ANTERIOR
1224 - 1339 (Redondillas)
SIGUIENTE

TADEO, en secreto


Fabio te llama, en efeto,
y te quería enviar,
para más abrevïar,
catorce pies de un soneto.
1227
Para que acudieras antes te quería enviar catorce pies (los versos de un soneto).
Movístele su veleta,
versificó poco a poco,
tu esperanza lo hizo loco,
y su locura poeta.
1231
Entre los dos actos Camilo se ha entrevistado con Fabio y, para probar a Isabela, ha aceptado pedir la mano de ésta a Octavio en nombre de aquél. "Tu esperanza" es la esperanza que Camilo ha dado así a Fabio.
Quiso enviar a su dama
este soneto denantes:
ved qué brinco de diamantes
le pide los de la cama.
1235
Denantes es antes. Un brinco es una joya. Tadeo llama irónicamente "joya", "brinco de diamantes" al soneto, con el cual Fabio pide a Isabela los brincos (saltos, revolcones) de la cama.
La pared tiene de motes
llena, y éste es el postrero:
"Aun en el infierno espero."
Yo le puse: "cien azotes".
1239
Fabio escribe pintadas en la pared de su casa, la última de las cuales dice "Aun en el infierno  [que es vivir enamorado sin correspondencia] espero [conseguir la mano de Isabela].
CAMILO


¡Ojalá más le pusieras!


TADEO


El lapis que se acabó
en la S, le quitó
cuatro años de galeras.
1243
En la S de azotes.
CAMILO


¿Y queda con él su hermana?

Camilo pronuncia esta pregunta en alto para que la oiga Isabela.
TADEO


No, sino Marcelo, y triste.


ISABELA


¡Ya, ya caer me hiciste
do tropecé esta mañana!
1247
Isabela no entendía esa mañana por qué Camilo aconsejaba a Octavio que la casara con Fabio, y ahora conjetura que se debe a que está enamorado de Violante.
¿Tanto consejo a mi padre,
y tanto desdén a mí?
Mátenme, Laureta, si
hay cosa que más le cuadre.
1251
Camilo aprovecha así la oferta que Fabio le había hecho de casarlo con Violante, aunque ya ha sido rechazada, pues en el entreacto le ha contado quién es realmente y le ha propuesto su nuevo plan de convertir a Marcelo en Lelio.
CAMILO, en secreto


Porque la leña se emprenda,
sopla más.


TADEO


                  Dime, ¿estás loco?


CAMILO


Si el celo no sopla un poco,
no hayas miedo que se encienda.
1255
"No hayas miedo que" significa "es imposible que".
ISABELA


¿Qué es el secreto, hidalgo,
doblón de a dos y aun de a diez?

Isabela vuelve a acusar a Tadeo de doble juego comparándolo con una moneda.
TADEO


Acuñadme de una vez,
y sabremos lo que valgo.
1259
Le pide que se decida sobre si es un doblón de a dos o de a cuánto.
ISABELA


Descubriendo tierra voy,
Camilo ingrato.

Estaba perdida en un mar de dudas, pero voy avistando tierra.
CAMILO


                         Señora,
poca es la que ves ahora,
para la que verás hoy.
1263
La aparición de Marcelo como falso Lelio está prevista para ese mismo día, tras la cual, sea cual sea la reacción de Isabela, acabará contándolo todo.
ISABELA


¡Ah cruel!


TADEO


                 Señora mía,
mal pago das a Camilo
por gastar su buen estilo
en lo que verás hoy día.
1267

CAMILO


Octavio, mi señor, llama.
Aguárdame, Tadeo.


Vase Camilo.


LAURETA


                                 Miente,
que durmiendo dulcemente
de la silla ha hecho cama.
1271
Laureta ha visto al anciano Octavio sentado en una silla durmiendo la siesta. El acto primero sucedía durante la mañana y el segundo por la tarde.
TADEO, en secreto


Yo sé (Laureta nos guarde
las espaldas de Camilo)...

Que Laureta vigile si vuelve Camilo.
ISABELA


¿Qué sabes, hermano? Dilo.


TADEO


Que le ofrecerá esta tarde
1275

muchos ducados de dote
con su misma hermana Fabio,
porque hoy a tu padre Octavio
le tuerza tanto el garrote
1279
Fabio ofrecerá dinero a Camilo, así como la mano de Violante. Tadeo confirma así a Isabela lo que Camilo le ha hecho sospechar un poco antes. "Torcer el garrote" vale aquí por "apretar las tuercas", "presionar".
que con él te halle casada,
cuando llegue, Galeazo.


