Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

Compartir wifi entre vecinos: ¿legal o ilegal?

Compartir wifi entre vecinos: ¿legal o ilegal?

El Consejo de la Comisión del Mercado de las Telecomunicaciones (CMT) emitió en 2010 una sentencia a favor de una comunidad de vecinos que quería compartir su red wifi, sin embargo, la aplicación de la ley depende de cada caso.

24 de junio de 2016

La ley ampara a los hoteles, cafeterías y centros comerciales que ofrecen wifi gratuito o de pago a sus clientes. Estos establecimientos no son considerados operadores de telecomunicaciones, por lo que no hay ningún inconveniente en que permitan el acceso a su red a cualquier usuario. Ahora bien, ¿qué sucede con las comunidades de vecinos? ¿Es legal que compartan wifi?

En septiembre de 2010, el Consejo de la  CMT dictó una sentencia a favor de una comunidad de propietarios que quería compartir los gastos de acceso Internet y preguntaba si tenían que inscribirse en el Registro de Operadores de la CMT. En este caso, la sentencia fue favorable a la comunidad de vecinos por las siguientes razones:

  • La línea de wifi era privada, por lo que no estaba abierta al público en general;
  • No existía ánimo de lucro y los vecinos asumían los costes de la red;
  • Una operadora se encargaba de ofrecer el servicio.

En su momento, la CMT dejó bien claro que este era un caso concreto con sus particularidades: ausencia de ánimo de lucro, red de titularidad privada y explotación de la red por parte de una operadora. Finalmente, la resolución concluía que “la existencia de otros escenarios en los que se pudiera dar alguna de las características citadas, o incluso en el caso de que se dieran todas ellas en un ámbito mayor de usuarios o de aplicación masiva, deberá ser analizada por esta Comisión en cada caso concreto”.

En cuanto a la instalación, en el caso de las redes comunitarias la conexión inalámbrica sería redistribuida desde el punto de origen, con un PLC conectado por Ethernet al resto de clientes a través de un sistema de PLCS enchufados a la red eléctrica y con puntos de acceso wifi adicionales. Se colocarán tantos PLCS y repetidores como sean necesarios para asegurar una conexión rápida y estable.

En su momento, la CMT dejó bien claro que este era un caso concreto con sus particularidades

Problemas de compartir wifi

Sin embargo, optar por compartir wifi entre los vecinos de un edificio también puede acarrear consecuencias negativas. La primera es obvia, la falta de seguridad. El hecho de estar conectado a una red que utilizan otros usuarios puede suponer intromisiones en nuestra privacidad. La CMT recomienda que se configure siempre una contraseña y que el cifrado de la conexión no sea WEP (Wired Equivalent Privacy).

Otro de los problemas de contratar una red wifi para una comunidad puede ser la lentitud de la conexión, ya que la velocidad máxima contratada está operativa para una comunidad que es más grande de lo habitual. Utilizar fibra óptica siempre ayudará a mejorar el servicio. Una buena manera de calcular la velocidad disponible para cada vivienda sería dividir la cantidad de megas contratados por los propietarios que utilicen este servicio.

Etiquetas red , wifi , conexiones
Publicado por: Pablo Martí Prats
 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies