ANTERIOR
ESTROFA VIII SIGUIENTE

Negro el cabello, imitador undoso
de las obscuras aguas del Leteo,
al viento que lo peina proceloso
vuela sin orden, pende sin aseo;
un torrente es su barba impetüoso,
que - adusto hijo de este Pirineo -
su pecho inunda, o tarde, o mal, o en vano
surcada aun de los dedos de su mano.

Comentarios:

Esta estrofa y la anterior muestran la primera impresión que causa Polifemo: detallan su aspecto tosco, rudo y descomunal. En la estrofa siguiente se describe su portentosa fuerza.

ANTERIOR
ÍNDICE
SIGUIENTE