ISABELA


¿Qué dice él?


TADEO


                      Cierto embarazo
le hace no decir nada:
1283

Vino concertado ya
de Sevilla.


ISABELA


                 ¿Qué, Tadeo?
¿Concertado?


TADEO


                       Sí, y aun creo
que se ha de casar acá.
1287

Vuelve Camilo.


CAMILO


¿Es hora, hijo?


TADEO


                        Ya es hora.


ISABELA


¿Que en Sevilla concertado
de casar estás?


CAMILO


                        Di, honrado,
¿no callarás? Sí, señora.
1291
No "concertado" (obligado) sino "honrado" (de casarse, por gusto). El "¿no callarás?" es una reprensión fingida a Tadeo por contarle a Isabela su compromiso matrimonial.
Mi padre me concertó
con la hija de un su amigo.

Eso es cierto.
TADEO


Yo soy de ello buen testigo,
y hoy la novia he visto yo
1295
Tadeo ha visto a la novia (Isabela) en su retrato natural, no en el sentido de "retrato fiel", sino en el sentido literal de que ha visto a la novia en persona.
en su natural retrato,
que de puro natural,
es el mismo original.


CAMILO


Habla, tonto, con recato.
1299
Camilo teme que Tadeo sea demasiado claro.
ISABELA


¿Qué dices?


TADEO


                    Que ahora viene
de rompello.

El retrato. Tadeo sugiere a Isabela que Camilo está olvidándose de su prometida por Violante, y a Camilo que está perdiendo a Isabela con su conducta.
ISABELA


                     ¿Rompe copias
quien en las entrañas propias
los originales tiene?
1303
Isabela no quiere tratar a Camilo de voluble y propone una interpretación distinta las palabras de Tadeo. (Camilo no necesita retratos porque lleva el original en su corazón.)
Y dime, ¿tu esposa es dama?

Esposa es prometida.
CAMILO


Mucho.

ISABELA


             ¿Su nombre, cuál es?

CAMILO


El tuyo vuelto al revés.

ISABELA


¿Cómo?

CAMILO


              Belisa se llama. 1307

Y tan parecida a ti,
que te vengo a ver por ella.

Te vengo a ver porque te pareces a ella.
ISABELA


No la quies bien, pues a ella
la estás desdeñando en mí.
1311
No la quieres bien, pues mi parecido con ella hace que la olvides por mí.
CAMILO


Antes adoro en tu imagen
sus memorias.

No. Vengo a verte para acordarme de ella.
ISABELA


                       Imagino
que burlas a lo divino.

Blasfemas al usar lenguaje religioso (adoro, imagen) para referirte a alguien que, sin duda, tiene poco de divina.
CAMILO


Tus celos mi fe no ultrajen.
1315
Que tus celos no ofendan a mi amor.
ISABELA


Pues quien ama, ¿cómo huye
lo amado?


CAMILO


                 Por irlo a ver.

Es verdad, Lelio huye de Isabela para verla como Camilo.
ISABELA


¿Pues dónde está tu mujer?

Obviamente, Isabela no lo entiende.
TADEO, aparte


Aquí es donde le concluye.
1319
Tadeo cree que Camilo no podrá responder a eso y lo obligará a concluir el diálogo.
CAMILO


Señora, está en un lugar
tan áspero como aquéste.

Pero Camilo se las arregla.
ISABELA


¿Vístela?


CAMILO


                Sí.


ISABELA


                      ¿Tenía peste,
que la volviste a dejar?
1323

CAMILO


Facilidades tenía,
que para mí peste son;
impulsos de un corazón
con más alas que debía.
1327

ISABELA


Luego, ¿no te casarás?


CAMILO


Si haré, en estando seguro.


ISABELA


¿Qué experiencias, qué conjuro
haces?


CAMILO


            Pronto lo sabrás.
1331

ISABELA


Tú, pues, Camilo más presto
sabrás quién es Isabela.
Quédate en paz.

Isabela ha perdido la paciencia y se enfada.
Vase Isabela.


TADEO


                          Ella vuela.
Tú, Camilo, quieres esto.
1335
"Vuela" es "está enfadada". Tú te lo has buscado.
LAURETA, aparte


Maldita la que no emplea
su corazón en su igual.

Todo son desgracias para quien se enamora de alguien que no es de su clase.
TADEO, aparte


Si la honra obliga a tal,
maldita la honra sea.
1339


ANTERIOR
ÍNDICE SIGUIENTE