Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Facultat Geografia i Història

Los dólmenes de Antequera son declarados Patrimonio Mundial de la Humanidad por la Unesco

Dólmenes de Antequera. Laura Garcia Torres

Los dólmenes de Antequera en la provincia de Málaga han sido declarados Patrimonio de la Humanidad por la Unesco este viernes. Es el quinto monumento europeo megalítico en la lista de la Unesco, pero el primero en suelo continental, dado que los cuatro registrados ahora se hallan en Malta, Inglaterra, las islas Orcadas e Irlanda.

18 de julio de 2016

Ha sido este viernes 15 de julio cuando el comité de la Unesco, reunido en Estambul, ha aprobado la candidatura que proponía a los dólmenes de Antequera como Patrimonio Mundial de la Unesco, la cual abarcaba el dolmen de Menga, el de Viera y la cámara funeraria de El Romeral, además de Peña de los Enamorados y El Torcal, los espacios naturales que los rodean.

El conjunto se posiciona como uno de los exponentes del Megalítico europeo con más reconocimiento. Están datados de hace más de 6.000 años y su construcción fue llevada a cabo por los primeros pobladores de lo que hoy es denominado Andalucía. Precisamente ha sido la Junta de Andalucía la que ha perseguido la inscripción del Sitio de los Dólmenes de Antequera en la Lista Representativa del Patrimonio Mundial de Unesco.

El Sitio de los Dólmenes de Antequera posee un "valor universal excepcional"

Según informa el Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, la decisión del Comité de Patrimonio Mundial de la UNESCO ha estado marcado por el consejo de su organismo consultivo ICOMOS (Consejo Internacional de Sitios y Monumentos), cuyo informe manifiesta que el Sitio de los Dólmenes de Antequera posee un "valor universal excepcional".

El Sitio de los Dólmenes de Antequera es catalogado como un bien en serie que abarca tres monumentos megalíticos: el dolmen Menga, el dolmen de Viera y el tholos (cámara funeraria) de El Romeral, así como dos monumentos naturales: La Peña de los Enamorados y el Torcal de Antequera. Hablamos de una de las más antiguas y originales formas de monumentalización paisajística a través de la integración de la arquitectura megalítica y la naturaleza que se conoce en la Prehistoria mundial, un hecho que se remonta hasta el inicio del cuarto milenio antes de Cristo.

Fue construido durante el Neolítico y la Edad del Bronce y para ello fueron utilizados grandes bloques de piedra y sus usos son fueron tanto rituales como funerarios. Los megalitos de Antequera son un excepcional ejemplo del Megalítico europeo.

La interacción de los monumentos megalíticos con la naturaleza queda evidenciada en la profundidad de los pozos situados dentro de Menga hecho que acentúa la originalidad de este paisaje prehistórico funerario y el ritual. Las tres tumbas son exponentes de la tradicional arquitectura megalítica funeraria de la península ibérica, dada la naturaleza única de sus diseños.

El Megalítico, el cual se ha desarrollado en los últimos cien mil años en todo el mundo en condiciones bien diversas, conecta sociedades propias de tiempos y espacios bien distintos, por lo que constituye un fenómeno de alcance mundial. Cabe destacar además que durante la Prehistoria, Antequera se posicionó como un cruce natural de mares y continentes, hecho que le llevó a ser punto de encuentro entre pueblos y culturas diferentes. Dichos cruces fueron los que dieron lugar al nacimiento de unos modelos arquitectónicos excepcionales y a una cultura basada en la majestuosa interacción con el paisaje.

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies