ANTERIOR
2534 - 2573 (Décimas) SIGUIENTE

Entran Octavio, Fabio, Isabela, Violante y Laureta


FABIO


Mil veces en hora buena
de Lelio sea la venida,
prorrogación de tu vida
y destierro de tu pena.
Tu posada sea colmena
de abejas sin aguijón,
que en cada noble rincón
multipliquen con dulzura,
en panales de ventura,
enjambres de sucesión.
2543
Lelio, al casarse con Isabela y tener hijos, prolongará la vida de Octavio y lo llenará de alegría. Fabio le desea que Fabio e Isabela se queden a vivir en su casa, que se convertirá en colmena de abejas sin aguijón (abejas reinas, sus hijas) que a su vez se casarán y se irán a vivir a distintas nobles casas en las que generarán enjambres de descendencia.
OCTAVIO


Para servirte será,
con la razón que conviene,
el yerno que ahora viene,
como el suegro que está acá.
Y si quise hacerte ya
de mi hija esposo tierno,
sábelo bien Dios eterno.

Tanto Lelio como yo estamos a tu servicio. Prueba de la estima que te tengo es que hace un tiempo pensé en darte la mano de mi hija.
FABIO


De tu bondad imagino
que recibes por vecino
al que has de tener por yerno.
2553
Doble sentido: me da la impresión de que recibes por vecino al que, a juzgar por la bondad que le demuestras, debes de tener por yerno, o bien, recibes creyendo (por ser tan bueno, e ingenuo) que es tu vecino al que en realidad será tu yerno (si todo sale como espero).
OCTAVIO


Si, en verdad, Fabio, y por hijo;
esto bien lo sabe Dios.

[Respondiendo al primer sentido] Si, te quiero como si fueras mi yerno, e incluso como si fueras mi hijo.
TADEO, aparte


Yo, que he entendido a los dos,
de oíllos me regocijo.

Tadeo ha entendido lo que ha querido decir Fabio y lo que ha entendido Octavio.
VIOLANTE

(A Isabela)
De dichoso sea prolijo
tu casamiento dichoso;
de dulce, fastidïoso,
y de fecundo, suave;
y tu amor sea la llave
del corazón de tu esposo.
2563
[Que] tu dichoso [feliz o molesto] casamiento sea prolijo [extenso o molesto] en cuanto a dicha; fastidioso [que sacia o molesto] en cuanto a dulce, y suave [no doloroso o moderado (escaso)] en cuanto a fecundidad; y [que] tu amor sea la llave [que abra o mantenga encerrado] el corazón de tu esposo. Violante cree que Isabela quiere casarse con Marcelo, aunque espera que se vea obligada a casarse con Lelio. Como no sabe con quién terminará casándose, la "felicita" ambiguamente.
LAURETA


Mejor nombre le ponía
a su esposo cierta moza,
que era un poco "ceceoza",
cuando "ezpozo" le decía.
Menéale cada día
los carrillos sin razón,
a cuyo doliente son
cubos de lágrimas saca
con la soga, que no es flaca,
de su desesperación.
2573
La moza abofetea cada día a su marido sin razón y le saca cubos de lágrimas tirando de la soga de su desesperación. [El marido no tiene esperanza de vivir mejor sin ella.] Laureta ha captado el doble sentido malicioso de Violante, según le cual le desea en el fondo un pésimo casamiento, y cuenta una historia de un mal casamiento para ponerlo de manifiesto.

ANTERIOR
ÍNDICE SIGUIENTE