ANTERIOR
LA GUERRA CIVIL RUSA II
SIGUIENTE

Hacía 26 años habían llegado a Nueva York desde Italia Gabriele y Teresa Capone. Gabriele era barbero y Teresa costurera. Llegaron con un hijo, James Capone, pero luego tuvieron ocho más. La más joven era Mafalda Capone, que ahora, en 1919, tenía siete años. Pero el más famoso de todos sus hijos fue Alphonse Gabriel Capone, conocido como Al Capone, que ahora tenía 20 años. A los 14 fue expulsado de la escuela por golpear en la cara a una maestra. Entonces trabajó como dependiente en varias tiendas y conoció al gangster Johnny Torrio, que lo introdujo en las bandas juveniles más importantes de Nueva York, como The Junior Forty Thieves, o la que estuvo considerada como la más peligrosa: The Five Points Gang. Luego pasó a trabajar para Franky Yale, y mientras actuaba de portero en un club nocturno, tuvo un altercado con una mujer, cuyo hermano, Frank Gallucio, le rajaría tres veces la cara con su navaja. Desde entonces fue conocido como "cara cortada". Yale obligó a Capone a pedir disculpas a Gallucio y luego lo tomó como guardaespaldas. La principal banda rival de Yale en Nueva York era una banda irlandesa, la White Hand Gang (la banda de la mano blanca, por oposición a la mano negra italiana), y ese año Al Capone casi mata de una paliza a uno de sus miembros. Éstos empezaron a buscar a un hombre con la cara cortada para ajustar cuentas, así que, por su seguridad, Yale pidió a su amigo Johnny Torrio que, entonces trabajaba para Big Jim Colosimo en Chicago, que acogiera a Capone por un año. Torrio lo contrató como portero de un burdel, en el cual Capone no tardó en coger la sífilis.

Como consecuencia de la contraofensiva bolchevique, el ejército de Kolchak se encontraba aproximadamente en el mismo lugar que al comienzo de la ofensiva de primavera. El 1 de julio, durante las celebraciones por el aniversario de la creación del Gobierno Provisional Siberiano, llegó la noticia de que los bolcheviques habían tomado Perm.

El 2 de julio Mustafa Kemal recibió un nuevo telegrama, esta vez firmado por el mismísimo sultán Mehmed VI. Por segunda vez se le ordenaba regresar a Constantinopla. Kemal no acató la orden, pero permaneció inactivo durante dos meses.

El 3 de julio Denikin capturó Tsaritsyn, y empezó a planear un avance hacia Moscú por dos frentes.

El Comité Central del Partido Comunista Ruso, tras una discusión acalorada, secundó el punto de vista del general Kaménev, que, frente a la opinión del general Vācietis y de Trotski, se oponía a suspender la campaña contra Kolchak en el Este para reforzar el frente meridional, contra Denikin. Trotsky recibió muchas críticas por sus actuaciones.

El ejército estonio llegó a las puertas de Riga, la capital letona. El gobierno proalemán de Letonia firmó a petición de la Entente un alto el fuego con los estonios y los letones que no reconocían el gobierno impuesto por los alemanes.

El parlamento alemán aprobó una nueva bandera con tres bandas, negra, roja y dorada.

En las últimas elecciones presidenciales peruanas el ex presidente Augusto Bernardino Leguía se había presentado como candidato y había logrado amañarlas lo suficiente como para salir elegido, pero en el recuento oficial se anularon muchos votos y, ante el temor de que la decisión final la tomara el Congreso (o tal vez ante el temor de que las malas lenguas dijeran que pretendía gobernar a pesar de haber ganado las elecciones) el 4 de julio dio un golpe de Estado, se proclamó presidente provisional y envió al exilio a su antecesor, José Pardo. Unos meses más tarde Leguía se haría una constitución de corte y confección a medida y se proclamaría presidente constitucional.

Tropas griegas regresaron a Aydin siguiendo órdenes del alto mando griego, el cual estaba desacatando así órdenes explícitas de los representantes de la Entente. Una vez ocupada la ciudad, incendiaron el barrio turco. Varios pueblos cercanos fueron incendiados también el en curso de operaciones militares.

El ejército húngaro inició su retirada de Checoslovaquia.

El emir ibn Saud de Riad llegó a Turaba con un ejército de 10.000 hombres dispuesto a conquistar el reino de Hejaz, pero un ultimátum británico le instó a replegar sus fuerzas, y así lo hizo.

Eugene Leviné fue juzgado y declarado culpable del asesinato de los rehenes que había tomado el gobierno soviético de Baviera. Fue condenado a muerte y fusilado el 5 de julio.

Las autoridades francesas que ocupaban Hungría veían con recelo al gobierno de Gyula Károly, por considerarlo demasiado "radical". Esto significaba que los contrarrevolucionarios húngaros no sólo aspiraban a derrocar al gobierno comunista de Kun (cosa que los franceses veían con buenos ojos), sino también a recuperar los territorios que Hungría había perdido tras la guerra (cosa que los aliados no podían aceptar). Ese día Károlyi fue cesado y sustituido por Dezsö Ábrahám, mucho más moderado.

Stalin había aprovechado las críticas que Trotsky estaba recibiendo por su labor en la organización del Ejército Rojo para instar a Lenin a que lo cesara, pero cuando Trotsky presentó por sí mismo su dimisión, el Politburó del Partido Comunista la rechazó.

El rey Pedro I de Servia, ahora rey de los Servios, Croatas y Eslovenos, regresó a Belgrado de su retiro en Corfú, aunque su hijo Alejandro continuó ejerciendo la regencia.

El 6 de julio un ejército letón entró en Riga. Kārlis Ulmanis recuperó el puesto de primer ministro y Andrievs Niedra huyó a Alemania. El Ejército de Voluntarios alemanes debía abandonar Letonia y regresar a Alemania, pero en su lugar sus integrantes lo disolvieron y se alistaron en un nuevo Ejército de Voluntarios de Rusia Occidental, que teóricamente servía a Letonia, pero que siguió operando de acuerdo con los intereses alemanes.

El 8 de julio Mustafa Kemal renunció a su cargo en el ejército turco y el gobierno emitió una orden de arresto contra él.

El gobierno comunista ruso cesó a varios miembros del Consejo Militar Revolucionario al mismo tiempo que la Cheka arrestaba al general Vācietis acusado de la típica conspiración antisoviética. El mando supremo del ejército fue confiado al general Kaménev.

Vlastimir Tusar fue elegido primer ministro de Checoslovaquia, al frente de una coalición de socialdemócratas y el Partido Agrario.

El 9 de julio la Asamblea Nacional alemana ratificó mayoritariamente el tratado de Versalles.

Desde el principio de la guerra, el gobierno británico había puesto al frente del departamento del Tesoro al economista John Maynard Keynes. También había sido el representante británico en Versalles en materias económicas y se había opuesto a lo que consideraba exigencias abusivas sobre Alemania. Ahora publicaba un panfleto titulado Las consecuencias económicas de la paz, en el que sostenía que a la hora de establecer las compensaciones de guerra no se había tenido en cuenta la capacidad real de la economía alemana para asumirlas, lo cual iba a tener unas consecuencias desastrosas a medio plazo. En los seis meses siguientes se vendieron 100.000 ejemplares en 12 idiomas. La reputación de Keynes como economista creció considerablemente a raíz de este análisis.

Hungría esperaba que, una vez llevada a cabo la retirada de sus tropas de Eslovaquia, los aliados exigirían a Rumanía que replegara sus fuerzas a la frontera que éstos habían establecido y que el ejército rumano había traspasado. Sin embargo, tras dos semanas de silencio, el gobierno rumano afirmó que se retiraría cuando los húngaros desmovilizaran su ejército. El 11 de julio el gobierno húngaro exigió a los aliados que se cumpliese la promesa de la retirada rumana, pero Clemenceau no dio ninguna orden y el 12 de julio el gobierno húngaro declaró el servicio militar obligatorio y el despliegue en el frente rumano de las tropas retiradas de Eslovaquia.

Ese día se levantó definitivamente el bloqueo contra Alemania.

La presión francesa consiguió que Miklos Horthy, el ministro de guerra del gobierno contrarrevolucionario húngaro, fuera cesado y expulsado de Szeged, pero el primer ministro Ábrahám lo nombró al mismo tiempo comandante en jefe del ejército.

Los soviéticos rusos habían liberado la guarnición de Uraksk, que había resistido un largo asedio por el ejército de Kolchak. El 13 de julio tomaban Zlatoust, desde donde podían controlar el paso principal a través de los Urales. El 14 de julio tomaron Ekaterimburgo, donde pocos días antes los blancos habían realizado una matanza de judíos, en la que debió de haber unas 2.000 víctimas. Los británicos instaron a Kolchak a usar los prisioneros de guerra soviéticos como reclutas, pero Kolchak consideró más adecuado ejecutarlos en masa o encerrarlos en campos de prisioneros, donde acababan muriendo igualmente por las malas condiciones.

El 17 de julio se firmó un armisticio entre Polonia y Ucrania. Teóricamente, la República Popular de Ucrania Occidental se había convertido en una provincia ucraniana, pero el primer ministro Petliura estaba dispuesto a cederla a los polacos a cambio de ayuda contra los bolcheviques rusos. Ya había retirado todos sus ejércitos de Ucrania Occidental, así que los aliados se mostraron dispuestos a reconocer la soberanía polaca sobre dicho territorio.

Tras la toma de Vilnius por los polacos, Lenin consideró oportuno llegar a un acuerdo con éstos, y finalmente ordenó la disolución de la República Socialista Soviética de Lituania y Bielorrusia.

Ese día los húngaros empezaron a bombardear las posiciones rumanas a la vez que iniciaban maniobras de reconocimiento.

Los finlandeses aprobaron en referéndum la constitución de la nueva República de Finlandia.

El 20 de julio la infantería húngara cruzó el río Tisza e inició un ataque sobre las posiciones rumanas. Tras violentos combates, lograron apoderarse de Rakamaz y varios pueblos de su alrededor, así como de Törökszentmiklós. Rakamaz cambiaría de manos varias veces en los días siguientes.

Antonio Maura había convocado elecciones y había tratado de formar un gobierno de concentración conservador, pero no hubo el mínimo consenso necesario para ello y finalmente tuvo que dimitir. Fue sustituido por el también conservador Joaquín Sánchez de Toca.

El 21 de julio unos 150 empleados del Illinois Trust & Savings Bank, en Chicago, estaban terminando su jornada laboral cuando vieron un gran resplandor por las ventanas del edificio. Eran los restos del Wingfoot Air Express, un dirigible que hacía un viaje de recreo sobre la ciudad y que se había incendiado en pleno vuelo. Murieron un miembro de la tripulación, dos pasajeros y diez empleados del banco. Otros 27 empleados resultaron heridos.

El 22 de julio se estrenó en Londres El sombrero de tres picos, un ballet del compositor Manuel de Falla. La crítica alabó la obra.

El ejército húngaro continuaba avanzando, y el 23 de julio había avanzado 60 km al este del Tisza, en un frente de unos 80 km.

Cincuenta y seis delegados de cinco provincias turcas se reunieron en Erzurum para preparar el congreso de Sivas. Mustafa Kemal fue elegido presidente del congreso.

El presidente hondureño Francisco Bertrand Barahona, no sólo no convocaba nuevas elecciones, sino que suspendió los derechos civiles y tomó medidas para evitar una nueva convocatoria electoral. Así pues, se había convertido en un dictador más y la oposición no tardó en alzarse en armas bajo el mando del general Rafael López Gutiérrez, dando lugar a una guerra civil más.

El 24 de julio los rumanos lograron iniciar un contraataque, que obligó a los húngaros a retroceder unos 20 km.

Los bolcheviques habían logrado cruzar los Urales, y habiendo vencido semejante barrera natural, su avance ante las tropas de Kolchak fue rápido. El 25 de julio tomaron Cheliábinsk, y las tropas blancas situadas al norte y al sur tuvieron que retroceder para no quedar aisladas. Luego rehicieron una línea defensiva a lo largo de los ríos Tobol e Ishim.

Un ejército rebelde hondureño tomó los municipios de La Esperanza e Intibucá.

El 26 de julio llegó a París la delegación búlgara que debía negociar el tratado de paz entre su país y la Entente. Se prohibió a sus miembros visitar la ciudad y los escasos movimientos que podían llevar a cabo por los alrededores de su residencia fueron vigilados por policías. Su correspondencia fue censurada y no se les permitió recibir visitas.

El contraataque rumano seguía adelante, y el 27 de julio los húngaros habían sido rechazados hasta la orilla occidental del Tisza, desde donde habían iniciado su ofensiva.

Ese día el general Ironside comunicó oficialmente al Gobierno Provisional de la Región Septentrional la decisión aliada de retirarse del norte de Rusia, que había sido tomada a primeros de año. La noticia había trascendido extraoficialmente, pero los rusos blancos no habían querido darse por enterados.

Tras haber resultado vencedor en unas elecciones, Kaarlo Juho Ståhlberg fue investido como primer presidente de Finlandia.

Tras la muerte por la gripe del presidente electo brasileño Rodrigues Alves se celebraron nuevas elecciones, y el ganador fue Epitácio Pessoa, que tomó posesión del cargo el 28 de julio.

El 29 de julio Elefthérios Venizelos firmó un acuerdo secreto con el ministro de asuntos exteriores italiano, Tommaso Trittoni, por el que Grecia apoyaría las reivindicaciones italianas sobre Albania, le cedía el norte de Epiro (entonces ocupado por las tropas italianas) y la isla de Rodas, y a cambio Italia admitía que Grecia se quedara con el Dodecaneso, se comprometía a apoyarla en sus reivindicaciones sobre Tracia y además establecieron una frontera para sus áreas de influencia respectivas en Anatolia.

Los rebeldes hondureños habían tomado Gracias y ahora ocupaban Cedros.

Michael Collins había organizado una unidad del cuerpo de Voluntarios Irlandeses especializada en combatir a los servicios de inteligencia británicos, principalmente mediante el asesinato. Fue conocida como "la brigada" o como "los doce apóstoles" y estaba dirigida por Paddy Daly. El 30 de julio llevó a cabo su primera actuación, que consistió en el asesinato de un inspector de policía cerca de Dublín.

Mientras tanto 96.000 rumanos cruzaban el Tisza y avanzaban sobre Budapest. El 1 de agosto Béla Kun, junto con otros altos cargos de su gobierno, huyó a Austria (y luego a Rusia).

Los atentados anarquistas, las huelgas masivas, la psicosis que sobrevivía de los sabotajes que había sufrido el país durante la guerra, las noticias que llegaban de Rusia y otros factores de esta índole estaban alimentando en los Estados Unidos la teoría de que el comunismo ruso estaba unificando diversos movimientos de izquierdas hasta entonces desorganizados, desde anarquistas a sindicalistas, que amenazaban la democracia. Desde hacía dos años, un joven llamado John Edgar Hoover (ahora tenía 24 años) había sido puesto al frente del Alien Enemy Bureau, una división del Departamento de Justicia con autoridad para arrestar y encarcelar sin juicio a extranjeros desleales durante la guerra. De un total de 1.400 alemanes sospechosos que vivían en los Estados Unidos, la oficina de enemigos extranjeros había arrestado a 98 y había señalado a otros 1.172 como "arrestables". Ahora, el fiscal general Palmer, que había sufrido en sus propias carnes el terrorismo anarquista, nombró a Hoover director de la que fue conocida como la "División Radical", pues su objetivo era vigilar y obstaculizar el trabajo de los radicales estadounidenses, que debían ser arrestados y deportados, en caso de ser extranjeros.

El soviet de trabajadores de Budapest eligió un nuevo gobierno presidido por Gyula Peidl. El 2 de agosto, en la primera reunión de su gabinete, se abolió la república soviética y se restauró la república popular. Los miembros del gobierno que también habían formado parte del gobierno de Kun se dieron cuenta de que ya no eran comunistas, sino socialdemócratas. Los rumanos estaban a 20 km de Budapest.

Kolchak había intentado una maniobra contra los bolcheviques con la que impresionar a los aliados, pero fue un desastre, perdió varios miles de hombres y mucho material.

El general Foch había propuesto una nueva frontera entre Lituania y Rumanía que había recibido el visto bueno de los aliados y que el 3 de agosto fue comunicada a las partes implicadas. Ambas protestaron por segunda vez, pues en caso de aceptarla ambas deberían retirar tropas de territorios que actualmente ocupaban. Incluso los alemanes, que todavía tenían tropas en la zona disputada, se mostraron disconformes. Por su parte, una embajada polaca afirmó en Kaunas que su país no tenía intención de anexionarse Lituania, y proponía un plebiscito en los territorios disputados, para que sus propios habitantes decidieran a qué país querían pertenecer. El gobierno lituano no aceptó.

Para entonces no quedaba nada del Ejército Rojo húngaro, y el 4 de agosto las tropas rumanas empezaron a entrar en Budapest sin encontrar oposición. Los rumanos trataron de llegar a un acuerdo con Yugoslavia y Checoslovaquia para instalar un gobierno títere en Hungría, pero no fueron respaldados.

Ese día se clausuró el congreso de Erzurum. Sus principales resoluciones fueron cuatro:

  1. La patria [reducida a Anatolia] es un todo indivisible
  2. La nación se defenderá y resistirá cualquier clase de invasión o intervención extranjera.
  3. El principio básico es hacer todo con el respaldo del pueblo y mantener la voluntad del pueblo por encima de todo.
  4. Cualquier clase de protectorado o tutela extranjera no es aceptable.

Los rebeldes estaban dispuestos a derrocar el gobierno de Constantinopla, si era necesario, en caso de que no gobernara de acuerdo con estos principios. Hasta que se reuniera el congreso de Sivas se nombró un comité de representantes presidido por Mustafa Kemal para adoptar las medidas que se consideraran necesarias entre tanto.

El 6 de agosto el ejército contrarrevolucionario de Miklos Horthy, respaldado por los franceses, entraba en Budapest y deponía el gobierno de Peidl, que fue sustituido por otro presidido por István Friedrich. Una de sus primeras decisiones fue nombrar regente de Hungría al archiduque José de Habsburgo.

Aunque teóricamente Horthy estaba al servicio del gobierno contrarrevolucionario húngaro presidido por Dezsö Ábrahám, lo cierto era que no acataba sus órdenes, y tampoco se sometió a Friedrich. Algunas de las unidades de Horthy (a las que éste se refirió como "mis mejores hombres") se dedicaron a purgar el país de comunistas mediante un terror blanco que no tuviera nada que envidiar al terror rojo que los comunistas habían instaurado previamente. Durante los meses siguientes cientos de partidarios de los comunistas, o sospechosos de serlo, o meros socialdemócratas, fueron ejecutados sin juicio. Muchos fueron ahorcados en público. Los Chicos de Lenin probaron su propia medicina. Se calcula que unas 5.000 personas murieron y otras 75.000 fueron encarceladas. Unos 100.000 húngaros abandonaron el país. Los judíos no desaprovecharon una oportunidad tan a propósito para convertirse en víctimas de una nueva y sangrienta persecución.

El 7 de agosto el ejército lituano empezó a evacuar el territorio que le correspondía según la línea fronteriza con Polonia propuesta por los aliados, pero no retrocedió todo lo previsto, sino que creo una línea defensiva exterior a la frontera propuesta.

El 8 de agosto unos 14.000 polacos expulsaron a los comunistas de Minsk. El gobierno soviético (que ya había sido desautorizado por Lenin unas semanas antes) había huido a Smolensk.

El 9 de agosto el húngaro Muklos Horthy dejó de acatar las órdenes del gobierno de Ábrahám y se convirtió de facto en la máxima autoridad en Hungría, ocupada todavía por el ejército rumano.

Gran Bretaña y Afganistán firmaron el tratado de Rawalpindi, que puso fin a la guerra entre ambos países. Fue un tratado ambiguo, en el que Gran Bretaña parecía querer posponer el conflicto hasta otro momento más oportuno. No obstante, reafirmó la frontera vigente entre Afganistán y la India, disputada por los afganos, y Gran Bretaña reconoció la independencia de Afganistán.

Ese día murió el compositor italiano Ruggero Leoncavallo.

Un semanario estadounidense empezó a publicar por entregas La maldición de Capistrano, una novela de Johnston McCulley ambientada en California y protagonizada por don Diego Vega, un joven aristócrata que lucha en favor de los oprimidos ocultando su identidad con un traje negro y un antifaz, y que es conocido como El Zorro. Hasta entonces McCulley había publicado dos series de historias cortas de detectives con dos supervillanos como protagonistas: La Araña, y La Estrella Negra.

Ramón María del Valle-Inclán publicó una de sus obras teatrales más conocidas: Divinas palabras.

Armenia había logrado conquistar Najicheván, pero luego Azerbaiyán lo había reconquistado y finalmente el 10 de agosto Armenia se vio obligada a firmar un tratado de paz.

El general Ironside inició la última ofensiva británica en el norte de Rusia con objeto de facilitar la retirada de sus tropas. Cuando Chaikovski marchó a París para participar en las negociaciones de paz dejó al mando en Arcángel al general Yevgeny Miller, al que los británicos trataron de convencer para que se retirara a Múrmansk, pero éste se negó, aduciendo que sus hombres defendían sus hogares y que Kolchak le había ordenado permanecer en Arcángel. Los británicos destruyeron el armamento y material bélico que no pudieron llevarse consigo, sin que Miller pudiera hacer nada para convencerlos de que se lo entregaran.

Unos 9.000 jinetes cosacos lograron atravesar el frente desde Ucrania y trastornó la retaguardia bolchevique saqueando ciudades y saboteando ferrocarriles. Sin embargo, aunque causó alarma en Moscú, no continuó su avance, sino que los cosacos regresaron al Sur con un gran botín. La acometida no fue nada beneficiosa para el ejército blanco, pues predispuso a la población en su contra, debido a los saqueos.

El 11 de agosto entró en vigor la nueva constitución alemana.

El 12 de agosto unos 100 delegados polacos se reunieron en la ciudad de Sejny, que era una de las ciudades que estaban bajo control lituano, pero que según la frontera propuesta por los aliados debía ser polaca, y empezaron a planear un alzamiento contra las autoridades lituanas.

La región de Silesia estaba bajo control alemán, pero contaba con una importante población polaca. El 15 de agosto soldados alemanes mataron a diez mineros en una disputa laboral. Cuando la noticia se difundió, se inició una protesta que llevó a una huelga general de unos 140.000 trabajadores, que reclamaban que el gobierno local y la policía contara también con miembros polacos, y no sólo alemanes.

Juho Vennola fue nombrado primer ministro de Finlandia.

El 16 de agosto Ljubomir Davidović fue nombrado primer ministro de Yugoslavia. Era el fundador del Partido Demócrata, y gobernó en coalición con el partido socialista.

Tras varios días de asedio, los rebeldes hondureños tomaron Santa Rosa del Copán.

En su avance hacia Moscú, el ejército de Denikin tomó Jersón en 18 de agosto.

El 19 de agosto se disolvió el gobierno contrarrevolucionario de Dezsö Ábrahám, pues carecía de toda autoridad en Hungría.

El dictador costarricense Federico Alberto Tinoco era cada vez más impopular. Desde el año anterior se habían sucedido una revuelta tras otra contra su gobierno, y algunas habían sido reprimidas con crudeza. El presidente Wilson presionaba para que dejara el poder y el 20 de agosto terminó renunciando a la presidencia. Entre sus últimas medidas estuvo solicitar un préstamo de una gran suma a un banco canadiense con las que pagó por adelantado grandes salarios a parientes suyos que ocupaban cargos diplomáticos y él mismo se quedó con 100.000 dólares en concepto de "gastos de representación" con los que se marchó a Francia acompañado de su familia. Como sucesor nombró a Juan Bautista Quirós Segura, pero el gobierno estadounidense se negó a reconocerlo como presidente, sino que insistió en que, de acuerdo con la ley costarricense, el presidente provisional debía ser Francisco Aguilar Barquero.

El Parlamento Irlandés estableció un Juramento de Lealtad (a la República de Irlanda) que debían tomar todos los miembros del gobierno y los Voluntarios Irlandeses. Estos voluntarios, a partir del momento en que prestaban juramento, pasaban a considerarse miembros del Ejército Republicano Irlandés (IRA).

La noche del 22 de agosto estalló la rebelión que los polacos de Sejny habían estado organizando contra los lituanos. Un primer ataque de unos 300 miembros de la Organización Militar Polaca fue rechazado, pero el 23 de agosto los lituanos tuvieron que retirarse hasta Lazdijai.

Mientras tanto los ejércitos blancos de Denikin tomaban Odesa y Kiev.

Los aliados no acababan de reconocer al gobierno de István Friedrich en Hungría. Finalmente, el 24 de agosto las presiones aliadas obligaron al archiduque José de Habsburgo a renunciar a la regencia que le había sido ofrecida (los aliados no estaban dispuestos a admitir ningún gobernante de la casa de Habsburgo) y Friedrich tuvo que comprometerse a convocar elecciones con voto secreto y un censo amplio.

Harold Lloyd estrenó ese año 39 cortometrajes protagonizados por "el chico de las gafas", la mayor parte de los cuales habían sido rodados el año anterior. Recientemente había roto, tanto personal como profesionalmente, con Bebe Daniels, y había contratado como nueva coprotagonista de sus películas a Midred Davis. Ese día Lloyd estaba posando para los carteles de una de las películas que se iban a estrenar el año siguiente: Haunted Spooks, en uno de los cuales aparecía encendiendo un cigarrillo con la mecha de una bomba. Naturalmente, se suponía que la bomba era falsa, pero sólo lo era a medias, pues por error se trataba de una bomba de humo. Afortunadamente, el fotógrafo hizo una pausa para ajustar su cámara y Harold separó la bomba de su cara justo antes de que estallara. Aun así, la explosión lo dejó ciego, le produjo quemaduras en la cara y le arrancó los dedos pulgar e índice de la mano derecha.

