Logo de la Universdad de Valencia Logo Máster en Psicología General Sanitaria Logo del portal

¿Por qué los estudiantes de bajo rendimiento se quedan atrás?

El bajo rendimiento en la escuela puede tener consecuencias severas para los estudiantes pero también para la sociedad en su conjunto. Un nuevo informe de la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos) aborda en profundidad este problema y propone diversas medidas orientadas a reducir las tasas actuales.

28 de abril de 2016

Los estudiantes que tienen un bajo rendimiento tienen una mayor probabilidad de abandonar la escuela antes, y una mayor dificultad para conseguir trabajos bien remunerados. El crecimiento a largo plazo de un país puede verse afectado cuando una alta proporción de la población carece de los conocimientos y habilidades básicas. Es por ello que el bajo rendimiento puede tener graves consecuencias para los estudiantes y para la sociedad en su conjunto.

Bajo el título Estudiantes de bajo rendimiento: ¿Por qué se quedan atrás y cómo ayudarles a tener éxito? (Low-Performing Students: Why They Behind and How To Help Them Succeed?), el nuevo informe de la OCDE aborda en profundidad el bajo rendimiento escolar analizando los diferentes factores de riesgo implicados, como pueden ser los antecedentes familiares, las actitudes hacia la escuela, las prácticas escolares o las políticas educativas.

El estudio señala que el bajo desempeño escolar está determinado por “la combinación y acumulación de varias barreras y desventajas que afectan a los estudiantes a lo largo de sus vidas”. No obstante, se muestra optimista al sostener que todos los países pueden mejorar el rendimiento de sus estudiantes “siempre y cuando exista la voluntad de poner en práctica las políticas educativas adecuadas”.

Así, la OCDE recomienda un plan adaptado a las circunstancias de cada sistema educativo, a través del cual se contemple diversas medidas orientadas a reducir las tasas actuales, entre ellas desmantelar las "múltiples barreras" de aprendizaje, crear un entorno de aprendizaje en las escuelas exigente que ofrezca apoyo a los estudiantes, ofrecer refuerzo escolar temprano, animar a los padres y las comunidades locales a involucrarse en la vida escolar, inspirar a los estudiantes para que saquen el mayor rendimiento posible de las oportunidades educativas, identificar a los estudiantes de bajo rendimiento y diseñar una estrategia adecuada a su perfil, ofrecer refuerzo individualizado a los colegios y las familias desfavorecidas, ofrecer programas de refuerzo especiales para los estudiantes de origen inmigrante, que hablen una lengua minoritaria o que provengas de zonas rurales, atacar los estereotipos de género y dar apoyo a las familias monoparentales, o reducir las desigualdades en el acceso a la educación preescolar y limitar la separación de los alumnos por nivel académico.

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies