ANTERIOR
LA GUERRA DE INDEPENDENCIA
SIGUIENTE

El 6 de febrero de 1778 Francia reconoció la independencia de los Estados Unidos de América, se establecieron generosos acuerdos comerciales y se intercambiaron representantes diplomáticos.

El 10 de febrero, a sus ochenta y cuatro años, Voltaire llegó a París, donde recibió en ese mismo día a unas trescientas personas que querían visitarlo.

El 14 de febrero llegó a Francia un barco Norteamericano cuya bandera fue saludada por los barcos franceses. Lo comandaba un escocés llamado John Paul Jones, que había llegado a América para apoyar la revolución y su amplia experiencia naval le hizo ascender rápidamente como oficial de la marina. En los últimos años había capturado numerosos barcos mercantes británicos.

El año anterior había llegado a América un oficial prusiano, el barón Friedrich Wilhelm von Steuben, y el 23 de febrero llegó a Valley Forge, el campamento de Washington, donde empezó a entrenar a sus soldados al estilo prusiano. Se cuenta que, una vez que quedó exhausto de chillar e insultar a sus hombres, ordenó a un ayudante que prosiguiera con los insultos, indispensables, según él, como parte de la instrucción.

En el Congreso continental se oían voces que proponían sustituir a Washington por Gates como responsable máximo del ejército. Al fin y al cabo, Gates había logrado la rendición de Burgoyne, mientras que Washington no había hecho más que retirarse una y otra vez. En realidad, Gates no había hecho nada meritorio en Saratoga y, si había alguien a quien ensalzar, era a Benedict Arnold, aunque nadie lo hizo. Entre los principales partidarios de Gates estaba Thomas Conway, un soldado irlandés recién llegado a América y que, contra la recomendación de Washington, había sido nombrado inspector del ejército continental. No obstante, la falta de coraje de Gates no se restringía a las cuestiones militares, sino que también la mostró en política. Cuando Washington, indignado, lo presionó, se echó atrás y Conway renunció y fue reemplazado por Steuben como inspector del ejército continental. El Congreso se vio obligado a respaldar a Washington, aunque lo hizo sin mucha convicción. No obstante, a Washington nunca le faltó el caluroso respaldo de sus soldados.

En marzo Mozart marchó a París con su madre, donde fue contratado por el duque de Guines para dar clases de música a su hija, que tocaba el arpa. Teóricamente, Mozart tenía que enseñarle composición, pero los informes que le daba al padre no eran muy alentadores: No tiene ideas... no le viene nada o En primer lugar, es totalmente estúpida, y en segundo lugar es totalmente holgazana. Tras veinticuatro lecciones de dos horas, coincidiendo con el anuncio del matrimonio de la joven, las clases terminaron. No obstante, Mozart compuso para padre e hija su célebre concierto para arpa y flauta.

El 24 de marzo España y Portugal firmaron el pacto de El Pardo, un pacto de no agresión en virtud del cual, además, si uno de los dos países se viera atacado por una potencia, el otro permanecería neutral. España se había quejado porque la colonización portuguesa en América había traspasado los límites fijados por el tratado de Tordesillas, mientras que España se había mantenido fuera de África por respetar el tratado. En compensación, la reina María I aceptó ceder a España la isla Fernando Póo así como la costa de Guinea situada entre los ríos Niger y Ogoue.

El 26 de marzo, un tenor llamado Johann van Beethoven, que cantaba en una capilla de Bonn, presentó en concierto a su hijo Ludwig, del que dijo que era "un niñito de seis años", aunque en realidad tenía ocho. Desde los cuatro, lo había tenido pegado sin compasión al clavicordio con la esperanza de convertirlo en un nuevo Mozart.

John Paul Jones recorrió las aguas próximas a Gran Bretaña atacando un gran número de barcos y llegó a desembarcar en la costa escocesa. El 24 de abril tomó un barco de guerra británico llamado Drake.

Estaba claro que la toma de Filadelfia por parte de Howe no había servido de gran ayuda y, por el contrario, había propiciado la desastrosa rendición de Burgoyne, por lo que el 6 de mayo Howe fue relevado del mando y reemplazado por Clinton.

Un virginiano llamado George Rogers Clark propuso un plan para debilitar a los británicos en el oeste. Su idea era penetrar en el valle del Ohio, poblado en gran parte por antiguos colonos franceses bajo el mando de oficiales británicos, antiguos enemigos que, ahora que Francia era aliada de los Estados Unidos, se pondrían fácilmente de su parte. Patrick Henry, a la sazón gobernador de Virginia, aprobó el plan y el 12 de mayo Clark remontó el río Ohio con 175 hombres.

El 18 de mayo Voltaire, que había sufrido vómitos las semanas precedentes, entró en agonía, y murió el 30 de mayo.

El 7 de abril William Pitt pronunció un discurso en el Parlamento conminando a salvaguardar la unidad del Imperio Británico y murió pocos días después.

También murieron ese año el príncipe Luis Víctor de Carignan, que fue sucedido por su hijo Víctor Amadeo II, y el naturalista sueco Carl von Linneo.

En la convención de Aranjuez, España se comprometió a apoyar a Francia en la guerra contra Gran Bretaña (una guerra declarada tácitamente desde el momento en que Francia reconoció la independencia de los Estados Unidos de América), con la promesa de que recibiría Gibraltar, Menorca, la Florida y Honduras. La guerra se hizo efectiva el 17 de junio, cuando la fragata francesa Belle-Poule se enfrentó y derrotó al navío británico Arethuse.

El general Clinton recibió noticias de que una flota francesa se aproximaba a América y decidió concentrar sus fuerzas en Nueva York. Por ello, ordenó la evacuación de Filadelfia. El 18 de junio, las tropas británicas abandonaron la ciudad. Washington decidió entoncer perseguir a los británicos, para atacarlos por sorpresa durante la marcha, con sus filas extendidas y prácticamente indefensas. Para ello envió un destacamento de 6.400 hombres bajo el mando del inepto Charles Lee, que, tras haber sido hecho prisionero, había sido liberado en un intercambio. Sin embargo, el 28 de junio, cuando alcanzó a los británicos en Monmouth Court, no se atrevió a atacar de lleno. Sus órdenes eran confusas, como si quisiera evitar toda responsabilidad en lo que pudiera suceder, y cuando Clinton pudo concentrar mínimamente sus tropas, Lee ordenó rápidamente la retirada. Para entonces llegó Washington con el grueso del ejército y, espantado de ver el "trabajo" de Lee, contraviniendo su habitual calma caballerosa, le dijo a Lee todo lo que pensaba de él. Inmediatamente, ordenó detener la retirada y Von Steuben logró organizar un ataque, pero el factor sorpresa se había perdido, y se libró un combate equilibrado. Ninguna de las partes fue expulsada del campo de batalla y las bajas fueron parejas: unos 350 hombres en cada lado. No obstante, por la noche los británicos huyeron y así consiguieron su propósito de llegar a Nueva York. Washington llevó su ejército hasta White Plains y desde allí vigiló a los británicos en Nueva York. Carecía de fuerzas suficientes para atacar la ciudad.

El 2 de junio el Congreso Continental se reunió de nuevo en Filadelfia.

El 4 de julio Charles Lee fue juzgado por un tribunal militar y condenado un mes más tarde. Así terminó su carrera militar. Parece ser que, durante su cautiverio, había llegado a un acuerdo con los británicos y desde entonces había actuado como un traidor.

Benedict Arnold, declarado no apto para el servicio porque la herida sufrida en Saratoga le había inutilizado la pierna, fue destinado a comandar las tropas americanas en Filadelfia.

Ese mismo día, un ejército de "leales" organizado por John Butler en alianza con el jefe mohawk Joseph Brant atacó a un grupo de colonos conducidos por Zebulon Butler (sin ningún parentesco con el anterior) en el valle de Wyoming, Pennsylvania. Siguió una matanza indiscriminada. La ciudad de Wilkes-Barre fue incendiada y los indios reunieron 227 cabelleras.

El 5 de julio Clark había llegado al Mississippi superior y tomó las ciudades de Kaskasia y Cahokia, pues los franceses, según lo previsto, cambiaron de bando y reconocieron la soberanía de Virginia. Poco después tomó Vincennes.

El 8 de julio llegó a las cercanías de Nueva York una flota francesa comandada por Charles Hector D'Estaign. Para entonces, la flota británica estaba concentrada en el puerto de Nueva York y D'Estaign no se atrevió a atacar. En su lugar, decidió dirigirse contra Newport. El 29 de julio se disponían a atacar este objetivo cuando de desató una gran tormenta. Los barcos se alejaron de la costa y se encontraron con una flota británica recién llegada. No obstante, la tormenta impidió que se librara una batalla y, cuando arreció, los maltrechos barcos británicos entraron en Newport mientras D'Estaign llevaba los suyos hasta Boston, para después retirarse a pasar el invierno en las Antillas.

La renuncia del elector palatino Carlos Teodoro a sus derechos sobre el electorado de Baviera perjudicaba a su heredero, el duque Carlos II de Zweinbrüken, y el rey Federico II de Prusia se las arregló para alentar sus protestas. Francia negó su apoyo a Austria en el caso de una guerra contra Prusia y, cuando Federico II se enteró de esto, se apresuró a invadir Baviera hasta el Elba. Se iniciaba así la llamada guerra de Sucesión de Baviera.

El 3 de agosto se inauguró en Milán un nuevo teatro de ópera, conocido como Nuovo Regio Ducal Teatro alla Scala, con la representación de L'Europa riconosciuta, de un joven compositor de veintiocho años llamado Antonio Salieri, compositor oficial de la corte de Viena.

En septiembre, Mozart dejó París decepcionado. Había recibido muy buenas palabras de todo el mundo, pero, a sus veintidós años, todos lo consideraban demasiado joven para darle un trabajo de importancia. Tras la muerte de su madre decidió regresar a Salzburgo, a su antiguo puesto al servicio del príncipe arzobispo.

El 11 de noviembre, Butler y Brant realizaron una nueva matanza en Cherry Valley, Nueva York, donde arrancaron cuarenta cabelleras a colonos que ya se habían rendido. Más al oeste, en Fort Detroit, el comandante británico Henry Hamilton suministraba cuchillos a los indios y les pagaba recompensas por cabelleras de colonos. Por ello fue llamado el Comprador de Cabello. Unas semanas después lanzó una fuerza de 500 hombres (la mitad de ellos indios) contra los hombres de Clark y el 17 de diciembre tomó Vincennes.

Desde Nueva York, Clinton decidió atacar Georgia, por lo que el 25 de diciembre envió al sur 3.500 hombres bajo el mando del teniente coronel Archibald Campbell. Al mismo tiempo, mil hombres comandados por Augustine Prevost marcharon hacia el norte desde Florida. Ambas fuerzas se unieron y el 29 de diciembre tomaron Savannah sin dificultad. El 29 de enero de 1779 Campbell tomó Augusta, la capital de Georgia.

El 14 de febrero, unos indígenas robaron un bote de la expedición del capitán Cook y se produjo un altercado que terminó en un suculento festín, del que el propio Cook y algunos de sus hombres fueron el plato principal.

El navegante francés Louis Antoine Bougainville, que estaba participando en la guerra de independencia americana, fue nombrado almirante y mariscal de campo.

El 3 de abril, el rey Carlos III de España se propuso como mediador entre Gran Bretaña y Francia... a cambio de Gibraltar.

En mayo se estrenó en París la Ifigenia en Táuride de Gluck. Goethe estrenó en Weimar un drama del mismo título, que constituye la primara tragedia clásica de la literatura alemana. Después Gluck estrenó la ópera Eco y Narciso, que fue un fracaso, lo que le llevó a regresar a Viena.

Lessing publicó su drama filosófico Nathan el sabio.

Johann Gottfried Herder publicó Las voces de los pueblos en cantos, donde estudia la Biblia, Homero, Shakespeare, entre otros.

Mozart estrenó sus óperas Thamos y Zaide, su serenata Posthorn (llamada así porque incluye en la instrumentación una corneta de cartero) y su sinfonía concertante para violín y viola.

María Teresa de Austria propuso al rey Federico II de Prusia cederle algunos territorios a cambio de consentir que Baviera fuera anexionada a Austria, pero la zarina Catalina II de Rusia amenazó con apoyar a Federico II si Austria insistía en quedarse con Baviera. En estas circunstancias, María Teresa de Austria decidió no secundar las pretensiones de su hijo, el emperador José II y reconoció a Carlos Teodoro como príncipe elector de Baviera. El 13 de mayo firmó con Federico II el tratado de Teschen, por el que Austria recibía a cambio algunos territorios de Prusia, y Francia y Rusia manifestaban su conformidad con el acuerdo. Así terminó la guerra de sucesión de Baviera.

Al frente de las fuerzas británicas, Clinton había extendido su dominación alrededor de Nueva York. El 31 de mayo tomó un fuerte inacabado en Stony Point, donde dejó destacados unos 1.700 hombres.

Los británicos rechazaron la oferta de mediación española y el 21 de junio España declaró formalmente la guerra a Gran Bretaña. Gibraltar fue asediado una vez más sin éxito.

En la media noche del 16 de julio, un contingente americano bajo el mando del general Anthony Wayne, se lanzó en una carga salvaje contra Stony Point. Aunque parecía un ataque suicida, lo cierto fue que tuvo éxito y el fuerte fue tomado con muy pocas bajas americanas.

John Sullivan, al frente de unos 2.700 hombres se dedicó a combatir a los "leales" que en el oeste habían perpetrado matanzas aliados con los indios. El 29 de agosto, Butler y los iroqueses bajo el mando de Brant fueron estrepitosamente derrotados. A continuación, los asentamientos iroqueses fueron sistemáticamente destruidos, sus huertos segados y sus campos de cereales arrasados. De este modo, el poder iroqués fue destruido para siempre.

La Fayette regresó a Francia, donde contribuyó a fomentar el apoyo oficial a la causa americana.

En las Antillas, el francés D'Estaign arrebató a los británicos la isla de Granada. El 3 de septiembre llevó la flota francesa hasta Savannah. Disponía de treinta y cinco barcos y 4.000 soldados, mientras que Savannah estaba defendida por Prevost al frente de unos 3.000 soldados. La flota bloqueó la ciudad por mar mientras unos 1.500 soldados americanos bajo el mando de Benjamin Lincoln la bloqueaban por tierra.

John Paul Jones estaba al frente de una pequeña flota cuyo buque insignia era el Bon Homme Richard, llamado así en honor de Benjamin Franklin (era la traducción al francés de su pseudónimo Poor Richard). La noche del 23 de septiembre, Jones encontró una flota mercante británica custodiada por barcos de guerra, el mayor de los cuales era el Serapis. Jones puso al Bon Homme Richard al lado del Serapis y durante tres horas se intercambiaron cañonazos. El Bon Homme Richard sufrió serios daños, pero fue el Serapis el que se rindió. Los americanos tuvieron que pasar al barco británico, porque el suyo se estaba hundiendo.

El 27 de septiembre, el Congreso Continental designó a John Jay como embajador en España. Su misión principal era lograr que España reconociera la independencia de los Estados Unidos, pero en esto fracasó. Al fin y al cabo, España también tenía colonias en América que podrían tomar ejemplo de sus vecinas del norte.

Se acercaba la época de tormentas y D'Estaign consideró que era necesario atacar Savannah para poner fin a un asedio que pronto se vería obligado a abandonar. Así se hizo el 9 de octubre, y fue un desastre. D'Estaign resultó herido y decidió regresar a Francia. En el transcurso del ataque murió el conde Pulaski, el patriota polaco que había emigrado a América tras el reparto de Polonia. Por esta época, los británicos dominaban prácticamente toda Georgia.

En Filadelfia Benedict Arnold no era nada popular debido a sus extravagancias. Fue acusado de violar ciertas normas militares y en diciembre fue condenado por un tribunal militar a recibir una amonestación por parte de Washington, aunque Washington hizo cuanto estuvo en su mano para salvar el orgullo de Arnold. No obstante, Arnold estaba resentido porque juzgaba —con razón— que nunca se había hecho justicia a sus méritos. Hacía unos meses que se había casado en segundas nupcias con una joven de Filadelfia que simpatizaba con los leales, y ello contribuyó en gran medida a que tomara la decisión de vender información a los británicos. Tras el juicio, fue más allá y pidió a Washington el mando de West Point, una fortificación a orillas del Hudson, y Washington se lo concedió.

La reina María I de Portugal fundó la Academia de Ciencias de Lisboa.

Campomanes editó un tratado titulado Proyecto económico en que se proponen varias providencias dirigidas a promover los intereses de España con los medios y fondos necesarios para su planificación. Como autor figuraraba el recientemente fallecido Bernardo Ward, si bien es un plagio de diversas obras inéditas del que fuera primer ministro José del Campillo. La obra fue aprovechada por diversas sociedades económicas, y también influyó en la política comercial con las colonias americanas.

Ese año murió el virrey de México Antonio María Bucareli. Destacó como administrador: en cuatro años había cubierto el déficit existente a su llegada y creó un importante fondo de reserva, todo ello sin crear nuevos impuestos ni solicitar préstamos. Poco antes de su muerte había enviado una nueva expedición hacia el norte, bajo el mando de Juan Francisco de la Bodega y Quadra, quien llegó lo suficientemente al norte para econtrar establecimientos rusos en Alaska.

También murió el pintor Anton Raphael Mengs, durante el transcurso de una estancia en Roma.

En Persia murió Karim Kan, que fue sucedido por su segundo hijo Mohammed Alí Kan, el cual nombró corregente a su hermano mayor, Abol Fath Kan. Sin embargo, poco después un tío de ambos, Sadiq Kan, los derrocó y asumió el poder. No obstante, tuvo poco poder y el imperio quedó en la anarquía.

Sir Eyre Coote había dejado la India hacía unos años y ahora era miembro de la cámara de los comunes, pero se le ordenó regresar a la India para enfrentarse a Haydar Ali, que luchaba contra los intereses británicos en alianza con Francia.

Una serie de migraciones bantúes producidas cuatro años atrás provocó diversos tensiones con los colonos bóers que finalmente estallaron en lo que se conoce como la primera guerra cafre. Los bóers, inferiores en número, pusieron en práctica el método del laager, un campo atrincherado mediante carretas de bueyes sobre el que se estrellaban los asaltos de los bantúes, que a continuación eran cazados por jinetes.

El químico sueco Carl Wilhelm Scheele descubrió la glicerina.

Alessandro Volta obtuvo una cátedra de física experimental en la universidad de Pavía.

Consolidado el dominio británico sobre Georgia, los británicos procedieron a atacar a Carolina del Sur. En enero de 1780 Clinton y Cornwallis condujeron un ejército de 8.500 hombres desde Nueva York, la tercera parte de los cuales eran americanos leales. Prevost, que había tratado sin éxito de tomar Charleston el año anterior, avanzó desde Savannah con su ejército para unirse a ellos. Por otra parte, Benjamin Lincoln reunió 5.000 hombres y se atrincheró en Charleston.

Ese año murieron:

El rey Carlos III de España nombró conde de Campomanes a su ministro.

Lagrange ganó el premio anual de la Academia de Ciencias de París por un trabajo sobre las perturbaciones de las órbitas de los cometas por los planetas.

Laplace, en colaboración con el químico Lavoisier, mostró que la respiración podía considerarse como una forma de combustión. Entre ambos realizaron los primeros estudios calorimétricos, que publicaron en su Memoria sobre el calor.

Mozart viajó a Munich con motivo del estreno de su ópera Idomeneo, encargo del príncipe elector Carlos Teodoro de Baviera.

Lessing publicó La educación del género humano, en el que expresa su convicción en el progreso moral de la humanidad.

Gran Bretaña trató de promover un bloqueo internacional contra España y Francia, pero la zarina Catalina II de Rusia se opuso tajantemente y en marzo organizó la liga de neutralidad armada, por la que Rusia, Dinamarca, Suecia, Prusia, Austria, Portugal, Países Bajos, Dos Sicilias y Francia se declaraban neutrales en la guerra que enfrentaba a Gran Bretaña con sus colonias americanas. En particular, no dejarían de comerciar con España, con Francia y con las propias colonias en rebeldía.

El 14 de marzo, la flota española arrebató Mobile a los británicos en Florida. Por otra parte, la flota británica, comandada por el almirante George Brydges, barón Rodney, obtuvo varias victorias frente a la costa española.

El 11 de abril, 14.000 británicos rodeaban por tierra y por mar la ciudad de Charleston, cuya defensa era cada vez más insostenible para los americanos.

Washington envió un destacamento al sur bajo el mando del barón de Kalb, pero el congreso decidió que fuera Gates quien dirigiera la operación, y Kalb quedó en segundo lugar.

El 2 de mayo zarpó de Francia rumbo a América una flota con 7.000 soldados bajo el mando de Jean Baptiste de Rochambeau. En ella se había embarcado el marqués de La Fayette. Sartine, el ministro de marina francés, fue obligado a dimitir por gastar más de lo asignado.

El 12 de mayo, Lincoln se rindió en Charleston a los británicos. Unos 5.400 hombres fueron capturados, entre ellos siete generales, además de cuatro barcos y numerosos suministros. Clinton regresó a Nueva York dejando a Cornwallis en Carolina del Sur, al mando de un ejército formado principalmente por americanos leales. El segundo en el mando era sir Banastre Tarleton, que se había ganado deliberadamente una reputación de crueldad, y permitió a sus soldados matar a los prisioneros.

En junio volvía a Nueva York desde Charleston John André, el responsable del servicio de inteligencia de Clinton, quien se encontró con una oferta por parte de Benedict Arnold de entregarle West Point a cambio de cierta suma de dinero.

Los españoles fundaron Los Ángeles en la Alta California.

El 11 de julio los hombres de Rochambeau desembarcaron en Newport, Rhode Island, pero inmediatamente llegó una flota británica que inmovilizó los barcos franceses. Rochambeau decidió que no quería abandonar sus barcos y permaneció en Newport sin hacer nada.

El 16 de agosto el ejército de Gates se enfrentó al de Cornwallis en Candem, Carolina del Sur, a unos 190 kilómetros al norte de Charleston. La marcha de Gates había sido complicada, con grandes dificultades para obtener alimentos y otros suministors, así que su ejército se había reducido a unos 3.000 hombres. El ejército británico era algo menor, pero sus hombres estaban mejor entrenados y en mejores condiciones. Tarleton se lanzó a la carga y los americanos rompieron filas y huyeron (con Gates a la cabeza). El barón de Kalb hizo lo que pudo con sus hombres, pero murió en el intento. Gates siguió huyendo hasta Charlotte, en Carolina del Norte, a unos 100 kilómetros al norte de Candem. Al llegar contaba tan sólo con unos 700 soldados. Ése fue el fin de su carrera militar.

El 21 de septiembre, John André remontó el Hudson con una bandera blanca y ultimó con Arnold los términos de la traición. Arnold recibiría 20.000 libras si la rendición de West Point tenía éxito y la mitad si lo intentaba, fracasaba, y se veía obligado a huir a territorio británico. Cuando André trató de regresar, se encontró con que su barco había sido atacado y se había retirado, así que optó por volver a pie durante la noche hasta territorio británico. Consideró necesario quitarse su uniforme británico y viajar con ropas civiles, pero eso lo convertía técnicamente en un espía. Si era capturado con uniforme se convertía en prisionero de guerra, mientras que sin él podía ser ahorcado. Una patrulla americana lo detuvo y encontró en su bota documentos concernientes a West Point, que fueron enviados a Arnold. Éste, viendo que su traición saldría pronto a la luz, decidió huir a territorio británico abandonando a André a su suerte.

El 23 de septiembre se conoció el complot de Arnold y André fue condenado a muerte.

Tras dos años de haber tomado posesión de la isla Fernando Póo y de la que había pasado a llamarse Guinea Española, el 24 de septiembre se produjo un motín por la falta de atención de la metrópoli a las enfermedades y la hostilidad de los nativos. Unos meses después, tras un ataque indígena y otro inglés, los españoles abandonaron la colonia.

Washington propuso a Clinton intercambiar a André por Arnold, pero Clinton había prometido a éste su protección y consideró que su honor le impedía incumplir su palabra, así que André fue ahorcado el 2 de octubre.

Los británicos dominaban ya Georgia y Carolina del Sur casi totalmente. La única salvedad era el acoso de algunos guerrilleros, entre los que destacaban Francis Marion (conocido como el Zorro de las Ciénagas, porque se había refugiado en unas ciénagas tras la caída de Charleston y desde ellas lanzaba sus ataques), Andrew Pickens y Thomas Sumter.

El siguiente paso para los británicos era Carolina del Norte. Cornwallis avanzó hacia el norte con su ejército y, por una ruta paralela, avanzaba un ejército de unos 1.400 leales comandados por Patrick Ferguson, que acampó en King's Mountain, en Carolina del Sur, a menos de tres kilómetros de la frontera con Carolina del Norte. El 7 de octubre, unos 900 americanos rebeldes empezaron a escalar la montaña, pero no lo hicieron en formación para ser un blanco fácil, sino ocultándose entre los árboles y las rocas. Fueron atacando con sus rifles a los leales que se les pusieron a tiro y se ocultaron cuando los leales trataron de organizar un ataque, para continuar después con su acoso. El resultado fue que murió la mitad de los leales, con Ferguson entre ellos, y los restantes se rindieron. Los rebeldes tuvieron 90 bajas.

Hacía ya tres años que el Congreso Continental había aprobado los artículos de la Confederación, que establecían una débil unidad política entre las antiguas colonias británicas que ahora reclamaban su independencia. Doce de los Estados los habían ratificado, pero Maryland se negaba tenazmente a aceptarlos, y la falta de unanimidad los invalidaba legalmente. Maryland era, junto con Rhode Island, Nueva Jersey y Delaware, uno de los Estados completamente rodeados por el mar y por otros estados, de modo que no tenía ninguna capacidad de expansión. Los restantes Estados, en cambio, tenían límites vagos por el oeste, y tenían la posibilidad de extenderse indefinidamente. Maryland consideraba que, a la larga, los Estados occidentales se volverían "gigantes" que asfixiarían a los pequeños Estados del este, que terminarían sin peso alguno en la Confederación. Por ello, se negó a aprobar los artículos de la Confederación hasta que todos los Estados renunciaran a los territorios occidentales. Éstos debían ser considerados como territorios de la Confederación en su conjunto y no de ningún Estado en particular y, en todo caso, en un futuro podrían organizarse como nuevos Estados, pero no como parte de otros ya existentes. Dada la insistencia de Maryland sobre este punto, y con el fin de materializar políticamente la Confederación, el 10 de octubre, Connecticut fue el primer Estado en renunciar a toda posible expansión territorial.

Tras lo sucedido en King's Mountain, Cornwallis decidió posponer el ataque a Carolina del Norte hasta el año siguiente y el 14 de octubre llevó a sus soldados a su cuartel de invierno en Winnsboro, Carolina del Sur. Ese mismo día, Washington puso a Nathaniel Greene al frente del ejército del sur. El barón von Steuben redactó un reglamento disciplinario para el ejército americano y dirigió varias operaciones en Virginia.

Los indígenas peruanos tenían un sistema de gobierno propio relativamente independiente del gobierno español, pero los abusos de las autoridades españolas eran constantes. En noviembre, un indio llamado José Gabriel Condorcanqui, apresó a un corregidor español y después lo hizo ejecutar. Seguidamente, reunió a unos cuantos seguidores y se dispuso a combatir a otros corregidores. El 18 de noviembre se enfrentó en Sangarará a una fuerza de 1.200 hombres enviados contra él desde Cuzco y obtuvo una victoria que le habría permitido tomar Cuzco, pero en lugar de ello se retiró a su localidad natal de Tungasuca, donde afirmó ser descendiente por línea materna del inca Túpac Amaru I y se declaró soberano legítimo del antiguo imperio incaico, con el nombre de Túpac Amaru II. Pocos meses antes había sido nombrado virrey del Perú Agustín de Jáuregui y Aldecoa, quien se apresuró a organizar un ejército para sofocar la rebelión.

Aunque los bóers se estaban imponiendo sobre los bantúes, problemas financieros los llevaron a optar por una solución negociada al conflicto entre ambos pueblos: se estableció una frontera en el Great Fish River.

A pesar de que oficialmente los Países Bajos eran neutrales, el 20 de diciembre Gran Bretaña les declaró la guerra, debido a las intensas relaciones comerciales que mantenían con las colonias americanas. Los miembros de la Liga de Neutralidad Armada no hicieron nada al respecto, por lo que la Liga no tardó en darse por disuelta.

El 2 de enero de 1781, el Estado de Virginia aceptó renunciar a toda expansión territorial tal y como exigía Maryland para firmar los artículos de la Confederación.

El 5 de enero, Benedict Arnold, ahora convertido en oficial británico, saqueó e incendió Richmond, que desde hacía dos años era la capital de Virginia.

El 8 de enero, los indios dirigidos por Túpac Amaru II fueron derrotados por el ejército enviado contra ellos por el virrey del Perú.

Tan pronto como Nathaniel Greene tomó el mando del ejército en Virginia, penetró en Carolina del Sur. No tenía fuerzas suficientes para atacar a Cornwallis, pero envió un destacamento de 800 hombres bajo el mando de Daniel Morgan para limpiar de británicos el oeste de Carolina del Sur. Cornwallis envió a Tarleton a enfrentarse con Morgan, y se encontraron en Cowpens el 17 de enero. Morgan había planeado cuidadosamente el encuentro. Sus hombres habían aumentado hasta el millar. Los dispuso en tres líneas, con la caballería oculta tras una colina. Tarleton tenía un número similar de hombres que avanzaron y sufrieron el fuego de los rifles de la primera línea enemiga, la cual se retiró inmediatamente. La segunda línea hizo lo mismo y los británicos, aunque habían sufrido considerables bajas, pensaron que la doble retirada era un signo de que el enemigo no resistiría su ataque, así que cargaron desordenadamente, pero las dos primeras líneas se habían retirado sólo para unirse a la tercera, y ahora las tres juntas hicieron frente firmemente a la carga británica mientras la caballería atacaba por la retaguardia. Los británicos sufrieron un total de 329 bajas y los supervivientes se rindieron. Los hombres de morgan tuvieron 75 bajas.

Los soldados americanos eran pagados con dinero continental, de nulo valor en la práctica, pero corrió el rumor de que, para estimular el reclutamiento, a los nuevos reclutas se les pagaba con dinero en metálico, por lo que algunas tropas de un campamento de Morristown se rebelaron exigiendo que se les pagara con la misma moneda. Aunque se hicieron algunas concesiones, algunos soldados desertaron enfurecidos. Otras revueltas de soldados en Pennsylvania y Nueva Jersey sólo pudieron ser sofocadas tras fusilar a algunos hombres. El 20 de febrero, el Congreso Continental nombró superintendente de finanzas a Robert Morris, uno de los firmantes de la Declaración de independencia, nacido en Inglaterra, pero residente en América desde los catorce años, donde había llegado a ser un próspero comerciante. Morris se las arregló para gestionar eficientemente el dinero que empezaba a llegar de Francia, España y los Países Bajos.

El 1 de marzo, el Estado de Nueva York renunció también a toda futura expansión territorial hacia el oeste y ese mismo día Maryland se dio por satisfecho y firmó los artículos de la Confederación, con lo que, finalmente, éstos entraron en vigor. Puede considerarse que ese día nacieron oficialmente los Estados Unidos de América, pues desde ese momento existió oficialmente una vinculación política entre los trece Estados. El Congreso continental pasó a ser el Congreso de los Estados Unidos.

Tras la derrota de Cowpens, Cornwallis persiguió con su ejército a los americanos, pero Morgan y Greene se retiraron hasta reunirse en Carolina del Norte. Desde allí continuaron retirándose hacia el norte, hacia Virginia. Sin embargo, Cornwallis llegó al sur de Virginia sin haber dado caza al enemigo, y sus hombres estaban fatigados, así que tuvo que retirarse hasta Hillsboro, en Carolina del Norte. Mientras tanto, Greene recibió refuerzos y volvió hacia el sur. Cornwallis, al enterarse, volvió a avanzar hacia el norte y ambos se encontraron en Guilford Courthouse el 15 de marzo. La batalla se libró por ambas partes con el mismo planteamiento que la de Cowpens, pero una parte de los soldados americanos fue presa del pánico y Greene juzgó prudente ordenar la retirada. Técnicamente fue una victoria británica, pero Cornwallis había sufrido muchas bajas.

En la India, sir Eyre Coote derrotó a Haydar Ali en Porto Novo.

Friedrich Wilhelm Herschel era un profesor de música nacido en Hanover pero afincado en Gran Bretaña desde muy joven. Se había aficionado a la astronomía y observaba el firmamento con ayuda de diversos telescopios construidos por él mismo con la ayuda de su hermana Caroline. Buscaba estrellas dobles, es decir, pares de estrellas tan próximas que parecen una si no se observan con el telescopio, pero un día encontró algo insólito:

El martes 17 de marzo de 1781, entre las 10 y las 11 de la noche, mientras examinaba las pequeñas estrellas que ha cerca de H Geminorum, vi una mucho mayor que las otras; asombrado por su inusitado tamaño, la comparé con H Geminorum y con las estrellas pequeñas que hay entre Auriga y Géminis, y al resultar mucho mayor que éstas, pensé que se trataba de un cometa. [...] Utilizaba una lente de 227 aumentos. Sabía por experiencia que el diámetro de las estrellas fijas no crece proporcionalmente al utilizar lentes de más aumentos, como ocurre con los planetas, por eso me serví de una de pocos aumentos, siguiendo la hipótesis de que no era una estrella fija. Así pude confirmar que mi hipótesis era válida.

Herschel trató de calcular la órbita del supuesto cometa, pero no lo consiguió y consultó al matemático Anders Johann Lexell, quien estableció con exacitud la órbita del objeto, y resultó ser casi circular y estar contenida en el mismo plano que contiene a las de los demás planetas. Más aún, su distancia al Sol era la que predecía la ley de Titius-Bode para un hipotético planeta situado más allá de Saturno. En suma, quedó claro que Herschel había descubierto un nuevo planeta del sistema Solar, al que decidió llamar Georgium Sidus (astro de Jorge) en honor al rey Jorge III, aunque más tarde se adoptó el nombre de Urano, propuesto por Bode y que estaba más en consonancia con los nombres de los otros planetas. La fama que adquirió con su descubrimiento, permitió a Herschel dedicarse exclusivamente a la astronomía, que hasta entonces había sido para él una mera distracción.

El 28 de marzo Cornwallis llevó sus tropas a Wilmington, en Carolina del Norte, una ciudad costera donde podía esperar la llegada de refuerzos por mar. Greene pasó entonces a Carolina del Sur y, sin librar ninguna batalla importante, logró recuperar el control del territorio, de modo que los británicos sólo conservaron Charleston y sus alrededores. Después de tres años de guerra, los británicos sólo controlaban los puertos de Nueva York, Charleston, Wilmington y Savannah.

El virrey del Perú envió desde cuzco un ejército de 17.000 hombres bajo el mando del mariscal José del Valle y Torres para enfrentarse nuevamente a Túpac Amaru II y sus seguidores. El encuentro se produjo la noche del 5 de abril. Túpac Amaru II fue vencido y capturado junto con su esposa y varios familiares. La rebelión continuó bajo la dirección de su hermanastro Diego Cristóbal Túpac Amaru, al tiempo que Julián Túpac Catari asediaba La Paz.

El 25 de abril, Cornwallis abandonó Wilmington y avanzó hacia el norte, hacia Virginia.

Jacques Necker había logrado éxitos notables saneando la economía francesa. Su administración le permitió financiar la guerra en América y, lo que era más de admirar, financiar la fastuosa corte de Luis XVI. No obstante, una propuesta de reformar los presupuestos le ganó numerosos enemigos. Publicó entonces su Informe al rey, en el que describía la situación financiera del estado y denunciaba las excesivas sumas distribuidas entre los cortesanos. Estó aumentó el número de sus enemigos y el 19 de mayo se vio obligado a dimitir. Poco antes había modificado el procedimiento criminal aboliendo la tortura.

El 20 de mayo el ejército de Cornwallis se unió a las tropas de Arnold en Petersburg, a unos cincuenta kilómetros de Richmond. La legislatura de Virginia abandonó la capital y se trasladó a Charlottesville, unos cien kilómetros más al norte. Tarleton condujo tropas hasta allí, que estuvieron a punto de capturar a Thomas Jefferson, el gobernador del Estado. Cornwallis contaba con unos 7.500 hombres, pero las fuerzas americanas en Virginia las dirigían con eficiencia La Fayette y otros franceses, por lo que los británicos no hicieron grandes progresos.

En Francia había muchos jóvenes entusiasmados con alistarse en el ejército y contribuir a la independencia de Norteamérica, y fue para ellos un jarro de agua fría el llamado edicto de Ségur, que obligaba a todos los candidatos a oficiales del ejército francés a demostrar cuatro grados de nobleza.

Los familiares del indio Túpac Amaru II fueron ejecutados en su presencia y después él mismo corrió la misma suerte. En junio, Diego Cristóbal Túpac Amaru tomó la dirección del asedio a La Paz.

El 5 de julio, Washington se encontró con Rochambeau y lo convenció para que uniese sus tropas a las tropas americanas situacas cerca de Nueva York.

El 1 de agosto, Cornwallis llegó con su ejército a Yorktown, Virginia, una ciudad costera donde esperaba recibir suministros.

El 14 de agosto Washington recibió noticias de la flota francesa en las Antillas, que ahora estaba bajo el mando del almirante François De Grasse, que había obtenido allí algunas victorias sobre los británicos. De Grasse se ofrecía a conducir su flota a Nueva York, para bloquear a Clinton, o a Yorktown, para bloquear a Cornwallis. Washington eligió Yorktown, pero simuló disponerse a atacar Nueva York llevando sus tropas a Staten Island. Tan pronto como los británicos replegaron sus tropas en Nueva York, Washington cambió de rumbo y se dirigió rápidamente al sur.

El 30 de agosto la flota francesa estaba frente a Yorktown, mientras La Fayette bloqueaba la ciudad por tierra. No tardó en llegar una flota británica, pero De Grasse se enfrentó a ella el 5 de septiembre y, tras recibir refuerzos, logró que los barcos británicos abandonaran a Cornwallis. El francés era partidario de atacar inmediatamente la ciudad, pero La Fayette insistió en que había que esperar a Washington. Washington y Rochambeau no tardaron en llegar, se inició el asedio y el 17 de octubre Cornwallis ofreció su rendición a Rochambeau, pero éste la rechazó: tenía que rendirse ante Washington. El 18 de octubre Cornwallis aceptó y el 19 de octubre cerca de ocho mil soldados británicos depusieron sus armas. Una semana más tarde, Clinton llegó con barcos y hombres para auxiliar a Cornwallis, pero, al ver que ya no podía hacer nada, dio media vuelta y regresó a Nueva York.

Washington propuso repetir la jugada contra Clinton en Nueva York, pero De Grasse se negó a ello y decidió volver a las Antillas: había tenido mucha suerte en su enfrentamiento contra la flota británica y no quería seguir tentando a la fortuna.

El emperador José II, tras el fallecimiento de su ultracatólica madre, promulgó un edicto de tolerancia que ponía fin a las persecuciones contra protestantes y ortodoxos. En cuanto a los católicos, anuló completamente la autoridad papal en sus dominios, promoviendo la versión austriaca del galicanismo francés, que fue conocida como josefinismo. El 29 de noviembre suprimió todos los monasterios que no practicasen la enseñanza ni la caridad hospitalaria. Esto afectaba, entre otros, a los capuchinos, los cartujos, los carmelitas y las clarisas, cuyos bienes pasaron a formar parte del Fondo de religión, que servía para mantener al bajo clero y a las escuelas parroquiales. Por otra parte, estableció que los sermones de los sacerdotes debían ser comunicados previamente para pasar por una censura. Reglamentó también las inhumaciones.

La Declaración de independencia
Índice El tratado de Versalles