ANTERIOR
ADOLF HITLER II
SIGUIENTE

El 1 de enero se 1934 entró en vigor en Alemania la Ley para la mejora de la raza, en virtud de la cual las personas afectadas de enfermedades hereditarias y algunos criminales debían ser esterilizados. Esto no era un invento de los nazis. Por esa época, en Canadá y en algunos Estados de los Estados Unidos se llevaban a cabo campañas de esterilización forzosa a gran escala y, de forma más moderada, también se realizaban campañgas similares en países como Gran Bretaña, Francia, Suiza, Noruega, Finlandia, Dinamarca, Estonia y Australia. Muchos intelectuales eran partidarios de la eugenesia a través de esterilizaciones forzadas, como Nikola Tesla, Leonard Darwin (Biólogo hijo de Charles Darwin) o incluso W.E.B. Du Bois y Marcus Garvey (que consideraban la eugenesia como un medio para mejorar la raza negra).

Ese día se publicó una de las novelas más famosas de Agatha Christie: Asesinato en el Orient Express, protagonizada por Poirot. El Orient Express unía París con Estambul, y la novelista había escrito precisamente la obra en un hotel de Estambul. Unos meses más tarde publicaría también La trayectoria del bumerán y Tragedia en tres actos.

El 2 de enero el gobierno francés destituyó al presidente libanés Charles Debbas (que había sido mantenido en el puesto por la intervención del alto comisionado Henri Ponsot) y nombró en su lugar como presidente provisional a Antoine Privat-Aubouard, con el encargo de convocar elecciones.

El 3 de enero Gheorghe Tătărescu fue elegido primer ministro de Rumanía.

El 6 de enero terminó el armisticio entre Bolivia y Paraguay. El presidente paraguayo lo había solicitado para organizar las negociaciones de paz, considerando que tenía la guerra ganada, pero Bolivia lo había usado para reconstruir su ejército. De los 77.000 hombres que Bolivia había movilizado desde el inicio de la guerra, se había quedado con 7.000 soldados y unos 8.000 auxiliares. El resto eran muertos, heridos, prisioneros o desertores. Sin embargo, al terminar el armisticio Bolivia volvía a contar con un ejército aún más numeroso que el anterior, aunque estaba formado en gran parte por campesinos sin formación ni experiencia militar y sin motivación alguna. Además la alimentación no era buena, y los oficiales tampoco eran muy competentes. No obstante, un centenar de oficiales chilenos se prestaron voluntarios para colaborar con el ejército Boliviano, y demostraron ser mucho más eficientes y entregados que muchos oficiales bolivianos.

A finales del año anterior la policía francesa había arrestado al director del banco Crédit communal de Bayona, Gustave Tissier, acusado de haber puesto en circulación 235 millones de francos en billetes falsos. Pronto se descubrió que Tissier había actuado a las órdenes del fundador del banco, Alexandre Stavisky, que al parecer había actuado con la complicidad del alcalde de Bayona, Dominique-Joseph Garat. Más aún, la policía descubrió que Stavisky había mantenido estrechas relaciones con muchas personalidades, entre ellas el procurador general, que era cuñado del presidente del consejo de ministros, Camille Chautemps, y que había maniobrado para paralizar un proceso abierto tiempo atrás al estafador. Otros ministros y parlamentarios habían contribuido también en el pasado a paralizar investigaciones sobre Stavisky. La policía lo buscó entonces y lo encontró el 7 de enero en un chalet de su propiedad, agonizante con una bala en la cabeza. Murió el 8 de enero. Oficialmente se dijo que se había suicidado, pero la prensa cuestionó esa versión. Ciertamente, su silencio beneficiaba a muchos.

Ese día murió ahorcado el independentista indio Surya Sen. Miembros de su partido habían tratado sin éxito rescatarlo de la cárcel en varias ocasiones.

El 10 de enero fue guillotinado Marinus van der Lubbe, que el año anterior había sido declarado culpable del incendio del Reichstag. La guillotina era la forma usual de llevar a cabo las ejecuciones en Sajonia. En los demás Estados alemanes se empleaba el hacha. Georgi Dimitrov había marchado a Rusia, donde fue elegido secretario general de la Internacional Comunista.

El físico alemán Rudolf Künhold estaba investigando la posibilidad de detectar objetos mediante la emisión de ondas de radio y la recepción de las ondas reflejadas. Después de que fracasara un experimento pidió ayuda a dos radioaficionados llamados Paul-Gunther Erbsloh y Hans-Karl von Willisen, quienes, respaldados por Künhold, fundaron una empresa, la Gesellschaft für Electroakustische und Mechanische Apparate (GEMA), que a su vez solicitó la asesoría de varios miembros del Instituto Heinrich Hertz de Berlín. La posibilidad de radiodetección también estaba siendo objeto de interés en la Unión Soviética. Unos días atrás se había hecho un experimento en el que se captaron ondas de radio reflejadas por un avión a 600 metros de distancia, y las Fuerzas de Defensa Aérea Soviéticas organizaron un congreso específico para que muchos científicos se informaran y abordaran el problema. En los Estados Unidos Albert Hoyt Taylor, un ingeniero de la marina, también se había intersado por la radiodetección y encargó el desarrollo de algunas ideas al respecto a Robert Morris Page. También de forma independiente, el físico francés Maurice Ponte estaba trabajando en el problema.

El general Ma Zongying había organizado un ataque contra Sheng Shicai en coordinación con un ejército enviado por Chiang Kai-shek bajo el mando del general Zhang Peiyuan, y Sheng estaba ya prácticamente derrotado cuando unos 7.000 soldados soviéticos, respaldados por tanques, aviones y artillería con gas mostaza cruzaron la frontera china y entraron en Xinjiang para ayudar a Sheng Shicai. Zhang se suicidó para evitar ser capturado después de haber sido derrotado en Kulja y Chuguchak. Chiang estaba a punto de acudir personalmente con refuerzos, pero cuando se enteró de la invasión soviética se abstuvo de hacerlo para no crear un conflicto internacional que pudiera justificar una invasión de la URSS por el oeste similar a la que Japón había efectuado por el este. Ma también fue derrotado por los soviéticos en Tutung e inició una huida hacia el este. En su retirada se encontró con una columna de unos 500 soldados soviéticos cerca de Dawan Cheng. Ma decidió atacar y logró imponerse hasta que vio que llegaban refuerzos enemigos, y entonces continuó con su retirada.

El emir turco Abdullah Bughra estaba asediando Kashgar, defendida por el general Ma Zhancang, y el 13 de enero se unió a él Hoja-Nijaz, que acababa de esquivar al ejército del general Ma Fuyuan. Mientras tanto el Gobierno Popular Revolucionario de la República China establecido en Fujian se rendía a las tropas nacionalistas enviadas por Chiang Kai-shek. 

En España, el socialista Francisco Largo Caballero compartía con Indalecio Prieto la teoría de que un régimen democrático cuyos votantes no dieran la mayoría parlamentaria a la izquierda era ilegítimo. Ese mes había declarado: Nosotros fuimos a una revolución y el poder cayó en manos de los republicanos y hoy hay en el poder un Gobierno republicano y ya destruye lo que hicimos nosotros. Por esas fechas Largo Caballero logró desalojar de la directiva del sindicato UGT a los socialistas que no compartían la estrategia "revolucionaria" y, aclamado por las Juventudes Socialistas, declaró: La suerte está echada, el Partido y la Unión General ya están de acuerdo en organizar un movimiento revolucionario con un programa concreto al objeto de salir al frente de manejos reaccionarios. Se produjo entonces una convulsión en el PSOE entre partidarios y detractores de la revolución, pero los revolucionarios salieron vencedores e Indalecio Prieto recibió el encargo de empezar a captar armas, dinero y simpatizantes en el ejército.

En la Habana se estaban produciendo manifestaciones contra el presidente Ramón Grau, el cual, después de entrevistarse con Fulgencio Batista y con el embajador estadounidense, presentó su dimisión, y el 15 de enero Batista nombró presidente al hasta entonces ministro de agricultura, Carlos Hevia y Reyes-Gavilán. Éste, mientras oía los gritos de la multitud, se negó a aceptar el cargo, pero cuando unos soldados acudieron a custodiar el palacio presidencial cambió de idea.

Ese día John Dillinger fue arrestado en Chicago poco después de que atracara un banco.

El 16 de enero Clyde Barrow organizó la fuga de un antiguo miembro de su banda, Raymond Hamilton, que estaba condenado a 263 años de cárcel en una prisión de Texas en la que el propio Barrow había pasado un tiempo años atrás. Además de Hamilton, otros cuatro presos aprovecharon para escapar, y un guardia resultó muerto. La Oficina Federal Penitenciaria de Texas recibió mal las críticas por estos sucesos, y se dispuso a capturar a Barrow a cualquier precio. Para ello convencieron a un ranger de Texas retirado llamado Francis Augustus Hamer para que se ocupara del caso. Frank Hammer se había labrado toda una reputación por haber capturado o abatido a un gran número de criminales, sin prestar mucha atención a si sus métodos eran más o menos legales u ortodoxos. Oficialmente había matado a 53 criminales y había sido herido 17 veces.

El 16 de enero Hevia se entrevistó con el sindicalista Carlos Mendieta Montefur, adversario político de Batista, y trató de conseguir su apoyo, pero no pudo evitar que siguiera con su plan de organizar una huelga. Por ello el 18 de enero presentó su renuncia y Mendieta pasó a ocupar la presidencia de Cuba.

El 20 de enero Franz Lehár estrenó en Viena Giuditta, una de sus operetas más ambiciosas. Fue retransmitida por 120 emisoras de radio de todo el mundo.

El 22 de enero Shostakóvich estrenó su ópera Lady Macbeth de Mtsensk, que logró un cierto éxito en la Unión Soviética, aunque recibió ciertas críticas negativas. Stravinski la calificó de "lamentablemente provinciana", y la prensa estadounidense criticó su contenido sexual. Un periódico la llamó "pornofonía". No obstante, el éxito logrado animó a Shostakóvich a hacer un nuevo intento en el campo del ballet, y unos meses más tarde estrenó La clara corriente, muy elemental, con la clara intención de lograr algún éxito fácil después de que sus ballets anteriores hubieran sido prohibidos por las autoridades comunistas. Trata sobre un grupo que bailarines a los que se les encarga proporcionar entretenimiento a los agricultores de una granja colectiva. Esta vez la obra pudo permanecer varios meses en cartel, tato en Leningrado como en Moscú.

Las declaraciones revolucionarioas de los socialistas españoles alimentaron, como era habitual en estos casos, a los partidos fascistas, que en España no eran muy populares, pero la Falange Española de Primo de Rivera estaba creando las típicas milicias juveniles (Falanges de sangre) con vocación paramilitar. En las fichas de afiliación había una casilla para consignar si se poseía "bicicleta", que en realidad quería decir "pistola", y los afiliados recibían porras flexibles forradas de metal. Un diario publicó un documento interno de la Falange en el que se explicaba que la única forma de contener la "ola roja", cuyos métodos son genuinamente violentos, era emplear también la violencia, y se daban instrucciones precisas de cómo actuar. La Falange había creado un sindicato de estudiantes en la Universidad de Madrid, que el 25 de enero envió un comando dirigido por Matías Montero a atacar a miembros del sindicato mayoritario, dejando a uno de ellos gravemente herido.

El 26 de enero se inauguró el decimoséptimo congreso del Partido Comunista de Toda la Unión (Soviética), en el que todos los que hasta entonces se habían atrevido a contradecir a Stalin, como Kámenev y Zinóviev tuvieron que pronunciar discursos explicando lo profundamente equivocados que habían estado en sus posiciones. A partir de ese momento, el punto de mira de Stalin dejó de estar en sus adversarios para apuntar a sus leales seguidores. Uno de ellos era Serguéi Kírov, la máxima autoridad del partido en Leningrado y que había dirigido la construcción del Canal del Mar Blanco-Báltico de Stalin. Cuando se votó la renovación del comité central, Kírov fue elegido con sólo tres votos en contra, mientras que Stalin, aunque también fue reelegido, tuvo 292 votos en contra. Obviamente, ser más popular que Stalin era una forma de estar contra Stalin.

El primer ministro yugoslavo Milan Srškić no era nada popular, y el rey Alejandro I consideró conveniente destituirlo el 27 de enero, para nombrar en su lugar a Nikola Uzunović.

Ese día dimitió el presidente del consejo de ministros francés, Camille Chautemps, salpicado por el "caso Stavisky". El presidente Lebrun nombró en su lugar a Édouard Daladier.

El 30 de enero la Ley sobre la reconstrucción del Reich abolió la estructura federal alemana. Los Estados pasaron a ser divisiones administrativas.

Habib Pacha Es-Saad fue nombrado presidente del Líbano.

Mussolini estaba presionando al canciller austriaco Engelbert Dollfuss para que acelerara el proceso de implantación del fascismo en Austria tal y como habían convenido el año anterior. El caudillo de la Heimwehr, Enrst Rüdiger Starhemberg, advirtió a sus oficiales que debían prepararse para la "contienda final contra el marxismo". El 31 de enero la Heimwehr expulsó a los socialistas del parlamento regional de Innsbruck.

El 2 de febrero se estrenó Carolina, una comedia romántica protagonizada por Lionel Barrymore. Shirley Temple tenía un papel secundario y ni siquiera aparecía en los créditos. Como apenas sabía leer, su madre le leía sus intervenciones y le ayudaba a memorizarlas. En un momento dado exasperó a Barrymore, porque no se sabía bien su papel y la niña le apuntaba sus frases.

El 5 de febrero las oficinas del Partido Socialista de Austria en Innsbruck y las del diario local sufrieron ataques. Los días siguientes sucedieron hechos análogos en Linz, Graz y Eisenstadt.

El caso Stavisky había desatado una ola de antiparlamentarismo en Francia que fue canalizada por la extrema derecha. Stavisky era judío, el ex presidente del consejo de ministros Chautemps era masón, y esas circunstancias daban mucho juego político. Desde la muerte de Stavisky se había convocado ya una decena de manifestaciones sucesivas en París, y el 6 de febrero coincidió la convocatoria de varias de ellas. Entre las principales asociaciones convocantes estaba la Action Française, que aspiraba a restaurar la monarquía en Francia y contaba con unos 60.000 afiliados en todo el país, pero esta vez se sumaron varias asociaciones de ex combatientes, entre las que destacaba la Union nationale del combattants, que contaba con unos 900.000 afiliados. Pero también convocó una manifestación la Association républicaine des anciens combattants, que era afín al Partido Comunista Francés. Las manifestaciones convergieron en la plaza de la Concordia y de allí, al atarceder, trataron de cruzar el Sena para llegar a la Cámara de los Diputados, pero la policía bloqueaba el puente. Se produjeron enfrentamientos que se prolongaron hasta la madrugada y que se saldaron con 17 muertos y más de dos mil heridos.

El turco Hoja-Nijaz había intentado en seis ocasiones tomar Kashgar, y en ninguna había tenido éxito. Al contrario, había sufrido grandes pérdidas en cada intento. Finalmente llegó el general Ma Fuyuan, al que había dejado atrás hacía un mes, liberó a Ma Zhancang, y entre ambos hicieron una carnicería entre la población turca de Kashgar, en represalia por otra matanza que los turcos habían efectuado el año anterior.

El presidende del consejo de ministros francés, Édouard Daladier trató de tomar medidas para restaurar el orden público en París, pero se encontró sin respaldo tanto de sus ministros, como de la Policía o de la Justicia. Por ello dimitió el 7 de febrero. Se formó entonces un gobierno de unidad nacional presidido por Gaston Doumergue.

Ese día Matías Montero fue tiroteado cuando regresaba a su casa después de haber estado distribuyendo una publicación falangista. Se esperaba una reacción violenta por parte de la Falange, pero ésta no se produjo, lo que hizo que la derecha en principio más moderada se burlara de la debilidad de los fascistas. El humorista Wenceslao Fernández Flórez dijo que, más que fascistas, eran "franciscanistas".

El 9 de febrero socialistas y comunistas convocaron una nueva manifestación en París en la que hubo también enfrentamientos con la policía que dejaron nueve muertos.

Ese día Grecia, Turquía, Rumanía y Yugoslavia firmaron en Atenas el Pacto de los Balcanes, que era esencialmente una alianza militar contra las pretensiones expansionistas de Hungría y Bulgaria. En efecto, Hungría y Bulgaria eran "revisionistas", es decir, partidarios de revisar el tratado de Versalles en lo tocante a las pérdidas territoriales que habían sufrido. Sin embargo, el pacto no obligaba a los firmantes a socorrer a los demás en caso de agresión por una de las grandes potencias. Esta cláusula se debió a que Grecia no estaba dispuesta a socorrer a Yugoslavia en caso de que Italia le declarara la guerra, ni Turquía estaba dispuesta a ayudar a Rumanía en caso de un ataque soviético.

El 10 de febrero fue abolida la autonomía de la policía de Viena, que hasta entonces dependía del alcalde socialista de la capital.

El ejército paraguayo había iniciado un avanze en el sector de La China, en el Chaco, y para frenar la afluencia de tropas bolivianas lanzó un ataque de distracción al fortín Marariños. El 11 de febrero los paraguayos tomaron algunos puestos avanzados bolivianos, pero constataron que el ataque no tenía el efecto deseado, ya que el ejército boliviano no le había dado importancia y continuaba llevando sus tropas hacia La China. En vista de ello reforzaron el ataque a Magariños para hacerlo más creíble, pero, ante la sopresa de los propios atacantes, no tuvieron dificultad en sobrepasar las líneas defensivas bolivianas, y ante el riesgo de ser rodeados, los bolivianos abandonaron el fortín después de incendiarlo.

Hasta el momento, los socialistas austriacos habían permanecido pasivos ante el acoso de la Heimwehr y del gobierno, pues sus dirigentes se hallaban divididos, y muchos temían que una reacción violenta contra la Heimwehr profascista hiciera saltar a los nacionalsocialistas, que eran peores. Sin embargo, cada vez eran más las voces que consideraban que la pasividad era un suicidio, y el 12 de febrero se produjo el primer enfrentamiento en Linz entre la Heimwehr y un grupo de socialistas que se habían atrincherado en la sede del partido dispuestos a impedir un nuevo registro. Un grupo de policías fue cogido por sorpresa y quedó atrapado en el edificio, hasta que el ejército hizo capitular a los socialistas. El enfrentamiento sólo había causado un muerto y dos heridos. Cuando las primeras noticias de los enfrentamientos llegaron a Viena, algunos socialistas plantearon convocar una huelga general, aunque otros dudaban de su conveniencia, pero como un gran número de trabajadores manifestó su intención de hacer huelga con o sin el apoyo de los socialistas, éstos suscribieron la convocatoria. En un consejo de ministros el gobierno acusó a los socialistas de estar preparando un golpe de Estado, a raíz de lo cual prohibió el partido, expulsó a sus miembros de todos los cargos públicos y los sindicatos socialistas fueron abolidos o bien obligados a integrarse en el Frente Patriótico. Mientras tanto empezaba la huelga general en distintas ciudades del país. La organización paramilitar socialista, la Republikanischer Schutzbund, se enfrentó a la policía y a la Heimwehr en diversos lugares. Sin embargo, su posición al anochecer era delicada.

El 13 de febrero empezó a intervenir el ejército contra los socialistas austriacos y la Republikanischer Schutzbund. Los enfrentamientos se prolongaron durante varios días.

La Falange Española, el partido fundado por José Antonio Primo de Rivera, estaba aventajando a las Juntas de Ofensiva Nacional Sindicalista de Ramiro Ledesma Ramos y Onésimo Redondo a la hora de captar a los españoles simpatizantes con el fascismo, así que las JONS recibieron presiones para unirse a la Falange, y así se acordó finalmente el 15 de febrero. Se creaba así la Falange Española de las JONS, que quedó bajo la dirección de Primo de Rivera. Es interesante leer su programa político, que, como es propio del fascismo, combina elementos nacionalistas con elementos socialistas anticapitalistas. La unión fortaleció a las milicias falangistas. En los últimos días habían sido asesinados otros dos falangistas, además de Montero, sin reacción alguna por parte de la organización. El jefe de las Falanges de Sangre, el militar retirado Luis Arredondo, fue sustituido por el aviador Juan Antonio Ansaldo, que incrementó considerablemente su eficiencia. Por estas fechas se constituyó la Sección Femenina de la Falange Española, dirigida por Pilar Primo de Rivera, hermana de José Antonio.

El 16 de febrero los últimos vestigios de resistencia socialista en Austria fueron sometidos.

El 17 de febrero murió el rey Alberto I de Bélgica en un accidente mientras hacía alpinismo. Fue sucedido por su hijo Leopoldo III.

El 21 de febrero Augusto C. Sandino acudió en compañía de su padre y de sus antiguos lugartenientes a una cena en el palacio presidencial, y durante el trayecto de regreso fueron interceptados por un grupo de soldados dirigido por Lisandro Delgadillo, que los encarcelaron. Los prisioneros pidieron que llamaran a Anastasio Somoza, pero les dijeron que no lo localizaban. Por la noche fueron llevados a un monte donde Delgadillo dio la orden de asesinarlos. Esa misma noche el hermano de Sandino murió en un enfrentamiento con la Guardia Nacional, que atacó la casa de un ministro.

El 22 de febrero se estrenó Sucedió una noche, dirigida por Frank Capra y protagonizada por Clark Gable y Claudette Colbert. Cuando terminó el rodaje, Colbert dijo a una amiga que acababa de rodar la peor película del mundo. Aunque recibió buenas críticas, no obtuvo una gran recaudación, pero cuando se pasó a las salas secundarias de localidades rurales, sin apenas publicidad, la recaudación la convirtió en uno de los mayores éxitos de taquilla de la Columbia Pictures en los últimos años.

El 23 de febrero murió el compositor británico Edward Elgar.

El 26 de febrero se firmó en Berlín el Pacto de no agresión germano-polaco.

El 27 de febrero el primer ministro de Estonia, Konstantin Päts, aprobó una ley que prohibía a los militares participar en política, lo que privaba a Andres Larka, el líder del Movimiento Vaps, presentarse a las elecciones, que confiaba en ganar. Miles de militares abandonaron entonces el Movimiento Vaps.

Los camisas pardas que constituían las SA habían contribuido en gran medida al ascenso del nazismo en Alemania, gracias a su actividad en las calles. En ese momento contaba con tres millones de afiliados, frente a los cien mil hombres a los que estaba limitado el ejército en virtud del tratado de Versalles. Su comandante, Enrst Röhm, aspiraba a que Hitler lo nombrara ministro de defensa y a absorber a la Reichwehr como una unidad más dentro de las SA. Su principal adversario era el ministro de defensa, Werner von Blomberg, que, a pesar de ser un devoto seguidor de Hitler, no era nazi, sino uno de los principales vínculos entre el Führer y el ejército, cuyos oficiales se mantenían leales al presidente Hindenburg. Röhm había presentado a Blomberg un memorándum en el que exponía sus proyectos sobre la Reichwehr y las SA, y ante su indignación Hitler los convocó a ambos el 28 de febrero, junto con otros representantes del ambas formaciones (Hitler no convocaba consejos de ministros ni nada parecido, sino que se reunía personalmente con las personas implicadas en cada asunto que quisiera tratar). Presionado por el canciller, Röhm firmó a regañadientes un documento en el que reconocía la supremacía de la Reichwehr sobre las SA. Pocos días después Hitler anunció públicamente su intención de ampliar la Reichwehr a 600.000 hombres, así como la creación de una fuerza aérea. En realidad el ejército alemán llevaba años organizando una fuerza aérea en secreto con la colaboración de la Unión Soviética. Con el ascenso de Hitler al poder esa colaboración se había roto, y Hitler había puesto a Herman Göring (que había sido un as de la aviación durante la Primera Guerra Mundial) al frente de los preparativos para crear oficialmente la que ya se conocía extraoficialmente como la Luftwafe (Arma aérea). Estas noticias, naturalmente, satisficieron al ejército, pero irritaron a Röhm, que cada vez disimulaba menos su desacato a Hitler. Uno de los nazis que más se lucró con la gran cantidad de uniformes que reclamaba el régimen de Hitler fue Hugo Ferdinand Boss, un empresario textil que había terminado dedicándose plenamente a la confección de uniformes para las SA, las SS, las Juventudes Hitlerianas, y que ahora empezó a recibir encargos de uniformes para el ejército.

El 1 de marzo el dictador uruguayo Gabriel Terra se hizo aprobar su constitución y se hizo reelegir como presidente por otros cuatro años.

El 2 de marzo Jardiel Poncela estrenó Angelina o el honor de un brigadier, su única comedia en verso. Ese año viajó a Hollywood donde colaboró en el rodaje de una película basada en dicha comedia.

La policía estadounidense había presumido ante la prensa que la cárcel en la que estaba encerrado John Dillinger era a prueba de fugas, pero al parecer Dillinger no leyó la prensa, porque el 3 de marzo se fugó. Durante mucho tiempo se dijo que había tallado una pistola en madera, jabón o tal vez incluso en una patata, y con su pistola falsa intimidó a los guardias para que lo dejaran salir. Esta historia, que no tardó en ser difundida, le dio gran popularidad. No obstante, algunos años más tarde su abogado declaró que él le había pasado una pistola auténtica.

El 7 de marzo se estrenó en Moscú la película El lugarteniente Kijé, con música de Serguéi Prokófiev. El material musical que aparece en la película es fragmentario y apenas dura 15 minutos, pero Prokófiev lo extendió para formar una suite cuyos temas han gozado de cierta popularidad.

El primer ministro británico, el laborista Ramsay MacDonald, seguía en el cargo simplemente porque el conservador Stanley Baldwin había preferido mantenerlo como títere, a pesar de que su partido estaba en minoría en la coalición de gobierno. Más aún, desde el año anterior su salud mental estaba empeorando, y sus discursos eran cada vez más incoherentes. Esto hacía que Baldwin fuera ya a todos los efectos el primer ministro de facto. Las noticias sobre la existencia de la Luftwaffe le habían hecho abandonar su discurso pacifista para concienciarse de la necesidad de incrementar el potencial militar británico, especialmente en el aire, y el 8 de marzo propuso dotar a la RAF con cuatro nuevos escuadrones. El Partido Laborista se mostró en contra, y su propuesta era negociar el desarme completo de todas las naciones.

Ante el peligro de que el Movimiento Vaps diera un golpe de Estado en Estonia, el 12 de marzo el primer ministro Konstantin Päts dio un autogolpe de Estado, decretó el Estado de emergencia, disolvió el Movimiento Vaps y arrestó a unos 400 de sus miembros, entre ellos a Andres Karka.

John Dillinger había formado una nueva banda con otros cinco gangsters, Baby Face Nelson, Homer van Meter, Tommy Carroll, Eddie Green y John Hamilton. Ya habían atracado un banco en Dakota del Sur, en el que consiguieron un botín de 49.000 dólares y Nelson hirió gravemente a un policía.  El 13 de marzo daban un segundo golpe en Iowa, donde se hicieron con 52.000 dólares, aunque Dillinger y Hamilton resultaron heridos.

El 15 de marzo Konstantin Päts explicó en el parlamento que el pueblo estaba cegado y enajenado por la propaganda del Movimiento Vaps, por lo que el poder no podía permanecer en manos del pueblo. Las elecciones presidenciales fueron postergadas sin fecha.

Ese día Kārlis Ulmanis, uno de los "padres" de la república letona, con la complicidad del ministro de la guerra, declaró el Estado de guerra, disolvió los partidos políticos y el parlamento y se proclamó primer ministro. Unos 2.000 políticos socialdemócratas fueron arrestados, además de unos cuantos miembros de organizaciones de extrema derecha o de extrema izquierda, y también los militares que trataron de oponerse al golpe de Estado. De entre los arrestados, varios centenares acabaron en un campo de concentración. El presidente Kviesis no tenía conocimiento de que se iba a producir el golpe, pero tampoco hizo nada por evitarlo. De hecho, desde que fuera elegido cuatro años atrás, su actividad política había sido prácticamente nula, y así continuó siéndolo. Ulmanis creó un sistema de gobierno corporativista, al estilo fascista, si bien no estuvo asociado a una ideología en particular. Ni siquiera creó un partido único con el que llenar un parlamento. Simplemente abolió todos los partidos y el parlamento y dijo hacer en cada momento lo que era mejor para los letones. Es de destacar que no ejerció ninguna violencia contra las minorías étnicas presentes en Letonia y, por el contrario, muchos judíos que escapaban de Alemania o de la Unión Soviética encontraron asilo en Letonia.

El 16 de marzo se celebró la sexta ceremonia de entrega de los premios de la Academia de las Artes y Ciencias Cinematográficas. El presentador fue el humorista Will Rogers, y cuando abrió el sobre con el ganador del premio al mejor director dijo: "¡Ven y cógelo, Frank!" y entonces Frank Capra, que estaba nominado por su película "Señora por un día", subió al escenario para descubrir que Rogers no había tenido en cuenta que él también se llamaba Frank, porque el ganador real era Frank Lloyd, por Cabalgata, que había ganado también el premio a la mejor película. Para tratar de arreglar la metedura de pata, Rogers llamó también al escenario al tercer nominado, George Cukor, por Mujercitas. El premio al mejor actor fue para Charles Laughton por La vida privada de Enrique VIII y el de mejor actriz para Katherine Hepburn por Mañana de gloria. Walt Disney y la United Artists recibieron el premio al mejor corto animado por Los tres cerditos.

El 17 de marzo Benito Mussolini, el canciller austriaco  Engelbert Dollfuss y el primer ministro húngaro Gyula Gömbös firmaron los Protocolos de Roma, en principio un tratado de cooperación económica, pero que en la práctica era una alianza contra Alemania y el nazismo en general, y sobre todo un medio por el que Mussolini podía valerse para intervenir en la política interna de sus dos aliados. Mussolini confiaba en que Hitler acabaría integrándose en la alianza bajo el liderazgo italiano, pero de momento lo presentaba como el enemigo contra el que Italia ofrecía protección a sus socios.

Por esas fechas Mussolini se entrevistaba también con el monárquico (alfonsino) español Antonio Goicoechea y con el carlista Rafael de Olazábal. Los monárquicos españoles habían considerado una traición el apoyo de la CEDA al gobierno de Lerroux y esperaban conseguir apoyo italiano para derribar la república española y restaurar la monarquía. El 22 de marzo el gobierno italiano promulgó una ley sobre los derechos laborales de las mujeres, en la que se le reconocía a un permiso durante un tiempo antes y después del parto sin que pudiera perder por ello el puesto de trabajo. Las empresas con más de 50 de trabajadores debían disponer obligatoriamente de una zona de lactancia.

Baby Face Nelson se había marchado a Reno con su amigo John Paul Chase, y ese día secuestraron y mataron al testigo principal de un juicio que se estaba celebrando contra dos de sus antiguos jefes.

Uno de los políticos filipinos que más se había opuesto el año anterior a la ley para la independencia de las Filipinas había sido Manuel Luis Quezón, que ahora estaba en los Estados Unidos al frente de una delegación filipina que había hecho campaña en el Congreso para que aprobara otra ley en esta dirección, ley que finalmente fue aprobada el 24 de marzo. La nueva ley retiraba la nacionalidad estadounidense a los filipinos, con lo que les restringía las posibilidades de entrar en el país. Unos meses más tarde se convocó una asamblea constituyente en Manila.

Shostakóvich estrenó su Suite para Orquesta de Jazz número 1.

El 25 de marzo hubo elecciones en Italia (con lista única y siempre con la papeleta tricolor para el "sí" y blanca para el "no") y el número de votos contrarios a la lista del gobierno fue del 0.15%.

Desde hacía unos días se enfrentaban en Cañada Tarija sendas divisiones de los ejércitos Boliviano y Paraguayo. Finalmente, el 28 de marzo el ejército boliviano se vio rodeado y tuvo que rendirse. Las bajas entre muertos y prisioneros fueron de unos 1.000 hombres. El comandante boliviano, Ángel Bavía, intentó suicidarse y fue llevado en estado de gravedad al campamento paraguayo, donde murió días más tarde. Los paraguayos ocuparon el fortín Garrapatal, donde se hizo con los códigos de cifrado del ejército boliviano y con numerosos mapas de interés estratégico.

El 1 de abril Clyde Barrow y Henry Methvin, uno de los presos liberados en Texas, mataron a dos jóvenes policías en Grapevine (Texas). Al parecer, Methvin fue el primero en disparar a uno de los policías, en contra de las intenciones de Barrow, pero, asumiendo el hecho, Barrow disparó al otro. Estas muertes empezaron a corroer la leyenda romántica que rodeaba a Bonnie & Clyde.

El 3 de abril los agentes del Bureau of Investigation estadounidense mataron a Eddie Green tras tenderle una emboscada, aunque estaba desarmado y no estaban seguros de si era él realmente.

El gobierno de Lerroux estaba tratando de revertir las duras medidas anticlericales adoptadas por los gobiernos precedentes. Según la constitución las celebraciones católicas fuera de las iglesias (procesiones, entierros, etc.) debían contar con autorizaciones municipales que en algunas localidades se concedieron sin trabas, pero en otras no. Bajo el nuevo gobierno la tolerancia aumentó, si bien ese año en Málaga y en Córdoba no fueron autorizadas las procesiones de Semana Santa. Ante la imposibilidad de hacer frente a los gastos en educación que requeriría la prohibición de la enseñanza a la Iglesia Católica, Lerroux prorrogó los plazos para la sustitución de la enseñanza primaria. Por otra parte, de acuerdo con la constitución y con la legislación con que había sido desarrollada durante los primeros años de la Segunda República Española, ese año debían suprimirse todos los sueldos que los eclesiásticos cobraban del Estado, pero la aplicación estricta de la ley hubiera dejado en la indigencia a un gran número de párrocos rurales, por lo que el gobierno de Lerroux propuso una ley que permitiría a los clérigos que trabajaran en parroquias de menos de 3.000 habitantes y que tuvieran más de 40 años en 1931 seguir cobrando los dos tercios de su sueldo. La izquierda consideró que la medida era "antirrepublicana", y la CEDA también se mostró insatisfecha por el motivo opuesto: porque consideraba que la asignación era demasiado baja. Tras algunas negociaciones en las que se suprimió la restricción de los 3.000 habitantes, la CEDA estuvo dispuesta a apoyar el proyecto (aunque siguió considerándolo insuficiente) y la ley fue aprobada el 4 de abril. Un diario socialista echó leña a la "vía revolucionaria" afirmando: Si la República ha de vivir como vive al presente, preferimos que muera, lo que venía a decir que legitimar una insurrección por considerar inadmisible una asignación presupuestaria aprobada democráticamente. Ese mismo día se formó Izquierda Republicana, un nuevo partido presidido por Manuel Azaña que agrupaba a su antiguo partido, Acción Republicana, con otros partidos de izquierda.

La guerra del Chaco no estaba marchando bien para bolivia, y eso estaba generando tensiones dentro del ejército y también entre el ejército y el gobierno del presidente Salamanca. El 5 de abril se produjo una rebelión de los cadetes del Colegio Militar, que, apoyados por la policía, ocuparon parte de La Paz. No obstante, la revuelta fue sofocada.

El 6 de abril llegó a Kashgar Ma Zhonying. Allí estableció defensas para detener a los soviéticos que le habían estado persiguiendo, y a los que había sacado bastante ventaja. Poco después se firmó un alto el fuego que dejó la mitad de Xinjiang bajo control soviético, nominalmente bajo el gobierno de Sheng Shicai, el cual nombró a Hoja-Niyaz vicepresidente de su gobierno y gobernador civil vitalicio. Por razones que se desconocen, Ma Zhonying marchó a la Unión Soviética y no se volvió a saber de él.

El año anterior Myrna Loy había interpretado sus primeros papeles protagonistas, aunque no había llamado especialmente la atención del público. Ese día estrenó Los hombres de negro, en la que formaba pareja con Clark Gable, y que fue un gran éxito de taquilla.

Chiang Kai-shek continuaba su guerra contra los distintos soviets establecidos en China. El 10 de abril reanudó la campaña contra el soviet de Jiangxi atacando Guangchang con once divisiones, y los comunistas optaron por defenderla con nueve. Entre tanto, el 11 de abril una división comunista del soviet de Shaanxi aniquilaba a un regimiento nacionalista, en una batalla en la que murieron 700 soldados nacionalistas.

Jamphel Yeshe Gyaltsen, el abad del monasterio tibetano de Reting, fue nombrado regente del Tibet hasta que se encontrara la reencarnación del Dalái Lama y llegara a la mayoría de edad. Acababa de cumplir los 23 años.

El 16 de abril Ma Zhancang y Ma Fuyuan atacaron con 10.000 hombres al emir Nur Ahmad Jan Bughra en Yangi Hissar y obtuvieron una completa victoria. Todos los soldados turcos fueron exterminados, el emir fue decapitado y su cabeza se usó para jugar al fútbol. Unos días más tarde su hermano Abdulah fue derrotado también en Yarkand y también fue decapitado, pero esta vez su cabeza fue expuesta en una mezquita. Así quedó desmantelada la Primera República del Turquestán Oriental.

Ese día se estrenó Tarzán y su compañera, protagonizada por Johnny Weissmuller y Mauren O'Sullivan.

En Jianxi, los comunistas habían perdido las fortalezas de Ganzhu, La gran montaña Luo, y Yanfuzhang. El 19 de abril trataron de recuperar la segunda, pero fueron rechazados.

Ese día se estrenó Levántate y brinda, la película que lanzó a la fama a Shirley Temple. Ese mismo año ya se fabricaban muñecas Shirley Temple.

El 20 de abril Hermann Göring transfirió el control de la Gestapo a Heinrich Himmler, el comandante de las SS, como un paso para debilitar a Röhm.

El 21 de abril el Bureau of Investigation trató de capturar a la banda de John Dillinger en un hotel rural de Wisconsin, donde estaban pasando el fin de semana. Sin embargo, actuaron con precipitación y todos pudieron huir tomando rehenes, dejando dos muertos y varios heridos graves, aunque tres mujeres fueron arrestadas (entre ellas la esposa de Nelson). Huvo voces que pidieron la dimisión de J. Edgar Hoover.

El 22 de abril Himmler puso al frente de la Gestapo a Reinhard Heydrich. Poco después Himmler, Hyedrich y Göring, a instancias de Hitler, empezaron a elaborar listas de altos dirigentes de las SA, con Röhm a la cabeza, por supuesto, que tendrían que ser "eliminados" en el supuesto de una acción para someter a las SA.

Fritz Lang rodó en Francia la película Liliom, estrenada el 27 de abril, la que sería su única película en francés. No tuvo buena crítica, pero Lang siempre la tuvo por una de sus obras favoritas.

Ese día los nacionalistas chinos tomaron Guangchang, causando unas 5.500 bajas entre los comunistas que la defendían. Los supervivientes huyeron durante la noche.

Una de las condiciones que la CEDA había impuesto para apoyar al gobierno de Lerroux (y que también había figurado en el programa electoral del partido radical) era la aprobación de una ley de amnistía que excarcelara a varios presos políticos y permitiera el regreso de algunos exiliados. Los afectados eran tanto los los implicados en el golpe de Estado de Sanjurjo (incluyendo al propio Sanjurjo) como los implicados en la última insurrección anarquista. Las Cortes desarrollaron y aprobaron dicha ley, pero el presidente Niceto Alcalá Zamora trató de vetarla. Para ello necesitaba el aval de algún ministro, pero ninguno quiso respaldarlo y Alcalá Zamora tuvo que aprobar la ley. No obstante, Lerroux consideró que ya no tenía la confianza del presidente y dimitió el 28 de abril. Fue sustituido por el también radical Ricardo Samper.

Entre los beneficiados por la ley de amnistía estaba el abogado José Calvo Sotelo, que había sido ministro durante la dictadura de Miguel Primo de Rivera y que había huido de España en cuanto se proclamó la república. Intentó ingresar en la Falange Española, pero el hijo del dictador no lo aceptó. Existen distintas interpretaciones de este hecho, entre las cuales figuran que Calvo Sotelo era monárquico, así como que representaba los intereses de los españoles más adinerados, a los que José Antonio detestaba y consideraba un mal para España.

El 30 de abril el Parlamento Austriaco aprobó una ley que transfería al gobierno todos los poderes que hasta entonces le correspondían según la constitución. El 1 de mayo el canciller Dollfuss promulgaba una nueva constitución de carácter fascista. Se establecían cinco organismos consultivos: El Consejo de Estado, formado por entre cuarenta y cincuenta miembros elegidos por el presidente de la república, el Consejo Cultural Federal, formado por representantes de las distintas confesiones religiosas, autoridades educativas y personalidades de la cultura y la ciencia, el Consejo Económico Federal, formado por representantes de siete agrupaciones profesionales: Agricultura y bosques, Industria, Minería, Artesanos, Comercio y comunicaciones, Banca crédito y seguros, Profesiones liberales y Funcionarios. Finalmente, el Consejo Provincial lo formaban representantes de las ocho provincias más el alcalde de Viena y otros asesores económicos. El Consejo de Estado podía rechazar leyes propuestas por el gobierno, pero no proponerlas, y en cualquier caso el canciller podía gobernar mediante decretos.

En Shaanxi, los comunistas aniquilaron dos compañías de un regimiento nacionalista, pero cuando los nacionalistas recibieron refuerzos los comunistas prefirieron replegarse hacia el norte.

El gangster John Hamilton, de la banda de Dillinger, murió el 1 de mayo como consecuencia de las heridas sufridas en un tiroteo en un control de carreteras. Dillinger, Nelson y otros lo enterraron en secreto.

El 4 de mayo se estrenó El enemigo público número 1, dirigida por W. S. van Dyke y protagonizada por Clark Gable, William Powell y Myrna Loy. Powell era ya un actor veterano, pues tenía ya 42 años y llevaba en el cine desde hacía 12, pero nunca había destacado especialmente. En la primera parte Mickey Rooney interpreta de niño el mismo personaje que luego Gable interpreta de adulto. El año anterior Rooney había intervenido en seis películas en papeles secundarios y ese año intervendría en otras diez, incluyendo ésta.

El año anterior habían empezado a producirse en los Estados Unidos grandes tormentas de polvo, y este año eran aún peores. El 9 de mayo una tormenta de dos días levantó grandes cantidades de polvo de las Grandes Llanuras (la meseta que recorre el centro de los Estados Unidos de norte a sur) formando nubes que llegaron hasta Chicago, donde se depositaron 5.5 toneladas de polvo. Desde allí la tormenta continuó hacia el Este y alcanzó ciudades como Cleveland, Buffalo, Boston, Nueva York y Washington D.C.

El conflicto entre el rey Ibn Saud de Arabia Saudí y el imán Yahya del Yemen había desembocado en una guerra moderada por Gran Bretaña y otras potencias con intereses en la zona. Los saudíes habían ocupado la costa yemení y el 12 de mayo se iniciaron las conversaciones de paz.

En una reunión en casa del poeta soviético Boris Pasternak, el poeta Osip Mandelstam había tenido la ocurrencia de leer este poema, que había compuesto el año anterior:

Мы живем, под собою не чуя страны,
Наши речи за десять шагов не слышны,
А где хватит на полразговорца
Там припомнят кремлёвского горца.
Vivimos sin sentir el país a nuestros pies,
nuestras palabras no se escuchan a diez pasos,
cuando da para media conversación
sale a colación el montañés del Kremlin.
Его толстые пальцы, как черви, жирны,
А слова, как пудовые гири, верны,
Тараканьи смеются усища,
И сияют его голенища.
Sus dedos, gruesos como gusanos, grasientos,
y sus palabras, como pesados martillos, certeras,
ríen sus bigotes de cucaracha,
y relumbran las cañas de sus botas.
А вокруг него сброд тонкошеих вождей,
Он играет услугами полулюдей.
Кто свистит, кто мяучит, кто хнычет,
Он один лишь бабачит и тычет.
Entre una chusma de caciques de cuello largo
juega con los favores de esos mediohombres.
Uno silba, otro maúlla, aquél gime, el otro llora;
Sólo su voz se impone y los tutea.
Как подкову, кует за указом указ:
Кому в пах, кому в лоб, кому в бровь, кому в глаз.
Что ни казнь у него - то малина,
И широкая грудь осетина.
Como herraduras, forja un decreto tras otro:
Da a uno en el vientre, a otro en la frente, o en la ceja, o en el ojo.
Toda ejecución es para él un festejo
que alegra su amplio pecho de oseta.

El verso de los dedos grasientos alude a que el poeta Demián Biedny, que vivía en el propio Kremlin dedicado a elaborar eslóganes y textos propagandísticos, se quejaba de que Stalin cogía libros de su biblioteca y se los devolvía con marcas de sus dedos.

Pasternak le respondió con estas palabras: Lo que me ha leído usted no tiene relación alguna ni con la literatura ni con la poesía. No es un hecho literario, sino un acto suicida que no aprueba y del cual no quiero tomar parte. Usted no me ha leído nada y yo no escuché nada, y le pido que tampoco se lo lea a nadie más. Pero con esa lectura fue suficiente. El 13 de mayo Mandelstram era arrestado. El juez de instrucción le pidió una copia autorizada del poema, pues circulaban versiones distintas, y Mandelstram no tuvo inconveniente en ponerlo por escrito. El resultado fue una condena de destierro a Cherdyn, en los Urales, acompañado de su esposa. Tras un intento de suicidio y la intercesión de Nicolái Bujarin, la pena fue rebajada al alejamiento de las grandes ciudades.

El 15 de mayo Leon Tadeusz Kozłowski fue nombrado primer ministro de Polonia.

El 18 de mayo se estrenó El gato negro, con Boris Karloff y Béla Lugosi. Fue también el día del estreno de la última entrega de la serie de Mickey McGuire, protagonizada por Mickey Rooney, con el título de Mickey's Medicine Man.

La crisis económica también estaba causando estragos en Bulgaria. El comunismo estaba ganando adeptos y la consabida reacción fascista no se hizo esperar. El 19 de mayo un golpe de Estado derrocó al primer ministro Mushanov y fue sustituido por el general Kimon Georgiev, hecho que el rey Boris III se vio obligado a aceptar, a pesar de que no tardaría en descubrir el ideal republicano de los golpistas. Georgiev disolvió la Asamblea Nacional, suspendió la constitución y prohibió los partidos políticos y los sindicatos. Además empezó a organizar un monopolio estatal de las principales industrias.

El ejército boliviano había tendido una trampa a los paraguayos, dejándoles creer que tenían la oportunidad de rodear a una división boliviana en la Cañada Strongest. En los últimos días los paraguayos habían ido avanzando sin oposición, y el ejército boliviano inició entonces una maniobra cuidadosamente estudiada para rodear a los paraguayos. Éstos no tardaron en detectar tropas bolivianas en lugares imprevistos e iniciaron una intensa exploración del terreno.

Tras una estrecha cacería, el 23 de mayo Frank Hamer logró tender una emboscada a Bonnie Parker y Clyde Barrow con la ayuda del padre de Henry Methvin. Cuando se aproximó el coche en el que venían, varios agentes emboscados dispararon sin previo aviso con órdenes de acabar con sus municiones. El coche recibió 167 impactos de bala y cada cuerpo recibió unos 50 disparos. El coche pasó junto a los policías y los disparos continuaron incluso cuando se detuvo. Antes que los forenses llegaron curiosos al lugar de los hechos y los policías que vigilaban los cuerpos les permitieron cortar trozos del cabello de Parker o fragmentos de su vestido. La gente también recogía fragmentos de cristal del coche, casquillos de bala y otros objetos. Un hombre trató incluso de cortarle un dedo a Barrow mientras otro lo intentaba con una oreja. Muchos de esos "recuerdos" fueron vendidos más tarde. Sólo a instancias del forense Hamer dio órdenes para alejar a los curiosos. Más adelante hubo controversias sobre la forma en que Hamer había dirigido la operación. Según algunas versiones, había ordenado atar a un árbol al padre de Methvin para que no cambiara de idea y avisara a Barrow y Parker de la emboscada. Luego, supuestamente, compró su silencio a cambio del perdón para su hijo.

La maniobra boliviana en la Cañada Strongest distó mucho de realizarse según lo planeado. Los paraguayos detectaron a tiempo el peligro e iniciaron una rápida retirada. Si no hubiera sido porque el coronel José Rosa Vera, que ocupaba la posición más avanzada, se desorientó y terminó saliendo ante las fuerzas bolivianas en lugar de dirigirse hacia la brecha que le habían abierto para escapar, los bolivianos sólo habrían capturado a un pequeño batallón el 25 de mayo, debido a las deficiencias de sus propias maniobras. En total capturaron a 67 oficiales y a 1.389 soldados, un resultado mucho menor del esperado, pero que sirvió de todos modos para levantar un poco la baja moral de los bolivianos. Mientras tanto, el presidente Salamanca desconfiaba cada vez más de su cúpula militar, y había tratado de organizar unas inspecciones en el Chaco bajo la dirección de un civil, pero ello sólo llevó a un conflicto que terminó con la destitución de un alto cargo militar, con la oposición del general Peñaranda, que seguía ejerciendo de comandante supremo. Ahora llegaba a Bolivia una misión militar checoslovaca llamada por Salamanca que debía asesorar al ejército boliviano, pero que fue mal recibida por los militares.

Ese día se estrenó La cena de los acusados, una película de la Metro-Goldwyn-Mayer, dirigida por W.S. van Dyke y protagonizada por William Powell y Myrna Loy. Estaba basada en la última novela de Dashiel Hammet del mismo título, publicada por entregas el año anterior y en forma de libro a principios de año. El tercer lugar en el reparto (por delante de Maureen O'Sullivan) lo ocupaba Skippy, (aunque con el nombre artístico de Asta, el nombre de su personaje), un fox terrier que se convirtió a partir de entonces en una nueva estrella de Hollywood.

Francis Scott Fitzgerald publicó Suave es la noche, nueve años después de la publicación de El gran Gatsby. 

Cuatro años atrás, huyendo de la crisis económica, había emigrado a Francia un neoyorkino de de 39 años llamado Henry Miller. Tras una época de miseria había conseguido un empleo como corrector de estilo en París del Chicago Tribune. Ahora publicaba su primera novela, Trópico de Cáncer, que fue prohibida en los Estados Unidos por obscenidad.

George Orwell publicó Los días de Birmania, una novela basada en la época que pasó como policía en Birmania en la que critica duramente el imperialismo británico en general, y las actuaciones de varios oficiales británicos en particular. Sólo a insistencia de los editores, que temían una lluvia de demandas por difamación, Orwell consintió en cambiar los nombres de algunos personajes y se evitó que la obra estuviera disponible en Birmania o en la India.

Thomas Mann continuó su novela Los cuentos de Jacob con El joven José.

Graham Greene publicó Campo de batalla.

El escritor británico Robert Graves publicó su novela más famosa, Yo, Claudio, en la que reconstruye con detalle la vida del emperador Claudio.

Dado el éxito que había tenido la exposición universal de Chicago del añ anterior, la organización decidió reabrirla el 26 de mayo por unos meses más. Ese mismo día llegó hasta la feria el Zephyr, un tren que había recorrido los casi 1.600 km que separan Denver de Chicago en trece horas.

El 27 de mayo se inauguró en Italia la segunda edición del campeonato mundial de fútbol. Dado el elevado número de países interesados en participar (32 en total), se había celebrado una fase de clasificación para seleccionar a los 16 equipos participantes, en la cual participó incluso Italia. Uruguay se negó a participar, porque Italia había sido uno de los muchos países que no había querido participar en la primera edición, celebrada en dicho país, y otros países latinoamericanos hicieron lo mismo. Los únicos países latinoamericanos que participaron fueron Argentina y Brasil.

El 29 de mayo se reunió en Barmen el Sínodo de la Confesión del Reino de Dios, con delegados de 18 Iglesias protestantes alemanas que, en abierta rebeldía a la doctrina que Hitler estaba imponiendo a la Iglesia Evangélica Alemana, declaró que la fuente de la fe cristiana eran el Antiguo y el Nuevo testamento. Fue el inicio de la que pasó a llamarse Iglesia Confesante.

El 30 de mayo se debatía en el Senado estadounidense la abolición de la Enmienda Platt sobre la ocupación estadounidense de Cuba. Sin embargo, el senador por Louisiana Huey Long empezó a hablar de la guerra del Chaco. Afirmó que El Chaco pertenecía legítimamente a Paraguay, pero que la Standard Oil había comprado al gobierno boliviano y había provocado la guerra porque Paraguay se negaba a hacerle concesiones. Se refirió a la compañía petrolera como "promotora de revoluciones en Centroamérica, en Sudamérica y en México", y afirmó que si el gobierno estadounidense se mantenía neutral en la guerra era porque eso era lo que quería la Standard Oil. Este discurso, difundido por toda la prensa del continente, convirtió a Long en un héroe entre los paraguayos, a la vez que provocó serias protestas del gobierno boliviano. Cuando respondió a tales protestas, Long aprovechó para referirse a la Standard Oil como "asesinos nacionales, asesinos internacionales, conspiradores internacionales y ladrones rapaces".

Long era uno de los senadores más famosos de los Estados Unidos, tanto por sus propuestas como por los medios por los que presionaba para que fueran aprobadas. Antes de ser senador había sido gobernador de Louisiana, y para evitar una moción de censura había recurrido a sobornos y otros medios poco ortodoxos. Al parecer, comprendió que esos métodos eran más efectivos, pues en una ocasión dijo: Yo solía pedir que las cosas se hicieran diciendo "por favor". Ahora dinamito a los que se interponen en mi camino. El año anterior había diseñado el "Plan Long" para la redistribución de la riqueza, una serie de propuestas de ley que incluían, por ejemplo, una serie de impuestos progresivos destinados a que nadie pudiera tener una fortuna superior a los 100 millones de dólares, ni unos ingresos superiores al millón de dólares, y de modo que no se pudieran heredar más de cinco millones de dólares. Ese año había endurecido su propuesta hasta limitar las fortunas a los 50 millones de dólares, de modo que todo el resto del dinero sería confiscado y usado para garantizar a cada familia un capital de cinco mil dólares y unos ingresos anuales entre 2.000 y 3.000 dólares. Además, Long prometía educación gratuita, pensiones para los ancianos, compensaciones para los veteranos de guerra, asistencia pública a los granjeros, obras públicas, una mayor intervención del gobierno en la economía, un mes de vacaciones para todos los trabajadores y una limitación del trabajo a 30 horas semanales.

Cuando el Senado rechazó una de sus propuestas dijo: Una multitud está viniendo a colgaros, condenados sinvergüenzas, y yo estoy indeciso de si quedarme con vosotros o salir a dirigirlos. Obviamente, se le acusó de comunista, pero él rechazaba la acuación: ¿Comunismo? ¡Demonios, no! Este plan es la única defensa que tiene este país contra el comunismo. Long afirmaba que su inspiración no era Marx, sino la Biblia (al parecer, le parecía relevante la diferencia entre una y otra Biblia). Long había apoyado a Roosevelt hasta que se convenció de que el New Deal era mucho más moderado de lo que él había esperado. Roosevelt lo tenía por un demagogo peligroso y lo había hecho investigar a fondo en busca de algún asunto turbio con que incriminarlo, pero no se encontró nada

El 1 de junio se estrenó La pequeña Miss Marker, protagonizada por una Shirley Temple "alquilada" a la Paramount por la Fox con un sueldo de 1.000 dólares a la semana. Tras el éxito que tuvo la película, la Paramount trató de comprarle a la Fox el contrato de Temple, pero su oferta fue rechazada.

Apenas se había formado el gobierno de Ricardo Samper, éste había perdido el apoyo de 19 diputados de su partido, el Partido Radical, que consideraban que el gobierno había dado un giro hacia la derecha. Éstos formaron el Partido Radical Demócrata, bajo la dirección de Diego Martínez Barrio. Este debilitamiento del Partido Radical había dado más influencia a la CEDA, que se estaba notando en muchos aspectos. En el campo se suprimió o modificó sustancialmente las leyes dictadas por el gobierno provisional, en los primeros meses de la república. Unas 28.000 familias que habían sido alojadas en tierras que no estaban siendo cultivadas eran ahora desalojadas. Se dieron facilidades a los terratenientes para despedir arrendatarios, y se reformaron los Jurados Mixtos agrarios, de modo que ahora fallaban más frecuentemente a favor de los propietarios, hasta el punto de que éstos se vieron nuevamente en condiciones de imponer condiciones abusivas a los campesinos. Era frecuente oírles decir ¡comed república! a quienes les pedían trabajo o a quienes desalojaban. Los sindicatos empezaron a organizar una huelga de campesinos, a la que el gobierno puso toda clase de obstáculos, suspendiendo y prohibiendo reuniones y censurando la prensa. No obstante, la huelga se convocó finalmente para el 5 de junio, cuando empezaba la cosecha, y duró entre cinco y quince días en más de 500 municipios. El gobierno consideró la huelga como un movimiento revolucionario y declaró de interés nacional la recogida de la cosecha, lo que dio lugar a más de 10.000 detenciones, así como a que unos 200 ayuntamientos con aldaldes de izquierdas fueran suspendidos y sustituidos por gestores de derechas nombrados por el gobierno. El sindicalismo agrario fue prácticamente desmantelado.

Es interesante señalar que el gobierno podía aplicar legalmente medidas de censura y otras violaciones de la constitución en virtud de la Ley de Defensa de la República, que había sido aprobada con carácter de urgencia y casi sin discusión en las Cortes por el gobierno de Azaña, el cual modificó también el proyecto de constitución antes de que fuera aprobado con una disposición transitoria adicional que impidiera tumbarla por inconstitucional. En suma, la ley fue aprobada con los votos de la izquierda para aplicársela a la derecha (y también a los anarquistas), pero no sospechaban entonces que perderían las elecciones y que sería la derecha quien se la aplicaría a la izquierda. Entonces dejó de parecerles tan maravilloso lo de violar los derechos individuales con tanta alegría.

El 7 de junio murió Tommy Carroll mientras trataba de escapar de la policía.

Al contrario de lo que estaba sucediendo en Madrid, el Parlamento de Cataluña había aprobado una Ley de Contratos de Cultivo que suponía una importante reforma agraria en la región. Entonces los terratenientes catalanes pidieron a través de la CEDA que el gobierno recurriera la ley ante el Tribunal de Garantías Constitucionales, que el 8 de junio declaró inconstitucional la ley, por invadir competencias del Estado central. Los diputados de Esquerra Republicana de Catalunya se retiraron de las Cortes en Madrid y en Cataluña creció la propaganda separatista y la formación de grupos violentos defensores del nacionalismo catalán.

El 8 de junio se estrenó Cuando duerme Nueva York, protagonizada por Spencer Tracy y con la intervención de Shirley Temple. Tracy estrenó cinco películas ese año, pero, a excepción de la primera, ninguna tuvo mucho éxito. Durante el rodaje de una de ellas, Marie Galante, faltó al rodaje y fue encontrado inconsciente en la habitación de su hotel tras un fin de semana de borrachera. Se le suspendió el sueldo mientras se recuperaba en el hospital y se le multó con 125.000 dólares por el retraso en la producción.

El 9 de junio Disney estrenó una nueva entrega de su serie Silly Symphonies titulada La gallinita sabia, en el cual aparece por primera vez el pato Donald, un pato cascarrabias con una voz característica proporcionada por Clarence Nash.

El 10 de junio murió otro falangista, un joven de 17 años llamado Juan Cuéllar, pero esta vez hubo represalias: un comando falangista tiroteó a un grupo de excursionistas de las Juventudes Socialistas causando la muerte de una joven, Juanita Rico, de la que se decía que había participado en la muerte de Cuéllar y que se había meado sobre su cuerpo moribundo. Su hermano quedó incapacitado y otros resultaron heridos.

Ese día se jugó en Roma la final del mundial de fútbol entre Italia y Checoslovaquia. Antes de iniciar el partido, los jugadores italianos hicieron el saludo fascista, pero lo sospechoso fue que el árbitro sueco también lo hizo. El primer tiempo terminó con empate a cero, mientras que en el segundo Checoslovaquia marcó el primer gol. Entonces los italianos endurecieron su juego sin que el árbitro tuviera nada que objetar, y lograron el empate a pocos minutos del final del partido. La prórroga dio finalmente la victoria a Italia por 2 a 1. Todos los partidos se habían celebrado rodeados de propaganda fascista, y en aquellos en los que jugaba Italia los camisas negras lanzaban sutiles insinuaciones al equipo adversario sobre qué podría pasar si el partido acababa con un resultado equivocado.

El 14 de junio se firmó un tratado de paz entre Arabia Saudí y el Yemen. Ibn Saud devolvió al imán Yahya la línea costera que había ocupado, pero tres provincias yemeníes fueron anexionadas a Arabia Saudí, al igual que el antiguo emirato de Sabya, que pasó de Estado vasallo a ser integrado plenamente en el reino saudí.

Hitler estaba recibiendo presiones para que sometiera a las SA, tanto por parte del ejército, como de los grandes industriales, como de los propios políticos de su partido. El 15 de junio Hitler se entrevistó en Venecia con Mussolini, y el embajador alemán en Italia había recibido instrucciones de Berlín, a espaldas del Führer, para que propusiera a Mussolini que le dijera a Hitler que las SA estaban manchando el buen nombre de Alemania. Mussolini aceptó el juego, y reprendió a Hitler por tolerar la violencia y la homosexualidad de las SA (era conocido que Röhm era homosexual, lo cual casaba muy mal con la ideología nazi) y le dijo que así estaba arruinando su propia reputación en el mundo. Para ilustrar los problemas que pueden ocasionar los seguidores indisciplinados le puso el ejemplo del asesinato de Matteotti, que tantos quebraderos de cabeza le había dado en su día. Mussolini no acabó de convencer a Hitler de la necesidad de acabar con las SA, pero en algo contribuyó.

Cinco años atrás se había creado en Viena la Organización de Nacionalistas Ucranianos, que pronto había creado estructuras en territorio ucraniano, entonces repartido entre Rusia, Polonia y Checoslovaquia, cuyo objetivo era proteger a los ucranianos de políticas represivas y luchar por la independencia del país. Para ello empleaban técnicas violentas que variaban desde incendios y actos de sabotaje hasta asesinatos. Una de sus actuaciones de más envergadura fue el asesinato del ministro del interior polaco, Bronisław Wilhelm Pieracki. Los principales responsables fueron Stepan Bandera y Mykola Lebed. El primero fue capturado por las autoridades polacas, mientras que el segundo pudo huir a Alemania, donde fue capturado y deportado a Polonia. Fueron condenados a muerte, pero la pena les fue conmutada por la de cadena perpetua.

El 17 de junio el vicecanciller Franz von Pappen pronunció un discurso en la universidad de Marburgo en el que alertó de la amenaza de una "segunda revolución", aludiendo a que Röhm podría rebelarse contra Hitler respaldado por las SA. En privado amenazó a Hitler con dimitir si no actuaba. Obviamente su dimisión no habría afectado directamente a Hitler, pero semejante muestra de independencia habría dañado su imagen de autoridad suprema.

Hitler, sin acabar de decidirse sobre si actuar o no contra Röhm, decidió hablar de ello con Hindenburg. Antes se encontró con Blomberg, que, aparte de censurarle también por no haber hecho nada todavía, le informó de que el presidente también estaba furioso con las SA, y que se estaba planteando declarar la ley marcial y ceder el gobierno al ejército si Hitler no actuaba contra los camisas pardas. Hindenburg era el único hombre en Alemania con poder para derribar a Hitler, así que después de su entrevista con el presidente el Führer ya había tomado la decisión de actuar con energía.

El 24 de junio los principales oficiales de las SS recibieron un informe cuidadosamente inventado por Himmler y Heyndrich, con documentación adjunta debidamente falsificada, en el que se revelaba que Röhm había recibido doce millones de marcos del gobierno francés para que usara las SA como medio para derrocar a Hitler.

Bette Davies estrenó seis películas ese año, de las cuales Cautivo del deseo, estrenada el 28 de junio, fue su primer gran éxito.

Jambyn Lkhümbe, el Secretario General del Partido Popular de Mongolia caído en desgracia, había regresado de la Unión Soviética libre de toda acusación, pero apenas llegó a su país su sucesor al frente del partido, Dorjjavyn Luvsansharav, aseguró que Lkhümbe le había confesado sus crímenes, con lo que fue arrestado, condenado a muerte y ejecutado el 30 de junio. Entre los investigados en Moscú, además de Lkhümbe y el propio Luvsansharav, se encontraba Khorloogiin Choibalsan, que se ganó una alta reputación entre los soviéticos por la forma despiadada en la que torturaba a sus compatriotas en los interrogatorios. En cambio, las relaciones entre Stalin y el primer ministro Peljidiin Genden empezaron a enfriarse, porque Genden no vio con buenos ojos la sugerencia de Stalin de exterminar a los más de 100.000 monjes budistas que había en Mongolia, a los que Stalin llamaba "el enemigo interior". Se hizo así patente que Genden no comulgaba con algunos principios básicos del comunismo.

Hitler había convocado a Röhm y a los principales dirigentes de las SA para que se reunieran con él ese día en Munich. Hitler llegó a la ciudad antes del amanecer, y en primer lugar se dirigió al Ministerio del Interior de Baviera, donde se encontró con unos líderes de las SA que habían provocado disturbios la noche anterior (algo que sucedía con frecuencia). En un ataque de furia, Hitler arrancó las charreteras de la camisa a August Schneidhuber, el jefe de policía de Munich, por no haber sabido mantener el orden en la ciudad. Los camisas pardas fueron encarcelados y seguidamente Hitler, acompañado de miembros de las SS, marchó al hotel donde se alojaban Röhm y otros oficiales de las SA. Aún no eran las siete de la mañana y estaban todos en la cama. Las SS hicieron una redada tanto en el hotel como en la estación de ferrocarriles, donde tenían que llegar más oficiales convocados a la reunión. Luego Hitler se dirigió al cuartel general del partido nazi, donde, sin presentar ninguna prueba o evidencia, denunció con furia la supuesta conspiración de Röhm, a la que calificó de "la mayor traición de la historia del mundo". A las diez de la mañana Goebbels telefoneó a Göring y le dijo: Colibrí, que era la palabra clave para poner en marcha lo que más adelante se conocería como la Noche de los cuchillos largos. Escuadrones de las SS y la Gestapo salieron en busca de los individuos consignados en las listas elaboradas previamente por Himmler y sus colaboradores. En ellas no sólo figuraban dirigentes de las SA, sino toda clase de enemigos políticos o incluso personales.

Miembros de la Gestapo entraron en la vicecancillería y, sin molestarse en arrestarlo primero, dispararon al secretario de von Papen, Herbert von Bose. También detuvieron a Edgar Jung, que había escrito el discurso de von Papen en Marburgo. El propio von Papen fue arrestado sin contemplaciones, a pesar de su insistencia en que, como vicecanciller, no podía ser arrestado. Fue conducido a una gran celda en el cuartel general de la Gestapo en Berlín, desde donde pudo ver cómo llevaban a Gregor Strasser a una celda individual situada al lado. El propio Heydrich, acompañado de dos miembros de las SS, disparó a través de la mirilla de la celda, pero sólo hirió a Strasser, así que abrieron la puerta y lo remataron. El ex canciller Kurt von Schleicher  y su mujer fueron asesinados en su casa.

Ese día John Dillinger, Baby Face Nelson y otros dos hombres atracaron un banco en Indiana.

Desde que se había aprobado el "código Hays" sobre las directrices éticas que debían cumplir las películas estadounidenses, nadie había hecho un verdadero esfuerzo por exigir su cumplimiento, pero ante el temor de que el gobierno interviniera y estableciera una censura, los estudios cinematográficos decidieron autoimponérselo en serio y se estableción la Administración del Código de Producción, que debía dar el visto bueno a toda película que fuera a estrenarse a partir del 1 de julio. El máximo responsable fue Joseph Breen, un eminente católico seglar que se encargó de que a partir de entonces se cumpliera con rigor. La primera película que había recibido su aprobación unas semanas antes fue El mundo en marcha, dirigida por John Ford. Algunas películas ya estrenadas tuvieron que ser revisadas y algunas escenas fueron suprimidas. Una de las más escandalosas había sido Tarzán y su compañera, en la que una doble de Mauren O'Sullivan bailaba desnuda bajo el agua, y en la escena en que salía del agua, ya interpretada por O'Sullivan, a ésta se le veía un pecho por un instante. Ésta y otras escenas polémicas fueron suprimidas a las pocas semanas del estreno.

Hasta Betty Boop tuvo que cambiar drásticamente de aspecto. Dejó de llevar pendientes y pulseras de oro y un vestido escotado para convertirse en un ama de casa soltera con ropa recatada, y un novio ocasional que le había salido en un episodio a primeros de año terminó convirtiéndose en "novio formal".

Ese día Theodor Eicke entró en la celda en la que se encontraba Ernst Röhm, dejó una pistola encima de la mesa y le dijo que tenía diez minutos para usarla. Röhm respondió: Si tengo que ser asesinado, que lo haga el propio Hitler. Al cabo de diez minutos Eicke entró de nuevo en la celda con otro oficial de las SS, Michael_Lippert, y se encontró a Röhm mostrándole el pecho desnudo en gesto desafiante. Lippert le disparó entonces en el pecho y Röhm murió en el acto. Ese día la Gestapo mató también a Edgar Jung, y su cadáver fue enterrado en una zanja. También fue asesinado August Schneidhuber, el jefe de la policía de Munich que había irritado a Hitler el día anterior.

Las detenciones y asesinatos continuaron el 2 de julio.  La prensa alemana, totalmente controlada por el gobierno, informó de la muerte de diez personas en total. El propio Hitler pidió una relación de muertos para preparar un discurso ante el parlamento. En la lista confeccionada por la Gestapo figuraban 77 nombres. Más adelante se aumentó a 83 al incluir algunos casos que inicialmente habían sido declarados como "excesos" cometidos sin autorización. Pero probablemente la lista total de muertos fue algo mayor.

El 3 de julio el gobierno alemán promulgó un decreto que establecía que "las medidas tomadas el 30 de junio, el 1 y el 2 de julio para evitar ataques traidores son legales en calidad de actos de autodefensa del Estado". Eso significaba que no se autorizaba a investigar las circunstancias de la muerte de ninguno de los incluidos en la lista oficial de muertos. El vicecanciller von Papen fue puesto en libertad por orden de Hitler, pero ya no se atrevió a cuestionar nunca más al régimen nazi.

Hacía ya casi una década, la Sociedad Histórica de Dakota del Sur había promovido la iniciativa de construir un monumento histórico que atrajera el turismo, y el proyecto fue encargado al arquitecto y escultor John Gutzon de la Mothe Borglum, que concibió esculpir las caras de cuatro presidentes de los Estados Unidos en la ladera de una montaña, y finalmente se escogió como emplazamiento Mount Rushmore. Tras siete años de trabajo interrumpido en parte por la crisis económica, el 4 de julio, coincidiendo con el día de la Independencia, se inauguró la efigie de George Washington.

Ese día murió de leucemia Marie Curie. Hacía ya unos quince años que sospechaba que sus problemas de salud podrían deberse a su contacto con el radio y otros materiales radiactivos.

En Chile se produjo una rebelión de campesinos Mapuches, que el 6 de julio tuvieron que enfrentarse en Ranquil con los carabineros, que los rodearon y causaron una masacre.

Varios ministros japoneses fueron acusados de haber conspirado junto con el Banco de Taiwán para manipular el mercado bursátil y el escándalo obligó a dimitir al primer ministro Saitō Makoto, que el 8 de julio fue sustituido por el almirante Keisuke Okada. Un juicio posterior absolvió a todos los acusados.

El 10 de julio se constituyó una nueva policía secreta soviética, el Comisariado del Pueblo par Asuntos Internos, conocida como NKVD por sus siglas en ruso, que incluía a la antigua policía secreta OGPU, pero también a la GULAG y otras organizaciones relacionadas con la seguridad del Estado. Viacheslav Menzhinski, el director de la OGPU había muerto hacía dos meses, así que su subalterno, Guénrij Yagoda, fue puesto oficialmente al frente de la nueva organización.

El 12 de julio se inauguró el Lugar de Aislamiento en Bereza Kartuska, que era un campo de concentración creado por orden del dictador polaco Józef Piłsudski a raíz del asesinato del ministro Pieracki. Pronto albergó a varios centenares de prisioneros, aunque los nacionalistas ucranianos no fueron la mayoría, sino que, ya de paso, el gobierno polaco aprovechó para acomodar principalmente comunistas. Los enviados a Bereza Kartuska eran habitualmente arrestados y confinados sin juicio, en ocasiones por tiempo indefinido.

El 13 de julio Hitler pronunció un discurso ante el Reichstag que fue retransmitido por radio a toda la nación en el que dijo:

En esta hora yo era responsable de la suerte de la nación alemana, así que me convertí en el juez supremo del pueblo alemán. Di la orden de disparar a los cabecillas de esta traición y además di orden de cauterizar la carne cruda bajo las úlceras de este envenenamiento de los pozos de nuestra vida doméstica. ¡Que la nación conozca que su existencia —la cual depende de su orden interno y su seguridad— no puede ser amenazada con impunidad por nadie! Y que se sepa en el tiempo venidero que si alguien levanta su mano para golpear al Estado, la muerte será su premio.

Hitler se reafirmó en la teoría de que Röhm y Schleicher estaban conspirando al servicio de Francia. El embajador francés (que era amigo personal de Schleicher) fue declarado consecuentemente persona non grata y expulsado del país. El ejército aprobó la actuación de Hitler, especialmente después de que el presidente Hindenburg le enviara un telegrama expresándole su gratitud. En cambio el Kaiser Guillermo II, que seguía exiliado en los Países Bajos, se mostró horrorizado y dijo: ¿Qué habría dicho la gente si yo hubiera hecho algo así? Cuando fue informado de la muerte del ex canciller Schleicher y su esposa dijo: "Hemos dejado de vivir bajo el gobierno de la ley, y cualquiera debe estar preparado ante la posibilidad de que los nazis se lo lleven y lo pongan contra el paredón".

Hitler puso a Victor Lutze al frente de las SA, que a partir de ese momento ya no volvieron a ocasionar problemas y su poder fue disminuyendo paulatinamente. Hitler mandó destruir todas las copias del documental La victoria de la fe que Leni Riefenstal había rodado el año anterior con motivo del quinto congreso de Nuremberg, ya que en él salía Röhm dando muy buena imagen. Durante mucho tiempo se creyó que no quedaba ninguna copia, pero hace relativamente poco tiempo se encontró una. Röhm había sido en tiempos una de las pocas personas con permiso para tutear a Hitler, y éste estaba enterado de su homosexualidad. Una vez que alguien le señaló que había muchos homosexuales en la SA había replicado: Las SA son una banda de guerreros, no una institución moral, pero ahora insistía en que nunca había sospechado que Röhm era homosexual. Algunos alemanes decían maliciosamente: Si se ha escandalizado tanto al enterarse de que Röhm era homosexual, ¿qué hará cuando se entere de que Göring está gordo y de que Goebbels cojea?

El 16 de julio se aprobó una nueva constitución en Brasil, y el parlamento eligió al hasta entonces dictador Getúlio Vargas como presidente de la república.

Los nacionalistas chinos admitieron su derrota ante los comunistas en la frontera entre Shaanxi y Gansu, donde, tras unas treinta batallas, habían perdido unos tres mil hombres. En cambio, la campaña continuaba en el norte, donde el 17 de julio los comunistas se hicieron con Anding.

La policía había perdido el rastro a John Dillinger, que finalmente había regresado a Chicago con el nombre de Jimmy Lawrence, había conseguido un trabajo y había encontrado una nueva novia llamada Polly Hamilton, que desconocía su auténtica identidad. No obstante, fue denunciado por la dueña de un prostíbulo, una rumana llamada Ana Sage, que quiso asegurarse de que no la deportarían por "baja moralidad" a cambio de facilitar la detención de Dillinger. El 22 de julio, cuando Dillinger salía de un cine junto a Hamilton y Sage, advirtió que la policía le preparaba una emboscada, sacó su pistola y trató de escapar, pero fue alcanzado por varios disparos que lo mataron en el acto. La película que había ido a ver era El enemigo público número 1, y este suceso le dio una fama inesperada que sorprendió a la propia productora, la Metro-Goldwyn-Mayer. Myrna Loy y William Powell se convirtieron de repente en grandes estrellas (aunque el éxito reciente de La cena de los acusados también había ayudado).

El 25 de julio unos 150 nacionalsocialistas austriacos disfrazados de soldados aprovecharon el cambio de guardia en la cancillería para entrar en el edificio con el propósito de capturar al gobierno. Sin embargo, casi todos los ministros lograron huir excepto el canciller Dollfuss, que recibió dos disparos en el cuello mientras lo intentaba y murió desangrado dos horas después, ya que los nazis no permitieron que recibiera asistencia médica. Otro grupo de nazis tomó una emisora de radio, desde la que informaron de la dimisión de Dollfuss y de que se formaba un nuevo gobierno presidido por Anton Rintelen. Los golpistas esperaban que se produjera un alzamiento en todo el país, pero sólo se produjeron sublevaciones a pequeña escala en algunos puntos. Otro grupo que debía haber capturado al presidente Wilhelm Miklas fracasó en el intento. Cuando Kurt von Schuschnigg, ministro de Justicia y de Educación, le telefoneó para informarle de lo que estaba sucediendo, Miklas lo nombró primer ministro interino y le ordenó aplastar el golpe por la fuerza, sin negociar con los insurrectos. Von Schuschnigg envió a buscar a Rintelen a su hotel y lo arrestó. Luego presentó un ultimátum a los nazis parapetados en la cancillería en el que les dio un cuarto de hora para rendirse. Las negociaciones duraron dos horas más. Los nazis lograron un salvoconducto que les permitiría llegar hasta la frontera alemana, pero pidieron que acudiera el embajador alemán para supervisar el trayecto. Finalmente, aceptaron rendirse, y en cuanto salieron fueron apresados. Von Schuschnigg justificó la rescisión del salvoconducto alegando que cuando lo ofreció no sabía que habían matado a Dollfuss.

Dollfuss tenía concertada una cita con Mussolini para unos días más tarde. Su familia estaba ya en Roma como huésped del Duce. Al enterarse del intento de golpe de Estado, Mussolini ordenó desplegar tropas en la frontera entre Italia y Austria y ya se ofreció al gobierno austriaco para entrar en el país y ayudar a reprimir las revueltas en las provincias. No obstante, von Schuschnigg declinó la oferta temiendo que acabara convertida en una ocupación, o que Austria se convirtiera en campo de batalla entre Italia y Alemania. Por su parte, Yugoslavia amenazó con invadir Carintia si entraban tropas italianas en Austria.

El intento de golpe de Estado había sido organizado en colaboración con el gobierno alemán. El propio Himmler estuvo involucrado. Una Legión Austriaca formada con exiliados nazis austriacos realizó algunas incursiones desde Baviera. Sin embargo, von Schuschnigg había cortado las comunicaciones de la embajada alemana y el gobierno de Hitler carecía de información de lo que estaba ocurriendo el Austria. Tras haber recibido las primeras noticias del golpe, antes de que se cortaran las comunicaciones, Goebbels había expresado públicamente la felicitación del gobierno alemán al nuevo gobierno de Rintelen. Pero al anochecer, cuando von Schuschnigg restableció las comunicaciones para que el embajador alemán pudiera informar del fracaso del golpe, Hitler ordenó a Goebbels que se dejara de festejos mientras el ministro de asuntos exteriores comunicaba al gobierno austriaco sus condolencias por la muerte de Dollfuss.

El 26 de julio, consciente de que no iba a ser fácil disimular la simpatía que le había inspirado el golpe de Estado, Hitler trató de arreglar las cosas proponiendo como embajador en Austria a Franz von Papen, aunque el gobierno austriaco tardaría unos días en aceptar la oferta.

Maurice Thorez, el secretario general del Partido Comunista Francés, había iniciado un proceso de aproximación al Partido Socialista, lo que suponía un giro radical en las directrices marcadas años atrás por la Internacional Comunista, aunque la idea contaba ahora con el visto bueno de ésta, es decir, de Stalin, como reacción al éxito que el fascismo estaba teniendo en Europa, especialmente en Alemania. En efecto, dos meses antes había aparecido en el diario Pravda un artículo en el que se discutía favorablemente la posibilidad de entablar alizanzas entre comunistas y socialistas. No obstante, más que la preocupación por el fascismo, entre los móviles de Thorez pesaba más que su partido había quedado aislado y estaba perdiendo simpatizantes a un ritmo cada vez mayor. Así, el 27 de julio Thorez firmó con el socialista Léon Blum un primer pacto de "unidad de acción" contra el fascismo y contra el gobierno de Gaston Doumergue.

Ese día obtuvo su doctorado en física un ingeniero alemán llamado Wenher Magnus Maximilian Freiherr von Braun, que procedía, obviamente, de una familia aristocrática. Su tesis doctoral fue publicada con el título de Sobre pruebas de combustión, pero en realidad sólo se publicó una parte de ella, ya que el resto fue declarado alto secreto por el ejército alemán, y el título del trabajo completo era Construcción, teoría y solución experimental al problema del cohete del combustible líquido. Ese año su grupo de trabajo logró construir dos cohetes de combustible líquido que alcanzaron una altura de 2.2 y 3.5 km, respectivamente. En cambio, el estadounidense Robert Goddard nunca había conseguido que sus cohetes llegaran a más de 610 metros y por esa época la crisis económica lo había dejado sin financiación, por lo que sus trabajos estaban paralizados.

El 28 de julio el gobierno austriaco había sofocado los últimos restos de la insurrección nazi en el país. Se calcula que dejó alrededor de un centenar de muertos y medio millar de heridos. Trece golpistas fueron condenados a muerte y unos 4.000 nazis fueron detenidos, muchos de los cuales huyeron a Alemania o a Yugoslavia tras ser puestos en libertad.

El 29 de julio von Schuchnigg fue confirmado como nuevo canciller austriaco.

El 30 de julio Harold Lloyd estrenó La garra del gato, una comedia muy distinta a todas las que había protagonizado hasta entonces, con mucha crítica social al estilo de Capra. La publicidad decía: Todo es nuevo menos las gafas.

El 30 de julio el Partido Laborista propuso una moción de censura contra el gobierno británico por sus proyectos de rearme. Ésta no prosperó y el 31 de julio se aprobó la creación de 40 nuevos escuadrones para la RAF en cinco años.

El 1 de agosto Hitler fue informado de que el presidente Hindenburg agonizaba, víctima de un cáncer de pulmón. Fue a visitarlo y Hindenburg le dio el tratamiento de majestad, porque lo confundía con el Kaiser. Inmediatamente reunió a su gabinete e hizo aprobar un decreto por el que a la muerte de Hindenburg los cargos de presidente y canciller se unirían en un cargo único que se llamaría Führer und Reichkanzler. Hindenburg murió el 2 de agosto, y dos horas después de su muerte Hitler publicó el nuevo decreto. Tuvo, eso sí, la delicadeza de anunciar que convocaría un referéndum para ratificarlo. Desde ese mismo día los miembros de las fuerzas armadas fueron obligados a prestar un juramento de obediencia incondicional a Hitler. El juramento previo exigía lealtad a la constitución y a las leyes, mientras que el nuevo requería obedecer a Hitler aunque las órdenes fueran contrarias a la legalidad.

El 7 de agosto tomó posesión como presidente de Colombia Alfonso López Pumarejo. Después de su elección, antes de haber tomado posesión del cargo, había viajado a Lima para entrevistarse con el presidente peruano, el general Óscar R. Benavides, amigo suyo desde que ambos habían coincidido en Londres como diplomáticos, y ambos pusieron fin al conflicto fronterizo que se había desencadenado en Leticia.

El 8 de agosto el general Maximiliano Hernández Martínez delegó la presidencia de El Salvador en Andrés Ignacio Menéndez asignándose a la vez el ministerio de Guerra, Marina y Aviación. El propósito de este cambio era preparar su reelección a la presidencia.

El 11 de agosto Disney estrenó "A beneficio de los huérfanos", de la serie de cortos de Mickey Mouse, en el que aparece por segunda vez el pato Donald. En su primera intervención, en la serie Silly Symphonies, aparecía en color, pero la serie de Mickey era en blanco y negro. En este corto aparece un tercer personaje que ya había aparecido en otros cortos, un perro sin un nombre definido (aunque los animadores se referían a él como Dippy Dawg), y que ahora se presentaba un tanto rejuvenecido con el nombre de Goofy.

Los bolivianos controlaban una serie de fuertes en la región más desértica del Chaco, desde la cual tenían la posibilidad de amenazar el alto Paraguay y desde allí los centros de abastecimiento del ejército paraguayo. Para prevenir esta posibilidad, el general Estigarribia encargó al teniente coronel Rafael Franco que tomara el puesto boliviano más avanzado, el fortín 27 de Noviembre. Franco salió de Garrapatal el 13 de agosto y en un rápido avance el 14 de agosto tomó el fuerte de La Faye y el 15 de agosto Picuiba. Se hizo con 450 prisioneros y bastantes armas con escasas pérdidas.

El presidente Roosevelt dio la orden de retirar los marines estadounidenses de Haití, aunque los Estados Unidos seguirían fiscalizando las cuentas haitianas en los años siguientes. Ese día los últimos soldados abandonaron el país.

Los comunistas de Shaanxi lanzaron una nueva oleada de ataques contra los nacionalistas.  En cuatro días lograron tres grandes victorias y los nacionalistas perdieron dos compañías completas. Poco después se retirarían derrotados de Shaanxi.

Tras ganar unas elecciones en las que había sido el único candidato, el 16 de agosto Rafael Leónidas Trujillo inició un segundo mandato como presidente de la República Dominicana.

Ese día se estrenó Cleopatra, dirigida por Cecil B. DeMille y protagonizada por Claudette Colbert. Fue la segunda película más taquillera del año. Debido al miedo que la actriz manifestó tener a las serpientes, DeMille retrasó todo lo posible el rodaje de la escena de la muerte de Cleopatra. Ese día entró en el estudio con una enorme boa constrictor alrededor de su cuello y puso en las manos de Colbert una pequeña serpiente de jardín (la que la tenía que "matar").

Viendo el éxito que estaba teniendo la operación de Rafael Franco en el Chaco, el genera Estigarribia le permitió que desdoblara sus fuerzas en dos. Una parte se dirigió hacia el fortín 27 de Noviembre, el objetivo previsto, que fue tomado el 17 de agosto, mientras que otra parte se dirigió hacia el oeste, hacia Carandaity, amenazando una zona petrolífera boliviana.

El 18 de agosto, la víspera del día en que estaba convocado el referéndum para aprobar que Hitler se convirtiera en Führer und Reichkanzler de Alemania, un grupo de artistas publicó un manifiesto de apoyo a Hitler. Entre ellos destacaban el compositor Richard Strauss o el director de orquesta Wilhelm Furtwängler. Sin embargo, estas adhesiones eran más aparentes que reales. El año anterior Furtwängler había condenado el antisemitismo en una carta abierta a Goebbels, y ese mismo año había declarado públicamente que Hitler era un enemigo de la raza humana, y había ayudado a varios músicos judíos de la Orquesta Filarmónica de Berlín a colocarse en orquestas extranjeras. Otros prestigiosos directores de orquesta alemanes habían tenido que huir en cuanto Hitler llegó al poder, porque eran judíos, como Otto Klemperer o Bruno Walter. Furtwängler pensaba que lo correcto no era huir del país, sino sobrevivir como mejor pudiera al nazismo. Hay constancia en grabaciones de cómo se limpiaba la mano después de haber tenido que dársela a Goebbels o a Hitler.

El 19 de agosto fueron unos 70 intelectuales los que publicaron un manifiesto de apoyo a Hitler. Entre ellos estaba el filósofo Martin Heidegger, que sí que era un nazi convencido, pero eso no tenía nada de sorprendente. Lo extraño sería que alguien capaz de considerar razonable la filosofía de Heidegger pudiera encontrar alguna objeción a la ideología nazi (no porque tuvieran nada en común, aparte de ser ambas disparatadas). El referéndum tuvo lugar con escasa intimidación en las urnas, si bien Hitler ya no la necesitaba, pues tenía todos los medios de comunicación bajo su control. Con una participación del 95.7% del censo (más de 45 millones de alemanes de ambos sexos) el 88.1% de los votantes aprobó que Hitler se convirtiera en la autoridad suprema de Alemania. Así se cerraba el proceso de constitución de lo que Hitler llamó el Tercer Reich, contando como primer imperio alemán el Sacro Imperio Romano Germánico, y al imperio de Guillermo I como segundo imperio. La palabra Reich en alemán es genérica (su traducción literal sería algo así como dominio) y no implica la existencia de un emperador (Kaiser).

El 20 de agosto el juramento de lealtad a Hitler impuesto a los militares alemanes se extendió a todos los funcionarios públicos.

El 21 de agosto Rafael Franco atacaba el fortín de Algodonal, que se rindió el 22 de agosto. El teniente Hugo René Pol, que estaba al mando del fortín en el momento del ataque, huyó al monte con unos 500 hombres y trató llevarlos a territorio seguro, pero muchos de sus soldados murieron de sed y los restantes terminaron entregándose a lo largo de los días siguientes. El propio Pol se entregó finalmente junto con 68 supervivientes.

El 23 de agosto murió Homer van Meter en una emboscada que le tendió la policía en Minesota. El único miembro con vida de la banda de Dillinger era ahora Baby Face Nelson.

El 27 de agosto Rafael Franco llegaba a Carandaity, en la retaguardia del ejército boliviano, pero tuvo que retroceder por el agotamiento de sus soldados y por la dificultad para abastecerse de agua.

Tras haber protagonizado El agente nº 13, una película ambientada en la guerra civil que no tuvo mucho éxito, Gary Cooper triunfó con Ahora y siempre, estrenada el 31 de agosto y en la que interpreta a un ladrón de joyas al que su hija (Shirley Temple) da lecciones de ética. Cooper quedó impresionado con el talento de la niña, que ya recibía casi 500 cartas de admiradores al día, y hubo que contratar una secretaria para hacerse cargo de su correspondencia. El director era Henry Hathaway, que había iniciado su carrera como ayudante de Cecil B. DeMille, y luego había pasado a dirigir principalmente películas del Oeste.

El 1 de septiembre tomó posesión como presidente de Ecuador José María Velasco Ibarra.

El 5 de septiembre se inauguró en Nuremberg el sexto congreso del Partido Nacional Socialista Obrero Alemán, con la presencia de unos 700.000 partidarios. Leni Riefenstahl recibió nuevamente el encargo de elaborar un documental. Si La victoria de la fe había durado 64 minutos, El triunfo de la voluntad duró 114 minutos y está considerado una obra maestra de la propaganda política.

El 6 de septiembre Mussolini pronunció un discurso en Bari en el que hizo alusión a las teorías de Hitler sobre la superioridad de la raza germánica sobre los latinos. Dijo:

Treinta siglos de historia nos permiten mirar con soberana misericordia a ciertas doctrinas de más allá de los Alpes, sostenidas por los descendientes de una gente que desconocía la escritura con la que transmitir documentos sobre su propia vida en la época en que Roma tenía a César, Virgilio y Augusto.

El 15 de septiembre se estrenó La emperatriz escarlata, dirigida por Josef von Sternberg y protagonizada por Marlene Dietrich, sobre la vida de Catalina la Grande de Rusia.

El dictador Jorge Ubico había convocado el típico referéndum para que los guatemaltecos declararan la ilusión que les hacía tener otros seis años de dictadura. Entonces, Efraín Aguilar Fuentes, director del registro de la propiedad, denunció ante el presidente que el director de la policía, hombre de confianza de Ubico, se había apropiado ilegalmente de varias fincas, y que no estaba dispuesto a apoyar la reelección. Por otra parte, Humberto Molina Santiago había tratado de organizar un partido político que rivalizara con Ubico. Sin embargo, Aguilar, Molina y otras personas fueron arrestadas bajo acusación de conjurar contra la vida del presidente y el 18 de septiembre fueron ejecutados después de haber confesado bajo tortura la veracidad de las acusaciones inventadas al efecto.

Ese día la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas ingresó en la Sociedad de Naciones.

Vito Genovese logró estafar 150.000 dólares a un rico jugador, y Ferdinand Boccia le reclamó 35.000 dólares porque había sido él quien le había presentado la víctima. Genovese consideró que la reclamación no era justa del todo y 19 de septiembre, mientras estaba en una cafetería, Boccia recibió el pago que Genovese consideró pertinente, en forma de balas de plomo.

El 21 de septiembre se estrenó La bella de los noventa, protagonizada por Mae West, después de un considerable proceso de edición para cumplir con el código Hays. Pese a ello, fue un gran éxito y la Paramount no se arrepintió de haber accedido a la costosa exigencia de la actriz de contratar a la orquesta de Duke Ellington para acompañar los números musicales.

La policía estadounidense encontró finalmente el rastro de los billetes con los que se había pagado el rescate del hijo de Charles Lindbergh y el rastro condujo a la detención de un carpintero alemán llamado Bruno Richard Hauptmann. En un registro de su garaje, la policía encontró 14.000 dólares que habían formado parte del rescate. No obstante, Hauptmann explicó que un amigo y socio suyo llamado Isidor Fisch había muerto recientemente después de regresar a Alemania, y que se había dejado varias pertenencias, entre ellas una caja de zapatos en la que Hauptmann encontró el dinero, y se lo quedó porque se lo debía como consecuencia de un negocio en el que habían participado. No obstante, en su casa la policía encontró también una libreta con unos esbozos sobre cómo construir una escala similar a la que se encontró en la casa de Lindbergh cuando fue secuestrado su hijo, una pieza de madera que coincidía con la que se había usado para construir la escala, así como el teléfono de John Condon, que actuó como mediador para el pago del rescate. El 24 de septiembre fue acusado de extorsión por el cobro del rescate y unos días más tarde del asesinato de Charles Lindbergh Jr.

El 27 de septiembre Afganistán ingresó en la Sociedad de Naciones y el 28 de septiembre lo hizo Ecuador. En ese momento el número de socios era de 58 países.

La policía española había incautado a los socialistas tres importantes depósitos de armas en Madrid y la Guardia Civil incautó en Asturias un alijo de armas que había llegado a puerto en un barco mercante. La vocación revolucionaria del PSOE había llegado a tal nivel de firmeza que hasta el Partido Comunista de España, que hasta entonces había criticado duramente a los socialistas, se alió con ellos.

Recientemente el Partido Radical Demócrata escendido del Partido Radical se había unido al Partido Republicano Radical Socialista para formar la Unión Republicana. El 1 de octubre la CEDA anunció que retiraba su apoyo a Samper y que exigía formar parte del gobierno. Ésta era la chispa que habían estado esperando los dirigentes socialistas para justificar su proyecto de revolución. El presidente Alcalá Zamora encargó a Alejandro Lerroux que resolviera la crisis de gobierno y el 4 de octubre  se formó un nuevo gobierno presidido por Lerroux, con Samper como ministro de Estado y con tres ministros de la CEDA. Ese mismo día la Comisión Mixta integrada por representantes del PSOE, la UGT y las Juventudes Socialistas declaró la huelga revolucionaria para el día siguiente.

El 5 de octubre la huelga tuvo una amplia participación en Madrid y hubo un intento de asaltar la presidencia del gobierno y otros edificios gubernamentales, pero fueron reprimidos tras dos horas de disparos y los sublevados fueron arrestados. Se notó una gran deficiencia en la organización. Había un cierto número de huelguistas armados, pero no supieron exactamente qué hacer con sus armas. La huelga en sí, no obstante, se prolongó durante ocho días. En gran parte de España no hubo incidentes revolucionarios, y en muchas ciudades donde los hubo, fueron reducidos fácilmente en cuanto se supo el fracaso en Madrid. La mayor excepción fue Asturias, donde los socialistas, en colaboración con los anarquistas, habían conseguido acumular un arsenal de 1.300 fusiles y cuatro ametralladoras, además de pistolas y millares de cartuchos de dinamita. Algunas de las armas las habían robado una a una de varias fábricas de armas y otras se las habían comprado a contrabandistas. La dinamita la obtuvieron de las minas. Además, las Juventudes Socialistas y las Juventudes Libertarias (anarquistas) habían recibido entrenamiento militar por parte de ex sargentos con coberturas diversas (grupos excursionistas, clubes culturales, etc.) Así, los socialistas contaban con unos 2.500 combatientes, los anarquistas con otros 1.000 y los comunistas con unos 100 más. En cuanto se declaró la huelga, los mineros se hicieron rápidamente con el control de toda la cuenca minera. Sólo en las primeras horas ocuparon 23 cuarteles de la Guardia Civil. Muchos otros serían tomados en los días siguientes por el mero abandono de las guarniciones que los ocupaban. Además, los huelguistas lograron derrotar a un batallón de infantería y a una sección de Guardias de Asalto enviados contra ellos después de que el gobierno central hubiera declarado el Estado de Guerra.

El gobierno encargó a los generales Francisco Franco y Manuel Goded la represión de la sublevación asturiana, quienes recomendaron que se trajeran tropas de la Legión y de Regulares desde Marruecos. El ministro de la Guerra, Diego Hidalgo, respaldó la propuesta, y así se hizo. Unos 18.000 africanos fueron embarcados rápidamente hacia España. Además se enviaron dos buques de guerra a bombardear ciudades costeras.

En las provincias vascongadas también tuvo cierta influencia la huelga general, aunque algo atenuada por el hecho de que el Partido Nacionalista Vasco no la respaldó. En Álava no tuvo apenas seguidores. En Vizcaya los mineros ocuparon la cuenca minera, pero no hubo apenas disturbios porque las fuerzas de orden público se replegaron a Bilbao, la capital. En Guipúzcoa, en cambio, el paro fue total, si bien apenas hubo disturbios violentos, excepto en las localidades de Éibar y Mondragón, donde sí que hubo insurrección armada. En Éibar murieron cuatro insurrectos y un guardia de asalto, pero la guardia civil facilitó la entrada en la localidad de dos compañías de infantería, mas unos guardias de asalto provistos de carros armados con ametralladoras y ese mismo día apaciguaron el lugar. Unos 170 vecinos fueron sometidos a consejos de guerra. En Mondragón los insurgentes requisaron diversos comercios y detuvieron a 72 "enemigos de la revolución". Dos de ellos terminaron asesinados al igual que un trabajador que fue tiroteado por no unirse a la huelga.

Ese día fueron asesinados seis religiosos en varios pueblos asturianos. Además en Oviedo, la capital asturiana, fue incendiado un convento, al igual que fue quemada la iglesia de Valdecuna, cuyo párroco fue uno de los asesinados. En Oviedo la rebelión había fallado al principio por algunos imprevistos que permitieron a la Guardia Civil prepararse mejor para responder a los insurrectos, pero el 6 de octubre las columnas de mineros tomaron el ayuntamiento ovetense. Ese día fueron incenciados un convento, una iglesia y una residencia de sacerdotes.

Los disturbios en Mondragón estaban ya sofocados, mientras que en Vizcaya se estaban produciendo importantes tiroteos.

La huelga general había paralizado a Barcelona, donde ese día se convocó una manifestación que reclamaba una República Catalana. No hubo prácticamente actos violentos en Barcelona, y muy pocos en toda Cataluña. A las ocho de la tarde, Lluís Companys, el presidente de la Generalidad, apareció en un balcón para proclamar el Estado Catalán de la República Federal Española:

¡Catalanes! Las fuerzas monárquicas y fascistas que de un tiempo a esta parte pretenden traicionar a la República, han logrado su objetivo y han asaltado el Poder. Los partidos y los hombres que han hecho públicas manifestaciones contra las menguadas libertades de nuestra tierra, y los núcleos políticos que predican constantemente el odio y la guerra a Cataluña constituyen hoy el soporte de las actuales instituciones. [...]
Cataluña enarbola su bandera, llama a todos al cumplimiento del deber y a la obediencia absoluta al Gobierno de la Generalidad, que desde este momento rompe toda relación con las instituciones falseadas. En esta hora solemne, en nombre del pueblo y del Parlamento, el Gobierno que presido asume todas las facultades del Poder en Cataluña, proclama el Estado Catalán de la República Federal Española, y al establecer y fortificar la relación con los dirigentes de la protesta general contra el fascismo, les invita a establecer en Cataluña el gobierno provisional de la República, que hallará en nuestro pueblo catalán el más generoso impulso de fraternidad en el común anhelo de edificar una República Federal libre y magnífica.

No deja de ser sorprendente lo fácilmente que colaban expresiones como "asalto al poder" y "instituciones falseadas" para referirse a que un partido político hubiera entrado en el gobierno por el peso los votos limpiamente recibidos. Companys comunicó sus intenciones al general Domingo Batet, entonces capitán general de Cataluña, y le pidió que se pusiera a sus órdenes para servir a la República Federal de Cataluña. Batet habló con Enrique Pérez Farrás, el jefe de los Mozos de Escuadra (la policía catalana), el cual le comunicó que sólo obedecería al presidente de la Generalidad. Seguidamente Batet habló con Lerroux y se dispuso a aplicar el Estado de Guerra ordenado el día anterior por el gobierno central. Al anochecer se distribuyeron grupos armados por las calles de Barcelona y aparecieron las primeras barricadas, mientras los edificios públicos se atrincheraban. Pérez Farrás se ocupó personalmente de la defensa del Palacio de la Generalidad. A las once de la noche llegó una compañía de infantería y una batería de un regimiento de artillería. Recibieron disparos que mataron a un sargento e hirieron a otros siete militares. La artillería respondió causando varios muertos entre los insurgentes, que se rindieron ya en la madrugada del 7 de octubre. Poco después se rendía Companys, las tropas entraron en la Generalidad y allí detuvieron al propio Companys, al presidente del Parlamento, Joan Casanovas, al alcalde de Barcelona, Carles Pi i Sunyer y a varios diputados, como Josep Tarradellas. En total habían muerto 38 civiles y 8 militares. Más de 3.000 personas fueron encarceladas. Los militares que habían participado en la revuelta, entre ellos Pérez Farrás, fueron condenados a muerte, aunque el presidente Alcalá Zamora les conmutaría la pena por la de cadena perpetua (pese a la oposición de la CEDA, que pedía un castigo ejemplar). Batet nombró al general Francisco Jiménez Arenas presidente provisional de la Generalidad.

Mientras tanto los mineros asturianos tomaban la estación de ferrocarriles de Oviedo. Ese día desembarcó en Gijón un batallón de Legionarios y Regulares africanos bajo el mando del teniente coronel Juan Yagüe, que trató de abrirse paso hacia Oviedo, aunque fue retenido temporalmente por los insurgentes locales. En Oviedo se incendió un convento y el palacio arzobispal. Seis jóvenes seminaristas que habían logrado huir del convento fueron fusilados en una carretera. Otros tres religiosos fueron asesinados en otras localidades.

Los nacionalistas chinos se estaban imponiendo sobre los comunistas del soviet de Jiangxi. Hacía unas semanas que Chiang Kai-shek había distribuido un ambicioso plan para acorralar a sus adversarios. Iba a establecer 30 líneas de bloqueo conectadas por otras tantas alambradas, muchas de ellas electrificadas, en un perímetro a 150 km alrededor de Ruijin, con la intención de que el hambre acabara con los comunistas. El ejército contaba también con más de mil camiones para transportar rápidamente las tropas en caso de que intentaran una salida. Sin embargo, los comunistas se hicieron con una copia del proyecto y trataron de hacérsela llegar a los sitiados. El encargado fue Xiang Yunian, que se rompió cuatro dientes con una piedra para disfrazarse de mendigo y puso los papeles el en fondo de un saco cubiertos por comida en mal estado, y así pudo burlar el bloqueo y llegar a Ruijin. Al recibir la información los comunistas decidieron retirarse antes de que el cerco estuviera construido. Xiang Ying fue relevado del mando y se le encomendó permanecer en la retaguardia con 20.000 hombres mientras el grueso del Ejército Rojo, formado por más de 80.000 soldados, hubiera escapado.

El 8 de octubre el cuartel de la Guardia Civil de Oviedo cayó en manos de los insurrectos. Tres religiosos fueron asesinados por los socialistas. En la localidad de Alsasua un huelguista resultó muerto en un tiroteo, y fue la única víctima mortal en la provincia de Navarra.

El rey Alejandro I de Yugoslavia tenía varios enemigos. Por una parte estaba el movimiento Ustacha, que era un grupo de nacionalistas croatas, simpatizantes de los nazis, que aspiraban a la independencia de Croacia. Había sido fundado hacía cuatro años por Ante Pavelić, cuando el monarca instauró la dictadura, y desde entonces había cometido varios atentados terroristas: bombas, descarrilamiento de trenes, asesinatos, intentos de insurrección... El año anterior había tratado incluso de asesinar al rey, pero al final no habían podido llevar adelante el plan. Los croatas contaban con campos de entrenamiento en Italia. Por otro lado estaba la Organización Interna Revolucionarioa de Macedonia, que quería devolver Macedonia a Bulgaria, que había quedado repartida entre Yugoslavia y Grecia tras la Primera Guerra Mundial (en realidad se había fundado a principios de siglo, y entonces su objetivo era independizar Macedonia del Imperio Otomano). La OIRM contaba con pequeños grupos armados que, desde Bulgaria pasaban a Grecia y Yugoslavia para cometer atentados. El rey Alejandro I había estado viajando mucho desde el año anterior, tratando de establecer buenas relaciones diplomáticas con diversos países. Había estado en Rumanía, en Bulgaria y en Turquía, y se había anunciado su visita a París. La Ustacha contrató a Vlado Chernozemski, de la OIRM (que había sido condenado a muerte por varios asesinatos y posteriormente amnistiado en Bulgaria), para que organizara un atentado contra el rey en Francia. Chernozemski entrenó en Italia a militantes croatas en un campo de tiro con imágenes del rey Alejandro I de tamaño natural. Más tarde tuvo lugar una reunión de Pavelić y otros miembros de la Ustacha con Ivan Mihailov, uno de los dirigentes de la OIRM, con la presencia de Enrico Conti, inspector general de la policía secreta italiana. Allí se concretó el plan de actuación. Los terroristas se dividieron en varios grupos: uno, dirigido por el propio Chernozemski, trataría de asesinar al rey durante su desembarco en Marsella. Si el intento fracasaba, otro grupo intentaría asesinarlo con una bomba. Si esto también fallaba, otro grupo lo esperaría en París y el cuarto grupo estaría en Gran Bretaña, donde el monarca pensaba acudir después de la reunión en París en un viaje privado para visitar a su heredero, el príncipe Pedro, que estaba estudiando allí.

Alejandro I desembarcó en Marsella el 9 de octubre a las 16:05, donde fue recibido por el ministro de Asuntos Exteriores francés, Louis Barthou, el alcalde de la ciudad, el general Alphonse Joseph Georges, jefe del Estado Mayor. Una multitud vitoreaba al monarca, que subió a un automóvil con Barthou y Georges. Durante el recorrido, Chernozemski saltó al estribo del coche gritando ¡viva el rey!, y disparó a los tres ocupantes. El búlgaro cayó herido de muerte por el sablazo de un escolta que montaba a caballo al lado del vehículo. Alejandro I y el el ministro francés murieron poco después, al igual que Chernozemski, mientras que Georges logró recuperarse de las heridas.

Alejandro I fue sucedido por su hijo Pedro II, que tenía entonces once años, y un primo de su padre, Pablo Karađorđević, actuó de regente. Mussolini había desplegado tropas en la frontera con Yugoslavia con la intención de cruzarla ante el menor disturbio, pero no sucedió nada que le permitiera dar el paso.

Los mineros asturianos tomaron la fábrica de armas de Oviedo. Los insurgentes pusieron a trabajar a pleno rendimiento todas las fábricas de armas que cayeron en sus manos. Para entonces, casi toda Asturias estaba en rebeldía. En Mieres fueron asesinados diez religiosos conocidos como los Mártires de Turón, así como un ingeniero y dos de sus empleados que trabajaban para una de las empresas mineras de la zona.

Manuel Azaña se encontraba casualmente en Barcelona, donde había ido para asistir a un funeral. Había recibido una oferta del presidente Companys de apoyar su movimiento para convertir a Cataluña en un Estado federal dentro de España, pero se había negado, pues Azaña siempre se había manifestado en contra del federalismo. La prensa de Madrid lo acusó de cooperar con los insurgentes catalanes y ese día lo arrestó la policía.

El 10 de octubre las tropas de Yagüe desembarcadas en Gijón lograron finalmente continuar su avance hacia Oviedo. Una columna que ascendía desde León hacia Asturias bajo el mando del general Amado Balmes estaba retenida en Vega del Rey, acorralada por unos 3.000 mineros organizados y armados en Mieres. Un religioso más fue asesinado en Olloniego.

Azaña fue interrogado por el general Sebastián Pozas, que se convenció de que no había tenido nada que ver con la insurrección catalana. Sin embargo, al mismo tiempo Alejandro Lerroux declaraba ante la prensa que la policía le había incautado documentación comprometedora, lo cual era totalmente falso. En los días siguientes recibió numerosos telegramas de solidaridad durante su encarcelamiento.

Ese día los socialistas franceses oyeron estupefactos en Nantes a Maurice Thorez reivindicar "una alianza de las clases medias con la clase obrera" y la constitución de una agrupación no sólo "obrera", sino más bien "popular", lo que podía entenderse como un llamamiento, no sólo a los socialistas, sino también al partido radical de Édouard Herriot, que representaba en gran medida a las clases medias.

Sólo el 11 de octubre, tras un duro combate en el que los mineros usaron piezas de artillería (gracias a la colaboración de un teniente de la Guardia Civil hecho prisionero), las tropas gubernamentales pudieron avanzar hacia Mieres. Los socialistas hicieron estallar una bomba en la Catedral de Oviedo que destruyó numerosas reliquias y obras de arte, además de causar destrozos en el propio edificio. Para entonces las tropas gubernamentales se acercaban a Oviedo por cuatro frentes: desde Gijón, Mieres, Santander y Galicia. Cuando el Comité Revolucionario Provincial de Asturias conoció la noticia, unida al fracaso de la insurrección en el resto de España, ordenó la retirada de Oviedo y se disolvió, aunque los huelguistas estaban combatiendo ya en el centro de la ciudad contra la primera columna de soldados que había llegado a Oviedo, la procedente de Galicia bajo el mando del general Eduardo López Ochoa. Sin embargo, el comité desertor fue rápidamente sustituido por otro y la lucha continuó. Poco después llegaron los legionarios, que acompañaron su irrupción con actos de pillaje.

Para entonces la insurrección en las provincias vascongadas estaba sometida. En Vizcaya la Guardia Civil no había tardado en arrestar a los cabecillas, y luego fue fácil ocuparse del resto. En Bilbao hubo quince huelguistas muertos, más un comerciante al que mató un piquete cuando intentaba abrir su establecimiento.

El 12 de octubre se estrenó La alegre divorciada, protagonizada por Fred Astaire y Ginger Rogers, basada en un musical que Astaire había representado en teatros hasta el año anterior, con música de Cole Porter. Ésta fue la primera película en la que Astaire impuso sus criterios sobre cómo debían presentarse los números musicales. Por una parte, cada número debía rodarse en una única toma, con una cámara inmóvil (o casi inmóvil) que mantuviera a todos los bailarines a la vista todo el tiempo, nada de planos parciales, vistas aéreas, etc. Por otra parte, los números musicales no tenían que ser paréntesis en el desarrollo de la acción, sino que tenían que formar parte de ésta. Por su parte, Ginger Rogers no se limitaba a ser una excelente compañera de baile de Astaire, sino que ese año estrenó otras cinco películas: un musical, tres dramas y una comedia.

Ese día el superior de un convento fue asesinado en Oviedo. El 13 de octubre los huelguistas incendiaron un colegio religioso y un edificio de la Universidad de Oviedo, con lo que su rica biblioteca y su pinacoteca fueron reducidas a cenizas. Tres religiosos más fueron asesinados. Al final del día Oviedo estaba ya bajo el control de las tropas gubernamentales. Los mineros se retiraron hacia las cuencas mineras, donde se formó un tercer Comité Revolucionario bajo la presidencia del socialista Belarmino Tomás.

La Asamblea Nacional de Siam votó una enmienda a los códigos civil y militar que entre otras cosas permitía al gobierno dictar penas de muerte sin necesidad de la aprobación del rey. Rama VII protestó y en dos cartas que remitió a la Asamblea dijo que el pueblo podría pensar que el gobierno quería contar con la pena de muerte como instrumento para deshacerse de sus rivales políticos. Como salida de compromiso propuso un referéndum al respecto, pero los miembros de la Asamblea, considerando que el rey estaba afirmando que no representaban la voluntad del pueblo, insistió en sacar adelante la enmienda. El rey siguió negociando con el gobierno sobre otros aspectos de la reforma y logró que éste acaptara modificar el sistema electoral para que todos los miembros de la Asamblea fueran elegidos democráticamente. Sin embargo, la Asamblea se negó a aceptar estos cambios y el 14 de octubre Rama VII amenazó con abdicar si no se tenían en cuenta sus peticiones.

El 15 de octubre las tropas de Balmes pudieron vencer la última resistencia que les impedía llegar a Mieres. Allí el general López Ochoa se reunió con Belarmino Tomás, que negoció la rendición de los huelguistas. Éste hizo un llamamiento a los mineros en el que dijo:

¡Camaradas! ¡Soldados rojos! Delante de vosotros, convencidos de que hemos sido fieles a la confianza que depositasteis en nosotros, venimos a hablaros de la triste situación a la que se ve reducido nuestro glorioso movimiento de insurrección. Hemos de confesar nuestras conversaciones de paz con el general del ejército enemigo. Pero hemos sido derrotados sólo por un tiempo. Todo lo que podemos decir es que en el resto de las provincias de España, los trabajadores no han sabido cumplir con su deber y no nos han ayudado. A causa de ello, el gobierno ha podido dominar la insurrección de Asturias. Además, aunque tenemos fusiles, ametralladoras, y cañones, carecemos de munición. Todo cuanto podemos hacer es concertar la paz. Pero esto no significa que abandonemos la lucha de clases. Nuestra rendición de hoy no será más que un alto un alto en el camino, que nos servirá para corregir nuestros errores y para prepararnos para la próxima batalla, que habrá de terminar en la victoria final de los explotados.

Xiang Ying no había cumplido sus órdenes de permanecer a la defensiva mientras los comunistas de Jiangxi organizaban la huida, sino que había atacado imprudentemente al ejército nacionalista y había sufrido una estrepitosa derrota, de la que escapó con vida de milagro. El 16 de octubre se inició la evacuación de Jiangxi. Unos 130.000 soldados y civiles dirigidos por Bo Gu y Otto Braun empezaron a salir de Ruijin hacia el oeste atacando una línea nacionalista cerca de Yudu. Unos 86.000 soldados, 11.000 funcionarios comunistas y miles de porteadores civiles lograron escapar, mientras otro grupo formado principalmente por heridos o enfermos continuó luchando para retrasar a los nacionalistas hasta finalmente dispersarse por los bosques. Los comunistas llevaban consigo sus reservas de oro y plata, todos los libros de la biblioteca de Ruijin y otros enseres, como un aparato de rayos X.

El 17 de octubre murió Santiago Ramón y Cajal.

Las investigaciones sobre el asesinato del rey Alejandro I de Yugoslavia apuntaban claramente a la Ustacha y a la conexión con Italia, pero Gran Bretaña y Francia preferían que el cómplice de los terroristas no fuera Italia, sino mejor Hungría, ya que una acusación contra Italia podría hacer que Mussolini se aliara con Hitler, así que ambas potencias dejaron claro a Yugoslavia que no apoyarían una acusación contra Italia. Checoslovaquia también consideró oportuno que el cómplice de los terroristas fuese Hungría. Pese a todo, Mussolini hizo arrestar a Pavelić el 18 de octubre y Francia solicitó su extradición, sabiendo que sería rechazada. El Duce afirmó que había encerrado a Pavelić en la cárcel de Turín, cuando en realidad lo alojó discretamente en un hotel. En cambio, varios centenares de ustachas que residían en Italia sí que fueron encarcelados en duras condiciones. Hungría no estuvo dispuesta a ejercer de chivo expiatorio, y amenazó con solicitar una investigación internacional que hubiera desvelado la complicidad italiana, así que Mussolini pasó a defender la inocencia de Hungría.

Ese día se rendían los últimos reductos de insurgentes en Asturias. En total se calcula que entre los insurrectos hubo unos 1.100 muertos y unos 2.000 heridos. Entre las fuerzas gubernamentales hubo unos 300 muertos, además de 34 religiosos. Estas cifras no incluyen la represión que se desató después. Las tropas marroquíes del general Yagüe dejaron atónitos a los insurrectos por la violencia de sus intervenciones. El general López Ochoa recibió el sobrenombre de El Carnicero de Asturias, aunque al parecer difería de Yagüe en algunos aspectos. Unos meses después escribió en una carta:

Una noche, los legionarios se llevaron en una camioneta a veintisiete trabajadores, sacados de la cárcel de Sama. Sólo fusilaron a tres o cuatro porque, como resonaban los tiros en la montaña, pensaron que iban a salir guerrilleros de todos aquellos parajes y ellos correrían peligro. Entonces procedieron más cruelmente, decapitaron o ahorcaron a los presos, y les cortaron los pies, manos, orejas, lenguas, ¡hasta los órganos genitales! A los pocos días, uno de mis oficiales, hombre de toda mi confianza, me comunicó que unos legionarios se paseaban luciendo orejas ensartadas en alambres, a manera de collar, que serían de las víctimas de Carbayín. Inmediatamente le mandé que detuviese y fusilase a aquellos legionarios, y él lo hizo así. Éste fue el motivo de mi altercado con Yagüe. Le ordené, además, que sacara a sus hombres de la cuenca minera y los concentrase en Oviedo, bajo mi vigilancia, y le hice responsable de cualquier crimen que pudiera ocurrir. Para juzgar a los rebeldes estaban los tribunales de justicia. También me llegaron las hazañas de los Regulares del tabor de Ceuta: violaciones, asesinatos, saqueos. Mandé fusilar a seis moros. Tuve problemas, el Ministro de la Guerra me pidió explicaciones, muy exaltado: "¿Cómo se atreve usted a mandar fusilar a nadie sin la formación de un Consejo de Guerra?". Yo le contesté: "Los he sometido al mismo Consejo de Guerra al que ellos sometieron a sus víctimas"

También hubo informes de torturas sádicas hacia los prisioneros. Miles de obreros perdieron sus puestos de trabajo. En toda España fueron encarceladas entre 30.000 y 40.000 personas. Salvador de Madariaga había sido ese año por unos meses ministro de Instrucción Pública, y más adelante valoraría así el alzamiento:

El alzamiento de 1934 es imperdonable. La decisión presidencial de llamar al poder a la CEDA era inatacable, inevitable y hasta debida desde hacía ya tiempo. El argumento de que José María Gil-Robles intentaba destruir la Constitución para instaurar el fascismo era a la vez hipócrita y falsa. Hipócrita, porque todo el mundo sabía que los socialistas de Largo Caballero estaban arrastrando a los demás a una rebelión contra la Constitución de 1931 sin consideración alguna para lo que se proponía o no Gil-Robles; y, por otra parte, a la vista está que el presidente Companys y la Generalitat entera violaron también la Constitución. ¿Con qué fe vamos a aceptar como heroicos defensores de la República de 1931, contra sus enemigos más o menos ilusorios de la derecha, a aquellos que para defenderla la destruían? Pero el argumento era, además, falso, porque si Gil-Robles hubiera tenido la menor intención de destruir la Constitución del 31 por la violencia, ¿qué mejor ocasión que la que le proporcionaron sus adversarios políticos alzándose contra la misma Constitución en octubre de 1934, precisamente cuando él, desde el poder, pudo, como reacción, haberse declarado en dictadura? Lejos de haber demostrado en los hechos apego al fascismo y desapego al parlamentarismo, Gil-Robles salió de esta crisis convicto y confeso parlamentario, a punto que dejó de ser, si jamás lo había sido, persona grata para los fascistas [...] Con la rebelión de 1934, la izquierda española perdió hasta la sombra de autoridad moral para condenar la rebelión de 1936.

El parlamentarismo de Gil Robles era cuestionable. Ese año había asistido al congreso del partido nazi en Nuremberg, y conocía bien cómo Hitler había fracasado años atrás en un golpe de Estado violento y, en cambio, había logrado convertirse en dictador por medios "parlamentarios" con mucha paciencia y mano izquierda, valga la paradoja. Por otra parte, aunque Gil Robles se estaba interesando por los métodos y formas de los fascistas, es cierto que no era fascista ni estaba bien visto por los fascistas españoles, pues su ideología era puramente de derechas.

El 27 de octubre unos legionarios sacaron de la celda en que estaba arrestado en Oviedo el periodista Luis Higón y Rosell, más conocido por su pseudónimo de Luis de Sirval, y lo asesinaron, por haber estado investigando y denunciando la represión que el ejército estaba ejerciendo sobre los sublevados.

El 31 de octubre se clausuró definitivamente la Exposición Internacional de Chicago. Era la primera exposición en los Estados Unidos que había obtenido beneficios. Había recibido casi 49 millones de visitantes.

El 2 de noviembre se estrenó La viuda alegre, dirigida por Ernst Lubitsch, protagonizada por Maurice Chevalier y con música de la opereta de Lehár.

A lo largo de la última década Italia había ido consolidando sus asentamientos africanos en Libia, en Eritrea y en Somalia. Por esa época había más de 20.000 italianos viviendo en Somalia, principalmente en Mogadiscio, aunque también en otras ciudades. Ese año el príncipe heredero Humberto hacía su segunda visita a Somalia y la prensa italiana había informado del viaje con gran detalle. El 3 de noviembre fue el propio rey Víctor Manuel III el que visitó la colonia y para conmemorar su visita se erigió un arco de triunfo en Mogadiscio.

Ese día Disney estrenó La diosa de la primavera, un corto de la serie Silly Symphonies en el que los animadores hicieron un primer intento de presenta personajes humanos con aspecto realista (en realidad eran dioses griegos). En realidad se trataba de un primer ensayo para un ambicioso proyecto que Walt Disney había concebido hacía unos meses. Un día, Disney invitó a cenar a sus animadores en un café cercano (aunque él mismo no acudió a la cena) y los convocó a las ocho en su estudio. Allí les contó la historia de Blancanieves durante unas dos horas, detallando cada escena y cada personaje, y cuando terminó les dijo: ¡Será nuestro primer largometraje! Para entonces ya era de dominio público que Disney planeaba un largometraje de animación. Algunas personalidades de Hollywood decían que nadie aguantaría viendo dibujos animados tanto tiempo sin quedarse ciego, y vaticinaban que la gente se iría de la sala antes de que acabara la película. Un directivo de la United Artists (la distribuidora de Disney) le aconsejó que dejara que dijeran cualquier cosa de la película con tal de que hablaran de la película. En Hollywood la llamaban "la locura de Disney".

El 5 de noviembre el ejército nacionalista chino entró en la ciudad de Ruijin, abandonada por los comunistas. Entre los comunistas capturados allí se encontraba Mao Zetan, hermano de Mao Zedong, que fue ejecutado y después su cadáver fue exhibido públicamente.

El 6 de noviembre se celebraron las elecciones que renovaban parcialmente el Congreso estadounidense y el Partido Demócrata vio aumentada su representación, lo que sirvió de respaldo al presidente Roosevelt frente a los críticos que calificaban el New Deal como una forma débil de socialismo. Roosevelt estaba potenciando las organizaciones sindicales, pero muchas empresas se negaban a reconocerlas, lo que hizo que ese año se convocaran muchas huelgas. Para regular los litigios laborales y vigilar el cumplimiento de la normativa laboral, Roosevelt creó el National Labor Relations Board. Algunos sindicatos empezaron a usar lemas como "El presidente quiere que usted se afilie a un sindicato", que no gustaron mucho al presidente. Para el año siguiente, Roosevelt anunció otro New Deal que incidiría en los problemas sociales más que en los económicos.

La CEDA consideró la revolución de octubre como la prueba incuestionable de que el marxismo acechaba y de que era necesario acelerar el paso para hacer de España un Estado fascista. Las tensiones con el Partido Radical fueron en aumento, primero porque la CEDA quería las máximas penas para los insurgentes, mientras que Lerroux optaba por la moderación. El 7 de noviembre, bajo amenaza de retirar su apoyo al gobierno, la CEDA obligó a Lerroux a cesar al ministro de la Guerra, Diego Hidalgo, y al ministro de Estado, Ricardo Semper, a los que responsabilizaban de lo sucedido.

Ese día se estrenó en Baltimore la Rapsodia sobre un tema de Paganini, de Sergei Rachmaninoff.

El asesinato del ministro Barthou llevó finalmente al presidente del consejo de ministros francés, Gaston Doumergue, a presentar su dimisión el 8 de noviembre, y fue sustituido por Pierre-Étienne Flandin.

El 9 de noviembre se estrenó Evelyn Prentice, protagonizada por William Powell y Myrna Loy, que ya se habían convertido en una pareja cinematográfica de éxito.

Ese día el ejército boliviano desalojó a Rafael Franco del fortín Yrendagüe, que había adquirido importancia recientemente porque los paraguayos habían encontrado una fuente de agua en sus proximidades. El avance de Rafael Franco hacia Carandaity había provocado un desplazamiento de tropas bolivianas y ahora el general paraguayo Estigarribia quería aprovechar los puntos débiles ocasionados por ello atacando el fortín El Carmen. La maniobra se inició el 10 de noviembre.

El 13 de noviembre los paraguayos tomaron El Carmen. El coronel Óscar Moscoso trató de recuperarlo ordenando un cerco, sin tener en cuenta las fuerzas paraguayas que había en las proximidades. En realidad los paraguayos estaban completando el cerco de un área mayor alrededor de El Carmen, que no tardó en ser completado. No obstante, no tenían la seguridad de que el ejército boliviano no hubiera escapado y la región cercada estuviera vacía. En realidad, aunque habían aspirado a cercar una división boliviana, sin saberlo habían cercado a dos, pues otra había acudido a la zona sin saber que los paraguayos avanzaban a su retaguardia para completar el cerco.

Manuel Azaña seguía encarcelado, y el 14 de noviembre un grupo de intelectuales dirigió una carta abierta al gobierno denunciando la persecución de que era objeto, pero la censura impidió que fuera publicada. Entre los firmantes estaban Juan Ramón Jiménez, Valle-Inclán y Gregorio Marañón.

El 16 de noviembre los paraguayos empezaron a encontrar soldados bolivianos que se entregaban para salir del cerco, extenuados por la sed. Dando por perdidas las divisiones incomunicadas, el alto mando boliviano uvo que ordenar que 18.000 soldados bolivianos abandonaran el fortín Ballivián, ante el riesgo de quedar cercado contra la frontera argentina. El 17 de noviembre algunas patrullas paraguayas empezaron a adentrarse en la región cercada en busca de más bolivianos. Los oficiales confiaban en sacar a sus hombres, pero temían perder el armamento pesado. Finalmente decidieron una acción improvisada que resultó un desastre. Los paraguayos, con apenas 100 muertos, capturaron a casi 7.000 soldados bolivianos, junto con todo su armamento, cañones, etc. Ese mismo día los paraguayos tomaron Ballivián y persiguieron a los bolivianos que se retiraban de allí.

El 20 de noviembre las fuerzas bolivianas comandadas por el coronel David Toro recuperaron Picuiba con muchas bajas. Mientras tanto, los soldados bolivianos que huían de Ballivián trataron de resistir en Guachalla, pero los paraguayos los expulsaron del fortín el 21 de noviembre, mientras el número de desertores que cruzaba la frontera argentina iba en aumento.

Cole Porter obtuvo un gran éxito con su musical Anything Goes, estrenado ese día en Nueva York.

A sus 27 años, Mihai Stelescu se había convertido en el miembro más joven del parlamento rumano y el número dos en la Guardia de Hierro, el partido de Corneliu Zelea Codreanu. Sin embargo, las relaciones entre ambos líderes se habían enturbiado, en parte porque Stelescu aventajaba a Codreanu en oratoria y en parte porque había empezado a criticar la escasa actividad del partido. Además, Codreanu simpatizaba con el nazismo de Hitler mientras que Stelescu prefería el fascismo de Mussolini. Codreanu estaba poniendo trabas a Stelescu, lo había implicado en el asesinato del primer ministro Ion G. Duca y ahora trataba de asignarle las misiones más peligrosas, como envenenar al ministro de Asuntos Exteriores Nicolae Titulescu. Finalmente Stelescu abandonó la Guardia de Hierro con algunos seguidores y formó su propio partido, Las Águilas Blancas, y fundó un semanario titulado La Cruzada del Rumanismo, nombre con el que acabó siendo conocido su partido. Entre los colaboradores más destacados de la publicación se encontraba el escritor Panait Istrati, que de joven había sido un fervoroso comunista, pero se había curado hacía cuatro años tras una visita a la Unión Soviética, y ahora sus antiguos camaradas lo tachaban de fascista. En efecto, La Cruzada del Rumanismo era un partido fascista en el sentido genuino de la palabra, es decir, que combinaba el nacionalismo y la religión con reivindicaciones sociales, como salarios dignos, jornadas de ocho horas y pensiones para los inválidos.

En una visita a Gran Bretaña, el regente de Yugoslavia, el príncipe Pablo, presentó los resultados de las investigaciones realizadas en su país sobre el asesinato del rey Alejandro I, según las cuales la pistola con la que se cometió el crimen había sido comprada en Trieste a un proveedor habitual del gobierno italiano. El 22 de noviembre Yugoslavia presentó una acusación ante la Sociedad de Naciones contra... Hungría, naturalmente. Hungría respondió proclamando su inocencia y solicitando una investigación a la Sociedad de Naciones.

Ese día unos 1.000 milicianos etíopes se encontraron en un lugar cerca de Walwal una guarnición de 60 soldados italianos y les pidieron que abandonaran el lugar, que consideraban bajo soberanía etíope. Los italianos se negaron. El 23 de noviembre llegó al lugar una comisión anglo-etíope encargada de fijar las fronteras entre Etiopía y la Somalia Italiana y sus miembros protestaron igualmente por la presencia en el lugar de tropas italianas. Ante la insistencia italiana en permanecer en el lugar, los británicos se retiraron por no crear un conflicto internacional, mientras que los miembros etíopes de la comisión permanecieron en Walwal.

Los turcos no tenían un sistema de apellidos. Cuando nacían recibían un nombre, más adelante, podían recibir un sobrenombre en función de sus características o sus actuaciones, y en ocasiones podía recibir un título según su profesión, como Efendi (maestro) Pachá (oficial del ejército), etc. Por ejemplo, Mustafá Kemal recibió su sobrenombre Kemal (el perfecto) de un profesor de matemáticas cuando cursaba sus estudios de enseñanza secundaria en un liceo militar. Su primer maestro se llamaba Semsi Efendi, donde Semsi era el nombre y Efendi su título. Hacía unos meses el parlamento turco había aprobado la Ley sobre los apellidos, por la que todo ciudadano turco debía elegir un apellido que en lo sucesivo sería heredado por sus descendientes. Dichos apellidos debían cumplir ciertos requisitos, como no ser ridículos ni de mal gusto, tener raíces turcas (no árabes, griegas, eslavas, etc.) y dos familias distintas que vivieran en el mismo distrito no podían elegir el mismo apellido (en caso de disputa, prevalecía el primero en haberlo registrado). El apellido de cada familia debía elegirlo el cabeza de familia (varón) y, en su ausencia o si se daban causas de enajenación mental, etc., podría elegirlo la esposa. Sin embargo, el apellido que desde entonces llevaría Kemal fue elegido el 24 de noviembre por la propia Asamblea Nacional de Turquía, y fue Atatürk (el padre de los turcos).

El 25 de noviembre el gobierno peruano inició una nueva persecución contra los apristas, a los que acusó de un intento de revolución.

Los bolivianos expulsados de Guachalla habían tratado de resistir en Estrella, pero ese día fueron expulsados también de este fortín por los paraguayos.

Ese día se estrenó en la ciudad sueca de Nyköping el concierto para saxofón de Alexander Glazunov.

El 26 de noviembre los comunistas del soviet de Hubei-Henan-Anhui se unieron a la marcha que huía de Jiangxi.

Ese día se estrenó Imitación de la vida, protagonizada por Claudette Colbert, en la que la actriz negra Louise Beavers tiene un papel que, aunque secundario, tiene una longitud mucho mayor que la representada por cualquier otro actor negro hasta la fecha. En realidad su personaje es el protagonista de una acción dramática paralela a la acción principal.

Tras el fracaso en El Carmen, el presidente boliviano Daniel Salamanca quiso destituir al general Peñaranda, pero una camarilla encabezada por el vicepresidente José Luis Tejada Sorzano en complicidad con David Toro organizó un golpe de Estado que lo depuso el 27 de noviembre. Algunos soldados fueron llevados del Chaco hasta la capital para rodear el palacio presidencial, arrestaron a Salamanca y lo obligaron a renunciar a la presidencia. José Luis Tejada lo sustituyó.

Ese día murió Baby Face Nelson en un tiroteo a las afueras de Chicago en el que fallecieron también dos agentes del Bureau of Investigation.

Chiang Kai-shek envió refuerzos para interceptar al ejército comunista que huía de Jiangxi, y que lo alcanzaron cuando ya había superado tres de las cuatro fortificaciones nacionalistas que amenazaban su avance. Los combates más intensos empezaron el 30 de noviembre, cuando los comunistas trataban de cruzar el río Xiang. En sólo dos días los comunistas sufrieron enormes pérdidas. Entre bajas y deserciones, el Ejército Rojo se había reducido a apenas 30.000 hombres.

Ese día se estrenó Niños en el país de los juguetes, una comedia musical protagonizada por Stan Laurel y Oliver Hardy (aunque ellos no cantan en ninguno de los números musicales). Ese año protagonizaron además cuatro cortometrajes.

También se estrenó La vida privada de don Juan, que fue la última película protagonizada por Douglas Fairbanks, tras la cual anunció su retirada como actor. Fue producida por una empresa británica, London Film Productions. El año anterior se había separado de Mary Pickford.

El 1 de diciembre ocupó la presidencia de México Lázaro Cárdenas del Río, que había ganado las elecciones al frente del Partido Nacional Revolucionario.

Ese día Serguéi Kírov fue asesinado de un tiro en la nuca por Leonid Nikolaev, un joven problemático, de treinta años, que al parecer tenía alguna deficiencia mental, había perdido varios trabajos y había sido sancionado por haberse negado a aceptar otros. Unos meses antes había sido detenido por la policía en el edificio en el que Kírov tenía su despacho. Se le encontró encima un arma, lo cual era una grave violación de la ley que prohibía llevar armas en edificios gubernamentales. Inexplicablemente, fue puesto en libertad unas horas después y, más inexplicablemente aún, se le permitió conservar su arma. A esto hay que añadir que el día del asesinato se habían retirado los policías que custodiaban el edificio. Todo esto ha llevado a conjeturar que Nikolaev había sido una marioneta de alguien muy poderoso, y no se descarta que fuera el propio Stalin. Sin embargo, la versión oficial apuntó a que detrás de Nikolaev estaban elementos trotskistas. La policía arrestó inmediatamente a varios sospechosos. Uno de ellos murió el 2 de diciembre al "caerse" del camión en el que era transportado. Entre las actuaciones que se produjeron tras el asesinato de Kírov estuvo el arresto domiciliario de Máximo Gorky, que hasta entonces había gozado de muy buenas relaciones con Stalin.

El gobierno turco había aprobado una ley sobre prendas prohibidas, que sancionaba el uso de prendas con significado religioso, como el velo en las mujeres. El 5 de diciembre las mujeres turcas obtuvieron el derecho de voto, así como el de presentarse a cargos políticos.

Ese día el coronel Rafael Franco inició un ambicioso plan para recuperar el fortín Yrendagüé y dejar sin abastecimiento de agua a tres divisiones bolivianas. Tres regimientos se adentraron en el desierto para llegar al fortín tratando de no ser detectados por el enemigo.

Ese día se produjo una escaramuza entre etíopes y somalíes en Walwal. Ambos bandos acusaron al otro de haber abierto el fuego, y nunca se aclaró quién tenía razón. El resultado fue de unos 100 etíopes muertos y unos 50 italianos y somalíes. El 6 de diciembre el emperador Haile Selassie protestó por lo que presentó como una agresión italiana en Walwal. El 8 de diciembre Italia exigió disculpas y pidió una compensación económica.

Ese día el ejército paraguayo apareció en las cercanías de Yrendagüe y capturó a todo el equipo médico de los bolivianos. Poco después inició su ataque al fortín. Tras el fracaso de un primer asalto, se oyeron explosiones: los bolivianos estaban destruyendo los equipos y municiones. Algunos soldados bolivianos que estaban fuera del fortín creyeron que se trataba de un ataque paraguayo y salieron huyendo, mientras que los paraguayos lanzaron un segundo ataque por tres frentes y se hicieron con el fortín. Con ello privaron de agua a las divisiones bolivianas de la zona e interrumpieron sus comunicaciones. Las tropas bolivianas recibieron órdenes de retirarse hacia el fortín 27 de Noviembre. El fortín Picuiba fue incendiado y abandonado.

De entre los parlamentarios británicos que más insistía en la necesidad de rearmarse frente a la amenaza alemana destacaba Winston Churchill. Dijo en el parlamento que la Luftwaffe estaba a punto de igualar a la RAF, y que había que duplicar o triplicar el presupuesto militar. Sin embargo, Stanley Baldwin aseguró que la RAF nunca estaría por debajo de la Luftwaffe.

El 10 de diciembre la Sociedad de Naciones aprobó una resolución al respecto del asesinato del rey Alejandro I que había sido pactada en secreto previamente por Gran Bretaña y Francia con Yugoslavia. Se condenó el terrorismo internacional de forma genérica sin que el representante yugoslavo exigiera medidas contra Hungría, ni tampoco una investigación del caso.

Soldados paraguayos perseguían en camiones a los soldados bolivianos que se retiraban sin agua hacia el fortín 27 de Noviembre. El capitán Virgilio Larrosa terminó ordenando a sus hombres que siguieran su avance a pie y empleó los camiones para transportar a los moribundos soldados bolivianos que iba encontrando por el camino.

Ese día se celebró, como cada año, la ceremonia de entrega de los Premios Nobel.

Kurt Gödel visitó de nuevo los Estados Unidos y dio una serie de conferencias en el Instituto de Estudios Avanzados de Princetown sobre los teoremas de incompletitud.

A mediados de año los soviéticos habían probado un primer prototipo de sistema de radiodetección, que podía detectar la presencia de objetos en una cierta área, pero sin aportar información alguna sobre su posición. En cambio, el estadounidense Robert Morris Page lograba por estas fechas detectar un avión en vuelo sobre el río Potomac a una distancia de 1.6 km. con un sistema que, en teoría, determinaba la posición del objeto, si bien en la práctica las lecturas eran todavía demasiado vagas. Similarmente, el sistema ideado por el francés Maurice Ponte fue probado a bordo de un carguero, y pudo detectar la línea costera y barcos a una distancia de unos 20 km, pero también de forma imprecisa.

Buster Keaton, tras haber sido despedido de la Metro-Goldwyn-Mayer, había marchado a Francia, donde rodó la comedia El rey de los Campos Elíseos, estrenada el 11 de diciembre. Nunca se proyectó en cines estadounidenses. Ya de regreso en su país firmó un contrato con Educational Pictures y ese mismo año estrenó dos cortos dirigidos por él mismo: El fantasma de oro y Allez oop.

Los comunistas que huían de Jiangxi habían logrado adentrarse en una región mal controlada por los nacionalistas y pudieron aprovisionarse en algunos pueblos. El 12 de diciembre los dirigentes comunistas se reunieron en Tongdao, donde, entre otras cosas, debatieron el recorrido que seguirían.

Los paraguayos tomaron por segunda vez el fortín 27 de Noviembre y continuaron persiguiendo a los soldados bolivianos que huían hacia el oeste.

La llegada al poder de Lázaro Cárdenas había supuesto el fin del control extraoficial sobre el gobierno mexicano que hasta entonces había tenido Plutarco Elías Calles, enfermo de la vesícula y que por esas fechas se disponía a trasladarse a Los Ángeles para ser operado. Una de sus últimas iniciativas cuando todavía controlaba al antecesor de Cárdenas, Abelardo, L. Rodríguez, había sido una modificación del artículo tercero de la constitución, en el que ahora se leía: "La educación será socialista y, además de excluir toda doctrina religiosa, combatirá el fanatismo y los prejuicios, para lo cual la escuela organizará sus enseñanzas y actividades en forma que permita crear en la juventud un concepto racional y exacto del universo y de la vida social". Cárdenas desarrolló este artículo y ello levantó en armas nuevamente a los "cristeros", que la emprendieron en gran medida contra los maestros rurales, que aceptaron las directrices gubernamentales.

El poco éxito que había tenido Yugoslavia en su intento de que se investigara el asesinato del rey Alejandro I terminó de hundir el gobierno de Uzunović, que el 22 de diciembre fue sustituido por el hasta entonces ministro de Exteriores, el más enérgico Bogoljub Jevtić, con el encargo por parte del regente de desmantelar la dictadura que había instaurado su difunto primo. A los pocos días de ser nombrado primer ministro liberó a los últimos presos políticos.

El 23 de diciembre se estrenó con gran éxito Abandonando a los demás, dirigida por W.S. van Dyke y protagonizada por Joan Crawford y Clark Gable.

El 27 de diciembre se estrenó Broadway Bill, dirigida por Frank Capra y protagonizada por Myrna Loy. Fue un éxito de crítica y de taquilla, aunque Capra no quedó satisfecho con el resultado. No obstante, le sirvió para formarse una idea clara y ambiciosa de lo que quería que fueran sus películas futuras. En sus propias palabras:

Mis películas tienen que hacer que todo hombre, mujer y niño sepa que Dios los ama, que yo los amo, y que la paz y la salvación se convertirán en una realidad sólo cuando aprendan a amarse los unos a los otros.

Alfred Hitchcock había estrenado un musical titulado Valses de Viena, con música de Johann Strauss y después había firmado un contrato con una nueva productora, Gaumont British, y la primera película que rodó para ella fue El hombre que sabía demasiado, con una trama de espionaje.

El caso de Manuel Azaña fue llevado al Tribunal Supremo, que era el único que tenía autoridad para juzgar a un diputado. El fallo fue su absolución por falta de pruebas y el 28 de diciembre fue puesto en libertad tras una detención de noventa días de dudosa legalidad.

Ese día se estrenó Ojos brillantes, la quinta película del año protagonizada por Shirley Temple, y la primera escrita especialmente para ella. La canción On the Good Ship Lollipop vendió medio millón de partituras.

Katherine Hepburn estrenó tres películas ese año, la tercera, Corazones rotos, ese mismo día, y todas ellas fracasaron ante el público.

Ese día Leonid Nikolaev y otros trece acusados fueron juzgados en secreto, el juicio concluyó el 29 de diciembre con la condena a muerte para todos los acusados, que fue ejecutada apenas unas horas más tarde. Ante el temor de que Nikolaev pudiera haber contado algo a alguna persona de confianza —o tal vez ante el temor de que alguien pudiera encontrar algo de justicia en estos procedimientos— todos los parientes y allegados de Nikolaev (incluyendo su esposa, sus hermanos y hermanas, primos y hasta su madre de 85 años) fueron arrestados y asesinados. Sólo se salvo su hijo recién nacido, que fue dado a un orfanato. Varios policías fueron juzgados por negligencia en la protección de Kírov y condenados a penas de cárcel, pero curiosamente no las cumplieron, sino que fueron trasladados a campos de trabajo como guardias, no como prisioneros, durante un tiempo. Otras 104 personas que estaban en la cárcel cuando Kírov fue asesinado y sin ninguna conexión probada con lo ocurrido fueron ejecutadas acusadas de "complicidad en el complot fascista". Sin embargo, la teoría del "complot fascista" fue abandonada por las autoridades unos días más tarde de las ejecuciones. En su lugar Stalin afirmó que él mismo había interrogado a Nikolaev a solas —algo del todo inusual— y le había hecho confesar que el asesinato había sido organizado sus oponentes políticos, sin más evidencia al respecto que la propia palabra de Stalin. Kámenev, Zinóviev y otros políticos que ya creían haber adulado suficientemente a Stalin fueron expulsados de nuevo del partido y arrestados por la policía. Kámenev, no obstante, pensó que tal vez serviría de algo hacerle la pelota un poco más, y le escribió una carta en la que podían leerse frases rebosantes de poética ortodoxia marxista como éstas:

En un momento en que mi alma esta llena tan sólo de amor hacia el partido y su dirección, habiendo vivido entre vacilaciones y dudas, puedo decir sinceramente que he aprendido a confiar plenamente en cada paso del Comité Central y en cada decisión que tú, camarada Stalin, has tomado. [...] He sido arrestado por mis vínculos con personas que me son extrañas y por las que no siento ningún aprecio. [...]

Ese día se estrenó en Madrid Yerma, una obra de teatro de Federico García Lorca en la que una campesina mata a su marido porque sospecha que es estéril y ella quiere tener hijos.

El ejército boliviano había establecido una nueva línea defensiva en la base de los Andes, y los paraguayos decidieron forzarla por la zona protegida por el fortín Ybybobó. Ya habían establecido un cerco del que tres regimientos bolivianos trataban de escapar. Sin embargo, sus intentos fueron infructuosos, y a partir del 30 de diciembre sus hombres empezaron a ir cayendo prisioneros.

Adolf Hitler I
Índice La Larga Marcha