Logo de la Universdad de Valencia Logo Sección Sindical - Confederación General del Trabajo del País Valenciano Logo del portal

.
.

Caravana Pirineos-Alpes 2022: paso de fronteras de ayer y hoy

15 de julio de 2022

PIRINEOS-ALPES, LAS FRONTERAS INTERNAS EUROPEAS DE AYER Y DE HOY

MANIFIESTO

Este año con nuestra Caravana recorreremos rutas europeas de migración por las que centenares de miles de personas atraviesan fronteras de muerte y de rechazo desde hace décadas.

Rutas y fronteras que estuvieron inmersas hace 83 años en uno de los momentos más destructivos y sangrientos de la historia de la humanidad. Nos adentraremos en  algunas de las huellas de ese pasado que  debemos recordar siempre y especialmente en la actualidad.

Ahora caminamos por esas rutas también en un momento crítico provocado por la guerra de Ucrania y por sus consecuencias para los pueblos y gentes de Europa, para las economías de subsistencia del Sur global y para las personas migrantes que llegan y seguirán llegando a tierras europeas. La invasión a Ucrania ha agravado la situación de carestía y falta de alimentos, que se suma a una crisis climática, energética y a los problemas económicos derivados de la pandemia y de la acción extractivista y neocolonial de las empresas transnacionales. Estamos en un contexto donde las rivalidades geopolíticas, los conflictos bélicos, la competencia económica, la militarización del comercio y la preocupación por asegurar las ganancias empresariales nos asoma a nuevas maneras de reinterpretar los derechos humanos a la baja.

La respuesta de la UE a la gravísima crisis migratoria derivada de la guerra de Ucrania nos permite desvelar los auténticos «valores» de la Unión Europea.

Nos alegra por un lado la acogida que la Unión Europea ha dado a millones de personas ucranianas que huyen de la guerra, regularizando su situación de forma inmediata y comprobamos que sí es posible este tipo de acogida.

Pero contemplando las políticas migratorias  de la UE  en los últimos años para las personas migrantes procedentes del Sur global, constatamos que estas políticas han sido y siguen siendo políticas de  muerte y de rechazo. Dejar morir por falta de atención a quienes tienen hambre o por falta de socorro en el mar o en la montaña es necropolítica.

Cuarenta y nueve mil personas muertas desde 1993. Más de veintiocho mil personas desde 2014. Mil setenta en 2022. Muertas sobre todo en los mares, pero también en las fronteras interiores entre Irún y Hendaya al pie de los Pirineos, en los Alpes, en los Balcanes y en la frontera de Polonia con Bielorrusia.

Desde la UE decenas de miles de personas han sido y siguen siendo rechazadas, expulsadas, deportadas a los países de origen, muchas veces en situación de conflicto y graves violaciones de los derechos humanos, como Afganistán, Mali, Libia y Marruecos, y también «devueltas» dentro de la UE desde Francia a Italia y España, y desde Italia a Eslovenia, violando la legalidad internacional.

Este trato por parte de la UE a las personas refugiadas originarias de África y Oriente Medio muestra una voluntad racista y además saca a la luz otras razones profundas de esa política discriminatoria: los 37 millones de personas desplazadas de África y Oriente Medio son víctimas de «nuestras guerras», las guerras impulsadas por Estados Unidos y los gobiernos de la UE, hecho que se silencia en los medios y en la opinión pública, y en consecuencia  las víctimas son ignoradas, invisibilizadas y maltratadas. Por el contrario los 13 millones de personas desplazadas de Ucrania son víctimas de la agresión de Rusia, los medios occidentales lo recuerdan una y otra vez, son bienvenidas y se les da voz, como debería ser en todos los casos.

Por ello desde aqui como Caravana Europea denunciamos todas las guerras en curso y a las potencias que las promueven en Ucrania, Siria, en los países del Sahel, en Libia, Irak, Afganistán, Yemen y Palestina. Denunciamos la venta de armas por parte de empresas y gobiernos a esos países en guerra. Denunciamos todas las muertes ocasionadas en esas guerras. Denunciamos el éxodo de millones de personas provocado por las guerras y las muertes de quienes huyen de ellas. Denunciamos la guerra de fronteras que causa muerte como en el caso de las, al menos, 37 personas muertas en el último salto a la valla. Denunciamos las condiciones en los mal llamados campos de refugio en Grecia y Canarias. Y denunciamos el tráfico de personas, la explotación laboral y la trata de mujeres y niñas con fines de explotación sexual. Las desigualdades de género se incrementan durante los conflictos, a la vez que son causa en sí mismas de desplazamientos forzados.

Realizamos esta Caravana en un momento también crucial, cuando el presidente del gobierno español cede ante Marruecos la soberanía del Sahara Occidental, a la par que consolida su alianza con Marruecos para explotar los recursos del pueblo saharaui y ejercer de guardianes de frontera; que condena a muerte a Mohamed Benhlima, devolviéndolo a Argelia mientras aún era solicitante de asilo en España; en un momento crucial, porque propuestas migratorias inhumanas hasta ahora propias de partidos de extrema derecha, han sido asumidas y están a punto de ser implementadas en Europa por gobiernos democráticos. El ejemplo más vergonzante de ello son los acuerdos de Gran Bretaña y Dinamarca de confinar contra su voluntad a migrantes en Ruanda. Nos alegramos de que el primer intento haya sido paralizado por una decisión del Tribunal de Derechos Humanos de Estrasburgo. Pero debemos aunar esfuerzos en toda Europa para paralizar estas políticas de forma definitiva.

En la Caravana europea e internacional Pirineos-Alpes 2022, la Caravana Abriendo Fronteras, Carovane Migranti, Tous Migrants, La couverture de la Memoire,-Tunisie, Rete Antirazzista de Catania, Linea d’Ombra, LasciateCIEntrare, Proyecto Puentes de EsperanzaRed Regional de Familias Migrantes CACofamicenh (Honduras), Associations des mères des migrants disparus, Bona Fide (Montenegro) Aguilas del desierto (Mèxico-Estados Unidos) compartimos experiencias, objetivos, denuncias y exigencias.

En concreto, a los gobiernos de la Unión Europea, y especialmente a los gobiernos español, italiano y francés les exigimos:

  • Cesar los controles fronterizos terrestres en las fronteras internas europeas que, además, se practican por perfil étnico.
  • Que la aplicación de la Directiva 2001/55 que está otorgando protección temporal generalizada a las personas ucranianas que salen del país, se active asimismo para personas que huyen de otros conflictos.
  • La regularización extraordinaria de todas aquellas personas que se encuentran en situación administrativa irregular. También exigimos que se garanticen las reagrupaciones familiares.
  • Terminar con la instrumentalización de las personas en tránsito, que son utilizadas como herramienta de presión política.
  • Reconocer y respetar el derecho a migrar, como estrategia de resistencia y reparación ante las políticas extractivistas, imperialistas, patriarcales y colonialistas.
  • Vías legales y seguras, para que nadie más pierda su vida por ejercer el derecho a migrar y para evitar la explotación, los abusos, la violencia, la trata y el tráfico de personas.
  • La disolución de FRONTEX y el fin de la subcontratación del control de las fronteras. Es preciso detener el exorbitante gasto militar hacia esta agencia europea de fronteras, cuya misión es interrumpir el proceso migratorio y deportar. Y mientras exista, que se cree un centro de inspección y control sobre las violaciones de los derechos humanos que realiza Frontex.
  • El cese de la producción y el tráfico de armas de la Unión Europea. Y mientras tanto, el cumplimiento de la normativa internacional sobre la venta de éstas, dando fin a la exportación a países que están bombardeando población civil en conflictos armados y que no respetan los derechos humanos.
  • La disolución de la OTAN y el fin de sus planes expansionistas, hegemonistas y de guerra. Rechazamos la inclusión de la migración irregular y la inseguridad alimentaria como lo que denominan “amenazas híbridas” en su nueva hoja de ruta.
  • Unas relaciones internacionales de cooperación que pongan fin a las políticas de saqueo y expolio de recursos en África y en los países del Sur global por parte de las empresas multinacionales, los gobiernos del Norte enriquecido y los gobiernos del Sur corruptos.
  • Suspender los acuerdos de deportación con terceros países como Marruecos, Senegal, Mauritania, Gambia, Afganistan, Libia o Turquía. Ninguna persona debe ser enviada a un país en el que puede sufrir tortura, persecución o amenazas a su vida. La externalización de fronteras beneficia a gobiernos corruptos que no garantizan los derechos humanos y a las mafias que actúan con su connivencia.
  • Autorizar a los barcos de salvamento marítimo para que puedan realizar libremente su labor de rescate para salvar vidas y desembarcar a las personas en puertos seguros.
  • Un protocolo de atención a sucesos de víctimas múltiples, que no se aplica en caso de naufragios y produce crueldad y tortura.
  • La creación de puntos de información para familiares de las personas migrantes, que tienen que hacer un peregrinaje desgarrador por las instituciones para alcanzar una mínima información, en el mejor de los casos, sobre la vida o la muerte de sus seres queridos.
  • La retirada de la propuesta del último Pacto Europeo de Migración y Asilo.
  • La derogación de la Ley y el Reglamento de Extranjería.
  • El cierre de los CIE (Centros de Internamiento para Extranjeros), (CPR en Italia) y de otras estructuras de detención y contención de personas extranjeras y el desarrollo de las alternativas a la expulsión coercitiva, siempre con una especial atención a la situación de arraigo de las personas migradas en territorio europeo.
  • Acabar con la violenta cadena de deportaciones en caliente contrarias al derecho internacional.
  • La eliminación de las redadas racistas y xenófobas y el cese del hostigamiento.
  • El fin de la criminalización de las personas y organizaciones solidarias con las personas migrantes.
  • Asegurar el acceso al derecho de asilo a todas las personas, independientemente de su país de origen y de que se tome como referencia una catalogación de país seguro de uno que de hecho no lo es.
  • El respeto a las disposiciones del derecho internacional, en particular la Convención de Ginebra relativa a las personas refugiadas, y las normas que protegen a las personas migrantes.
  • Garantías específicas para personas en situación de especial vulnerabilidad establecidas en la Directiva Europea de procedimientos comunes para la concesión de la protección internacional: mujeres que han sufrido violencia sexual, víctimas de trata, menores, personas con diversidad funcional, personas LGBTIQ+, etc.
  • El derecho a la protección de niñas y niños contra todo tipo de violencia y explotación, el cumplimiento de la Convención de la ONU de 1989 en relación a sus derechos.
  • Transparencia y la publicación de datos de las pérdidas reales de vidas en las rutas migratorias y que estos datos estén desagregados por género, procedencia y destino.
  • La apertura de causas judiciales -y que se personen los estados y la propia Unión Europea- por cada muerte en las rutas migratorias y en los espacios de no-derecho que son los centros de detención e internamiento para personas extranjeras como los CIES, los CETI, los CATE, etc.
  • Políticas de acogida dignas y efectivas y la implementación de protocolos con perspectiva de género en dichas acogidas.
  • La derogación del Reglamento de Dublín y de la Directiva Europea de Retorno, conocida como la directiva de la Vergüenza.
  • El cumplimiento de las recomendaciones del Tribunal Permanente de los Pueblos en sus sesiones sobre la violación de los derechos de las personas migrantes y refugiadas de Barcelona, Palermo, Paris y Londres (2017-2019), las propuestas de la relatora de la ONU en su informe sobre desapariciones forzadas en la ruta migratoria y las de varias organizaciones no gubernamentales, como las de Amnistía Internacional (informe de diciembre de 2017) sobre la violación de derechos en Libia.
  • El fin del infierno al que las autoridades libias han arrojado a las personas que se desplazan por causas forzadas.
  • El respeto a los derechos humanos y como pueblo del Sahara Occidental, frente al cambio de postura del gobierno de Sánchez que defiende como solución una autonomía que implica el reconocimiento de la soberanía del reino de Marruecos sobre el territorio y la cesión al chantaje de Marruecos en las fronteras de Ceuta y Melilla, además de beneficiarse del saqueo económico a un territorio que es del pueblo saharaui.
  • La aprobación del Tratado Vinculante sobre el control de las Empresas Transnacionales y otras empresas en materia de respeto de los Derechos Humanos negociado en el marco del Consejo de Naciones Unidas en Ginebra.
  • La ratificación de la Convención Internacional sobre la protección de los derechos de todos los y las trabajadoras migratorias y de sus familiares.
  • Garantías a la justicia y el refugio climático, controlar y sancionar la actividad de las empresas contaminantes y seguir el Acuerdo de París firmado en 2016 para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero y mitigar el calentamiento global.

No podemos mirar hacia otro lado en la mayor crisis humanitaria de la historia en la que la inevitabilidad de los desplazamientos forzados están destrozando la vida de miles de personas.