El 25 de agosto los lituanos contraatacaron y se hicieron de nuevo con Sejny, pero se retiraron al final del día ante las noticias de que se aproximaba un ejército polaco.

Al mismo tiempo, los lituanos capturaban Zarasai a los soviéticos.

Ese día se estrenó El juego triste, una película de la Paramount protagonizada por Harry Houdini. Al final se produce una espectacular colisión de aviones en vuelo seguida de una persecución aérea. La colisión no fue intencionada, sino que fue un accidente ocurrido durante el rodaje que casi le cuesta la vida a uno de los dobles de Houdini, pero quedó tan bien que se modificó el argumento para encajar la escena.

Alemania tuvo que emplear unos 21.000 soldados para sofocar la revuelta polaca en Silesia. El 26 de agosto la región estaba pacificada. Unos 2.500 polacos fueron ahorcados o fusilados y otros 9.000 habían huido a Polonia, aunque unos meses más tarde regresarían a sus hogares.

Los lituanos de Lazdijai se manifestaron en contra de Polonia y reclamaron una marcha sobre Sejny.

El 27 de agosto murió de neumonía Louis Botha, el primer ministro de la Unión Sudafricana. Fue sucedido por el general Jan Smuts.

El 28 de agosto el ejército polaco usó tanques por primera vez y tomó a los rusos la ciudad de Babruysk, en Bielorrusia.

Unos 650 lituanos trataron de recuperar Sejny, pero fueron repelidos por unos 800 soldados polacos y unos 500 voluntarios de la Organización Militar Polaca. Józef Piłsudski había tratado de evitar la insurrección polaca porque estaba planeando un golpe de Estado en Kaunas que derrocaría al primer ministro lituano Sleževičius y promovería la anexión de Lituania a Polonia. Sin embargo, la insurrección había incrementado la actividad de los servicios secretos lituanos, que obtuvieron información sobre el proyecto golpista y esa misma noche iniciaron una serie de detenciones en Kaunas. Entre los arrestados había 23 soldados polacos que servían en el ejército lituano. El 29 de agosto el número de detenidos sobrepasó los 200, pero las autoridades lituanas no tenían listas de miembros de la Organización Militar Polaca, por lo que muchos de los organizadores del golpe quedaron libres. No obstante, el plan no pudo ya llevarse a cabo.

Para estas fechas, los lituanos habían prácticamente expulsado a los rusos de su territorio.

Los bolcheviques estaban a 70 km del río Ishim, la última barrera natural que defendía a Omsk, la capital del gobierno de Kolchak. El alto mando barajaba la opción de tratar de repeler a los bolcheviques hasta el Tobol o bien abandonar Omsk y formar una nueva línea defensiva en el río Obi. Finalmente se optó por defender Omsk.

La participación del Partido Socialista de América en la Tercera Internacional convocada por Lenin había dividido a sus miembros. Los más radicales se plantearon expulsar del partido a los socialdemócratas, pero finalmente el 30 de agosto los más moderados se reunieron en Chicago y expulsaron a los radicales, que eran casi las dos terceras partes de los militantes del partido. Los radicales a su vez se fraccionaron: la mayoría optó por formar un nuevo partido, pero una pequeña parte pretendió retomar el control del Partido Socialista presentándose en la asamblea el 1 de septiembre y reclamando su derecho a participar en las votaciones, pero la organización llamó a la policía para que los expulsara. Entonces fundaron el Partido Comunista de los Trabajadores.

Ese día se estrenó la primera película producida por la United Artists, la comedia Su majestad el americano, protagonizada por Douglas Fairbanks. En ella intervenía en un papel secundario un actor británico que realizaba inervenciones esporádicas en algunas películas. Se llamaba William Henry Pratt, tenía 32 años y era conocido por el nombre artístico de Boris Karloff.

Los expulsados del Partido Socialista de América que habían optado por fundar su propio partido no se incorporaron al Partido Comunista de los Trabajadores, sino que el 2 de septiembre fundaron el Partido Comunista de América. La Tercera Internacional no tardo en presionar a ambos partidos para que se unieran.

Un policía resultó muerto y otro herido en una emboscada llevada a cabo por el IRA en Lorrha, en Irlanda.

Francisco Aguilar Barquero se hizo finalmente con la presidencia provisional de Costa Rica gracias a las presiones de los Estados Unidos. Inmediatamente puso en vigor la constitución que el dictador Tinoco había suspendido y convocó elecciones para el año siguiente.

El 3 de septiembre el parlamento italiano concedió el derecho de voto a las mujeres.

El 4 de septiembre se inauguró el congreso de Sivas, con 38 delegados de todas las provincias de Anatolia del ya prácticamente extinguido Imperio Otomano.

La muerte de Zapata no acabó con el zapatismo, aunque sí que lo atenuó. Sus seguidores nombraron jefe del Ejército Libertador del Sur a Gildardo Magaña Cerda.

El 7 de septiembre Lituania aceptó retirarse de los territorios disputados por Polonia hasta la línea Foch propuesta por los aliados. El ejército polaco aseguró Sejny y se inició una represión contra la población lituana. Se prohibió el uso del lituano, se cerraron escuelas y organizaciones culturales lituanas, hubo actos de intimidación, etc.

El gobierno británico inició una serie de represalias contra los asesinatos del IRA. En Fermoy, doscientos soldados británicos saquearon e incendiaron varios comercios después de que 23 revolucionarios atacaran a una unidad de infantería. Durante los meses siguientes las comisarías rurales de la policía británica en Irlanda fueron siendo abandonadas debido a su inseguridad.

Los policías estadounidenses no tenían reconocido el derecho de sindicarse. Algunos policías de Boston pertenecían a ciertos "clubes" que últimamente habían venido ejerciendo como tales, canalizando peticiones de mejoras salariales y otras demandas. Finalmente Edwin Upton Curtis, el comisario que estaba al frente del Departamento de Policía de Boston, había emitido una orden por la que prohibía a los policías pertenecer a cualquier clase de club, exceptuados algunos clubes patrióticos inofensivos de gran tradición. Muchos de estos clubes habían reaccionado solicitando su ingreso en la Federación Estadounidense del Trabajo, una federación de sindicatos que no dudó en admitirlos, lo que los convertía oficialmente (e ilegalmente) en sindicatos. Un total de 19 policías fueron suspendidos de empleo y sueldo por actividades sindicales y sometidos a juicio. El 8 de septiembre fueron declarados culpables, y ese mismo día los policías sindicatos votaron 1134 contra 2 por iniciar una huelga el día siguiente por la tarde. Ese mismo día la prensa calificó la amenaza de huelga como bolchevique y prodigó toda clase de advertencias hacia los policías.

Los rebeldes hondureños controlaban ya las ciudades más importantes del país, así que el 9 de septiembre el dictador Francisco Bertrand Barahona embarcó hacia los Estados Unidos junto con su cuñado y otros allegados. El gobierno quedó en manos del consejo de ministros.

Esa tarde, de los 1.544 policías que debían iniciar su turno de trabajo en Boston, un total de 1.117 no se presentaron. El gobernador de Massachusetts, Calvin Coolidge, destinó 100 hombres de la policía estatal para suplir a los huelguistas, pero 58 de ellos se negaron a cumplir las órdenes y fueron suspendidos. Esa noche, ante la falta de policías, Boston sufrió toda clase de actos vandálicos y saqueos, desde niños tirando piedras a los tranvías o volcando los carros de los vendedores ambulantes hasta gente que rompía escaparates para llevarse el material expuesto. También hubo varias alarmas falsas de incendio.

El 10 de septiembre, tras haber recibido un ultimátum por parte de los aliados, el canciller austriaco Karl Renner firmó el tratado de Saint-Germain-en-Laye, que ponía fin a la intervención austriaca en la Primera Guerra Mundial. En el tratado Austria admitía las cesiones territoriales a Checoslovaquia, Rumanía, Yugoslavia e Italia pactadas por los aliados. Las concesiones en China fueron devueltas a China. De dirigir un imperio de 50 millones de habitantes, Austria pasaba a tener apenas 6.5 millones, que eran poco más de la mitad de la población germanoparlante del extinto Imperio Austriaco, la otra mitad quedaba dispersa entre los territorios cedidos, sobre todo en la periferia de Checoslovaquia, y especialmente en la región de los Sudetes y la Bohemia Alemana. El nombre del nuevo Estado austriaco tenía que cambiar a República de Austria, en lugar de República de Austria Alemana, y una cláusula especificaba que Austria no podría comprometer su independencia, lo que significaba que se le prohibía unirse a Alemania. Se prohibía el servicio militar obligatorio y se limitaba el ejército austriaco a 30.000 voluntarios.

El gobernador de Massachssetts envió 5.000 hombres a Boston que lograron contener los desórdenes, que esa noche alcanzaron su máxima expresión, que incluyó algunos muertos por armas de fuego. Coolidge llamó desertores y traidores a los policías huelguistas, y éstos, en una concentración masiva respondieron:

Cuando fuimos licenciados con honor del ejército de los Estados Unidos, fuimos aclamados como héroes y salvadores de nuestro país, y volvimos a nuestros deberes en la policía de Boston. Ahora, aunque sólo han pasado unos pocos meses, nos llaman desertores, traidores a nuestra ciudad y violadores de nuestro juramento de servicio. Los primeros en lanzar el grito han sido quienes siempre se han opuesto a dar a los trabajadores un salario que les permita subsistir, luego lo han coreado los periódicos, que se preocupan bien poco de los hechos reales, y usted finalmente ha añadido sus palabras de condena. Entre nosotros hay hombres que se ofrecieron voluntarios para abalanzarse sobre ametralladoras enemigas y las capturaron, entre nosotros hay hombres que han cabalgado llevando mensajes entre un fuego tan denso que cuatro cayeron y sólo el quinto llegó. Ninguno de nosotros ofendió jamás a la bandera o a su servicio. Es amargo volver a casa para ser llamados desertores y traidores. Somos los mismos que estábamos en el frente francés. Algunos de nosotros luchamos en la guerra española de 1898. Va a decirle al pueblo de Massachusetts en qué guerra ha servido usted?

La ciudad de Fiume había sido concedida a Yugoslavia en lugar de a Italia, en contra de las expectativas de los nacionalistas italianos más radicales. El 12 de septiembre el poeta Grabriele D'Annunzio reunió a unos 2.600 soldados italianos presentes en la zona y ocupó la ciudad, forzando la retirada de las guarniciones estadounidense, francesa y británica. Inmediatamente anunció que el Fiume se anexionaba al reino de Italia, pero el gobierno italiano no quería violentar a los aliados y no aceptó "el regalo". Se iniciaron entonces tensas negociaciones.

El Parlamento Irlandés fue declarado ilegal por el gobierno británico.

Ese día llegó a Boston Samuel Gompers, el presidente de la Federación Estadounidense del Trabajo, que acababa de regresar de un viaje a Europa quien rápidamente se hizo cargo de la situación y recomendó a los policías que suspendieran la huelga para iniciar después negociaciones. Luego Gompers habló con Coolidge acusando al comisario Curtis de la situación vivida en Boston, pero Coolidge respaldó a Curtis, y su firmeza elevó su popularidad a niveles insospechados. Había ganado por la mínima las elecciones a gobernador y en las elecciones que se celebraron ese año renovó su cargo con el 62% de los votos, algo insólito para un republicano en una ciudad tradicionalmente demócrata. Era hombre de pocas palabras, y se recuerda la frase con que resumió su postura: "No existe el derecho de huelga contra la seguridad pública, en ninguna parte y en ningún momento".

Los policías que habían participado en la huelga fueron despedidos, y el 13 de septiembre Curtis anunció que iba a contratar nuevos agentes a partir de una bolsa de veteranos de la guerra sin empleo. Todos ellos recibieron condiciones laborales mucho mejores que las que habían tenido los huelguistas. El presidente Wilson se refirió a la huelga de policías como "un crimen contra la civilización". La prensa no dejó de insistir en que la huelga era una muestra más del tipo de incidentes que en Rusia habían llevado a la dictadura comunista. En los periódicos se leían frases como "El bolchevismo en los Estados Unidos ya no es un espectro. El caos en Boston muestra su sustancia siniestra".

El 16 de septiembre se celebró en una cervecería de Munich una de las reuniones habituales del Partido Obrero Alemán. Se había organizado una mesa redonda en la que algo más de 30 participantes debatían temas políticos. Uno de ellos, un tal profesor Baumann, argumentó que Baviera debería separarse de Alemania y unirse a Austria, pero su tesis fue rebatida por un joven soldado de 30 años, de origen austriaco, que no pertenecía al partido, sino que había acudido invitado (porque había recibido órdenes de infiltrarse en el partido). Su intervención fue breve, pero contundente, su oratoria sorprendió a todos los presentes y su rival no tardó en abandonar la sala completamente derrotado. Anton Drexler, el fundador del partido, se sintió impresionado e invitó al joven a unirse al Partido Obrero Alemán, el cual aceptó con gusto la propuesta. Así Adolf Hitler se convirtió en el miembro número 55 del partido, aunque en su carnet figuraba el número 555, porque se sumaba 500 para aparentar que eran más.

Una de las películas más taquilleras del año (la tercera) fue producida en Alemania. Estaba protagonizada por la actriz polaca Barbara Apolonia Chałupec, que había adoptado el nombre artístico de Pola Negri. Había protagonizado algunas películas en Polonia poco antes del inicio de la guerra, y hacía dos años había viajado a Berlín, donde después de haber intervenido en varias películas conoció a Ernst Lubitsch, un actor que estaba iniciándose en el mundo de la dirección y que la convenció para protagonizar la película de terror Los ojos de la momia Ma. Luego la dirigió en Carmen y el 18 de septiembre estrenaban Madame DuBarry, cuyo título fue posteriormente cambiado a Pasión, que fue distribuida en los Estados Unidos por la First National, con el éxito de recaudación indicado. La industria del cine alemán era próspera. Antes de la guerra se rodaban unas 28 películas al año, mientras que ese año se rodaron 245.

El fracaso del golpe de Estado en Kaunas dio lugar a numerosos altercados fronterizos entre Polonia y Lituania. El 19 de septiembre el ejército polaco atacó Gelvonai y se dirigió hacia Ulmergé.

El 20 de septiembre Denikin tomó Kursk.

El 22 de septiembre se inició una huelga de los trabajadores del acero que paralizó la industria de varios Estados de los Estados Unidos. Una vez más, la opinión pública estuvo en contra de los huelguistas y la policía encarceló a muchos de ellos. Los empresarios espolearon a los nacionalistas radicales señalando que muchos de los trabajadores en huelga eran inmigrantes, pero al mismo tiempo contrataron entre 30.000 y 40.000 negros y estadounidenses de origen mexicano para romper la huelga.

La opinión pública estadounidense estaba indecisa sobre si refrendar o no el tratado de Versalles. Uno de los artículos más conflictivos se refería a la Sociedad de Naciones, que podía declarar una guerra que implicara a los Estados Unidos aun con su voto en contra. En general, muchos republicanos se oponían por la razón de fondo de que Wilson era demócrata. El presidente decidió iniciar una agotadora gira por el país con 29 grandes discursos y otros más breves. El resultado fue que el 26 de septiembre sufrió un ataque que lo dejó inválido y tuvo que regresar rápidamente a la Casa Blanca.

El 27 de septiembre los británicos habían abandonado Arcángel.

El 28 de septiembre el ejército estonio inició la operación espada blanca, cuyo objetivo era tomar Petrogrado, en colaboración con los rusos blancos dirigidos por Nikolái Yudénich y que contaba con el apoyo de la marina británica.

Los aliados estaban presionando al primer ministro rumano, Ion Brătianu, para que se retirara de Hungría, y las desavenencias llegaron al punto en que Brătianu presentó su dimisión. El 29 de septiembre fue sucedido por su ministro de guerra, Artur Văitoianu.

El 30 de septiembre Denikin tomó Voronezh.

El ataque de Kolchak contra los bolcheviques en defensa de Oms había comenzado muy bien, a pesar de que las tropas disponibles eran muchas menos que las previstas y necesarias. Los blancos lograron tomar algunas ciudades y hacer retroceder a los bolcheviques más allá del Tobol, pero la expansión llegó a un punto en el que la escasez de refuerzos volvía el frente extremadamente frágil. Mientras Kolchak no podía hacer nada para engrosar sus filas, el Ejército Rojo empezó a recibir refuerzos por millares cada día.

Unos 100 agricultores negros de la ciudad de Elaine, en Arkansas, se reunieron en una iglesia para acordar medidas con las que obtener mejoras salariales por su trabajo en las plantaciones de algodón. Se planteaban inscribirse en un sindicato o bien emprender acciones legales. Un sheriff se presentó en la reunión acompañado de un policía y se produjo un altercado en el que el sheriff acabó herido y el policía muerto. Luego acudieron casi un millar de blancos armados y se produjeron ataques contra los negros durante varios días. Se calcula que murieron más de 100 negros, tal vez 200, y unos cinco blancos. La prensa local describió los hechos con titulares rigurosos, como "Los negros planean matar a todos los blancos".

Los disturbios raciales de Elaine no fueron un caso aislado, sino que en los últimos meses se habían producido muchos otros, principalmente en el Sur, pero también había habido algunos casos en Chicago, Nueva York o en Whashington D.C. Al menos constan 34 casos, que fueron recordados como el "verano rojo", pues la mayor parte sucedieron entre mayo y agosto. Aunque en cada caso la chispa saltó por un incidente particular distinto, lo que había en el fondo de la tensión racial era que estaban llegando muchos soldados de Francia, entre ellos algunos negros, y se estaba produciendo una rivalidad por encontrar trabajo. También había quien sospechaba que los soldados negros que regresaban de Europa traerían consigo ideas bolcheviques que pondrían en riesgo la democracia estadounidense. Lo que sí era cierto es que los soldados negros que regresaban de Europa tenían una visión del mundo mucho más amplia que la que tenían antes de salir de los Estados Unidos. Por su parte, la prensa no perdió ocasión para "revelar" que los bolcheviques estaban incitando a los negros a rebelarse contra la autoridad establecida.

El 1 de noviembre un oficial de policía del Imperio Otomano llamado Ahmet Anzavur inició en Manyas una revuelta contra los nacionalistas rebeldes, en defensa de la autoridad del sultán Mehmed VI. La revuelta había sido instigada por los servicios secretos británicos.

El ejército polaco seguía avanzando imparable por Bielorrusia. El 2 de octubre llegaba al río Daugava (que nace en Bielorrusia y desemboca en Riga).

Ese día el presidente Wilson sufrió un ataque mucho más grave que el anterior. Quedó paralítico del lado izquierdo y medio ciego. Su esposa lo aisló de todo el mundo salvo de su médico. Estuvo en cama durante varias semanas y luego en silla de ruedas.

El 5 de octubre los polacos capturaron Salakas, en Lituania.

Tras la huida del dictador Francisco Bertrand Barahona, el cónsul estadounidense medió en el conflicto y finalmente logró poner fin a la guerra civil al lograr que ambas partes aceptaran como presidente provisional a Francisco Bográn Barahona, el cual convocaría nuevas elecciones al cabo de unos meses. El general Rafael López, que ahora tenía al país bajo su control, dejó claro que aceptaba el pacto a condición de que en dichas elecciones resultara elegido presidente él mismo.

La Unión Agraria ganó las elecciones en Bulgaria, y el 6 de octubre el zar Boris III se vio obligado a nombrar primer ministro a Alejandro Stamboliski, que no disimulaba su rechazo a la monarquía.

El ejército estadounidense declaró la ley marcial en Gary (Indiana) a causa de la huelga del acero. El temor ante la amenaza bolchevique seguía creciendo. Un senador llegó a proponer que las Filipinas fueran convertidas en una colonia penal a la que fueran deportados todos los culpables de conspirar contra el gobierno.

El 7 de octubre el primer ministro letón, Mykolas Sleževičius, fue sucedido por Ernestas Galvanauskas.

El 8 de octubre el Ejército de Voluntarios alemanes atacó Riga y tomó la mitad de la ciudad, la situada en la ribera occidental del Daugava.

La revuelta monárquica en Portugal había fortalecido a la república. Se habían celebrado nuevas elecciones presidenciales y el ganador fue el republicano António José de Almeida, que el 9 de octubre tomó posesión de su cargo.

Ese día se celebró en Florencia el Primer Congreso de los Fascios de Combate, que preparó su candidatura a las próximas elecciones parlamentarias, con Mussolini a la cabeza.

El 10 de octubre Sun Yat-Sen resucitó el Partido Nacionalista Chino (Kuomintang) que había disuelto Yuan Shikai.

En Viena se entrenó La mujer sin sombra, una ópera de Richard Strauss que no tuvo buena acogida, debido principalmente a su larga duración y la complejidad del argumento.

El 11 de octubre Hans von Seeckt fue puesto al frente del ejército alemán. Aunque la constitución alemana recientemente aprobada prohibía toda discriminación racial, Seeckt dio órdenes explícitas de que ningún judío fuera aceptado en el ejército, cualquiera que fuera su cualificación.

El 12 de octubre los polacos atacaron Kapčiamiestis, pero el frente en la guerra polaco-lituana no tardó en estabilizarse.

Los rusos blancos del Noroeste, en su camino hacia Petrogrado, tomaron Yamburg.

La Asociación Nacional Para el Progreso de las Personas de Color envió a Walter Francis White a investigar qué había sucedido en Elaine, porque la prensa hablaba de ataques sin motivación por parte de los negros. White era un negro que se apellidaba "blanco" y que podía pasar por blanco, y además era rubio y con ojos azules. Se presentó con credenciales de periodista sin revelar que era negro, y así pudo hablar con el gobernador, que a su vez le dio una carta de recomendación con la que pudo entrevistar a otros blancos. Sin embargo, al cabo de unos días se descubrió su identidad y tuvo que marcharse en tren rápidamente. Al parecer, el maquinista le dijo que "se marchaba cuando iba a empezar la diversión", porque habían descubierto que un negro se estaba haciendo pasar por blanco y "los chicos" habían ido a buscarlo. White preguntó qué iban a hacer "los chicos"  cuando encontraran al negro, y el maquinista respondió: "Cuando se ocupen de él ya no podrá hacerse pasar por blanco nunca más".

El 14 de octubre Denikin tomó Oriol, con la ayuda de un batallón de tanques y dos escuadrones de aviación británicos. Mientras tanto, en el frente oriental, el Ejército Rojo, cuyo número de hombres triplicaba al del ejército de Kolchak, recibió la orden de pasar al ataque.

El Partido Obrero Alemán no había tardado en comprender el potencial de la oratoria de Hitler, y lo había nombrado jefe de propaganda. El 16 de octubre dio su primer mitin ante 300 personas en una cervecería de Munich.

Ese día se produjeron los primeros choques entre el ejército estonio y el Ejército Rojo, junto al río Luga. Unos 120.000 soviéticos se enfrentaron a unos 40.000 estonios, y tras varias ataques los rusos obtuvieron una ligera ventaja.

El 18 de octubre los soviéticos habían rebasado de nuevo el Tobol.

El 19 de octubre Yudénich llegaba a las puertas de Petrogrado, pero no logró tomar el control de la línea ferroviaria que unía la ciudad con Moscú, por lo que los bolcheviques lograron enviar refuerzos masivos.

Ese día los aliados presentaron en París a la delegación búlgara sus condiciones de paz, que resultaron ser mucho peores de lo esperado. Los delegados solicitaron diez días para preparar su respuesta.

El avance de Denikin hacia Moscú fue frenado en Oriol el 20 de octubre después de duros combates. Luego siguió una contraofensiva roja que obligó a los blancos a retirarse hacia el Don. La nueva caballería soviética bajo el mando de Semión Budionni puso en fuga a los cosacos en dirección de Voronezh.

El 21 de octubre las tropas francesas que ocupaban Renania se unieron para formar el Ejército Francés del Rin. En total contaba con unos 30.000 hombres o más. Algunos de ellos eran negros senegaleses, y la prensa alemana empezó a difundir falsas historias sobre violaciones y otros crímenes, de forma que la presencia de soldados de ocupación negros fue presentada como una humillación a Alemania por parte de Francia.

El 22 de octubre los blancos de Kolchak tuvieron que abandonar Tobolsk y se replegaron hacia Ishim y Petropávlovsk.

El ministro de marina turco Hulusi Salih Bajá firmó con Mustafa Kemal, y otros representantes de los revolucionarios turcos, el Protocolo de Amasya, en el que acordaron buscar juntos el modo de preservar la independencia nacional. Entre otras cosas acordaron celebrar elecciones a la Cámara de Diputados, la cual se reuniría fuera de Estambul, ocupada entonces por los aliados.

El 24 de octubre Voronezh caía en manos de los bolcheviques.

La delegación búlgara presentó sus alegaciones a la propuesta de paz aliada, que consistió en pequeños cambios de redacción, y a continuación fue enviada a Bulgaria para que se pronunciaran el rey Boris III y el presidente Stamboliski.

Unos 4.000 soldados chinos bajo el mando del general Xu Shuzheng invadieron Mongolia, supuestamente llamados por algunos aristócratas mongoles para protegerse de las incursiones bolcheviques desde Rusia. Rápidamente ocuparon la capital, Urga, y poco después otros 10.000 soldados se distribuyeron por todo el país. El Bogd Khan fue puesto bajo arresto domiciliario. Japón, que tenía tropas en Rusia, apoyó la invasión para evitar que Mongolia cayera bajo la influencia comunista, y el gobierno chino usó la ocupación, bien vista por los nacionalistas chinos, para desviar la atención sobre el fracaso de las operaciones militares contra el gobierno de Sun-Yat-Sen, en el Sur. Incluso éste valoró positivamente la invasión de Mongolia.

El 27 de octubre Elgar dirigió en Londres el estreno de su concierto para violonchelo. El tema principal lo había anotado inmediatamente después de despertar de una operación de amígdalas el año anterior. La crítica coincidió en que la obra era buena, pero que la interpretación había sido desastrosa, al parecer porque Albert Coates, que dirigió el resto del programa, le robó tiempo a Elgar para los ensayos de su parte.

Ese día el presidente Wilson vetó la ley Volstead, que desarrollaba la decimoctava enmienda a la Constitución Estadounidense, pero ese mismo día la Cámara de Representantes aprobó la anulación del veto presidencial y el 28 de octubre hizo lo mismo el Senado, con lo que la ley seca entró en vigor con efectos de enero del año siguiente.

Los príncipes mongoles habían enviado a Pekín una lista de "sesenta y cuatro puntos" que reconocían la abolición de la autonomía de Mongolia respecto de China, pero que pretendían mantener un cierto grado de autogobierno. Ese día la Asamblea Nacional China aceptó los sesenta y cuatro puntos y el presidente Xu Shichang escribió una carta conciliatoria al Bogd Khan. Sin embargo, el 28 de octubre llegó el general Xu Shuzhent a Urga, la capital mongola, y anunción que los sesenta y cuatro puntos tenían que ser renegociados, y en su lugar presentó ocho artículos, que declaraban la soberanía china sobre Mongolia, promovían un aumento de la población mongola (se entendía que mediante la colonización china), así como de las relaciones comerciales, de la industria y la agricultura.

El 30 de octubre el físico británico Ernest Rutherford logró lo que podría considerarse el sueño de los alquimistas: transformó un elemento químico en otro. Concretamente, transformó nitrógeno en oxígeno mediante un bombardeo con partículas alfa (núcleos de helio).

El 31 de octubre Kolchak tuvo que abandonar Petropávlovsk.

Una de las dificultades que se encontró Denikin en Ucrania era que no sólo tenía que hacer frente a los bolcheviques, sino que en su retaguardia tenía que enfrentarse a los majnovistas. Pero cuando los blancos retrocedieron ante el avance bolchevique, los majnovistas se encontraron con un enemigo mucho peor. Más de 200.000 campesinos y obreros fueron fusilados o mutilados por los bolcheviques y otros tantos fueron deportados a Siberia bajo acusación de ser simpatizandes de Majnó.

Los bolcheviques también lograron repeler el ataque de Yudénich sobre Petrogrado, que tuvo que retirarse de nuevo a Estonia. Trotsky fue condecorado por su actuación en la defensa de la antigua capital rusa.

El 1 de noviembre se declaró otra gran huelga en los Estados Unidos, esta vez en el sector de la minería del carbón. El fiscal general A.M. Palmer apeló entonces a una ley aprobada durante la guerra que consideraba un delito cualquier acto que perjudicara la producción o transporte de productos estratégicos, pero Samuel Gompers protestó porque el presidente Wilson había prometido cuando se debatió la ley en el Congreso que no se usaría para impedir huelgas convocadas por sindicatos. El secretario de empleo, William Bauchop Wilson, secundó este punto de vista y se inició así una larga rivalidad entre éste y Palmer. Nuevamente, la prensa "informó" de que Lenin y Trotsky estaban financiando la huelga.

Ese día murió Carlomagno Péralte, el guerrillero que combatía la ocupación estadounidense de Haití. Fue traicionado por uno de sus oficiales, que condujo a los militares estadounidenses hasta su campamento y entonces se produjo un tiroteo en el que Péralte terminó con una bala en el corazón. Los estadounidenses difundieron una foto de su cadáver con el fin de desmoralizar a los rebeldes, pero el efecto fue el contrario. Péralte se convirtió en un héroe nacional. Benoît Batraville se convirtió en el nuevo cabecilla de los cacos.

El 2 de noviembre se iniciaron los juicios contra los negros acusados de los disturbios de Elaine. Los abogados conocieron a sus defendidos al inicio del juicio, no llamaron a ningún testigo, no presentaron ninguna prueba y no llamaron a testificar a los acusados. El primer juicio duró tres cuartos de hora, y el jurado tardó ocho minutos en declarar culpable de asesinato al acusado. Hubo once condenas a muerte y unas semanas más tarde se produjo una más. En vista del panorama, treinta y seis acusados optaron por declararse culpables de asesinato en segundo grado para evitar el juicio. El tribunal estaba rodeado por una muchedumbre de blancos que no hubieran consentido otro veredicto sino la pena de muerte. La Gaceta de Arkansas alabó los juicios como el triunfo de la ley, porque no se había producido ningún linchamiento. La Asociación Nacional para el Progreso de las Personas de Color se ocupó de apelar las sentencias.

El 3 de noviembre los aliados rechazaron todas las alegaciones que el gobierno búlgaro presentó a las condiciones de paz propuestas.

El 4 de noviembre Kolchak tuvo que evacuar Ishin. La caída de Omsk era inminente, pero Kolchak llamó a las armas a la población para defender la ciudad.

El gobierno británico preparó un proyecto para crear dos parlamentos en Irlanda, uno en Dublín y otro en Belfast, junto con un Consejo de Irlanda que estudiaría la posibilidad de unificarlos. Belfast es la principal ciudad del norte de la isla, región en la que había mayor proporción de población protestante contraria al independentismo.

El 7 de noviembre las misiones diplomáticas abandonaron Omsk. Al iniciarse la evacuación, unos 400 presos políticos fueron asesinados y muchos otros fueron abandonados a la intemperie.

El segundo aniversario de la revolución bolchevique fue escogido por el fiscal general Palmer para llevar a cabo con mucha publicidad una redada en doce ciudades estadounidenses contra la Unión de Trabajadores Rusos, una asociación de inmigrantes rusos anarquistas. Algunos periódicos informaron de que varios arrestados sufrieron palizas en el momento del arresto y durante los interrogatorios posteriores.

El 9 de noviembre la Paramount estrenó "Locuras felinas", un cortometraje de menos de cinco minutos protagonizado Tom, un gato antropomorfo de dibujos animados creado por Pat Sullivan que tuvo un gran éxito entre el público, por lo que Sullivan produjo dos nuevos cortos ese año, en el tercero de los cuales, Las aventuras de Félix, el personaje adquirió el que sería su nombre definitivo: El gato Félix. La atribución del personaje a Sullivan es cuestionable, pues Sullivan era el propietario del estudio que produjo los cortos, pero el director y dibujante era el animador Otto Messmer, quien después de la muerte de Sullivan afirmó que el personaje era creación suya. En la época era habitual que un empresario se apropiara de los derechos de autor de sus empleados. El caso fue que Sullivan se llevó todos los reconocimientos por el gato.

El 11 de noviembre los letones derrotaron una vez más a los voluntarios alemanes en Riga.

El 12 de noviembre, ante el ultimátum aliado, el gobierno búlgaro comunicó su decisión de firmar incondicionalmente el tratado de paz. Tanto Samboliski como el rey Boris III coincidieron en que Bulgaria no estaba en condiciones de resistir un ataque aliado, así que no vieron otra opción. Stamboliski decidió viajar a París y ser el único firmante por la parte búlgara.

El 13 de noviembre Kolchak fue de los últimos en abandonar Omsk, en un convoy de cinco trenes que transportaban los restos de la reserva de oro del Imperio Ruso.

El 14 de noviembre, tras una marcha forzada de 200 km en dos días, un ejército soviético entraba en Omsk, donde hizo decenas de miles de prisioneros.

Ese día las tropas rumanas se retiraron de Budapest.

El 15 de noviembre los soviéticos tomaron Kastornoe y amenazaron con rodear la vanguardia de Denikin, por lo que éste tuvo que ordenar la retirada y sus tropas empezaron a desmoralizarse, sobre todo cuando empezaron a llegar noticias de la situación de Kolchak en Siberia.

Los ocho artículos del general Xu Shuzheng fueron presentados al parlamento de Mongolia. La cámara alta, formada por los nobles, los aceptó, mientras que la cámara baja se negó a ello, y algunos de sus miembros llamaron a la resistencia armada contra China.

Ese día se produjo en Balıkesir el primer enfrentamiento de relevancia entre Amhet Anzavur y los nacionalistas turcos. Anzavur sufrió muchas bajas y tuvo que huir perseguido por los hombres de Köprülülü Hamdi. 

El 16 de noviembre se celebraron elecciones en Italia, y el partido fascista de Mussolini no obtuvo ningún escaño. En la provincia de Milán no llegaron a sumar 5.000 votos. El nuevo Partido Popular Italiano obtuvo 100 escaños, con el 20.5% de los votos, sólo superado por el Partido Socialista Italiano.

Las tropas de Miklós Horthy entraron en Budapest, y con ellas el terror blanco. Las cárceles se llenaron de presos políticos. Comunistas y judíos sufrieron una cruenta represión.

