ANTERIOR
1835 - 1934 (Redondillas)
SIGUIENTE

Llama Fabio de adentro


FABIO


Hola, Tadeo, ¿dó estás?


TADEO


Parece que oigo a mi amo.


FABIO


Hola, Tadeo, ¿a quién llamo?

¿A quién crees que estoy llamando, que no me contestas?
TADEO


Sube arriba y lo sabrás.
1838
Tadeo no quiere moverse de donde está para no perderse nada.
Entra Fabio


FABIO


Las olas te habrán echado
como a Leandro, por cierto
que pensaba que eras muerto.

Leandro murió cruzando a nado el estrecho de los Dardanelos, de vuelta después de haberlo cruzado antes para ver a su amada Hero. "Por cierto" tiene aquí el sentido literal de "sin duda".
TADEO


No fuera mal oleado.
1842
Doble sentido: sepultado por las olas y ungido con el óleo de la extremaunción.
FABIO


¡Oh, buen Camilo!


CAMILO


                               ¡Oh, señor!


FABIO


De buscar vengo cansado
a uno que fue mi criado.

Fabio había salido a buscar a alguien de confianza que pudiera llevarle su soneto a Isabela. No le servía Tadeo, pues sabe que es amigo de Camilo.
MARCELO


¿Pareció?


FABIO


                 Ni aun por olor.
1846
No sólo no lo he visto, sino que ni siquiera lo he olido, no he sabido nada de él.
TADEO


Pusiérase él mis zapatos
que tu dieras con él luego.

"Luego" significaba "enseguida".
FABIO


¿Qué tienen?


TADEO


                      Cosa de juego:
algalia de algunos gatos,
1850
La algalia es una secreción de los llamados gatos de algalia usada en perfumería.
que no son gatos de algalia.
Llamásteme, salí aprisa,
pisé blando, quien tal pisa,
no se la dejó en Italia.
1854
Lo que tienen sus zapatos (y que permitirían encontrar rápidamente a Tadeo por el olor) son restos del perfume de algunos gatos que no son gatos de algalia (los que producen secreciones que huelen bien). Y quien pisa algo así, no es como quien va a Pisa y, al volver se la deja en Italia, sino que se la lleva consigo pegada.
FABIO


Sal allá.


VIOLANTE


             Tadeo, sal.

Fabio y Violante se escandalizan de la gracia de mal gusto de Tadeo.
TADEO


Sin duda que estoy dañado,
pues tanta sal me han echado,
y a fe que no han hecho mal.
1858
A la comida que empieza a estropearse se le echa sal para conservarla.
MARCELO


Un muy gentil caminante,
Fabio, os tengo, y tan ligero
que tardará un año entero.

Marcelo sabe que Fabio había salido en busca de un mensajero, y le ofrece a Donato, el criado que le ha traído la carta de su padre con la cédula de Livia.
FABIO, en secreto


Mirad que está aquí Violante.
1862

VIOLANTE


Laureta, vente conmigo
y llevarás los cabellos.


CAMILO, en secreto


Mira que lleves con ellos
cuanto pienso y cuanto digo
1866
Camilo invita descaradamente a Laureta a informar de todo a Isabela.
LAURETA


¡Ah, ingrato Camilo!


Vanse Violante y Laureta


MARCELO


                                   Apenas


saliste de la posada,
cuando tuve de Granada
cartas de mi padre.


FABIO


                               ¿Buenas?
1870

MARCELO


Tales que podrás leellas
por privilegio rodado,
o por bulas, que el criado
que las trajo es plomo dellas.
1874
Por lo que ha costado que llegaran, podrá leerlas como quien lee un privilegio rodado. Los privilegios reales, identificados por el "signo rodado", eran documentos muy valiosos y difíciles de obtener. También parecen bulas papales, porque las bulas llevaban sello de plomo, y el criado que las trajo, por su lentitud o pesadez, parecía el plomo de la carta.
FABIO


¿Tanto con ellas tardó?


MARCELO


Trece días se detuvo.


TADEO


¿En qué galápago anduvo
o en qué jarro se cayó?
1878

FABIO


Llámale, que la jornada
que le encomendaré ahora
en menos de un cuarto de hora
podrá tenerla acabada.
1882
Ya es demasiado tarde para llevarle el soneto a Isabela. Ahora Fabio quiere un mensajero para que anunce a Octavio la inminente llegada del falso Lelio. Sólo tiene que ir hasta la casa de al lado, luego no puede costarle más de un cuarto de hora.
MARCELO


Si durmiendo no está ya,
llama, Tadeo, a Donato.


FABIO


Mejor es que ocupe un rato
a mi hermana, que entra ya.
1886

Vámonos a otro aposento.


Vanse Fabio, Marcelo y Camilo, y entra Violante


TADEO, aparte


Piensa Camilo que nada
en un mar de agua rosada,
y es de azar el elemento.
1890
El agua de rosas simboliza a algo plácido, como el agua de azahar, pero el mar en que nada es de agua de azar, de inseguridad, de peligro.
VIOLANTE


¿Quién ha nadado?


TADEO


                               Un perdido.


VIOLANTE


¿Quién es?


TADEO


                  Yo lo diré presto,
un mal Leandro que a Sesto
deja sin haber Abido.
1894
Leandro cruzó a nado el estrecho de los Dardanelos desde Abido hasta Sesto para ver a Hero, y murió en el viaje de vuelta. Pero Camilo se echa al mar (se mete en un estrecho, en un aprieto) desde Sesto sin tener un Abido al que dirigirse, sin saber adónde va.
Deja una Hero fïel
más que mereció su pecho,
y métese en un estrecho
que no sé si saldrá de él.
1898
Hay un doble sentido: era frecuente hablar del sexto para referirse al sexto mandamiento, es decir, a la prohibición de relaciones sexuales extramatrimoniales. Este Leandro deja (incumple) el sexto sin haber habido (sin haber tenido, o hecho).
VIOLANTE, aparte


Marcelo es éste.


Vuélvese a Tadeo


                          ¿Es Marcelo
ese Leandro?

Obviamente, Tadeo habla de Camilo, pero Violante piensa en Marcelo.
TADEO, aparte


                      ¡Qué poca
prudencia tiene una loca!
Diré que es él.


Vuélvese a Violante


                        Yo me duelo
1902

de tu fe y corazón sano,
señora mía, y reniego
de este, o sea andaluz griego,
o granadino troyano.
1906
Griego como los griegos que engañaron a Troya o troyano, como Eneas, que abandonó a Dido.
que ahora por Isabela
te deja, pues te gozaba.

Descaradamente, Tadeo pregunta a Violante si es verdad que era amante de Marcelo, como él sospecha.
VIOLANTE


¿Gozar? No tiene en su aljaba
arpón el niño que vuela
1910
Así da pie a que Violante deje bien claro que eso no es cierto, necesario para que la trama resulte moralmente aceptable.
tan dulce, tan penetrante,
tan dorado, tan mortal,
que a tal me obligue, y si a tal
ha de obligar a Violante,
1914
Si Violante se viera impulsada por el Amor a ser amante de Marcelo, antes muera, viéndose convertida en ceniza o enterrada bajo mármol, de forma que su cadáver sea el sepulcro de su vida.
o en ceniza convertida,
o en mármol antes se vea,
tal que su persona sea
el sepulcro de su vida.
1918

TADEO, aparte


No eso lo que cheriba
hoy mi deseo saber.

Cheriba es quería en lenguaje infantil. Tadeo hace una mueca como un niño pequeño que no se ha salido con la suya.
VIOLANTE


La bien nacida mujer
de honrada peca, y de altiva;
1922
Violante está abatida y resignada a que Marcelo no la quiera.
y orillas del mar espera
sus ruinas, sin cuidar,
si no diere nombre al mar,
que el suyo en las ondas muera.
1926
A orillas del mar espera las ruinas que un naufragio pueda acercar a la costa y, si no puede dar nombre al mar, no le preocupa que su nombre muera en las olas. (Léase: está dispuesta a esperar que algún día Marcelo regrese a ella y, si no puede casarse con él, no le importa morir esperando.)
Déjame, Tadeo, y deja
mis pensamientos conmigo.


TADEO


Señora, por lo que digo
no me busques daño o queja.
1930

VIOLANTE


Ni yo te buscaré daño,
ni queja habrá quien la dé.


TADEO


Suplico a vuesa mercé
que no muera el hombre hogaño.
1934

Vase Tadeo



ANTERIOR
ÍNDICE SIGUIENTE