Por eso nos encontramos recorriendo las fronteras internas de ayer y de hoy, en memoria de quienes en el pasado y en el presente han perdido la vida, para reivindicar su memoria, justicia, reparación y no repetición y para despojar de su disfraz al neofascismo. Queremos la vida, la acogida digna y los derechos para todas las personas.

¡Os animamos a acompañar a esta Caravana europea e internacional Pirineos-Alpes y a sumaros a la propuesta de acciones y actos en nuestra ruta!

OBJETIVOS

CONECTAR LA MEMORIA HISTÓRICA y visibilizar los escenarios de quienes en otros tiempos sufrieron el exilio, los totalitarismos y los campos de concentración, con quienes hoy atraviesan las mismas fronteras y se enfrentan al neofascismo.

ESCUCHAR y CONOCER las dificultades y logros de quienes, en las fronteras internas, se enfrentan a las políticas migratorias de los gobiernos de la Unión Europea (UE) que vulneran los derechos de las personas migrantes en las ruta fronterizas de Pirineos y Alpes.

COMPARTIR las experiencias y luchas que se están viviendo en esas rutas migratorias, y en otros territorios frontera.

DENUNCIAR la responsabilidad de las políticas migratorias inhumanas y racistas de los gobiernos de la Unión Europea, en concreto por:

  • Las MUERTES de las personas en tránsito en las fronteras internas de la UE, y la DE MÁS DE 49.000 PERSONAS en su travesía hacia Europa desde 1993.
  • La creciente violación de los derechos y libertades de las personas migrantes y refugiadas que viven en Europa.
  • Las condiciones indignas y vulneraciones de los derechos que sufren las personas migrantes.
  • Las deportaciones y devoluciones en las fronteras internas de la UE. También desde los países y fronteras exteriores de la Unión Europea, ya sea en Canarias, como en Ceuta, Melilla, Balcanes, Mediterráneo Central o las islas griegas.
  • La externalización de las fronteras a terceros países como Marruecos, Libia, Turquía o Níger, gobernados por regímenes autoritarios que incumplen sistemáticamente los DDHH. También por la injerencia en la soberanía de los pueblos africanos con el envío de fuerzas policiales extranjeras.
  • La criminalización de la solidaridad con las personas migrantes y refugiadas y los impedimentos y obstrucciones que imponen a las misiones de rescate para salvar vidas en el mar o en la montaña.
  • La explotación laboral y las violencias sexuales que enfrentan miles de mujeres migrantes durante el tránsito migratorio y, a su llegada, en trabajos esenciales como el campo o los cuidados.
  • La participación de las fuerzas militares europeas y de EEUU en los conflictos abiertos en los países del Sahel, conflictos que están provocando la muerte de miles de personas y el éxodo de cientos de miles hacia países limítrofes y Europa.
  • El negocio de la guerra y las fronteras, que se ha evidenciado aún más con la invasión de Ucrania por parte de Rusia, el reforzamiento de la OTAN y el incremento desorbitado del gasto militar, que se suma a la producción y venta de armas por parte de los gobiernos de la UE a países que intervienen en conflictos en África y Oriente Medio.
  • El racismo institucional y los discursos racistas y xenófobos, que se evidencian en múltiples situaciones y se han puesto de manifiesto en la desigual acogida entre las personas de origen ucraniano y las personas de otras procedencias.

EXIGIR

  • La regularización administrativa de las personas migrantes que viven y trabajan en el seno de la UE.
  • La disolución de FRONTEX y el sistema de fronteras. OTAN no!
  • La creación de corredores seguros para todas las migraciones.
  • El cierre de los CIE, los campos de concentración y las estructuras de privación de libertad.
  • El cese de las políticas neocoloniales y racistas que oprimen a los pueblos del sur global.

CONSOLIDAR el camino que se inició en 2018 con la Caravana a Italia y la participación de Caravana Abriendo Fronteras, Carovane Migranti, Rete Antirazzista de Catania, Linea D´Ombra, Tous Migrants, La Terre Pour Tous, y Movimiento Migrante, y avanzar en la creación de una red internacional de solidaridad de doble vía, con y desde las personas que se desplazan por causas forzadas, que pueda documentar y dar visibilidad a las violaciones de los DDHH en los territorios de frontera, tránsito y acogida.

Más información 

 

Etiquetas