Logo de la Universdad de Valencia Logo Máster Universitario en Ciencia de Datos Logo del portal

Facebook y Google podrían estar combatiendo los vídeos terroristas con algoritmos

Las compañías de Silicon Valley han sido criticadas por no hacer lo suficiente contra el terrorismo, pero un nuevo estudio sugiere que esto está empezando a cambiar

13 de julio de 2016

*Noticia traducida de MIT Technology Review

Google y Facebook han empezado, aparentemente, a automatizar el proceso de eliminación de vídeos radicales de sus páginas webs. Ninguna compañía ha confirmado la práctica, pero las fuentes han contado a Reuters que las empresas están utilizando técnicas similares a las que se utilizan para eliminar el material que ha sido plagiado en Internet.

El proceso que, supuestamente, están utilizando Google y Facebook para suprimir el contenido extremista se llama «hashing». Es una operación matemática que recoge una lista de datos de una longitud arbitraria, como una cadena de moléculas de ADN, y le asigna un valor específico de una longitud determinada, conocida como «hash». Estos vídeos recibirán todos el mismo código (el mismo «hash»), lo que permite a los ordenadores identificarlos y eliminarlos rápida y fácilmente.

En el pasado, los «me gusta» de YouTube y Dropbox han utilizado la técnica de eliminar los vídeos plagiados: el propietario del copyright simplemente ofrece el código del material para protegerlo y la página web elimina los archivos subidos para otros servidores que comparten el mismo código. Según Reuters, Facebook y YouTube están utilizando el mismo planteamiento para bloquear los vídeos extremistas que se están «resubiendo» a la web.

Lo que queda menos claro es cómo se identifican en primera instancia estos vídeos extremistas. Algunos pueden ser denunciados por los usuarios. Pero no se conoce cuánto esfuerzo humano se emplea en estas páginas que revisan los vídeos para encontrar contenidos potencialmente extremistas, ni si existen procesos automáticos en su lugar para encontrar los vídeos y detectar las imágenes no deseadas. De momento, ni Google ni Facebook se han pronunciado sobre este tema.

 

Las iniciativas nacen de las peticiones de ayuda en la lucha contra el terrorismo que han hecho los políticos en Silicon Valley. Durante el último año, Hillary Clinton pidió a las compañías de nuevas tecnologías que combatan ISIS en línea, mientras que, recientemente, trabajadores de la administración de Obama se han reunido con los directores de Facebook, Twitter, Microsoft, LinkedIn, YouTube y Apple para averiguar cómo podrían «dificultar el uso de Internet a los terroristas en la tarea de radicalizar y movilizar seguidores hacia la violencia». Este mes, Clinton ha reiterado que, como presidenta, ella «trabajaría con las compañías que se dedican a las TIC [...] para hacer un mejor trabajo de intercepción de las comunicaciones de ISIS, analizando las redes sociales y haciendo un mapa de redes yihadistas.

Facebook y Google tienen datos suficientes para describir a cada uno de los usuarios detalladamente. Los políticos observan que deberían usarlos para identificar patrones en los datos que pudieran utilizarse para descubrir estrategias terroristas. Eliminar los vídeos «resubidos» no es lo mismo, claramente. Peor puede ser un síntoma de que las empresas de Silicon Valley están empezando a prestar atención a las voces que vienen de Washington.

 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies