Logo de la Universdad de Valencia Logo Máster en Patrimonio Cultural: Identificación, Análisis y  Gestión Logo del portal

Les Corts Valencianes han dado el visto bueno a renovar las ruinas romanas de la Calle El Salvador

Les Corts Valencianes han dado el visto bueno a renovar las ruinas romanas de la calle El Salvador, justo detrás del edificio de grupos parlamentarios, a unos metros del hemiciclo del Palau dels Borja, en Valencia. El objetivo del gobierno es solucionar un problema que ha sido arrastrado a lo largo de la historia. La degradación de este espacio, situado en el centro histórico de la ciudad, ha provocado, en repetidas ocasiones, problemas entre el vecindario.

18 de abril de 2016

Ante tal tesitura, la Cámara considera necesario llevar a cabo un proyecto de restauración del solar a la Dirección General de Patrimonio. La parcela es propiedad de la Generalitat, pero su uso está cedido a la Cámara. El proyecto original, que tuvo lugar en los años 90, recogía la construcción de una residencia para el presidente de les Corts Valencianes, si bien, esta idea finalmente nunca se ha llevado a cabo, y, a día de hoy, se considera completamente descartada.

Así mismo, la Generalitat, también ha rechazado llevar a cabo gestiones en el solar, por lo que ha autorizado al Ayuntamiento de Valencia a llevar a buen puerto el proyecto, con el fin de solucionar la situación actual. Les Corts se muestran partidarias de abrir una plaza, aunque para ello sea necesario cambiar el uso del solar.

Los vecinos, por su parte, requieren de una solución urgente, ya que consideran que el problema debería haberse resuelto hace años.  El Ayuntamiento ha dilatado su resolución, debido a que esta parcela forma parte de una trama urbana dentro del diseño histórico de la ciudad.

Formó parte de la Vía Augusta

Las ruinas tienen su origen en la mítica Vía Augusta, que se encuentra junto a la Vía de la Plata y ambas conforman las dos grandes avenidas que se podían encontrar en Hispania. Dada esta relevancia histórica, la intención del presidente, Enric Morera, es “ponerla en valor”, convertir las ruinas en visitables y, en definitiva, convertir estas ruinas en un referente de la ciudad. Además, los continuos problemas de higiene, así como el gasto que conllevan las reparaciones de las vallas o las intervenciones para acabar con los roedores, han acelerado las negociaciones. El proyecto ha encontrado su inspiración en el Museu de la Almoina, con el que comparte importantes similitudes (piedras rectangulares, contexto histórico…), aunque sin la construcción y el vidrio que la cubre.

 

Etiquetas Valencia , Museos , Ruinas
 

Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies