refugiados, la mayoría de clase media empobrecida, empezaron a gestarse agrupaciones de ideología afín al fascismo italiano.

El 15 de abril los nacionalistas turcos capturaron a Ahmet Anzavur y lo fusilaron ese mismo día.

El IRA mató a un soldado oficial de la división auxiliar en un campo de golf de Tralee.

Una parte de los integrantes de la Federación de Juventudes Socialistas, sección juvenil del Partido Socialista Obrero Español, decidió también separarse para adherirse a la Internacional Comunista, pero en lugar de unirse al recientemente fundado Partido Comunista Obrero Español, los jóvenes socialistas fundaron su propio partido, el Partido Comunista Español. Entre sus principales dirigentes estaban Ángel Sopeña y una joven de 26 años llamada Dolores Ibárruri, aunque era conocida como La Pasionaria, por el pseudónimo con que había firmado algunos artículos de prensa. Once años atrás había superado el curso preparatorio para ingresar en la Escuela Normal de Maestras, pero tuvo que abandonar sus estudios por motivos económicos y empezó a trabajar de costurera y criada. Hacía cinco años que se había casado con un minero socialista que le dio la ocasión de cambiar la religión católica en la que había sido educada por la marxista-leninista.

El 18 de abril el IRA atacó el cuartel de la policía de Cabinteely, un suburbio de Dublín. Un grupo de soldados fue atacado cerca de Ballylooby, de los cuales uno resultó muerto y otros dos quedaron heridos. Casualmente, cuando los miembros del IRA se retiraban, se encontraron con un inspector de policía, que fue capturado y a cambio de su libertad exigieron la liberación de otro miembro del IRA condenado a muerte. Cuando éste fue ahorcado el IRA mató a su rehén.

El 23 de abril dos miembros del IRA mataron a dos "negro y caquis" en Belfast. Luego se produjo un tiroteo con la policía mientras los asesinos huían y dos civiles resultaron heridos. Dos católicos fueron asesinados por civiles protestantes como represalia, y dos policías mataron a otros dos republicanos.

El atleta estadounidense Charlie Paddock batió el récord del mundo de los 100 metros lisos, dejándolo en 10.4 segundos, dos décimas menos que el récord anterior.

En Armenia continuaba la revuelta contra la dictadura soviética. El 26 de abril los rebeldes proclamaron la República de la Armenia de las Montañas, que pronto cambió su nombre al de República de Armenia. Su capital fue Goris.

El 27 de abril la República del Lejano Oriente aprobó una constitución muy similar a la estadounidense.

El 29 de abril el IRA tendió una emboscada en Ballylynch a un tren que transportaba tropas. Dos soldados y un miembro del IRA murieron en el tiroteo.

El 1 de mayo fracasó un intento de emboscada por parte del IRA en Islandeady y dos de sus miembros resultaron muertos.

Los aliados habían celebrado un plebiscito en la Alta Silesia para decidir si terminaba formando parte de Alemania o de Polonia. Los resultados fueron poco concluyentes, con mayorías en uno u otro sentido según la zona. Francia era partidaria de que el territorio pasara a Polonia para debilitar a Alemania, mientras que Gran Bretaña e Italia preferían que quedara en Alemania, entre otras cosas porque Alemania afirmaba que sin las industrias de la región no estaría en condiciones de pagar las reparaciones de guerra que se le exigían. Corrieron rumores de que la opinión británica iba a prevalecer y el 2 de mayo se produjo un nuevo alzamiento encabezado por Wojciech Korfanty. Entre sus seguidores estaba el capitán Tadeusz Puszczyński, conocido con el "nombre de guerra" de Konrad Wawelberg, que organizó el "Grupo de destrucción Konrad Wawelberg", que inmediatamente se puso a destruir con éxito puentes y vías férreas, con lo que los alemanes se encontraron con grandes dificultades para controlar la insurrección.

Pietro Mascagni estrenó en Roma su ópera El pequeño Marat.

Ese día fracasó otro intento de emboscada del IRA en Lackelly, que dejó alrededor de 10 muertos y casi 30 heridos entre sus miembros. El 3 de mayo el IRA mató a seis soldados británicos en una emboscada en Tourmakeady. Luego los autores del atentado fueron perseguidos por la policía con la ayuda de aeroplanos. No obstante, lograron escapar y dejaron varios policías muertos.

Los insurgentes polacos iniciaron una ofensiva que forzó a las escasas fuerza alemanas presentes en la zona a retirarse hacia el Oder.

El 4 de mayo, en una emboscada cerca de Rathmore, el IRA mató a a ocho policías. Sólo uno de sus compañeros logró escapar. Como represalia la policía incendió varias casas. El 6 de mayo el IRA atacó el cuartel de policía Cabinteely. El 8 de mayo el ejército rodeó a una columna del IRA en Lappanduff. Uno de sus miembros resultó muerto, dos heridos y once fueron capturados. En Carrigtouhil otro miembro del IRA fue abatido. El 9 de mayo miembros del IRA dispararon contra dos policías cerca de sus casas en Castleisland. Uno de ellos se salvó porque su esposa se interpuso. En Dundrum el IRA atacó un cuartel de policía, y cuando cesó el ataque y los policías salieron al exterior y se agruparon para organizar una batida, un miembro del IRA que permanecía escondido les arrojó una granada que causó numerosas bajas.

En los últimos años, Luigi Pirandello había pasado de la novela al teatro. Ese día estrenó en Roma Seis personajes en busca de autor. Fue un fracaso, pero poco después sería bien recibida en Milán y finalmente sería recordada como uno de sus mejores trabajos.

Alemania no estaba cumpliendo el pago de las reparaciones de guerra según lo previsto y los aliados presentaron un ultimátum que terminó con la dimisión del gobierno del canciller Constantin Fehrenbach el 10 de mayo. Fue sucedido por Joseph Wirth, también del Partido Católico de Centro y hasta entonces ministro de Finanzas. Wirth trató de cumplir con las exigencias aliadas al tiempo que pretendía mostrar que para Alemania era imposible de hecho satisfacerlas por completo. Los nacionalistas consideraron su actitud innecesariamente servil e instaron a que fuera asesinado. No era el único en la diana. Más odiado todavía era el que había sido su predecesor en el ministerio de Finanzas, Matthias Erzberger, que hacía ya tres años se había visto en la tesitura de encabezar la comisión que firmó el armisticio de Compiègne, y esto lo había convertido en un traidor para los nacionalistas radicales. En la prensa podían leerse cosas como "Puede ser redondo como una bala, pero no es a prueba de balas", aludiendo a que tenía algo de sobrepeso.

Los comunistas habían tratado de provocar numerosas revueltas en Alemania, pero a medio plazo todas fracasaron. Quedaba claro que el proletariado alemán no tenía interés alguno en convertirse en dictador, y los intentos de los comunistas en ese sentido acabaron desprestigiando al partido. Max Hoelz fue finalmente arrestado y condenado a cadena perpetua. Unos años más tarde escribiría en sus memorias:

Fue un grave error político apoyar y participar en atracos de bancos, oficinas de correos etc. por parte de los "grupos de expropiación". El dinero acabó en manos de los dirigentes del partido comunista. Sirvió para propósitos políticos, porque fue empleado para imprimir periódicos y panfletos. Una pequeña parte se usó para ayudar a los camaradas que vivían en la clandestinidad. [...] Sin embargo, el beneficio político nunca compensó el daño a la causa comunista debida a las expropiaciones. Una razón fue que muchos de los trabajadores comunistas revolucionarios nunca las entendió y las condenó. Otra razón fue que las acciones corrompieron a los camaradas implicados.

En Rumanía una parte del partido socialista había votado a favor de integrarse en la Internacional Comunista, como en otros países, pero el 12 de mayo los que habían apoyado tal opción fueron arrestados bajo acusación de atentar contra la seguridad del Estado. El ejército rumano estaba reprimiendo duramente cualquier vestigio de comunismo en el país, aunque fomentaba el socialismo moderado como una forma de debilitar a los radicales.

Tras un ataque al cuartel de la policía de Listowel, un grupo de "negro y caquis" capturó a tres jóvenes irlandeses y mató a dos de ellos como represalia, pero el tercerlo logró escapar malherido. El cuartel de Cabinteely sufrió dos ataques consecutivos, ese día y el siguiente, el 13 de mayo. En el primer ataque fue gravemente herido un miembro del IRA, y en el segundo un francotirador mató a un "negro y caqui".

El gobierno británico había organizado para esos días las elecciones al parlamento de Irlanda del Sur, que había sido organizado para gobernar los condados católicos de Irlanda con un cierto grado de autonomía. El Sinn Féin se presentó a las elecciones y ganó 124 de los 128 escaños, pero los parlamentarios electos no tenían intención de presentarse para ocupar sus asientos. En los días previos al 15 de mayo, cuando terminaba el plazo de votación, el IRA mató a quince policías.

El 16 de mayo dos miembros del IRA murieron en un ataque a una patrulla de policía.

El 17 de mayo se estrenó en París el ballet El bufón, de Serguéi Prokófiev. Entre el público estaban Maurice Ravel e Ígor Stravinski, que alabaron la obra.

El 18 de mayo el IRA tendió una emboscada en Kilmenaa a una caravana de dos camiones y un automóvil que transportaban unos 50 soldados británicos. Tras dos horas de tiroteo cuatro miembros del IRA resultaron muertos y otro quedó mortalmente herido. Los demás huyeron a las montañas, pero los soldados les siguieron el rastro y, tras otro tiroteo, murió uno más. Las bajas entre los soldados fueron de tres muertos. Dos policías fueron asesinados en Kinnitty.

El 20 de mayo tomó posesión como presidente de Cuba Alfredo Zayas y Alfonso, que había ganado las elecciones a finales del año anterior. El país estaba en bancarrota.

A los alemanes les había costado organizarse para combatir el alzamiento en la Alta Silesia, pero finalmente habían reunido algunas tropas, en gran parte a partir de los Freikorps de Baviera, y el 21 de mayo atacaron las posiciones de los rebeldes en la estratégica montaña de Annaberg. Los alemanes lograron expulsar a los polacos de la montaña, y la prensa alemana destacó la noticia como la primera victoria de un ejército alemán desde el fin de la guerra. Los polacos adoptaron nuevas posiciones defensivas.

Hermann Ehrhardt había organizado en Baviera la que llamó Organización Cónsul, a partir de algunos de sus antiguos subordinados de la Marinebrigade Ehrhardt de algunos Freikorps, cuyos contactos le permitieron reclutar miembros en distintas ciudades alemanas. Era una organización secreta con el propósito de "difundir el pensamiento nacionalista y combatir a los anti-nacionalistas, judíos, socialdemócratas, radicales de izquierda, etc." Ese la Organización Cónsul asesinó a Hans Paasche, que había abandonado el ejército con deshonor durante la guerra por defender posiciones pacifistas, y había sido arrestado —también durante la guerra— por izar una bandera francesa el día de la fiesta nacional francesa. Le dispararon mientras estaba pescando con sus hijos.

Por otra parte, Hans von Seeckt, el máximo responsable del ejército alemán, organizó ese año los llamados Comandos de trabajo, que eran un ejército clandestino, disimulado como grupos de trabajo encargados de acometer proyectos civiles, cuyo objetivo real era esquivar la prohibición impuesta por los aliados en el Tratado de Versalles sobre que el ejército alemán superara los 100.000 hombres. Estos comandos, conocidos también como el ejército negro, estaban bajo el mando del mayor Ernst von Buchrucker, y se ocuparon de esconder armas y municiones, así como de asesinar a los alemanes sospechosos de colaborar con la comisión de control aliada.

El IRA tendió una emboscada a unos 10 soldados británicos en Ballyvaughan. De entre ellos, al menos hubo dos muertos y dos heridos.

El 22 de mayo los polacos rechazaron un intento alemán de cruzar el Oder. El 23 de mayo iniciaron un contraataque, pero fue rechazado por la artillería alemana, con numerosas bajas en ambos bandos.

El IRA mató a seis policías en una emboscada en Glenwood.

Ese día el rey Alfonso XIII de España, de visita en Córdoba, pronunció un discurso que causó un gran revuelo, pues resumió de esta manera la política española:

El rey no puede hacer más sino firmar proyectos que vayan al Parlamento. Pero es muy duro, señores, que no pueda prosperar lo que interesa a todos por maquinaciones y mezquindades políticas y ocurren casos tristes de esta naturaleza. Presenta un proyecto mi Gobierno, lo combaten y se hace una crisis y como consecuencia cae el Gobierno. Se forma uno nuevo y tampoco puede sacar nada adelante porque los mismos que cayeron se convierten entonces en oposición de su propio proyecto. Porque ¡cómo habían de ayudar a aquellos mismos que le habían matado!
Algunos dirán que me estoy saliendo de mis deberes constitucionales pero llevo diecinueve años de Rey constitucional y me he jugado la vida muchas veces para que me vengan ahora a coger en una falta constitucional. Yo creo que las provincias deben comenzar un movimiento de apoyo a vuestro Rey y a los proyectos beneficiosos y entonces el Parlamento se acordará de que es mandatario del pueblo, pues no otra cosa significa el voto que le dais en las urnas. Entonces la firma del Rey será una ejecutoria y una garantía de que harán proyectos beneficiosos para España.

Beernardino Machado casi llegó a los tres meses de gobierno en su segundo mandato, pero antes de haberlos cumplido fue sucedido por Tomé José de Barros Queirós.

El 25 de mayo unos 120 miembros del IRA no uniformados empezaron a formar grupos de dos o tres personas alrededor de "La Casa de Aduanas", el palacio en que se situaba la administración central británica de Irlanda, en Dublín. En un momento dado entraron al asalto arrollando a la policía que custodiaba el edificio. Agruparon en una sala a todos los que estaban en el interior y mataron al vigilante cuando trataba de llamar a la policía. Mientras tanto se acercó un camión cargado con balas de algodón y latas de gasolina que fueron distribuidas por todo el edificio. Todo esto sucedió en unos diez minutos. Luego llegaron tres camiones con soldados y auxiliares que iniciaron un tiroteo contra los miembros del IRA que estaban en el interior del palacio y contra algunos grupos de apoyo que estaban en el exterior. Mientras tanto los irlandeses prendieron fuego a las balas de algodón. Otras unidades del IRA se encargaron de retrasar la llegada de los bomberos. No obstante, no tenían muy bien estudiada la fuga, pues muchos de los incendiarios fueron arrestados por la policía mientras salían del edificio junto a otros civiles. Hubo 111 arrestos, de los cuales casi 80 resultaron ser miembros del IRA. La Casa de Aduanas ardió durante cinco días y quedó completamente arrasada.

Las numerosas bajas que tuvo la unidad del IRA en Dublín, a causa de las muertes y las detenciones, obligó a fundir los restos de ésta con "la brigada" de Michael Collins, y así se formó la llamada Guardia de Dublín, bajo el mando de Paddy Daly.

El 26 de mayo los restos del ejército blanco de Vladímir Kápel dieron un golpe de Estado en Vladivostok contra el gobierno de la República del Lejano Oriente, con la colaboración de las tropas japonesas que ocupaban la ciudad. Se formó un gobierno provisional dirigido por los hermanos Spiridon y Nicolai Dionisovich Merkulov. Grigori Semiónov trató de ponerse al mando del ejército, pero no contó con el apoyo de los japoneses y tuvo que permanecer en un segundo plano.

El IRA atacó una base naval en Dun Laoghaire. Después de una hora de combate, dos unidades británicas de refuerzos que acudieron al lugar empezaron a dispararse una a otra y no se dieron cuenta del error hasta que ya habían sufrido varias bajas.

El 30 de mayo en Tulsa (Oklahoma) un limpiabotas negro, Dick Rowland, de 19 años, fue acusado de haber atacado a una ascensorista blanca, Sarah Page, de 17. No se sabe a ciencia cierta lo que sucedió. La conjetura es que Rowland tropezó y para evitar la caída se agarró instintivamente al brazo de la ascensorista, que gritó. La joven se negó a presentar cargos y Rowland huyó por miedo a represalias (en Tulsa había unos 3.200 miembros del Ku Klux Klan a los que bastaba un rumor para entrar en acción). El 31 de mayo Rowland fue localizado en la casa de su madre, en el barrio de Greenwood, que albergaba a una de las comunidades negras más prósperas de los Estados Unidos, y era conocido como el "Wall Street Negro". Pronto fue arrestado y la prensa blanca habló de un intento de violación y de lo oportuno que sería linchar al culpable. A últimas horas de la tarde varios cientos de blancos se agrupaban alrededor de los juzgados y el sheriff Willard M. McCullough se dispuso ha hacer cuanto fuera necesario para evitar que el aterrorizado Rowland acabara linchado. Inutilizó el ascensor, puso a algunos de sus hombres en la parte alta de las escaleras con orden de disparar al primero que vieran, y dispuso a otros bien armados en el tejado del edificio. Luego salió a la calle e instó a la muchedumbre a que se disolviera, pero los presentes se burlaron de él. Mientras tanto algunos negros, entre ellos muchos veteranos de la guerra, se reunieron para decidir qué hacer, ya que consideraban que Rowland estaba en grave peligro. Unos 30 negros armados se presentaron en los juzgados y ofrecieron su ayuda al sheriff para proteger a Rowland. McCullough les aseguró que Rowland estaba seguro y les pidió que se marcharan. Más tarde tres blancos entraron en el juzgado y exigieron que les entregaran a Rowland, pero el sheriff se negó. El número de blancos superaba ya los 1.000 hombres y, habiendo visto negros armados, muchos de ellos habían regresado a sus casas para coger sus propias armas. Otros intentaron conseguirlas en una armería cercana, pero el alcalde había enviado miembros de la Guardia Nacional para impedirlo y los congregados tuvieron que retirarse. El número de blancos que rodeaban los juzgados eran ya 2.000, y muchos de ellos estaban armados. Por su parte, algunos negros empezaron a pasar en coche por las cercanías mostrando armas para indicar que estaban preparados para responder ante cualquier acto violento. Algunos disparos al aire fueron seguidos de un tiroteo que dejó varias víctimas. La Guardia Nacional empezó a intervenir para sofocar los disturbios. A medianoche, un grupo más reducido de blancos se volvió a congregar frente a los juzgados y gritó alentando el linchamiento de Rowland. Luego intentaron forzar la entrada, pero el sheriff los pudo expulsar.

Durante los meses precedentes, las tribus marroquíes que se oponían en el Rif a la colonización española habían quedado bajo el liderazgo de Abd el-Karim El-Khattabi, más conocido como Abd el-Krim. No era un jefe tribal cualquiera. Había estudiado el bachillerato español en Tetuán y Melilla, y había pasado un tiempo en la universidad de Salamanca. Su hermano había estudiado ingeniería de minas en Málaga y Madrid. Antes de la Primera Guerra Mundial había trabajado como periodista para El Telegrama del Rif. El 1 de junio las tropas de Abd el-Krim derrotaron a los españoles en Abarrán, que terminaron huyendo hacia Annual o Sidi Dris. Los rifeños se apoderaron de la artillería española, cosa que le dolió mucho al general Fernández Silvestre, que consideró una vergüenza ser el primer general español que perdía cañones en África.

Incapaces de hacerse con Rowland, los blancos congregados en Tulsa empezaron a incendiar casas de negros en el barrio de Greenwood. Los bomberos que acudían eran obligados a retirarse a punta de pistola. Parte de los residentes tomó las armas para defender sus propiedades y otra gran parte emprendió la huida. Algunos blancos cayeron abatidos por tiradores negros, pero la superioridad numérica de los blancos era aplastante. Incluso llegaron a hacerse con algunas avionetas desde las que lanzaron bombas incendiarias. A primeras horas de la mañana llegó el ejército y declaró la ley marcial. Para entonces casi todos los negros habían huido de la ciudad y los restantes habían sido arrestados. Al margen de las muertes producidas, cuyo número varía según las fuentes, los disturbios acabaron con la prosperidad de Greenwood. Casi 200 negocios fueron destruidos, así como un instituto de enseñanza secundaria, dos iglesias y el único hospital del barrio. Más de un millar de casas habían ardido y más de 200 habían sido saqueadas. Dick Rowland fue sacado en secreto de la ciudad y no se presentaron cargos contra él.

En Londres tuvo lugar el Segundo Congreso Panafricano, en el que participó activamente W.E.B. Du Bois, y redactó un manifiesto a la Sociedad de Naciones que resumía las conclusiones del congreso y que apenas recibió atención.

El IRA atacó a una patrulla en Castlemaine y mató a un inspector y tres policías, y un sargento resultó herido y murió más tarde. El 2 de junio, en una emboscada en Carrowkennedy, siete policías resultaron muertos y otros seis heridos (dos de los cuales murieron luego). Otros siete se rindieron y fueron liberados, después de que los miembros del IRA se hicieran con todas sus armas y municiones.

Tras el éxito en Abarrán, Abd el-Krim atacó las posiciones españolas en Sidi Dris, pero tras 24 horas de acometidas tuvo que retirarse dejando unos 100 muertos. Los españoles contaron 10 heridos. Sin embargo, la victoria en Abarrán le permitió aumentar drásticamente el número de sus seguidores, que en unos días pasaron de ser unos 3.000 a unos 11.000.

El 3 de junio el IRA atacó a un grupo de 25 soldados, policías y "negro y caquis" cerca de Borrisokane y dejó cuatro muertos y catorce heridos.

El papa Benedicto XV nombró cardenal a Achille Ratti, su nuncio en Polonia. Ratti trataba de reconstruir las relaciones entre Polonia y Rusia, y había solicitado permiso para viajar a Moscú. Sin embargo el papa no se lo concedió y, por el contrario, le encomendó transmitir al clero católico polaco su mensaje de que no debían interferir en asuntos políticos. Si lo primero ya estaba disgustando a los polacos, lo segundo los disgustó aún más y finalmente Ratti tuvo que abandonar Polonia.

El 5 de junio tres soldados británicos fueron asesinados en Kilcrea.

El 6 de junio el gobierno británico ordenó a la policía que suspendiera los incendios de casas y las represalias oficiales.

El 7 de junio James Craig fue elegido primer ministro de Irlanda del Norte, de acuerdo con el sistema de autogobierno para Irlanda que había aprobado el parlamento británico. No pudo hacerse lo mismo en Irlanda del Sur porque los parlamentarios electos del Sinn Féin no acudieron a ocupar sus puestos.

En Marruecos, los españoles tomaron  Igueriben, donde establecieron una guarnición de 355 hombres que pronto empezó a recibir ataques de los rifeños.

El 9 de junio la Organización Cónsul asesinó al socialista independiente del parlamento de Baviera, Karl Gareis.

El 10 de junio siete miembros del IRA fueron apresados por el ejército británico.

Tras el paréntesis forzoso debido a la rebelión de Kronstadt, el general Tujachevski había vuelto a emplearse contra los rebeldes de Tambov, que se enfrentaba a las tácticas guerrilleras mediante el uso de artillería pesada, trenes blindados y ejecuciones sumarias de civiles. Como no parecía suficiente, el 12 de junio firmó una orden conjuntamente con Vladímir Antónov-Ovséyenko, el Presidente del Comité Ejecutivo de la región de Tambov, por el que se autorizaba el uso de armas químicas: "Los bosques en los que se ocultan los bandidos deben ser limpiados con el uso de gas venenoso. Esto debe calcularse cuidadosamente para que la nube de gas penetre totalmente en los bosques y mate a todos los que se ocultan en ellos".  Los periódicos comunistas locales celebraban las liquidaciones de bandidos con gas venenoso. Se crearon además siete campos de concentración a los que fueron enviadas 50.000 personas, hombres, mujeres y niños. Algunos de ellos no tenían más culpa que ser parientes de sublevados. La tasa de mortalidad en esos campos era de entre un 15% y un 20% al mes.

El IRA disparó contra tres policías en Belfast, uno de los cuales murió. Como represalia, los "negro y caqui" arrestaron y mataron a tres católicos de la ciudad, que en principio no tenían nada que ver. En los días siguientes civiles protestantes mataron a seis católicos y el IRA a su vez mató a tres protestantes.

Ungern-Sternberg trató de conquistar Kiatja, la capital del gobierno pro-ruso de Mongolia, pero sufrió varias derrotas consecutivas.

El archipiélago de Åland consta de unas 6.500 islas distribuidas por el mar Báltico, entre Suecia y Finlandia. Cuando Finlandia logró su independencia de Rusia, los habitantes de las Åland, el 90% de los cuales eran suecos, pidieron que el archipiélago fuera anexionado a Suecia y, ante la negativa Finlandesa, incluso llegaron a pedir a Suecia que invadiera el territorio. Finalmente la Sociedad de Naciones abordó el caso y fue uno de los principales conflictos en los que ejerció el arbitraje. La decisión fue que las Åland permanecerían bajo la soberanía de Finlandia, pero que ésta debía garantizar un gobierno autónomo y el respeto a la cultura sueca.

El 15 de junio el ejército británico tendió una emboscada en Woodcock Hill a una brigada del IRA que estaba preparando una emboscada a un tren militar. Dos miembros del IRA fueron capturados y asesinados allí mismo.

El 16 de junio dos auxiliares resultaron muertos y otros tres heridos cuando el IRA hizo estallar minas bajo tres camiones en Rathcoole. El 17 de junio fue atacado el cuartel de la policía de Ballyhaunis.

Zigfrīds Anna Meierovics fue elegido primer ministro de Letonia.

El 18 de junio el IRA trató de tender una emboscada a un convoy del ejército en Coolbawn, pero una mujer de la zona dio la alerta y el ejército cogió por sorpresa a los irlandeses, dos de los cuales murieron y otro resultó herido. Más tarde la casa de la delatora fue incendiada como represalia. En Sinnotts Cross un "negro y caqui" resultó muerto y otro herido en una emboscada. En Fethard el IRA capturó a tres oficiales británicos armados vestido con ropa civil. Al día siguiente fueron fusilados.

Un referéndum celebrado en el Estado austriaco de Estiria que decidió abandonar Austria para unirse a Alemania provocó una crisis de gobierno que terminó con la dimisión del canciller Michael Mayr el 21 de junio. Fue sucedido por Johann Schober. La secesión no llegó a producirse.

El 22 de junio se celebró en Moscú el III Congreso Mundial de la Internacional Comunista, en el que los representantes de los diversos partidos comunistas no pudieron sino informar de la triste realidad: los comunistas eran una facción minoritaria en prácticamente todos los países europeos y en los Estados Unidos. A pesar de lo establecido en el congreso precedente, se propusieron estrategias de colaboración con otros socialistas como medio de ganar adeptos, y se planteó la necesidad de involucrar a las mujeres trabajadoras.

El rey Jorge V de Gran Bretaña presidió la apertura del Parlamento de Irlanda del Norte y en su discurso hizo un llamamiento a la reconciliación que fue bien recibido por británicos e irlandeses.

El 23 de junio una columna del IRA fue rodeada por los británicos en Ballycastle. Un miembro del IRA resultó muerto y otros siete fueron capturados. Cerca de Adavoyle, el IRA hizo descarrilar mediante el estallido de una mina un tren que transportaba soldados de un regimiento de caballería. Murieron cuatro soldados, dos maquinistas y 63 caballos.

El 24 de junio el IRA mató a dos auxiliares en Dublín. Tras el discurso del rey en Irlanda, el gobierno británico aprobó presentar una propuesta de negociación al Sinn Féin.

El 26 de junio el IRA mató a un militar británico en el comedor de su hotel en Dublín.

El 28 de junio el Ejército Rojo cruzó la frontera de Mongolia e inició un avance hacia Urga.

El 30 de junio miembros del IRA entraron en la granja de dos heermanos católicos irlandeses, Richard y Abraham Perason, en Coolacrease, incendiaron su casa y los dejaron malheridos. Murieron desangrados horas más tarde, porque no les dieron ningún tiro de gracia. Ha habido muchas especulaciones sobre los motivos de estos asesinatos.

Dado que el Congreso de los Estados Unidos no había ratificado el tratado de Versalles, oficialmente los Estados Unidos seguían en guerra, y esto fue así hasta que el 1 de julio el Congreso aprobó la resolución Knox-Porter, que declaraba la paz.

Siete policías sufrieron una emboscada del IRA. Dos de ellos resultaron muertos y otros dos fueron capturados y asesinados más tarde.

Los aliados habían tardado en intervenir en la crisis de la Alta Silesia, pero finalmente entraron en la región y separaron a los beligerantes, creando una frontera entre ambos bandos.

En Shangái se fundó el Partido Comunista de China, cuyo primer secretario general fue Chen Duxiu. Tenía muy pocos adeptos (unos 300 en todo el país, frente a los 150.000 del Partido Nacionalista Chino), y recibía poco menos que órdenes directas desde Moscú.

Aunque dos años atrás los socialistas habían conseguido la mayoría en el parlamento italiano, el rey Víctor Manuel III no había consentido que un socialista fuera primer ministro. De hecho, el partido liberal del primer ministro, Giovanni Giolitti, era minoritario. Para tratar de cambiar la situación Giolitti había fundado un nuevo partido, el Bloque Nacional, que incluía a los fascistas de Mussolini y a otro partido nacionalista. Pese a ello, en las últimas elecciones la coalición fue el partido menos votado: los socialistas obtuvieron 123 escaños, el Partido Popular Italiano del sacerdote Luigi Sturzo obtuvo 108, y el Bloque Nacional obtuvo 105, de los cuales 33 fueron para los fascistas. Las elecciones se celebraron en un clima de gran violencia. Hubo un centenar de muertos. Los fascistas habían tratado de intimidar a los socialistas provocando altercados en sus encuentros. El 4 de julio Ivanoe Bonomi se convirtió en el primer socialista en ocupar el cargo de primer ministro en Italia, aliado con el partido de Sturzo. Los fascistas no se tomaron muy bien su derrota y los fascios paramilitares intensificaron sus acciones. Ese año habían adoptado una indumentaria característica que hizo que fueran conocidos como camisas negras.

El 5 de julio Umberto Giordano estrenó en Roma su ópera Júpiter en Pompeya.

Habiendo derrotado las fuerzas de Ungern-Sternberg por el camino, el 6 de julio Damdin Süjbator, apoyado por el Ejército Rojo ruso, entró en Urga.

El 9 de julio los comunistas mongoles enviaron una carta al Bogd Khan en la que le informaban de que el poder estaba ahora en las manos del pueblo, y que todo, excepto la religión, iba a ser cambiado gradualmente.

El gobierno británico y el Sinn Féin firmaron una tregua que se haría efectiva al cabo de dos días. Mientras tanto el IRA atacaba en Belfast un coche blindado de la policía. Dos agentes resultaron muertos.

La noticia de la tregua causó la alarma en Belfast, de mayoría protestante, pues se temió que el gobierno británico pudiera traicionar a los protestantes irlandeses y dejarlos sometidos a los católicos. El 10 de julio fue conocido en Belfast como domingo sangriento, pues los civiles católicos e irlandeses provocaron graves disturbios que se saldaron con 11 católicos y 5 protestantes muertos, así como con 151 casas de católicos destruidas y 11 de protestantes.

Los comunistas mongoles nombraron un nuevo gobierno en Urga con Dogsomyn Bodoo, uno de los fundadores del Partido del Pueblo de Mongolia, como primer ministro. Damdin Süjbator ocupó el cargo de ministro de defensa. El Bogd Khan conservó el título honorífico de Kan, pero sin ninguna autoridad práctica fuera del ámbito religioso. Eso sí, para contentar al pueblo, se celebró una nueva ceremonia de entronización que eliminara toda duda sobre el respeto de los comunistas hacia la máxima autoridad religiosa del país.

Adolf Hitler se encontraba en Berlín en un viaje para recaudar fondos para su partido, cuando le llegó la noticia de que una parte del comité ejecutivo había propuesto que el Partido Nacional Socialista Obrero Alemán se uniera al Partido Socialista Alemán. El 11 de julio Hitler estaba de regreso en Munich, y no de muy buen humor. Tras entrevistarse con el comité ejecutivo, anunció que abandonaba el partido.

Un miembro del IRA, Eoin O'Duffy, fue enviado desde Dublín a Belfast para colaborar con las autoridades británicas en el mantenimiento de la tregua. O'Duffy organizó patrullas con miembros del IRA para pacificar las calles y anunció el cese de toda acción por parte del IRA salvo en casos de autodefensa. No obstante, en los días siguientes todavía se produjeron unos pocos asesinatos más.

Tras meses de combates en los que el Ejército Rojo desarrolló operaciones a gran escala, el 13 de julio capituló el gobierno de la República de Armenia, que huyó a Persia, junto con el ejército y un gran número de intelectuales, que sabían lo que podían esperar de los bolcheviques si permanecían en su país.

El 14 de julio Éamon de Valera, el presidente del parlamento republicano irlandés, se entrevistó con el primer ministro británico, David Lloyd George. No se llegó a ningún principio de acuerdo sobre el conflicto, pero Lloyd George dijo a de Valera que pondría un soldado en Irlanda por cada hombre, mujer y niño que hubiera en ella si el IRA no aceptaba el fin de la violencia mientras se preparaban las conversaciones de paz.

El 16 de julio se inició una nueva ofensiva griega en Turquía con el rey Constantino I como comandante supremo. Había sido muy bien planeada. El 17 de julio se inició un ataque de distracción sobre Eskişehir que İsmet Bajá se apresuró a contrarrestar, mientras el grueso del ataque se lanzaba sobre Kara Hisar. En total, los griegos contaban con más de 110.000 hombres y 18 aviones. Los efectivos turcos eran algo inferiores, y contaban con 2 aviones.

Abd el-Krim intensificó los ataques contra Igueriben. Las comunicaciones con Annual estaban cortadas y ese día los españoles se quedaron sin reservas de agua. Desde ese momento calmaban la sed chupando patatas, y reservaban el líquido de los botes de tomate y pimiento para los heridos.

El 20 de julio David Lloyd George envió al parlamento irlandés las primeras propuestas de su gobierno para resolver el conflicto irlandés.

Aunque los comunistas yugoslavos habían seguido participando en la Asamblea Contituyente después de la ilegalización del partido, ya habían anunciado que no jurarían la constitución (porque establecía un régimen democrático y no una dictadura del proletariado) y estaban preparándose para continuar en la ilegalidad indefinidamente. Constituyeron una organización terrorista llamada Crvena Pravda (verdad roja) que organizó un atentado contra el príncipe regente Alejandro, pero finalmente la víctima fue el ministro de Interior  Milorad Drašković, que el 21 de julio fue asesinado por Alija Alijagić.

El 21 de julio el general Fernández Silvestre trató de socorrer Igueriben con 3.000 hombres, pero la columna fue detenida por los rifeños a poca distancia de su destino. Los españoles sufrieron 152 bajas en dos horas de combate. En Igueriben los españoles habían pasado a beber colonia, tinta y, finalmente, orines mezclados con azúcar. Por la tarde se repartieron los últimos veinte cartuchos que quedaban por cada hombre, se inutilizó la artillería y se intentó una salida a la desesperada, que se convirtió en una carnicería de la que sólo sobrevivieron un oficial y once soldados, cuatro de los cuales murieron poco después de llegar a Annual.

El 22 de julio unos 18.000 rifeños se lanzaron sobre Annual, defendido por 3.000 españoles y 2.000 marroquíes. El general Fernández Silvestre había planeado la evacuación, pues sólo contaba con agua para un día, pero le había llegado un mensaje por radio según el cual recibiría en breve refuerzos desde Tetuán. Como las tropas no llegaban finalmente se decidió la evacuación, pero cuando los españoles salieron de la plaza, se dieron cuenta de que las tropas marroquíes se habían unido a los rifeños y ahora abrían fuego sobre ellos. Entonces se produjo una desbandada. Durante cuatro horas murieron unos 4.000 españoles, contando los que ocupaban Annual y los que defendían posiciones en los alrededores. Entre las bajas estuvo el general Fernández Silvestre. Otros 492 hombres fueron hechos prisioneros. Los supervivientes llegaron hasta Dar Drius, desde donde se replegaron hacia Barbel y Tistuin. El 23 de julio se produjo una huida de oficiales seguida de otra estampida de las tropas.

Aunque había sufrido grandes pérdidas, İsmet Bajá estaba dispuesto a resistir la ofensiva griega hasta el final, pero terminó haciendo caso de los consejos de Mustafa Kemal, que le recomendó retirarse a una posición más segura, y así el 24 de julio ordenó la retirada hasta el río Sakarya. Así los griegos se asignaron la victoria, pero el general Papoulas había perdido la oportunidad de rodear y destruir completamente a su enemigo.

Los nazis comprendieron que sin Hitler su partido estaba acabado, así que el 26 de julio lograron convencerlo para que se reincorporara al partido. Lo hizo con la condición de que Anton Drexler dejara la presidencia, lo cual estaba a un paso de pedir que él mismo fuera nombrado presidente. El 28 de julio Drexler fue nombrado presidente honorario del NSDAP y Hitler fue nombrado presidente con un solo voto en contra. A los pocos días había disuelto el comité ejecutivo y pasó a tener poder casi absoluto en el partido. Hitler no sólo era el principal propagandista del partido, sino también su principal fuente de ingresos, gracias a sus contactos con altos cargos militares, cada vez más numerosos.

Ese día la Asamblea Constituyente yugoslava aprobó la constitución del país. Nikola Pašić había logrado que tuviera un marcado carácter centralista, y además la blindó, porque la constitución fue aprobada por mayoría simple, pero en sus términos establecía que para modificarla hacía falta una mayoría de tres quintos, cosa que en el parlamento yugoslavo nunca llegó a darse. En cuanto al partido comunista, el parlamento emitió una ley que lo prohibía de forma definitiva y todos los diputados del partido fueron arrestados, al igual que unos 70.000 militantes.

Expulsado de Urga, Roman von Ungern-Sternberg había logrado reunir unos 3.000 hombres e inició una campaña de incursiones sobre Rusia. El punto más septentrional que alcanzó fue Novoselenginsk, que fue capturada el 1 de agosto. Sin embargo, ante la noticia de que se aproximaba un fuerte contingente del Ejército Rojo, inició su retirada hacia Mongolia, con la intención de combatir allí el comunismo. Sin embargo, sus hombres empezaban a estar cansados de tanta guerra y preferían dirigirse a Manchuria para unirse con otros emigrados rusos.

Sid Hatfield seguía promoviendo el sindicalismo en Virginia Occidental. Ese día había sido citado a juicio acusado de haber dinamitado las instalaciones de una mina de carbón. Cuando estaba subiendo las escaleras del juzgado junto con un amigo y sus esposas respectivas, unos agentes de la agencia Baldwin-Felts dispararon desde lo alto de las escaleras y mataron a los dos hombres.

Los supervivientes de Annual, junto con los ocupantes de otras guarniciones cercanas, llegaron a Monte Arruit. Entre la guarnición de la plaza y los recién llegados sumaban unos 3.000 hombres hacinados en muy poco espacio. El fortín no tardó en ser puesto bajo asedio. El 2 de agosto se rindió la guarnición de Nador.

El tenor Enrico Caruso había sufrido siete intervenciones quirúrgicas para drenarle líquido del pecho y los pulmones, y había marchado a Italia para recuperarse. De viaje hacia Roma para ver a unos especialistas, hizo noche en un hotel de Nápoles, donde su estado de salud empeoró y murió mientras dormía bajo los efectos de la morfina.

El 3 de agosto Zeluán cayó ante los rifeños, pero a diferencia de lo que había sucedido en Nador, donde los rifeños respetaron las vidas de los que se rindieron, en Zeluán los soldados fueron asesinados y los oficiales quemados vivos. Al difundirse la noticia de la victoria de Abd el-Krim, las tribus marroquíes que hasta entonces habían sido aliadas de los españoles cambiaron de bando.

El 5 de agosto la Gran Asamblea Nacional turca nombró a Mustafa Kemal comandante en jefe del ejército y el propio primer ministro Mustafá Fevzi sustituyó a İsmet Bajá como ministro de guerra.

El 9 de agosto se rindió Monte Arruit. Los españoles habían pactado con los rifeños que entregarían el fuerte y las armas a cambio de que se respetara la vida de los soldados. Cuando todas las armas habían sido entregadas y se dio la orden de partir, los rifeños se lanzaron sobre los españoles indefensos y los degollaron a casi todos. Sobrevivieron unos 60 de los 3.000. Unas 130 guarniciones españolas tuvieron que rendirse a los rifeños, que en muchas ocasiones no cumplieron los acuerdos y torturaron y descuartizaron a los españoles tras su rendición. Se calcula que en toda la campaña murieron unos 13.000 españoles y 2.400 aliados marroquíes.

Los griegos dudaban si reforzar sus posiciones en Turquía o bien lanzar un ataque sobre el río Sakarya a riesgo de estirar demasiado sus líneas de comunicación, pero con la posibilidad de alcanzar Ankara. Finalmente, el 10 de agosto Constantino resolvió avanzar.

El Desastre de Annual conmocionó la política española. El rey Alfonso XIII organizó un gobierno de concentración presidido por Antonio Maura, que tomó posesión el 14 de agosto, en el que participaron tanto conservadores como liberales, e incluso el catalanista Cambó. Una de las primeras medidas fue pedir al general Juan Picasso (tío segundo del pintor) la elaboración de un informe sobre lo sucedido en Annual para depurar responsabilidades, aunque muchos, especialmente el escritor Miguel de Unamuno y el diputado socialista Indalecio Prieto, señalaban al propio monarca entre los responsables, por haber alentado al general Fernández Silvestre a avanzar temerariamente en Marruecos.

El 16 de agosto murió el rey Pedro I de Yugoslavia y su hijo Alejandro I se convirtió oficialmente en el nuevo rey, aunque ya venía ejerciendo como tal.

El Times empezó a publicar una serie de artículos del periodista Philip Graves en los que se mostraba que Los protocolos de los sabios de Sión eran una burda falsificación. Graves mostró que muchos pasajes estaban copiados literalmente con adaptaciones mínimas de otras fuentes que nada tenían que ver con los judíos. Unos meses antes Henry Ford había declarado en una entrevista en la que le preguntaron por Los protocolos que el único comentario que iba a hacer sobre Los protocolos era que encajaban en lo que estaba pasando. Por esa época Hitler empezaba a incorporarlos en sus discursos.

Las tropas de Ungern-Stermberg se amotinaron y el 17 de agosto mataron a su segundo oficial. Unos días más tarde intentarían matar también a Ungern-Sternberg, pero el plan fracasó.

El 20 de agosto Ungern-Sternberg fue capturado por un destacamento ruso.

Tras nueve días de marcha, los griegos alcanzaron el Sakarya y empezaron a distribuirse por la orilla del Sakarya, en un frente de 100 km. El 23 de agosto se produjeron los primeros enfrentamientos con los turcos.

A sugerencia de Lawrence de Arabia, los británicos eligieron como gobernante para Iraq a Faisal bin Hussein, el que había intentado autoproclamarse rey de Siria pero que finalmente se había avenido a razones. En un principio, casi nadie en Iraq había oído hablar de él, pero tras una adecuada campaña publicitaria que lo convirtió en descendiente directo de Mahoma y un plebiscito amañado, el príncipe hachemí aceptó el trono y se convirtió en el rey Faisal I de Iraq.

La indignación entre los mineros del carbón de Virginia Occidental por el asesinato de Sid Hatfield había llegado a tal extremo que los sindicatos pudieron reunir miles de hombres para atacar masivamente las minas de los condados de Logan y Mingo. El 24 de agosto se habían concentrado casi 13.000 mineros que iniciaron una marcha hacia Logan dirigidos por Bill Blizzard. Mientras tanto, el sheriff de Logan, Don Chafin, había empezado a preparar defensas en Blair Mountain, con la ayuda de sus hombres y los 2.000 hombres que constituían el mayor ejército privado de los Estados Unidos, a sueldo de las compañías mineras.

Ese día se firmó el tratado de paz entre los Estados Unidos y Austria, y el día siguiente, el 25 de agosto se firmó un tratado similar con Alemania.

Ese día la Cheka mató en Petrogrado al escritor ruso Nikolái Gumiliov. Era amigo de Máximo Gorki, el cual, tan pronto como se enteró de su detención corrió a Moscú y obtuvo una orden de liberación del propio Lenin, pero cuando llegó con ella a Petrogrado Gumiliov ya había sido asesinado. Gorki se marchó a Italia.

El 26 de agosto los griegos atacaron por todo el frente del Sakarya.

El presidente Harding intervino en el conflicto minero de Virginia Occidental, y cuando ya se habían producido algunas escaramuzas, logró que los mineros llegaran a un acuerdo con el gobierno y regresaran a sus casas. Sin embargo, el sheriff Chafin consideró que era el mejor momento para zanjar para siempre los intentos de los sindicatos de introducirse en su condado, así que dio orden de disparar contra algunos sindicalistas que se estaban retirando. Al correrse la voz, la mayor parte de los mineros retomó el camino hacia el condado de Logan.

De cara a las negociaciones con Gran Bretaña, el parlamento irlandés decidió nombrar a Éamon de Valera Presidente de la República Irlandesa, en sustitución del título que le había otorgado hasta el momento, de presidente del parlamento irlandés. En el norte de Irlanda, donde los protestantes eran mayoría, se mantenía la inquietud por si Gran Bretaña terminaba reconociendo la independencia de Irlanda. El 27 de agosto los monárquicos hicieron estallar una bomba en Belfast. Durante los días siguientes dos monárquicos fueron asesinados por francotiradores republicanos.

La Organización Cónsul mató finalmente a Matthias Erzberger y las tensiones entre el gobierno de Berlín y el de Munich llegaron a su apogeo, pues el presidente de Baviera, Gustav Ritter von Kahr seguía protegiendo descaradamente a los grupos nacionalistas radicales.

El 28 de agosto Néstor Majnó cruzó la frontera rumana con apenas con 250 jinetes. Tenía un tobillo roto y varias heridas de bala, una en el cuello. De Rumanía pasó a Francia, donde terminó trabajando en una fábrica de la empresa Renault. Muchos otros jefes del Ejército Negro murieron ese año a manos del Ejército Rojo.

El 29 de agosto estalló de nuevo la violencia en las calles de Belfast entre monárquicos y republicanos. Durante los días siguientes nueve monárquicos y nueve republicanos resultaron muertos.

Ese día se firmó el tratado de paz entre los Estados Unidos y Hungría.

Para ese momento Blair Mountain se había convertido en un auténtico campo de batalla. Los hombres de Chafin, aunque superados en número, disponían de mejores armas y de mejores posiciones. Incluso llegó a emplear aviones que lanzaron sobre los mineros bombas explosivas y de gas, restos de la Primera Guerra Mundial.

Ese día se estrenó Los tres mosqueteros, con Douglas Fairbanks en el papel de d'Artagnan. Fue la primera de sus grandes películas de época. El actor conservó el resto de su vida el fino bigote que se dejó crecer para su personaje.

Tras tres largos meses de gobierno, Tomé de Barros Queirós fue sucedido por António Joaquim Granjo como presidente del consejo de ministros de Portugal.

El 1 de septiembre Gustav Ritter von Kahr tuvo que demitir como primer ministro de Baviera. Fue sucedido por el conde Hugo von Lerchenfeld-Köfering, también conservador, pero mucho más moderado, que mantenía buenas relaciones con los socialdemócratas y que logró aliviar las tensiones con el gobierno central.

El 2 de septiembre estalló una nueva revuelta blanca contra el régimen bolchevique en la región siberiana de Yakutia. La dirigió el subteniente Mijaíl Korobeinikov, que se proclamó comandante en jefe del ejército popular de Yakutia, que en esos momentos constaba de unos 200 hombres.

Ese día llegó el ejército federal a Blair Mountain. Comprendiendo que no era sensato enfrentarse a los militares, Bill Blizzard hizo correr la voz de retirada entre los mineros. Se calcula que hubo unos 30 muertos entre los hombres del sheriff Chafin y unos 50 o 100 entre los mineros. Además casi un millar de éstos fueron arrestados bajo acusaciones de asesinato, conspiración para cometer asesinato y traición contra el Estado de Virginia Occidental. Algunos de ellos fueron declarados inocentes, y los que fueron condenados a penas de cárcel fueron indultados antes de cuatro años. A largo plazo, el conflicto perjudicó al sindicato de mineros, pues el número de afiliados pasó de unos 50.000 a unos 10.000 en los años siguientes.

Los griegos habían logrado un gran progreso en a batalla de Sakarya. Habían roto la primera línea de defensa turca y habían avanzado unos 16 km hasta la segunda. Algunas de sus unidades estaban a apenas 50 km de Ankara. Sin embargo, todas las tropas griegas estaban en combate, mientras que los turcos recibían refuerzos regularmente gracias a una campaña de movilización nacional. Además, las líneas de comunicación griegas no daban abasto y eran atacadas por la caballería turca.  El frente llevaba días sin recibir municiones ni alimentos. El rey Constantino I estuvo a punto de ser capturado por una patrulla enemiga.

Roscoe Arbuckle, después de haber sufrido quemaduras por accidente durante el rodaje de una de sus películas, se tomó unas vacaciones y se marchó a San Francisco con unos amigos. El 5 de septiembre dieron una fiesta a la que invitaron a varias mujeres y en la que se consumió gran cantidad de alcohol (algo ilegal, pero habitual). Una de las invitadas era una aspirante a actriz llamada Virginia Rappe, que terminó indispuesta y el médico del hotel afirmó que simplemente estaba borracha. Pero Rappe murió unos días más tarde por perforación de la vejiga a causa de una peritonitis. Una amiga que la había acompañado a la fiesta, Maude Delmont, afirmó que Rappe había sido violada por Arbuckle, y que la perforación de la vejiga se produjo al penetrarla con una botella. Se inició entonces un largo proceso judicial en que la prensa sensacionalista condenó a Arbuckle desde el primer momento.

En Atlantic City se celebró el primer concurso de belleza para la elección de Miss America. El 8 de septiembre resultó ganadora Margaret Gorman, de 16 años, nacida en Washington D.C.

El 8 de septiembre Mustafa Kemal lanzó un pequeño ataque sobre el flanco izquierdo del frente. Los griegos lograron rechazarlo sin verse en excesivos aprietos.

Grigori Semiónov, carente de apoyos, se vio obligado a abandonar Rusia. Tras pasar un tiempo en Japón, emigró a los Estados Unidos.

El 9 de septiembre Franz Lehár estrenó en Viena una revisión de su opereta El divino esposo, con el nuevo título de La reina del tango.

La única plaza que le había quedado a España en la zona del Rif era Melilla, adonde habían llegado unos 14.000 soldados más o menos al mismo tiempo que se estaba produciendo el desastre de Annual. Abd el-Krim había dado orden de no atacar Melilla, en parte porque en la ciudad residían muchos europeos, y no quería dar una excusa a otras naciones para implicarse en la guerra que mantenía contra España. Más tarde se arrepentiría de lo que consideró fue su mayor error. En las últimas semanas, España había ido concentrando fuerzas en Melilla, y ahora contaba ya con 36.000 soldados bajo las órdenes del general José Sanjurjo, que el 12 de septiembre dio la orden de iniciar el avance para recuperar todo el territorio perdido en el Rif. La mayor fuerza era el Tercio de Extranjeros, que había sido organizado el año anterior por el comandante de infantería José Millán-Astray a imitación del la Legión Extranjera francesa, que estaba formada por soldados profesionales, no de reemplazo, y admitía soldados de cualquier nacionalidad, no necesariamente españoles.

El alto mando griego temía que el último ataque de Mustafa Kemal fuera el preludio de otro mayor que podría acabar rodeando sus líneas, y como además se acercaba el invierno el 14 de septiembre el rey Constantino I terminó ordenando la retirada. Ésta se hizo sin contratiempos, y los griegos destruían a su paso puentes y vías férreas, e incendiaban los pueblos que encontraban.

En Belfast los disturbios estallaban periódicamente. El 15 de septiembre se produjeron nuevos incidentes que duraron varios días y dos protestantes fueron asesinados por un francotirador.

Tras un breve juicio de seis horas para guardar las apariencias, Roman von Ungern-Sternberg fue fusilado en Novonikolaevsk.

El 17 de septiembre el Tercio de Extranjeros tomó Nador a los rifeños. Millán Astray resultó herido y fue reemplazado interinamente por su ayudante, un joven comandante de 29 años llamado Francisco Franco, que había ganado cierta notoriedad cuatro años atrás por su contundencia en la represión de una huelga de mineros en Oviedo. Pero Abd el-Krim se encontraba en una situación ventajosa. El 18 de septiembre reunió representantes de las distintas tribus rifeñas y proclamó la República del Rif, con capital en Aixdir. Abd el-Krim pronunció un discurso en el que dijo:

Nunca hemos reconocido este protectorado y nunca lo reconoceremos. Deseamos ser nuestros propios gobernantes y mantener y preservar nuestros derechos legales e indiscutibles, defenderemos nuestra independencia con todos los medios a nuestro alcance y elevaremos nuestra protesta ante la nación española y ante su inteligente pueblo, quien creemos que no discute la legalidad de nuestras demandas.

Pero eso de presuponer inteligente al pueblo español no fue muy inteligente por su parte.

El 19 de septiembre la Gran Asamblea Nacional turca concedió a Mustafa Kemal el grado de mariscal, por haber contenido la campaña griega contra Ankara.

Wincenty Witos fue sucedido como presidente de Polonia por Antoni Ponikowski.

El 20 de septiembre los españoles tomaron la fortaleza de El Arbaá a los rifeños.

El 21 de septiembre se estrenó Los romances de Anatol, dirigida por Cecil B. DeMille y protagonizada por Gloria Swanson.

El 22 de septiembre Sanjurjo combatió contra Abd el-Krim en el Sebt.

Estonia, Letonia y Lituania fueron admitidas en la Sociedad de Naciones. En cambio, Argentina abandonó la organización cuando se rechazó su propuesta de que todos los Estados soberanos fueran admitidos en ella.

El 24 de septiembre una multitud de monárquicos se dirigía hacia un barrio republicano de Belfast cuando alguien lanzó sobre ella una granada que dejó dos muertos y unos veinte heridos. El 25 de septiembre un miembro del IRA fue linchado en Belfast por una muchedumbre de monárquicos, y otro individuo murió cuando alguien arrojó una granada en su casa.

Charles Chaplin estrenó su cortometraje La clase ociosa. El 26 de septiembre se estrenó Camille, una versión de La Dama de las Camelias protagonizada por Rodolfo Valentino.

Edvard Beneš fue designado primer ministro de Checoslovaquia.

El 4 de octubre los españoles tomaron Zeluán sin resistencia.

Tras unas elecciones, el 5 de octubre Riccardo Zanella se convirtió en el primer presidente del Estado Libre de Fiume.

El 6 de octubre se estrenó El teatro, un cortometraje de Buster Keaton con muchos efectos especiales. En su primera escena aparece una banda de nueve cantantes, todos los cuales son Buster Keaton, al igual que la orquesta y el público.

Fritz Lang estrenó su película Las tres luces. No tuvo buenas críticas en su país porque no se consideró una película "suficientemente alemana". Una historia fantástica sirve de marco a otras tres historias, una ambientada en la Persia de las Mil y una noches, otra en la Venecia renacentista y otra, de carácter cómico, ambientada en China.

El 7 de octubre fueron proclamados los Estados Unidos de América Central, integrados por Honduras, Guatemala y El Salvador.

El 10 de octubre los españoles ocuparon el monte Gurugú, en Marruecos. Abd el-Krim tuvo que retirarse hasta el río Kert.

El 11 de octubre se iniciaron las conversaciones entre el gobierno británico y el gobierno republicano irlandés.

El 18 de octubre murió el rey Luis III de Baviera.

Desde la instauración de la república, la política portuguesa había sido extremadamente inestable. En sus primeros diez años había tenido 33 primeros ministros. En el año en curso António Joaquim Granjo era ya el cuarto. El primero del año había sido el coronel Liberato Damião Ribeiro Pinto, que había dimitido desoyendo las voces que lo animaban a instaurar una dictadura. La noche del 19 de octubre estalló una revuelta en Lisboa dirigida por el coronel Manuel Maria Coelho en protesta por la dimisión de Pinto. El primer ministro Granjo presentó su dimisión ante el presidente de la república, António José de Almeida, y corrió a esconderse en casa del capitán Francisco da Cunha Leal, que era amigo suyo a la vez que mantenía buenas relaciones con los rebeldes. Sin embargo, fue localizado, trasladado al cuartel de los insurrectos, donde recibió dos disparos y, mientras estaba en la enfermería recuperándose, entraron soldados que lo mataron finalmente, y luego uno le clavó un sable. Otras personalidades políticas fueron asesinadas también en la que en la historia de Portugal se conoce como Noche sangrienta. Coelho asumió el cargo de primer ministro (pero sólo unos días, para seguir la tradición), aunque Almeida se mantuvo en la presidencia. Contando a Coelho, en lo que quedaba de año el país tendría otros tres primeros ministros, el último de los cuales fue Francisco da Cunha.

En su segundo mandato, António Granjo no llegó a los dos meses, y fue sucedido por António Manuel Maria Coelho.

Los nacionalistas turcos no habían conseguido ninguna victoria decisiva contra los griegos, pero habían logrado frenar todas sus acometidas y, a la larga, ese estancamiento les beneficiaba, porque Grecia no podría mantener durante mucho tiempo una guerra en territorio extranjero sin resultados claros. Así lo entendían los aliados, que empezaron a considerar a la Asamblea Nacional Turca como el gobierno de hecho de Turquía, aunque oficialmente lo fuera el del Sultán en Constantinopla. El 20 de octubre Francia firmó el tratado de Ankara con la Asamblea Nacional, por el que se ponía fin a las hostilidades entre Francia y Turquía. Los turcos reconocían el mandato francés sobre Siria, aunque Francia cedía a Turquía algunos territorios fronterizos. En particular, la Tumba de Solimán Shah, el abuelo de Osmán I, fundador del Imperio Otomano, aunque estaba enclavada en territorio Sirio, fue reconocida como territorio turco. Italia también se retiró de Turquía.

Ese día se estrenó El jeque, la tercera película protagonizada por Rodolfo Valentino, un nuevo éxito que lo perfiló como "latin lover".

Ese día el derrocado emperador Carlos I de Austria y Hungría hizo un nuevo intento de recuperar el trono húngaro. Esta vez viajó con su esposa en un avión cuyo motor se paró varias veces durante la travesía, pero logró llegar sano y salvo hasta Hungría. Inmediatamente se reunió con sus partidarios y formó un gobierno. Esta vez no tenía intención de negociar nada con el regente Horthy. El 21 de octubre inició una marcha en tren hacia Budapest al frente de un pequeño ejército que se había visto obligado a jurarle lealtad.

Los aliados decidieron finalmente dividir la Alta Silesia entre Alemania y Polonia, más o menos a través de la línea de separación que habían abierto entre el ejército alemán y los insurgentes polacos. Como protesta por esta decisión el 22 de octubre presentó su dimisión el canciller Joseph Wirth. No obstante, el presidente Ebert le pidió que continuara en el cargo y aceptó.

Carlos I avanzaba sin oposición. Al llegar a Győr le llegó un telegrama de Horthy que le ordenaba detenerse, pero no hizo caso. Horthy también había enviado instrucciones a las guarniciones que había a lo largo del trayecto para que detuvieran la marcha, pero los oficiales preferían esperar a ver qué pasaba sin decantarse por Horthy ni por el emperador. Esa noche Gyula Gömbös, que dirigía una asociación de veteranos de guerra, logró reclutar estudiantes universitarios de Budapest a los que les dijo que se aproximaba un ejército de checoslovacos que había que detener. El 23 de octubre, después de que los enfrentamientos entre las tropas realistas y las gubernamentales se estancaran, se pactó una tregua. En realidad, el general Pál Hegedüs, que dirigía al ejército de Carlos I, estuvo en todo momento en contacto con Horthy y actuando en favor de éste. Las condiciones de la tregua permitieron que las tropas de Horthy ocuparan posiciones ventajosas. Mientras tanto Rumanía, Yugoslavia y Checoslovaquia estaban llevando tropas a la frontera con Hungría para intervenir si los húngaros no detenían a Carlos I.

Las repúblicas soviéticas de Armenia, Azerbaiyán y Georgia (debidamente tuteladas por Rusia) firmaron el tratado de Kars con la Gran Asamblea Nacional de Turquía, que fijaba las fronteras entre Turquía y las demás repúblicas.

El 24 de octubre, finalizada la tregua, gracias a su mejor distribución y a la traición de Hegedüs, las tropas de Horthy no tuvieron dificultad en reducir a las de Carlos I, que ordenó la rendición.

Los españoles ocuparon el monte Arruit en Marruecos. Recordando las violaciones de los acuerdos de rendición que los rifeños habían cometido anteriormente, ahora los legionarios españoles se ensañaban igualmente con los rifeños. Los prisioneros eran decapitados y sus cabezas eran exhibidas como trofeos. Las noticias de estos actos vandálicos llegaron al inteligente pueblo español, que las celebró con orgullo. Si la izquierda había logrado desprestigiar a los militares y al rey tras el desastre de Annual, ahora Sanjurjo, Franco y otros altos mandos eran exaltados como héroes por la opinión pública.

Los últimos restos del ejército ucraniano intentaron una última operación para recuperar su país. Estaban divididos en zonas distintas y la mayor dificultad fue la coordinación. Su plan era penetrar en Ucrania para reunirse a la vez que recolectaban partidarios. Un grupo de soldados partió de Besarabia, pero a los pocos días de haber entrado en Ucrania se había visto obligado a volver a Rumanía. El 25 de octubre lo intentó un segundo grupo, con 400 hombres, que lograron derrotar a un regimiento de caballería soviético y así convertirse ellos mismos en una unidad de caballería que inició un  avance hacia Kiev.

El 29 de octubre el presidente paraguayo Manuel Gondra renunció a su cargo por las tensiones políticas y fue sucedido por Félix Paiva.

El 31 de octubre Carlos I y su esposa embarcaron en un buque británico hacia el que sería su exilio definitivo, en Madeira.

El 2 de noviembre el emir Abdulah in Mut'ib de Haíl se rindió ante el emir Ibn Saud, que se proclamó sultán de Nejd.

El 4 de noviembre entró en Ucrania el grupo más numeroso de los que habían planeado la ofensiva, unos 800 hombres bajo el mando del general Yurii Tiutiunnyk, que logró tomar la ciudad de Korosten, pero no pudo defenderla ante el contraataque bolchevique subsecuente.

El primer ministro japonés Hara Takashi murió apuñalado en la estación de Tokio por un guardagujas de extrema derecha, Nakaoka Kon'ichi, que fue condenado a 13 años de cárcel. Fue sucedido por Takahashi Korekiyo.

Enver Bajá, el que fuera general otomano, tras haber huido a Berlín, había sido juzgado in absentia por el genocidio armenio, y temiendo ser deportado, de Alemania pasó a Moscú, y ahora los soviéticos lo enviaban al turquestán para que tratara de mediar con los rebeldes basmachi y pacificara la región. Sin embargo, Enver se unió a los rebeldes y los animó a crear un estado islámico en Asia central independiente de Rusia. Con su experiencia militar, logró convertir a los milicianos rebeldes en un ejército profesional de unos 16.000 hombres.

El partido nazi estaba celebrando un acto en una cervecería de Munich cuando, en medio de un discurso de Hitler, se desató una pelea cuerpo a cuerpo entre algunos de los presentes. Desde el año anterior Hitler había organizado un "servicio de orden", formado por soldados veteranos, cuya misión era precisamente hacerse cargo de esa clase de altercados, pero hasta entonces simplemente habían intimidado con su presencia sin haber actuado nunca en un acto. Los revoltosos recibieron una paliza y fueron expulsados y, Hitler, para afianzar el "buen servicio" de su "servicio de orden", reforzó su organización a partir de ese momento, convirtiéndolo en la Sección de Asalto, más conocidos como "camisas pardas", porque ahora que Alemania se había quedado sin colonias los uniformes de las tropas coloniales estaban de saldo y eran de color pardo. El número de camisas pardas fue creciendo rápidamente. Unos meses más tarde se crearía una sección juvenil para miembros entre 14 y 18 años.

El 5 de noviembre el parlamento húngaro aprobó una ley que prohibía a Carlos I y su dinastía ocupar el trono de Hungría (que oficialmente seguía siendo un reino, aunque no tenía rey).

Manuel Maria Coelho casi batió el récord de permanencia en el gobierno portugués, situado en 10 días, pero el caso fue que se mantuvo 16, tras los cuales fue sucedido por Carlos Henrique da Silva Maia Pinto.

El 7 de noviembre se celebró en Roma el tercer congreso de los Fascios de Combate, en el cual se decidió que el partido pasaría a llamarse Partido Nacional Fascista. Su primer secretario fue el sindicalista Michele Bianchi, el líder principal del ala izquierdista del partido, en el cual se integraban también algunas organizaciones de derechas.

Incapaz de formar gobierno, Félix Paiva renunció al cargo de presidente de Paraguay y el Congreso Nacional nombró presidente a Eusebio Ayala.

El 11 de noviembre dimitió el presidente colombiano Marco Fidel Suárez y fue sucedido por Jorge Holguín.

Los dirigentes de la Internacional Comunista debieron de sorprenderse al recibir, no una, sino dos solicitudes de admisión de dos partidos españoles. Dado que la disciplina y la buena organización eran virtudes fundamentales de la Internacional Comunista, el Partido Comunista Obrero Español y el Partido Comunista Español fueron instados a unirse y así el 14 de noviembre se convirtieron en el Partido Comunista de España. Su primer secretario general fue Antonio García Quejido.

El 21 de noviembre se inició un nuevo brote de violencia en Belfast que duró varios días. Hubo treinta muertos.

El ejército ucraniano del general Tiutiunnyk fue rodeado cerca de Bazar, y tras una breve batalla la mayor parte fue capturada por los bolcheviques, que el 22 de noviembre fusilaron a 359 de los prisioneros. Los restantes fueron entregados a los rusos. Sólo 120 hombres lograron escapar.

El emperador japonés Taisho llevaba años sin ejercer ninguna actividad de gobierno debido a su demencia. En una de las pocas ocasiones en que fue visto en público, con motivo de la ceremonia de apertura del parlamento, ocho años atrás, se hizo famoso por haber enrollado los papeles en los que tenía escrito su discurso y usar el rollo a modo de catalejo para observar a los presentes. El 25 de noviembre su hijo Hirohito fue nombrado príncipe regente. Tenía 20 años y acababa de regresar de un viaje de seis meses por Europa.

El 29 de noviembre todos los ucranianos que habían penetrado en la Ucrania soviética habían sido capturados o expulsados del territorio, lo que puso fin a la guerra de independencia de Ucrania.

Ni los británicos ni los irlandeses confiaban en el éxito de las negociaciones. Éamon de Valera había pasado la última semana pasando revista a distintas brigadas del IRA. El 30 de noviembre, en un discurso ante una de ellas, dijo: Conocemos el terrorismo, el salvajismo que pueden usar contra nosotros, y lo desafiamos. Por su parte, el parlamento británico estaba planeando el alistamiento inmediato de más de 5.000 soldados para destinarlos a Irlanda.

El 2 de diciembre se firmó en Kabul el tratado anglo-afgano por el que Gran Bretaña reconocía la independencia de Afganistán. Unos meses antes Afganistán había firmado un tratado de amistad con Rusia, que estaba enviando numerosos técnicos y asesores que desarrollaron líneas telefónicas y telegráficas en el país, e inundaron el mercado con productos rusos que sustituían a los británicos. Ese año se formó la fuerza aérea de Afganistán con unos pocos aviones donados por Rusia. El emir Amanullah Khan había emprendido una serie de reformas encaminadas a modernizar el país. Tomó duras medidas contra el bandidaje (los bandidos que eran apresados eran encerrados en jaulas de madera suspendidas en un lugar elevado y allí se quedaban hasta que morían), adoptó el calendario solar occidental, fomentó el uso de ropa occidental, prohibió la esclavitud, fomentó la educación laica, tanto para los jóvenes de ambos sexos, reorganizó los impuestos, combatió el contrabando y la corrupción, promovió los derechos de las mujeres y desalentó el uso del velo.

El 4 de diciembre el juicio contra Roscoe Arbuckle fue declarado nulo (de modo que debía ser repetido) porque el jurado no pudo llegar a un veredicto unánime (10 de sus miembros lo consideraban inocente y otros 2 culpable). La defensa logró presentar evidencias suficientes de que los testigos aportados por la acusación habían cometido perjurio: una mujer que había asistido a la fiesta con Virginia Rappe resultó haber sido amenazada por el fiscal si no acusaba a Arbuckle, un médico forense que afirmó haber encontrado huellas ensangrentadas del acusado fue contradicho por una limpiadora que afirmó haber limpiado antes la habitación y que no había visto ninguna mancha, el médico que atendió a Rappe negó que la mujer hubiera denunciado ninguna clase de violación, y otras evidencias médicas apuntaban a que la ruptura de la vejiga se había debido a causas internas.

Finalmente, el 6 de diciembre se firmó el Tratado Anglo-irlandés, por el que Irlanda se convertía en un dominio autónomo del Imperio Británico, al igual que Australia, Canadá, Terranova, Nueva Zelanda y la Unión Sudafricana. Así, el rey de Gran Bretaña sería el jefe de Estado del Estado Libre Irlandés, y estaría representado por un Gobernador General. Los parlamentarios del nuevo Estado deberían jurar lealtad al Estado Libre Irlandés, pero también a Su Majestad el rey Jorge V, sus herederos y sus sucesores legales. Irlanda del Norte (formada por los condados de mayoría protestante que se había constituido recientemente como unidad política) tendría un plazo de un mes para retirarse del Estado Libre Irlandés. Si se diera el caso, se constituiría una comisión para fijar la frontera entre el Estados Libre Irlandés e Irlanda del Norte. Gran Bretaña, por motivos de seguridad, seguiría controlando un número reducido de puertos irlandeses. Por último el Estado Libre de Irlanda asumiría la responsabilidad de la parte proporcional de la deuda pública británica.

El general José María Orellana dio un golpe de Estado en Guatemala y el 10 de diciembre fue "elegido" presidente del gobierno.

Ese día se celebró la ceremonia de entrega de los Premios Nobel, aunque los de Física, Química y Medicina quedaron vacantes porque el jurado consideró que ninguna de las propuestas reunía los requisitos adecuados.

Einstein había viajado ese año por primera vez a los Estados Unidos, para recaudar fondos para el proyecto de creación de la Universidad Hebrea de Jerusalén. Dio una charla en una amplia sala de la universidad de Princeton que estaba abarrotada de gente, y le dijo al que tenía a su lado: No era consciente de que tantos estadounidenses estuvieran interesados en el análisis tensorial. 

Mahatma Gandhi fue nombrado líder del Congreso Nacional Indio. Gandhi reorganizó el partido para convertirlo en un instrumento de dirección de las masas y lo empleó para difundir su política de resistencia no violenta. Gandhi promovió el uso del khadi (un tejido de algodón hilado a mano) en sustitución de los tejidos importados de Gran Bretaña. Incluso exhortó a hombres y mujeres, ricos y pobres, a que dedicaran una parte de su tiempo a hilar khadi, en apoyo al movimiento de independencia. Cuando recibió quejas de que el khadi era muy caro pasó a vestirse únicamente con un taparrabos.

El 14 de diciembre el parlamento irlandés inició los debates sobre la ratificación del Tratado Anglo-irlandés. El presidente Éamon de Valera se mostró contrario a ratificarlo, e insistió en que, como cualquier otro tratado, no era vinculante y los parlamentos de los países respectivos podían rechazarlo. Algunos empezaron a preguntarse por qué de Valera no había querido participar en las negociaciones. Las malas lenguas dijeron que sabía qué clase de acuerdo iba a salir y que había querido librarse de las críticas. Y otras aún peores dijeron que no estaba descontento con el contenido del tratado, sino con el hecho de que los representantes irlandeses lo hubieran firmado sin consultarle.

El 16 de diciembre el Parlamento Británico aprobó el Tratado Anglo-irlandés.

Carlos Maia Pinto rozó el récord de permanencia en el gobierno portugués al resistir tan sólo 11 días, tras los cuales fue sucedido por Francisco Pinto da Cunha Leal.

Ese día murió el compositor francés Camille Saint-Saëns.

Prokófiev estrenó en Chicago su Concierto para piano nº 3.

El 17 de diciembre cuatro hombres murieron en Belfast por disparos. Mientras tanto seis miembros del IRA fueron arrestados cuando intentaban asaltar una base militar en la ciudad.

Alexandru Averescu había llevado a cabo una reforma agraria y había reprimido el comunismo en Rumanía, pero una vez estos asuntos habían quedado resueltos, su política de mano dura se estaba volviendo impopular. A esto se unieron algunos escándalos financieros de su gobierno y un aumento de la tensión política del país, que finalmente lo llevaron a dimitir. El rey Fernando I llegó a un acuerdo con Ion I. C. Brătianu para que se pusiera de nuevo al frente del gobierno, pero interinamente fue nombrado Take Ionescu.

El 22 de diciembre el rey Sobhuza II de Suazilandia fue declarado mayor de edad, con 22 años, y su abuela Labotsibeni Mdluli dejó la regencia.

El 24 de diciembre Eugene V. Debs, el que había sido candidato socialista a la presidencia de los Estados Unidos, pudo abandonar la cárcel, pues el día anterior el presidente Harding le había conmutado la pena al tiempo que ya había cumplido por motivos de salud. A primeros de año el fiscal Palmer había enviado a Wilson, aún presidente en funciones, una solicitud de indulto para Debs, pero había sido denegada. Abandonó la cárcel entre vítores de los presos. En el viaje hacia su casa pasó por la Casa Blanca, donde Harding le recibió con las palabras: "Bueno, he oído hablar tan mal de usted, señor Debs, que me alegro de conocerlo personalmente". En total, Harding excarceló a 23 presos convictos por actividades anarquistas y socialistas.

Albania estaba inmersa en una grave crisis política, desde ese año el cargo de primer ministro lo habían ocupado sucesivamente cinco personas, y ahora era elegido el sexto, Xhafer Bej Ypi. Aunque la Conferencia de Versalles había asignado el Épiro a Grecia, la presión italiana y los reveses que Grecia estaba sufriendo en la guerra contra los turcos hicieron que finalmente los aliados lo entregaran a Albania.

Harold Lloyd había estrenado ese año cuatro cortometrajes: Now or never, Among those present, I do y Never weaken. Su última producción, A sailor-made man (Marinero de agua dulce, en realidad un juego de palabras entre "un hombre hecho a sí mismo" y "un hombre hecho marinero") había resultado algo más larga de lo habitual: más de 45 minutos, frente a la media hora que solían durar sus películas. Pensando en acortarla, Lloyd organizó una proyección previa al estreno para ver qué escenas gustaban menos y eliminarlas, pero al público le gustó toda la película, así que el 25 de diciembre se estrenó íntegra y a partir de ese momento Lloyd empezó a rodar largometrajes.

El 27 de diciembre un miembro del IRA y un policía murieron en un tiroteo en Belfast.

El 30 de diciembre Prokófiev dirigió en Chicago el estreno de su ópera El amor de las tres naranjas. No tuvo buenas críticas.

La revolución irlandesa
Índice El ascenso del fascismo