Logo de la Universdad de Valencia Logo del portal

  • Facultat Geografia i Història

La excavación en la Roqueta de Valencia contará con más de 30 sondeos

San Vicente de la Roqueta, Valencia

La excavación en el antiguo convento podría hallar restos de hasta tres monasterios, en el ya han sido documentadas tumbas medievales y osarios.

1 de febrero de 2016

El pasado viernes, 29 de enero, comenzaron las labores de limpieza que pretenden retirar los escombros, la tierra y la maleza acumulada durante años en el interior del convento de San Vicente de la Roqueta, situado en la Calle San Vicente en la ciudad de Valencia. Este será el primer paso para iniciar una excavación en dicho emplazamiento, que serán las primeras obras de consolidación integrales que se realizaran desde que este fuera adquirido por el Ayuntamiento de Valencia en 1978. Está pronosticado que los arqueólogos comiencen a explorar y excavar a partir de este mes de febrero.

Albert Rivera, jefe del Servicio de Arqueología Municipal, indicó que se iban a realizar más de 30 sondeos tanto dentro del convento como en extramuros, en la propia acera de la calle de San Vicente, lo que será una intervención de suficiente envergadura para tener una visión global de todo el subsuelo. De estos sondeos 3 serán realizados en el exterior del edificio cuya intención es la de constatar la fortaleza de los cimientos de la fachada. Rivera advierte que estos lugares no están  cerca del lugar donde debería de ser encontrado el ábside desaparecido de la antigua iglesia derribada en el siglo XIX, aunque “quizá se llegue al límite” apunta el mismo. El resto de sondeos serán llevados a cabo en el interior, llegarán a tener una profundidad de 1.5m y podrían descubrirse hasta restos de tres monasterios diferentes; un monasterio medieval, un monasterio del siglo XVII y otro del siglo XIX. La posterior actuación dependerá del estado y del valor histórico de los restos hallados, si pueden ser conservados o incluso ser expuestos, pero esta es una decisión que deberá adoptar el Consistorio.

Recordamos que en 1986 ya se llevó a cabo una intervención arqueológica en la que se descubrió un sarcófago de plomo originario del Siglo IV, así como restos de tumbas y cuantiosos osarios, aunque la excavación tuvo que detenerse debido al mal estado de la infraestructura. La primera pieza, el sarcófago de plomo, significó por tanto la prueba de que los responsables se hallaban en un lugar de tradición vicentina, algo que se le presume al enterramiento del San Vicente Mártir, fallecido en 304 y convertido prontamente en uno de los símbolos más vigorosos del cristianismo naciente.

Vicent Sarrià, concejal de Desarrollo Urbano, ha recordado que se trata de una investigación, que cuenta con una inversión pública de 2,6 millones, que tiene como objetivo principal la consolidación del convento hasta que se decida su uso.

 

 

 
Esta página web utiliza cookies propias y de terceros con fines técnicos, de análisis del tráfico y para facilitar la inserción de contenidos en redes sociales a petición del usuario. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Para más información consulte nuestrapolítica de cookies