El día en que ascendió al trono, dos años atrás, el rey Alejandro I de Grecia había informado a su padre, Constantino I, de su relación con Aspasia Manos, hija de un reputado militar griego, pero no de sangre real, y pidió su permiso para casarse con ella. Constantino I le pidió que esperara a que terminara la guerra. Ahora Alejandro I había tratado de seguir con su proyecto de matrimonio, pero las cartas que enviaba a su padre en el exilio eran interceptadas por el gobierno. El presidente Venizelos se oponía a la boda porque consideraba más provechoso casar al rey con la princesa María, hija del rey Jorge V de Gran Bretaña. Harto de tantos inconvenientes, Alejandro y Aspasia se casaron en secreto la tarde del 17 de noviembre. El capellán que los casó había jurado mantener el secreto, pero inmediatamente informó al arzobispo de Atenas. Según la constitución griega, el rey necesitaba para casarse la autorización de su padre y del arzobispo de Atenas, así que el matrimonio causó un gran escándalo en el país. El matrimonio fue declarado legal, pero morganático. Aspasia no fue reconocida como reina y al poco tiempo tuvo que salir de Grecia.

Los chinos impusieron un nuevo primer ministro títere en Mongolia, Gonchigjalzangiin Badamdorj, cuyo gobierno presentó al general Xu un documento firmado por el que Mongolia renunciaba a su autonomía. El Bogd Khan se negó a firmarlo hasta que vio que la nobleza estaba de acuerdo. En China se celebró la noticia.

El primer ministro estonio, Otto Strandman, perdió el apoyo de uno de los partidos políticos que formaban la coalición de gobierno y terminó presentando su dimisión el 18 de noviembre. Fue sucedido por Jaan Tõnisson, entre cuyas primeras medidas estuvo la de iniciar negociaciones de paz con la rusia comunista.

El presidente Wilson seguía convaleciente y no pudo hacer nada para evitar que el Senado se negara a ratificar el tratado de Versalles, principalmente por los estatutos que éste establecía para la Sociedad de Naciones.

El 22 de noviembre los letones derrotaron a los alemanes en Radviliškis y los expulsaron de Letonia.

Las tropas de Horthy no reconocían la autoridad del presidente húngaro István Friedrich, así que finalmente el 23 de noviembre éste presentó su dimisión y pasó a ocupar la cartera de Defensa, cuya titularidad era puramente nominal, ya que el ejército obedecía a Horthy. La presidencia pasó a Károly Huszár, de escasa talla política y con pocos seguidores (pero Horthy había vetado a otros candidatos más idóneos). Se le encargó organizar unas elecciones generales.

Ese día se estrenó una segunda película (esta vez de aventuras) dirigida por Cecil B. DeMille y protagonizada por Gloria Swanson: Macho y hembra.

El 27 de noviembre Bulgaria firmó el tratado de Neuilly-sur-Seine con los aliados. Aparte de pequeñas cesiones territoriales a Rumanía y Yugoslavia, la principal pérdida territorial fue la cesión de Tracia a la Entente, que decidiría posteriormente a quién la entregaría. El ejército fue limitado a 20.000 soldados, que debían ser voluntarios, la gendarmería a 10.000 hombres y además un máximo de 3.000 guardias fronterizos. También se especificaron limitaciones sobre el armamento de que podía disponer el ejército. Como indemnización Bulgaria debía pagar 2.250 millones de francos-oro en plazos semestrales durante 38 años. Además entregaría a Servia 50.000 toneladas de carbón en cinco años.

El 30 de noviembre las mujeres francesas votaron por primera vez en las elecciones legislativas.

El 3 de diciembre murió el pintor Auguste Renoir.

El 5 de diciembre se iniciaron las negociaciones de paz acordadas entre Rusia y Estonia, y los bolcheviques aumentaron los ataques para estar en posición de fuerza cuando se produjeran. El 7 de diciembre se inició una nueva oleada de ataques.

En Rumanía se celebraron las primeras elecciones con sufragio universal masculino, y el 9 de diciembre tomó posesión el nuevo primer ministro, Alexandru Vaida-Voevod, del Partido Nacional Rumano, un partido transilvano que gobernó en coalición con el Partido Campesino.

El 10 de diciembre terminó la huelga del carbón en los Estados Unidos.

Ese año la Academia Sueca concedió cuatro de los cinco premios Nobel, pero todavía no se organizó una ceremonia de entrega.

Las tropas de Denikin se salvaron de ser aniquiladas por la caballería soviética gracias a que pudieron cruzar el Don helado y poco después el hielo se fundió y sus perseguidores quedaron bloqueados. El 12 de diciembre perdieron Jarkov.

Tras las últimas elecciones polacas, Leopold Skulski fue nombrado primer ministro. Paderewski retomó su carrera como concertista de piano. Su primera actuación tras su etapa como político fue en el Carnegie Hall, a la que siguió una serie conciertos en una exitosa gira estadounidense. Paderewski tenía fama de ser el mejor pianista del momento.

Las tensiones sociales en España se habían extendido desde Cataluña hasta otras partes del territorio nacional, sobre todo a Andalucía. El gobierno de Sánchez de Toca cayó y fue sucedido por el presidente del Senado, Manuel Allendesalazar y Muñoz de Salazar, partidario de reprimir con dureza las huelgas y otras alteraciones del orden público.

El 13 de diciembre se estrenó con éxito en Roma Sì, una opereta de Pietro Mascagni.

Karl Kautsky, uno de los fundadores del Partido Socialdemócrata Alemán (que desde su escisión militaba en el Partido Socialdemócrata Independiente), publicó La dictadura del proletariado, un ensayo en el que condenaba los excesos y el autoritarismo del gobierno de Lenin a la vez que defendía la democracia como esencial para construir una sociedad socialista.Kautsky analiza cómo Lenin pervirtió la revolución rusa, que estaba encaminándose hacia un sistema socialista democrático, para convertirla en una "dictadura de una parte del proletariado". Lenin le respondió rápidamente con su ensayo "La revolución proletaria y el renegado Kautsky". Es interesante leer y comparar ambos trabajos, pues la honestidad intelectual que impregna toda la exposición de Kautsky contrasta espectacularmente con la retórica de Lenin, que gasta más palabras en atacar, insultar y ridiculizar a Kautsky que en rebatirlo, y en esto sólo en contadas ocasiones emplea argumentos que no sean sofismas descarados o utopías que no se corresponden en nada con la realidad del gobierno que Lenin presidía. Sirva como muestra un pequeño fragmento.

El 16 de diciembre el ejército estonio afrontó una situación crítica cuando el Ejército Rojo empezó a cruzar el río Narva.

Los bolcheviques arrebataron Kiev a los blancos de Denikin.

Kolchak continuaba huyendo hacia el este seguido de miles de refugiados. Su retirada se vio entorpecida por la Legión Checoslovaca, que hacía un tiempo que había decidido retirarse de Rusia y, como controlaba el transiberiano, había establecido que los primeros en ser evacuados serían los checoslovacos, seguidos de los demás combatientes extranjeros (servios, polacos, rumanos e italianos) y finalmente los rusos. El control ferroviario de los checoslovacos dejó atascados más de 120 trenes de refugiados, que los soviéticos fueron capturando sucesivamente, a razón de unos 10 o 20 por día. El 17 de diciembre el propio tren de Kolchak quedó paralizado en Krasnoiarsk.

Los estonios lograron finalmente expulsar a los soviéticos a la orilla opuesta del Narva. A lo largo de la campaña los soviéticos habían sufrido unas 35.000 bajas y el Ejército Rojo estaba agotado.

El 19 de diciembre el IRA trató de asesinar al general John French en Dublín. El general salió ileso, pero un miembro del IRA resultó muerto.

Tras largas conversaciones con los checoslovacos, el 21 de diciembre Kolchak logró salir de Kranoiarsk, poco antes de que cayera en manos, no de los bolcheviques, sino de un grupo de rebeldes socialrevolucionarios. Los 1.500 km que separaban Omsk de Kranoiarsk habían sido recorridos en condiciones durísimas en el invierno siberiano, y fueron muchos los refugiados que cayeron víctimas del frío, del tifus o incluso de los lobos.

Ese día zarpó de Nueva York, el Buford, un barco que la prensa llamó "el arca soviética", pues en él partían deportados a su país 249 rusos, de los cuales 199 habían sido detenidos en la redada de Palmer del mes anterior, la mayoría de los cuales eran deportados por su pertenencia a la Unión de Trabajadores Rusos. Entre los restantes se encontraban Alexander Berkman y su amante Emma Goldman.

El 22 de diciembre el gobierno propuso a la Cámara de los Comunes el proyecto de ley para un mejor gobierno de Irlanda, que proponía dos parlamentos autónomos, uno para los seis condados del noreste y otro para los veintiséis restantes.

El 30 de diciembre Polonia y Letonia firmaron una alianza contra los bolcheviques.

El 31 de diciembre se llegó a un acuerdo de paz entre Rusia y Estonia, y se acordó un alto el fuego para tres días más tarde.

El tratado de Versalles
Índice La guerra de independencia turca